La cuestión es cómo transformar las dificultades en posibilidades



Descargar 0.69 Mb.
Página1/9
Fecha de conversión12.02.2018
Tamaño0.69 Mb.
  1   2   3   4   5   6   7   8   9

Estrategia Navarra de Educación Ambiental





Estrategia Navarra

de

Educación Ambiental

"La cuestión es cómo transformar las dificultades en posibilidades. Por esto, en la lucha por cambiar, no podemos ser ni sólo pacientes, ni sólo impacientes, sino pacientemente impacientes. La paciencia ilimitada que jamás se inquieta, termina por inmovilizar la práctica transformadora. Lo mismo ocurre con la impaciencia voluntarista, que exige el resultado inmediato de la acción, incluso cuando está aún planteándola"

Paulo Freire



"No somos lo que somos sino lo que hacemos para cambiar lo que somos"

Galeano


www.navarra.es

www.crana.org

Equipo Técnico:









Comisión Técnica

Javier Asín


Dpto. de Medio Ambiente del Gobierno de Navarra

José Luis San Agustín


Dpto. de Agricultura del Gobierno de Navarra

Maite Alonso


Dpto. de Educación del Gobierno de Navarra

Susana Calvo


Ministerio de Medio Ambiente

Mercedes Pardo y Ana Carmen Irigalba


Universidad Pública de Navarra

Carmen Villanueva


Mancomunidad de la Comarca de Pamplona

Hilda Weissmann


Asesoría Externa de Educación Ambiental

Coordinación y Asesoría Técnica

Universidad Pública de Navarra


Grupo de Investigación: "Sociología y Medio Ambiente"

Dirección:


Mercedes Pardo

Coordinación:


Ana Carmen Irigalba

Técnicas:


Ana Etxaleku, Celia Juanarena, Inés García, Rosa León y Sergio Pérez.

30 alumnos y alumnas en Prácticas, de 3º y 4º de Sociología



Dinamización de reuniones

Javier Arbuniés y Lupe Lekumberri


Arbuniés y Lekumberri Asociados

Ana Carmen Irigalba


Grupo de Investigación: "Sociología y Medio Ambiente" de la Universidad Pública de Navarra


Índice


  1. Introducción 5




  1. Enfoque, Principios e Instrumentos 7

  • Enfoque de Educación Ambiental 7

  • Enfoque Estratégico 7

  • Enfoque de Medio Ambiente 8

  • Enfoque de Gestión Ambiental 8

  • Objetivos de la Educación Ambiental 9

  • Principios 9

  • Instrumentos Sociales 10

  • Conexión con otros Planes y Estrategias Ambientales.. 13




  1. Qué es la Estrategia Navarra de Educación Ambiental 15

  • Contexto Institucional 15

  • Justificación Social 15

  • Objetivos 16

  • Proceso de Participación Social 17




  1. Situación Socioambiental 19

  • Aire 20

  • Agua 21

  • Suelo 22

  • Ruido 23

  • Energía 24

  • Residuos 25

  • Biodiversidad, Hábitats, y Espacios de Interés, Paisaje 26

  • La Actividad Agraria 27

  • Turismo 27

  • Consumo 28

  • Economía, Sistema Productivo 28

  • Sistema de Poblamiento y Ordenación del Territorio 29

  • Infraestructuras del Transporte 29

  • Normativa y Políticas Públicas 30

  • Gestión ambiental 30

  • Información Ambiental 31

  • Concienciación, Valores, Representaciones Sociales 31




  1. Ecobarómetro: Percepción Social de la Población Navarra sobre el Medio Ambiente y la Educación Ambiental 33

  • Conclusiones Generales 34

  • Análisis 34



  1. Situación de la Educación Ambiental. Visión de conjunto y marco general 45

- Evolución y Trayectoria de la Educación Ambiental en Navarra. 45

- Confluencia de las Propuestas y Compromisos Sociales Alcanzados 52

- Compromisos Institucionales 54


6.1. Administración Regional y Empresas Públicas 55

6.2. Administración Local 63

6.3. Medios de Comunicación 69

6.4. Empresas Privadas, Sindicatos, Asociaciones y Colegios Profesionales 75

6.5. Empresas y Equipamientos de Educación Ambiental 85

6.6. Asociaciones Ciudadanas 91

6.7. Sistema Educativo No Universitario 97

6.8. Sistema Educativo Universitario 107




  1. Seguimiento, Evaluación y Adhesión Voluntaria 113

ANEXOS
Anexo 1: Metodología 117

Anexo 2: Cronograma 121

Anexo 3: Ficha Técnica de la Encuesta sobre Percepción Social

del Medio Ambiente por la Población de Navarra 123

Anexo 4: Texto para la Adhesión Voluntaria a la Estrategia 125

Anexo 5: Materiales Generados durante el Proceso de Participación Social 127

Anexo 6: Relación de Personas y Entidades Participantes 129


Listado de entidades adheridas a la Estrategia Navarra de Educación Ambiental….137
1

Introducción

La complejidad de los problemas ambientales actuales ha exigido un giro en las políticas públicas y privadas desde aquellas primeras de tipo correctivo y de carácter legislativo y tecnológico, a las más actuales de tipo preventivo e incluso precautorio donde se combinan los instrumentos reguladores (legislación y otros) y los científico-tecnológicos con los incentivos económicos (fiscales y otros), los integradores (políticas integrales) y, las más novedosas, las políticas que acentúan la participación social en la gestión ambiental, intentando implicar al conjunto de la sociedad en la resolución de esos problemas.


Dentro de las nuevas formas de política ambiental, los instrumentos sociales, como la educación ambiental y particularmente la participación social, son clave. El énfasis en la educación ambiental y en la participación pública es consecuencia de la creciente evidencia de que gran parte de la falta de éxito de algunas políticas ambientales se deriva de la falta de implicación de las poblaciones a las que se dirigen.
Las causas de los problemas ambientales son sociales y, por tanto, se necesitan instrumentos sociales para su resolución. En esa línea, la educación ambiental es un concepto amplio que abarca todas aquellas actividades dirigidas a la concienciación y la capacitación para la acción ambiental de las instituciones y personas, para el cambio de creencias, normas, valores y comportamientos hacia un desarrollo sostenible.
En ese contexto se enmarca la realización de la Estrategia Navarra de Educación Ambiental (ENEA), que significa una continuación y contextualización del Libro Blanco de la Educación Ambiental en España1. Igualmente entronca con las recomendaciones de las Naciones Unidas y otros relevantes organismos2 que reclaman el desarrollo de los instrumentos sociales en la gestión de los problemas ambientales.
Esta Estrategia recoge, de forma sistematizada y articulada, las propuestas de la sociedad navarra para todos los ámbitos de actuación de la educación ambiental, en términos de diagnóstico de sus problemáticas y oportunidades, y también de propuestas hacia el futuro, de manera que presenta:


  1. Una visión ambiental actual y de la educación ambiental de la sociedad navarra.

  2. Una visión de futuro para esta Comunidad, en el campo de la educación ambiental.

La elaboración de esta Estrategia se ha llevado a cabo en los años 1999 y 2000, y se ha articulado en torno a los siguientes elementos3:



  • Proceso de Participación Social de 133 entidades, representantes de los diversos sectores de la sociedad navarra.




  • Cuestionario-Diagnóstico, para la recogida de información de cada entidad sobre la situación actual de la Educación Ambiental en Navarra.




  • Encuesta General a la Población de Navarra, sobre medio ambiente y educación ambiental, con una muestra de 1229 cuestionarios, representando al conjunto de la sociedad navarra.



Los sectores que han participado son los siguientes4:

Administración Regional

Empresas Públicas

Administración Local

Medios de Comunicación

Empresas Privadas

Empresas de Educación Ambiental y de Equipamientos Ambientales

Asociaciones y Colegios Profesionales

Sindicatos y Asociaciones Empresariales

Asociaciones Ciudadanas (Ecologistas, Mujer, Juventud, Tercera Edad,

Consumo)

Centros Educativos Universitarios y no Universitarios



Sumando un total de 133 Entidades Participantes

Este documento se ha elaborado con el objetivo de que sea útil tanto a las entidades participantes en esta Estrategia, como también a todas aquellas entidades o personas que deseen conocer más sobre la educación ambiental, o incluso se planteen llevar a cabo alguna actividad o programa de educación ambiental y necesiten una orientación en el contexto de lo que los diferentes sectores sociales proponen.



2
Enfoque, Principios e Instrumentos

Para la realización de la Estrategia Navarra de Educación Ambiental se ha partido de un enfoque de educación ambiental, de un enfoque de estrategia, así como de un enfoque de medio ambiente, en conexión todo ello con la gestión ambiental.





  • Enfoque de Educación Ambiental

En concordancia con las instituciones e hitos más destacables se enfoca la educación ambiental como aquellas actividades dirigidas a la concienciación, negociación y capacitación para la acción ambiental de las instituciones y las personas para el cambio de creencias, normas, valores y comportamientos hacia un desarrollo sostenible.

La educación ambiental por tanto no se dirige exclusivamente hacia el sector educativo formal, sino al conjunto de la sociedad, y se articula en torno a los cuatro instrumentos que considera el Libro Blanco de Educación Ambiental en España, entendidos en su componente de medidas sociales:


  1. Información y Comunicación ambiental,

  2. Formación y Capacitación ambiental,

  3. Participación,

  4. Investigación y Evaluación ambiental.



  • Enfoque Estratégico

El enfoque estratégico se basa en el ofrecimiento de un marco global e integral de coordinación para introducir y desarrollar la educación ambiental en todas las instituciones, empresas y actores sociales (colectivos e individuales; públicos y privados) con visión prospectiva, de futuro. Este enfoque está así caracterizado por ser:





  • Global: incluye a todos los integrantes de la sociedad, y a todos los mecanismos constitutivos de la acción social.

