Instituto de Psicología Positiva & Formación Profesional, csp proveedor 00146



Descargar 0.76 Mb.
Página2/3
Fecha de conversión03.12.2017
Tamaño0.76 Mb.
1   2   3

Ejercicio de auto-evalúo:

Ubique cuán baja o alta sería su puntuación en una prueba "objetiva" sobre las necesidades señaladas. Para ello dibuje una X en el lugar correspondiente en la escala.


Necesidad Puntuación

Muy baja Moderada Muy alta

Logro <------------------------------------------------------------------------------------------>

Afiliación <------------------------------------------------------------------------------------------>

Poder <------------------------------------------------------------------------------------------>

Autonomía <------------------------------------------------------------------------------------------>

Agresión <------------------------------------------------------------------------------------------>

Reconocimiento <------------------------------------------------------------------------------------------>

Conocer <------------------------------------------------------------------------------------------>

Dominio <------------------------------------------------------------------------------------------>

Orden <------------------------------------------------------------------------------------------>

Deferencia <------------------------------------------------------------------------------------------>

Le sugerimos haga la prueba de motivación y necesidades en la siguiente dirección: http://www.queendom.com/tests/access_page/index.htm?idRegTest=2011




Auto-conocimiento y auto-estima

La totalidad de las respuestas a la pregunta "¿quién soy yo? " se conoce como el "self" (el "yo mismo"). Éste incorpora elementos como las identidades, el auto-concepto, las cosas que se poseen, los valores, las creencias privadas, los sentimientos hacia uno mismo y otros (Lorenzo & Ouellette, 1998; Swann & Bosson, 2010). En esta sección el término "self" no se traducirá porque su traducción al español no expresa con precisión lo que comunica el término en inglés.

Entre los conceptos relacionados al “self”, ninguno ha sido más trillado que el de autoestima. La autoestima es una actitud; es decir una evaluación hacia nosotros y nosotras mismas, como objetivo ("target"). La autoestima, por ser una actitud, representa la evaluación favorable o desfavorable hacia nosotros mismos. Una autoestima favorable es esencial para funcionar efectivamente y sentirnos bien con nosotros y nosotras mismas. Como el “self” se construye a través de la interacción con otras personas, la autoestima también es el resultado de nuestras relaciones previas. Nadie nace con una auto-estima, sino que la misma se construye por nuestro devenir por la vida. Si cuando erramos pequeños/as, nuestros progenitores y figuras significativas nos criticaban adversamente con mucha frecuencia, pudimos haber desarrollado una actitud algo desfavorable hacia nosotros y nosotras mismas. No obstante, la naturaleza humana nos inclina a proteger nuestra autoestima. Por esto la mayoría de las personas resaltamos nuestros aspectos positivos y restamos importancia a nuestros aspectos negativos (Sedikes & Brewer, 2001; Swann & Bosson, 2010).

Una de las cosas que hacemos para mantener una autoestima positiva es compararnos con personas que tengan mayores deficiencia que nosotros y nosotras. Si obtengo 88 por ciento en la última evaluación hecha al personal del centro, haré hincapié en que salí mejor que fulano o mengano; pero a quienes obtuvieron puntuaciones más altas les llamo “lambones” o algo por el estilo. De esta manera protegemos nuestra autoestima todos los días. También tenemos una tendencia a aceptar mayor responsabilidad por las cosas positivas que nos pasan. Si me eligen Presidenta de la Asociación de Profesionales atribuyo que se debe a mis habilidades. De manera similar, las personas tendemos a resaltar las cosas en las que sobresalimos y subestimar aquellas en las que somos deficientes. A todos estos mecanismos que protegen la autoestima le llamamos sesgo atribucional de autoservicio ("self-serving attributional bias") y son parte normal de nuestro funcionamiento diario. En ocasiones, cuando anticipamos la posibilidad de salir mal en una tarea comenzamos por anticipar una excusa para justificarnos si en efecto salimos mal. Un ejemplo de esto es la profesional que antes de testificar como experta en un caso controversial dice a sus amistades que no tuvo suficiente tiempo para prepararse. Si sale mal, ya había anticipado una justificación y si sale bien entonces será prueba de su eminencia; o sea que como quiera sale ganando. A este mecanismo de protección de la auto-estima le llamamos auto-incapacitación ("self-handicapping"). Los mecanismos de protección aquí señalados son solo ejemplos de los que cotidianamente utilizamos y los que garantizan nuestra salud mental y bienestar. En resumen, nuestra auto-estima es posiblemente el componente de nuestro bienestar psicológico más protegido y documentado (Para una discusión más amplia ver Constantine, 2012; Crocker & Park, 2003).




