Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Occidente departamento de salud psicología y comunidad licenciatura en psicología proyecto de aplicación profesional (pap)


Fotografía 1: “Lo que se cree de la vejez”



Descargar 2.12 Mb.
Página8/15
Fecha de conversión09.05.2019
Tamaño2.12 Mb.
1   ...   4   5   6   7   8   9   10   11   ...   15

Fotografía 1: “Lo que se cree de la vejez”

Fuente: Capturada en el trabajo de campo (2016).

La imagen anterior da cuenta de la actividad en la cual los Adultos Mayores hacen mención a los estereotipos y a la manera en que ellos mismos definen la vejez, sin significar esto que ellos se vivan de dicha manera.

Los significados que se encuentran asociados con una situación poco favorable en la vivencia del ser Adulto Mayor se relaciona con lo mencionado por Cereijido & Cobarrubias (1999, citados en González, Tron & Chávez, 2009), cuando el Adulto Mayor comienza a ver que le es complicado realizar cosas que antes podía hacer, él mismo comienza a marcar sus límites y a restringir su participación social. Al disminuir sus actividades, aquellos impedimentos psicológicos, físicos y emocionales se aumentan.

Debido a este cambio (que se vuelve radical) en su vida diaria, se puede pensar que el Adulto Mayor resignifica los hechos que ahora vive; ésto se ve como algo que favorece la vivencia de esta edad; sin embargo, no todos ellos logran este avance; ya que el discurso también puede ir enfocado a una resignación, la cual tiene la caracteristica de ser un aspecto que no abona a un crecimiento personal, se centra en la añoranza del pasado. Dicho discurso se ve acompañado de la conjunción “pero”, la cual tiene su importancia en justificar ante el otro que no se reniega de la vida que se tiene. Esto se ve en discursos como los siguientes:

Extracto de la transcripción en la sesión 1, titulada “Significado de Vejez”: “Y qué felices eran cuando éramos jóvenes, pero Dios los va ayudando a llegar a esa etapa, pero aún así somos felices”. Al mismo tiempo, en la misma sesión, también se puede ver en comentarios que hacen referencia a cómo se vuelve complejo tratar de interactuar: “Si no me gusta me acoplo, no me acoplo porque no entiendo pero pregunto trato de integrarme”. El Adulto Mayor que se vive dentro de esta “resignación” con la etapa que vive, se identifica a sí mismo como alguien que ha perdido cosas conforme el tiempo ha pasado: “Cuando está uno joven se siente uno sin enfermedades, ahora se alenta uno en las cosas, ya no veo, todo se me olvida, ya cambie” (Adulto Mayor, CEMAM, semana 5 “Yo como resultado de mi historia”).

Por otro lado, las personas que se posicionan en la resignificación de los hechos, se enfocan en aquellas cosas que han cambiado con la edad, pero buscan darles un significado positivo. Dentro del desarrollo del taller, se obtuvo a través de la nota de campo 2, con la temática “Escuchando lo que siento”, que al abordar el tema de vejez constantemente las personas del grupo afirmaban estar en proceso de cambio, pero que en el mismo se reposicionan a ellos como personas importantes, una muestra de ello es el comentario realizado en la misma sesión del taller: “Mi vida no tenía sentido pero después empecé a venir aquí y me dí cuenta que la gente me saludaba y que cuando no venía me extrañaban y descubrí que aún tengo algo porque vivir” (Adulto Mayor, CEMAM, 2016).   

Finalmente, es importante recalcar que el Adulto Mayor se defina dentro de la resignación o resignificación, depende (como se mencionó en un inicio) de su entorno y estilo de vida. Resulta relevante mencionar que ellos mismos son conscientes de alguna forma de esto ya que en su discurso se puede escuchar el hecho de que reconocen que mucho de la manera en la cual se definen tiene que ver con “las ganas que le ponen a la vida”: “Entonces para mí es una etapa digamos de… Va uno aprendiendo muchas cosas que uno va asimilando [...] solo hay que ponerle ganas ¿no?” (Adulto Mayor, CEMAM, 2016).

Todo lo dicho anteriormente habla de una integridad en el concepto de Adulto Mayor; sin embargo, también es necesario especificar ciertas áreas que le abonan a lo que se ha mencionado como la vivencia de la vejez, es decir los beneficios y perjudicaciones que se obtienen con la edad, las percepciones, auto-descripciones y la autonomía de los Adultos Mayores.


  1. Reconociendo la vejez


El siguiente apartado profundiza sobre los obtenido en la tercera edad, las percepciones que el Adulto mayor tiene sobre la vejez, así como las auto descripciones, entendida como la suma de auto-concepto, auto-aceptación y autonomía.

