La constitucion y el animal



Descargar 403.52 Kb.
Página1/3
Fecha de conversión11.12.2018
Tamaño403.52 Kb.
Vistas91
Descargas0
  1   2   3


LA CONSTITUCION Y EL ANIMAL

Pierre Foy Valencia1

Resumen: En un esfuerzo de síntesis -toda vez que los componentes de éste item suponen muchos aspectos conceptuales a considerar- cabría señalar que la estimativa esencial sobre los Derechos de los animales2 radica -no obstante las múltiples corrientes que los promueven- en reconocer como sujetos de derecho a los animales, con lo cual se alteran los conceptos convencionales de los sistemas jurídicos contemporáneos. El Bienestar Animal es una concepción que postula un trato digno al animal, asumiendo que de todas maneras será utilizado por el hombre, cuidando considerar las 5 libertades del bienestar animal a las que nos referimos más adelante. El Antispecismo postula que del mismo modo en que se debe ser antirracista o antisexista por combatir esa prevalencia de razas o de género, igualmente hay que cuestionar la hegemonía de una de una especie (la humana) por encima de otras, es decir de los animales no humanos (en la terminología de Mosterín. En consecuencia el antiespecismo cuestiona el bienestarismo por no ser una postura que garantice la liberación plena del animal y ni la afirmación de los derechos del animal.
Abstract: In an effort to synthesize all - time components in this item involve many conceptual aspects to consider , it should be noted that the essential estimate on Animal rights radicals notwithstanding the many currents that promote , recognize as legal subjects animals , which conventional notions of contemporary legal systems are altered. Animal welfare is a concept which posits decent treatment to the animal, assuming that anyway will be used by man , taking care to consider the five freedoms of animal welfare to which we refer later. The Antispecismo postulated that the same way it must be racist or sexist to combat the prevalence of race or gender , must likewise question the hegemony of one species ( humans) over others , ie animals non-human ( in the terminology of Mosterín . Consequently the question antispeciesism welfarism not be a position to ensure full release of the animal and not the assertion of the rights of the animal.


Palabras clave: animal-derechos-sujetos de derecho-sistemas jurídicos-moral-etología
Key Word: Animal-rights-holders of rights-legal-moral systems-ethology
Sumario.
Introducción 1. Fuente material de lo constitucional animal. a. Presencia creciente del animal en la vida contemporánea. B. El animal y su impacto en los sistemas jurídicos. 2 Aspectos conceptuales que explican las fuentes materiales de la constitucionalización de lo animal. a. Nuevos paradigmas: i. Ecología profunda. ii. Complejidad. iii Enfoques sistémicos. iv. Derechos de la Naturaleza. v. Derechos de los animales, Bienestar animal y Antiespecismo. b. Conceptos previos: i Diversidad biológica. ii. Seres vivos. c. Animales. d. Sistemas de necesidad o utilidad en una economía global de la tierra plana. e. Ética Animal. 3. Declaraciones y tratados relativos a la cuestión animal. 4. Constituciónalización animal comparada. a. América Latina. b. Unión Europea. b. Europa. c. Asia. d. África. e. Oceanía. 5. Derechos fundamentales y animales. Conflicto de derechos fundamentales y bienestar animal. Referentes jurisprudenciales. 6. Excursus. 7. El animal y la Constitución peruana. 8. Jurisprudencia constitucional animal peruana. Conclusiones y estimativas de conjunto.

Introducción

El impacto de la presencia del animal en la vida del hombre en las diversiformes sociedades es una constante cultural a través de la historia. Sucede que la trama mediática contemporánea ha contribuido en hacerla aparentemente más ostensible, aunque ciertamente independientemente de ella igual ocupa un creciente escenario en la multivariedad de actividades y necesidades antrópicas. Algo similar cabría afirmar decir respecto el impacto de esta “zoo presencia” en los sistemas jurídicos o mejor aún -desde una Key lontanaza histórica, menos occidentalizada- en los sistemas de control social más amplios. En efecto, en dicha trama también se evidencia una conexión constante entre control social - jurídico y animal. En este marco contextual, para el presente ensayo nuestro propósito consiste en identificar algunos elementos demostrativos y explicativos acerca de los procesos de constitucionalización en relación con la “cuestión animal.”3.



  1. Fuente material de lo constitucional animal



    1. Presencia creciente del animal en la vida contemporánea

Recientemente el difusor nacional de la ciencia Tomas Unger –aunque para avalar en cierta medida a la tauromaquia- expresaba que:

Nuestra existencia, al menos en los países más desarrollados, está ligada al consumo de miles de millones de animales (cifras de 9 ceros). Solo en pollos cada año se consumen más de 20.000 millones de animales. El ganado consumido se cuenta en cientos de millones de cabezas al año. La cría de animales para consumo humano es una de las mayores industrias, que ha alcanzado la mayor eficiencia en convertir alimentos, en su mayoría de origen vegetal, en carne. La manera más eficiente de hacerlo supone ignorar totalmente los instintos y naturaleza del animal y mantenerlo vivo hasta que alcance las características más adecuadas para convertirlo en alimento más rentable. Las condiciones en las que se logra esto van de lo sórdido a lo macabro: patos clavados al piso alimentados por bombeo para hincharles el hígado. Gallinas que no caminan, reses que no pastan, chanchos colgados vivos para desangrar, etc. Es parte de nuestra cultura, como lo son las manifestaciones para que no se usen animales en experimentos biológicos y médicos4

Por cierto, se trata de una evidencia contundente de la presencia de lo animal en los más vital y biológico de lo humano, es decir la alimentación. Sin embargo, esa presencia no se reduce sólo a ello sino que es de orden multidimensional. En el curioso trabajo de Abad Carretero5, se aprecia una aproximación interpretativa de la relación hombre - animal a partir de la postura del célebre biocientífico Jean Rostand y su obra El hombre y la Vida (FCE, México 1960), quien “prescinde en sus juicios de todo humanismo” –acaso procurando descontaminarse de un cierto e inevitable antropocentrismo- y reconoce que el hombre no obstante ser un animal sui generis, sin embargo es animal al fin6

Carretero establecerá un discusión de la relación Ciencia y animalidad (reflexionando e interrogándose a acerca de la superioridad del animal sobre el hombre, la práctica de la vivisección en animales y hombres o la relación entre animales, libertad y la muerte), la Psicología y animalidad (vg. la psicología y el animal a los animales), Literatura, arte y animal (vg. animales fantásticos, loa animales y las artes; el animal y el séptimo arte; la fábula y el animal; los animales y el refranero) y finalmente el Sentimiento popular y los animales (vg. los parques zoológicos; el toro, el torero y el público; los bailes y las canciones; los cocodrilos y las cotorras). Más que la valoración –discutible- acerca de la superioridad humana sobre el animal, lo rescatable es la visualización de la trama multirelacional hombre – animal.



