Juan Andrés Buedo


Hay problemas que son estructurales, compartidos o tienen que ser resueltos en forma compartida



Descargar 2.57 Mb.
Página4/21
Fecha de conversión10.12.2017
Tamaño2.57 Mb.
1   2   3   4   5   6   7   8   9   ...   21
Hay problemas que son estructurales, compartidos o tienen que ser resueltos en forma compartida”.

ROMPER LA ESPIRAL DEL SILENCIO
Un ejemplo sencillo de esta problemática estructural la extraemos de la afirmación “todos somos peatones”, según comentaba Alberto Sanz7. Pero la marcha a pie es casi siempre olvidada en los planes y proyectos de las distintas administraciones y en las propuestas de los agentes sociales. Nuestros pasos quedan silenciados en los lugares y momentos decisivos de la construcción de la ciudad; aunque, para sorpresa de algunos, significan todavía mucho en la buena ordenación del sistema de transporte y, sobre todo, son la esencia de lo urbano como espacio de convivencia y comunicación.
CUADRO 2

Distribución de los desplazamientos entre los distintos medios de transporte

en las principales áreas metropolitanas españolas.


Ciudad

ámbito

habitantes

fecha

a pie

Transporte Colectivo

Automóvil

otros

Barcelona

área metropolitana

3.700.000

1996

34%

31%

35%

_

Bilbao

provincia    

1.140.000

1997

44%

19%

31%

6%

Madrid

área metropolitana

4.577.000

1996

37%

34%

29%

-

Málaga

área metropolitana

732.000

1993

49%

13%

34%

4%

Sevilla

área metropolitana

1.022.000

1995

41%

17%

37%

5%

A pesar del intenso proceso de motorización ocurrido en las últimas décadas y de los obstáculos puestos a la marcha a pie, en la actualidad más de una tercera parte de los desplazamientos en las grandes áreas metropolitanas españolas se realizan andando (véase Cuadro 2). Es cierto que si se tienen en cuenta los kilómetros recorridos, los vehículos motorizados toman el mando y el peso del automóvil se hace mayoritario, pero en cualquier caso no existe proporción entre lo que éstos ocupan y perturban y lo que representan para la movilidad de la población.

En ciudades con menor desarrollo metropolitano, Cuenca entre ellas, los porcentajes de viajes a pie son en general superiores, llegando a representar más de la mitad de los desplazamientos totales. Si además se tiene en cuenta que también se realizan andando los trayectos de acceso a los aparcamientos y paradas de los vehículos motorizados, “la preocupación por este modo de desplazamiento deja de ser una actitud testimonial para convertirse en un pilar básico de la recuperación de la ciudad”, según precisó Alberto Sanz.

Las oportunidades que ofrecen las ciudades españolas para resolver sus necesidades de desplazamiento gracias a la marcha a pie, la bicicleta y el transporte colectivo están siendo reducidas día a día como consecuencia de una ampliación de las distancias a recorrer y de la masiva difusión de la propiedad, el uso y el abuso de automóviles. La explosión de actividades comerciales, recreativas, industriales y de servicios en la periferia urbana de Cuenca están emparentadas con el establecimiento de infraestructuras viarias y aparcamiento, y asimismo tienen una de sus causas en el crecimiento residencial suburbano (del Pinar de Jábaga, comunidades de Arcas y varios pueblos donde la vivienda resulta más barata que en la capital, como Villar de Olalla, Fuentes, Chillarón, La Melgosa, etc.). Toda esta serie de factores constituyen el caldo de cultivo de grados inéditos en la dependencia respecto al automóvil.



