José Vílchez Líndez eclesiast é s oqoh é L e t solapas



Descargar 6.27 Mb.
Página1/48
Fecha de conversión02.11.2018
Tamaño6.27 Mb.
  1   2   3   4   5   6   7   8   9   ...   48





José Vílchez Líndez

E C L E S I A S T É S

o

Q O H É L E T

SOLAPAS


Este Comentario al libro de Qohélet, que por el peso de la tradición seguimos llamando Eclesiastés, continúa la serie de PROFETAS I y II, JOB, PROVERBIOS, SABIDURÍA, SALMOS I y II. En cuanto a la versión al castellano del texto sagrado he tenido muy en cuenta la NBE, aunque no siempre la he seguido. En líneas generales sigo el mismo método de trabajo empleado en el comentario a Sabiduría, aparecido en esta misma Editorial en 1990.

El Eclesiastés, aceptado por todos como libro canónico, manifiesta paradójicamente la riqueza inexhaurible de la revelación de Dios en palabras muy humanas. En ningún otro libro de la Sagrada Escritura encontramos al simple hombre tan cercano a nosotros como en éste. La actitud de Qohélet es una actitud de búsqueda permanente del sentido de la vida, sin que en ningún momento encuentre una explicación tranquilizadora. Esto le convierte en el crítico más implacable de las doctrinas que ofrecen seguridades en el ámbito sapiencial religioso y profano. Sin embargo, su fe inquebrantable en Dios hace que no lleve hasta el extremo la lógica de sus razonamientos.

Qohélet revela la impotencia absoluta del hombre ante los misterios de la vida y del más allá. Hombre experimentado y derrotado en todas las batallas trascendentales de la vida, descubre como nadie el sabor de las cosas sencillas en lo cotidiano de nuestra existencia y en la naturaleza que nos rodea.

Después de convivir largo tiempo con el maestro de sabiduría que es Qohélet se nos hace más amable su noble melancolía.


José Vílchez Líndez
C O N T E N I D O
Prólogo .

INTRODUCCIÓN

I. Título

II. Autor de Qoh

1. El autor de Qoh es Salomón .

2. Se comienza a dudar de la autoría de Salomón .

3. Salomón no es el autor de Qoh

4. Datos personales de Qohélet

4.1. Qohélet es un judío, de Jerusalén

4.2. Qohélet es aristócrata o de clase acomodada.

4.3. Estado civil de Qohélet

4.4. Profesión de Qohélet .

4.5. Personalidad bien definida de Qohélet

5. Actitud de Qohélet en la vida

5.1. Presupuesto fundamental

5.2. Qohélet es un buen observador

5.3. Qohélet es un crítico radical

III. Cómo se ha juzgado a Qohélet

1. Introducción al tema .

2. Acusaciones contra Qohélet .

2.1. Contradicciones

2.2. Pesimismo

2.3. Escepticismo .

2.4. Agnosticismo .

2.5. Determinismo .

2.6. Otras calificaciones .

3. Defensa de Qohélet .

IV. Aspectos positivos de Qoh .

1. Qohélet y su sana personalidad .

2. Qohélet busca el sentido de la vida

3. La vida no tiene sentido trascendente

4. Qohélet y los parciales pero alegres sentidos de la vida .

V. Actualidad de Qohélet .

1. Qohélet analiza la realidad críticamente .

2. Afinidad de Qohélet con el hombre contemporáneo

2.1. Testimonios

2.2. Por qué Qohélet es tan actual

2.3. Qohélet, maestro y guía

VI. Composición de Qoh

1. La voz de la tradición .

2. Ruptura con la tradición .

2.1. Desde D.C. Siegfried a D. Buzy .

2.2. Resistencia de la tradición

3. Nueva situación

3.1. Fracaso de las posiciones extremas .

3.2. Adquisiciones irreversibles

VII. Estructura de Qoh .

1. Estado de la cuestión

2. Qoh no tiene una estructura o plan general .

3. Qoh tiene una estructura o plan general

4. Posición intermedia sobre estructura en Qoh

5. Conclusión: nuestra postura

VIII. Género o géneros literarios en Qoh

1. ¿Es posible clasificar a Qoh en un género literario?