A su turno, otra aproximación cautivante sobre “El hombre y los animales”7 nos la ofrece Yuri Dmítriev a partir de los siguientes enfoques relacionales:

El Hombre (respecto los animales)8


Adora y maldice

vg. animales sagrados (bueyes, vacas, escarabajos, pájaros diversos); las relaciones totémicas (como descendencia de los animales); juicios a los animales en la edad media; hombres animales y los animales demonios.

Conoce y estudia

vg. el darwinismo y la zoogeografía; el sistema de la naturaleza de Linneo; “La vida de los animales” de Alfredo Brehm (1829.1884)9



Descubre y encuentra

vg. el Siglo XX siglo de admirables descubrimientos en zoología; los avances de la entomología

Cree duda , busca

vg. los seres fantásticos y la criptozoología


Mata y destruye

vg. la matanza de los bisontes en América del Norte (Kansas); la caza y eliminación indiscriminada de especies y su puesta en peligro de extinción; los negocios peleteros


Protege y salva

vg. sistemas de protección y conservación de animales y especies;


Estudia y aprende

vg. los sistemas animales como fuente de conocimiento y aplicación tecnológica.

En buena cuenta, esta presencia multidimensional de lo animal en el hombre y cultura humana, se expresa mediante un sinnúmero de manifestaciones ya sean históricas, religiosas (vg. zoolatría y otras representaciones), artísticas, literarias (vg. cuentos y bestiarios, no sólo medievales10), alimenticias (incluyendo lo vestuario), deportivas (v.g «correr como gacelas, «nadar como peces), tecnológicas (vg. la analogía aves / aviones); psicológicas y emocionales (vg. sentimientos biófilo, mascotismo11), patológicas (vg. bestialismo, crueldad con los animales); sanitarias (vg. la gusanoterapia, antídotos de ofídios), científicos (vg. experimentación), defensa social (vg. perros policías y de rescate); la guerra y los animales12, y la lista resulta interminable.

    1. El animal y su impacto en los sistemas jurídicos

Una expresión del correlato jurídico de la presencia de lo animal en el hombre en tiempos modernos se puede apreciar por ejemplo en la obra del pionero en la defensa de los "derechos de los animales" y activista vegetariano, Henry Stephen Salt “Los derechos de los animales” (1862), que si bien tiene ese acento rescata dicha presencia.

En nuestro país es interesante destacar la tesis del año 1914 para optar el título de Doctor en Jurisprudencia por la Universidad Nacional Mayor de San Marcos de parte de Alfredo Gonzáles Prada, titulada El Derecho y el Animal13 quien no reclamaba un derecho para los animales más si un respeto moral14. Al referirse a la evolución del Derecho sobre los animales Santiago Muñoz Machado el jurista español considera que es necesario que se explique la significación de los animales en el concierto general de la naturaleza como paso previo a cualquier consideración o descripción en el orden jurídico. En ese sentido el autor pasa revista a tres grandes componentes diacrónicos (fases cronológicas) para una mirada jus histórica15:



  1. El conocimiento de los animales

  2. El derecho de los animales cosas

  3. De la Filosofía de los animales máquinas a la teoría de los derechos de los animales (Foy 2011: 11 y ss).

De la revisión de los contenidos de algunas principales revistas especializadas se puede dar cuenta del sinnúmero de multiconexiones de las disciplina jurídicas con el animal.16.



  • Animal Law Review. Law School of Lewis and Clark University just outside Portland Oregon, USA. http://law.lclark.edu/law_reviews/animal_law_review/

  • The Journal of Animal Law & Policy. Stanford Law School http://sjalp.stanford.edu/about.html

  • Journal of Animal Law. Students of Michigan State University College of Law http://www.animallaw.info/policy/pojouranimlawinfo.htm

  • Animal law addresses legal issues pertaining to the rights and welfare of animals. Cleveland-Marshall College of Law / Cleveland State University https://www.law.csuohio.edu/lawlibrary/guides/animal#specializesources

  • International Animal Law http://www.animal-law.biz/

  • Animal Health and Animal Welfare. Unión Europea http://ec.europa.eu/food/animal/index_en.htm

  • Revista Brasileira de Direito Animal (Brazilian Animal Rights Review) http://www.animallaw.info/policy/pobraziljourindex.htm

http://www.abolicionismoanimal.org.br/revistas.php?cod=17



  1. Aspectos conceptuales que explican las fuentes materiales de la constitucionalización de lo animal



    1. Nuevos paradigmas



      1. Ecología profunda

Si bien es cierto el Profesor Arne Naess introdujo el término "movimiento de ecología profunda" en la literatura ambiental, ya lo había concebido con anterioridad Aldo Leopold en su célebre A Sand County Almanac ("Almanaque del Condado Arenoso" - 1949) en donde hizo célebre el fragmento de “pensar como una montaña “Thinking like a mountain”, posteriormente identificado como el gran propósito de la ecología profunda.
Naess, (Inquiry 1973)17 interpretará un nuevo espíritu cuyo elemento unificador vendría a ser el fuerte sentimiento hacia la igualdad para con el planeta y sus distintas formas de vida, por oposición el llamado ecocentrismo al cual denominará deep ecology movement (movimiento de ecología profunda de largo plazo).por oposición a la short-term shadow ecology movement (movimiento de ecología superficial de corto plazo).18
Esta mirada profunda del ecologismo19 contribuirá en el terreno de la ecología política y los movimientos animalistas a reivindicar lo animal más allá del enfoque moderno racional y cartesiano que lo concebía como una máquina o elemento natural pero instrumental al servicio del hombre y se reintegrará a tradiciones occidentales como las del pensamiento de San Francisco (hermano sol, hermana luna)20


      1. Complejidad21

La complejidad entendida como un proceso de conocimiento simultáneo, de múltiples aproximaciones e interactivo, es postulada por el pensamiento complejo de Edgar Morin que nos conduce a:

un modo de construcción que aborda el conocimiento como un proceso que es a la vez, biológico, cerebral, espiritual, lógico, lingüístico, cultural, social e histórico, mientras que la epistemología tradicional asume el conocimiento sólo desde el punto de vista cognitivo. Este nuevo planteamiento tiene enormes consecuencias en el planteamiento de las ciencias, la educación, la cultura, la sociedad.22

Este enfoque ciertamente “colabora” en esta relectura de la relación hombre animal o de la comprensión del reino animal como refiere el propio Morin23 en la medida que el animal es parte de un complejo viviente, inclusive más allá de los colectivos animales. Como lo formulan Carlos Eduardo Maldonado y Nelson Alfonso Gómez Cruz al referirse al mundo de las ciencias

de la complejidad:
3.4. Inteligencia de enjambres

El estudio de los colectivos de animales –los animales sociales, los insectos sociales (hormigas, termitas, himenópteros benéficos en general, pero también de los cardúmenes y las manadas)– ha arrojado luces maravillosas acerca de la arquitectura y la topología de la naturaleza; y por tanto, también acerca de la sociedad humana en general. El rasgo definitivo ha sido el reconocimiento del siguiente hecho: la naturaleza no piensa ni actúa como la civilización occidental lo postuló siempre: secuencial, jerárquica, lineal, cardinalmente.

