Iv. Postcrisis financiera mundial



Descargar 2.46 Mb.
Página5/14
Fecha de conversión07.09.2018
Tamaño2.46 Mb.
Vistas228
Descargas0
1   2   3   4   5   6   7   8   9   ...   14










La denominada economía cooperativa moderna entre pares es criticada por los sectores tradicionalmente dominantes. Los taxistas se oponen a Uber y los hostales y hoteles luchan contra Airbnb. Dicen que les quitan clientela. Que el mercado es un juego de suma cero, y que el cliente que usa esos servicios es un cliente perdido. Pero quizá si no hubiese esos servicios no se produciría ese consumo. Hay familias numerosas que nunca podrían permitirse un hotel en Marbella o París, pero sí que están dispuestas a alquilar un apartamento por Airbnb, porque es más barato y más cómodo, y si tienen suerte el anfitrión les enseña la ciudad gratis. Estadísticamente, sin embargo, ese consumo en muchos casos no está registrado ya que muchos ofertantes de Airbnb todavía no declaran sus beneficios. Al igual que ha pasado con el consumo de la música, pasa un tiempo hasta que la nueva competencia transforma el sector y las estadísticas capturan ese cambio. Al principio plataformas de intercambio de música como BitTorrent eran alegales. El consumo aumentó enormemente pero los beneficios del sector no paraban de caer. Entonces la industria discográfica inició una campaña denunciando que estas plataformas iban a acabar con el sector, pero al final se ha producido todo lo contrario. Hoy Spotify ofrece legalmente (casi) toda la música del mundo por 10 euros al mes. Nunca se ha escuchado tanta música por tan poco dinero. Y lo mismo está pasando con Netflix y el audiovisual.

Aunque autores como Robert J. Gordon lamentan que las innovaciones de nuestros días (nuestro móvil y sus aplicaciones) no tienen el poder de transformación y el potencial de productividad que tuvieron la electricidad, el teléfono, el gas, el sistema de alcantarillado y el aire acondicionado entre 1870 y 194026, es probable que mucha de la productividad, y del aumento del PIB y del bienestar que proporcionan las nuevas tecnologías todavía no sean entendidos, y por lo tanto medidos, adecuadamente. El poder consultar en cualquier sitio y a cualquier hora cualquier duda a Google, poder comprar prácticamente cualquier bien o servicio por Amazon, comunicarse con el otro lado del planeta vía WhatsApp o Skype y aprovechar los tiempos muertos del autobús, tren o metro para entretenerse o formarse —y todo eso a un precio accesible para los 2 mil 600 millones de usuarios de smartphones (móviles inteligentes) que hay hoy y los más de 6 mil millones que se esperan para 2020—27 está transformando en gran medida la economía mundial. Por lo tanto, la tesis del estancamiento secular tiene muchos factores estructurales que la respaldan, entre otras cosas el envejecimiento, el endeudamiento excesivo, la caída en la inversión y la desigualdad, pero quizá el consumo, la productividad y el crecimiento mundial sean mayores de lo que nos dicen los números.



Conclusiones

No hay duda de que estamos viviendo una era de gran incertidumbre. La crisis financiera iniciada en Estados Unidos de Norteamérica en 2007 y 2008 ha traído una Gran Recesión y una época de estancamiento global que preocupa a muchos. Las presiones deflacionarias son muchas. Por lo tanto, el paciente está todavía convaleciente. Con esta radiografía en las manos, la tesis del estancamiento secular se ve reforzada. Aun así, después de realizar una primera resonancia magnética —más al detalle aunque todavía exploratoria, eso sí— puede haber síntomas positivos que por ahora se están obviando.

La caída del precio del petróleo es mala para algunos, pero buena para la gran mayoría. El sobreendeudamiento es una losa, pero en épocas pasadas se ha reducido vía crecimiento, inflación y reestructuración de la deuda. China y Japón tienen sociedades jerarquizadas y clientelares que pueden absorber una reestructuración de la deuda más fácilmente. Estados Unidos de Norteamérica, por su parte, tiene un marco regulatorio que favorece la reestructuración rápida. No está escrito que Europa no pueda hacer lo mismo. La desigualdad también se puede revertir. Que haya llegado a la agenda del debate político tanto en Estados Unidos de Norteamérica como Europa ya es un hecho positivo. Por el momento, más que una nueva dosis ultrapotente de política fiscal, lo que se necesita es reestructurar la deuda (la Reserva Federal y el BCE tienen la posibilidad de hacerlo) y reducir la desigualdad mejorando la educación y fomentando la meritocracia y la competencia. La política fiscal debe mantenerse estable. No es cuestión de gastar más o menos. Se trata de gastar lo mismo, pero de manera más eficiente y mejor repartido.

