Introduccion al budismo



Descargar 282.5 Kb.
Página6/6
Fecha de conversión26.03.2018
Tamaño282.5 Kb.
1   2   3   4   5   6

Dhyana –sánscrito-, Jhana –pali-. Ch’an –chino-, Zen –japonés-: Meditación (uno de los seis “paramita” del Budismo), es como el vuelo sin obstáculos de la mente hacia su lugar propio. Recordemos que la palabra “meditación” está etimológicamente conectada con “medicina”. La meditación podría ser la medicina que nos ayuda a recuperar los ritmos perdidos de nuestra vida diaria. El fuego de la meditación (“dhayana-agni”) quema los “karma” negativos de la persona.

+ Tanto en el hinduismo como en el Budismo, “contemplación concentrada, idéntico a Yoga o Samadhi”. Extásis, arrobamiento, recueillment (en francés), un estado de la mente alcanzado a través de la meditación elevada.

+ Es posible domar la mente y el Zen nos ofrece una forma de hacerlo.
Kensho –japonés-, chien-hsing –chino-: Lit. “visión de la esencia”, “ver la (verdadera) naturaleza (propia)”. Es un término que define la experiencia de lo que se llama comúnmente “la iluminación” en el Zen. Satori es un término japonés que expresa la iluminación total en el Zen. Algunos identifican kensho y satori.

+ Por medio de esta experiencia religiosa todos conseguimos alcanzar nuestra personalidad religiosa. En terminología cristiana, lo conseguimos porque Dios nos salva. Según la terminología budista, se debe a que “alcanzar la Naturaleza Buddha”.


Samadhi –sánscrito y pali-, Zan Mai –japonés-: Concentración mental; absorción tranquila; contemplación, éxtasis, unión, divinización o consecusión de aquello que en realidad (“satyasaya-saatyam”) somos.

+ Abismamiento profundo. El término y la noción son comunes al Budismo y al hinduismo aunque con interpretaciones y prácticas que difieren en cada caso. En el hinduismo el “samadhi” es el último estadio de la práctica del yoga, cuando “la mente está tan absorta en el objeto (de meditación) que se pierde en este y no tiene conciencia de sí...Este estado de concentración perfecta se conoce como el trance meditativo. En el Budismo el “samadhi” es el paso final en el Óctuple Sendero Noble, el Camino Medio, que lleva a la liberación de todo mál y sufrimiento (Dukka) y al logro del “Nirvana” (Iluminación final y liberación del ciclo de renacimientos). Con la disciplina mental lograda por la práctica del esfuerzo recto y de la recta atención el practicante se dispone a alcanzar un estado que trasciende la comprensión discursiva ordinaria.


Satori –japonés-: Cfr. Kensho. Iluminación en el Budismo Zen. Despertar a la verdad cósmica. Caer en al cuenta. El “satori” no es una condición especial del espíritu, ni un estado de conciencia trascendental: es simplemente despertar a nuestra vida.

+  D.T. Suzuki refiriéndose al “satori” enumera como propiedades que lo caracterizan: la irracionalidad, inexplicabilidad, incomunicabilidad, penetración intuitiva, autoridad, carácter positivo, sentido del más allá, tono impersonal, sentimiento de exaltación, “momentaneidad”.


Sunyata, sunya –sánscrito, sunnata –pali-: “Vacío”. El concepto de “sunyata”, vacuidad, ha dado lugar a muchas interpretaciones y distorsiones. “Sunya” es una palabra sánscrita que significa “en relación a lo que fue hinchado”. Según el erudito budista Edward Conze, la etimología de la palabra expresa la unidad de los opuestos, es decir, lo que en el exterior está hinchado, en el interior está vacío. El Dalai Lama define “sunyata” como “el conocimiento de la realidad última de todos los objetos materiales y fenoménicos”.

+ Es el tercero de los tres aspectos principales del camino a la iluminación, o sea, es la visión correcta de la realidad, o la sabiduría de la vacuidad. Este es el concepto más difícil de comprender, y debe ser aprehendido a través de la experiencia directa, no simplemente a través de la comprensión intelectual.



