La educación en valores a través de la música


-EL LENGUAJE MÚSICAL Y LAS CANCIONES COMO ESTRATEGIA PEDAGÓGICA DE INTERVENCIÓN



Descargar 237 Kb.
Página2/9
Fecha de conversión26.03.2018
Tamaño237 Kb.
1   2   3   4   5   6   7   8   9

4.-EL LENGUAJE MÚSICAL Y LAS CANCIONES COMO ESTRATEGIA PEDAGÓGICA DE INTERVENCIÓN

“La musica è la fede d´un mondo, di cui la poesia non è che l´alta filosofia”

G. Mazzini, Opere, IV. Filosofia della musica1
“Toda canción, sea celebración o padecimiento, gozo o repudio, pasión o indiferencia, es, por principio y al fin, un canto de amor a la vida…”

Luis Eduardo Aute.

No cabe duda que en la educación de todas las épocas ha prevalecido el lenguaje verbal y el numérico por encima de otro tipo de instrumentos comunicativos. Siendo esto algo incuestionable, vemos como hoy en día la evolución de la educación y de las instituciones en donde la práctica educativa tiene lugar nos demuestra como esos dos instrumentos, el primero de ellos encargado del desarrollo de las capacidades de comprensión y de expresión, y el segundo, impulsor de las capacidades de abstracción y de ordenación lógica, se han visto fortalecidos por la aparición en el universo educativo de un lenguaje diferente, acaso con una carga estética y poética superior. Nos estamos refiriendo al lenguaje musical.

La música es sin duda un lenguaje fascinante. En ella se concentran la capacidad de comprensión y de expresión, el orden lógico y la capacidad de abstracción. Pero no sólo eso. El lenguaje musical también favorece la integración. Tiene una gran capacidad para los procesos de socialización y sobre todo nos permite desarrollar de una manera privilegiada la creatividad y la sensibilidad a través de los sentidos. Todo ello se traduce en la facilidad que tenemos para a través del lenguaje musical transmitir sentimientos y modelar nuestros espíritus a través del componente estético.

La música como lenguaje artístico nos permite "aprender, expresar y comunicar diversos aspectos de la realidad y del mundo interior del niño y la niña" ("Área de Educación Artística, Primaria. (MEC, 1992: 13) pero a diferencia del lenguaje verbal y del numérico, la música utiliza el sonido para "expresarse". La complejidad de estos es infinita y de la forma como estos sonidos se utilicen dependerá el mensaje que el emisor quiera transmitir. La música necesita de un punto de partida concreto y de un medio capaz de transportarlo. Este medio es el mundo de los sonidos. La sonoridad es el dominio de la música, aunque no todos los sonidos forman parte de la música. Cuando hablamos de música nos situamos dentro del ámbito de las sonoridades producidas por una intención explícitamente sonora. Así a lo largo de la historia ha habido numerosos artistas que han sabido darle al sonido no sólo la capacidad para transmitir sino que han sido aptos para producir emoción en los receptores, en los oyentes (Platón ya afirmaba en "La República" que la música no sólo educa el alma sino que también agrada y forma a las personas). Han logrado atrapar el alma de los hombres. Han elevado el sonido al rango de arte.

Hoy la educación se presenta más como formación de pensamiento de la persona que como formación de la emoción. La necesidad de crear una voz propia, que canalice esta emoción, queda negada en el actual sistema educativo. Eso es un error. Es tan fundamental que la persona descubra y aprecie su propia voz como que aprenda a leer y escribir.

Las canciones, a través de las palabras, poseen la ventaja de transportar una gran diversidad de mensajes, mensajes en su mayoría llenos de poesía que acompañados de música logran creaciones que conducen a nuevas experiencias y sensaciones, o a rememorar momentos indescriptibles. El adiestramiento en el mundo de la complicidad de la música y la palabra implica el desarrollo de la sensibilidad.