  • Integral: entiende el medio ambiente como la relación ecosistémica de todos los seres vivos y no vivos en un ámbito, por lo que el medio ambiente no incluye únicamente el hábitat físico, sino también los procesos sociales que contiene.

  • Preventivo y responde al principio de precaución: no sólo trata de identificar los posibles problemas en las etapas tempranas, precisamente para evitar que se produzcan, sino que evitará el desarrollo de aquellos asuntos sobre los que recaigan grandes dudas sobre sus consecuencias.

  • Democrático: asume que la participación de los diversos agentes sociales es tan importante como los aspectos técnicos. Se pone particular énfasis en facilitar el flujo de información y la coordinación entre los grupos participantes.

  • Un proceso dinámico y sostenible, en constante retroalimentación.

  • Adaptativo: flexible en términos del marco analítico a utilizar y de los conceptos desarrollados.

  • Sistémico. Los elementos se relacionan entre sí creando redes que interactúan.

  • Construccionista. Es un proceso en el que se capacita a quienes participan en ser conscientes y protagonistas de su propio aprendizaje social.

  • Interdisciplinar. Todos los temas pueden ser tan sociales, como ecológicos y económicos. En la mayoría de los casos, el enfoque es de trabajo en equipo orientado al desarrollo de enfoques integrados que eviten las antinomias (pe. sociedad/naturaleza), y donde se incida sobre todo en las relaciones.

  • Un enfoque de respuesta, es decir, puede aportar información para las necesidades específicas de cualquier entidad en cualquier fase del proceso de educación ambiental.

  • Una herramienta para la acción y la toma de decisiones. Ello implica aspectos como una activa intercomunicación de todas las partes incidentes, aunque su resolución puede tener lugar bien dentro de las instituciones existentes o, si fuera necesario, a través de nuevos acuerdos institucionales.

  • Y basarse en el principio de corresponsabilidad (responsabilidad compartida).


  • Enfoque de Medio Ambiente

El medio ambiente claramente incluye elementos como los bosques, el aire, el agua... y los espacios físicos inmediatos donde vivimos. Pero esos fenómenos "físicos" tienen su definición social, bien como recurso (económico, recreativo, de conservación o de otro orden), bien como espacio legal (normativizando la lucha política, la lucha de poder), bien como espacio de la organización y desarrollo social, bien como espacio psicológico (ambientes de la mente en los cuales tiene lugar el trabajo, el placer, el aprendizaje), etc., definiciones que le van a conferir todas ellas su valoración histórico-social.


En definitiva, en la medida en que los estados de naturaleza salvaje son ya reductos escasos, el medio ambiente está compuesto por el medio biofísico y el medio social, en su interrelación, comprendiendo la completa relación y es la completa relación de condiciones externas, físicas y biológicas en las cuales un organismo vive.



  • Enfoque de Gestión Ambiental

La gestión ambiental es, en última instancia, la compatibilización de los propósitos de desarrollo económico y social -incluidos los formulados sobre el medio ambiente- con los requerimientos ecológicos de la naturaleza5. Para conseguir esa compatibilización, la gestión ambiental necesariamente requiere considerar el funcionamiento del sistema natural y del sistema social, precisamente en sus interrelaciones, y, por tanto, el estudio de los efectos ambientales de una forma articulada, convergente, en definitiva, integral.


La Estrategia Navarra de Educación Ambiental forma parte de la gestión ambiental, ya que constituye un medio, una herramienta o un instrumento, en manos de quienes quieren mejorar las acciones o la gestión sobre el medio ambiente.



  • Objetivos de la Educación Ambiental

Teniendo en cuenta que la educación ambiental trata de las relaciones entre las personas, los grupos sociales y su entorno, con relación a la gestión ambiental tiene los siguientes objetivos:





  • Crear canales de comunicación ambiental entre entidades públicas y privadas con los ciudadanos.




  • Promover mecanismos internos y externos de participación pública en la gestión ambiental, y de coherencia ambiental en el seno de las organizaciones.




  • Promover en la población la adopción de actitudes y comportamientos respetuosos hacia el medio ambiente.




  • Atender las demandas sociales en materia de: información, comunicación, formación, participación e investigación ambientales.


  • Principios

El Libro Blanco de la Educación Ambiental en España plantea unos principios y objetivos básicos para la educación ambiental, que aquí se desarrollan de la siguiente manera:




  • Implicar a toda la sociedad: La educación ambiental debe llegar a todos los sectores de la población (individuos, instituciones y organizaciones sociales, Administraciones Públicas...), como destinatarios y como agentes transformadores. Debe generar en las personas conciencia de su capacidad para intervenir en la resolución de los problemas.




  • Adoptar un enfoque amplio y abierto: Se deben considerar los diferentes aspectos del medio ambiente (medio biofísico / medio social) de forma interdisciplinar e integral; los diferentes puntos de vista y perspectivas (intercultural, interdepartamental).




  • Promover el pensamiento crítico e innovador: La educación ambiental debe promover un pensamiento que cuestione, de forma constructiva, los hábitos y estructuras vigentes, y que desarrolle la imaginación y las alternativas, así como nuevas referencias éticas respetuosas con el medio ambiente.




  • Desarrollar una acción educativa coherente y creíble: Es necesaria la congruencia entre los mensajes y las acciones; la adecuación entre los fines y los medios; y la conexión entre educación y gestión ambiental.




  • Impulsar la participación: Como derecho y como corresponsabilidad. Es necesario abrir canales de participación real en la gestión de políticas, planes, programas y proyectos ambientales. Es fundamental apoyar al movimiento asociativo y fomentar el voluntariado.




  • Incorporar la educación ambiental en las iniciativas de política ambiental: En cualquier política ambiental debe aparecer la educación ambiental como componente esencial, y en todas las fases de planificación, gestión y evaluación.




  • Mejorar la coordinación y colaboración entre los diferentes agentes sociales: Para maximizar la eficacia y la eficiencia de la gestión. La educación ambiental debe promoverse a diferentes escalas: local, autonómica, estatal e internacional.




  • Garantizar los recursos necesarios: Debe dotarse de recursos económicos y recursos humanos (capacitación), que garanticen que la educación ambiental se desarrolle en condiciones adecuadas para conseguir sus fines.

Todo ello dirigido a contribuir a la construcción de un nuevo modelo de sociedad basado en los principios de sostenibilidad y apoyar el desarrollo de una ética ambiental que promueva la protección del entorno socioambiental desde una perspectiva de equidad y solidaridad.





  • Instrumentos Sociales6

El origen de los problemas ambientales está en la misma sociedad, ya que es la sociedad quien les da relevancia7 o no, y es la sociedad quien finalmente sufrirá las consecuencias de los mismos. Es por ello que los problemas ambientales son básicamente problemas sociales, y la formación y participación social elementos clave para su solución.


El instrumento fundamental para conseguir una sociedad informada y sensibilizada es el formativo y participativo, dado que uno de los principios orientadores de esta Estrategia es actuar para que las personas, tras un proceso de aprendizaje activo, modifiquen sus actitudes y comportamientos (y, más ambiciosamente, las normas sociales y los patrones culturales) con relación al medio ambiente, abordando las causas en su origen. Por ello, es imprescindible la inclusión de estos aspectos en el sistema educativo, el desarrollo de planes concretos de educación ambiental para todos los ámbitos de la sociedad, y la información pública, campañas de difusión y fomento de la participación social.
El cambio social requiere un enfoque transversal (es decir que atraviese todos los patrones sociales y culturales de la sociedad); la educación y la comunicación, fundamentales para el cambio social, son instrumentos transversales, deben tener un reconocimiento equivalente a los instrumentos legales y económicos, y deben ser utilizados en combinación estratégica con las otras herramientas de la gestión.
La sociología por su parte, pone de manifiesto que la población o el público en general no es una masa homogénea, sino que está compuesta por personas y grupos con diferencias en sus condiciones socioestructurales y en sus percepciones, conocimientos, actitudes, e intereses, lo cual produce diferencias en cuanto a la relevancia que se otorga a los diversos asuntos ambientales para su vida cotidiana y a las consecuencias de su pérdida.
Los instrumentos sociales proporcionan vías para comprender las percepciones de la comunidad y de los diferentes grupos que la conforman, para entender por qué las personas e instituciones actúan como lo hacen, así como los contextos que dan sentido a esas actuaciones, así como las vías que permiten la transformación de las prácticas sociales. Conocer y comprender las percepciones de la comunidad es útil para prever la acogida de Políticas Públicas.



  1. Información y Comunicación Ambiental

Uno de los elementos básicos en el campo de la educación ambiental (como en otros campos de la gestión ambiental) es asegurar y facilitar una buena información, desde un primer momento.


El derecho a la información ambiental está reconocido por ley8, y debe garantizarse su acceso público y su organización de forma útil. Esta información puede responder a diferentes ámbitos y circunstancias:


  • La información pormenorizada y organizada de forma comprensible a los afectados por actuaciones concretas.

  • La información general en bancos de datos, con sus cruces y explotaciones estadísticas correspondientes.

  • La información de documentos producidos de todo tipo, que pueden estar accesibles vía internet, y, en general cualesquiera otras informaciones necesarias.

  • La creación de redes de información.

