Introducción. Definiciones


Contracción o constricción de la pupila



Descargar 412.29 Kb.
Página7/12
Fecha de conversión23.12.2018
Tamaño412.29 Kb.
Vistas263
Descargas0
1   2   3   4   5   6   7   8   9   ...   12

Contracción o constricción de la pupila

La pupila, o abertura a través de la cual llega la luz al interior del ojo, está rodeada por el iris. Éste posee fibras musculares lisas que regulan su abertura. La contracción de las fibras radiadas del iris produce la abertura de la pupila. Regula la cantidad de luz que penetra al ojo, a través de reflejos originados en el sistema nervioso vegetativo (reflejo pupilar a la luz). Al contraerse impide que los rayos divergentes procedentes del objeto entren en el ojo por la periferia de la córnea y el cristalino. Estos rayos periféricos no podrían ser enfocados en la retina y, en consecuencia, causarían una imagen borrosa.


El tamaño de abertura de la pupila depende de la cantidad de luz en el ambiente: a más luz menor diámetro pupilar. Podríamos preguntarnos ¿por qué no está la pupila dilatada al máximo para permitir que entre más luz y así tener una visión más precisa?. Ocurre algo parecido a lo que ocurre en fotografía: cuando el diafragma (pupila) se cierra aumenta la profundidad de campo, es decir que la retina enfoca a la vez objetos situados a distancias diferentes. Con la pupila abierta (diafragma) la profundidad de campo es más pequeña y se dificulta la percepción de detalles.
La pupila se contrae para ver de cerca (reflejo de acercamiento). Como ya hemos comentado, la pupila también disminuye de calibre cuando la luz es intensa (reflejo pupilar a la luz).


Convergencia de los ojos

La convergencia es el movimiento de los ojos hacia adentro. Con el fin de enfocar correctamente un objeto con los dos ojos, en áreas equivalentes de la retina. Aquí participan reflejos oculares automáticos, Si presionamos ligeramente un ojo, la imagen que vemos es doble. Participan los músculos extrínsecos e intrinsecos.


Un individuo bizco (estravismo) por lo regular no tiene visión doble, porque aprende a suprimir una de las dos imágenes.
En la persona hipermétrope, sobre todo, uno de los dos ojos ve una imagen confusa debido a que está desenfocado, o bien imágenes dobles a causa de no converger adecuadamente los ojos. El cerebro aprende a eliminar una de las imágenes, estado que se conoce como ambliopía. Se da especialmente en niños que tienen defectos visuales sin diagnosticar. Si no se corrige a tiempo la visión de un ojo puede quedar permanentemente suprimida, causando una ceguera parcial irremediable en dicho ojo. Se suele hacer forzar el uso del ojo tapando total o parcialmente el otro.
El desarrollo y la conservación de la retina dependen de la estimulación luminosa. Si no hay, la retina degenera.