1.1. Diálogo

1.2. Diatriba .

1.3. Testamento real

1.4. Colección de sentencias

1.5. Reflexiones

2. Pluralidad de géneros literarios en Qoh

3. Ensamblaje de los géneros literarios en Qoh

IX. Estilo inconfundible de Qoh .

1. Singularidad del estilo de Qohélet .

2. Qohélet domina múltiples recursos literarios .

2.1. La contradicción como recurso literario

2.2. Otros recursos estilísticos comunes

3. Qoh ¿está escrito en prosa o en verso? .

3.1. Qoh es un libro poético

3.2. Qoh, como libro, está escrito en prosa .

X. Lengua original de Qoh

1. El hebreo de Qoh es de transición

1.1. Estamos lejos del hebreo clásico .

1.2. Características del hebreo de Qoh

2. ¿Es original el hebreo de Qoh? .

2.1. La lengua original de Qoh es el arameo .

2.2. La lengua original de Qoh es el hebreo .

2.3. El autor de Qoh es bilingüe

XI. Fecha y lugar de composición de Qoh .

1. Fecha de composición de Qoh

1.1. Qoh fue escrito antes del s.III a.C. .

1.2. Qoh fue escrito después del s.III a.C. .

1.3. Qoh fue escrito entre el s.III y II a.C. .

1.4. Qoh fue escrito en el s.III a.C. .

2. Lugar de composición de Qoh

2.1. Qoh fue escrito fuera de Palestina .

2.2. Qoh fue escrito en Palestina .

2.3. Qoh fue escrito en Jerusalén .

XII. Fuentes de inspiración de Qoh .

1. Apertura indiscutible de Qoh .

2. Qoh y fuentes no bíblicas

2.1. Qoh y el helenismo .

2.2. Qoh y la literatura mesopotámica .

2.3. Qoh y la literatura egipcia

2.4. Qoh y el influjo fenicio .

3. Qoh y el Antiguo Testamento

3.1. Qoh y el Antiguo Testamento en general .

3.2. Qoh y el Antiguo Testamento más en particular.

XIII. Canonicidad de Qoh

1. Testimonios acerca de Qoh

1.1. Testimonios en contra de Qoh .

1.2. Testimonios a favor de Qoh .

2. Consagración de Qoh en la liturgia judía .

3. Qoh y el canon cristiano del A.T.

3.1. Qoh y el Nuevo Testamento

3.2. Qoh y los primeros escritores eclesiásticos

3.3. Qoh y Teodoro de Mopsuestia

XIV. Bibliografía

1. Comentarios

2. Estudios especiales



TEXTO .

COMENTARIO

I. Preámbulo de Qoh (1,1-2)

1. Título del libro: 1,1

2. Marco de Qoh: 1,2

II. La gran unidad (1,3-3,15) .

1. Pregunta temática: 1,3 .

2. Poema introductorio: 1,4-11

2.1. Observación de la naturaleza (1,4-7) .

2.2. Observaciones sobre la historia (1,8-11) .

3. Ficción salomónica: 1,12-2,26

3.1. Autopresentación de Qohélet (1,12) .

3.2. Experiencia original de Qohélet (1,13-2,2) .

a. Experiencia de todas las activi-

dades: 1,13-15

b. Experiencia sobre la sabiduría: 1,16-18 .

c. Experiencia sobre la alegría y el

disfrute: 2,1-2 .

3.3. Reflexiones sobre la experiencia original

de Qoh (2,3-21) .

a. Reflexiones sobre la alegría y el

disfrute: 2,3-11

b. Reflexiones sobre la sabiduría: 2,12-17 .

c. Reflexiones sobre el esfuerzo humano y

sus resultados: 2,18-21 .

d. Resumen teológico: 2,22-26

3.4. Tiempo determinado, duración ilimitada (3,1-15).

a. Poema sobre el tiempo: 3,1-8

b. Repetición de la gran pregunta: 3,9 .

c. Reflexiones teológicas de Qohélet: 3,10-15.