Zazen –japonés-: “Za”: sentarse con las piernas cruzadas, “Zen”: concentrarse en uno mismo en estado de calma o concentración del espíritu. Proviene del sánscrito, de la voz dhyana. Pero pese a que ambas se relacionan históricamente, sus significados reales son diferentes en diversos aspectos. Zazen se entiende, así, como un medio de alcanzar el satori, la iluminación.
Zen –japonés-,”Ch’an –chino-, “Dhyana” o “Jhana” –sánscrito-, “Son” –coreano, “Thien” –vietnamita-: Verdadero y profundo silencio. Habitualmente traducido por “concentración, meditación sin objetivo”. Vuelta al espíritu original y puro del ser humano.

+ Movimiento budista japonés surgido en el siglo XIII d.C., caracterizado por su doctrina de que la iluminación es un hecho espontáneo, totalmente independiente de los conceptos, técnicas y ritos. El Zen tiende a alcanzar la armonía en el modo de vivir y usa artes seculares como la preparación del té y la caligrafía para desarrollar habilidades.



  1. NOTAS.




    1. Kennedy R., Espíritu Zen, espíritu cristiano. Col. Estaciones. Troquel. Buenos Aires 2003, pág. 25.

    2. Sandoval I.J., Budismo y Cristianismo ante el Dolor. Teresianum e Instituto Internacional de Teología Pastoral Sanitaria. Camillianum. Roma 1998. Impreso en Impre-Jal., Guadalajara, Jal., 1999, pág. 137.

    3. Madrid BAC 1985, no.2. Citado por Sandoval I.J., Idem. pág. 137.

    4. Kadowaki K., Budismo. En: Karotemprel S., (dir.) Seguir a Cristo en la misión. Verbo Divino. Estella 1998, pág. 248.

    5. Conio C., Budismo. En: AA. VV., Nuevo Diccionario de Espiritualidad. Paulinas. Madrid 1991, 4ª., ed., pág. 141.

    6. Kadowaki K., Budismo., op. cit., pág. 248.

    7. Conio C., Budismo, op.cit., pág. 141.

    8. Kadowaki K., op. cit., págs. 249-250; Masiá C.J., Caminos sapienciales de oriente. Col. Crecimiento personal 66. Desclée De Brouwer. Bilbao 2002, págs. 13-15.

    9. Anónimo budista Mahayana, El despertar de la fe. Col. El Peso de los Días 38. Sígueme. Salamanca 2003, pág. 25.

    10. Kadowaki K., op.cit., pág. 251.

    11. Catholic.net., Doctrina del Budismo. Tomada el 16 de Abril de 2004.

    12. Sandoval I.J., op.cit., pág. 43.

    13. Enomiya-Lassalle H.M., Zen y Mística Cristiana. Col. Caminos 6. Paulinas. Madrid 1991, pág. 149.

    14. Masiá C.J., op.cit., pág. 158.

    15. E. Conze citado por Dumoulin, Para entender el Budismo. Mensajero. Bilbao 1997, pág. 62. A la vez citado por Schlüter R.A.M., Mística de las religiones orientales comparada con las de nuestra cultura. En: Schlüter R.A.M., González F.J.I., Mística Oriental y Mística Cristiana. Cuadernos FyS 44. Fe y Secularidad/Sal Terrae. Madrid 1998, pág. 21.

    16. Der Erleuchtungweg des Zen im Buddhismus, Fischer Taschenbuch Verlag, Frankfurt a.M. 1976, pág. 43. Citado por Schlüter R.A.M., Idem pág. 24.

    17. Idem.

    18. Villalba Dokusho, ¿Qué es el Zen? Miraguano. Madrid 1997, 2ª. ed., pág. 25.

    19. Masiá C.J., Buda y los budismos. Fundación Santa María. Madrid 1996, págs. 29-36; Idem Caminos..., op.cit., págs. 32-38.