Continuamente protegemos nuestra autoestima con decenas de mecanismos cognitivos:

- Nos comparamos favorablemente.

- Recordamos fácilmente eventos positivos.

- Olvidamos rápidamente los desaciertos.

- Creemos que éxitos reflejan lo que soy

- Atribuimos los fracasos a la situación

- Escogemos estar con quien nos elogia.

- Pienso que tengo control de las cosas.

- Resaltamos aquello en que sobresalimos.

-Subestimamos aquello que no tenemos.



Con mecanismos como estos mantengo una buena salud mental ¿Ilusiones positivas?


Ejercicio de auto-evalúo: Mida su auto-estima utilizando la Escala de Auto-Estima de RosenbergTop of Form

>>>>>Favor de seleccionar cuán de acuerdo o desacuerdo está con cada uno de los siguientes reactivos. Marque con una X su respuesta en el encasillado correspondiente a la derecha. [Observe que cada encasillado tiene valores de 1 al 4]


4- Muy de acuerdo

3-De acuerdo

2- En desacuerdo

1- Muy en desacuerdo

1

En general, estoy satisfecho conmigo mismo.









2

A veces pienso que no soy bueno/a para nada.*









3

Tengo la sensación de que poseo muchas buenas cualidades.









4

Soy capaz de hacer las cosas tan bien como la mayoría de las personas.









5

Siento que no tengo demasiadas cosas de las que sentirme orgulloso/a.*









6

A veces me siento realmente inútil.*









7

Tengo la sensación de que soy una persona valiosa, al menos igual que la mayoría de la gente.









8

Ojala me respetara más a mí mismo/a.*









9

En definitiva, tiendo a pensar que soy un/a fracasado/a.*









10

Tengo una actitud positiva hacia mí mismo/a.










Calcule su puntuación

A. Sume la puntuación en los reactivos 1,3,4,7,y 10 A= _______

B. Sume la puntuación en los reactivos 2,5, 6, 8 y 9 B= ______ xxxxxxx

C. Réstele a 20 la puntuación obtenida en "B" arriba C= (20-B)= + _______

D. Sume la puntuación en A y C D= (A+C)= =________
Puntuación entre 30 y 40 sugiere una auto-estima similar a la mayoría de puertorriqueños/as. (Ver Lorenzo& Ouellette, 1998 para M y DE). La auto-estima de la gente en PR está entre la dos más alta en todas las culturas estudiadas (Lorenzo & Ouellete, 1998, Lorenzo, 2001, 2007).

__________________

Nota: Si usted desea utilizar el cuestionario de auto-estima de Rosenberg para propósitos de investigación o medición profesional, le sugerimos utilice el normalizado por Lorenzo & Ouellete (1998). Puede pedirnos copia a joselore@yahoo.com y conseguir nuestra publicación en www.psicologiapositivapr.wordpress.com en la sección de "artículos en inglés". El aquí utilizado fue trastocado para propósitos de simplicidad y conveniencia.


Teorías sobre el auto-concepto

La Teoría de discrepancia del “self” de Torri Higgins (1987; Swann & Bosson, 2011) propone tres tipos de “self”: el real, el ideal y el debería ("ought self"). El ”self” real se refiere a la idea que yo tengo de lo que soy, el ideal es como me gustaría ser y el "debería" es como creo que tengo que ser. Muchas veces, el “self” real no corresponde al ideal o al debería creándose una discrepancia. Si la discrepancia es entre el "self" real y el ideal, el resultado será depresión. Si Luisa piensa que ella es tímida, pero lo ideal sería ser asertiva Luisa se sentirá deprimida. Cuando la discrepancia es entre el “self” real y el debería se experimenta ansiedad. Si Luisa piensa que ella debería ser atrevida, el ser tímida le provocará ansiedad y tensión.

