La Cruz: Su Origen y Significado [039]



Descargar 157.63 Kb.
Página3/6
Fecha de conversión12.05.2019
Tamaño157.63 Kb.
Vistas175
Descargas0
1   2   3   4   5   6
La Cruz Ancorada

El Ancla o Cruz Ahorquillada

La cruz ahorquillada (o potencée) es en la forma de una T producida con la supresión del brazo superior de la cruz latina (la cuál hemos visto en los símbolos del sol derivados de los sistemas Asirio-Caldeos). Al signo se le atribuyen poderes mágicos aún hoy en día. El signo llamado la cruz Tau, de la letra griega tau, se deriva de la veneración de los egipcios desde sus días prehistóricos, de la cruz ancorada o llave de la vida, la cuál es una cruz potencée coronada por una horquilla conocida como un Ancla (ver ERE, fig. 11).


El Ancla se ve, en la mayoría de los monumentos antiguos, en la mano de un dios, sacerdote o rey (D´Aviella, ibid.) y con la diosa Sekhet (Encic. Cat, Vol, IV, p 518).
Budge nota los nombres de las serpientes que guardaban los pasillos en el reino del dios Séker. Estos eran nueve lo cuál se corresponde con los dioses de ascensión shamánica. De estos, el primero, tercero y noveno derivan sus nombres del uso del Ancla. Ancla es el segundo jeroglífico para Narti-ancla-em-sen-f la primer serpiente nombrada, o el primero para Ancla-em fentu y Ancla-em-beu-mit para la tercera y novena serpient (ver Budge El Libro de los Muertos, Arkana, Londres, XCV f.).
El Ancla en los Misterios.

El simbolismo del Ancla como una llave a la vida no está confinado a los Egipcios y aparece con los Romanos en el dios Janus como el abridor. La precursora a esto aparentaría ser la diosa Frigia Cibeles que estaba ligada por los griegos a la diosa madre Rea.


Los sacerdotes de Cibeles, llamados Corybantes, y sus adoradores le ofrecían culto intenso y apasionado, llorando la muerte de su amante Attis con ceremonias solemnes, cánticos y oraciones, y luego dando rienda suelta al frenesí, júbilo y al canto para proclamar su resurrección espiritual (Drury, loc. Cit., p.54). De este modo el simbolismo, particularmente el de la llave y control de la muerte y renacimiento, fueron transferidos al cristianismo con suma facilidad.
La observación de las llaves en la teología de Aeon (ver Ulansey The Origins of the Mithraic Misteries (Los orígenes de los Misterios Mitraicos), Oxford, 1989) indica que está ampliamente difundido en el oriente, y que su simbolismo aún no ha sido cabalmente comprendido.
          1. El Ancla y la resurrección

En el siglo pasado y aún hoy, los arqueólogos, estaban divididos en cuanto al simbolismo del Ancla. Se sostenía que era:


  • Un Nilometro (Plucke);

  • La llave de una reclusa de canal (Zoega);

  • Una jarra sobre un alta r(Ungarelli);

  • Una forma degenerada de un globo alado (Layard);

  • Un falo (Jablonski);

  • Un pañete egipcio (Sayce);

En las pinturas en las tumbas, parece ser empleada por las divinidades para despertar los muertos a nueva vida. Los bajo relieves de la 12ava dinastía muestra a la diosa Anukit sosteniendo el extremo del ancla junto a las fosas nasales del rey Usertesen III:

Os doy vida, estabilidad, como Ra, eternidad.
En otros lugares, el Ancla simboliza vida, viviente (cf. Coemans Manuel de langue égytienne(Manual del lenguaje egipcio), Ghent, 1887, Pt. t. p .46, D‘Áviella, op, cit.).
La Cruz ancorada por lo tanto significa la resurrección y su uso precede al cristianismo. Por lo tanto la asignación la cruz coronada o ancorada es indicativa de la autoridad, entidades o sistema de la resurrección de los muertos. D‘Aviella sostiene que desde Egipto se volvió una señal mágica o propiciatoria que se propagó a los Fenicios y a todo el mundo semítico.

Su presencia se ha visto en bajo-relieves, tumbas cacharros, joyas, monedas desde Cerdeña hasta Susana, a lo largo de la costa Africana, en Frigia, Palestina y la Mesopotamia. Sobre monumentos de origen Fenicio o Hitita es sostenida en las manos de reyes o sacerdotes, como entre los Egipcios y está asociada al árbol de la vida y la flor de loto. Su gran importancia simbólica llevo a los pueblos que la adoptaron de losa Egipcios a combinarla con emblemas propios que presentaran formas o sugiriesen ideas afines. De ese modo los Fenicios derivaron de ella un emblema mixto, en el cuál la cruz ancorada está grabada sobre un cono representando la diosa Astarté o Tania, “la que da vida” ( ver Fig. 12)


Los griegos la antropomorfearon de manera que reprodujera las características de su diosa de la vida Afrodita, Harmonía, Artemisa de Efeso etc. ( ver fig. 13) ( D´Aviella, op, cit, p. 326 ).
No cabe duda de que el uso de la cruz asociada a los símbolos de la resurrección y nueva vida está irremediablemente asociado a la teología de los antiguos.
          1. La Cruz Tau

Los Galos llegaron a usar la Tau o cruz T para representar el martillo de Tor el cual era no sólo una máquina de destrucción, sino que como la tormenta, un instrumento de vida y fecundidad. Entre los egipcios la maza de dos cabezas, en los jeroglíficos se convirtió, en la cruz latina con el significado de destructor o vengador (ver Harlez Le Cult de la Croix avant le christianisme, La Science catholique, (El culto de la cruz antes del cristianismo, La Ciencia Católica), 15 de Feb. 1890, p.163).
D´Aviella afirma que en Egipto se han hallado una serie completa de sellos que marcan la transición desde la cruz ancorada o anssata al chi.ro o monograma de Cristo.
D´Aviella (cit. op.) afirma que:

La cruz ancorada o un signo similar se encuentra también en la India o América, donde se hallan grabados en monumentos en las ruinas de Palenque, así como también en trozos de cacharros recuperados de los montículos.


En un manuscrito Maya aparecen dos personas aparentemente en un acto de adoración delante de un árbol que tiene la forma de T, y donde un ave de forma similar a un papagayo se ha posado en el brazo superior de la cruz (ver fig. 16) (D´Aviella, ibid.).



          1. Compartir con tus amigos:
1   2   3   4   5   6


La base de datos está protegida por derechos de autor ©psicolog.org 2019
enviar mensaje

enter | registro
    Página principal


subir archivos