Por medio de las canciones se obtienen lenguajes cargados de vida, color, olor que nos trasladan a emociones y sentimientos. Ellas favorecen los procesos de comunicación entre las personas y el encuentro consigo mismos. Nos remiten a vivencias haciendo próximas las emociones, despertando los recuerdos o anticipándonos a venideros sucesos. Nos provocan, conmueven, rebelan, tranquilizan y alertan ante cualquier acontecimiento, porque ellas son la expresión del sentido de la vida. Ante lo dicho, no resulta fácil sentirse impasible frente a los mensajes de algunas canciones, pues como bien afirma Plaza “...es curioso comprobar que cuando una canción te transforma o te seduce por lo que dice, corres rápidamente a subrayar aquellas palabras en el compacto o a anotarlas en tu libreta de frases. Y si un cantante escribe letras muy bellas, se le suele decir, como un elogio: ¡es un poeta! . Todo un poeta…” ( 2000: 11)

La búsqueda de referencias musicales asociadas a temáticas educativas nos ha llevado a localizar variados cantautores y grupos procedentes de diversos lugares y culturas.

La pedagogía de hoy en día entiende que el ser humano está conformado por tres estructuras que lo definen. Por una parte, comprende la característica cognoscitiva que se encarga de los procesos mentales. Por otra, la psicomotora orientada hacia la esfera física y por último, la dimensión afectiva y social. Sin duda la educación ha hecho más hincapié en las dos primeras. El desarrollo de todas las aptitudes de las personas deben de tener en cuenta estas tres dimensiones, aunque en su aspecto más globalizador, es en las primeras etapas educativas en donde la personalidad del niño desarrolla más las capacidades motoras y verbales siendo también la música un excelente vehículo propiciador de estas capacidades.

Las dimensiones educativas de estas canciones se caracterizan por:
1.La persecución de una progresiva toma de conciencia (situación social, política y cultural que se desarrolla en la etapa histórica en que se está viviendo y se orienta por valores que se consideran esenciales para una mayor humanización de la persona. Además, la toma de conciencia persigue un cambio social, en el que se logre una situación que permita plasmar los valores proclamados en la canción. Pretende una educación en valores.

2.Busca despertar una reacción ética, pero también estética, puesto que quiere romper con el gusto por una música evasiva, falsificada, con contenidos excesivamente superficiales.

3.Pretende incidir en la cultura de una manera consciente. Quiere que sus canciones tengan valor de uso y que sirvan a las gentes para enfrentar sus problemas y sus momentos felices.

4.Posee una intencionalidad educativa: las canciones serán útiles para ayudar en la normalización de uso de lenguas como el catalán, gallego o euskera, para difundir muestras folklóricas o para dar a conocer la obra de nuestros poetas.

5.Persigue descubrir y desarrollar unas señas de identidad popular, minusvaloradas, silenciadas o censuradas por la cultura oficial.

6.Contribuirá a la socialización política de las nuevas generaciones, en una época en la que las intenciones y los significados políticos han sido ocultados por el régimen.

7.Ayuda a crear un nuevo tipo de sensibilidad colectiva, colabora en la educación sentimental de un número considerable de hombres y mujeres.

8.Resulta un recurso o una estrategia didáctica, puesto que denota que las finalidades educativas que se citan, en muchas ocasiones se han planificado y se han previsto de qué modo se puede ser más eficaz en su consecución. Puesto que la música se concibe como un vehículo para subrayar el contenido de las canciones y para ayudar a recordar las palabras. (González Lucini, 1980: 22-23)


No es extraño encontrar en los distintos manuales escolares muestras musicales alusivas a distintos problemas sociales tomadas de personas y grupos representativos de este ámbito como Dylan, Beatles, Elton John, Lennon, Queen, Serrat, Aute, Bonet, Sabina, Ismael Serrano, Maná, Paco Ibáñez, Pablo Milanés, José Alfonso, Caetano Veloso, Leonard Cohen, entre otros. Con ello queremos resaltar el gran interés que suscita la música en cualquiera de los contextos donde nos desenvolvamos, así como su capacidad de reflexión y crítica en los procesos de aprendizaje de los escolares.

Es indudable que la intervención educativa no sólo debe mirar hacia el ámbito formal, sino también al no formal e informal, expandiendo sus objetivos hacia todos aquellos agentes sociales que favorecen la construcción individual y social de las personas; puesto que el conocimiento y reflexión de la cultura en su sentido amplio, esto es la cultura de masas, incluyendo la canción de autor, constituye un factor clave en la formación de los ciudadanos.

