Integración de Migrantes en situación de vulnerabilidad al Sistema Público de Salud en Chile



Descargar 64.92 Kb.
Fecha de conversión03.08.2018
Tamaño64.92 Kb.

Integración de Migrantes en situación de vulnerabilidad al

Sistema Público de Salud en Chile

Nassim Ajraz (nmajraz@uc.cl) & Piedad Gálvez (migalvez@uc.cl)

Instituto de Sociología de la Pontificia Universidad Católica de Chile

Resumen

La migración en Chile actualmente es un fenómeno que se encuentra en crecimiento, pero las precarias condiciones en que se establecen los sitúan como uno de los grupos con mayor vulnerabilidad en el país. Se ha comprobado que estas desfavorables condiciones afectan el estado de salud de los migrantes. El objetivo del presente artículo fue indagar acerca de los principales factores que inciden en la integración de los migrantes en situación de vulnerabilidad a los servicios primarios de salud. Se realizó a partir de un estudio cualitativo, con entrevistas en profundidad a 18 migrantes residentes de las comunas Santiago Centro y Recoleta. Los resultados de la investigación demuestran que las principales barreras para la atención en salud de los migrantes; se relacionan con la condición de irregularidad en el país junto a la discriminación y malos tratos recibidos por los funcionarios en los centros.



Palabras claves: migrantes, servició de salud pública, estado de salud.

Introducción

En la actualidad el fenómeno migratorio en Chile adquiere suma relevancia en relación al crecimiento que ha mantenido en las últimas décadas. Según los resultados de la Encuesta Nacional de Caracterización Socioeconómica 2013 [Min15] es posible afirmar que la población proveniente de otros países se ha duplicado en menos de 10 años.

En Chile, los migrantes se encuentran posicionados como uno de los grupos con mayor vulnerabilidad en el país: la vulnerabilidad social, la precariedad laboral, el hacinamiento, entre otras, son condiciones que afectan a una importante porción de esta población. Específicamente en materia de salud, existe fuerte evidencia de que el deterioro del estado de salud de migrantes empieza en el país receptor por las condiciones estructurales y socio-económicas en la que éstos se encuentran (Fuentes & Laso, 2006; Mesas Hurtadianas, 2013). Esto es de especial interés cuando se considera que la salud se sitúa como una esfera de gran importancia para la población migrante, principalmente por ser el vehículo necesario e imprescindible para poder trabajar (Fuentes & Laso 2006; Martínez, Soffia, Cubides & Bortolotto, 2013). En Chile, la problemática es atribuida principalmente al marco de política migratoria vigente (Stefoni 2011) y a la cultura y sociedad chilena, la cual muchas veces discrimina a los y las migrantes por su condición, aspecto físico, etnia, costumbres u origen (Mesas Hurtadianas, 2013)

El presente estudio se enfoca en entregar un panorama de la situación actual de integración de migrantes vulnerables o de escasos recursos al sistema público de salud chileno. Para esto, se llevará a cabo una investigación cualitativa en base a un estudio de casos de migrantes que residan en las comunas de Recoleta y Santiago Centro con el propósito de lograr una comprensión profunda de los factores que inciden en la integración de dicha población al servicio público de salud en Chile.

Las preguntas de investigación que guiaron el presente estudio son ¿Cuál es la percepción que tienen los migrantes acerca de su estado de salud en Chile?, ¿Cómo las condiciones que presentan en Chile afectan su estado de salud?, ¿Cómo enfrentan éstos sus problemas asociados a la salud?, ¿Cuál es la percepción que tienen del uso y acceso a los servicios de salud? ¿Cuáles son los factores que facilitan y/o dificultan tanto el acceso a la atención en salud como su uso?

El Objetivo general de la investigación es indagar acerca de los principales factores que facilitan y /o obstaculizan la integración de los migrantes vulnerables o de escasos recursos a los sistemas primarios de salud ubicados en las comunas de Recoleta y Santiago Centro.


