Instituto superior de comercio



Descargar 213.5 Kb.
Página1/3
Fecha de conversión26.03.2018
Tamaño213.5 Kb.
  1   2   3



INSTITUTO SUPERIOR DE COMERCIO

DPTO. LENGUAJE Y COMUNICACIÓN

PUNTA ARENAS

PRIMERA UNIDAD

LA SITUACIÓN ENUNCIATIVA DEL DISCURSO ARGUMENTATIVO

Aprendizajes esperados

• Identifican con claridad la situación de enunciación del discurso argumentativo.

• Reconocen la presencia y la variedad de manifestaciones de la argumentación en diferentes situaciones habituales de comunicación.

• Reconocen la presencia de argumentaciones en discursos no-argumentativos.

• Producen segmentos argumentativos pertinentes en diferentes situaciones habituales de comunicación.

• Distinguen con claridad los elementos que caracterizan algunas situaciones de comunicación oral y escrita, formal e informal, privada y pública, centradas en el discurso argumentativo y los utilizan pertinentemente en sus intervenciones comunicativas.

• Reconocen el sentido y el valor que tiene el discurso argumentativo para la interacción y la convivencia humanas.


I.- CONCEPTO

El discurso argumentativo responde a la intención comunicativa o finalidad de convencer o persuadir.

El autor busca defender razonadamente su punto de vista o tesis sobre un tema determinado, en otras palabras, el emisor busca a través del discurso argumentativo producir un cambio de actitud o de opinión en el receptor. Su importancia radica en la posibilidad de inducir, modificar, refutar o estabilizar creencias o ideas en los destinatarios, en tanto descansa en presupuestos ideológicos, esto es, visiones de mundo asociadas a él.
II.- SITUACIÓN DE ENUNCIACIÓN
La situación de enunciación del discurso argumentativo se caracteriza por la diferencia de

puntos de vista o de posiciones que sostienen los protagonistas de ella –emisor y receptor– sobre el objeto o tema del discurso, que es un asunto polémico o susceptible de suscitar opiniones diversas. Se trata pues de una situación de encuentro y diálogo entre puntos de vista diferentes sobre los variados objetos que son materia de comunicación humana, que exige de las personas que intervienen en él exponer las razones que dan fundamento y validan su posición.

Lo anterior implica que los interlocutores no comparten el mismo punto de vista con respecto a un tema determinado. Es importante destacar que generalmente los contenidos que se desarrollan en la argumentación son polémicos, es decir, no hay consenso claro sobre ellos.

El hecho de que no exista acuerdo sobre un tema requiere que los interlocutores establezcan un diálogo, esto es, tanto el emisor como el receptor son activos, pues, por un lado, el hablante debe desarrollar una serie de estrategias discursivas que demuestren y apoyen sus puntos de vista (una estrategia fundamental es que los argumentos seleccionados sean adecuados para el receptor) y, por otro, el oyente decide si acepta o no las ideas defendidas por el emisor.

Es importante destacar que el poder de decisión por parte del oyente y la necesidad del hablante de elaborar estrategias para convencerlo o persuadirlo evidencian que la relación establecida entre ellos es simétrica. Si, por el contrario, fuera una relación asimétrica, el emisor solo impondría su punto de vista, revelando su jerarquía frente al receptor.

Tiene como finalidad convencer razonadamente o persuadir afectivamente a otros acerca de la validez de la posición que se sostiene y concitar su adhesión a ella o influir en los receptores para que modifiquen sus puntos de vista o asuman determinadas actitudes o comportamientos. Dicha situación comunicativa se manifiesta en múltiples ocasiones de la vida de relación interpersonal. La encontramos con evidencia, por ejemplo, en los debates parlamentarios, en la discusión de una asamblea o reunión política o gremial, en la exposición de causas judiciales ante los tribunales, en espacios radiales o televisivos en que se plantean temas polémicos enfocados por personas que sostienen posiciones diferentes, a veces incluso antagónicas, sobre ellos. De la misma manera, responden a situaciones argumentativas de comunicación los discursos que, en la forma de editoriales, artículos de crítica u opinión, cartas de los lectores, nos ofrecen los periódicos y revistas; como también, los textos que producen especialistas en materias específicas, por ejemplo científicos, filósofos, profesionales de distintas especialidades para exponer sus puntos de vista y/o debatir los de otros, o las teorías o proposiciones que otros han formulado.