Por el contrario, la robustez de los sistemas naturales descansa en series en paralelo, en la ausencia de control central rígido, en la adaptación. La inteligencia de enjambre pone de manifiesto una inteligencia bastante mejor –por robusta y evolutiva– que la inteligencia humana tradicional: la de los 2.500 años de la historia de Occidente.24


      1. Enfoques sistémicos

Se suele sostener que el concepto de "sistema" (ergo, el enfoque sistémico) contribuyó a ensanchar la ciencia, así como la percepción e identificación del hombre contemporáneo como parte conformante de un conjunto más amplio que su mero entorno social25.

Dicha noción se ha convertido en la herramienta conceptual de mayor relevancia para muchas ciencias, no sólo para las ambientales o la ecología, sino para las ciencias jurídicas y la normativa contemporánea y no se queda en un asunto meramente académicas sino que de ello se desprenden estrategias y posturas políticas controversiales al tratar de instrumentalizar las miradas técnico científicas, como en el caso de los ecosistemas hidrológicos o los forestales. Al respecto la Ley General del Ambiente del Perú, N° 28611 del año 2005 señala:



Artículo 93°.- Del enfoque ecosistémico

La conservación y aprovechamiento sostenible de los recursos naturales deberá enfocarse de manera integral, evaluando científicamente el uso y protección de los recursos naturales e identificando cómo afectan la capacidad de los ecosistemas para mantenerse y sostenerse en el tiempo, tanto en lo que respecta a los seres humanos y organismos vivos, como a los sistemas naturales existentes.

      1. Derechos de la Naturaleza

La extensa literatura contemporánea sobre esta materia nos remite antecedentalmente al jurista Christopher Stone profesor de la Universidad del Sur de California cuando planteó que los árboles deberían tener derecho a representación legal y cuando sean objeto de daño también deberían tener derecho a la reparación. ("Should trees have standing?"- 1972: ¿Deberían los árboles tener derechos?). Hoy ésta discusión ampliada a la naturaleza en su conjunto, se ha plasmado inclusive constitucionalmente en las experiencias de Bolivia y Ecuador (vg. los derechos de la mama pacha), aunque no exentas de un cierto instrumentalismo político que destiñe o “desnaturaliza” la sustancia del enfoque.

Si bien no hay unanimidad en la postulación de tales derechos, se tiende a considerar que la Naturaleza, “sigue siendo asumida como un elemento a ser domado, explotado y por cierto mercantilizado. La Naturaleza, concretamente los recursos naturales, son vistos como los pilares para construir el desarrollo (…) y que “frente a esta añeja visión de dominación y explotación, sostenida en el divorcio profundo de la economía y la Naturaleza, causante de crecientes problemas globales, han surgido varias voces de alerta”26

Lo cual conduce al desafío de repensar la sustentabilidad en función de la capacidad de carga y resiliencia de la Naturaleza, antes que a los apremios o demandas antropocéntricas. En consecuencia se considera que hay que condicionarse ética y políticamente conforme a los límites de la Naturaleza, que vienen siendo desbordados por los estilos de vida antropocéntricos (Acosta 2010).


      1. Derechos de los animales, Bienestar animal y Antiespecismo

En un esfuerzo de síntesis -toda vez que los componentes de éste item suponen muchos aspectos conceptuales a considerar- cabría señalar que la estimativa esencial sobre los Derechos de los animales27 radica -no obstante las múltiples corrientes que los promueven- en reconocer como sujetos de derecho a los animales, con lo cual se alteran los conceptos convencionales de los sistemas jurídicos contemporáneos28. El Bienestar Animal es una concepción que postula un trato digno al animal, asumiendo que de todas maneras será utilizado por el hombre, cuidando considerar las 5 libertades del bienestar animal a las que nos referimos más adelante29. El Antispecismo30 postula que del mismo modo en que se debe ser antirracista o antisexista por combatir esa prevalencia de razas o de género, igualmente hay que cuestionar la hegemonía de una de una especie (la humana) por encima de otras, es decir de los animales no humanos (en la terminología de Mosterín. En consecuencia el antiespecismo cuestiona el bienestarismo por no ser una postura que garantice la liberación plena del animal y ni la afirmación de los derechos del animal.

Se podría decir que el bienestarismo afirma una concepción antropocéntrica, en el sentido que el animal debe servir al hombre, el cual le reconoce progresivamente condiciones de buen trato y hasta dignidad31, lo que no lo exime de la muerte o el dolor necesario para su aprovechamiento. Mientras que el antispecismo denosta esta tibieza del bienestarismo que finalmente atentaría contra los derechos del animal, conforme postulan.



    1. Conceptos previos



      1. Diversidad biológica

A resultas del Año Internacional de la Diversidad Biológica (Naciones Unidas 2010) en cuanto al valor de la biodiversidad y de los "bienes y servicios" prestados por los ecosistemas se consideró que:

La diversidad biológica, o biodiversidad, es el término por el que se hace referencia a la amplia variedad de seres vivos sobre la Tierra y los patrones naturales que conforma. La diversidad biológica que observamos hoy es el fruto de miles de millones de años de evolución, moldeada por procesos naturales y, cada vez más, por la influencia del ser humano. Esta diversidad forma la red vital de la cual somos parte integrante y de la cual tanto dependemos.

Con frecuencia, se entiende por diversidad la amplia variedad de plantas, animales y microorganismos existentes. Hasta la fecha, se han identificado unos 1,75 millones de especies, en su mayor parte criaturas pequeñas, por ejemplo, insectos. Los científicos reconocen que en realidad hay cerca de 13 millones de especies, si bien las estimaciones varían entre 3 y 100 millones32

Es en este amplio concepto que se integra interactiva e inescindiblemente la noción de animal, asociado a uno de los componentes de dicha biodiversidad, esto es las especies33 (los otros dos son los ecosistemas34 y los genes35). Al respecto el Convenio sobre Diversidad Biológica (Río 1992) señala



Artículo 2. Términos utilizados

A los efectos del presente Convenio

Por "diversidad biológica" se entiende la variabilidad de organismos vivos de cualquier fuente, incluidos, entre otras cosas, los ecosistemas terrestres y marinos y otros ecosistemas acuáticos y los complejos ecológicos de los que forman parte; comprende la diversidad dentro de cada especie, entre las especies y de los ecosistemas.

Es decir la tendencia desde una perspectiva biológica, ambiental y sistémica apunta hacia una caracterización de lo animal en el marco de las denominadas especias sean cultivadas o doméstica o silvestres.