Antecedentes: legislación migratoria en Chile

En la actualidad, Chile regula la migración por un conjunto de normas donde el instrumento de mayor fuerza es la Ley de Extranjería, conformada por el Decreto Ley Nº 1094 de 1975 junto con el Decreto Supremo Nº597 de 1984 sobre el Reglamento de Extranjería. Dicha Ley fue establecida durante la dictadura militar de Augusto Pinochet, la cual se fundamenta en la doctrina de seguridad nacional propia de un contexto dictatorial que tiene como objetivo evitar el ingreso de ciertas personas e ideas indeseables (Sandoval, 2014). Muchos de los migrantes que ingresan al país y no cuentan con un contrato laboral previo, entran o bien en calidad de turistas o bien como irregulares, situaciones en las cuales no pueden acceder a contratos laborales que formalicen su remuneración, propiciando la explotación y precariedad laboral, y de manera más importante, generando exclusión de los servicios del Estado, entre ellos la salud, al no poder ingresar al Sistema de Protección Social (Demoscópica, 2009).

Como un avance importante en la incorporación de los derechos de la salud a la población migrante irregular, se emitió en junio del 2008 el Ordinario Nº3229 del Ministerio de Salud, referido a la “Atención en salud de Población Inmigrante en Riesgo social y Permanencia No Regular”. Aquí se garantiza a todos los niños y niñas menores de 18 años la atención en el sistema público de salud, independiente de su condición migratoria en Chile y la de sus padres o tutores legales. A través del mismo Ordinario se reconoce a todos los migrantes en Chile el Derecho a la atención médica urgente y acceso a bienes públicos en salud (como campañas de vacunación) independientemente de su situación de regularidad (Demoscópica, 2009). También destaca el Convenio para la Protección de la Maternidad firmado el 2003 que, brinda el acceso al sistema público de salud FONASA a todas las mujeres migrantes que trabajen independiente de su situación regulatoria, a través de la entrega de un permiso de residencia temporaria certificando que controlan su situación de embarazo (Martínez et. al, 2013).

Sin embargo, se detecta una deficiencia en la difusión de las políticas y programas, generando desconocimiento de los beneficios en salud tanto en migrantes como en los funcionarios de los servicios de salud. Claramente esto afectado directamente la implementación eficaz de las medidas que se han tomado (Mesas Hurtadianas, 2013).

Marco teórico

Enfoques Teóricos de integración y migración

Existen distintas perspectivas sobre la integración en el fenómeno migratorio. Una mirada muy criticada corresponde a la integración por asimilación, y sus críticas aluden al hecho de que asume que la integración del individuo se da en la medida que éste asume como propia la cultura de la sociedad receptora y abandona la originaria (Torres, 2004). Portes y Böröcz (1998) critican este enfoque ya que entiende el fenómeno desde un funcionalismo de manera lineal y unilateral al ser responsabilidad del migrante integrarse a la sociedad.

Un segundo enfoque señalado por Torres (2004) es el de integración por diferenciación o multiculturalismo. Este enfoque podría considerarse totalmente opuesto a la integración por asimilación, al sostener que es esencial para la integración que los individuos conserven la cultura de origen en su totalidad, y agrega el elemento de igualdad de acceso a las esferas sociales del país receptor. A este enfoque se le ha criticado el planteamiento de una visión de la cultura como estática sin considerar su movilidad simbólica (Mascareño, 2007).

Por otro lado, lectura transnacional que hace Glick-Schiller (1992) entiende que la migración es un proceso donde el migrante une elementos de la sociedad de origen con elementos de la sociedad receptora, afirmando que en la dinámica transnacional el migrante comparte sus redes, actividades y patrones de la vida entre ambos países. En la misma línea se ubican Portes y Böröcz (1998), quienes acentúan los procesos de inserción de la población migrante en las distintas esferas de la sociedad de destino para comprender la realidad social tal y como éstos la perciben, y no bajo un criterio normativo de cómo debería ser. Se entiende así que la integración es un proceso dinámico en el aspecto cultural en donde confluyen elementos de la cultura originaria y la receptora del migrante (Glick-Schiller, 1992).

Una perspectiva conciliadora es la planteada por Baeza (2012) quien entiende la integración del migrante como un proceso dinámico que se puede manifestar de distintas formas, entre las que podemos encontrar expresiones de integración tanto por asimilación como la propuesta por la dinámica transnacional, no existiendo así una linealidad específica en el proceso de integración, poniendo énfasis en los distintos caminos de integración que pueda tomar el migrante que dependen de su contexto, haciendo de las posibilidades de integración infinitas.