Además, ya afirmaba McLuhan (1987) como la mayor parte de los aprendizajes se producen fuera de la escuela. Ello se debe a la influencia que ejercen los medios de comunicación: la prensa, la radio, el cine, la televisión, la música y otras artes y las nuevas tecnologías. Estos medios llegan de modo directo al mundo cognitivo, afectivo y comportamental provocando diversas reacciones emotivas colectivas que dan pie a promulgar las evidentes similitudes entre educación y diversión. La música en su dimensión más sociológica pretende comprender el desarrollo histórico de la sociedad humana tratando de entender los aspectos que relacionan a ésta con el medio, con las estructuras que la sustentan y en la cual se desarrolla (Goleman, 1999). Ante lo expuesto, insistimos en la capacidad de las canciones al formar parte de nuestro hábitat, de respirarlas en cualquier ambiente donde se escuchen y, como no, de ejercer una destacada influencia en el campo educativo. Su propiedad de hilar música y palabra da origen a la creación artística.
A)Educación y capacidad comunicativa de las canciones
Para mí la canción es algo directo, un producto que debe desarrollarse en un lenguaje casi coloquial…la canción, como producto musical, es popular en su origen y como tal debe ser sencilla y directa, poco sofisticada, como es el pueblo mismo” (Elisa Serna en Luis Pastor, 1976: 47).

La comunicación que hace posible la participación en una inteligencia común es la que asegura disposiciones emocionales e intelectuales semejantes.

La vida social está originada por la comunicación, por tanto, toda vida social auténtica es educativa, y ello porque ser un receptor de una comunicación es tener una experiencia ampliada y alterada. Se participa en lo que otro ha pensado y sentido, en tanto que de un modo restringido o amplio se modifica la actitud propia. Tampoco deja de ser afectado el que comunica.

Salirse de la propia experiencia, considerar los puntos de contacto que tiene con la vida de otros, esforzarse en dar a nuestro mensaje una forma tal que otras personas sean capaces de apreciar su sentido. Si la comunicación es educación, las canciones también han de serlo, puesto que muchas de ellas pretenden comunicar vivencias, ideas, emociones….


La canción, a diferencia de otros medios o formatos de comunicación, se caracteriza por algunas particularidades que favorecen la comunicación. Es decir:

1-La brevedad del texto de las canciones: permite que el texto sea recordado y se almacena con cierta facilidad en la memoria del receptor.

2-Esa misma pretensión de que lo comunicado se memorice, se fije en la mente del oyente, se ve ayudada por otros recursos: la repetición (la utilización del estribillo), el énfasis en los aspectos clave que se quieren transmitir (con cambios de ritmo o con un mayor acompañamiento instrumental), las inflexiones en la voz, etc.

3-Las características estructurales de la canción que permiten a la misma posicionamientos elementales sin esforzarse lo más mínimo en demostrarlos. Alguien que se dispone a escuchar una canción se sitúa en el terreno de la imaginación, de los sentimientos, incluso adopta la postura de la evasión.

4-El poder del convencimiento emotivo de las canciones que se consigue gracias a la alianza de letra y música

5-El esfuerzo de los cantautores por utilizar un lenguaje que les acerque al pueblo.

6-Ese afán de comunicación lleva también a que la música de las canciones sea poco elaborada. Dicha música es sencilla, por tanto, no debe ser un obstáculo para la inmediata comprensión de la letra, sino un vehículo de palabras y una ayuda para recordarlas. Debe conectar con las disposiciones intelectuales y emocionales semejantes, con los destinatarios de sus canciones.

7-El respaldo de evidencia que proporciona al contenido de una canción su intérprete, si éste consigue características mitificadoras.

Podemos afirmar que todas estas canciones presentadas demuestran una clara intencionalidad comunicativa, rasgo éste que contribuye a hacer de este medio un agente educativo.
B)La eficacia comunicativa de las canciones
Es sabido que las canciones sin el acompañamiento textual pueden llevarnos a determinados estados de ánimo: unas melodías pueden transportarnos a estados alegres mientras que otras pueden darnos una sensación totalmente contraria. El texto, sin duda, da fuerza comunicativa. Sucede que suele haber una relación directa entre la melodía y el carácter de una canción. Las canciones provocan toda una amalgama de estados que se perpetúan en el tiempo gracias a:
1-La expresividad: las canciones pueden encerrar dentro de sí una amplia manifestación de ideas y sentimientos. Esta es una de sus mayores riquezas y uno de sus rasgos menos valorados. González Lucini establece la clasificación “Sobre diferentes aspectos de la educación (se incluye la educación familiar) y de la escuela y de la vida dentro de ella: 35 canciones” (Torrego, 1999: 90).