      1. Seres vivos

Al respecto nos remitimos más adelante a las referencias sobre la “trama de la vida” en el item sobre ética animal. Sin embargo, cabe considerar que desde que en el siglo IV a. C., el filósofo griego Aristóteles dividió el mundo de los seres vivos en dos categorías: animal y vegetal, muchas propuestas taxonómicas han transcurrido destacando ciertamente el biólogo sueco Carl von Linné o Linneo Linneo en que para clasificar las plantas y los animales utilizó como criterio las semejanzas en sus estructuras, a diferencia de criterios predecesores basados en la utilidad de las diferentes especies. Igualmente Hacekel el biólogo alemán Ernst Haeckel en 1894 (considerado el padre de le Ecología) quien constituyó un nuevo reino, el de los Protistos, en el cual incluiría a todos los seres microscópicos, algas, hongos, protozoos y bacterias. Para llegar en tiempos actuales al sistema de los Cinco Reinos. En efecto, es en al año 1969 que Robert Whittaker acogiendo los avances de la ciencia aportará nuevos conocimientos sustituyendo la dicotomía animal/vegetal por este sistema de los 5 reinos: animalia (metazoos), plantae (vegetales superiores - embriófitos), fungi (hongos superiores), protista o protoctista (protozoos, algas eucariotas y hongos inferiores) y monera (bacterias y algas procariotas).

No obstante esta sistematización tiende a considerarse obsoleta debido a los enfoques sistémicos o a las nuevas propiedades advertidas. Así por ejemplo en relación con las euglenas organismos unicelulares “pueden actuar como un animal o como una planta (normalmente obtiene su energía por fotosíntesis a partir de luz solar como las plantas, pero puede alimentarse de nutrientes orgánicos como un animal) o las bacterias y ciertos tipos de algas, que siendo diferentes de los organismos superiores no lo son mucho más que las plantas de los animales.” Por lo que se advierte el imperativo contemporáneo de un nuevo enfoque en cuanto a la clasificación de los seres vivos.36, sin entrar en las serias especulaciones acerca de la exobiología37



    1. Animales

En este marco de crítica y relativismo acerca de cómo concebir al animal, mostramos lo que la propuesta de la Declaración Universal para el Bienestar Animal (DUBA), refiere en su Artículo 1 Definiciones38

a. “Animal” significa cualquier mamífero no-humano, ave, reptil, anfibio, pez o invertebrado capaz de sentir dolor o estrés.


b. “Silvestre” incluye cualquier animal que no haya sido domesticado por los humanos.
c. “Animales humano-dependientes” su bienestar y supervivencia está bajo el cuidado humano, se incluyen los animales de compañía; cría para la provisión de comida, productos, tracción, servicios investigaciones científicas, entretenimiento y animales silvestres mantenidos en cautiverio.
d. “Animales de compañía” se refiere a las especies que, en el contexto de la cultura local, han sido tradicionalmente compañeros de los humanos y criados, de una manera sistemática o no, para tal fin.

    1. Sistemas de necesidad o utilidad en una economía global de la tierra plana.

Refiere Thomas L. Friedman39 la irrupción de 10 fuerzas40, eventos políticos o innovaciones, que aplanaron el mundo41 y del cual surge un nuevo orden global. Sin embargo en medio de esa neoeconomía el componente animal fluye por doquier ya sea en términos de la biotecnología moderna, la bioeconomía, la biodiplomacia, las industrias alimentarias, la bioexperimentación, entre muchas más dinámicas y actividades modernas, no sólo limitadas a la economía.

En este contexto, la globalización de lo animal resulta un proceso de infinitas aristas y vasos comunicantes:



Globalización y animales

  • Sobre la globalización y sus efectos en los animales http://fanzineelactivista.blogspot.com/2011/02/sobre-la-globalizacion-y-sus-efectos-en.html

  • LA GLOBALIZACIÓN TAMBIÉN AFECTA AL MUNDO ANIMAL. Las consecuencias del cambio climático en los distintos ecosistemas que conforman el conjunto de Andalucía es una línea de investigación que está tomando cada vez más fuerza entre los científicos de la comunidad. Desde la Estación Biológica de Doñana, el grupo encabezado por José Antonio Donázar está avanzando en este sentido a través de su estudio El cambio global vincula los ecosistemas http://www.andaluciainvestiga.com/espanol/noticias/10/5896.asp

  • DIVERSIDAD, GLOBALIZACIÓN Y LA SABIDURÍA DE LA NATURALEZA http://web.idrc.ca/es/ev-9314-201-1-DO_TOPIC.html

  • Animales afectados por el calentamiento global. http://es.wikipedia.org/wiki/Anexo:Animales_afectados_por_el_calentamiento_global

  • Medicina Veterinaria Zootecnia y Globalización http://www.acovez.org/index2.php?option=com_content&do_pdf=1&id=69

  • Globalización animal martes, enero 11, 2005. En Estados Unidos, se están disparando las alarmas avisando que se debe hacer algo de inmediato, para no correr con las consecuencias luego, pues animales muy extraños, que no son de autóctonos del país, están pululando en algunas zonas. Ratas gigantes de África, caracoles enormes, peces que salen del agua, o serpientes pitón de mas de 5 metros, proliferan ultimamente aquí, muy lejos de donde les corresponde. El "snakehead" ("cabeza de serpiente"), un enorme pez omnívoro originario de Asia que es capaz de reptar fuera del agua y sobrevivir en tierra durante varios días, ya ha sido visto en lugares tan distantes como Maryland, Massachusetts, California o las islas Hawai. El "frankenpez", como se le conoce por su potencial para dañar la ecología, es uno de los ejemplos más recientes de animales a los que la globalización ha llevado a miles de kilómetros de su hábitat natural. Mientras tanto, los cayos de Florida tienen una nueva especie, unas ratas gigantes procedentes de Gambia que causan preocupación entre los expertos, quienes creen que podrían desequilibrar el sistema ecológico de la zona. (…)

http://peoresnada.blogspot.com/2005/01/globalizacin-animal.html

  • ¿La globalización propicia la extinción? Enviado por Fernando Flores el 24/12/2006 a las 9:07 .Según la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO), la globalización del mercado ganadero está afectando la diversidad genética animal aumentando con ello la extinción de diversas especies http://www.atinachile.cl/content/view/20097/La-globalizacion-propicia-la-extincion.html

  • La Globalización de las Plagas http://pe.globedia.com/la-globalizacion-de-las-plagas

  • Amenazas Globales en Sanidad Animal http://www.financierarural.gob.mx/informacionsectorrural/Documents/Amenazas_globales_Sanidad_Animal.pdf

  • EL COMERCIO INTERNACIONAL Y LA GLOBALIZACION DE LAS ENFERMEDADES ANIMALES. V. Kouba Ex-Jefe del Servicio de Sanidad Animal, Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación; Ex-Editor del Anuario de Sanidad Animal de FAO/OMS/OIE http://vaclavkouba.byl.cz/comercioglobal.htm

  • ANIMALES DE GRANJA: UN 20% SE ENCUENTRA EN EXTINCIÓN http://www.produccionbovina.com/temas_varios/temas_varios/43-perdida_animales_granja.pdf

  • Parásitos globales. Las migraciones de personas, fomentadas por los nuevos medios de transporte o por razones laborales, no sólo posibilitan el traslado de humanos, sino también de las enfermedades parasitarias de una región a otra y de un país a otro. Sobre este fenómeno llamado “Globalización de las parasitosis”, se refirió el doctor Sixto Raúl Costamagna, profesor de Parasitología Clínica de la Universidad Nacional del Sur.

http://infouniversidades.siu.edu.ar/noticia.php?titulo=parasitos_globales&id=1426



    1. Ética Animal

La Declaración Universal sobre Bioética y Derechos Humanos de la UNESCO, trata de las cuestiones éticas relacionadas con la medicina, las ciencias de la vida y las tecnologías conexas aplicadas a los seres humanos, teniendo en cuenta sus dimensiones sociales, jurídicas y ambientales. Desde esa perspectiva cabe ser calificada de “antropocéntrica (bioética antropocéntrica), no obstante que en su considerando 11 refiere que la Conferencia General de la UNESCO es “Consciente de que los seres humanos forman parte integrante de la biosfera y de que desempeñan un importante papel en la protección del prójimo y de otras formas de vida, en particular los animales”.