Hasta el momento, la discusión sobre la integración de los migrantes se ha canalizado en el actuar del migrante y no se ha profundizado en el actuar del Estado sobre el tema. Respecto a esto, la Organización Internacional de Migraciones (OIM, 2005) destaca la ineficiencia de los enfoques que responsabilizan de la integración únicamente al migrante, y son perjudiciales para la sociedad que los aplica a largo plazo, enfatizando que el rol del Estado es vital en el campo de la integración, especialmente en la promoción de la tolerancia y la diversidad cultural mediante políticas socio-económicas que garanticen una cohesión social de cara a la diversidad cultural.


2. Impacto de la migración en la salud

Existe evidencia de que el estado de salud de los migrantes puede deteriorarse en los países hacia los que migran. Tal como señalan Becerra y Altimir (2013), los migrantes suelen gozar de una adecuada salud física al momento de su llegada, sin embargo, éstos muchas veces se exponen a condiciones socio-económicas y estructurales que pueden empobrecer su situación de vida y producir un deterioro de las condiciones de salud y del bienestar psicosocial (Becerra y Altimir, 2013:2).

En la literatura actual sobre salud emergen cada vez más enfoques que dan cuenta de su carácter multidimensional en acuerdo con una interrelación de distintas condiciones sociales que afectan el estado de salud de los individuos. Fuentes y Laso (2006) dirán que el concepto de salud es relativo y multidimensional, debiendo tener en cuenta elementos culturales y sociales. Así mismo se expresa en la Constitución de la Organización Mundial de la Salud del año 1946, donde se define el derecho a la salud como “un completo estado de bienestar, físico, mental y social, y no sólo la ausencia de afecciones o enfermedades”. (Demoscópica, 2009:7)

Un concepto fundamental para atender el carácter multidimensional de la salud es el de determinantes de la salud. La Organización Mundial de la Salud define los determinantes de salud como “el conjunto de factores personales, sociales, económicos y ambientales que determinan el estado de salud de los individuos o poblaciones” (Fuentes y Laso, 2006). Cabieses (2014) los define como “las condiciones sociales en las cuales las personas desarrollan su vida y, por distintos mecanismos, tienen un impacto en su salud” (Cabieses, 2014:1). En suma, el concepto se refiere “tanto al contexto social como a los procesos mediante los cuales las condiciones sociales se traducen en consecuencias para la salud” (Demoscópica, 2009:16).

Por lo tanto, entenderemos que el estado de salud de un individuo posee determinantes que lo afectan, y éstos deben incorporarse como aspectos relevantes en los estudios sobre salud, sobre todo en sectores de la población cuyas condiciones sociales y económicas son precarias puesto que gran parte de las inequidades en salud son explicables por estos determinantes sociales (Cabieses, 2014). Así lo afirman Fuentes y Laso (2006), señalando que existe una estrecha relación entre condiciones de vulnerabilidad y bajos niveles de salud: “aquellos que están socialmente excluidos, como los desempleados, refugiados, migrantes pobres, y los sin hogar, presentan unos resultados de salud peores o mucho peores que la población general” (Fuentes y Laso, 2006:12). Específicamente en el caso de migrantes, los determinantes de salud de éstos se derivan de: la falta de acceso a un trabajo normalizado, de su situación irregular de residencia, del hecho de vivir en algunos casos en zonas de riesgo social elevado, de la dificultad de acceso a los servicios sanitarios en muchos casos por falta de información y de los problemas de comunicación relacionados con el idioma y las diferencias etnoculturales (Fuentes y Laso, 2006:12).

Para el interés del presente estudio, entenderemos como determinantes de la salud de los migrantes las condiciones socio-económicas, las condiciones laborales, las condiciones de la vivienda, la situación de regularidad, las redes de apoyo familiares y el acceso a la salud que éstos posean, siendo éstas condiciones que afectan de manera relevante su estado de salud.


Metodología

El estudio realizado es de carácter cualitativo, el cual incorpora la producción de información primaria cualitativa en base a un estudio de casos del acceso de migrantes vulnerables o de escasos recursos al sistema primario de salud en las comunas de Recoleta y Santiago Centro. El estudio de casos se ha escogido como un apropiado método de investigación ya que permite comprender en profundidad una problemática a través de la diversidad de discursos y perspectivas que den cuenta del fenómeno en estudio (Creswell, 2007).