III. Reflexiones sobre problemas humanos (3,16-4,16) .

1. La injusticia imperante y el juicio de Dios: 3,16-17

2. Suerte común de hombres y animales: 3,18-21

3. Invitación a disfrutar el momento presente: 3,22 .

4. Por qué son preferibles los muertos a los vivos: 4,1-3

5. Ni exceso ni ausencia de trabajo, sino tranquilidad: 4,4-6 .

6. La compañía es preferible a la soledad: 4,7-12 .

7. Joven pobre y sabio frente a rey viejo y necio: 4,13-16 .

IV. Sobre el culto, las injusticias y la riqueza (4,17-6,9)

1. Sobre el culto y la religión: 4,17-5,6 .

2. Sobre la injusticia institucionalizada: 5,7-8

3. Sobre los bienes y riquezas: 5,9-6,9 .

3.1. Insatisfacción del dinero y de las riquezas (5,9-11)

3.2. Destino trágico del hombre: se va como vino (5,12-16) .

3.3. Bendición de Dios al hombre (5,17-19)



3.4. Negación de la bendición de Dios al hombre (6,1-2) .

3.5. El hombre infeliz es peor que un aborto 6,3-6.

3.6. Inutilidad del esfuerzo humano 6,7-9 .

V. El hombre ante lo predefinido y lo imprevisible (6,10-12)

VI. Qué es lo bueno para el hombre (7,1-29) .

1. Qué es lo mejor para el hombre: 7,1-14 .

2. Es bueno evitar los extremos: 7,15-22

2.1. El justo medio (7,15-18) .

2.2. La perfección no existe (7,19-22)

a. La sabiduría es inalcanzable: 7,23-24 .

b. Hallazgos provisorios y hallazgo definitivo: 7,25-29 .

VII. Qohélet de nuevo ante la sabiduría tradicional (8,1-17)

1. ¿Quién es el verdadero sabio?: 8,1-9 .

2. Antítesis: Justos-malvados: 8,10-14

3. Primeras conclusiones de Qohélet: 8,15-17

VIII. El sabio Qohélet ante el destino común y el poder (9,1-18)

1. Igualdad fundamental, destino común: 9,1-6 .

2. Disfruta de la vida: 9,7-10

3. Incertidumbre e inseguridad: 9,11-12 .

4. La sabiduría y el poder: 9,13-16 .

5. Debilidad de la sabiduría: 9,17-18 .

IX. Variaciones sobre temas de sabiduría tradicional (10,1-20)

1. La necedad (el necio) frente a la sabiduría (al sabio): 10,1-3 .

2. La necedad en el poder: 10,4-7 .

3. La pericia no excluye el fracaso: 10,8-11

4. Palabras del sabio, palabrería del necio: 10,12-15 .

5. Dichos sobre la administración del reino: 10,16,20 .

X. Atrevimiento y prudencia (11,1-6) .

XI. Juventud y vejez (11,7-12,7)

1. Disfruta de la juventud, mientras puedes: 11,7-10

2. Evocación de la vejez: 12,1-7

XII. Palabra final de cierre (12,8)

XIII. Apéndice a Qoh (12,9-14)

1. Primer epílogo: 12,9-11

2. Segundo epílogo: 12,12-14

EXCURSUS

Excursus Iº sobre Qohélet .

1. Forma gramatical .

2. Origen de la palabra Qohelet .

3. Significación de Qohélet .

3.1. Qohélet es Salomón .

3.2. Qohélet es un miembro de la asamblea .



3.3. Qohélet y el verbo q_hal .

3.4. Qohélet es un cargo u oficio .



4. Objeto del verbo reunir

Excursus IIº sobre hebel

1. Sentido general de hebel fuera de Qoh

2. Sentido general de hebel en Qoh

3. Versiones en concreto de hebel en Qoh

4. Hebel en Qoh no tiene sentido ético

5. A modo de conclusión .

Excursus IIIº sobre el trabajo en Qoh .