Sin embargo consideramos que la Bioética debiera entenderse como más inclusiva y es en ese marco es que inscribe de manera singular la denominada ‘ética animal”42, Al decir de Ramón Alcoberro:



Se denomina ética animal, la rama de la ética aplicada que se propone el estudio sobre el estatus moral de los animales no-humanos, en tanto que pueden ser considerados agentes morales, es decir, en cuanto pueden ser origen de bienestar, felicidad y utilidad para todos quienes viven en el planeta Tierra (humanos o no-humanos) y en tanto que pueden sufrir malestar o maltrato. En tal sentido, la ética animal es una extensión del derecho a la felicidad que se reconoce a todos los seres vivos43

En resumen, la perspectiva ético animal conduce a una revisión crítica y axiológica de los criterios fundantes del respeto a la vida, a partir de estas comprensiones y enfoques sistémicos y complejos como los postulados por Fritjof Capra44 En efecto a partir de lo que el autor denomina Ecología profunda: un nuevo paradigma: postula una nueva comprensión científica de la vida en todos los niveles de los sistemas vivientes: organismos, sistemas sociales y ecosistemas. Se basa en una nueva percepción de la realidad con profundas implicaciones no sólo para la ciencia y la filosofía, sino también para los negocios, la política, la sanidad, la educación y la vida cotidiana (Capra 1988: 25); en buena cuenta propone un “nuevo lenguaje científico para describir las interrelaciones e interdependencias de los fenómenos psicológicos, biológicos, físicos, sociales y culturales: la trama de la vida”



  1. Declaraciones y tratados relativos a la cuestión animal

Desde el terreno del Soft Law Internacional45 y los animales encontramos sugestivos documentos tales como la Declaración Universal de los Derechos del Animales46. Al decir de Juan Ramón Blanco Aristín47, las Bases Biológicas de la Declaración Universal de Derechos Animales desarrolladas por los conceptos éticos contenidos en dicha Declaración, se sustentan en tres factores claves surgidos a raíz de los recientes descubrimientos en la ciencia: 1. En el campo de genética molecular; 2. La ecología y la ciencia poblacional y 3. La neurofisiología y la etología48.
Asimismo la controvertida a Declaración sobre los grandes Simios. En el año 1993 un grupo de moralistas y de eminentes etólogos y hombres de ciencia, entre los que abundaban los anglosajones (norteamericanos, británicos, australianos, neozelandeses, &c.) sacó a la luz la iniciativa conocida por la rúbrica de Proyecto Gran SimioGreat Ape Project– haciendo pública además, a modo de manifiesto programático del Proyecto, la llamada Declaración de los Grandes Simios Antropoideos, un documento de ambiciosas perspectivas49.

Por último el proyecto –acaso más potable- de Declaración Universal del Bienestar Animal (conocido como la DUBA) asumido como una propuesta de acuerdo inter gubernamental que permitiría reconocer que los animales son seres capaces de sentir y sufrir, además de tener necesidades de bienestar, las cuales deben ser respetadas, por lo que la crueldad hacia los animales se debe erradicar. Si la ONU aprobará a la DUBA, ésta se constituiría en un conjunto de principios que influirían en los gobiernos nacionales a fin de establecer o mejorar las iniciativas y legislaciones de protección a los animales.

En cuanto la profusa normativa de Hard Law (v. Convenios, Tratados, etc.) 50mayormente se circunscribe a regulaciones orientadas al aprovechamiento –se supone que sostenible- de los animales como diversidad biológica en particular como especies o a su protección, bajo el influjo de entidades diversas como la FAO, la OMC, PNUMA, Comisión de Desarrollo Sostenible, entre otras.

No hay pues normativa internacional propiamente orientada al bienestar animal, al menos en nuestra región, aunque si es válido destacar la irradiación de las normas técnicas internacionales sobre bienestar animal en las diversas administraciones nacionales, como en los Servicios sobre Sanidad Animal. En cuyo caso destacan las propuestas emanadas desde la Organización Mundial de Sanidad Animal (OIE) y las normas técnicas internacionales y Códigos Sanitario para los Animales Terrestres, Acuáticos, entre otros no menos relevantes.



  1. Constituciónalización animal comparada

En este apartado pretendemos mostrar los más relevantes desarrollos normativos constitucionales que aluden a lo animales, en muchos casos esto no es tan explícito en tanto se encuentran adscritos o comprendidos bajo consideraciones más genéricas como las de biodiversidad, recursos naturales, entorno, entre otras.

    1. América Latina

Constitución de la Nación Argentina Ley Nº 24.430 (1994)


PRIMERA PARTE

CAPÍTULO SEGUNDO

Nuevos derechos y garantías

Artículo 41.- Todos los habitantes gozan del derecho a un ambiente sano, equilibrado, apto para el desarrollo humano y para que las actividades productivas satisfagan las necesidades presentes sin comprometer las de las generaciones futuras; y tienen el deber de preservarlo. El daño ambiental generará prioritariamente la obligación de recomponer, según lo establezca la ley.

Las autoridades proveerán a la protección de este derecho, a la utilización racional de los recursos naturales, a la preservación del patrimonio natural y cultural y de la diversidad biológica, y a la información y educación ambientales.




SEGUNDA PARTE AUTORIDADES DE LA NACION

Atribuciones del Congreso

Artículo 75.- Corresponde al Congreso:
17. Reconocer la preexistencia étnica y cultural de los pueblos indígenas argentinos.

Garantizar el respeto a su identidad y el derecho a una educación bilingüe e intercultural; reconocer la personería Jurídica de sus comunidades, y la posesión y propiedad comunitarias de las tierras que tradicionalmente ocupan; y regular la entrega de otras aptas y suficientes para el desarrollo humano; ninguna de ellas será enajenable, transmisible ni susceptible de gravámenes o embargos. Asegurar su participación en la gestión referida a sus recursos naturales y a los demás intereses que los afecten. Las provincias pueden ejercer concurrentemente estas atribuciones.