Se usó dos fuentes cualitativas de información: (1) entrevistas semi-estructuradas y (2) observaciones no participantes poniendo énfasis en situaciones que den significado al tema en estudio. Las observaciones fueron registradas a través de notas de campo en las visitas del equipo a los consultorios y otros espacios claves.

La unidad de muestreo corresponde a personas migrantes vulnerables o de escasos recursos que residan en las comunas de Recoleta y Santiago Centro mientras que el tamaño muestral corresponde a 18 casos.


Análisis de resultados

En general, los entrevistados señalan que la motivación de llegar a Chile se relaciona con la búsqueda de mejores oportunidades económicas y laborales. Otro factor relevante en la decisión de migrar corresponde a la presencia de redes familiares y/o amistades que a través de sus “buenas” experiencias en el plano económico incentivan el movimiento hacia Chile. A su vez, dichas redes representan espacios sociales y geográficos donde el migrante se inserta, tanto en la posibilidad de vivienda en el país como de empleo. Esto sugiere que en general, los entrevistados son personas que buscan mejorar sus condiciones de vida y cuentan con capital social en su proyecto de migración.

A partir de la información recopilada en las entrevistas y observaciones del equipo de investigación, se percibe que diez de los dieciocho entrevistados (cinco hombres y cinco mujeres) poseen una situación de vida en Chile bajo la paradoja del “sacrificio en Chile por un futuro mejor”, la cual consiste en la experiencia de una vida cotidiana vulnerable de los migrantes asociada a la falta de recursos que problematiza su condición de vida en el país. Si bien la mayoría de los entrevistados señalan percibir mejores sueldos en Chile, lo cual constituye uno de los principales motivos de la migración al país y la decisión para muchos de extender su tiempo de estadía, el envío de remesas como medio para mejorar las condiciones de vida de hijos y familiares en los países de origen o bien, el sostenimiento de los hogares en Chile en el caso de muchas mujeres, sitúa al migrante en una posición de vulnerabilidad social. Adicionalmente la falta de un trabajo formal y estable junto la ocupación de viviendas precarias contribuyen a incrementar la vulnerabilidad percibida.


Condiciones laborales
Las experiencias laborales que tuvieron los entrevistados en Chile sugieren que hay determinados factores que inciden directamente sobre condiciones de precariedad laboral. Primero, la irregularidad se presenta como uno de los más importantes, puesto que sitúa al migrante en una posición de vulnerabilidad donde éste debe soportar altas cargas laborales y bajos salarios. A su vez, la irregularidad es un problema que afecta mayoritariamente a los hombres puesto que son quienes presentaron dificultad para conseguir empleos formales que les permita regularizarse. La falta de contrato además influye sobre sensaciones de inestabilidad en el país así como también sobre tener peores condiciones respecto a quienes sí tienen contrato de trabajo. En contraste, las mujeres tienen mayor acceso a los contratos laborales que les otorgan visas y así también el pago de imposiciones por parte de los empleadores, lo que en gran medida se debe a que el rubro de trabajo doméstico se encuentra más formalizado, sin embargo, la visa sujeta a contrato corresponde a un tercer factor que afectó en su mayoría al género femenino, situación que propicia la explotación por parte de los empleadores dado que los migrantes deben soportar el aprovechamiento frente al temor de irrumpir su proceso de regularización. Por último, el trabajo doméstico puertas adentro, también asociado a la mujer, lleva a extensas jornadas así como sobrecarga laboral.

En el ámbito de la salud, es interesante que las mujeres más que los hombres perciben efectos negativos en su estado de salud producto del trabajo, donde algunas ponen en relieve el desgaste físico y problemas psicológicos asociados al estrés, a lo que se suma los accidentes laborales que no fueron debidamente tratados por no contar con permiso de sus empleadores. Por su parte, las experiencias de los hombres que declararon haber visto afectada su salud producto del trabajo indican que el horario de trabajo, la dificultad de las tareas empleadas y el estrés son factores que contribuirían a esta problemática.