La comunicación implica un paso más en el uso de los instrumentos sociales para la gestión ambiental. No se trata sólo de facilitar información inteligible, sino de buscar la respuesta del interlocutor, como único medio de ajustar el mensaje, de asegurarse de que sea entendido. La comunicación es un proceso de interacción social, que capacita para entender los factores clave y sus interdependencias, y actuar sobre los problemas de forma competente.


La comunicación, para que sea eficaz, debe ligarse a las necesidades de los destinatarios, a fin de construir los “puentes” entre las necesidades sociales percibidas y los objetivos de los proyectos ambientales.

2. Formación y Capacitación Ambiental
La educación de la que se está hablando es un proceso social que rebasa el ámbito del sistema educativo formal y se dirige al conjunto de la sociedad. Se trata de una educación integral, porque, además de contemplar el medio de una forma holística en sus interrelaciones biofísicas y sociales, y además de su posible aplicación a la solución de los problemas del medio ambiente, la educación es un instrumento con un enorme potencial para mejorar la vida cotidiana de las personas. De hecho, incluso las más sofisticadas técnicas de comunicación no serán capaces de resolver ningún problema si falta un mínimo de recursos económicos, de organización social, de sentido de grupo y de compromiso social.
Con respecto al sistema educativo, no es tan necesaria la adquisición de nuevos conocimientos a priori, como la oportunidad de participar en la resolución de los problemas ambientales de la comunidad en el ámbito que corresponda. En este proceso de reconocimiento del entorno inmediato y de sentirse parte integrante de una comunidad, se pueden dar las condiciones necesarias para que sean los propios alumnos los que demanden un mayor conocimiento de conceptos y destrezas que les ayudarán a entender y colaborar en la resolución de los problemas. Se trata de pasar de un sistema de formación pasivo a uno de tipo activo.
Las políticas de formación deben armonizar los aspectos emocionales y los intelectuales, y debe capacitar para 1) lo que es posible hacer, 2) para promover cambios y construir alternativas, 3) para elaborar planes y estrategias, 4) para la acción individual y colectiva.

3. Participación Social
La participación de la sociedad es la clave fundamental para obtener los cambios que se necesitan para la conservación y el uso sostenible de los recursos naturales, y el medio ambiente en general. Sólo a través de la participación se puede conseguir la cohesión social necesaria para resolver los complicados problemas a los que se enfrentan las sociedades actuales, en los que hay que considerar factores diversos como los biológicos, sociales, económicos y políticos.
La participación requiere también un aprendizaje. Se trata de una profundización democrática, con todo lo que ello implica. Desarrollar competencias para la acción pasa por reforzar el aprendizaje de procedimientos y también por lograr que las personas se sientan con el ánimo necesario y el control suficiente como para comprometerse en la acción ambiental.
Probablemente, la mejor manera de conseguir eso es propiciar la participación directa en procedimientos de evaluación de impacto socioambiental y en proyectos reales de mejora del entorno, que puedan suministrar criterios de evaluación y entrenamiento en la toma de decisiones consensuadas y que además constituyan en sí mismas experiencias positivas.
La participación, para que sea efectiva, debe estar basada en procedimientos que garanticen realmente la información y la transparencia del proceso, así como en mecanismos apropiados que faciliten llegar a acuerdos en temas específicos, por lo que la participación debe dotarse de cauces y recursos apropiados tanto profesionales como económicos.


4. Investigación Social y Evaluación
Los proyectos de protección y mejora del medio ambiente deben contemplar la investigación social. Una parte de esa investigación debería necesariamente estar dedicada a la profundización en los problemas que afectan a las sociedades de la zona, tanto lo que se refiere a la cultura (normas y valores) como a las condiciones económicas y sociales. Las interconexiones entre los sistemas ecológicos y los sociales son clave para entender la naturaleza del problema que se trate, y, sobre todo, las causas y las consecuencias.
Los conocimientos derivados de la investigación social previa al desarrollo de planes, programas y proyectos deberían proporcionar una base de actuación imprescindible para su elaboración. Pero además, se precisa avanzar en la investigación en el campo de la acción social general con relación al medio ambiente, y en los conocimientos, actitudes y comportamientos hacia el mismo, identificando aquellos factores capaces de influir en el cambio social hacia una desarrollo sostenible.
La faceta de evaluación es imprescindible contemplarla para la mejora de los proyectos y planes. El análisis post hoc es preciso para un avance en el campo de la educación ambiental.

En conclusión, los instrumentos sociales, en combinación con los demás instrumentos (legales, económicos, tecnológicos), pueden producir avances sustanciales para la consecución de los objetivos estratégicos de la gestión ambiental.




  • Conexión con otros Planes y Estrategias Ambientales

Uno de los objetivos importantes de la Estrategia Navarra de Educación Ambiental es la conexión con otros Planes y Estrategias aprobados por la Administración de la Comunidad Foral de Navarra, con el fin de valorar la dimensión social de la gestión ambiental.


Efectivamente, la educación ambiental, como instrumento social de la gestión ambiental que es (y en los cuatros aspectos explicados 1) Información, Comunicación, 2) Formación y Capacitación, 3) Participación, y 4) Investigación Social y Evaluación), se plantea transversalmente en la gestión de todos y cada uno de los Planes y Estrategias ambientales, completando así su contenido, junto a otros instrumentos legales, económicos y tecnológicos, como ya se ha indicado.
Los Planes y Estrategias de Navarra que tienen relación con el medio ambiente son, por definición, temáticos y finalistas, mientras que la Estrategia de Educación Ambiental es transversal e instrumental para ayudarles a desarrollar su objeto propio.
En Navarra estos Planes y Estrategias temáticos o finalistas son los siguientes:



  • Estrategia Navarra para la Conservación y el Uso Sostenible de la Diversidad Biológica

  • Red Natura 2000

  • Plan Forestal de Navarra

  • Plan Estratégico de Caza

  • Plan Integrado de Gestión de Residuos

  • Plan Energético

  • Plan de Saneamiento de Ríos

  • Agendas 21 Locales

  • Plan de Transporte de la Comarca de Pamplona

  • Plan para el Fomento del Voluntariado Ambiental

3

Qué es la Estrategia Navarra de Educación Ambiental



  • Contexto Institucional



En febrero de 1999 el Gobierno de Navarra aprobó la Estrategia Navarra para la Conservación y el Uso Sostenible de la Diversidad Biológica, en la que se recogía la necesidad de realizar una Estrategia de Educación Ambiental para Navarra. Previamente, durante la celebración en Pamplona de las III Jornadas Nacionales de Educación Ambiental en 1998, el Dpto. de Medio Ambiente, Ordenación del Territorio y Vivienda, del Gobierno de Navarra, había adquirido el compromiso de realizar esta Estrategia.

Esto dio paso a la firma del Convenio de Colaboración entre el Dpto. de Medio Ambiente, Ordenación del Territorio y Vivienda, del Gobierno de Navarra y la Universidad Pública de Navarra (Departamento de Sociología) de mayo 1999 a febrero de 20019.


El compromiso adquirido por el Dpto. de Medio Ambiente, Ordenación del Territorio y Vivienda, en el año 1998, se renovó en la presente legislatura por el actual Gobierno.



  • Justificación Social

Por parte de los agentes sociales (tanto públicos, como privados) dedicados a la educación ambiental, se percibía que la educación ambiental en Navarra:




  • No estaba lo suficientemente integrada en los distintos programas de gestión

  • Era desconocida y escasamente valorada

  • Estaba insuficientemente dotada de recursos humanos y económicos

  • Presentaba una ausencia de coordinación entre las iniciativas públicas y privadas

  • No se satisfacían suficientemente las demandas sociales en materia de información, formación y participación ambiental.

Junto a lo anterior, existía la percepción de que en la gestión ambiental realizada en Navarra han primado otros instrumentos de gestión ambiental, como son las medidas legislativas y económicas, frente a las sociales.


Por todo ello, esta Estrategia de Educación Ambiental se plantea como una herramienta útil para precisar las medidas sociales que necesita la gestión - pública y privada - del medio ambiente, en nuestra Comunidad.
Esta Estrategia, es necesaria para que la educación ambiental tenga un reconocimiento equivalente a los demás instrumentos (legales y económicos) y para que sea integrada de manera transversal en la gestión ambiental.



  • Objetivos

La Estrategia Navarra de Educación Ambiental es:




  • Un instrumento para la acción (útil, viable,…)

  • Un plan argumentado y coherente.

  • Un proceso social dinámico y sostenible en constante retroalimentación.

Además, la ENEA es un marco general de participación y actuación en educación ambiental; es el esfuerzo de Navarra para dotarse de un instrumento útil, viable y eficaz que contribuya a dar un nuevo impulso a la educación ambiental en esta comunidad.


Sus objetivos han sido planteados en coherencia, tanto con el significado de la educación ambiental, como con el proceso de participación social diseñado y gestionado para construir esta Estrategia. Dichos objetivos son:


  • Construir un marco global e integral de principios y líneas de actuación que oriente las acciones presentes y futuras en materia de educación ambiental en Navarra.

Esto, se ha materializado en un documento útil, que constituye una herramienta de trabajo para quienes quieran conocer o actuar sobre educación ambiental.


Para ello se ha facilitado un proceso de toma de conciencia, capacitación y participación social, de todos los sectores sociales implicados y relacionados con la educación ambiental en Navarra.


  • Movilizar y optimizar, recursos humanos y materiales para producir cambios duraderos en la gestión ambiental.




  • Integrar la educación ambiental como herramienta de gestión ambiental, en todos los sectores sociales.




  • Promover la coordinación interadministrativa (entre los sectores público y privado) y la creación de redes de trabajo permanente.