Pero además de esas situaciones que corresponden más bien a la vida pública, el discurso

argumentativo se hace presente con mucha frecuencia en la comunicación habitual entre las personas: una petición de permiso de los hijos a los padres para realizar una determinada actividad puede generar un intercambio de argumentos o razones y de contraargumentos si las posiciones que unos y otros sostienen son diferentes; los comentarios que se intercambian entre amigos acerca del resultado de una competencia deportiva, de la película que vieron, de un libro que han leído también dan ocasión de exponer puntos de vista distintos y de esgrimir las razones que dan fundamento a la posición que cada quien sostiene o defiende o las razones mediante las cuales se trata de anular la validez de la opinión que formulan los otros participantes en la discusión. De la misma manera la argumentación se hace presente en los diálogos que entablamos con las personas que amamos a propósito de nuestros sentimientos, de los desacuerdos que se pueden haber producido en la relación, etc. y que exigen expresar tanto argumentos fundados en la razón como en la afectividad para convencer al otro, por ejemplo, sobre la sinceridad de nuestros sentimientos, sobre la intención o finalidad de una conducta o de palabras que hemos dicho, o para procurar llegar a acuerdos sobre proyectos en común, etc.

En ocasiones, en esas situaciones comunicativas de la vida cotidiana, la carencia de argumentos, la debilidad de ellos o el no saber exponer adecuadamente nuestras posiciones, nuestro pensamiento o sentir, o la negativa a considerar y comprender los de los otros puede con-

ducir a graves problemas y conflictos de entendimiento, o a una incomunicación que afecta la vida de relación interpersonal, que imposibilita el diálogo y recluye a las personas en la soledad y el aislamiento o genera inhibiciones para exponer lo que se piensa. De allí que la práctica del discurso argumentativo como medio de exponer nuestros puntos de vista con fundamento y de efectivo intercambio con los diferentes argumentos de otros, no sólo desarrolla nuestras competencias lingüísticas sino que favorece el desarrollo de actitudes de seguridad y confianza en nosotros mismos, de consideración y respeto por las posiciones o puntos de vista que sustentan otros, de capacidades para sostener y defender los nuestros, con fundamento y no de manera caprichosa o arbitraria y de aceptar modificarlos cuando los argumentos de los otros son efectivamente convincentes, así como de no dejarnos influir por ellos cuando responden a intenciones o posiciones que no compartimos.

A la variedad de situaciones de comunicación argumentativa que antes hemos señalado cabe agregar aquellas otras en las que el punto de vista del otro no está inmediata y realmente presente o, estándolo, no participa activamente en la situación, como acontece, por ejemplo, en una conferencia o exposición de un determinado tema en la que el enunciante formula y desarrolla su pensamiento, tesis o posición sin que quienes constituyen la audiencia manifiesten la suya. Lo mismo acontece con editoriales y artículos periodísticos de opinión y crítica, o con trabajos escritos en los que el autor plantea su personal punto de vista entregando las razones o argumentos que le dan fundamento y validez. En todos esos casos, para que el discurso argumentativo sea eficaz en el logro de su finalidad que es convencer o persuadir al destinatario, el enunciante debe tener presente y considerar la posición del auditorio o lectores en la construcción de la argumentación que desarrolla en su discurso.

Es por ello que, en sus distintas manifestaciones, en la comunicación informal o formal, pública o privada, oral o escrita, inmediata o diferida o mediada, la situación de enunciación del discurso argumentativo tiene un carácter fundamentalmente dialógico. Esto incluso se da en la manifestación más íntima y personal del discurso argumentativo que es la del diálogo interno del ser humano consigo mismo en la que nos desdoblamos en emisor y receptor de discursos dichos a nosotros mismos que sostienen posiciones diversas, muchas veces opuestas y hasta contradictorias, procurando adquirir claridad sobre problemas o conflictos que nos aquejan o sopesar argumentos y razones que nos lleven a adoptar una decisión, a realizar una determinada acción, a modificar una conducta o a resolver alguna situación problemática.

Por el relieve que tiene en la sociedad contemporánea, se incorpora también en esta primera unidad la situación enunciativa argumentativa que produce la publicidad. Esta se caracteriza básicamente por la construcción de una argumentación que apelando a la razón, pero sobre todo seduciendo o persuadiendo a nivel emocional o de las expectativas del receptor, procura influir en él, en sus decisiones, convenciéndolo acerca de la conveniencia, provecho, beneficio que obtendrá con el producto publicitado o adhiriendo a la posición (política, ideológica, religiosa) que se proclama como deseable o rechazando otra que se descalifica o deroga.