    20. Masiá C.J., Buda..., op.cit., págs. 37-40.

    21. Villalaba D., op.cit., pág. 27.

    22. Masiá C.J., Buda..., op.cit., págs. 41-44; Idem Caminos..., op.cit., págs. 165-168.

    23. Masiá C.J., Buda..., op.cit., págs. 45-46.

    24. Cfr. R. Panikkar, El silencio del Buddha. Siruela. Madrid 1996, págs. 105 ss. Citado por Schlüter R.A.M., op.cit., pág. 25.

    25. Idem.

    26. H.M. Enomiya-Lassalle., Zen y Mística Cristiana. Paulinas. Madrid 1986, pág. 285. Citado por Schlüter R.A.M., Idem pág. 26.

    27. Idem.

    28. Masiá C.J., Breve nota sobre el Budismo. En: Anónimo..., op.cit., págs. 26-27.

    29. Masiá C.J., Caminos..., op.cit., págs. 90-96; Idem Buda..., op.cit., págs. 20-27; Idem Budistas y cristianos. –Más allá del diálogo- Col. Cuadernos FyS 39. Sal Terrae. Bilbao 1997, pág. 31; Echizen K., La dimensión religiosa del hombre. En: Castañeda J.F., Inoue H., Ser Humano. Col. Hermeneia 24. Sígueme. Salamanca 1984, pág. 261; Habito R.L., El aliento curativo. Col. Nuevos Fermentos 16. San Pablo. Madrid 1994, págs. 47-49; Johnston W., La música callada. Col. Betania 49. Paulinas. Madrid 1988, 4ª., ed., págs. 201-213.

    30. Kapleau Ph., El Zen de la vida y la muerte. Col. Vida plena 1. Oniro. Barcelona 1997, págs. 267-277.

    31. Conio C., op.cit., págs. 145-147.

    32. Guerra S., Meditación. En: AA.VV., NDE, op.cit., págs. 1229-1230.

    33. Martín Velasco J., El fenómeno místico. Trotta. Madrid 1999, pág. 173.

    34. Guerra S., op.cit., págs. 1230-1231.

    35. Enomiya-Lassalle H.M., Zen, un camino hacia la propia identidad. Mensajero. Bilbao 1998, 5ª., ed., págs. 38-44.

    36. Enomiya-Lassalle H.M., Zen y Mística..., op.cit., pág. 381.

    37. Okumura A., El placer de orar. Col. Amigos del orar 2. Carmelo. Burgos 1990, 2ª., ed., pág. 91.

    38. Beltrán F., La contemplación en la acción. Thomas Merton. San Pablo, Madrid 1996, pág. 106.

    39. Enomiya-Lassalle H.M., Zen, un camino..., op.cit., pág. 34.

    40. Schlüter R.A.M., op.cit., pág. 31.

    41. Enomiya-Lassalle H.M., Zen y Mística..., op.cit., págs. 144-145.

    42. Merton Th., Místicos y Maestros Zen. Lumen. Buenos Aires. 2001, págs. 36-37.

    43. Fred Dallmayr; Sunyata. East and West. Emptiness and Global Democracy. En: F. Dallmayr. Beyond Orientalism: Essay on Cross-Cultural Encounter. State University of New York Press, Albany 1996, p. 177. Citado por Kumar Giri A., Fronteras disciplinares: pensando de nuevo teorías y métodos. CONCILIUM 280 (1999) 276 y nota 19. Verbo Divino. Estella.

    44. Johnston W., El ciervo vulnerado. Col. Betania 17. Paulinas. Madrid 1992, 2ª., ed., págs. 90-91.

    45. Johnston W., Cartas a contemplativos. Col. Tabor 15. Paulinas. Madrid 1992, págs. 23-26.

    46. Dumoulin H., Encuentro con el Budismo. Col. Biblioteca Filosófica 15. Herder. Barcelona 1982, págs. 140-143.

    47. Johnston W., La música..., op.cit., pág. 276.

    48. Idem pág. 15.

    49. Johnston W., Enamorarse de Dios. Herder. Barcelona 1998, págs. 13-14.

    50. Johnston W., La música..., op.cit., págs. 19-20.

    51. Noche oscura 1.2 c.18.5 Nota 72 de López-Gay J., La mística del Budismo. BAC 356. Madrid 1974, pág. 229 y 225-227.

    52. Mystische Erfahrungen in nicht-christlichen Ländern, Colmar 1956, 110. cfr. H.M. Enomiya-Lassalle, S.J., Zen, un camino hacia la propia identidad, Mensajero. Bilbao 1980, 3ª., ed, pág. 21. Citado por Enomiya-Lassalle H.M., Zen y Mística..., op.cit., pág. 337, nota 238.