Finalmente, la desmaterialización de la economía con la llegada de Internet y las nuevas tecnologías puede hacer que estemos ante un shock tecnológico deflacionario que ahora mismo nos preocupe en exceso porque todavía no podemos medirlo adecuadamente pero que en sí está generando unos niveles de productividad y bienestar que a la larga van a traer beneficios importantes para todas las capas sociales. Eso sí, habrá que realizar más resonancias magnéticas y más estudios para comprobar que eso es verdad. Si al final no es así, habrá que ponerse en las manos de los House monetarios más frikis de nuestros tiempos y aplicar el último remedio: financiamiento monetario masivo del gasto público.



Fuente de información:

http://www.realinstitutoelcano.org/wps/wcm/connect/36c981004b76aa42b7d3b7c79cd3f026/ARI11-2016-OteroIglesias-Radiografia-primera-resonancia-economia-mundial-estancamiento-secular-shock-tecnologico-deflacionario.pdf?MOD=AJPERES&CACHEID=36c981004b76aa42b7d3b7c79cd3f026

El Primer Ministro Inglés decidido asegurar

el futuro de Reino Unido en la Unión Europea

Reformada (FEM)

El 21 de enero de 2016, durante su participación en la 46ª Reunión Anual del Foro Económico Mundial en Davos-Klosters, Suiza, el Primer Ministro de Reino Unido manifestó su determinación de asegurar el futuro de Reino Unido en la Unión Europea reformada. A continuación se presenta la información.

El Primer Ministro de Reino Unido reiteró su determinación de asegurar el futuro del Reino Unido en la Unión Europea reformada. Este sería “el mejor resultado para Gran Bretaña y el mejor resultado para Europa”, aseveró.

Delineó cuatro áreas clave en las que necesita ver progresos en Bruselas, Bélgica, con el fin de atender las preocupaciones de la ciudadanía británica. La primera se refiere a la competitividad económica de Europa. A pesar de que confesó que había encontrado el mercado único de 500 millones de personas, “una perspectiva absolutamente emocionante”, la Unión Europea (UE) se está rezagando con respecto a la tecnología y con respecto a la productividad de Estados Unidos de Norteamérica. “Quiero conectar la competitividad en la Unión Europea”, aseveró. Eso necesitará medidas claras para reducir la burocracia, para completar el mercado único en formato digital, servicios y energía, y para firmar acuerdos comerciales con las partes de más rápido crecimiento del mundo. Estas medidas beneficiarán no sólo a Reino Unido, sino a todos los países de Europa, manifestó.

En segundo lugar, pidió reglas justas para los países que no forman parte de la zona euro. Esto requerirá una organización lo suficientemente flexible como para permitir que los países tengan éxito si son o no parte de la zona euro. Se refirió a la situación del pasado verano, cuando los países de la zona euro buscaron ayudar a rescatar a Grecia a partir de un fondo en el cual Reino Unido contribuyó: “Eso es completamente inaceptable, utilizar el dinero de un estado que no pertenece a la zona euro para resolver una crisis de la zona euro”. Sin embargo, añadió, “Quiero que la zona euro tenga éxito, la zona euro es nuestro mayor socio comercial”.

En tercer lugar está la cuestión de la soberanía: “Gran Bretaña nunca ha sido feliz con la idea de que somos parte de una unión política cada vez más estrecha, somos un país orgulloso e independiente.” Dicho esto, Reino Unido no es un “europeo renuente” y, por ejemplo, lleva la carga de las sanciones contra Rusia por sus acciones en Ucrania. “Pero si Europa está a punto de una unión política cada vez más profunda … entonces no es la organización para nosotros”, manifestó.

En cuarto lugar están los problemas referidos a la migración y al bienestar social. Aunque Reino Unido es —en opinión del Primer Ministro de Reino Unido— una de las democracias más exitosa, multirreligiosa y multirracial en la Tierra, las presiones de la migración en Reino Unido, que excedió las 330 mil personas el año pasado, fueron muy fuertes. Se trata de la “preocupación número uno” del pueblo británico, en particular, la presión que la migración ejerce sobre los servicios públicos y en el presupuesto para el estado de bienestar social. El funcionario británico necesita avanzar en su propuesta de que los inmigrantes deben vivir o trabajar en Reino Unido durante cuatro años antes de acceder a prestaciones vinculadas al trabajo.

Manifestó que espera llegar a un acuerdo antes de febrero, pero agregó: “Si no es el acuerdo adecuado, no tengo prisa. Puedo mantener mi referéndum en cualquier momento hasta el final de 2017. Es mucho más importante obtener este derecho que apresurarlo”.