Hay que advertir que este proceso de reducción del papel del peatón en el sistema de transportes urbano presenta una fuerte inercia, pues las políticas urbanísticas y de transporte vigentes generan un menor atractivo para caminar, de manera que es previsible que sin un cambio sustancial de rumbo, el predominio de los viajes motorizados y, en particular, del automóvil, siga incrementándose. Para dicho cambio de rumbo se requieren múltiples medidas aplicadas durante un periodo relativamente largo que hace falta iniciar ahora. En Cuenca se dio un paso testimonial atractivo con el acomodamiento peatonal que se hizo de la “ruta turística”. Pero es preciso entender que “se necesita sobre todo romper la espiral del silencio, dejar de ser silenciosos comparsas de la destrucción urbana, evitar que la mayoría silenciada sea por más tiempo la mayoría silenciosa con la que nadie cuenta”, que Alberto Sanz reclamaba.
FIGURA 2

Vista de la ciudad desde las Hoces del río Huécar


Los 10 kilómetros que se recorren desde la Puerta de Valencia hasta el Castillo y tanto desde las alturas como a lo largo de la ruta turística permiten contemplar un paisaje sorprendente, de cuya conservación ningún conquense se encuentra exento (Figura 2), al igual que tampoco las instituciones privadas o los organismos públicos.

EL REAL PATRONATO DE LA CIUDAD DE CUENCA
El Real Patronato de la Ciudad de Cuenca se creó por Real Decreto 112/2004, de 23 de enero, por el que se constituye y organiza el Real Patronato de la Ciudad de Cuenca, al objeto de promover y coordinar aquellas actuaciones realizadas por distintas Administraciones orientadas a la conservación y revitalización del patrimonio cultural de la ciudad, dada su relevancia como uno de los principales conjuntos monumentales de España y declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO.

El Real Decreto 238/2005, de 4 de marzo, modificó el R. Decreto de constitución, adaptando la nueva situación de la composición de los vocales de la Administración General del Estado que forman parte del Real Patronato de la Ciudad de Cuenca. En su nueva redacción, bajo la Presidencia de Honor de Su Majestad El Rey, el Real Patronato tiene la siguiente composición:



  1. Presidente: el Presidente del Gobierno.

  2. Vicepresidente: la Ministra de Cultura, que sustituirá al Presidente en casos de vacante, ausencia, enfermedad u otra causa legalmente establecida.

  3. Vocales:
    El Ministro de Asuntos Exteriores y de Cooperación.

El Ministro de Economía y Hacienda.

La Ministra de Fomento.

El Ministro de Administraciones Públicas.

La Ministra de Vivienda.

El Presidente de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha.

El Delegado del Gobierno en la Comunidad Autónoma de Castilla-La Mancha.

El Alcalde de Cuenca.

El Presidente de la Diputación Provincial de Cuenca.

El Obispo de Cuenca.

El Rector de la Universidad de Castilla-La Mancha.



  1. Secretario: el Subsecretario de Cultura.

Comprendiendo que la ciudad de Cuenca es uno de los principales conjuntos monumentales de España, para fortalecer y potenciar sus posibilidades de desarrollo cultural y turístico, se vio conveniente constituir un Real Patronato que facilitase la promoción y coordinación de las actividades en que participen las entidades estatales, autonómicas y locales directamente vinculadas a la Ciudad. Funciona como órgano permanente colegiado, poseyendo como atribuciones específicas las siguientes:

a) Promover la ejecución de obras, servicios e instalaciones en general, así como la construcción y establecimiento de medios adecuados de transportes y comunicaciones urbanos e interurbanos relacionados con los objetivos del Real Patronato.

b) Impulsar la coordinación de las inversiones que se proyecten por las Administraciones públicas para la realización de las obras, servicios e instalaciones antes referidos.

c) Promover iniciativas y proyectos culturales orientados a la conservación del patrimonio histórico y a la potenciación de la ciudad de Cuenca como lugar de encuentro de culturas diversas.