Condiciones de vivienda
En general, tanto hombres como mujeres indicaron haber vivido en condiciones muy precarias. El hacinamiento dentro de complejos habitacionales que albergan a un gran número de familias, el uso compartido del baño y la cocina, la falta de higiene y de mantenimiento de instalaciones eléctricas y sanitarias son características del arriendo de piezas en los sectores céntricos de Santiago. “Horrible en esa casa habían como más de 30 piezas, y los baños los mantenían sucios, la cocina sucia gracias a Dios salí de allá”-Entrevistado 15. Siete entrevistados de los dieciocho perciben que estas condiciones afectarían directamente su salud.
Salud en Chile

La mayoría de los entrevistados migraron a Chile percibiéndose como personas sanas y con buen estado de salud. Esta percepción de bienestar en salud se mantendría sólo para ocho de los entrevistados (cinco hombres y tres mujeres). En contraste, ocho de los dieciocho entrevistados, de los cuales tres son mujeres y cinco hombres, sienten que su estado de salud ha empeorado en Chile, los cuales lo relacionan generalmente a presentar más enfermedades en Chile, donde se constató que problemas de estrés o depresión, accidentes laborales, dolores corporales, entre otros problemas, han afectado a casi la mitad de los entrevistados. Sin embargo hombres y mujeres difieren en su nivel de acceso a la atención pública, así como también poseen marcadas diferencias de género en el modo de tratar problemas en salud.



Los hombres hacen un muy bajo uso de centros de salud en Chile, lo que resulta preocupante en consideración al deterioro en la salud que manifestaron. Esto se asocia a dos fenómenos fundamentales: primero, a una característica del género masculino que dice relación con una menor preocupación por la salud tal como sostiene Mosquera (2011) quien hace énfasis en el concepto de masculinidad asociado a la “fortaleza” que lleva a hábitos poco saludables de los hombres, como un mayor consumo de tabaco y alcohol, la menor realización de prácticas preventivas y el menor reconocimiento de problemas de salud. Segundo, los hombres entrevistados son quienes experimentan mayores dificultades para acceder al sistema público de salud, principalmente por ser quienes tienen más problemas para conseguir empleos formales que les permita iniciar su proceso de regularización, situación que vive un tercio de los entrevistados. Además, la falta de contrato no les permite cotizar en salud, lo que significó pagar el costo total de la atención cuando hicieron uso de centros públicos por motivos urgentes. Esto puede asociarse al hecho de que dos tercios de los hombres han usado la automedicación como primera opción para tratar sus problemas de salud y en dos casos ha tenido como consecuencia un empeoramiento del problema.

En contraste, las mujeres entrevistadas son usuarias más frecuentes de los servicios de salud en Chile, lo que se asocia a dos aspectos fundamentales: la maternidad que las lleva a una mayor preocupación por su estado de salud y a la vez siendo las encargadas de la salud de sus hijos, y por otro lado, mayor acceso a contratos de trabajo que les permite regularizarse y afiliarse al sistema previsional de salud. De este modo, ocho de las nueve mujeres entrevistadas se encuentran inscritas y hacen uso frecuente de los consultorios en Chile, constatando que variables como tiempo de estadía en el país y edad no significaron diferencias en el uso de servicios de salud, así como tampoco se observaron diferencias entre mujeres que tienen hijos en Chile respecto a quienes no viven con ellos.

Atención y trato de funcionarios públicos

La mayoría de los entrevistados (diez de los quince entrevistados que utilizaron centros públicos de salud) han recibido un mal trato y mala atención por parte de funcionarios de la salud pública, donde tres de ellos consideran que se daría tanto a pacientes migrantes como chilenos, mientras que siete hacen énfasis en funcionarios que les dan malos tratos por el hecho de ser migrantes. Estos malos tratos se observan en tratos poco empáticos, entrega de poca información, negación en la atención, poca disposición a responder dudas, e incluso en tratos despectivos atribuídos a rasgos étnicos determinados.