(…)

Fuente de información:

http://www.weforum.org/press/2016/01/prime-minister-cameron-determined-to-secure-future-of-uk-in-reformed-eu

Para tener acceso a información relacionada, visitar:

http://www.weforum.org/press/2016/01/europe-s-leaders-call-for-more-europe-not-less-urge-uk-not-to-exit

www.weforum.org

Observatorio BCE (BBVA Research)

El 4 de febrero de 2016, la sección de estudios económicos de BBVA Research dio a conocer el “Observatorio BCE” que se presenta a continuación.



Monitorizando la expansión de balance del BCE (enero 2016)

Expansión de balance

En los once primeros meses del programa, el Banco Central Europeo (BCE) adquirió 544.2 mil millones de euros de bonos públicos (PSPP, por sus siglas en inglés), 100.328 mil millones a través del programa de adquisiciones de bonos garantizados (CBPP3, por sus siglas en inglés) y 14.229 mil millones a través del programa de compras de bonos de titulización de activos (ABSPP, por sus siglas en inglés.)

En enero, el programa de compra de activos (APP, por sus siglas en inglés, y que incluye activos públicos y privados) ha superado el objetivo mensual de 60 mil millones de euros marcado, se han adquirido 62.4 mil millones de euros, después de haberse reducido significativamente en diciembre. El BCE compró bonos por importe de 52.9 mil millones de euros, con una distribución por país prácticamente en línea con la clave de capital del BCE, considerando un pequeño ajuste por la no compra de bonos de Grecia30 (este mes tampoco ha comprado bonos de Chipre). El vencimiento de la deuda adquirida hasta enero, es similar a la de los meses previos. El vencimiento promedio de las compras fue de 8 años, inferior a la media de los bonos de la zona euro elegibles bajo el programa de expansión cuantitativa (QE por sus siglas en inglés) (9.1 años).

Bajo el programa de compra de activos privados, el BCE ha adquirido 9.5 mil millones de euros, cifra ligeramente inferior al promedio de compras desde la entrada en vigor de ambos programas (ABSPP y CBPP3) 11 mil millones de euros, concentradas en Covered Bonds (7.2 mil millones de euros).



Deuda soberana: exposición de la banca y emisiones de soberanos

En diciembre, las entidades financieras de la zona euro redujeron sus tenencias de bonos soberanos en 71 mil millones de euros en diciembre, una de las mayores caídas registradas. En concreto, redujeron fuertemente su exposición a deuda pública los bancos franceses (en 23.8 mil millones de euros), los italianos (en 15.7) y los españoles (en 12.3).

En enero, las emisiones de bonos en los países periféricos han seguido la pauta de 2015. España ha emitido el 14.9% (14% en 2015) del objetivo anual de emisión de deuda a largo y mediano plazo (125 mil millones de euros) e Italia ha emitido el 9% (11% en 2015) del objetivo estimado para 2016 (224 mil millones de euros). La vida media de las emisiones de enero es inferior a la registrada en el mismo mes del año anterior si bien las emisiones sindicadas de bonos a largo plazo previstas para febrero pueden corregir este efecto.

Entorno de mercados

En enero, los mercados financieros han estado dominados por un entorno de aversión al riesgo propiciado por la incertidumbre relativa de la desaceleración económica en China, los efectos de segunda ronda derivados de los bajos niveles de los precios del crudo (sobre inflación y sobre las compañías productoras de materia primas) y, más recientemente, por la debilidad de los datos de actividad de Estados Unidos de Norteamérica. En este entorno, continúa la corrección en las bolsas mundiales y se intensifica el refugio en bonos soberanos, principalmente en los bonos de mayor calidad crediticia, lo que presiona a la baja las rentabilidades (desde principios de año los tipo de interés a 10 años han caído en 32 puntos base en Alemania y 40 puntos base en Estados Unidos de Norteamérica). En los países periféricos, la prima de riesgo ha ampliado ligeramente —incertidumbre política y aumento de la percepción de riesgo bancario— tras la resolución de Novo Banco en Portugal y la estrategia para limpiar el balance de los bancos italianos. En este entorno, el volumen bonos con rentabilidades negativas sigue aumentando, sobre todo en el tramo 4-5 años, abarcando ya no sólo los bonos de mayor calidad crediticia sino también el siguiente escalón (AA+ hasta A+). La curva monetaria europea registra tipos de interés negativos hasta el plazo de 9 meses, mientras que los futuros del Euribor a 12 meses también señalan tipos negativos por debajo de los alcanzados a principios de diciembre 2015, lo que adelanta nuevas acciones por parte del BCE.