La canción de autor se convierte así en un extraordinario vehículo de ideas y sentimientos, cuya variedad es muy difícil de encontrar en otros fenómenos culturales o sociales y que contrasta con una menos riqueza expresiva de otro tipo de canciones, que pueden ser definidas como canción comercial o canción de consumo” (Torrego, 1999: 91).


2-La permanencia: Las canciones, gracias al descubrimiento del disco de vinilo o de la cinta casete, pueden ser escuchadas una y otra vez. Un mensaje repetido varias veces tiene más posibilidades de influir en el receptor que aquel que se escucha una sola vez.

También se puede hablar de permanencia en la memoria o en la imaginación. Existen canciones que forman parte, sin ningún género de duda, de la personalidad cultural y sentimental de la generación que vivió la época de la transición.

Por otra parte, algunas canciones poseen un significado muy especial para determinadas personas, un sentido vinculado a circunstancias y vivencias personales intensas.

3-La difusión: Las canciones ofrecen la posibilidad de llegar a colectivos de población muy diversos y heterogéneos. Todo ello, a través de la radio, los festivales o conciertos, la discoteca, los videoclips, etc…En la actualidad, estos mecanismos de comunicación sirven, además, como instrumentos promocionales de la industria de la canción.
4-La rapidez: Entendida como la capacidad de superación espacial. Con esa significación, las canciones han demostrado su rapidez: rompen espacios y pueden ser utilizadas en cualquier lugar y circunstancia. Con el avance proporcionado por los recursos técnicos, las barreras espaciales quedan superadas. La canción de autor vive los hechos y las situaciones sociales, está profundamente inserta en la vida de nuestra sociedad. Incluso se encuentran con facilidad algunos títulos de canciones que hacen referencia a determinados acontecimientos sociales o políticos.

C) Características de la canción

Desde la antigüedad, el lenguaje musical acompaña a las sociedades humanas. De siempre, la canción ha constituido un recurso imprescindible para todo pueblo deseoso de transmitir inquietudes, padecimientos, temores y alegrías,… porque a través de sus variadas formas logra identificar a una cultura y sirve de hilo conductor de comunicación y expresión. Es manifiesto que el poder de la música habla por sí misma.

Si desde la música captamos además su aptitud de incitar o promover estados de ánimo, de acercar acontecimientos y personas, de conducir a múltiples espacios temporales y lograr diferenciar sus características propias (timbre, tesitura, armonía, fraseo, movimiento, orquestación, ritmo) que implica una asociación sonora consiguiendo sensaciones de tiempo-espacio-bondad-maldad-excitación-ironía-grandeza-aflicción-tensión, entonces se fomentará la disposición de percibir, de analizar, de seleccionar los mensajes, y seremos partícipes en la elaboración de nuestros mensajes. (Sampaio, 1999: 76)

Si describimos las cualidades atribuidas a la música nos encontraremos con un amplio espectro, esto es, con ellas se consiguen ambientes ingratos, se facilita la sociabilidad acentuando estados de ánimo y disminuyendo el agotamiento, la rutina o la incomunicación. La música se vincula directamente a los estímulos sensoriales. Interviene en espacios relacionados con la atención, la eficiencia o la productividad. Participa en situaciones de aumento o disminución de la energía muscular. Y estimula comportamientos en las personas, según determinadas situaciones de compra o deseo de productos. (Sampaio, 1999: 77)

Para Fernando González Lucini, la canción se caracteriza porque:



  1. Es una expresión poética y musical que surge de la realidad concreta en la que el pueblo vive. Además, se compromete de una manera radical con esa realidad.

  2. Posee una realidad combativa dirigida hacia las estructuras injustas y opresoras de una vida más digna y la canción es el instrumento que, mediante la denuncia y la presión, persigue una paulatina toma de conciencia popular capaz de dirigirse a un cambio social positivo y esperanzador.

  3. Es el anuncio de un mañana de libertad, pese a los rasgos negativos que tiñen el presente. Para ello asume y proclama los grandes valores de la humanidad que alientan la vida y la esperanza de las personas. (1980: 18-19).