Describir lo que es ser un Adulto Mayor, poco tiene que ver con el sentirse como uno, en algunos de los casos. Los asistentes al taller saben que pertenecen a dicho grupo poblacional; como se mencionó anteriormente, esta población se ve conformada por las personas que tiene más de 60-65 años. Pero no todas sus vivencias son ubicadas dentro de esta categoría. Lo cuál se ve reforzado a través de discursos que hacen mención a la edad cronológica que la persona tiene pero que se acompañan de algunas de las frases, como son: “no me siento de esa edad”, “no me veo de esa edad”, “yo todavía puedo”.

Así mismo existen personas que toman su edad cronológica como explicación a sus conductas y pensamientos; es como si dichas características fueran el resultado de los años vividos; en el siguiente extracto de diálogo se muestra cómo una señora de 80 años de edad se identifica a ella misma como Adulto Mayor y a su vez se vive como tal, explicando que sus “nuevas actitudes” son resultado de su experiencia de vida.

Extracto de diálogo en la sesión 3 del taller, que se abordó la con la temática del autoconcepto: “Es una cosa muy bonita los 80 años que tengo verdad, de que ya no tengo que preocuparme por nada, lo pasado pasado, soy como soy, pienso como pienso, hago lo mejor que puedo, no voy a estar rogando, yo quisiera o hubiera, no no no, es normal cansarse uno, no atarse una a todo, no querer ayudar en todo a los hijos, en todos los sentidos [...] porque la vida no es lo que yo quiera, ni cuando yo quiera, sino que también he aprendido que lo que la vida le manda y no lo cache y lo vive, como estas reuniones y qué gana uno con estar enojado, llorando, resentimientos, y porque no hice y porque cuando fui joven… no ya ya ya. Eso es lo que he aprendido y el que quiera bueno y el que no también” (Adulto Mayor, CEMAM, 2016).

Sin embargo esa no es la única razón existente, puesto que el discurso que se emplea a la hora de hablar de lo que es la vejez se encuentra ligado a muchos de los significados sociales que se brindan; esto desde un punto de vista socioconstruccionista, explica que el sujeto se vive de acuerdo al significado que el otro le da. Razón por la cual el discurso de ellos también se ve reforzado por estos estereotipos, lo que implica que no se identifiquen con éstos, porque son actitudes que no suelen tomar.

Durante una de las actividades en las cuales debían describir cómo es que piensan que es un Adulto Mayor las personas señalaban ciertas frases que poco tienen que ver con ellos, frases como: “Esposo mío vamos al jardín a sentarnos en una banca a comer semillas y cacahuates”; poco se relacionan con su vida ya que son actitudes que no suelen tomar o actividades que no realizan en su vida diaria.

La definición del Adulto Mayor y la manera en que ellos se identifican no sólo tiene que ver con las creencias aprendidas a lo largo de la vida, sino que también se refleja en las actitudes que el otro tiene hacia ellos. En la sesión 1 (temática de abordaje el significado de la vejez) se les cuestiona sobre el lugar o la persona en donde aprendieron dichos estereotipos, o formas de definir la vejez, a lo que ellos responden que no tiene que ver con que alguien se los haya dicho, sino que ellos así lo viven; lo que permite entender que dichas actitudes y formas de ver al adulto mayor son la manera en que el resto de la población actúa hacia ellos.

Por otra parte, al momento en que se les pregunta sobre los cambios que ellos han vivido y de qué manera es que ellos se dan cuenta que ahora se encuentran en una etapa de vida diferente; existen dos tipos de respuestas, aquellas que se relacionan con las habilidades perdidas, es decir aquello en lo cual la edad los perjudica y las que se relacionan con los beneficios de las habilidades ganadas; a falta de un soporte literario para este término, se le denominará en este trabajo como “ganancias de la edad”. Ambas situaciones se encuentran estrechamente relacionadas con la economía y solvencia, la salud y la percepción de “utilidad” para el otro, que el Adulto Mayor tiene.  A continuación se abordarán ambos términos para ser explicados a mayor profundidad.

Las limitaciones o pérdidas de las habilidades, se viven cuando la economía es insuficiente. El no contar con la solvencia económica necesaria para sobrevivir resulta en una dependencia que no es grata y se vive como una limitante en el resto de los aspectos, ya que el Adulto Mayor se percibe a sí mismo como una carga y al mismo tiempo limitado en su poder de acción, tal como lo demuestra el extracto de una de las actividades de la sesión 3 en la cual se trabajó autonomía: “…ahora ya salgo solo con mi esposa de vacaciones, porque antes no había dinero” (Adulto Mayor, CEMAM, 2016).

Otra de las características asociadas con las pérdidas es el hecho de no sentirse útiles; frases como “yo antes cocinaba, ahora ya no puedo”, hacen que el Adulto Mayor experimente tristeza, y en varias ocasiones también depresión. Esta situación no suele ser expresada por ellos, ya que según decían algunos: “me he vuelto más sensible” y “no puedo expresar lo que siento”; generan una acumulación de sentimientos que comienzan a verse reflejados en su falta de ánimo y estado de salud. Es importante destacar que el tema de las emociones se aborda con mayor profundidad en el capítulo II.