Otro modelo relacionado al auto-concepto es la Teoría de identidad social deTajfel y Turner (1986; Lorenzo & Ouellete, 1998; Sedikides & Brewer, 2001). Esta propone que las personas estamos motivadas a sentirnos parte integral del grupo, y al mismo tiempo queremos mantener una autoestima alta. Razonamos que la posición y "cache" de los grupos a los que pertenecemos dirán mucho de lo que somos y consecuentemente afectará a nuestra autoestima. Por esto, cuanto más nos identificamos como miembros de un grupo mejor es la evaluación que hacemos de ese grupo. El resultado de este proceso es que entre mayor sea la identificación (identidad) con el grupo, más alta será nuestra autoestima. Una enfermera puede alardear de ser parte del equipo del Hospital Moca Inc. porque ella evalúa favorablemente esa institución y el ser parte de ella repercutirá en una autoestima elevada. Los múltiples estudios en esta área apoyan esta idea de que la función primordial de la identidad social o el reclamar membrecía a una categoría cualquiera (ser altrusa, psicólogo, socialista, etc.) es el aumentar nuestra autoestima y bienestar psicológico (Swann & Bosson, 2010; Taylor 2011). Para evaluar favorablemente el grupo al que pertenecemos necesitamos un grupo de comparación. De esta manera, mientras evaluamos a nuestro grupo favorablemente, evaluamos al grupo de comparación desfavorablemente. A este proceso le llamamos favoritismo endogrupal ("in-group favoritism") y es una tendencia ampliamente documentada (Constantine, 2012, Lorenzo & Ouellete, 1998)


Ejercicio de Autoevalúo:

Complete los espacios en blanco o conteste en el espacio provisto


A. Mencione dos mecanismos utilizados para mantener la salud mental via la proteccion de la auto-estima:

1._______________________________________________________

2. _______________________________________________________
B. Discrepancia del self:

1. Cuando el "self real" discrepa del "self __________ " produce depresión

2. Cuando el "self real" discrepa del "self debería" produce ____________
C. Identidad

1. Un dentista que se enaltece al mencionar su membrecía a la Asociación, pretende aumentar ________________________.

2. Explique como una consejera profesional llega a concluir que la universidad donde estudio es mejor que la otra.

________________________________________________________________________________________________________________________________________________






Valores humanos y profesionales

En el sentido estricto de la palabra, los valores son todo aquello a lo que se le asigna un valor. En nuestro artículo Humanism behind bars (Lorenzo, 2008) lo definimos como "enduring beliefs about the desirability and acceptability of certain behavior or terminal states in contrast with alternate behavior or state2" (p. 54). También, apoyados por la literatura sobre valores (Breggin, 2003; Rokeach, 1969; Ryckman & Houston, 2003) establecimos que esas ideas sobre lo más deseable o aceptable; es decir los valores, sirven para justificar nuestras decisiones y guiar comportamientos futuros.

Como la intensidad con la que se desea una cosa es mayor o menor a la intensidad con la que se desea otra, los valores forman un sistema jerárquico, donde un valor es más deseado que otros. La teoría de valores, propone que la jerarquía que ocupa cada valor en ese sistema, incide en las decisiones y comportamientos cotidianos (Branco & Valsiner, 2012; Breggin, 2003; Lorenzo, 2008). Ese principio ha sido consistente desde los primeros tratados científicos sobre valores (Allport, et.al., 1960) En este sentido, no son los valores en si mismos los que guían el comportamiento, sino la importancia relativa que se le asigna a cada uno de ellos. Por ejemplo, un dentista que valora el orden más que la autonomía, actuará de manera más brusca ante alguien que desobedece una regla que aquel que valora la autonomía más que el orden. Aquí es importante destacar que todos los seres humanos en el uso de sus facultades cognitivas, tienen valores y es incorrecto decir que los valores se han perdido. Los valores no se pierden, sencillamente la jerarquía relativa que ocupan cambian; y eso ha sido así desde siempre (Branco & Valsiner, 2012; Lorenzo, 2008).