La ciudadanía imaginada
Todos los cargos del Real Patronato son honoríficos, sin derecho a percibir retribución alguna (Artículo 5 del R. D. 112/2004). Un punto de partida que en alguno de mis paseos me ha trasladado a discernir la mesa redonda que coordinó Almudena Sánchez Moya y donde se analizó “La ciudadanía imaginada”8. Con lo que me propuse transmitir al ciudadano de a pie y a un nada desdeñable sector de afiliados a los partidos mayoritarios de Cuenca la buena comprensión de la política entendida como gestión común de lo común y, por ello, construcción ciudadana, reflejo de sus inquietudes y necesidades, así como del papel que éstos juegan al final en dicha construcción. Aquí emplazo una comunicación didáctica que en contadas ocasiones, casi nunca, dan los medios de prensa locales, desconocedores de Blisset y Brünzels9: “los espacios físicos siempre son al mismo tiempo espacios sociales. Cada configuración espacial expresa situaciones sociales y, del mismo modo, las atribuciones de significación también vienen siempre estructuradas por hechos sociales”.

A veces olvidamos que la ciudad, el territorio, es la expresión física de los distintos intereses. ¡Sí, señores propietarios de los medios de comunicación conquenses! ¡Naturalmente, señores concejales del Ayuntamiento de Cuenca! Son los territorios los que se bombardean, las fronteras, los límites entre las distintas normas, etc. Son, en muchos aspectos, el lenguaje de la organización de nuestra vida cotidiana. Por esto mismo, cuando vemos que esos medios dejan de ser independientes –arriando bandera ante muchos de esos políticos que pierden libertad- y se pegan al poder de una manera desaforada e incluso ridícula, cayendo en simples tiralevitas inerciales, me siento obligado a presionarles –o si no, que le pregunten al director de EL DÍA- y con una periodicidad dotada de amplias dosis sociológicas suelo rememorar a este último periodista lo positivo que es siempre intentar –aunque él no lo haga- divulgar lo urbano como expresión de los proyectos de vida y como escenario de conflicto entre proyectos opuestos, y no como algo neutral e inocente.

Esto supone un primer acercamiento a la ciudad como representación de estos intereses comunes. Sin embargo, vuelvo a repetir, al final la ciudad termina siendo la ejemplificación del poder (de igual modo a como ocurre con la gran política) y el capital (como representante de los intereses del poder) aparece como el elemento común que define la construcción y planificación de nuestras urbes. Por este mismo motivo, las distintas herramientas que nos ayudan a configurar la Ciudad no se quedan exentas de esa necesaria reverencia al capital, creando un planeamiento sometido a las fluctuaciones de los distintos intereses del poder, convirtiendo la flexibilidad, la competitividad y la adaptación a la inversión, en las bases en las que se encuentra el planeamiento actual. Es todo éste un contexto sintetizado por Carolina del Olmo, que tampoco cabe olvidar: “Vivimos en una época en la que el ámbito de discusión y decisión ha sido usurpado por las oscuras negociaciones entre gobiernos y élites empresariales, situación que resulta particularmente conspicua por lo que toca al habitar. Y es el gobierno de dichos intereses el que nos ha llevado a la dictadura de la flexibilidad, a la que se ve sometida el planeamiento, donde la noción de planificación o reglamentación de la actividad urbanística, por su supuesta oposición al liberalismo mercantil, resulta estéril.”

Esos mismos intereses del capital nos los trasladan a las clases medias en su expresión doméstica. Y con ello nos acercamos a lo que la experta Begoña Pernas10 denomina la utopía de la clase media, una utopía de la buena vida, que se ha ido forjando a lo largo de los dos últimos siglos y que ha desplazado el acento de lo público a lo privado, llevando a una especie de hipertrofia de la privacidad.