Conclusiones

Acorde al enfoque de determinantes sociales de la salud adoptado como marco teórico para la comprensión de la salud de migrantes en el presente estudio, se comprobó la influencia que ejercen las condiciones sociales y económicas en las que se insertan los migrantes en Chile sobre su precarización del estado de salud. Un importante hallazgo alcanzado señala que aproximadamente la mitad de los entrevistados percibe que ha empeorado su estado de salud en Chile lo que atribuyen a presentar más enfermedades, de los cuales cinco son hombres y tres son mujeres. Como se observó a través del estudio, existen dificultades de inserción al sistema de salud para los grupos migrantes de mayor vulnerabilidad, siendo dentro de estos grupos, tal como afirma Stefoni (2011), donde la condición de indocumentados es más frecuente. El principal hallazgo alcanzado consiste en que los hombres se presentan como el grupo que posee las mayores barreras para la atención en salud, las cuales provienen directamente de sus condiciones laborales. Es importante destacar que el hecho de que el estado de regularidad dependa tanto de factores laborales es un fenómeno que emana principalmente de la actual Ley de Extranjería, la cual sigue estableciendo como principal medio para la regularización la posesión de contratos a través de empleos formales. La dificultad que mostraron los hombres entrevistados para conseguir este tipo de empleos pone en evidencia la persistencia del problema de la irregularidad a pesar de las medidas. En relación a esto, Mora (2008) explica cómo en América Latina la marginalidad social que incita el movimiento migratorio se reproduce en las sociedades de llegada, en donde la estructura del mercado laboral otorga oportunidades limitadas a ciertos grupos migrantes de acuerdo a sus características étnicas y raciales, lo que sirve para ilustrar la concentración y segregación laboral en empleos precarios y vulnerables.

Por otro lado, se reconoce que los hombres irregulares son el grupo más desprotegido en términos de derechos en salud en la medida que la única política que les permite atención en centros públicos corresponde al derecho de atención de urgencias, contribuyendo de este modo a que los hombres no adopten medidas preventivas en centros primarios de salud donde tienen negado el acceso. Esto coincide con un estudio sobre la sociedad chilena donde se afirma que los hombres no establecerían una relación con la salud principalmente porque no existe una oferta en el sistema de salud público orientado hacia sus necesidades, siendo un problema que se replica en variedad de países del mundo (Mosquera, 2011). Por el contrario, las medidas se orientan sobre todo a mujeres embarazadas y niños, quienes (a partir de las experiencias de las entrevistadas) han logrado superar en mayor medida los problemas de irregularidad en comparación a los hombres.

Problemas culturales en la integración

Los resultados del estudio ponen en manifiesto que la discriminación y los malos tratos recibidos por los pacientes migrantes hombres y mujeres en los centros públicos de salud es una problemática latente en los servicios de salud en Chile. La mayoría de los migrantes entrevistados (diez de los quince entrevistados que utilizaron centros públicos de salud) han recibido un mal trato y mala atención por parte de funcionarios de la salud pública, donde siete de ellos lo atribuyen a conductas discriminatorias. Los malos tratos se observaron en tratos poco empáticos, entrega de poca información, negación en la atención, poca disposición a responder dudas, e incluso en tratos despectivos atribuídos a rasgos étnicos determinados. Tal como menciona Araujo (2013) es de suma importancia el estudio de las desigualdades que existen en el día a día, puesto que estas interacciones dan cuenta de los límites simbólicos y sociales entre grupos reflejados en abusos, maltratos y en la negación del acceso a servicios o bienes públicos. En este sentido, la atención se presenta como la puerta de entrada de los servicios de salud, por lo que las interacciones entre funcionarios y migrantes influencian de manera importante el acceso y uso efectivo de estos centros. Scozia et. al (2014) ponen en relieve las relaciones asimétricas y de subordinación entre agentes de la salud y migrantes. Sin embargo, los autores destacan que las discriminaciones y actitudes racistas por parte de funcionarios no reside propiamente en las diferencias culturales que presentan ambos grupos, sino que se vinculan principalmente al desconocimiento y problemas comunicacionales entre éstos quienes se presentan como ajenos y problemáticos. De este modo, la “interculturalidad” entendida como “un proceso de acercamiento entre los distintos sistemas culturales de salud” (Scozia et. al. 2014:11) nace como un enfoque necesario en centros públicos que presentan altos flujos migratorios, siendo las instancias de capacitación e información de funcionarios el principal medio para que la atención a pacientes migrantes se lleve a cavo desde un enfoque intercultural.