Errores en la refracción y acomodación
Algunos errores de refracción corriente son: miopía (vista corta), hipermetropía (vista cansada) y astigmatismo.
El miope ve los objetos alejados como imágenes borrosas, ya que enfoca los rayos que provienen del objeto por delante de la retina, es decir en un punto antes de alcanzar la retina. Ello se debe a que poseen un cristalino demasiado grueso o un globo ocular demasiado largo en sentido anteroposterior. Los objetos próximos pueden ser enfocados debido a que sus rayos luminosos divergen y requieren más bien un cristalino engrosado o un globo ocular alargado a fin de quedar enfocados en la retina. El miope para enfocar los objetos debe aproximarlos a sus ojos. Las lentes cóncavas, que hacen divergir los rayos paralelos, corrigen la miopía.
Los hipermétropes (ven mejor de lejos que de cerca) presentan un globo ocular demasiado corto o un cristalino demasiado delgado. Los rayos no convergen lo suficiente como para estar enfocados al alcanzar la retina. Para ello tiene que engrosar su cristalino. E1 ojo hipermétrope se está por lo tanto constantemente acomodando, mientras que el ojo normal solo se acomoda para objetos próximos. El hipermétrope es incapaz de engrosar su cristalino lo suficiente como para ver objetos cercanos a sus ojos: debe extender el libro más para poder leerlo.
Se corrige mediante lentes convexas que hacen que converjan los rayos paralelos procedentes de objetos lejanos (más de 6 m) antes de llegar al cristalino. Éste último completa la misión de enfocar la luz sobre la fóvea.
La presbicia consiste en la ausencia de acomodación en personas de edad avanzada (40-50 años o más), debido a que el cristalino se hace menos elástico, y no puede engrosarse demasiado. La persona présbita debe usar con frecuencia lentes bifocales, finas en su mitad superior para ver objetos lejanos y gruesas en su mitad inferior para enfocar objetos próximos.
En el astigmatismo el ojo puede ser hipermétrope o miope. Generalmente se debe a que la córnea muestra una curvatura desigual. También puede ocurrir que la curvatura irregular proceda del cristalino. Se corrige con lentes adecuadas.
Las cataratas consisten en la opacidad del cristalino debido a opacificaciones o enturbiamiento (¿también de la córnea?) debido a enfermedad o traumatismo. La consecuencia eventual es la ceguera.

3.2.4.2. Conexiones nerviosas de la retina con el cerebro
Cuando la luz llega a la retina se desencadenan una serie de procesos que transforman la energía lumínica (luz) en impulsos nerviosos (energía nerviosa). Éstos serán transmitidos hacia el cerebro, que es donde se producirá el análisis de lo que los ojos están "percibiendo". En este proceso, la luz reacciona con los pigmentos de las células fotorreceptoras iniciándose un impulso nervioso que pasa a las células bipolares y de aquí a las células ganglionares18. Estas últimas células reúnen y resumen la información visual. Los axones de éstas células convergen en la papila óptica (o punto ciego) para formar el nervio óptico19, que se dirige hacia el cerebro.
Las señales neuronales salen de la parte posterior del ojo hacia el cerebro a través de los nervios ópticos. Los nervios ópticos de cada ojo se reúnen en un punto denominado quiasma óptico. Aquí hay una hemidecusación o "medio entrecruzamiento" de los axones de las neuronas ganglionares. Es decir, el entrecruzamiento no es total: se entrecruzan las fibras de las mitades nasales o internas de cada retina, transmitiendo excitaciones al lado opuesto del cerebro. Las fibras de la mitad temporal de cada retina transmiten las excitaciones al hemisferio cerebral del mismo lado. Dicho de otro modo, los impulsos nerviosos procedentes de la mitad derecha de cada una de las retinas se envían al lado derecho del cerebro, mientras que los impulsos procedentes de la mitad izquierda de cada retina se envían al lado izquierdo del mismo.
La cinta óptica de cada lado termina en el cuerpo (núcleo) geniculado lateral (está en el grupo de núcleos posteriores del tálamo). Al igual que los núcleos sensitivos del tálamo, el cuerpo geniculado sirve como estación intermedia hacia la corteza cerebral y está topográficamente organizado. La cinta óptica envía así mismo fibras al colículo superior y a los núcleos pretectales. El primero interviene en movimientos reflejos del globo ocular durante la convergencia y otros movimientos oculares. El segundo, conectados con los músculos intrínsecos del ojo (acomodación del cristalino y regulación refleja de la pupila por el iris).
La función principal del cuerpo geniculado lateral es la de transmitir excitaciones a la corteza estriada, el área de proyección visual primaria (ó corteza visual primaria) en los lóbulos occipitales. Ésta es el área denominada área visual I. El cuerpo geniculado lateral también envía fibras a los núcleos de asociación del tálamo. El área visual I está organizada topográficamente. Es decir la excitación de un punto determinado de la retina, excita un punto determinado del área I. Lo mismo se puede decir con respecto a la sensibilidad a la presión y a la audición. El área visual II de la corteza cerebral corresponde al área preestriada, y el área20 visual III está situada en campos parietales y temporales. La organización topográfica del área visual II es la imagen en un espejo de la organización del área visual I. No se conoce con exactitud la anatomía de estas vías.