Almudena Sánchez, recurrió a la afirmación de Echeverría11: “La casa no son lugares íntimos, cerrados al exterior, sino todo lo contrario, espacios virtualmente abiertos y comunicados, penetrados por mensajes, consumo y trabajo y expuestos a todas las inclemencias de la vida pública y de la sociedad del espectáculo. [...] Las casas caracterizadas por la presencia de lo público en lo privado y lo privado en lo público”. Este es un vínculo evidente de que la clase media se identifica como un modo de vida, donde el sueño doméstico, asociado al consumo, ha supuesto el gran éxito del capitalismo. La vida privada se plantea en la construcción actual capitalista como el único espacio en que se da la posibilidad de ser distintos, como único espacio para la subjetividad, absorbiendo en él los procesos autónomos de socialización. Así, los contenidos de la intimidad, del espacio físicamente separado, se desplazan y transforman, se internacionaliza lo doméstico y lo público gira hoy en torno a lo privado y viceversa. En palabras de Habermas: “La vida pública ha adoptado un formato doméstico, y ya no hace falta salir a la calle ni a las plazas para estar informados de lo que sucede. La contraposición entre lo público y lo privado se ha modificado radicalmente, convirtiendo a las casas en uno de los principales espacios de la vida social”. Algo que no terminan de ver nítidamente, a tenor de su contenido, nuestros medios de comunicación locales.
Respaldo total” del Gobierno de España
La incesante referencia a la historia entraña frecuentes superposiciones entre las nociones de itinerarios, encrucijadas y monumentos, que son particularmente visibles en las ciudades donde la referencia histórica siempre es más masiva. Así se comprobó el 17 de marzo de 2005, durante la visita que realizó Don Juan Carlos a la ciudad de Cuenca para presidir la constitución formal del Real Patronato. Este acto, que tuvo lugar en el salón de plenos del Ayuntamiento de Cuenca, contó con la presencia, entre otros, del presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, el presidente regional, José María Barreda, y el alcalde de la Ciudad, José Manuel Martínez Cenzano.

Las palabras del Rey rompen inercias, cábalas y desconfianzas, porque la marginación quedó atrás. Ya no hay alejamiento posible de la renovación socioeconómica de Cuenca, y las mejores pruebas se contienen en los mensajes del Rey y del Presidente del Gobierno. El primero manifestó que “la Corona desea confirmar su confianza en el futuro de esta ciudad, y lo hace en una ocasión de la que todos debemos felicitarnos”. Por esto se mostró convencido de que el Real Patronato “sabrá orientar con acierto y eficacia sus iniciativas para salvaguardar, impulsar y divulgar aspectos destacados de una cultura multisecular que merece ser conocida y valorada dentro y fuera de España”.

De igual manera, el presidente del Gobierno recalcó asimismo el total respaldo del Ejecutivo al Real Patronato conquense. Para él, Cuenca “es un lugar en el que el concepto de ciudadano cobra todo su sentido, porque la cercanía y la solidaridad son elementos esenciales en el tejido de la vida diaria”, dos conceptos sin los que subrayó, y es cierto, que “cuesta respirar”. La importancia del acto la ofreció el dato de que al lado del presidente Rodríguez Zapatero estuvieron presentes los ministros Solbes, Calvo, Álvarez y Trujillo para realzar los aspectos económicos, culturales, de fomento y vivienda esenciales para el buen desarrollo del Patronato.

Enlazando pasado, presente y futuro, el presidente del Gobierno autonómico, José María Barreda, resaltó “la historia apasionante” de Cuenca, tras destacar el gran día que representaba aquél para esta ciudad Patrimonio de la Humanidad, que se encontraba “encantada de inaugurar un Patronato que es el fruto de la coordinación y del esfuerzo de todas las Administraciones españolas”.



A su vez, el Alcalde de la ciudad remarcaba el trabajo que se había hecho para dotar a ésta de “un nuevo instrumento de gestión de recursos públicos para vivir cada día mejor”. Su satisfacción y hasta emoción se dejaba traslucir por todos sus poros, haciendo hincapié en el compromiso del jefe del Estado, “decidido a impulsar cualquier política que contribuya a incrementar la velocidad de crucero con la que la ciudad, él mismo lo ha dicho, se está desarrollando ya”.