  • Valorar la dimensión social de otras estrategias y planes de acción ambientales, que se han elaborado en Navarra. Optimiza estos esfuerzos al aportar una visión global e integradora de la dimensión social del medio ambiente.




  • Impulsar la educación ambiental en Navarra y contribuir a que se consolide como sector de interés social emergente.

  • Atender demandas sociales de los ciudadanos en materia de educación ambiental en materia de información, formación y capacitación para la participación social.

Ofrecer un mosaico sistematizado de ideas, sugerencias y propuestas para que la educación ambiental contribuya a mejorar la participación de la población en la prevención y resolución de problemas ambientales.




  • Proceso de Participación Social

Esta Estrategia Navarra de Educación Ambiental se ha elaborado mediante un amplio Proceso de Participación Social, que se ha caracterizado -con relación a sus integrantes- por integrar en el mismo a un elevado y heterogéneo número de personas y entidades, no vinculadas tradicionalmente con la educación ambiental, que han sido los artífices del presente documento.


Las políticas públicas no solamente se articulan por los representantes legalmente constituidos en los foros políticos y asistidos por técnicos, sino que de manera creciente convocan procesos de consulta y participación social para enriquecer el contenido, alcanzar consenso social y comprometer responsabilidad, de instancias que exceden el ámbito de la Administración.
Los procesos de participación social son herramientas para la acción y la toma de decisiones, que permiten la elaboración de políticas públicas más eficientes. Además, estos procesos permiten el fomento, apoyo y creación de redes sociales (de carácter permanente) que profundicen en los contenidos y que asuman las acciones; estas redes son la base para las políticas de coordinación.
Además de estas consideraciones, la participación social se basa en ciertos presupuestos epistemológicos (o bases de la creación del conocimiento), como son, que el conocimiento se construye colectivamente, y tiene un carácter procesal (se desarrolla en procesos sociales), relativo (no hay una verdad única y exclusiva, lo colectivo aporta complementariedad de los distintos puntos de vista sobre el mismo asunto) y es evolutivo (cambia con el tiempo, nuevos conocimientos abren nuevas perspectivas), por lo que el contraste de perspectivas es fundamental.
El propio proceso de participación capacita a los participantes para incidir positivamente en el entorno socio profesional del que proceden, a partir de los nuevos conocimientos y concienciación que adquieren gradualmente en dicho proceso, por lo que el proceso de participación social es un objetivo en sí mismo.
El Proceso de Participación Social de la ENEA fue diseñado de forma profesionalizada, con un plan de actuación, una definición clara de objetivos y una metodología adecuada y coherente con dichos objetivos, y dotado de los instrumentos y recursos necesarios (tanto humanos, como materiales, económicos y de tiempo). Todos esos aspectos han sido determinantes en el resultado obtenido.
Desde la primera reunión de presentación, hasta la última de entrega de este documento, se han organizado una serie de reuniones de participación con una serie de objetivos concatenados; atravesando esos objetivos concretos, el Proceso de Participación Social se ha organizado para que permitiera:


  1. Analizar la problemática ambiental y sus causas.

Clarificar la información disponible y el contexto de la Estrategia Navarra de

Educación Ambiental.

Proponer soluciones de tipo educativo.

Compartir un lenguaje común.




  1. Diagnosticar la educación ambiental desde y para los sectores sociales, detectando los aspectos positivos y negativos, internos y externos.

Sintetizar la información generada y los puntos de vista expuestos.


  1. Profundizar en el Diagnóstico y las Propuestas con un Elaboración de Propuestas en materia de educación ambiental para todos sus instrumentos.

Relacionar las acciones con los problemas, los problemas entre sí y las propuestas.


  1. Alcanzar compromisos.




  1. Consensuar y Comprometer los compromisos.

La metodología y técnicas utilizadas han sido seleccionadas para servir adecuadamente a los objetivos propuestos:




  1. Técnicas del Árbol.

  2. DAFO.

  3. Fichas de Propuestas.

  4. Paneles de Propuestas.

  5. Cuestionario Diagnóstico por entidad.

  6. Fichas de Actividad.

  7. Invitado especialista externo, por cada sector social.

El Proceso de Participación Social ha sido la clave de la elaboración de esta Estrategia



4

Situación Socioambiental

Una Estrategia de Educación Ambiental no puede elaborarse en el vacío, sino que debe estar enmarcada en su contexto socioambiental, puesto que la educación ambiental es el instrumento social de la gestión ambiental. Esa contextualización es lo que ha presidido la filosofía de este proyecto y de todo este documento, de manera que este capítulo corresponde trazar las líneas de la situación de Navarra en términos de diagnóstico para la educación ambiental.


Se parte de la realidad de Navarra, es decir de las condiciones del medio biofísico y de sus características socioeconómicas. Hace así referencia a la interrelación entre la sociedad y su entorno, que tiene sus significados en términos económicos, recreativos, estéticos, simbólicos... Esta interrelación tiene su historia, con sus limitaciones y oportunidades en un proceso coevolutivo, y tendrá su futuro, con unas características u otras dependiendo precisamente de la capacidad y la voluntad de articular propuestas de desarrollo y consensos sociales.
Es por ello que la interconexión entre ambos sistemas, el natural y el social, es un aspecto fundamental a tener en cuenta. No es posible entender el estado del medio ambiente biofísico sin conocer las bases históricas del desarrollo económico de la zona. No hay forma de explicar muchos de los procesos de poblamiento y de desarrollo económico y social de determinadas zonas sin conectarlo con su base de recursos naturales.
En esa línea, un diagnóstico completo precisa analizar las interacciones que pueden producirse entre los sistemas biofísicos y los humanos, que, consideradas de forma global, incluirían las siguientes:



  • Las interacciones entre el medio biótico y abiótico.

  • Las interacciones entre especies.

  • Las interacciones entre el medio biofísico y el medio social.

El diagnóstico (es decir el análisis dirigido a calificar el carácter y naturaleza del problema) debe indicar cuáles son los problemas y oportunidades ambientales a los que habría que dirigir la educación ambiental, tal como son y tal como se perciben por la sociedad.

Efectivamente, el conjunto de problemas y oportunidades ambientales estaría formado por aquellos reconocidos por las agendas públicas correspondientes, y por aquellos a los que los diversos actores sociales consideran relevantes, con independencia de que coincidan o no (si existiera mucha discrepancia, este dato es importante precisamente para profundizar en las políticas de educación ambiental). Esta es la filosofía que preside la política ambiental de la Unión Europea y de muchos de los organismos internacionales con responsabilidad sobre asuntos del medio ambiente. Esa es en cualquier caso una necesidad para enfocar la educación ambiental y la información sobre la gestión pública.
En esta línea, el análisis que a continuación se presenta se basa en:


  1. Los planes y programas sobre medio ambiente del Gobierno de Navarra.




  1. La percepción de los problemas de las personas representantes de los distintos sectores sociales que han participado en la elaboración de la Estrategia Navarra de Educación Ambiental.




  1. El Ecobarómetro: Encuesta General de Percepción Social del Medio Ambiente y la Educación Ambiental a la población de Navarra.

Aunque las características biofísicas de Navarra son ciertamente favorables para cualquier planificación de objetivos ambientales, los procesos de aumento del consumo, de integración europea y de globalización de la economía hacen preciso desarrollar políticas activas para seguir garantizando y mejorando el nivel de calidad de vida de Navarra, así como marcos globales que conecten la planificación económica con la planificación territorial, social y ambiental.




  • Aire

En líneas generales no se diagnostica la contaminación atmosférica de Navarra como grave, debido a la favorable climatología y la limitada presencia de industria pesada, aunque las estaciones de medición existentes detectan, eventualmente, la presencia de contaminantes concretos y puntuales en el aire (por ejemplo algunos episodios puntuales de ozono en algunos lugares). Los participantes en la ENEA sin embargo sitúan la utilización masiva del transporte privado (con su consiguiente contaminación urbana), el insuficiente transporte público y la falta de control de las calefacciones, así como los malos olores en algún lugar debidos a los procesos de fabricación y a la descomposición orgánica de residuos, como causas de impacto.


La contaminación de interiores de edificios comienza sin embargo a ser un problema con reconocimiento en las agendas públicas. Los niveles de contaminación interior son a veces mayores que los del exterior -especialmente cuando los edificios han sido herméticamente cerrados (ventanas) para ahorrar energía- por los materiales de construcción; el tabaco; el amianto, usado habitualmente en el pasado para el aislamiento de edificios; los contaminantes biológicos que se pueden producir por una mala limpieza y mantenimiento de sistemas de aire acondicionado, calentadores, humidificadores, etc; los pesticidas, incluyendo termicidas y conservadores de madera. En Navarra existen muy pocos edificios herméticamente aislados, por lo que los participantes en la ENEA se centraron casi exclusivamente en el tabaco como una causa directa de la contaminación de ambientes interiores, tanto por su composición como por las colillas. Para los participantes, este problema hunde sus raíces en una diversidad de razones, entre las que se encuentran la publicidad que favorece su consumo; la mayor disponibilidad económica para su compra; la simbología que representa fumar: hacerse mayor y razones sicológicas como son la inseguridad y ansiedad de las personas, y el deseo de autoafirmación.
Los cambios atmosféricos globales es una de las consecuencias de la emisión de contaminantes a la atmósfera. Estos cambios son de largo alcance y quizá irreversibles, e incluyen el calentamiento de la atmósfera, por lo que, aunque exceden el ámbito de Navarra, son problemas de interés general, y además tienen su fuente en procesos productivos locales. En ese sentido, los participantes en la ENEA sitúan la emisión de gases por los procesos de combustión en el origen de este problema.