En las profesiones de salud, la deseabilidad de ciertos valores es tan fundamental que nutren los códigos éticos en el servicio y otros quehaceres. Los valores promovidos por importantes tratadistas en ética profesional (Beauchamp & Childress, 2001; Johnson, 2001; Lawrence, 2007), incluyen los siguientes:



  1. Respeto- Los profesionales de salud colocan en la cúspide de sus sistemas de valores a la dignidad, la privacidad y la libertad de las personas servidas. Todos estos valores dentro de la categoría de respeto a la persona, invitan a los profesionales a auto-percibirse como agentes que ofrecen sus mejores servicios a personas investidas de dignidad. El valor de respeto también se extiende a otras formas de vida (respeto a los animales) y al planeta en general (Evanoff, 2011).

  2. Autonomía- Típicamente este valor es discutido dentro del espectro de respeto a la persona, ya que quien no respeta la autonomía individual no respeta a la persona. Este implica un reconocimiento de que cada persona es dueña de su vida y actos. Por el valor que los profesionales de salud damos a la autonomía, no coaccionamos, ni imponemos, ni dictamos a los consultantes cómo conducir sus vidas ni como decidir sus asuntos de salud. Asimismo, circunscribimos nuestro actuar profesional a compartir con los consultantes nuestra perspectiva sobre las ventajas y desventajas de diversas opciones. La última palabra sobre que cuidados de salud acepta y cuales rechaza es una prerrogativa de la persona servida.

  3. Protección- Este valor también está ligado al del respeto a la persona ya que va dirigido a quienes no pueden protegerse adecuadamente por carecer de autonomía completa. Guiados por este valor, los profesionales de la salud protegemos a los menores, a las personas con limitaciones, a los ancianos/as con capacidades disminuidas, a los animales , al ambiente y al planeta.

  4. Verdad- La verdad es la medida en que algo corresponde con la realidad. En las profesiones de salud, las personas que reciben un servicio tienen derecho de recibir la verdad sobre los asuntos que le atañen (UNESCO, 2005). Por ello, los y las profesionales de salud, no le mienten a las personas servidas y solo posponen el decir la verdad cuando existen muy serias consideraciones de salud (Beauchamp & Childress, 2001).

  5. Ser competente- Ser eficaz en el desempeño de la profesión es un preciado valor de todo profesional. Eso involucra mantener el más actualizado y alto nivel de conocimiento técnico, conceptual e interpersonal de las áreas relevantes de la profesión. Igualmente implica reconocer las limitaciones naturales que se pueden tener en diversas áreas, consultar a los pares y referir a quien se estime pertinente.

  6. Justicia- Aristóteles definió justicia como dar a cada cual según se merece. Por ello distinguió dos modos de abusar de la justicia: dar de más (injusticia por exceso) y dar de menos (injusticia por defecto).

  7. Búsqueda de la beneficencia y evitación de la maleficencia- El valor de la beneficencia implica el realizar esfuerzos para proveer el mayor nivel de bienestar posible en la persona servida. En cuanto a la maleficencia, los profesionales de salud realizamos esfuerzos por evitarle todo el malestar e incomodidad posible a la persona servida.



Ejercicio de autoevalúo:

Resuma una experiencia que ilustre los valores señalados en tu conducta profesional:

1. Respeto: _______________________________________________________________________

_________________________________________________________________________________

2. Autonomía: _____________________________________________________________________

_________________________________________________________________________________

3. Protección: _____________________________________________________________________

_________________________________________________________________________________

4. Justicia: ________________________________________________________________________

_________________________________________________________________________________

5. Evitación de la maleficencia: _______________________________________________________

_________________________________________________________________________________





Auto-regulación mediante el control cognitivo

La capacidad que poseen las personas para monitorear y controlar la manera en que responden ante diversos estímulos y escenarios incómodos se les llama aut-regulación. La regulación del ímpetu o pulsión que producen las necesidades psicogénicas, típicamente involucran control cognitivo ( Berger, 2011)



La auto-regulación, como mecanismo de monitoreo y control de nuestras respuestas, se sirve de procesos y contenidos cognitivos (Berger, 2011). Es decir, la manera en que las pensamos regula como reaccionamos. Supongamos que un consultante se torna verbalmente agresivo durante una intervención. Si el profesional de la salud piensa "saber manejar situaciones como estas distingue al profesional competente del mediocre" seguramente mantendrá la calma y eficiencia. Por el contrario, si piensa "a mí nadie me levanta la voz", responderá de manera tan agresiva como la del consultante.