Con el Real Patronato, Cuenca pasa a ser una de las tres ciudades del país, junto con Santiago de Compostela y Toledo, que goza de esta distinción, que le reportará anualmente más de 7 millones de euros para impulsar y mejorar proyectos de distintos ámbitos como la cultura, las infraestructuras o el comercio en la ciudad. Un paso adelante nada desdeñable.

Para la coordinación institucional derivada de las atribuciones del Real Patronato, así como para la mejor aplicación y desarrollo de sus acuerdos, las Administraciones y entidades que en él participan pueden constituir un consorcio, de conformidad con lo establecido en la legislación vigente (Artículo 6 del R. D. 112/2004). Buena orientación, sin duda, siempre y cuando este órgano se gestione bien, ya que la llegada de dinero fresco a la ciudad ha comenzado a dejarse sentir. Europa Press divulgó esto unos días después, el 21 de marzo de 2005, fecha en la que avanzó el alcalde que el Consorcio se constituirá en un plazo de cinco semanas tras la Semana Santa, por orden Ministerial, al amparo del Ministerio de Cultura.

Una vez que se cree se contratará a un gerente y se podrán empezar a invertir los 7 millones de euros que se destinan este primer año a distintos proyectos. La ampliación del Museo de Arte Abstracto, la creación del Parque Arqueológico en la Plaza de Mangana, la glorieta que se construirá en la entrada a la ciudad, a la altura del Centro de Recepción de Turistas y que será el primer paso de la peatonalización de Carretería y las calles adyacentes, figuran entre los primeros objetivos del Consorcio que gestionará el Real Patronato de Cuenca. Entre los propósitos de éste también figuran la actuación urbanística en las calles del barrio de San Martín y del Antiguo Matadero, así como actuaciones para mejorar el uso lúdico de los parques de San Julián y Santa Ana.

Sin embargo, no puede olvidarse que el Real Patronato más que un reconocimiento –que lo es- es un instrumento de conservación y revitalización de una ciudad histórica. Y, por tanto, lo fundamental no es que exista, sino que trabaje y que lo haga bien, como dijo en su día el académico de Bellas Artes Gregorio Marañón y Bertrán de Lis, al pedir de las instituciones que se ocupan de la defensa de nuestro patrimonio que “funcionen” y no sólo que “existan”.

Por esto mismo las palabras del alcalde cobran un valor insoslayable, al afirmar que, con la constitución del Real Patronato, se formará un espacio donde se agilicen las inversiones en todo cuanto atañe a la vida social, cultural, política, infraestructuras y comercio para la ciudad. Aunque la mixtura dialéctica del primer edil resulte perfectible, bien está su interés para que las instituciones políticas y la cultura unan sus intereses con el objeto de mejorar sus acciones de forma conjunta. Martínez Cenzano hizo de este mensaje el eje vertebrador de su discurso ante el Rey, porque “juntos podemos, y el Real Patronato es una manera de mejorar nuestra eficiencia”, concluyó.



Compartir con tus amigos:
1   2   3   4   5   6   7   8   9   ...   21


La base de datos está protegida por derechos de autor ©psicolog.org 2019
enviar mensaje

    Página principal
Universidad nacional
Curriculum vitae
derechos humanos
ciencias sociales
salud mental
buenos aires
datos personales
Datos personales
psicoan lisis
distrito federal
Psicoan lisis
plata facultad
Proyecto educativo
psicol gicos
Corte interamericana
violencia familiar
psicol gicas
letras departamento
caracter sticas
consejo directivo
vitae datos
recursos humanos
general universitario
Programa nacional
diagn stico
educativo institucional
Datos generales
Escuela superior
trabajo social
Diagn stico
poblaciones vulnerables
datos generales
Pontificia universidad
nacional contra
Corte suprema
Universidad autonoma
salvador facultad
culum vitae
Caracter sticas
Amparo directo
Instituto superior
curriculum vitae
Reglamento interno
polit cnica
ciencias humanas
guayaquil facultad
desarrollo humano
desarrollo integral
redes sociales
personales nombre
aires facultad