  • Agua

El agua es el constituyente más distintivo de la Tierra; establece el estadio de la evolución de la vida y es un ingrediente esencial de todo tipo de vida. Puede muy bien ser el recurso más precioso que tenemos.


En Navarra, el agua como recurso básico desempeña un papel esencial en la economía y la sociedad, sobre todo por la abundancia relativa que le proporciona su situación geográfica y la aportación de sus ríos. No obstante, y debido a las dificultades de su disponibilidad, debe ser considerado como un recurso escaso, a la vez que fundamental, para sectores clave como la agricultura, la industria, la energía, el desarrollo urbano y la conservación de los recursos naturales. De esa manera, la cantidad y calidad del agua son parámetros básicos para el funcionamiento de todos los ecosistemas. De hecho, los conflictos ocasionados por las múltiples demandas, procedentes de los distintos sectores, hacen que la política del agua sea una de las más estratégicas para la conservación de la biodiversidad. Para los participantes en la ENEA, la utilización del agua por la sociedad se basa en la idea de que es un recurso infinito, en que “yo pago lo que gasto”, y en que “ya se encargará la depuradora de limpiar el agua perfectamente”. Todo ello lleva a un abuso en la utilización del agua, debido a: el excesivo consumismo y actitudes históricas de despilfarro; la “confusión” económica entre valor y precio; la necesidad de una aún mayor regulación institucional. Por otra parte, algunos participantes consideran que existe una deficiente gestión del agua que se concreta en: escasez de planificación y problemas de abastecimiento por consumo excesivo e irresponsable, usos poco eficientes (agricultura), riegos urbanos, sistemas de depuración con eficacia limitada.
Las políticas de tratamiento y gestión de las aguas residuales inciden en la resolución del problema, aunque sigue siendo necesario profundizar en las mismas, tanto en las áreas industriales como en aquellas con importante actividad agrícola o ganadera. Navarra tiene instaurado un canon de saneamiento de aguas que se devenga de los usuarios en función del recurso consumido y del grado de contaminación producido. Los recursos económicos generados por ese canon se invierten en la construcción de instalaciones, procesos de depuración y mantenimiento de los mismos. La previsión del Plan al año 2005, es del 100% de la población servida con depuración biológica. Los participantes en la ENEA muestran una preocupación global por la contaminación de las aguas, debido a la cultura empresarial de beneficios inmediatos; a las fugas en los circuitos (bombas, depósitos) y al proceso de fabricación; a la necesidad de más infraestructuras para canalizar y depurar las aguas negras; al desconocimiento de las consecuencias de la contaminación; a que las personas son cada vez más selectivas y se produce un problema de insensibilización hacia la problemática de las aguas; a la dificultad de cambiar hábitos; al crecimiento de la población y de las actividades humanas, y, para algunos participantes, a los costes que implica para la empresa.
Las aguas subterráneas es un capítulo de especial interés puesto que, en todas las partes del mundo, las actuales y potenciales fuentes de contaminación de estas aguas son amplias, debido a las conexiones a veces intrincadas de los sistemas, y a la dificultad de su limpieza una vez se contaminan. A los participantes en la ENEA les preocupa especialmente la problemática general de las aguas subterráneas.
En relación con la situación de los sistemas fluviales, el Plan Director de Saneamiento de los Ríos de Navarra ha supuesto importantes inversiones. También conviene mencionar el plan de tratamiento biológico en Arazuri (comarca de Pamplona). Los participantes en la ENEA apuntaron que hay una falta de infraestructuras y de zonas adecuadas para baño en los ríos.
El tratamiento antes de su consumo de las aguas para beber es un tema de importancia emergente en las sociedades económicamente desarrolladas. Los contaminantes más relevantes que pueden a veces estar presentes en el agua (según tratamientos y zonas geográficas) son el plomo -por corrosión de tuberías-, los radionucleidos (en algunas zonas de España por su naturaleza geológica), los contaminantes microbiológicos y los subproductos de la desinfección de las aguas para su potabilización. Los participantes en la ENEA no plantearon problema alguno respecto a las aguas para beber en Navarra.


  • Suelo

El suelo es un elemento ambiental básico pues soporta la presencia humana y su actividad con, por lo general, mayor indefensión que otros elementos ambientales en muchas partes del mundo, ya que el ritmo de agresividad de esa presencia no siempre se acompaña de un ritmo semejante en las medidas de protección. Se puede llegar a producir una contaminación de los suelos que es intensa cuando se trata de granjas que no tengan instalaciones adecuadas. Pero hay otro tipo de contaminación, la que puede proceder de la actividad industrial, bien sea por el depósito de residuos o por mala gestión de sus productos o subproductos, con impacto por vía directa o por lixiviación, que está produciendo políticas públicas muy activas al respecto. Los participantes en la ENEA han situado como importantes los siguientes problemas de contaminación: uso incorrecto de los productos fitosanitarios; desertización o disminución de suelo fértil por mala gestión de la agricultura, exceso de carga ganadera, concentración parcelaria y, principalmente, por el desarrollo urbanístico.


La contaminación ambiental causada por los escapes de tanques de almacenamiento subterráneo es un tema que no ha recibido la atención adecuada todavía en casi ningún país. Una parte importante de estos tanques son depósitos de las estaciones de gasolina y también de petróleo de las industrias para su propio uso. Originalmente situados bajo tierra como una medida de prevención de incendios, estos tanques han reducido los daños por combustión de líquidos almacenados. Sin embargo muchos de estos sistemas están construidos de acero descubierto, no protegido contra la corrosión, que probablemente están produciendo en esos casos escapes de gasolina y fuel oil que pueden llegar a las aguas subterráneas.

Además de su contaminación por las actividades humanas, el suelo está también amenazado en términos cuantitativos de uso, por los procesos de urbanización (viviendas, infraestructuras, etc.). Solamente en términos del uso residencial, en la actualidad el crecimiento físico de las ciudades de las sociedades occidentales no lo es tanto por razones de crecimiento demográfico, sino por expansión en forma de urbanizaciones, infraestructuras y las demandas derivadas de los nuevos estilos de vida. Hay que tener en cuenta además, que el uso residencial y de infraestructuras compite por los mejores suelos para la edificación que suelen ser los mejores para la agricultura. Para los participantes en la ENEA la modificación de usos del suelo y el abandono de aquellas prácticas tradicionales que eran respetuosas con los ciclos bioquímicos naturales es un problema importante.


La política en el campo de la restauración del medio degradado cubre los siguientes aspectos: 1) recuperación de las orillas de los ríos, 2) restauración de canteras y minas, demolición de estructuras abandonadas, construcción de escalas de peces..., 3) eliminación de tendidos eléctricos. Los participantes en la ENEA apuntan el problema de que no se restauran todas las canteras.


  • Ruido


El ruido es actualmente uno de los problemas ambientales más graves (por sus consecuencias) y más difíciles de resolver (por su inserción en la cultura de la sociedad), aunque en Navarra no se diagnostica como destacable a excepción de determinadas zonas urbanas y determinadas horas, aspectos a los cuales habría que dedicar especial atención. Para los participantes en la ENEA, nuestra cultura es ruidosa y no existe conciencia del problema (sí de los grandes problemas ambientales pero no de los pequeños y cercanos), aunque sin embargo sí es “quejosa” cuando sufre el ruido. Se produce un exceso de ruido en las calles, debido a la escasa educación y colaboración (corresponsabilidad) ciudadana, que es sobre todo individualista; a que se grita mucho y se pone muy alta la música, por razones diversas entre las que pueden estar que se esté produciendo una pérdida de oído en los habitantes de las ciudades y/o la necesidad de destacar socialmente más.


A efectos de la gestión ambiental, es importante distinguir entre los diferentes tipos de ruido: estructurales (los generados por el aparato productivo; los generados por su metabolismo social –construcción, tráfico, limpieza...); protocolarios (o de socialización de los individuos), porque su gestión debe ser muy diferente.
Son los ruidos estructurales los que interesan, y en especial aquellos generados por el aparato productivo de las ciudades y los producidos por su metabolismo social. Los primeros van desapareciendo poco a poco, a medida que las actividades industriales van saliendo del centro de las ciudades. De los segundos, los ruidos derivados del tráfico son los más destacables, y sobre los que se están planteando políticas urbanísticas y tecnológicas (firmes menos ruidosos). Para los participantes en la ENEA, la manipulación de los tubos de escape en las motos es uno de las causas más destacables, como también el diseño o utilización inadecuada de máquinas o vehículos.
Los ruidos protocolarios (de socialización) cuando se producen por grupos más amplios que los individuales o familiares, y en espacios públicos, se amplía como problema ya que aumenta no en proporción aritmética con el crecimiento del grupo productor, sino que se dispara en proporción exponencial. En nuestras ciudades esto deviene en conflicto. Un ejemplo de este tipo de ruidos y su problemática es aquel causado por las zonas de concentración de ocio juvenil de fin de semana. Para los participantes en la ENEA, el ruido en establecimientos y hostelería (fin de semana, fiestas...) es un problema muy destacable y tiene su causa en el volumen de los equipos de sonido en bares, pubs, etc.


  • Energía

La energía es un área clave de las decisiones sociales porque la política energética atraviesa la totalidad de los patrones de la cultura. El modelo energético, el tipo de energía por el que se opta, la forma de producirla y consumirla, determina hoy más que nunca el tipo de sociedad y de ahí la importancia del tema, que supera ampliamente los meros aspectos técnicos.