TITULO SEGUNDO GOBIERNOS DE PROVINCIA

Artículo 124.- Las provincias podrán crear regiones para el desarrollo económico y social y establecer órganos con facultades para el cumplimiento de sus fines y podrán también celebrar convenios internacionales en tanto no sean incompatibles con la política exterior de la Nación y no afecten las facultades delegadas al Gobierno federal o el crédito público de la Nación; con conocimiento del Congreso Nacional. La ciudad de Buenos Aires tendrá el régimen que se establezca a tal efecto.

Corresponde a las provincias el dominio originario de los recursos naturales existentes en su territorio.





Constitución de Brasil (1988)

En el caso de la Constitución Política de la Republica Federativa del Brasil, 1988, ciertamente por el año en que aun no tenía realce la cuestión de la diversidad biológica no aparece esta “bio consideración”,



TITULO III DE LA ORGANIZACION DEL ESTADO

CAPITULO II DE LA UNION

Art. 23. Es competencia común de la Unión, de los Estados, de Distrito Federal y de los Municipios: (…)

VII preservar las florestas, la fauna y la flora;

Art. 24. Compete a la Unión, a los Estados y al Distrito Federal legislar concurrentemente sobre: (…)

VI florestas, caza, pesca, fauna, conservación a la naturaleza, defensa del suelo y de los recursos naturales, protección del medio ambiente y control de la polución;

TITULO VIII DEL ORDEN SOCIAL

CAPITULO VI DEL MEDIO AMBIENTE

Art. 225. Todos tienen derecho a un medio ambiente ecológicamente equilibrado, bien de uso común del pueblo y esencial para una sana calidad de vida, imponiéndose al Poder Público y ala colectividad el deber de defenderlo y preservarlo para las generaciones presentes y futuras.

1. Para asegurarla efectividad de este derecho, incumbe al poder público:

VII proteger la fauna y la flora, prohibiéndose, en la forma de la ley, las prácticas que pongan en riesgo su fusión ecológica, provoquen la extinción de especies o sometan a los animales a la crueldad

Constitución Política de Bolivia (2009)

En este caso abundan referencias a los animales, sobre todo a la biodiversidad y a los recursos naturales y tres menciones a la armonía con la naturaleza. Tal vez lo más explícito en la materia que nos concierne lo identificamos en el Artículo 133° largamente difundido sobre todo por los movimientos animalistas:


TÍTULO II: DERECHOS FUNDAMENTALES Y GARANTÍAS

CAPÍTULO QUINTO: DERECHOS SOCIALES Y ECONÓMICOS

SECCIÓN I: DERECHO AL MEDIO AMBIENTE
Artículo 33. Las personas tienen derecho a un medio ambiente saludable, protegido y equilibrado. El ejercicio de este derecho debe permitir a los individuos y colectividades de las presentes y futuras generaciones, además de otros seres vivos, desarrollarse de manera normal y permanente.
Si bien no se reconoce un derecho a los animales, se establece un mandato que condiciona el ejercicio humano del derecho al ambiente a que otros seres puedan desarrollar sus propias cualidades vitales de una manera normal y permanente. Esto nos permite evocar las llamadas «cinco libertades» que gozan de amplio reconocimiento como definición del estado ideal de bienestar de los animales, y conforman las bases de la política de la UE51:


  • No padecer hambre ni sed – acceso a agua potable y una dieta que garantice un nivel adecuado de salud y vigor;

  • No sufrir molestias un entorno adecuado de estabulación y con zonas de descanso cómodas;

  • No sufrir dolor, heridas o enfermedades – prevención o tratamiento rápido;

  • Libertad para expresar su comportamiento natural – espacio e instalaciones adecuados, compañía de animales de la propia especie;

  • No sufrir miedo ni angustia – condiciones y trato que eviten el sufrimiento psíquico.



Artículo 189. Son atribuciones del Tribunal Agroambiental, además de las señaladas por la ley:

1. Resolver los recursos de casación y nulidad en las acciones reales agrarias, forestales, ambientales, de aguas, derechos de uso y aprovechamiento de los recursos naturales renovables, hídricos, forestales y de la biodiversidad; demandas sobre actos que atenten contra la fauna, la flora, el agua y el medio ambiente; y demandas sobre prácticas que pongan en peligro el sistema ecológico y la conservación de especies o animales.




Artículo 255. (… )

II. La negociación, suscripción y ratificación de tratados internacionales se regirá por los principios de:

7. Armonía con la naturaleza, defensa de la biodiversidad, y prohibición de formas de apropiación privada para el uso y explotación exclusiva de plantas, animales, microorganismos y cualquier materia viva.


Artículo 302. I. Son competencias exclusivas de los gobiernos municipales autónomos, en su jurisdicción: (…)

5. Preservar, conservar y contribuir a la protección del medio ambiente y recursos naturales, fauna silvestre y animales domésticos




Artículo 302. I. Son competencias exclusivas de los gobiernos municipales autónomos, en su jurisdicción: (…)

13. Controlar la calidad y sanidad en la elaboración, transporte y venta de productos

alimenticios para el consumo humano y animal


Artículo 311. I. Todas las formas de organización económica establecidas en esta Constitución gozarán de igualdad jurídica ante la ley.(…)

2. Los recursos naturales son de propiedad del pueblo boliviano y serán administrados por el Estado. Se respetará y garantizará la propiedad individual y colectiva sobre la tierra. La agricultura, la ganadería, así como las actividades de caza y pesca que no involucren especies animales protegidas, son actividades que se rigen por lo establecido en la cuarta parte de esta Constitución referida a la estructura y organización económica del Estado.




Artículo 349. I. Los recursos naturales son de propiedad y dominio directo, indivisible e imprescriptible del pueblo boliviano, y corresponderá al Estado su administración en función del interés colectivo.

II. El Estado reconocerá, respetará y otorgará derechos propietarios individuales y colectivos sobre la tierra, así como derechos de uso y aprovechamiento sobre otros recursos naturales.

III. La agricultura, la ganadería, así como las actividades de caza y pesca que no

involucren especies animales protegidas, son actividades que se rigen por lo establecido en la cuarta parte de esta Constitución referida a la estructura y organización económica del Estado.


CAPÍTULO SÉPTIMO BIODIVERSIDAD, COCA, ÁREAS PROTEGIDAS Y RECURSOS FORESTALES

SECCIÓN I BIODIVERSIDAD

Artículo 380. I. Los recursos naturales renovables se aprovecharán de manera sustentable, respetando las características y el valor natural de cada ecosistema.

II. Para garantizar el equilibrio ecológico, los suelos deberán utilizarse conforme con su capacidad de uso mayor en el marco del proceso de organización del uso y ocupación del espacio, considerando sus características biofísicas, socioeconómicas, culturales y político institucionales. La ley regulará su aplicación.

Artículo 381. I. Son patrimonio natural las especies nativas de origen animal y vegetal. El Estado establecerá las medidas necesarias para su conservación, aprovechamiento y desarrollo.



Constitución Política de Colombia (1991)

En cuanto a la Constitución Política de Colombia (1991), esta no refiere data alguna sobre animales, biodiversidad ni siquiera sobre fauna, sino que cualquier referencia estaría implícita en el término de recursos naturales el cual abunda en varios pasajes constitucionales y sería ocioso reproducirlos por lo indirecto en sí.