D) Componentes básicos de las canciones
Una genuina sociedad educadora, significa más que una sociedad con buenas escuelas. Es preciso aprovechar las oportunidades educativas presentes en todos los factores citados, y de un modo especial las contenidas en el arte y la literatura, entendidos en un sentido amplio, “como depósitos de valores expresivos que pueden darnos realmente una profunda visión moral” ( Naval, 1995: 183).

Hubo grupos que comenzaron a vehicular sus críticas a través de su lengua vernácula, factor reivindicativo por sí mismo. Algunas de estas canciones se convirtieron en himnos emblemáticos. En estos casos, la música es el soporte de la palabra. Cuando recordamos ciertas melodías, inevitablemente intentamos encajar las palabras. También cuando leemos ciertos textos o poemas se asocian a ciertas notas que los popularizaron.

Los músicos rebuscan en la literatura para recrearse en su creatividad y nadie se imaginaba desde el contexto empresarial la repercusión comercial que ello supuso.

La literatura tiende inicialmente hacia el canto, manifestación que acentúa su diferencia con el lenguaje coloquial; el texto entonces se apoya en la melodía y se convierte en canción, en la que música y palabra se funden en el ritmo.

El texto de las canciones puede enmarcarse dentro del lenguaje poético; con ello se quiere manifestar que el lenguaje utilizado por la canción es diferente en su esencia del lenguaje común. A la canción se encuentra cercano el concepto de poesía. Existen coincidencias entre canción y poesía.

Las canciones son un producto resultante del cruce entre la cultura oral y la cultura escrita. Es una de las múltiples manifestaciones en las que se ve que la oralidad y la cultura escrita siguen estando entrelazadas en nuestra sociedad. Entre ellas hay una relación de tensión creativa recíproca.

En ocasiones, escuchamos canciones por placer, como mero entretenimiento, como disfrute estético o como procedimiento de identificación con un determinado grupo generacional o social. Esa audición afecta a toda nuestra personalidad. Las canciones integran literatura y música, esta fusión da lugar a una expresión artística dotada de una extraordinaria expresividad.

La música como componente intrínseco de la capacidad emocional del individuo está presente en todas las sociedades humanas “como simple sugerencia puedo decir que la música podría ser el arte que expresa la visión del mundo de un grupo humano a través de elementos audibles ordenados en el tiempo” (De Pablo, en Torrego: 1999:74). Sus bases son inseparables de la fisiología de cualquier ser vivo: latidos, respiración, movimiento, relación con el medio ambiente,…todos estos atributos de la vida generan algo audible.

La música no es tan sólo una sensación agradable que propicia una reacción física similar a un reflejo condicionado, sino que implica unos procesos cognitivos y que puede ser entendida (en pequeño grado o de manera íntegra) por los sujetos que responde a ella. Siendo así, las canciones poseen unos componentes básicos que las hacen un excelente medio ya que:



  1. Posee una intención ilustrativa y su capacidad casi obligada para representar o evocar otras realidades. Esto ocurre con toda la música.

2. Posee un gran valor, el de la comunicación, una comunicación intersubjetiva real entre las personas: “Es una especie de intimidad (la de su creador) que se abre y revela revestida de formas simbólicas (los sonidos) y que se dirige a nosotros reclamando nuestra atención, nuestra libre y creativa participación, nuestra respuesta” (González Lucini, 1980: 40).

La comunicación, la apelación que va implícita en la música, se dirige al sentimiento. La música es la expresión pura del sentimiento, es puro sentimiento. Y en la sociedad actual, el ser humano y más que nunca, tiene necesidad de sentimiento.



  1. Posee un lenguaje implicador: la música penetra a través del oído y el oído está estrechamente asociado con la vida emocional del hombre. El espacio auditivo tiene la capacidad para suscitar toda la gama de emociones en nosotros; los oídos pueden llenarse con sonidos que no tienen objeto tal como exige el ojo.

Pero además, la música es capaz de dirigirse y de afectar a todo el cuerpo.
D) Tipos de modalidades de exposición de la canción
Son variadas las formas de “entregar” de “dar” una canción a quien la escucha. Desde nuestro punto de vista, aunque las combinaciones son variadas, las canciones responden a tres tipos principales de exposición:


  • Exposición por positivo: Recurre a un lenguaje directo para reflejar aquello que se quiere decir, sin ningún tipo de rodeos verbales. Lo que se hace es describir la realidad tal y como se ve por el cantante. Es un estilo descriptivo y realista, aunque no excluye los juicios de valor por parte del cantautor.