La práctica de lectura de avisos y spots publicitarios, el reconocimiento de los elementos

que constituyen su situación de enunciación y la percepción de los factores, motivaciones e intenciones mediante las cuales se procura alcanzar las finalidades de convencimiento, persuasión y seducción, es una práctica necesaria de desarrollar para manejarse con propiedad en un mundo como el actual en el que las personas están sometidas al constante asedio del poder de una publicidad que, con frecuencia, ejerce dominio sobre las conciencias, determina elecciones y decisiones e influye considerablemente sobre actitudes y comportamientos.
III.- EL DISCURSO ARGUMENTATIVO COMO DISCURSO DIALÓGICO

Se trata de un tipo de discurso elaborado a partir de CONTRAARGUMENTACIONES, pues discute otra perspectiva o tesis con respecto a un mismo tema. Por ello, el emisor de un discurso contraargumentativo cuestiona y pone en duda los argumentos del discurso que lo precede, debilitándolo y, si es eficaz, invalidándolo.


A continuación se presenta un ejemplo de contra argumentación:
TESIS: Fumar debe ser prohibido en todo el territorio nacional.

ARGUMENTO: en Chile hay muchos fumadores, que no solo contaminan sus propios pulmones, sino los de aquellos que los rodean, muchos de los cuales son niños, quienes se transforman en fumadores pasivos.

CONTRAARGUMENTO: ahora bien, el fumar en espacios abiertos podría significar evitar el problema de los fumadores pasivos; así cada uno se haría cargo de cuánto fuma.

ARGUMENTO: sin embargo, muchos jóvenes comienzan a fumar por imitación, de modo que aun cuando se permita fumar solamente en espacios abiertos, esto no evitaría el problema de la gran cantidad de fumadores en Chile.

CONCLUSIÓN: el abuso del tabaco es un gran problema que hay que erradicar de nuestro país.
IV.- ESTRUCTURA DEL DISCURSO ARGUMENTATIVO

Los discursos argumentativos presentan las etapas clásicas de: introducción, desarrollo y conclusión.




  • Normalmente en la introducción se plantea el tema y, a veces, también la tesis.

  • En el desarrollo se despliega el cuerpo argumentativo, donde se entregan las bases a favor de la tesis. Durante el desarrollo podemos advertir que hay fases intermedias en la argumentación. Así, un primer argumento es desechado por que no resulta convincente y, acto seguido, se agrega un segundo argumento más convincente.

  • En la conclusión, por último, a veces se resume lo planteado con anterioridad y se plantea o repite la tesis.

El tema de un texto argumentativo ha de ser serio y susceptible de discusión. Es preciso distinguir hechos de opiniones. Un hecho es una afirmación cuya veracidad o falsedad se puede comprobar. Una opinión es un juicio que se forma sobre algo cuya veracidad o falsedad es imposible demostrar. Los hechos no se pueden discutir; solo se pueden debatir las opiniones.
Las preferencias personales no son temas apropiados, porque es imposible debatirlas: el color blanco es más bonito que el azul; Galdós es el mejor novelista español de todos los tiempos.
La tesis es la afirmación que sirve de basé a la argumentación. Con ella se expresa la opinión del autor sobre un tema determinado. Su expresión más sencilla consiste en el empleo del verbo deber: debería o no debería.
La estructura del discurso argumentativo es la siguiente:
TESIS: hipótesis o premisa a demostrar.

ARGUMENTOS: “En sentido lógico, es el razonamiento utilizado para probar o refutar una tesis o para convencer a alguien de la veracidad o validez de un aserto.” (Estébanez: 55 – 56).

CONCLUSIÓN: Por lo general, valida la hipótesis o tesis, sea esta explícita o implícita.

A continuación se presenta un discurso argumentativo con la identificación de sus categorías:

Actualmente la mujer sigue en desventaja con respecto al hombre (TESIS). Esto se fundamenta en que el 98% de las riquezas de la tierra está en manos de los hombres (ARGUMENTO 1) y el 80% de las personas más pobres son mujeres (ARGUMENTO2).

Por consiguiente, la condición económica de la mujer es muy precaria en comparación con la que evidencian los hombres (CONCLUSIÓN).