Sin embargo el desarrollo o interpretación constitucional da pie para tales conexiones. Por ejemplo en el estudio de Cárdenas y Fajardo (2007: 35 y ss)52 se pueden advertir fallos constitucionales sobre los animales en Colombia:


  • Sentencia T-035 de 1997, Magistrado ponente Hernando Herrera Vergara




DERECHO A LA TENENCIA DE MASCOTAS EN UNIDADES RESIDENCIALES Y VIVIENDAS53

ORIGEN CONSTITUCIONAL
1) El derecho a tener animales en el lugar de habitación del propietario -aún cuanto este sea una unidad residencial sometida al régimen de propiedad horizontal-, es una expresión del derecho constitucional al libre desarrollo de la personalidad (Constitución Política, art.16) y a la intimidad personal y familiar (art.15 Ibídem..

Así lo aclaró expresamente la Corte Constitucional en el fallo de tutela T-035/97 sobre el tema. Destacó la Corte en el citado fallo la importancia para los seres humanos de su relación afectiva con los animales:


(...) c. Por último, se evidencia otra situación relacionada específicamente con el comportamiento afectivo de los seres humanos, en donde el animal se convierte en un objeto de cariño y compañía en grado quizás igual o superior a una persona integrante de la familia o de su núcleo social, al cual se le destina atención especial, cuidado y amor. En este evento, se pueden observar situaciones extremas, en donde se pretende reemplazar con el animal la carencia de apoyo afectivo, el cual adquiere niveles importantes de afectación en la salud mental de los individuos, generando tendencias depresivas causadas por la soledad o el rechazo del mundo exterior y que se ven retribuidas y aliviadas por la compañía, el cariño y la confianza que se obtiene del animal.
Así pues, la diversidad y los grados de importancia de las causas que conducen a generar ese vínculo son relevantes para la condición humana vistas desde una órbita subjetiva según el caso particular».
(…) CONCLUSIONES
Cumplidas estas condiciones, no es posible imponer sanciones o restricciones a los copropietarios que compartan su unidad con animales de compañía.

El derecho a tener animales en apartamentos o viviendas sometidas al régimen de propiedad horizontal, es de naturaleza constitucional y es exigible siempre y cuando se trate bien al animal, no se exagere su número y se tenga una conducta responsable que impida a la mascota causar daños







  • Sentencia T-119 de 1998, Magistrado ponente Fabio Morón Díaz

  • Sentencia T-889 de 1999, Magistrado ponente Fabio Morón Díaz

  • Corte Constitucional, sentencia C-355 de 2003, por medio de la cual se analiza la constitucionalidad del artículo 98 de la Ley 769 de 2002Nuevo Código Nacional de Tránsito Terrestre

    • a) Presunta violación al derecho del libre desarrollo de la personalidad (artículo 16)

    • b) Presunta violación al derecho al trabajo (artículo 25)

    • c) Presunta violación del principio de confianza legítima

    • d) Opiniones jurídicas sobre el fallo de la Corte

  • Corte Constitucional, sentencia C-692 de 2003, Magistrado ponente Marco Gerardo Monroy Cabra

  • Corte Constitucional, sentencia T-725 de 2003, Magistrado ponente Jaime Araujo Rentería.


Constitución Política de la Republica de Costa Rica (1949 y reformas)

En realidad las menciones son muy escuetas pues sólo alude genéricamente a los recursos y riquezas naturales (Artículos 6 y 140) o a bellezas naturales (artículo 189).




ASUNTOS RELEVANTES DE LA SALA CONSTITUCIONAL

EN MATERIA COMERCIO

7628-10. SACRIFICIO DE ANIMALES SIN DEBIDO PROCESO. Alega el recurrente que es propietario de una granja avícola ubicada en Piedra Blanca de Tabarcia, en el cantón de Mora y que por parte de la Secretaría Nacional de Salud de Puriscal, se le comunicó que se procedería a sacrificar a las aves de granja avícola que se están contaminadas con salmonella, resolución contra la cual interpuso recursos de revocatoria con apelación en subsidio; no obstante, la Administración procedió siempre a matar a los animales. Alega que al ser un acto administrativo que puede afectar gravemente su patrimonio, se debió seguir el debido proceso y permitir al amparado ejercer su defensa. Con base en las consideraciones dadas en la sentencia, se declara sin lugar el recurso. La Magistrado Calzada y el Magistrado Jinesta salvan el voto y declaran con lugar el recurso, con sus consecuencias. SL

http://www.poder-judicial.go.cr/salaconstitucional/votos-relevantes-tema/COMERCIO.doc

Constitución de Ecuador del año 2008

Independientemente de las lecturas políticas singulares que merezca este proceso, se advierte la constitucionalización de premisas sobre la relación jurídica con la naturaleza -más allá del discurso utilitario e instrumental de la misma o de una concepción meramente confesional- que han sido postuladas de tiempo atrás desde las disciplinas como la Ecología Política, la Bioética “inclusiva” entre otras. Como refiere Gudynas54 :



La nueva Constitución de Ecuador presenta por primera vez en América Latina un giro hacia el biocentrismo. Se introducen los conceptos de derechos de la Naturaleza y derecho a su restauración. Se genera una nueva articulación con los saberes tradicionales, al referirse tanto a la Naturaleza como a Pachamama, y además ofrece un contexto para las políticas y la gestión ambiental basado en la buena vida (sumak kawsay) y en nuevas estrategias de desarrollo. Se describen y analizan estos aspectos desde la perspectiva de la ecología política y la ética ambiental, se revisan los impactos del concepto de valor intrínseco y se presenta una serie de desafíos futuros en el terreno de la política y la gestión. El giro biocéntrico plantea una alternativa a la modernidad abriendo las puertas a nuevas formas de valoración ambiental y articulación con los saberes indígenas

En ese sentido mostramos sólo aquellos referentes más directos pues en realidad se trata de una Constitución con un discurso jurídico político recargado (¿sobre ideologizado?), en donde mediante múltiples conexiones tácitas e implícitas llegamos a la cuestión animal sea por lo relativo a recursos naturales, la diversidad biológica y sus componentes, la fauna silvestre o los animales encuadrados en perspectiva de valor ancestral.



Naturaleza

Animales y conexos

TÍTULO II: DERECHOS

Capítulo Sétimo. Derechos de la naturaleza


Art. 71.- La naturaleza o Pacha Mama, donde se reproduce y realiza la vida, tiene derecho a que se respete integralmente su existencia y el mantenimiento y regeneración de sus ciclos vitales, estructura, funciones y procesos evolutivos.
Toda persona, comunidad, pueblo o nacionalidad podrá exigir a la autoridad pública
el cumplimiento de los derechos de la naturaleza.

Para aplicar e interpretar estos derechos se observaran los principios establecidos en la Constitución, en lo que proceda.

El Estado incentivará a las personas naturales y jurídicas, y a los colectivos, para
que protejan la naturaleza, y promoverá el respeto a todos los elementos que forman
un ecosistema.