    53. Idem pág. 337.

    54. Cfr. W. Johnston, The Cloud and Christ en The Mysticism of the Cloud of Unknowing, Nueva York 1976, 67-69: “Incarnation” on the Still Point, Nueva York 1971, 151-170. Cfr. En castellano, Anónimo Inglés, La nube del no-saber. Madrid 1981, 7ª., ed.; W. Johnston, El ojo interior del amor. Misticismo y religión. Madrid 1984, 2ª., ed.; La música callada. La ciencia de la meditación. Madrid 1980, 5ª., ed.; El ciervo vulnerado. El misticismo cristiano hoy. Madrid 1986, 2ª., ed. todos ellos publicados por San Pablo. Nota 4 de Arokiasamy A.M., Vacío y planitud. Col. Nuevos Fermentos 19. San Pablo. Madrid 1995, pág. 174.

    55. Cfr. A.M. Arokiasamy, Inculturation. The Case of Zen Meditation, Vidyayoti Journal of Theological Reflection 53 (1989) 56-61. En: Idem Vacío..., op.cit., pág. 178, nota 7.

    56. R. Hight, Towards an Understanding of Christ in the Context of Other World Religions, East-Asian Pastoral Review 20/3-4 (1989) 248-265. En: Idem Vacío..., op.cit., pág. 178 nota 8.

    57. N.T. Simon, the Buddhist Idea of Nirvana, The Living Word 93 (1987); R. Panikkar, El Silencio de Dios, Guadiana, Madrid 1970, o en su versión corregida: El Silencio del Buddha. Col. El Árbol del Paraíso 8. Siruela. Madrid 1997, 3ª., ed. Idem Vacío..., pág. 178 nota 9.

    58. Cfr. S. Ueda, Die Bewegung nach oben und die Bewegung nach Unten Zen-Buddhismus im Vergleich mit Meister Eckhart, Leiden 1981; Emptiness and Fulness, Spring 1982. Idem Vacío…, op.cit., págs. 178-179 cita 10.

59. Idem págs. 169-179.

60. Cfr. Griffiths B., Ritorno al Centro, Brescia, Queriniana, 1979, 111. Citado por Sandoval I.J., op.cit., pág. 139 nota 146.

61. Meier E., Was ist Erlösung im Buddhismus, en: Kherory A.T., P. Hünerman, “Was ist Erlösung, Die Antwort der Weltenreligionen”. Freiburg, Basel. Wien. Herder 1985, 70. Citado por Idem pág. 120 nota 148.

62. Suzuki D.T., Misticismo cristiano e buddhista, Roma, Ubaldini Editrice, 1971, 107. Idem págs. 118-121.

63. Masiá C.J., Caminos..., op.cit., págs. 176-177. Idem Aprender de oriente: lo

cotidiano, lo lento y lo callado. Col. Crecimiento Personal 23. Desclée De Brouwer. Bilbao 1998, págs. 121-122.