Por otro lado, a pesar del discurso bajista del BCE, el euro no ha roto a la baja los niveles de 1.08 dólares (salvo en momentos puntuales), pero su rango de cotización se ha estrechado (1.10-1.08 dólares). En las últimas semanas los flujos de carry trade parecen volver a beneficiar marginalmente al euro.

Entorno macro

Los datos más recientes apuntan a que la recuperación en la zona euro podría haber ganado algo de tracción durante el último trimestre de 2015, a pesar de resentirse del fuerte aumento de la incertidumbre. El crecimiento continúa apoyado en los factores domésticos y también con señales algo más optimistas para las exportaciones. El modelo MICA-BBVA estima un crecimiento de alrededor del 0.4% trimestral en el cuarto trimestre de 2015 que podría acelerarse algo nuevamente a principios de este año. Sin embargo, la inflación sorprendió a la baja en diciembre por segundo mes consecutivo (0.2% anual frente al 0.5% esperado), debido fundamentalmente a que la caída de los precios del petróleo limitó el efecto base previsto en la inflación del componente energético, mientras que la inflación subyacente se mantuvo estable en el 0.9% anual. En este contexto, la evolución de los precios del petróleo continuará siendo el principal determinante en los próximos meses. La inflación podría moderarse en febrero y registrar tasas ligeramente negativas a partir de marzo, que podrían extenderse durante el segundo trimestre. Para el conjunto de 2016, se espera que la inflación general se sitúe en el 0.2% y la subyacente en el 1%. Respecto a este escenario, la alta incertidumbre sobre los precios de las materias primas hace que BBVA Research siga viendo riesgos a la baja durante este año, pero también riesgos al alza en 2017 por previsible rebote del precio del petróleo o mayor fortaleza de la demanda doméstica.

Otros indicadores de inflación, como las expectativas inflación 5y5y, y los indicadores compuestos (que abarcan medidas de inflación desde el dato corriente hasta expectativas a diez años), se ha deteriorado significativamente en enero, principalmente en el componente de mediano y largo plazo, en línea con los precios de materias primas, que han seguido intensificado su caída.

Que se espera del BCE

En la reunión de política monetaria celebrada el pasado 21 de enero, el BCE abrió la puerta a más medidas en marzo en respuesta al contexto de mayor incertidumbre global y los crecientes riesgos a la baja. Se espera un recorte del tipo de la ventanilla de depósito en 10 puntos básicos, así como cambios en el APP. Si bien la situación cíclica y la fragilidad de la recuperación justifican el mantenimiento de una política monetaria altamente acomodaticia, pero lo cierto es que el margen y la efectividad de la actuación del BCE es cada vez menor.



PSSP: COMPRAS SEMANALES DE BONOS, ACUMULADAS

DESDE EL 9 DE MARZO 2015

-Miles de millones de euros-



FUENTE: BCE y BBVA Research.



CBPP3 Y ABSPP: COMPRAS ACUMULADAS SEMANALES

-Miles de millones de euros-



FUENTE: BCE y BBVA Research.



MEDIDAS DE EXPANSIÓN MONETARIA

-Miles de millones de euros-




2014

2015

Sep.

Oct.

Nov.

Dic.

Ene.

Feb.

Mar.

Abr.

TLTRO

82.6







130.0







97.8




CBPP3




4.8

13.0

11.8

10.6

11.0

12.4

11.5

ABSPP




0.0

0.4

1.0

0.6

1.1

1.2

1.2

PSPP



















47.4

47.7

FUENTE: BCE y BBVA Research.



MEDIDAS DE EXPANSIÓN MONETARIA

-Miles de millones de euros-




2015

2016

May.

Jun.

Jul.

Ago.

Sep.

Oct.

Nov.

Dic.

Ene.

TLTRO




73.8







15.5

18.3










CBPP3

10.0

9.9

9.0

7.5

10.1

10.0

6.9

5.8

7.2

ABSPP

1.4

1.6

0.9

1.3

1.9

1.6

0.6

0.1

2.3

PSPP

51.6

51.4

51.4

42.8

51.0

52.2

55.1

44.3

52.9

FUENTE: BCE y BBVA Research.



BALANCE BCE

-Miles de millones de euros-



FUENTE: BCE, Bloomberg y BBVA Research.



Compartir con tus amigos:
1   2   3   4   5   6   7   8   9   ...   14


La base de datos está protegida por derechos de autor ©psicolog.org 2019
enviar mensaje

enter | registro
    Página principal


subir archivos