Precisamente, desde mediados del siglo 20, la ciencia del comportamiento ha favorecido crecientemente la noción de que los pensamientos son determinantes en el comportamiento humano (Acton, 2013). A ese creciente interés en el contenido y procesos del pensamiento se le ha llamado "revolución cognitiva". En esencia, este acercamiento predica que la manera en que las personas se sienten y actúan es el resultado de lo que están o han pensado (Acton 2013; Goldstein, 2011; Lorenzo, 2006). Sobre esto, muchos siglos atrás, Buda propuso: "Somos lo que pensamos. Todo el mundo surge de nuestros pensamientos. Con nuestros pensamientos hacemos el mundo" ( tomada de es.wikiquote.org/wiki/Buda_Gautama). Esta frase que pudiese parecer radical, refleja un anticipo de lo que se convertiría en el pilar de la psicología contemporánea: Los pensamientos crean y recrean nuestras respuestas y nuestros sentimientos (Goldstein, 2011).

Un proceso cognitivo fundamental para entender nuestra forma de reaccionar y aquella de otros, es el denominado percepción. Este concepto se refiere a la manera en que las personas significan e interpretan los estímulos o eventos que les rodean o acaecen (Acton, 2013). Cuando un profesional ante las preguntas de un consultante concluye "este consultante está cuestionando mi conocimiento", ha creado una percepción que incidirá en su respuesta. Percatémonos que el profesional pudo haber interpretado la misma situación de manera diferente: "el consultante está indeciso" o quizás, "este es un consultante que le gusta estar bien informado, ¡excelente!". Cada una de estas conjeturas o significados que se le puede dar al evento es una percepción. La importancia de este fenómeno está en que las personas obran o dejan de obrar dependiendo en la percepción que se crean de las cosas. La gente no actúa guiada por las cosas objetivas, sino por el significado que le atribuyen a esas cosas (Acton, 2013; Lorenzo 2006).
Ideas irracionales (A. Ellis) y comportamientos inadecuados.

Posiblemente Albert Ellis y Aaron Beck, son los dos autores cognitivos más destacados en proponer que las respuestas humanas y los estados anímicos son fabricadas en nuestros pensamientos (Alton, 2013-b; Newman, 2013). Desde esta perspectiva, el comportamiento o emociones no son el resultado de las situaciones o eventos, sino de los pensamientos que se tiene sobre tales situaciones. Por ejemplo, una enfermera que no logra colocar la intravenosa al lactante, podrá sentirse devastada, neutral o bien. Ello dependerá de que está pensando sobre el evento. Si piensa "nada me sale bien, soy una incompetente", se sentirá miserable. Por el contrario, si razona "según vaya cogiendo experiencia podré colocar intravenosas tan bien como la enfermera Rúa", el evento no le aturdirá. Es importante destacar que en el posicionamiento cognitivo, los eventos no son determinantes de nada, sino la percepción que creamos sobre ellos.