Exposición por negativo: exige una mayor creatividad por parte del autor y requiere de la imaginación del oyente para interpretar los contenidos de la canción. Se avanza por la vía de la expresión indirecta, de la distorsión del mensaje. Suele utilizarse para criticar aquello que aparentemente se afirma. Es fácil comprender la intencionalidad de esta crítica pues el aspecto de la realidad que se afirma aparece retratado con todo tipo de exageraciones.

Tanto en esta categoría como en la anterior, la interpretación del cantante tiene un valor decisivo: los gestos, el tono de voz, el movimiento, la articulación de algunas palabras importantes de la canción, nos dan una clave para interpretar el verdadero sentido de la canción



  • Las canciones de personajes-tipo:

El protagonista es un personaje central, que sirve como representación o símbolo de una situación o clase social determinada. A través de ese personaje se critica un determinado aspecto de la realidad. El cantautor se suele identificar con ellos o los rechaza, gozan de su afecto o de su desdén.. Suelen lograr la implicación emocional del receptor. El personaje se define con pocos rasgos, con vocabulario sencillo y mediante elementos muy representativos. La implicación emocional, se logra por procedimientos diversos: el uso de los adjetivos que acompañan al personaje, las acciones que realiza o sufre, la consecuencia moral, la óptica o punto de vista utilizado para presentar y dibujar el personaje (distante o cercano).

  • Las metáforas: en las canciones proliferan, algunas canciones se transforman en alegorías, otras esconden metáforas muy elaboradas. Las metáforas más abundantes de la canción de autor se relacionan con la esperanza. La esperanza frente a una realidad social y política no sólo empobrecedora, sino también impuesta, es uno de los temas más tratados en las canciones.

Una de las características más relevantes de la canción de autor es la presentación de la realidad como un modo deficiente de lo posible, lo que da lugar a un impulso por construir otras alternativas más ricas, más humanizadas.

Nos interesa convertir a la escuela, en este caso, a la canción, en un espacio que se haga eco de los temas de más interés con la intención de dar a conocer otros discursos, distintos a los oficiales, para que las personas puedan reconstruir la realidad desde la diversidad de los mensajes.

La pedagogía crítica y el enfoque comunicativo dentro de ella, se fundamentan en el valor de la diferencia; crea espacios en los que las historias, memorias, vivencias… de determinados grupos sociales puedan expresarse y se interrelacionen con las de otros grupos.

Los contenidos básicos no son sólo los intelectuales, sino que se da una importancia fundamental a los aspectos emotivos, empáticos y de comunicación.

Nuestro reto consiste en ensalzar la figura docente, y todo cuanto le rodea, a través de la canción, como recurso pedagógico.
E) La técnica del discoforum como instrumento educativo de intervención
Familiarizarse con la música y la canción desde el prisma educativo supone desarrollar procesos de intervención pedagógica donde se encuentren presentes estrategias y técnicas que mejoren la interacción de conocimientos y la comunicación entre personas. Al hilo de lo expresado por Ortega, Mínguez y Gil, consideramos que los aprendizajes establecidos con la música y la canción “interesan para abrir nuevos canales de comunicación en los procesos de enseñanza-aprendizaje, para penetrar en la naturaleza íntima de las cosas, como fuerte motivación de estímulos y reacciones asociativas, como vehículo que permite el acceso a mensajes profundos y para dar una tonalidad festiva en el aula” (1996: 135-143).

La técnica del discoforum entendida como proceso educativo, se convierte en la vía idónea para reflexionar acerca de los mensajes musicales, así como para desarrollar actitudes, experimentar cambios de comportamiento y educar en valores.

La definición defendida por Lucini en la década de los ochenta sobre esta estrategia, sigue manteniendo la misma frescura y actualidad, y de la que nos hacemos partícipes, es decir, “el discoforum es aquella actividad educativa de grupo que utilizando la música y la canción como eje, pretende, mediante el descubrimiento, vivencia y reflexión de realidades o actitudes que viven y están latentes en el grupo o en la sociedad”. (1981: 28.).