64. Traduciendo a Coomaraswamy. Panikkar R., El Silencio del Buddha, op.cit., pág. 74 nota 44.


  1. Cfr. Idem nota 45.

66. Cfr. Idem nota 46.

67. Cfr. Idem nota 50.

68. Masiá C.J., Caminos..., op.cit., págs. 18-20.

69. Idem pág. 20. Idem Aprender..., op.cit., pág. 98.

70. Masiá C.J., Respirar y caminar. Col. Caminos 26. Desclée De Brouwer. Bilbao 2001, pág. 13.

71. Van der Velde P., A la escucha del Budismo Occidental. CONCILIUM 302 (2003) 607-621. Verbo Divino. Estella.



  1. Van Bragt J., Nuevo diálogo del Budismo en Japón. CONCILIUM 181 (1983) 126-128. Cristiandad. Madrid.

  2. Kadowaki K., Budismo..., op.cit., pág. 257.

  3. Masiá C.J., Caminos..., op.cit., págs. 40-43.

  4. Idem págs. 67-69.

  5. Idem págs. 70-71.

  6. Idem págs. 72-73.

  7. Idem págs. 74-76.

  8. Idem págs. 77 y 79.

  9. Idem págs. 80-84.



1. B I B L I O G R A F ÍA.



  1. AA. VV., Nuevo Diccionario de Espiritualidad. Paulinas. Madrid 1991, 4ª. ed.

  2. Anónimo budista Mahayana, El despertar de la fe. Col. El Peso de los Días 38. Sígueme. Salamanca 2003.

  3. Arokiasamy Arul María,S.J., Vacío y plenitud. Zen de la India en la práctica cristiana. Col. Nuevos Fermentos 16. San Pablo. Madrid. 1991.

  4. Beltrán Fernando, La contemplación en la acción. Thomas Merton. San Pablo. Madrid. 1996.

  5. Castañeda J.F., S.J., Inoue H., Ser Humano. Col. Hermeneia 24. Sígueme. Salamanca 1984.

  6. Catholic.net, Doctrina del Budismo. Tomada el 16 de Abril de 2004.

  7. Conio C., Budismo. En: AA.VV., op. cit., págs. 141-150.

  8. Díaz Fernández Héctor, M.G., Una teología coreana. –Chu-Gyo Yo-Ji: Lo Esencial de la Enseñanza del Señor de Agustín Chóng Yak-jong (1760-1801). Universidad Intercontinental. Estudios de la UIC (Escuela de Teología Misionera) Vol I, México, D.F., 1992.

  9. Dumoulin Henrich, S.J., Encuentro con el Budismo. Col. Biblioteca Filosófica 15. Herder. Barcelona 1982.

  10. Echizen Kiroku, La dimensión religiosa del hombre. En: Castañeda J.F., Inoue, op.cit., págs. 250-263.

  11. Enomiya-Lassalle Hugo Makibi., S.J., Zen y Mística Cristiana. Col. Caminos 6. Paulinas. Madrid 1991.

  12. ___________________________________., Zen, un camino hacia la propia identidad. Mensajero. Bilbao 1998, 5ª., ed.

  13. Guerra Santiago, O.C.D., Meditación. En: NDE, op.cit., págs. 1218-1236.

  14. Habito Ruben L.F., El aliento curativo. Espiritualidad Zen para una tierra herida. Col. Nuevos Fermentos 16. San Pablo. Madrid 1994.

  15. Johnston William, S.J., Cartas a contemplativos. Col. Tabor 15. Paulinas. Madrid 1992.

  16. ____________________., El ciervo vulnerado. El misticismo cristiano hoy. Col. Betania 17. Madrid 1992, 2ª., ed.

  17. ____________________., Enamorarse de Dios. Práctica de la oración cristiana. Herder. Barcelona 1998.

  18. ____________________., La música callada. La ciencia de la meditación. Col. Betania 49. Paulinas. Madrid 1988, 4ª., ed.

  19. Kadowaki Kakichi Johannes, S.J., Budismo. En: Karotemprel S., op.cit., 248-257.

  20. Kapleau Philip, El Zen de la vida y la muerte. Col. Vida plena 1. Oniro. Barcelona 1997.

  21. Karotemprel Sebastian (dir.), Seguir a Cristo en la misión. Manual de misionología. Verbo Divino. Estella 1998.

  22. Kennedy Robert, S.J., Espíritu Zen, espíritu cristiano. Col. Estaciones. Troquel. Buenos Aires 2003.

  23. Kumar Giri Ananta., Fronteras disciplinares: pensando de nuevo teorías y métodos. CONCILIUM 280 (1999) 269-277.

  24. López-Gay Jesús, S.J., La mística del Budismo. Los monjes no cristianos del Oriente. BAC 356. Madrid 1974.

  25. Martín Velasco Juan., El fenómeno místico. Estudio comparado. Trotta. Madrid 1999.

  26. Masiá Clavel Juan, S.J., Aprender de oriente: lo cotidiano, lo lento y lo callado. Col. Crecimiento personal 23. Desclée De Brouwer. Bilbao 1998.