Con relacion a la importancia de los pensamientos, el modelo de intervención conocido como racional-conductual-emotivo de Albert Ellis (Ellis & Dryden, 2007; Newman, 2013) propone que las personas albergan dos tipos de cogniciones: las ideas racionales y las irracionales. Los pensamientos racionales son aquellos fundamentados en la realidad e internamente lógicos. Por ejemplo, la idea de que "es deseable que las personas esperen sus turnos y que sean amables", es una racional ya que se basa en una aspiración posible, libre de supuestos arbitrarios y la contención es lógica. Las ideas irracionales son aquellas que se basan en premisas ilógicas, incorrectas y arbitrarias. La creencia de que "la gente tienen que aprender a esperar" es una idea irracional porque implica que podemos dictar como la gente debe ser ("la gente tienen"), y que no existe otras opciones. Al menos que seamos dioses, esta idea es una imposición arbitraria; y por ello es irracional. La verdad sobre esto es que hay gente a quienes no le importa esperar, gente que se molesta por las demoras, y otras que sus múltiples compromisos no le permiten hacer largos turnos. De igual manera si desde nuestra perspectiva dictamos "la gente tienen que aprender a esperar", es posible que las personas en el otro lado piensen "los profesionales deben ser diligentes y no hacer esperar a nadie por tanto tiempo". En ese caso: ¿quién tiene razón?. Según la Teoría racional-conductual-emotiva, ninguno tiene la razón porque las ideas de ambas partes son igualmente irracionales.

Las ideas irracionales pueden agruparse en categorías. A continuación una selección de cuatro categorías de ideas irracionales que suelen ocurrir cuando las personas discuten, se enojan o pierden el control (Ellis & Dryden, 2007):

1. Ideas demonizantes (awfulizing)- Este grupo de ideas se caracterizan por generalizar y radicalizar los atributos, acciones u omisiones negativas de la persona. Cuando se utilizan, se tiende a concluir que la totalidad de la persona es el atributo en cuestión: "es mala", "son terribles". Algunos ejemplos son: "Esta jefa es una persona vil y terrible que siempre está humillándonos", "Estos consultantes son unos engreídos y malcriaos", "Es mala, muy mala"

2. ideas narcisistas (I-can't-stand-it)- Este conjunto de ideas irracionales se distingue por implicar que uno es intocable, superior o especial y que por ello no puede tolerar ninguna transgresión. Algunos ejemplos son: "Yo no puedo tolerar bajo ningún concepto que me hagas esto", "Se metió conmigo y ahora va a ver quién soy yo", "Porque yo no soy como la zángana aquella, ya verá..."

3. Ideas tiranizantes (The world must...)- En esta categoría, los pensamientos tienden a ser de corte dogmático y reglas inflexibles. Típicamente involucran una concepción de que las cosas deben ser de una manera predeterminada, sin desviación. Estas ideas se sirven de palabras como "debe", tiene", "siempre" y "nunca". Algunos ejemplos son: "Tenías que obedecer mis recomendaciones", "Los consultantes siempre deben ser amables", "Para todo hay que esperar"



4. Ideas punitivas (condemnation and damnation)- En este caso, las ideas que se albergan son conclusiones sobre el castigo que merece la persona por haber violado los dogmas cognitivos o reglas inflexibles que poseemos. Típicamente, la descarga o el "dejar salir el monstruo", es el mecanismo con el que pretendemos castigar a la otra persona (azotándola con el látigo de nuestra lengua). Algunos ejemplos de esto son: "Por no acoger mi recomendación, cerrare tu caso", "Por ser tan fastidiosa, te hare esperar antes de darte el medicamento para el dolor".



Compartir con tus amigos:
1   2   3


La base de datos está protegida por derechos de autor ©psicolog.org 2019
enviar mensaje

    Página principal
Universidad nacional
Curriculum vitae
derechos humanos
ciencias sociales
salud mental
buenos aires
datos personales
Datos personales
psicoan lisis
distrito federal
Psicoan lisis
plata facultad
Proyecto educativo
psicol gicos
Corte interamericana
violencia familiar
psicol gicas
letras departamento
caracter sticas
consejo directivo
vitae datos
recursos humanos
general universitario
Programa nacional
diagn stico
educativo institucional
Datos generales
Escuela superior
trabajo social
Diagn stico
poblaciones vulnerables
datos generales
Pontificia universidad
nacional contra
Corte suprema
Universidad autonoma
salvador facultad
culum vitae
Caracter sticas
Amparo directo
Instituto superior
curriculum vitae
Reglamento interno
polit cnica
ciencias humanas
guayaquil facultad
desarrollo humano
desarrollo integral
redes sociales
personales nombre
aires facultad