Es importante destacar que la conclusión de este discurso no es exactamente igual a la tesis defendida, sino que la amplía y la hace derivar de los argumentos.
Otro ejemplo es el siguiente:
La pesca de arrastre provoca un daño ecológico devastador e irreparable (TESIS).
Es un procedimiento que consiste en arrasar con todos los organismos vivos de un ecosistema, a través de gigantescas mallas (ARGUMENTO 1).
Resulta un tipo de pesca tan agresivo para la naturaleza que las formas de vida no alcanzan a reproducirse (ARGUMENTO 2).
La pesca de arrastre podría acabar con los recursos marinos si no es prohibida en el corto plazo (CONCLUSIÓN).
Por último:
Comenzar un año de actividades en el mes de marzo tras la temporada de vacaciones puede ser un golpe de tensiones (TESIS).
Marzo es un mes, para muchos, lleno de exigencias que obliga a asumir muchas responsabilidades (ARGUMENTO 1).
Estudios realizados por universidades chilenas demuestran que el 70% de las personas sufre algún grado de estrés al iniciar el año laboral (ARGUMENTO 2).
Las vacaciones y el trabajo conforman dos experiencias vitales tan diferentes que la mayoría de las personas no está preparada para asumir un cambio brusco entre una y otra (CONCLUSIÓN)
ACTIVIDADES
EL ANALFABETISMO EN LAS MUJERES.

1.- Lee con detención el siguiente texto:

“Aunque desde 1970 ha disminuido la desigualdad entre mujeres y hombres en materia de alfabetización, el analfabetismo femenino sigue constituyendo un grave obstáculo para el desarrollo nacional y personal en muchos países.

Como indica el US News & World Report del 28 de marzo de 1994, la información obtenida en los censos de 1990 revela que:

- En África el 61 % de las mujeres son analfabetas, en comparación con el 45% de los hombres.

- En Asia y el Pacífico el 34% de las mujeres son analfabetas, por oposición al 22% de los hombres.

-En América Latina y el Caribe el 16% de las mujeres son analfabetas, y el 14% de los hombres. Europa oriental tiene las tasas de analfabetismo más bajas: 2,3% para las mujeres y 0,9% para los hombres.

En Europa occidental y Norteamérica el 10% de las mujeres y el 9% de los hombres son analfabetos.”

(Adaptado de "Notas para oradores sobre el adelanto de la mujer",

Departamento de información pública de las Naciones Unidas, Nueva York, 1995)


- ¿Cuál es el tema que se trata en el texto?

- ¿Qué modalidad de argumentación se emplea?

- ¿Puedes determinar quiénes son los participantes?

- ¿Qué otros rasgos del contexto consideras importantes para esta argumentación?

- ¿Qué tesis se sostiene en el texto?

- ¿Cuáles son las bases?

- ¿Podrías indicar las garantías que se emplean?

- ¿Hay algún tipo de respaldo de las garantías?
2.- La billetera de la discordia: Vas caminando y encuentras una billetera con $ 50.000. Argumenta por escrito a favor de devolverla y a favor de no hacerlo. No olvides considerar las partes de un argumento. Comparte las respuestas con tus compañeras y compañeros.
3.- Las dos caras de la moneda: Uno de los temas más polémicas hoy en día es el que tiene relación con el cigarrillo. Seguramente has escuchado a personas que están a favor de una ley que prohíba fumar en lugares públicos y a otras que están en contra de dicha ley. Completa el siguiente cuadro con los argumentos que se utilizan para apoyar una y otra posición.


Tesis

Bases

Garantías

Respaldo

Es bueno que exista una ley que prohíba fumar en lugares públicos.










No debe existir una ley que prohíba fumar en lugares públicos.












REFLEXIONA

Señala cuáles de estas expresiones podrían servir como pretensiones o tesis:



El tabaco puede producir cáncer.




Sancho Panza era un hombre muy inteligente.




Pablo, ven para acá.




La mochila de mi vecino.




Que rico que vinieras.




Descubren a los ladrones.






V.- ARGUMENTACION SECUENCIAL VS. ARGUMENTACION DIALECTICA
TEXTO

Las sociedades presentan constantes cambios. En la ambientación de esta unidad Pascual Coña refería las transformaciones sufridas por los mapuches a fines del siglo XIX y principios del XX. Texto que sigue, Marta Blanco enjuicia los cambios culturales acaecidos en la sociedad chilena durante la década de 1990; en su exposición emplea la técnica de la argumentación.


“Nuestro país vive una escalada de vulgaridad, pero no se trata de un fenómeno aislado. El problema es que Chile es una nación mimética, porque es un país pobre convertido en nuevo rico hace muy poco.

Además somos un pueblo curiosamente ingenuo y na'if. Tenemos buenos pintores y escritoras na'if, como Violeta Quevedo. Frente al mundo somos ingenuos, picamos rápido el anzuelo. Creemos en el Nafta, por ejemplo, y estamos seguros que los norteamericanos se van a tapar con nuestras uvas aunque ellos tienen las de California.

Lo mimético y na'if influye en que recibimos de todo y hemos confundido todo. Impera una especie de desconstructivismo del hábito y de la tradición. Y nadie se da cuenta, porque hoy no existe la sátira y la ironía, que dan el equilibrio frente al ridículo. En Chile se hace el ridículo en serio.