  27. _____________________., Breve nota sobre el Budismo. En: Anónimo budista Mahayana, op.cit., págs. 25-27.

  28. _____________________., Buda y los budismos. Fundación Santa María. Madrid 1996.

  29. _____________________., Budistas y cristianos. Más allá del diálogo. Col. Cuadernos FyS 39. Fe y Secularidad/Sal Terrae. Madrid 1997.

  30. _____________________.,Caminos sapienciales de Oriente. Col. Crecimiento personal 66. Desclée De Brouwer. Bilbao 2002.

  31. _____________________., Respirar y caminar. Col. Caminos 26. Desclée De Brouwer. Bilbao. 2001.

  32. Merton Thomas, O.C.S.O., Diario de Asia. Trotta. Madrid 2000. (Glosario, págs. 325-374.

  33. _________________________, Místicos y Maestros Zen. Lumen. Buenos Aires 2001.

  34. Okumura Ichiro Agustín, O.C.D., El placer de orar. Encanto del alma japonesa. Col. Amigos del orar 2. Monte Carmelo. Burgos 1990, 2ª. ed. Título original: Inori 祈り.Ed. Paulinas. Tokio 1974.

  35. Panikkar Raimon, El silencio del Buddha. Una introducción al ateísmo religioso. Siruela. Madrid 1997, 3ª. ed.

  36. Raguin Yves, S.J., Maestro y Discípulo. El acompañamiento espiritual. Narcea. Madrid 1986.

  37. Sandoval Íñiguez José, M.G., Budismo y Cristianismo ante el Dolor. Teresianum e Instituto Internacional de Teología Pastoral Sanitaria Camillianum. Roma 1988. Impreso en Impre-Jal., Guadalajara, Jal. 1999.

  38. Shlüter Rodés Ana María, Mística en las religiones orientales comparada con las de nuestra cultura. En: Schlüter R.A.M., González Faus Ignacio, S.J., Mística oriental y mística cristiana, op.cit., págs. 7-41.

  39. _______________________., González Faus Ignacio, S.J., Mistica oriental y mística cristiana. Col. Cuadernos FyS 44. Fe y Secularidad/Sal Terrae. Madrid 1998.

  40. Van Bragt Jean., S.V.D., Nuevo diálogo del Budismo en Japón. CONCILIUM 181 (1983) 124-132. Cristiandad. Madrid.

  41. Van der Velde Paul, A la escucha del Budismo Occidental. CONCILIUM 302 (2003) 607-621. Verbo Divino. Estella.

  42. Villalba Dokusho Francisco, ¿Qué es el Zen? Miraguano. Madrid 1997, 2ª., ed.

Autor: P. Marco Antonio De la Rosa Ruiz Esparza, mg.







Compartir con tus amigos:
1   2   3   4   5   6


La base de datos está protegida por derechos de autor ©psicolog.org 2019
enviar mensaje

    Página principal
Universidad nacional
Curriculum vitae
derechos humanos
ciencias sociales
salud mental
buenos aires
datos personales
Datos personales
psicoan lisis
distrito federal
Psicoan lisis
plata facultad
Proyecto educativo
psicol gicos
Corte interamericana
violencia familiar
psicol gicas
letras departamento
caracter sticas
consejo directivo
vitae datos
recursos humanos
general universitario
Programa nacional
diagn stico
educativo institucional
Datos generales
Escuela superior
trabajo social
Diagn stico
poblaciones vulnerables
datos generales
Pontificia universidad
nacional contra
Corte suprema
Universidad autonoma
salvador facultad
culum vitae
Caracter sticas
Amparo directo
Instituto superior
curriculum vitae
Reglamento interno
polit cnica
ciencias humanas
guayaquil facultad
desarrollo humano
desarrollo integral
redes sociales
personales nombre
aires facultad