Art. 72.- La naturaleza tiene derecho a la restauración. Esta restauración será independiente de la obligación que tienen el Estado y las personas naturales o jurídicas de Indemnizar a los individuos y colectivos que dependan de los sistemas naturales afectados. En los casos de impacto ambiental grave o permanente, incluidos los ocasionados por la explotación de los recursos naturales no renovables, el Estado establecerá los mecanismos más eficaces para alcanzar la restauración, y adoptará las medidas adecuadas para eliminar o mitigar las consecuencias ambientales nocivas.

Art. 73.- EI Estado aplicará medidas de precaución y restricción para las actividades
que puedan conducir a la extinción de especies, la destrucción de ecosistemas o la alteración permanente de los ciclos naturales. Se prohíbe la introducción de organismos y material orgánico e inorgánico que puedan alterar de manera definitiva el patrimonio genético nacional.


TÍTULO II: DERECHOS.

Capítulo Cuarto. Derechos de las comunidades, pueblos y nacionalidades

Art. 57.- Se reconoce y garantizará a las comunas, comunidades, pueblos y nacionalidades indígenas, de conformidad con la Constitución y con los pactos, convenios, declaraciones y demás instrumentos internacionales de derechos humanos, los siguientes derechos colectivos:

12. Mantener, proteger y desarrollar los conocimientos colectivos; sus ciencias, tecnologías y saberes ancestrales; los recursos genéticos que contienen la diversidad biológica y la agrobiodiversidad; sus medicinas y prácticas de medicina tradicional, con inclusión del derecho a recuperar, promover y proteger los lugares rituales y sagrados, así como plantas, animales, minerales y ecosistemas dentro de sus territorios; y el conocimiento de los recursos y propiedades de la fauna y la flora.

TÍTULO VI: RÉGIMEN DE DESARROLLO.

Capítulo Tercero. Soberanía alimentaria


Art. 281.- La soberanía alimentaria constituye un objetivo estratégico y una obligación del Estado para garantizar que las personas, comunidades, pueblos y nacionalidades alcancen la autosuficiencia de alimentos sanos y culturalmente apropiados de forma permanente.

Para ello, será responsabilidad del Estado:

7. Precautelar que los animales destinados a la alimentación humana estén sanos
y sean criados en un entorno saludable
.

TÍTULO VII: RÉGIMEN DEL BUEN VIVIR
Capítulo segundo: Biodiversidad y recursos naturales Sección séptima: Biosfera, ecología urbana y energías alternativas

Art. 415.- El Estado central y los gobiernos autónomos descentralizados adoptarán políticas integrales y participativas de ordenamiento territorial urbano y de uso del suelo, que permitan regular el crecimiento urbano, el manejo de la fauna urbana e incentiven el establecimiento de zonas verdes (…).



Constitución política de los Estados Unidos mexicanos (1917 Última reforma publicada DOF 09-02-2012)

Abundante en cuanto a referencia a los recursos naturales y las actividades productivas como la pesca o ganadería, sin embargo cuando regula en su artículo 122° sobre la naturaleza jurídica del Distrito Federal, señala que su gobierno está a cargo de los Poderes Federales y de los órganos Ejecutivo, Legislativo y Judicial de carácter local, en los términos de este artículo.



Artículo 122° (…)
C. El Estatuto de Gobierno del Distrito Federal se sujetará a las siguientes bases:
BASE PRIMERA.- Respecto a la Asamblea Legislativa:

V. La Asamblea Legislativa, en los términos del Estatuto de Gobierno, tendrá las siguientes facultades:
l) Expedir normas sobre fomento económico y protección al empleo; desarrollo agropecuario; establecimientos mercantiles; protección de animales; espectáculos públicos; fomento cultural cívico y deportivo; y función social educativa en los términos de la fracción VIII, del artículo 3o. de esta Constitución;


Constitución de la República Bolivariana de Venezuela 2009

Carece de mención propiamente a los animales los cuales son subsumidos en el marco de los recursos naturales o componentes del territorio o en alusión a la diversidad biológica (vg. genético, especies)



TÍTULO II

DEL ESPACIO GEOGRÁFICO Y DE LA DIVISIÓN POLÍTICA

Capítulo I

Del territorio y demás espacios geográficos

Artículo 11. La soberanía plena de la República se ejerce en los espacios continental e insular, lacustre y fluvial, mar territorial, áreas marinas interiores, históricas y vitales y las comprendidas dentro de las líneas de base rectas que ha adoptado o adopte la República; el suelo y subsuelo de éstos; el espacio aéreo continental, insular y marítimo y los recursos que en ellos se encuentran, incluidos los genéticos, los de las especies migratorias, sus productos derivados y los componentes intangibles que por causas naturales allí se hallen.

TÍTULO III

DE LOS DERECHOS HUMANOS Y GARANTÍAS,

Y DE LOS DEBERES

Capítulo VIII

De los derechos de los pueblos indígenas

Artículo 120. El aprovechamiento de los recursos naturales en los hábitats indígenas por parte del Estado se hará sin lesionar la integridad cultural, social y económica de los mismos e, igualmente, está sujeto a previa información y consulta a las comunidades indígenas respectivas. Los beneficios de este aprovechamiento por parte de los pueblos indígenas están sujetos a esta Constitución y a la ley

Capítulo IX

De los derechos ambientales
Artículo 127. Es un derecho y un deber de cada generación proteger y mantener el ambiente en beneficio de sí misma y del mundo futuro. Toda persona tiene derecho individual y colectivamente a disfrutar de una vida y de un ambiente seguro, sano y ecológicamente equilibrado. El Estado protegerá el ambiente, la diversidad biológica, los recursos genéticos, los procesos ecológicos, los parques nacionales y monumentos naturales y demás áreas de especial importancia ecológica. El genoma de los seres vivos no podrá ser patentado, y la ley que se refiera a los principios bioéticos regulará la materia.

TÍTULO IV

DEL PODER PÚBLICO

Capítulo II De la competencia del Poder Público Nacional

Artículo 156. Es de la competencia del Poder Público Nacional:

La legislación en materia de derechos, deberes y garantías constitucionales; la civil, mercantil, penal, penitenciaria, de procedimientos y de derecho internacional privado; la de elecciones; la de expropiación por causa de utilidad pública o social; la de crédito público; la de propiedad intelectual, artística e industrial; la del patrimonio cultural y arqueológico; la agraria; la de inmigración y poblamiento; la de pueblos indígenas y territorios ocupados por ellos; la del trabajo, previsión y seguridad sociales; la de sanidad animal y vegetal; la de notarías y registro público; la de bancos y la de seguros; la de loterías, hipódromos y apuestas en general; la de organización y funcionamiento de los órganos del Poder Público Nacional y demás órganos e instituciones nacionales del Estado; y la relativa a todas las materias de la competencia nacional.





Compartir con tus amigos:
  1   2   3


La base de datos está protegida por derechos de autor ©psicolog.org 2019
enviar mensaje

enter | registro
    Página principal


subir archivos