1. La raíz _ml en Qoh .

2. El amor al trabajo en Qoh

Excursus IVº sobre la retribución en Qoh

Excursus Vº sobre Dios y el temor de Dios en Qoh

1. Concepto de Dios en Qoh

2. Sobre el temor de Dios .

2.1. Qohélet habla del temor de Dios

2.2. Significación del temor de Dios en Qoh .



Excursus VIº sobre _ol_m en Qoh 3,11aβ

APÉNDICES

I: La Palestina de los Tolomeos y de los Seléucidas .

1. Alejandro Magno y Palestina

2. Los diadocos y Palestina .

3. Las dinastías de los Tolomeos y de los Seléucidas

3.1. Dinastía de los Tolomeos



3.2. Dinastía de los Seléucidas .

II: «Siria y Fenicia»

1. «Siria y Fenicia», unidad administrativa .

2. Palestina y su valor estratégico .

3. Palestina y el poder extranjero

3.1. Autonomía relativa de Palestina (la Guerusía)

3.2. El régimen tributario (los Tobíadas) .

3.3. La situación de Palestina según Qoh



P R O L O G O

En el momento de presentar este comentario doy por bien empleados todos mis esfuerzos y sacrificios, porque como en el caso del nacimiento de un hijo, ve la luz una nueva criatura.



Este comentario al libro de Qohélet, que por el peso de la tradición seguimos llamando Eclesiastés, pertenece a la Colección: Nueva Biblia Española. Comentario teológico y literario, dirigido por L. Alonso Schökel, y que muy laudatoriamente viene publicando la Editorial Verbo Divino. En él sigo el mismo método de trabajo empleado en el comentario Sabiduría, aparecido en 1990 en la misma Editorial. En cuanto a la versión al castellano del texto sagrado he tenido muy en cuenta la traducción de L. Alonso Schökel (cf. Eclesiastés, Madrid 1974), aunque no siempre la he seguido.

El Eclesiastés, aceptado por todos como libro canónico, pertenece a los Sapienciales y manifiesta de forma paradójica la riqueza inexhaurible de la revelación de Dios en palabras humanas.

Espero que este nuevo comentario tenga por lo menos la misma favorable acogida que ha tenido el comentario al libro de la Sabiduría. En todo caso agradezco sinceramente a L. Alonso Schökel y a J.L. Sicre las ayudas que me han prestado con sus valiosos consejos para mejorar la redacción primera de este comentario. Del mismo modo tendré muy presente cualquier crítica positiva que se me haga para mejorar futuras ediciones.
Granada, julio 1993

José Vílchez, S.J.



I N T R O D U C C I O N

I. Título
Decir que Qoh 1,1 es el Título del libro no es nada disparatado, aunque necesariamente tengamos que matizar de inmediato tal afirmación. Hablando con propiedad sólo al v.1a: Palabras de Qohélet, se le puede llamar Título del libro, pues únicamente él corresponde a todo el libro; no así la aposición a Qohélet v.1b: Hijo de David, rey en Jerusalén, que se puede aplicar a Qoh 1-2 pero no al resto del libro. Ésta es una de las razones por las que bastantes autores modernos defienden que han intervenido varias manos en la redacción de Qoh 1,1.

Con todo derecho se podría defender que 1,1a: Palabras de Qohélet, pertenece al autor del libr2. De modo parecido comienzan Jer 1,1; Amós 1,1; Prov 30,1; 31,1 y Neh 1,1 (cf. Dt 1,1; Os 1,1; Miq 1,1 y Sof 1,1). Sin embargo, nos parece más probable la opinión de la intervención de dos redactores distintos de Qohélet, porque explica mejor las incoherencias de Qoh 1,1 con relación a todo el libro.

II.

A U T O R de Q O H

Qoh comienza: «Palabras de Qohélet, hijo de David, rey en Jerusalén»; pero en seguida surge una pregunta: ¿quién es este personaje que se esconde detrás del nombre ficticio de Qohélet? O de otra manera: ¿quién es el autor del Eclesiastés? No siempre se ha respondido de la misma manera.