Se debe señalar que a pesar que en la literatura se habla como un factor importante la pérdida del rol, en el discurso encontrado dentro del taller, no existe este tema como principal, ya que pocas son las personas que se refieren al cambio de rol social que han vivido como una pérdida en su vida; lo cual refuerza lo mencionado por Alcalde-Cuevas, Marchena-Consejero, García-Cedeño, (2007, citados en Callís-Fernández, 2011), quienes hacen mención que aunque “existe una relación [...] entre cómo la sociedad percibe al anciano y cómo éste se ve a sí mismo”, mucho de lo que se cree como una pérdida es un constructo cultural”.

Se debe reconocer que aunque lo anterior es algo común en el discurso de la mayoría de los asistentes, no se puede hablar de que todos ellos lo vivan de esta forma; como ejemplo se da cuenta de cómo los discursos se ven acompañados por frases que señalan cómo el cambio de rol les ha permitido la realización de actividades que antes no tenían tiempo de elaborar, algunos de ellos viven la jubilación como tiempo para viajar y estar con sus parejas. Por otro lado hay quienes viven estos cambios a manera de obstáculos en lo que antes podían hacer y ahora no, debido a la falta de dinero o al no saber qué hacer con su tiempo libre.

La categoría de ganancias de la edad, da cuenta de aquellas cosas que se obtuvieron al convertirse en Adulto Mayor. Aparece como una constante en el diálogo que el ser Adulto Mayor es una “etapa de libertad” y es lo mismo que se busca por parte de ellos: “Yo lo único que veo es que están felices, porque tienen todavía sus cosas, como yo las tengo” “es muy independiente por que ella tiene una solvencia”, “ el espíritu se está liberando” “ Yo quiero vivir una vejez libre, que no se me atore nada” (Adultos Mayores, CEMAM, 2016).

Lo anterior se ve también reforzado por las observaciones realizadas en la nota de campo número 3 (con el tema de autoconcepto) dónde se hace mención que cuando se habla de las cosas que han conseguido con la edad, las personas responden de manera positiva y lo comparten con agrado. Esto concuerda con lo mencionado por Moragas (1991, citado en González, Tron & Chávez, 2009), quien resalta que la vejez no es sinónimo de incapacidad, ya que a pesar de que con la edad existen reducciones en la capacidad funcional, ésto no determina tajantemente la privación a una vida digna. Si bien existe un deterioro significativo que da paso a diversas enfermedades, es importante aclarar que la vejez no es una enfermedad.

Por otra parte para las mujeres, en específico, el convertirse en Adulto Mayor, significó una “liberación” de su rol de madres y esposas, por lo que fue muy frecuente escuchar en sus diálogos cómo el hecho de que los hijos crecieran y se fueran, generó en ellas una disminución de las obligaciones en el hogar; así como el hecho de ser divorciadas y el vivirse como viudas viene a dar el significado de libertad. Esta cuestión se ve plasmada en la siguiente narración:

“yo me sentí libre, y claro no soy una desbaratadora ahora que anda haciendo cosas que no debe, pero me sentí con libertad de vivir, porque no vivía, tenía que vivir como en cierto modo, como me decían”, “ Ya me siento libre. Ya no tenía que quedarme en mi casa porque tenía esto o aquello”, “cuando este somos esposas y amas de casa y mamás como que no somos, como que somos las personas que ellos quieren que seamos no disfrutamos nuestra libertad de nuestro tiempo y ni hacemos lo que queremos hacer”. (Adultos Mayores, CEMAM, 2016).



Sin embargo, esta no es una percepción general ya que las mujeres que aún tienen una pareja hacen mención al no querer quedarse solas, y como esperan morir antes que su acompañante; explican cómo la idea de soledad se vuelve abrumante y un miedo; esto se profundizará con mayor detalle en el siguiente capítulo.






Compartir con tus amigos:
1   ...   4   5   6   7   8   9   10   11   ...   15


La base de datos está protegida por derechos de autor ©psicolog.org 2019
enviar mensaje

    Página principal
Universidad nacional
Curriculum vitae
derechos humanos
ciencias sociales
salud mental
buenos aires
datos personales
Datos personales
psicoan lisis
distrito federal
Psicoan lisis
plata facultad
Proyecto educativo
psicol gicos
Corte interamericana
violencia familiar
psicol gicas
letras departamento
caracter sticas
consejo directivo
vitae datos
recursos humanos
general universitario
Programa nacional
diagn stico
educativo institucional
Datos generales
Escuela superior
trabajo social
Diagn stico
poblaciones vulnerables
datos generales
Pontificia universidad
nacional contra
Corte suprema
Universidad autonoma
salvador facultad
culum vitae
Caracter sticas
Amparo directo
Instituto superior
curriculum vitae
Reglamento interno
polit cnica
ciencias humanas
guayaquil facultad
desarrollo humano
desarrollo integral
redes sociales
personales nombre
aires facultad