Introducción la siguiente



Descargar 4.77 Mb.
Página1/8
Fecha de conversión25.05.2018
Tamaño4.77 Mb.
  1   2   3   4   5   6   7   8

INTRODUCCIÓN
La siguiente cartilla propone ser un aporte a la reflexión y al trabajo de todos los docentes interesados en profundizar en el área del circo en tanto área artística inserta en el contexto educativo de la Escuela Primaria.

La inclusión de esta disciplina en el marco del programa de Educación Física escolar se realiza no sin resistencias siendo varios los factores que alimentan las críticas por un lado y el apoyo a su inclusión por otro.

Se trata de un contenido nuevo para el Área del Conocimiento Corporal y para el programa en el marco de las Actividades Expresivas. A esta situación se suma la falta lugares adecuados para realizar este tipo de actividades, falta de materiales (que poco a poco van llegando a las escuelas) y en algunos casos un sentimiento de extrañeza hacia el circo dentro del ámbito escolar.

En el siguiente trabajo se brindará la posibilidad de acercarse a este campo desde una perspectiva histórica y teórica por un lado y desde diversas propuestas que hemos trabajado en nuestras prácticas educativas por el otro, esperando sea un aporte para el abordaje de una práctica sumamente enriquecedora de la experiencia corporal de la mano de una tradición artística.

A lo largo de este material el lector se encontrará con:


  1. La fundamentación del trabajo. En el mismo se hará una breve reseña de la historia del circo en sus manifestaciones modernas (circo tradicional, circo criollo y circo contemporáneo) y la relación histórica del circo con el campo de la Educación Física. Se abordarán las nociones de cuerpo y técnica para encuadrar la intervención educativa sobre lo corporal y una reflexión sobre la inclusión del circo en la escuela.

  2. Propuestas de trabajo para las siguientes disciplinas:

    1. Acrobacias grupales.

    2. Acrobacias aéreas: tela y trapecio

    3. Payasos

Estos tres contenidos se presentan en base a tres dimensiones fundamentales en toda disciplina artística:

Técnica, Creación y Composición.

  1. Aportes para la creación de una función de circo.



  1. FUNDAMENTACIÓN

1. El circo y su historia

El circo cuenta con una historia muy rica y las disciplinas que hoy son parte de esta rama del arte, son consideradas - junto con la danza-, de las más antiguas en el universo de las prácticas corporales del hombre, existiendo registros de hace más de 2000 años.1 Estas prácticas como el contorsionismo, los malabares o las acrobacias, estaban asociadas a un carácter mítico-religioso relacionado a la preparación de guerreros, rituales y prácticas festivas. Las “especialidades”, tales como el Circo, la Danza o el Teatro empezarán a marcarse a partir del Renacimiento y la Modernidad como consecuencia de procesos complejos que habilitan el pasaje de un sujeto del carnaval a un sujeto espectador.2 El circo entendido como espectáculo moderno, tal como lo concebimos en la actualidad, no nacerá sino a partir del crecimiento de la burguesía europea del siglo XVI al XIX. La base del circo se dará en este contexto por la asociación de artistas ambulantes de férias y plazas públicas con grupos ecuestres de origen militar. El lugar ocupado por el mito y la religión se tornará laico y más específicamente comercial. Nace de esta forma un espectáculo que reúne en una carpa o anfiteatro artistas de variada procedencia especializados en contorsionismo, acrobacia sobre caballos o trapecios, manipulación de objetos, magia, etc.



Circo tradicional.

Ya dentro de las manifestaciones modernas de este tipo de espectáculo podemos diferenciar distintos estilos correspondientes a distintas épocas y lugares. La manifestación más popular desde finales del siglo XVIII hasta finales del siglo XX es la que se denomina circo clásico o tradicional. Esta corriente surge sobre la base de un núcleo familiar: compañías nómades basadas en la transmisión a través de generaciones, tanto de valores, prácticas y un conocimiento grupal y comunitario. Los espectáculos están compuestos por distintos números sin conexión argumental entre sí, donde lo que se destaca es el entrenamiento corporal al servicio de la máxima destreza y peligro, el amaestramiento de animales y la exhibición de “fenómenos” (que según la época va desde la mujer barbuda, los enanos, personas con deformidades o personas exóticas de culturas lejanas).