Los sectores más consumidores de energía son el transporte, la industria y el consumo doméstico, por lo que cualquier política energética debe incidir prioritariamente en estos sectores. Para los participantes en la ENEA, existe un uso irracional de la energía, con un importante despilfarro energético, debido para algunos a la economía de mercado que no aplica la “sostenibilidad”; a la falta de mentalización de ahorro (la energía que menos contamina es la que no se consume); al desconocimiento de las técnicas de aprovechamiento energético; a la comodidad y a la dejadez.
Los problemas ambientales asociados a la producción y consumo de energía son diversos, entre los que destacan la emisión de contaminantes a la atmósfera, algunos de ellos causantes de los cambios globales (calentamiento atmosférico).
En el plano de las Energías Renovables, Navarra destaca por su apuesta por la energía eólica, cuyos impactos negativos más destacables se sitúan en las posibles interferencias y muertes de aves en algunas zonas, y en el impacto paisajístico, ya que necesariamente han de ubicarse en colinas y crestas despejadas y bien visibles. Globalmente, sin embargo, presentan un impacto socioambiental positivo al evitar la importante contaminación atmosférica que genera las energías fósiles. Navarra en estos momentos alcanza un 56% de consumo de energía por renovables, previéndose llegar al 87% a finales del 2003. Para los participantes en la ENEA, el problema de la energía se deriva de que todavía utilizamos energías no renovables, y, según algunos participantes, falta un todavía mayor impulso institucional y empresarial al desarrollo de energías renovables como la solar.
El Plan Energético de Navarra tiene entre sus principales objetivos: 1) el incremento del uso de energías renovables no contaminantes (energía hidroeléctrica y eólica), 2) el incremento del uso del Gas Natural, al ser un combustible menos contaminante y de mayor rendimiento, 3) el ahorro energético. Algunos de los participantes en la ENEA valoraron el plan críticamente, y consideran necesario un debate más amplio sobre éste.

  • Residuos

Preocupan cada vez más todos los procesos de generación creciente de residuos en las sociedades modernas desarrolladas, produciéndose una ecuación de correspondencia positiva entre el nivel de desarrollo económico y la cantidad de residuos, de manera que las sociedades actuales podrían caracterizarse como Sociedades del Desperdicio, lo cual ha llevado al desarrollo de políticas de minimización y reciclaje. Por otra parte, se está produciendo un aumento importante de residuos peligrosos en algunas partes del denominado Tercer Mundo, por la deslocalización industrial en los países económicamente desarrollados que tienen políticas ambientales más activas. Para los participantes en la ENEA se producen demasiados residuos de todo tipo debido a: la economía de mercado que no valora suficientemente las externalidades (sistema de producción); el sistema de distribución de la riqueza; el consumo irresponsable de bienes en general y de alimentos envasados en particular al ser más cómodo, no valorar el costo ecológico del envase y por la publicidad engañosa. Por otra parte, la reutilización de los productos es más incómodo, puesto que “no merece la pena”. En general, debido a la “fragilidad humana” y el hedonismo social, y, sobre todo, a la inexistencia de una cultura asentada en la población y sus gobernantes que perciba la necesidad de resolver el problema.


Los residuos sólidos urbanos o asimilables preocupan en todas las sociedades porque su incremento produce una demanda de espacio para vertederos -que conllevan controversia social- pero, sin duda, los que más preocupan son los peligrosos, para muchos de los cuales todavía no existe tecnología de tratamiento final, aunque sí celdas de seguridad y empresas que gestionan estos residuos. Sobre los primeros, Navarra se adelantó (con la gestión de las Mancomunidades de la Comarca de Pamplona y de Montejurra) a las previsiones de la Ley Básica de Residuos, que obliga a la recogida selectiva de las basuras en los municipios de más de 5000 habitantes, aunque todavía queda camino por recorrer en un enfoque integral de los residuos. Las únicas que llevan a cabo el compostaje de la materia orgánica son las de Montejurra, Pamplona, Ribera y Ribera Alta. Otras zonas donde se recicla de manera directa son Ribera, Ribera Alta y Mancomunidad de Mairaga. La Mancomunidad de la Ribera ha instalado una planta de reciclaje recientemente, que ya está funcionando. Finalmente destacar que existen deficiencias en la gestión de los lixiviados en los vertederos de Bortziriak y Eska-Salazar, y, en menor medida, en Sangüesa, Arga-Valdizarbe, Estella, Zona 10 y Goizueta. El Gobierno de Navarra ha elaborado un Plan Integrado de Tratamiento de los Residuos que plantea una red de puntos limpios; un sistema de valorización reciclaje; la recogida selectiva en 19 mancomunidades; 3 plantas centralizadas de reciclaje y compostaje (Pamplona, Montejurra y Ribera Baja); la eliminación de 7 vertederos acondicionados; la clausura y sellado de 9 vertederos. Para los participantes en la ENEA, sería preciso incrementar aún más el actual nivel de reciclaje y de tratamiento completo de separación y recuperación (compost); mejorar el proceso en cuanto a mayor cantidad y optimización de la localización de los recipientes de recogida de residuos separados; mejorar la participación ciudadana en los procesos de separación de residuos, insuficiente todavía debido a la poca información de la importancia de la recogida selectiva, la comodidad por parte de las familias/profesorado, a que no valoran la importancia de separar los diferentes productos, a que no les beneficia de forma directa, y a la comodidad. Otros problemas que algunos participantes destacaron fueron la suciedad en los suelos (vertederos, papeles, basuras, defecaciones caninas...) debido a la falta de hábitos de higiene pública, a la falta de conciencia de las repercusiones de nuestros actos, a no tener en cuenta las necesidades de los otros, a la indiferencia por el entorno más inmediato.
En cuanto a los residuos industriales, el Plan Gestor de Residuos Especiales tiene por objeto aminorar la generación de residuos industriales, fomentar las tecnologías limpias y propiciar la reutilización y reciclaje de materias, así como resolver la eliminación de residuos. Para los participantes en la ENEA, existe una carencia de infraestructuras adecuadas para el tratamiento y almacenamiento de residuos peligrosos, que, en algunos aspectos, debería ser de ámbito nacional, pudiéndose producir todavía vertidos incontrolados; faltan gestores adecuados; falta una clarificación de lo que es residuo (también en la agricultura); faltan tecnologías adecuadas; existe un desconocimiento de los agentes químicos y las mercancías peligrosas; y, para algunos de los participantes, la normativa es muy cerrada.


  • Biodiversidad, Hábitats y Espacios de Interés, Paisaje

Navarra es una de las regiones más favorecidas de Europa en cuanto a biodiversidad (diversidad genética, especies, etc.) se refiere. Su medio natural es una fuente de riqueza que genera beneficios ambientales, económicos y sociales. El rasgo que define mejor su personalidad natural es su globalidad: tiene un poco de todo, pero a la vez es frágil, ya que apenas existen especies exclusivas. Se remite aquí a la Estrategia Navarra para la Conservación y el Uso Sostenible de la Diversidad Biológica para la explicación pormenorizada de sus valores naturalísticos. Solamente mencionar que Navarra cuenta con tres Parques Naturales (Señorío de Bertiz, Urbasa-Andía y Bardenas Reales), y que se está estudiando el tema de los LIC (Lugares de Interés Comunitario) y redactando los planes de gestión para estos; es importante señalar que existen 13 Zonas de especial protección para las aves (ZEPAS) y 14 Areas de protección de fauna (APFS), dos zonas húmedas declaradas Reserva Natural, de importancia internacional.


El análisis realizado por los participantes en la ENEA dio el siguiente resultado:


  • Pérdida de Patrimonio Natural y Social, debido a la pérdida de relación con el medio, al antropocentrismo, a la destrucción de la cultura como acumulación de conocimientos en relación con la naturaleza.

  • Suciedad, residuos en el medio natural. Suciedad en merenderos, entornos naturales al no haber infraestructuras adaptadas que producen una espiral degenerativa, accesos no adaptados, escasa o ninguna información. Los montes contienen basura, ya que a los usuarios no les preocupa lo que se puedan encontrar los que vienen detrás.

  • Necesidad de mayor información y control del sector cinegético, que controle la presión humana excesiva.

  • Desaparición de caminos, setos, vegetación autóctona, causados por las labores agrícolas agresivas, las concentraciones parcelarias y la falta de concienciación y educación de los agricultores.

  • Recolección indiscriminada de frutos y plantas.

  • Incendios, debido a una falta de concienciación sobre los bosques.

  • Para algunos participantes, mal uso de los recursos naturales y pérdida de hábitats, debido a la construcción de grandes infraestructuras.


  • La actividad agraria

Los principales retos ambientales a escala europea proceden de la actividad agraria, por su aguda e inmediata influencia en recursos de importancia tan básica como los suelos y el agua, así como en la calidad de los alimentos para la población.