En cuanto a los síntomas de la vulgaridad, los sociólogos dicen que lo primero que se deteriora en un país con conflictos sociales es el humor y creo que tienen razón. Hoy en nuestro humor impera la ley del más fuerte y de la sexualzación absoluta. Y me parece una increíble falta de humor creer que lo cómico está sólo relacionado con la coprolalia, con el sexo.

La lengua es también una fiel representante de la calidad de ser humano en la que queremos convertirnos y hay síntomas que delatan un deterioro, como el predominio del lenguaje periodístico por sobre un lenguaje de expresión. Se perdió el matiz, la metáfora, la hipérbole. La gente ahora habla de «flujo vehicular» y de «vacacionar», copiándoles a los periodistas y a la publicidad.

El empobrecimiento del lenguaje tiene también que ver con e1 abuso del garabato, que es impotencia frente a la vida. Somos incapaces de expresar nuestros sentimientos de rabia, furia, pena y alegría a través de las palabras. La salida para eso es el garabato, que ya es una muletilla y ni siquiera tiene valor coprolálico. Lo mismo sucede con la palabra lata. No significa sólo aburrimiento, sino pena, rabia, indignación. Si se muere alguien, los jóvenes dicen ¡qué lata!

También se ha perdido el trato de usted. Uno entra a una tienda y le preguntan: «¿Qué te quieres probar? Te va a quedar regio.» Yo no sé qué contestar, porque la primera ley del tú es que uno tutea al que puede devolver el tú.

El lenguaje termina entonces siendo la lengua del papagayo, sin capacidad de comprensión y expresión. Y así obtenemos un país que repite sin comprender y modula pero no habla. Parece que tras todo este proceso se esconde una falsa democratización, un intento de «pasteurización social». Hay que igualar a todos y como no hay una educación o equidad en las oportunidades, se busca homogeneizar por el camino equivocado.

(Marta Blanco, columna del Diario El Mercurio 18 de julio de 1998)

Tras haber leído detenidamente este texto, procederemos a analizarlo. En primero lugar, consideraremos el marco general y la estructura interna. Posteriormente, revisaremos el tipo de argumentación y el orden manifiestos en el escrito.



1.- MARCO

Modalidad:

Se trata de una argumentación escrita; probablemente, una versión corregida de un discurso oral previo. A primera vista parece ser un texto preparado, como puede observarse en el empleo de léxico culto (por ejemplo mimético, nai'f, homogeneizar y coprolalia) y la cuidadosa composición de algunas oraciones (por ejemplo, Se perdió el matiz, la metáfora, la hipérbole). En todo caso, el uso de oraciones breves, el empleo de la primera persona y el tratamiento limitado de los argumentos sugieren cierta espontaneidad.



Participantes:

La emisora es la intelectual chilena Marta Blanco, perteneciente a la promoción d escritores que, a comienzos de la década de 1960, José Donoso propuso identificar como la novísima generación. El hecho de que se trate de una intelectual de prestigio podría explicar la preocupación por el lenguaje que se manifiesta en el texto.

En cuanto a la audiencia, en principio la autora s dirige a una periodista que le ha formulado una pregunta. No obstante, es muy probable que Marta Blanco supiera que su respuesta se publicaría en u periódico de gran prestigio, de ahí que podamos inferir que la audiencia real corresponde a los lectores potenciales del diario. Una audiencia pasiva distante.

Tema:

La argumentación de Marta Blanco se d como respuesta a una pregunta sobre la chabacanería y la vulgaridad de los chilenos.





Compartir con tus amigos:
  1   2   3


La base de datos está protegida por derechos de autor ©psicolog.org 2019
enviar mensaje

    Página principal
Universidad nacional
Curriculum vitae
derechos humanos
ciencias sociales
salud mental
buenos aires
datos personales
Datos personales
psicoan lisis
distrito federal
Psicoan lisis
plata facultad
Proyecto educativo
psicol gicos
Corte interamericana
violencia familiar
psicol gicas
letras departamento
caracter sticas
consejo directivo
vitae datos
recursos humanos
general universitario
Programa nacional
diagn stico
educativo institucional
Datos generales
Escuela superior
trabajo social
Diagn stico
poblaciones vulnerables
datos generales
Pontificia universidad
nacional contra
Corte suprema
Universidad autonoma
salvador facultad
culum vitae
Caracter sticas
Amparo directo
Instituto superior
curriculum vitae
Reglamento interno
polit cnica
ciencias humanas
guayaquil facultad
desarrollo humano
desarrollo integral
redes sociales
personales nombre
aires facultad