1. El autor de Qoh es Salomón
«La antigüedad responde a esta pregunta [¿quién es el autor de Qohélet?] con una sola voz y con una opinión imperturbable: el autor es Salomón3. Y la razón es bien sencilla, ya que el problema del origen del libro, planteado críticamente, es moderno; la respuesta de toda la tradición no puede ser otra, pues lee sin prejuicios lo que está escrito al comienzo del libro (1,1.12).

La tradición de los judíos es constant4. Los Padres primero y los escritores eclesiásticos después se encargan de recordarlo, pues se consideran los herederos de tal tradició5. Se puede afirmar que hasta el siglo XVII se mantiene pacíficamente esta tradición, y continúa también después, aunque ya no pacíficamente sino en continuas controversias.

En 1860 F.H. Reusch defiende tenazmente la autoría salomónica del libro, así como A. Motais en 1876, R. Cornely al final del siglo XIX y comienzos del XX, y aún después siguen defendiendo lo mismo autores como F. Vigouroux y L.Cl. Fillio6.

2. Se comienza a dudar de la autoría de Salomón
Los dos pilares sobre los que se fundamenta la sentencia tradicional, a saber, la tradición judeo-cristiana y el libro mismo, empiezan a cuartearse seriamente en el siglo XVII con Hugo Grotius. Ya antes se había escuchado alguna voz discrepante entre los judíos, pero pronto se había acallad7. Se suele citar también a M. Lutero en sus Tischreden, como si él hubiera sido el primero en negar que Salomón fuera el autor del Eclesiasté8. Efectivamente se le atribuye lo siguiente: «Salomón mismo no escribió el libro del Predicador, sino que fue escrito por Sirach en tiempo de los Macabeos9. Pero es casi seguro que se trata de un lapsus linguae o calami, pues en la traducción latina de la misma conversación se corrige: «neque is [Salomon] conscripsit Ecclesiasticum, sed tempore Maccabaeorum a Syrach conscriptus est10. Además Lutero, en su comentario al Eclesiastés, no se aparta de la tradició11.

La verdadera ruptura con la tradición comienza con Hugo Grotius, que, en sus Annotationes de 1644, defiende abiertamente que Qoh no fue escrito por Salomón, sino por otros más tard12. Así lo reconocen todos los autores, y «desde entonces la verdad se ha impuesto13. Para llegar aquí, sin embargo, han tenido que pasar casi tres siglos de controversias entre los defensores de la autoría salomónica de Qoh y los que la negaban.

3. Salomón no es el autor de Qoh
La nueva teoría fue aceptada paulatinamente, primero por los no católicos, y después también por los católico14, no sin antes tener que superar dificultades de orden dogmátic15.

El análisis del hebreo de Qoh llevó a Fr. Delitzsch a su célebre afirmación: «Si el libro del Kohélet fuera del tiempo antiguo de Salomón, no existiría historia de la lengua hebrea16. Los estudios lingüísticos posteriores hasta nuestros días han terminado por eliminar toda duda razonable.



En 1905 R. Cornely intenta refutar los argumentos de tipo lingüístico en contra de la tesis de la tradició17. A. Merk, por su parte, rechaza los argumentos de R. Cornely en las reediciones de su libr18. Así, pues, se ha llegado a la conclusión segura de que Salomón no pudo ser el autor de Qohéle19.

Terminamos este apartado con las palabras de R. Gordis en 1978: «La historia de la literatura conoce muchos desafortunados accidentes que condujeron a la pérdida de obras maestras. Kohélet nos proporciona una feliz excepción a esta regla. La tradición salomónica garantizó al libro un lugar en el canon de la Escritura, y así lo preservó para la posteridad. No siempre es una tragedia que "habent sua fata libelli"20.

4. Datos personales de Qohélet
No intentamos en este apartado hacer una biografía de Qohéle21, sino agrupar lo que directa o indirectamente nos suministra el mismo libr22. Mientras se identificó a Qohélet con Salomón, este problema no existió; al negarse la identificación, surgió la necesidad de caracterizar al autor apellidado Qohélet. En esta tarea es conveniente distinguir entre la identificación de Qohélet con un personaje histórico, más o menos conocido, y la descripción o retrato robot de Qohélet. Al no ser posible lo primero, algunos han renunciado a lo segundo; nosotros no renunciamos. V. Zapletal concluía con razón que él no podía decir quién era el autor de nuestro libr23. Es verdad que de Qohélet sabemos poco, pero no tan poco como para no poder decir nada de él. Su libro está ahí, y siempre será verdad que por las obras podremos llegar a conocer algo del autor de las mismas.