Estos circos tradicionales continúan siendo una parte viva de este arte, conviviendo en la actualidad con otras manifestaciones surgidas en las últimas décadas basadas en criterios estéticos distintos.

Estados Unidos, 1931.3




Circo Criollo

Un capítulo muy importante en la historia del circo en el Uruguay es la que hace referencia al circo criollo.4 Esta manifestación cultural comienza a desarrollarse a partir de 1830 en el Río de la Plata estableciendo una estrecha relación con el teatro de la época. Los Podestá –familia del teatro uruguayo que desarrolla su profesión sobretodo en Buenos Aires- son considerados los creadores del circo criollo. En el mismo se realiza una presentación de números de circo tradicional y se le incorpora una segunda parte que consiste en la representación de una pantomima gauchesca. De esta forma la primer parte se desarrolla en el picadero: números de trapecio, payasos, acróbatas y la segunda en el proscenio5 de la carpa donde se exhiben obras del teatro nacional (dramas gauchescos) y del teatro universal. Se trata de una forma particular originada en Argentina y Uruguay que se diferencia del circo europeo o americano ya que se detuvo a reflejar a través de las obras locales, la situación socio –cultural y política de la época. En un país con escasa comunicación entre la capital y el interior, el circo criollo fue una importantísima manifestación cultural y popular que recorrió todo el territorio llevando un repertorio gauchesco tradicional. El baile típico de El Pericón, tan presente en nuestra escuela pública, formaba parte del cierre de los espectáculos de los circos criollos del Uruguay.






Carpa de circo de la familia Podestá.
José Podestá “Pepino 88”.
(Primer payaso criollo)
Los circos criollos comienzan a desaparecer de la escena local a partir de la década del 70. Los propios artistas le adjudicarán al auge de la televisión la poca asistencia de público a los espectáculos lo que determina la casi total ausencia de circos nacionales en las últimas décadas.6 Este espacio fue sustituido por circos extranjeros que cada cierto tiempo realizan sus temporadas en el país. Recién en los últimos 10 años comienzan a verse en la ciudad expresiones locales relacionadas a lo circense. Pero esta nueva aparición del circo poco tiene que ver con el circo criollo, presentando más rupturas que continuidades con esta tradición ya que se distancia en varios aspectos en lo que refiere a: transmisión del conocimiento, sustento económico, espacios de armado y presentación del espectáculo, estilo de vida, formación artística, etc.

Esta nueva forma de circo que se origina en América del Norte y Europa es lo que se denominará nuevo circo o circo contemporáneo.





Compartir con tus amigos:
  1   2   3   4   5   6   7   8


La base de datos está protegida por derechos de autor ©psicolog.org 2019
enviar mensaje

    Página principal
Universidad nacional
Curriculum vitae
derechos humanos
ciencias sociales
salud mental
buenos aires
datos personales
Datos personales
psicoan lisis
distrito federal
Psicoan lisis
plata facultad
Proyecto educativo
psicol gicos
Corte interamericana
violencia familiar
psicol gicas
letras departamento
caracter sticas
consejo directivo
vitae datos
recursos humanos
general universitario
Programa nacional
diagn stico
educativo institucional
Datos generales
Escuela superior
trabajo social
Diagn stico
poblaciones vulnerables
datos generales
Pontificia universidad
nacional contra
Corte suprema
Universidad autonoma
salvador facultad
culum vitae
Caracter sticas
Amparo directo
Instituto superior
curriculum vitae
Reglamento interno
polit cnica
ciencias humanas
guayaquil facultad
desarrollo humano
desarrollo integral
redes sociales
personales nombre
aires facultad