En el caso de Navarra, los problemas ambientales con origen en el sector agrario pueden sintetizarse así:
Cultivos intensivos. Debido a su intensificación general en la agricultura moderna (con la consiguiente aportación de productos químicos, alto consumo de agua y energía) se producen impactos de degradación del suelo y del agua por: pérdida de fertilidad del suelo; erosión; sobreexplotación de recursos biológicos; modificación y destrucción de ecosistemas y hábitats por uniformización y homogeneización del suelo y las prácticas de laboreo; concentración parcelaria y roturación de setos, regatas, barrancos, ribazos de caminos y manchas, y bandas de vegetación natural aislada; introducción de especies exóticas; creación de condiciones favorables a la aparición de plagas; contaminación química.
La ganadería intensiva causa igualmente impacto ambiental por la producción masiva de vertidos orgánicos de alto poder contaminante, y por el estrés animal que repercute en la calidad de las carnes y otros productos.
En cuanto al sector forestal, cabe sintetizar que los bosques en muchas partes del mundo están sometidos a una fuerte presión de desarrollo y a una mala gestión. En Navarra, el Plan Forestal de Navarra, aprobado en 1988, se ha dirigido a: nuevas ordenaciones forestales (de 5.000 Ha. En 1996 a 32.400 Ha. en el 2000); revisar y ordenar según criterios de multifuncionalidad; incrementar los presupuestos públicos dedicados a los montes; recuperar la actividad forestal en zonas que había sido abandonada.
Muchos de los problemas que han detectado los participantes en la ENEA ya se han situado en epígrafes de agua, suelo y otros. Algunos son: Simplificación del paisaje, debido a la mejora de la productividad agraria (concentración parcelaria); Contaminación por productos fitosanitarios; Desconocimiento de los medios de producción agraria, de las medidas compatibles con la producción y calidad de los alimentos. Algunos de los participantes han puesto el acento en la impermeabilización del medio rural para “usos no tradicionales”, debido a la patrimonialización exclusiva del medio natural por parte de la población rural.


  • El turismo

El turismo es una de las actividades con más impacto ambiental, variando según características de las zonas consideradas. En Navarra todavía el turismo no ha alcanzado la significación que tiene en otras Comunidades Autónomas, lo que da una oportunidad a planificar su desarrollo de forma prudente desde un punto de vista ambiental.


Aunque el turismo se sitúa siempre en el sector servicios, la realidad es que es considerado como una industria productiva, que además explota recursos naturales de calidad y creaciones culturales de altísimo interés.
Para Navarra está altamente recomendado el turismo de la naturaleza (o turismo verde, o ecológico) que, aunque de menor impacto que otros (pe. el costero) en cualquier caso debería ir rodeado de todo tipo de precauciones, precisamente para evitar su impacto socioambiental negativo.
Los participantes en la ENEA no destacaron asunto alguno con relación al turismo.


  • Consumo

El consumo es un sector económico de primer orden en las sociedades económicamente desarrolladas, ya que, a diferencia de sociedades anteriores, este consumo ha dejado de ser de elites para pasar a ser masivo, del conjunto de la población (aún con sus diferencias), siendo además esencial al funcionamiento del sistema económico.


El aumento del consumo es una de las razones principales de los problemas ambientales, existiendo una correlación positiva entre desarrollo económico de una sociedad y cantidad de consumo de bienes y servicios. La ecoeficiencia, a pesar de su incremento, no logra contrarrestar las consecuencias ambientales del incremento del consumo.
Para los participantes en la ENEA, en nuestra sociedad se da un alto nivel de consumismo de carácter irracional, debido a la presión de los elementos económicos sobre las necesidades que incitan a un consumo innecesario, y al valor que se otorga al dinero, produciéndose una injusta distribución de los bienes. El consumo es un fin en sí mismo para la mayoría de las personas. Se “vende” el consumo como forma ideal de vida. La escasez de recursos naturales es una de las consecuencias, debido a que consumimos “alegremente” todo tipo de recursos: agua, minerales, combustibles, y los residuos son una consecuencia “lógica” de dicha sociedad. En concreto, en el sector de oficinas y despacho, se produce un excesivo consumo de papel, debido al desarrollo de la informática y su bajo coste relativo, y al aumento de la necesidad de comunicación. A ello hay que añadir la escasa utilización de papel reciclado, al existir todavía poca sensibilidad al respecto y escasa aceptación de su estética (a diferencia del papel blanco, que es más contaminante).


  • Economía, Sistema productivo

El grupo de normas ISO 14000 integra la política ambiental en la gestión de la empresa, utilizando criterios ambientales en los procesos de planificación y toma de decisiones. Estas normas son de carácter voluntario. En Navarra, un número destacable de empresas está calificado según esta normativa. Además, el programa SUMA compromete a ramas enteras de actividad. Otro aspecto ambiental a destacar es la importante demanda del recurso suelo para el desarrollo industrial.



Los participantes en la ENEA realizaron los siguientes análisis de este sector:


  • “Dependencia de recursos materiales fósiles debido al tipo de input utilizado, especialmente en el transporte. Enriquecimiento rápido.

  • El derecho de propiedad no debería significar poder destruir, puesto que el medio ambiente es un Bien Común. Además, no se da una valoración económica del patrimonio ambiental.

  • La gestión global de la empresa no incluye el medio ambiente, ya que: éste es considerado como solución final, y está poco integrado en la organización; escasa exigencia y controles por parte de la Administración; elevado número de empresas externas que controlar; escasa implicación de las empresas proveedoras.

  • Abuso de los avances tecnológicos como medio de producción, sin pensar en las consecuencias.

  • Un modelo de desarrollo basado únicamente en la satisfacción de las necesidades de las generaciones actuales.

  • Conservación de la biodiversidad desde puntos de vista muy “fundamentalistas”.

  • Producir sin perjudicar al medio ambiente en ocasiones supone un incremento de costes. Hay que resaltar que no hay sanciones ejemplares ni tampoco premios por hacerlo bien.

  • Para algunos participantes, insuficientes certificaciones en ISO 14000, debido a que debían ser obligatorias”.


  • Sistema de Poblamiento y Ordenación del Territorio

Pese a las cualidades objetivas del territorio navarro, como son sus reducidas dimensiones y el buen conocimiento geográfico y bioclimático que sobre él se posee, no se ha llegado a hacer realidad ningún tipo de ordenación territorial global que pueda contribuir a la más adecuada gestión de los espacios y recursos de la Comunidad Foral. Sí que se están llevando a cabo planes por comarcas, las Normas Urbanísticas Comarcales; Pamplona ya tiene uno y está en trámites tanto el de la Ribera Baja y Ribera Alta. Además, se está trabajando en la Estrategia Territorial Navarra, que sustituye al antiguo proyecto de Directrices de Ordenación Territorial.


Para los participantes en la ENEA, vivimos en una sociedad que valora fundamentalmente el medio urbano, produciendo una fuerte concentración y saturación en las ciudades, por una ordenación y planificación inadecuada, y un despoblamiento rural, debido a la escasa renta agraria, servicios y a la edad media del agricultor. En general, el diseño urbano no tiene en cuenta el medio ambiente y su mejora, realizándose construcciones en zonas inadecuadas.


  • Las infraestructuras del transporte

El transporte produce importantes impactos socioambientales (negativos y positivos) en todos los países desarrollados, por cuanto supone de creación de infraestructuras de canalización y absorción de la movilidad general creciente. Que duda cabe, que las infraestructuras del transporte son absolutamente necesarias para el desarrollo económico y social de las sociedades actuales, por lo que se requieren llevar a cabo Evaluaciones del Impacto Socioambiental, de acuerdo con la legislación, para evitar el impacto negativo y maximizar el positivo.


Navarra, aunque se encuentra bien comunicada, interior y exteriormente, a través de su red de autopistas y carreteras, presenta ciertas deficiencias en cuanto al ferrocarril, ya que apenas ha evolucionado en los últimos decenios.
Para los participantes en la ENEA, el problema del transporte es debido a que utilizamos demasiado el transporte privado y poco el público, causando contaminación del aire, y al desarrollo de las infraestructuras de comunicación que impacta negativamente en la conservación de la naturaleza, por la fragmentación de las poblaciones. Además, algunas evaluaciones de impacto ambiental son deficientes en sus análisis.


  • Normativa y Políticas Públicas

La Comunidad Foral tiene competencias transferidas en materia de Ordenación del Territorio y Medio Ambiente. La normativa vigente en materia de medio ambiente a nivel foral incluye los temas de 1) Protección y gestión de la fauna silvestre y sus hábitats, 2) los Espacios Naturales de Navarra, 3) la Protección y desarrollo del Patrimonio Forestal de Navarra, 4) Saneamiento de las aguas residuales de Navarra, 5) Gestión de Residuos Especiales y Control de Actividades Clasificados, 6) Evaluación de Impacto Ambiental.


Los participantes en la ENEA realizaron el siguiente diagnóstico:


  • “Legislación poco clara y deficiente, difícil, difusa y desorientadora, debido a la falta de comunicación entre legisladores ambientales y técnicos o especialistas, y a las excesivas competencias y organismos reguladores. Se precisa normativa actualizada.

  • Para algunos de los participantes, falta de flexibilidad de la Administración y de progresión en las aplicaciones legales.

  • Diferentes discursos en las políticas públicas del medio ambiente.

  • Pocos recursos económicos para el medio ambiente.



  • Gestión Ambiental



Aunque la gestión ambiental ya ha sido desarrollada en cada una de las temáticas anteriormente analizadas, los participantes en la ENEA hicieron una serie de consideraciones de tipo global que merecían un epígrafe en sí mismas, con los siguientes resultados:


  • “Demasiada división del conocimiento y las instituciones educativas por disciplinas científicas, en vez de por enfoques interdisciplinares. Uso del concepto ambiental de forma sectorial.

  • Escasa cultura participativa en la sociedad. Se desconfía de la utilidad de los procesos de información pública. Para algunos participantes, existe poca colaboración entre administradores y comunidades en materia de medio ambiente, debido a la transferencia de competencias.

  • La formación agroambiental a veces no se ha entendido como una herramienta útil para el desarrollo, sino que se ha percibido como un freno al desarrollo.

  • Escasa gestión ambiental en zonas rurales, debido a los escasos recursos endógenos, y a la dificultad de acción exógena efectiva en zonas rurales, por una falta de sensibilización ambiental en las zonas rurales y por su escasa valoración (se prefiere la ciudad).