Entendida la canción desde esta óptica representa un recurso idóneo para transmitir mensajes y para servir de hilo de comunicación y reflexión para el grupo de personas con el que se desee trabajar. Por tanto, se crean ambientes interactivos para expresar los sentimientos vivenciados ante las diversas audiciones musicales relacionadas con problemas, realidades o comportamientos sociales que nos llevan hacia momentos de meditación, crítica, descubrimiento y acciones comprometidas.

En este espacio que nos ocupa, trataremos la estrategia del disco-forum para acercarnos a una tonalidad de canciones dirigidas a temáticas asociadas a la escuela y a la función docente. Queremos resaltar que la selección discográfica establecida queda abierta a todas aquellas posibilidades creativas surgidas desde quienes sientan inquietud por iniciar experiencias de intervención pedagógica similares, así como a los diferentes grupos con los que se colabore. La experiencia aquí plasmada es reflejo de inolvidables momentos vividos con diversos colectivos de personas: alumnado procedente de los ámbitos formal y no formal, grupos de madres y padres y educadores en periodos de formación inicial o permanente. De todas estas interacciones grupales y situaciones de trabajo y reflexión se extraen multitud de aprendizajes significativos.

A continuación damos paso a una breve exposición sobre las principales fases de la técnica del disco-forum. Su consideración garantiza notables resultados:


1.-Planificación:

  • Selección del tema: nos hemos inclinado por un elenco de mensajes musicales vinculados a la tarea educativa.

  • Objetivos: comprender el valor del lenguaje musical; descubrir los valores implícitos en el campo educativo; favorecer el espíritu crítico en el proceso de comunicación; apreciar la necesidad de conocerse y respetarse; comprender la importancia de cooperar; comprender la capacidad de empatía; incrementar las habilidades sociales y cultivar la convivencia ciudadana.

  • Búsqueda y selección del material musical: interesan referencias musicales asociadas a la escuela y sus elementos.


2.- Fase de ambientación y desarrollo:

Se trata de conseguir climas para la reflexión y la comunicación grupal; para ello nos apoyaremos en recursos como: imágenes, carteles, frases de interés, poemas, noticias de prensa, dramatizaciones, elaboración y exposición de composiciones plásticas y audiovisuales, entre otros.



3.-Fase de audición

La llegada de este momento conlleva silencio y concentración individual para poder entender el mensaje musical y posteriormente expresar nuestras reflexiones e implicaciones en grupo. Son instantes clave para la reflexión personal. Conviene pues no descuidar ciertos elementos que consigan un ambiente adecuado: una sala en buenas condiciones acústicas; un aparato musical con calidad de audición; los textos de las canciones para todos los componentes del grupo; una acertada distribución física del grupo (preferible una posición circular donde se entable un forum distendido y acogedor).



4.- Fase de profundización y síntesis

Una vez aquí nos interesa analizar, reflexionar y valorar las aportaciones del grupo a partir de los textos musicales. Desmenuzamos los párrafos, frases y palabras para entender de lleno sus mensajes, extrayendo toda su riqueza y adjuntándola a nuestras experiencias personales para conseguir cambios de actitudes que desarrollen y mejoren las relaciones humanas.

Ya expuestas las fases que constituyen la estrategia del disco-forum, damos entrada a la muestra de canciones que, tras una minuciosa búsqueda discográfica nos servirá para escuchar, reflexionar, dialogar, expresar y valorar desde esta dinámica grupal los aconteceres más representativos de la escuela y de la función docente. (Alonso y Pereira, 2000: 75-80).
5.- Repertorio musical para la intervención pedagógica.
Hemos obtenido algo más de una treintena de canciones vinculadas a temáticas educativas, que han sido agrupadas en siete apartados con el objeto de analizar de mejor forma los momentos más emblemáticos del tema de estudio. Dichos apartados rozan asuntos alusivos a la persona del docente ( sus preocupaciones y alegrías acontecidas en su mundo interior y exterior), a los métodos (utilizados por los diversos estilos docentes), a las funciones de la escuela (basadas en formar para la vida), a las nostalgias escolares (partícipes de todo el escenario educativo percibido), a las historias de estudiantes (que van desde el más aplicado, pasando por los traviesos, inquietos y perversos, hasta los comprometidos por causas justas y solidarias), a las memorias afectivas de ayer (que despiertan vivencias, recuerdos y enamoramientos de escuela) y, por último, a los ambientes en conflicto (donde imperan actuaciones de rebeldía y protesta ante comportamientos inapropiados o injustos).