La mayoría de los autores mantiene que un discípulo de Qohélet escribió lo que leemos en 12,9-10, a saber: «Qohélet, además de ser un sabio, instruyó permanentemente al pueblo; y escuchó con atención e investigó, compuso muchos proverbios; Qohélet procuró encontrar palabras agradables y escribir la verdad con acierto». Es un informe verídico abreviado acerca del autor. Como afirma A. Lauha: «No hay motivo alguno para dudar de la veracidad de esta noticia. Kohélet debe de haber sido un profesional maestro de sabiduría24. El epílogo es sólo un punto de partida. El estilo, el talante y el tono del libro nos descubren facetas interesantes del autor.

4.1. Qohélet es un judío, de Jerusalén
Con mucha razón escribe extrañado H.W. Hertzberg: «No se comprende que se haya puesto en duda su judaísmo25. Frente a esta leve duda está la firme aseveración de todos los demás. Algunos explícitamente le asignan como lugar de origen o de residencia la región de Jude26. Si se acepta la región de Judea, Jerusalén es el único lugar adecuad27. De modo excepcional algunos colocan a Qohélet en Palestina del nort28. M. Dahood, por su parte, defiende que «el autor fue un judío residente en Fenicia29.
4.2. Qohélet es aristócrata o de clase acomodada
La cultura siempre ha sido uno de los bienes más preciados; su adquisición en la antigüedad generalmente estaba reservada a las personas económicamente fuertes. Por esta razón, y mientras no se demuestre lo contrario, hay que considerar a Qohélet perteneciente a una familia bien acomodad30; más aún, perteneciente a la clase alta o aristocrátic31. Su libro no deja lugar a dudas. El talante espiritual que lo caracteriza es el de un aristócrata, un tanto distanciado de la realida32, que ha recibido una esmerada educación y formació33.

Por esto mismo se puede afirmar también que Qohélet pertenece a la clase influyente y dominante en todos los ámbitos de la vida ciudadan34, en la medida en que las circunstancias políticas del momento lo permitía35. Sólo en este sentido se puede admitir la relación de Qohélet con el todavía no existente Saduceísm36.

Vienen bien a nuestro propósito unas palabras de N. Lohfink: «Muchas cosas se aclaran más fácilmente, si suponemos que él [Qohélet] procedía de una familia influyente37.

Hasta ahora hemos fijado nuestra atención en las circunstancias que podemos calificar de externas, aunque afectan a nuestro autor. Hay, sin embargo, otras circunstancias que determinan más internamente la personalidad de Qohélet y otros rasgos o notas que revelan esa misma personalidad. En algunos casos nos movemos entre conjeturas, aunque fundadas en el texto, en otros la certeza es plena.



Compartir con tus amigos:
  1   2   3   4   5   6   7   8   9   ...   48


La base de datos está protegida por derechos de autor ©psicolog.org 2019
enviar mensaje

    Página principal
Universidad nacional
Curriculum vitae
derechos humanos
ciencias sociales
salud mental
buenos aires
datos personales
Datos personales
psicoan lisis
distrito federal
Psicoan lisis
plata facultad
Proyecto educativo
psicol gicos
Corte interamericana
violencia familiar
psicol gicas
letras departamento
caracter sticas
consejo directivo
vitae datos
recursos humanos
general universitario
Programa nacional
diagn stico
educativo institucional
Datos generales
Escuela superior
trabajo social
Diagn stico
poblaciones vulnerables
datos generales
Pontificia universidad
nacional contra
Corte suprema
Universidad autonoma
salvador facultad
culum vitae
Caracter sticas
Amparo directo
Instituto superior
curriculum vitae
Reglamento interno
polit cnica
ciencias humanas
guayaquil facultad
desarrollo humano
desarrollo integral
redes sociales
personales nombre
aires facultad