3.2.5. Función de la corteza visual primaria
La capacidad de nuestro sistema visual para descubrir la organización especial de la escena visual- es decir descubrir la forma de los objetos, el brillo de las diferentes partes, las sombras, etc.- depende de la corteza visual primaria. Puntos específicos de la retina establecen conexión con puntos específicos de la corteza visual; las mitades derechas de las dos retinas se conectan con la corteza visual derecha, y las mitades izquierdas, con la corteza visual izquierda.
La mácula se halla representada en el polo occipital de la corteza visual y las regiones periféricas de la retina se representan por círculos concéntricos cada vez más lejos del polo occipital. La porción más alta de la retina se halla representada en la parte más alta de la corteza visual, la porción baja en la porción inferior

Descubrimiento de líneas y contornos por la corteza visual primaria.
Cuando una persona mira a una pared blanca solo se estimulan unas pocas neuronas de la corteza visual primaria. ¿Qué es lo que ocurre en la corteza visual? Por ejemplo, coloquemos una cruz negra sobre una pared (Fig. 60.6, en Guyton, 1977, pág 813); a la derecha de la figura se representa el tipo especial de excitación que se produce en la corteza visual en respuesta a la imagen retiniana de una cruz negra. Obsérvese que las áreas de excitación ocurren solamente a lo largo de los bordes definidos de la imagen visual. Por lo tanto los registros de las señales visuales por la corteza visual se relacionan casi siempre con los contrastes en la escena visual. En cada punto de la escena visual donde hay un cambio de lo oscuro a lo claro, o viceversa, se estimula la zona correspondiente de la corteza visual primaria. La intensidad de la estimulación depende del gradiente de contraste; cuanto más neto sea el borde de contraste, y mayor la diferencia de intensidad entre las zonas claras y obscuras, mayor será el grado de estimulación. Por lo tanto, el tipo de contrastes en la escena visual impresiona las neuronas en la corteza visual y tienen una orientación espacial aproximadamente igual que la de la imagen retiniana .

Descubrimiento de la orientación de líneas y bordes.
La corteza debe también descubrir la orientación de cada línea o borde (vertical, horizontal, ...). El mecanismo es el siguiente: en cada pequeña zona de la corteza visual hay múltiples neuronas dispuestas en columnas, cada una de las cuales tiene un diámetro aproximado de 1.5 a 1 mm, y que se extienden hacia abajo desde la superficie de la corteza a través de sus 6 capas. Las señales que llegan a la corteza procedentes del cuerpo geniculado externo terminan en la capa 4 y desde allí hay señales secundarias que difunden hacia arriba u abajo en la columna y, finalmente, también a columnas vecinas. Algunas columnas de neurona responden a líneas o bordes verticales, otras a líneas o bordes que forman ligero ángulo; otras a líneas o borde de ángulos mayores, etc. Este proceso de activación selectiva de columnas separadas probablemente tenga lugar por convergencia de señales de dos o más fibras nerviosas que llegan procedentes del cuerpo geniculado externo. El efecto es similar al que tiene lugar en la retina; una de las fibras provoca inhibición, otra provoca excitación. Si la orientación del borde entra en la zona obscura y la zona iluminada en el campo visual correspondiente a la orientación de las conexiones neurales de fibras de ingreso inhibidoras y excitadoras de ingreso para una columna determinada de la corteza visual, la columna será excitada. Cuando diversas columnas corticales tienen conexiones sinápticas algo diferentes, tales interacciones pudieran originar la estimulación selectiva de una columna por una orientación del borde, otra columna para otra orientación. etc.




Compartir con tus amigos:
1   2   3   4   5   6   7   8   9   ...   12


La base de datos está protegida por derechos de autor ©psicolog.org 2019
enviar mensaje

enter | registro
    Página principal


subir archivos