En cuanto al orden establecido dentro de cada bloque, se ha considerado así con la intención de alcanzar momentos de mayor reflexión y profundización. En caso de desarrollarse la técnica grupal, descrita en párrafos anteriores, somos conscientes de la necesidad de una selección musical previa que atienda los intereses e inquietudes del grupo, de ahí que ofertemos una gama más amplia de recursos donde elegir. Tanto los apartados, como las canciones se acompañan de unas sencillas introducciones explicativas y facilitadoras para la reflexión y el diálogo. Aún así, manifestamos que son meras orientaciones hacia el logro de la intervención pedagógica y que las diversidades e intereses de las personas que constituyen los grupos, marcarán las pautas para la idónea puesta en marcha de estas experiencias de acción-reflexión-acción.

Durante toda esta trayectoria de intervención, tenemos conocimiento de las lagunas encontradas en cuanto a la escasez de recursos musicales sobre la temática; en cuanto a la ausencia, en ocasiones, de aspectos específicos a tratar en los mensajes musicales y en cuanto a la referencia discográfica completa. De paso, valgan los agradecimientos a los encargados de programas musicales de algunas emisoras de radio, a quienes hemos acudido solicitando su apoyo ante dudas surgidas, así como al profesorado y alumnado sensible a estos ámbitos y que han participado de las experiencias. A pesar de ello, consideramos que tocar terreno desde esta vertiente musical puede ser una vía motivadora para despertar inquietudes, reconocer y valorar socialmente la seria tarea de educar y así lo deseamos. (Pereira, 2001: 9-12).


“¡Volad canciones, volad!

Vuela el amor y en sus alas

el hombre y la libertad”.

R. Alberti


  1. SOBRE SU PERSONA (su mundo interior…)

En este primer bloque, nos encontramos con una canción donde se describe el contexto sociopolítico y educativo del momento. A la vez se refleja el ambiente de prejuicios influyentes en aquellas personas que desempeñan ciertos puestos de consideración social. El pensar y enseñar de modo distinto a una mayoría, da pie al comentario general del pueblo, sumiso en la incultura y controlado por los poderes públicos más representativos.

Nos hallamos ante una situación de homogeneización ideológica y de escaso valor a la iniciativa y creatividad del profesorado. Las metodologías innovadoras no tienen cabida en estos espacios. Es más, imperan las vías autoritarias y de obediencia. Se evidencian problemas candentes dentro de la profesión docente: la escasa remuneración económica y el desconsiderado retraso en su cobro; el desinterés por enseñar desde la reflexión, desde la clarificación de conceptos y desde el desarrollo de juicios críticos y reflexivos. Se percibe un claro rechazo de ese colectivo hacia este tipo de personas ya que aviva las mentes al utilizar estilos de aprendizaje innovadores. Por tanto, este maestro cuanto antes abandone el pueblo, menos conflictos se establecerán; el hecho de levantar falsos testimonios hacia su persona es un buen motivo para su marcha. El texto de la canción es una clara reivindicación a la libertad de pensamiento y expresión dentro del respeto y la tolerancia. (Fernández Enguita, 1989: 62; Vázquez, 1975 y Touriñán, 1987).





Compartir con tus amigos:
1   2   3   4   5   6   7   8   9


La base de datos está protegida por derechos de autor ©psicolog.org 2019
enviar mensaje

    Página principal
Universidad nacional
Curriculum vitae
derechos humanos
ciencias sociales
salud mental
buenos aires
datos personales
Datos personales
psicoan lisis
distrito federal
Psicoan lisis
plata facultad
Proyecto educativo
psicol gicos
Corte interamericana
violencia familiar
psicol gicas
letras departamento
caracter sticas
consejo directivo
vitae datos
recursos humanos
general universitario
Programa nacional
diagn stico
educativo institucional
Datos generales
Escuela superior
trabajo social
Diagn stico
poblaciones vulnerables
datos generales
Pontificia universidad
nacional contra
Corte suprema
Universidad autonoma
salvador facultad
culum vitae
Caracter sticas
Amparo directo
Instituto superior
curriculum vitae
Reglamento interno
polit cnica
ciencias humanas
guayaquil facultad
desarrollo humano
desarrollo integral
redes sociales
personales nombre
aires facultad