Es necesario destacar que la comunidad peruana entrevistada sufrió varios de los episodios de discriminación tanto en los centros de salud como así también en otros espacios públicos de la vida cotidiana. Stefoni (2011) asocia el fenómeno de discriminación hacia personas de nacionalidad peruana en la visualización del “migrante peruano” a partir de significados en torno a la pobreza y delincuencia, representándolo “como una amenaza al orden y la seguridad para la sociedad chilena” (Stefoni, 2011:27), lo que tendría como efecto que el migrante peruano adopte una actitud pasiva frente a las discriminaciones en un esfuerzo por mostrar la mejor imagen de sí mismo con el fin de conseguir la aprobación de la sociedad. Thayer, Córdova & Ávalos (2011) también ponen en evidencia cómo el migrante se reconoce a partir de la imagen disgregada que le ofrece la sociedad generando expectativas de discriminación, lo que llevaría a interacciones caracterizadas por la sumisión del migrante definiendo de este modo el uso que éstos hacen de los bienes públicos. Esto bien coincide con los discursos recopilados, donde varios entrevistados peruanos perciben que es mejor no responder ante la discriminación, sino que “no tomarla en cuenta” ni “dejar que te afecte” con el fin de no ocasionar problemas.

Como conclusión sobre la incidencia de la discriminación de funcionarios hacia pacientes migrantes que hicieron uso de centros públicos de salud en Chile, se observa cómo la negación de la atención y los malos tratos afecta tanto el acceso como el uso efectivo del servicio público de salud. Esto se ha visto desde un enfoque que permite entender cómo los límites simbólicos entre extranjeros y chilenos se traducen en límites sociales que marcan desigualdades en el acceso a bienes socialmente valorados como es la salud. De todo esto se sigue que la imagen y juicio que se tenga de los migrantes puede afectar directamente sobre sus condiciones materiales de vida.

Bibliografía

Araujo, K. (2013). “Interactive Inequalities and Equality in the Social Bond: Sociological Study of Equality”. Publicado por desiguALdades.net, Working Paper Series No. 54.

Baeza, P. (2012) “De los enfoques Unidimensionales a los enfoques Multidimensionales en el estudio de la migraciones internacionales”. Santiago, Revista Ciencias Sociales.

Becerra, M y Altimir, L (2013): Nuevas prácticas inclusivas en salud mental y migración: Programa PRISMA”. Santiago, Facultad de Psicología UAH.

Cabieses, B. (2014) “La Compleja Relación Entre Posición Socioeconómica, Estatus Migratorio y Resultados de Salud”. Elsevier, Value in health regional issues, pp 1-6.

Creswell (2007). “Qualitative Inquiry and Research Design: Choosing Among Five

Approaches” (2nd ed.). Thousand Oaks, CA: Sage.


Demoscópica. (2009) “Diagnóstico y factibilidad global para la implementación de políticas locales de salud para inmigrantes en la zona norte de la Región Metropolitana” Santiago de Chile: OIM.

Fuertes, C. y Laso, M. (2006). “El inmigrante en la consulta de atención primaria”. An. Sist. Sanit, Navar. Vol. 29. Suplemento I

Glick Schiller, N., Basch, L. & Blanc-Szanton, C. (1992) “Towards a transnational perspective on migration. Race, Class, Ethnicity, and Nationalism Reconsidered”. USA: The New York Academy of Sciences.

Martínez, J., Soffia, M., Cubides, J. & Bortolotto, I. (2013) “Las políticas públicas sobre migraciones y la sociedad civil en América Latina: Los casos de Bolivia, Chile, Paraguay y Perú”. Capítulo II. Scalabrini International Migration Network. Primera edición. 27 Carmine Street New York 10014–4423.

Mascareño, A (2007) “Sociología de la Cultura. Deconstrucción de los Mapuche”. Santiago, Estudios Públicos.

Mesas Hurtadianas (2013) “Documento sobre Migrantes”. Santiago de Chile.

Mora, C. (2008), Globalización, Género y Migraciones, en Revista Pólis, vol. 2, número 20, Editorial de la Universidad Bolivariana de Chile.

Mosquera, X. (2011) “Evaluación de la satisfacción con el sistema de atención de salud de hombres y mujeres migrantes provenientes de Perú, ecuador, Colombia, Bolivia y Brasil que habitan en la Región Metropolitana”. Tesis de Magíster Universidad Mayor. Santiago de Chile.