  • Para algunos participantes, la política ambiental es poco agresiva y está mediatizada por los condicionantes económicos. El medio ambiente da prestigio social y es aparentemente eficaz, pero está presentando escaso diálogo social”.


  • Información Ambiental

La información es una de las áreas relevantes de las políticas ambientales de las sociedades democráticas. De hecho son sociedades que se vienen denominando Sociedad de la Información, donde el acceso y producción de información es el más amplio que ha existido en toda la historia de la humanidad.


Los medios de comunicación de masas juegan un papel clave en la difusión de la información, y el desarrollo de internet es el último de los medios de captación y difusión de información.
La información emitida directamente por los actores sociales implicados en las cuestiones ambientales interesa especialmente para el caso de esta Estrategia.
A pesar de esa masividad de información, los participantes en la ENEA consideran que existe un fuerte desconocimiento en el ámbito local de las relaciones causa-efecto ambientales, así como de la normativa ambiental, debido a que hay una falta de información concreta y, en cambio, mucha información global en la que es muy difícil implicarse. El exceso de información de los temas conservacionistas anula la implicación de las decisiones sectoriales concretas. Además, no se asumen las responsabilidades de cada sector (pe. las derivadas de las conclusiones de la Evaluación de Impacto Ambiental), y hay una falta de personas especializadas en Educación Ambiental.


  • Concienciación, Valores, Representaciones Sociales

La cultura puede ser entendida como un conjunto relativamente integrado de ideas, valores, actitudes, aserciones éticas y modos de vida, dispuestos en esquemas o patrones que poseen una cierta estabilidad dentro de una sociedad dada, ordenando así la conducta de los individuos.


A efectos analíticos conviene distinguir entre creencias, valores, normas y comportamientos. No es lugar éste de profundizar en estos conceptos y sus relaciones, pero sí de recordar la importancia que tienen en lo relativo al cambio social, y, en el caso que ocupa a esta Estrategia, hacia un desarrollo sostenible.

Las respuestas con relación a la concienciación, están manifestando en los individuos representaciones sociales de los sistemas culturales y los sistemas de valores, por lo que el diagnóstico habría que enmarcarlo en ese contexto.


En el capítulo dedicado a los resultados de la Encuesta General se desarrollan estos aspectos.
Por su parte, los participantes en la ENEA hicieron el siguiente análisis con relación a la temática de la concienciación y los valores sociales sobre el medio ambiente.


  • “La idea que se tiene sobre cómo deben relacionarse los humanos con su medio ambiente (persona = dominadora de todo lo vivo / no vivo), responde a una visión dicotómica Sociedad/Naturaleza, al no abundar más en la investigación sobre qué es el ser humano y qué es el medio ambiente, que nos aporte guías de comportamiento.

  • Las sociedades actuales tienen un gran potencial para cambiar el entorno.

  • La actuación sobre la naturaleza se basa sólo en los sentimientos, y no se ha aprendido lo suficiente a coordinar vitalmente los sentimientos y la razón.

  • No se enseña a los alumnos desde pequeños a cuidar el medio ambiente, debido a la falta de interés por parte del profesorado y de los propios alumnos, y a la falta de información.

  • Se produce una falta de respeto a las personas, de egoísmo frente a solidaridad.

  • Sentimiento de acoso de los empresarios, por parte de la sociedad, que les hace pensar en defenderse más que en buscar soluciones.

  • Cultura empresarial poco sensible al medio ambiente, por el exceso de preocupación por la opinión pública, que hace tomar posturas de intransigencia. Se necesita transmitir a los responsables de las empresas la nueva legislación que surge; debe informarse sobre alternativas para resolver sus obligaciones.

  • Falta de tradición y enfoque ambiental de las actividades empresariales.

  • Falta de conocimientos concretos en la solución de problemas ¿conciliables? con el desarrollo rural.

  • Falta de percepción sobre el impacto que las acciones individuales tienen sobre el bien común llamado medio ambiente. No se conoce la incidencia de las acciones personales. Percepción de los problemas del medio ambiente como algo “ajeno” a nosotros.

  • Falta de conciencia sobre el agotamiento de los recursos naturales.

  • Gran parte de la degradación es invisible.

  • Falta de motivación individual y social.

  • Concepto de campo (zona rural) = esparcimiento.

  • Falta o pérdida de principios. Insolidaridad con el medio ambiente mientras haya abundantes recursos (agua, energía, etc).

  • Se habla mucho de medio ambiente pero se compromete menos, por ejemplo ¿en qué y cuánto consumimos?, debido a la falta de compromiso.

  • Falta de conciencia de la sociedad en general de la necesidad de la agricultura y la ganadería, debido a: desconocimiento de la labor agrícola y ganadera; a la confusión entre medio ambiente y realidad natural; a la falta de educación social sobre la labor agroambiental de las cooperativas agrarias; a la necesidad de un desarrollo sostenible.

  • Uniformidad en la conciencia, debido a la suplantación de la opinión por la “receta de los medios de comunicación”.

5

Ecobarómetro: Percepción Social de la Población navarra sobre el Medio Ambiente y la Educación Ambiental

Los resultados de la encuesta10 aportan la percepción social de los navarros sobre este asunto; es decir, cómo lo conceptualizan, cómo lo evalúan, cómo lo sitúan en su escala de valores. Las respuestas pueden coincidir o diferir de otros resultados técnicos sobre los problemas ambientales, pero, aquí se aporta la visión de la sociedad sobre los mismos (lo que se percibe como problema, es un problema, al menos mientras no haya la ocasión de demostrar lo contrario).


Las contestaciones de opinión expresan de forma bastante fidedigna la opinión que los encuestados tienen en esos momentos sobre los asuntos a los que hace referencia la encuesta. En cambio, las respuestas sobre valores y comportamientos nunca coinciden, y de hecho siempre presentan contradicciones. Esas contradicciones sin embargo no son tales, ya que los valores expresan no tanto un comportamiento real actual, sino una visión de sociedad, una imagen del futuro deseable, y ahí es donde radica su gran validez. La traducción de esos valores en comportamiento concreto requiere de cambios en diversas instancias no sólo privadas (como hábitos, recursos), sino también sociales (estructuras y marcos que hagan posibles esos cambios).
Creencias, valores, normas sociales y comportamientos son categorías diferentes y con lógicas en cierto modo independientes, por lo que no debería resultar extraño que no coincidan, como de hecho sucede. Las perspectivas teóricas más idealistas indican que el cambio de creencias y valores suele ir por delante del cambio de comportamientos y que, por tanto, con relación al asunto que se está tratando, la amplia difusión del ambientalismo en la esfera de la opinión pública y los valores anuncia su implantación práctica y la precede. Las perspectivas más materialistas sugieren lo contrario: que los nuevos comportamientos arrastran tras de sí un cambio de creencias y valores (conciencia). En realidad ambos puntos de vista son demasiado esquemáticos, y por tanto pueden ser complementarios, ya que los conflictos se dirimen en estructuras sociales y entramados institucionales específicos, que han de ser tenidos en cuenta en el análisis.
La Sociología del Medio Ambiente también ha puesto de manifiesto que existe una dualidad en términos de oposición entre el valor de cambio derivado del beneficio crematístico y el valor de uso obtenido de las funciones útiles de la naturaleza (incluyendo las económicas así como las estéticas y espirituales), y señala que mientras que los sectores económicos de elite atribuyen claramente la prioridad al primero (aunque actualmente se intenta también incorporar el medio ambiente como un valor de competitividad económica), los restantes grupos sociales oscilan en uno u otro sentido según las circunstancias, de forma sumamente inestable.
Sin embargo, una estructura inestable e inconsistente es también una estructura abierta a muchas posibilidades, abierta al cambio ambiental en este caso. Los valores pro ambientales aumentan, y eso es un factor de gran valor positivo que llama a articular políticas que posibiliten su traducción en comportamientos concretos por parte de los diferentes actores sociales.



  • Conclusiones Generales

El análisis de la percepción social del medio ambiente y la educación ambiental se ha realizado mediante la elaboración de una Encuesta General a la población de Navarra, presentando como conclusión global que la mayoría de los navarros:


  1. Sitúan al medio ambiente entre el conjunto de preocupaciones fundamentales, junto con los problemas políticos, los sociales y los relativos al Tercer Mundo.




  1. Consideran que, ambientalmente, Navarra disfruta de una mejor situación que otras Comunidades Autónomas y del mundo en general.




  1. Tienen una visión pesimista con respecto del estado futuro ambiental, en caso de que no se tomen las medidas pertinentes.







  1. Compartir con tus amigos:
  1   2   3   4   5   6   7   8   9


La base de datos está protegida por derechos de autor ©psicolog.org 2019
enviar mensaje

    Página principal
Universidad nacional
Curriculum vitae
derechos humanos
ciencias sociales
salud mental
buenos aires
datos personales
Datos personales
psicoan lisis
distrito federal
Psicoan lisis
plata facultad
Proyecto educativo
psicol gicos
Corte interamericana
violencia familiar
psicol gicas
letras departamento
caracter sticas
consejo directivo
vitae datos
recursos humanos
general universitario
Programa nacional
diagn stico
educativo institucional
Datos generales
Escuela superior
trabajo social
Diagn stico
poblaciones vulnerables
datos generales
Pontificia universidad
nacional contra
Corte suprema
Universidad autonoma
salvador facultad
culum vitae
Caracter sticas
Amparo directo
Instituto superior
curriculum vitae
Reglamento interno
polit cnica
ciencias humanas
guayaquil facultad
desarrollo humano
desarrollo integral
redes sociales
personales nombre
aires facultad