OIM (2005), “Algunos desafíos para la formulación de políticas para la integración de migrantes”. Seminario sobre Integración de Migrantes en Países Receptores, San José, 23-24 de junio de 2005.

Portes, A. y Böröcz, J. (1998) “Migración contemporánea. Perspectivas teóricas sobre sus determinantes y sus modalidades de incorporación” en “Cruzando Fronteras. Migraciones en el sistema mundial”. Malagesini. Barcelona. ICARIA.

Sandoval, R. (2014) “Revisión de la Política Migratoria ”. Departamento de Extranjería y Migración del Ministerio del Interior y Seguridad Pública, Santiago de Chile.

Scozia, C., Leiva, C., Garrido, N. & Álvarez, A. (2014). “Barreras interacciónales en la atención materno-infantil a inmigrantes peruanas”(pp 6-33). Santiago, Sociedad & Equidad Nº6. Universidad de Chile.

Stefoni, C. (2011) “Ley y política migratoria en Chile. La ambivalencia en la comprensión del migrante”. En B. Feldman - Bianco, L. Rivera Sánchez, C. Stefoni, & I. Villa Martínez, La construcción social del sujeto migrante en América Latina. Prácticas, representaciones y categorías (págs. 79-109). Quito: FLACSO, Sede Ecuador; CLACSO; UAH.

Stefoni, C. (2011) “Mujeres inmigrantes en Chile: ¿Mano de obra o trabajadoras con derechos?”. Ediciones Universidad Alberto Hurtado, Santiago de Chile.

Thayer, L., Córdova, M. & Ávalos, B. (2011) “Los límites del reconocimiento: una tipología de la aceptación de los migrantes latinoamericanos en la Región Metropolitana de Santiago de Chile”.

Torres, F. (2004) “De la asimilación al pluralismo: Inmigración y gestión de la diversidad cultural en las sociedades contemporáneas”. Valencia, Axis, N° 11. Universidad de Valencia.





Catálogo: acta -> 2015 -> GT-09
2015 -> Congreso alas costa rica 2015
2015 -> La práctica pedagógica y la construcción de la subjetividad en el contexto de la escuela marginal urbana
2015 -> Responsable: Neftalí Secundino Sánchez
2015 -> Mobbing: el arte de provocar emociones negativas colectivas en contra de blancos particulares
2015 -> La violencia de género invisible: el Acoso Sexual Callejero
2015 -> Orientación disciplinar y representación de profesores y estudiantes de Magíster en cc. Ss, respecto su noción disciplinar en la Universidad de Chile y Pontifica Universidad Católica de Chile
2015 -> El cambio en el sistema de admisión de la Universidad Nacional de Colombia: un estudio de caso de la Facultad de Ciencias Humanas Brayan Alexis Rubio Fonseca
GT-09 -> Análisis comparativo de las percepciones sobre el vih/sida de los varones homosexuales y bisexuales colombianos con y sin experiencia migratoria internacional
GT-09 -> La influencia de la migración en el desarrollo socioeconómico en una comunidad expulsora estudio de caso: Comunidad San Juan, Municipio de Yamparaez, Departamento de Chuquisaca – Bolivia Univ
GT-09 -> Movilidades migratorias e interculturalidad: representaciones sobre los migrantes internacionales por parte del poder judicial


Compartir con tus amigos:


La base de datos está protegida por derechos de autor ©psicolog.org 2019
enviar mensaje

    Página principal
Universidad nacional
Curriculum vitae
derechos humanos
ciencias sociales
salud mental
buenos aires
datos personales
Datos personales
psicoan lisis
distrito federal
Psicoan lisis
plata facultad
Proyecto educativo
psicol gicos
Corte interamericana
violencia familiar
psicol gicas
letras departamento
caracter sticas
consejo directivo
vitae datos
recursos humanos
general universitario
Programa nacional
diagn stico
educativo institucional
Datos generales
Escuela superior
trabajo social
Diagn stico
poblaciones vulnerables
datos generales
Pontificia universidad
nacional contra
Corte suprema
Universidad autonoma
salvador facultad
culum vitae
Caracter sticas
Amparo directo
Instituto superior
curriculum vitae
Reglamento interno
polit cnica
ciencias humanas
guayaquil facultad
desarrollo humano
desarrollo integral
redes sociales
personales nombre
aires facultad