Insomnio insomnio introducción



Descargar 44.2 Kb.
Fecha de conversión28.09.2018
Tamaño44.2 Kb.
Vistas74
Descargas0

INSOMNIO


INSOMNIO

  1. Introducción:

El sueño es un estado de reposo contrario al estado de vigilia. Uno de los factores más importante en el dormir es que se manifiesta una barrera entre la conciencia y el espacio externo. Es que aun estando profundamente dormidos despertamos por algún estímulo externo. Estas dos características definen el sueño, de otros estados similares, como la hipnosis o la anestesia que son inducidos.

La cantidad de sueño necesaria es variable en cada sujeto y está genéticamente determinado, en general 7-8 horas en un adulto

Podríamos definir el insomnio como una queja subjetiva del paciente por la dificultad para conciliar el sueño, la escasa calidad del mismo o la presencia de un sueño fragmentado por múltiples despertamientos. Todo ello hace difícil concluir en una medida objetiva para definir el insomnio.

Esto diferencia el insomnio verdadero del “dormidor corto” que precisa pocas horas de sueño pero se siente descansado por la mañana y permanece plenamente operativo durante el día. El insomnio es probablemente el trastorno más frecuente de la humanidad y afecta a un tercio de la población.



  1. Objetivos:

  • Conocer la definición del sueño y su mecanismo de acción.

  • Conocer el trastorno del sueño ( insomnio ), y su tratamiento farmacológico y no farmacológico

  1. Marco Teórico:

    1. . SUEÑO

  1. Definición de sueño:

El sueño por definición es un estado de reposo contrario al estado de vigilia. Uno de los factores más importante en el dormir es que se manifiesta una barrera entre la conciencia y el espacio externo.

La segunda definición, es que aun estando profundamente dormidos despertamos por algún estímulo externo. Estas dos características definen el sueño, de otros estados similares, como la hipnosis o la anestesia que son inducidos.

El sueño aparece diariamente en forma espontánea al contrario del estado de coma, que se debe a infinidad de motivos, o anestesia en el cual es necesario aplicar drogas específicas.


  1. Mecanismo del sueño:

El NSQ, al no recibir señales de las células receptoras de luz, envía señales a la glándula pineal la cual secreta melatonina, substancia la cual a su vez activa el sistema VLPO (área pre óptica ventrolateral) que inhibe la actividad de un centro de arousal. Éstos centros de arousal (núcleos del rafé, núcleo coeruleus, núcleos segmentales entre ellos) son los encargados de mantener la alerta, la consciencia y de funciones cerebrales complejas. Pues bien, mediante la inhibición de éstos se induce el sueño.

Hay más maneras de inducir el sueño, pero ésta en concreto sería la inducida por motivación circadiana.



    1. INSOMNIO:

  1. Definición de Insomnio:

El insomnio es un síntoma, más que una enfermedad en sí misma, caracterizado por: inadecuada cantidad o calidad de sueño. Los pacientes afectados sienten dificultades para: iniciar o mantener el sueño, resultado en un sueño no reparador y alteraciones en el funcionamiento diurno.

Podríamos definir el insomnio como una queja subjetiva del paciente por la dificultad para conciliar el sueño, la escasa calidad del mismo o la presencia de un sueño fragmentado por múltiples despertamientos. Todo ello hace difícil concluir en una medida objetiva para definir el insomnio.

El insomnio es la incapacidad de dormir en cantidad o calidad suficientes para sentirse descansado y operativo al día siguiente. La cantidad de sueño necesaria es variable en cada sujeto y está genéticamente determinado, en general 7-8 horas en un adulto. El insomnio afecta al sujeto por la noche y durante el día cuando sufre las consecuencias del descanso insuficiente. Esto diferencia el insomnio verdadero del “dormidor corto” que precisa pocas horas de sueño pero se siente descansado por la mañana y permanece plenamente operativo durante el día. El insomnio es probablemente el trastorno más frecuente de la humanidad y afecta a un tercio de la población. Es más prevalente en los ancianos y en las mujeres.

Casi la mitad de los pacientes afectos de insomnio crónico presentan una causa psiquiátrica y alrededor del 20% de los casos el insomnio es primario. El resto está relacionado con enfermedades médicas, y otras alteraciones del sueño.



  1. Clasificación de Insomnio:

En la clasificación del insomnio se pueden utilizar diferentes criterios que nos evidencian distintos tipos.

  1. En función a su duración:

  1. Agudo o transitorio: Dura 2-3 días y a continuación desaparece. Suele aparecer relacionado con situaciones estresantes no habituales como exámenes, viajes o trabajo. No se recomienda tratamiento, ya que remite cuando se elimina la causa que ha provocado la situación de estrés.

  2. De corta duración: Dura un máximo de 4 semanas y se relaciona con situaciones estresantes de mayor duración o gravedad, problemas familiares, económicos, laborales, etc.

  3. Crónico o de larga duración: Dura más de 3 semanas o un mes. Sus causas son múltiples y muchas veces no están claras. Para muchos se trataría del verdadero insomnio.



  1. En función de la intensidad:

  1. Leve o ligero: Se presenta casi cada noche, pero se asocia con un deterioro mínimo de la calidad de vida.

  2. Moderado: Se sufre cada noche. Se relaciona con un deterioro moderado de la calidad de vida y se observan síntomas asociados como irritabilidad, ansiedad, fatiga, etc

  3. Grave: Igual que el anterior, tiene lugar cada noche y se relaciona con un deterioro moderado de la calidad de vida, pero en este caso los síntomas asociados se presentan con una intensidad mayor.

  1. Según su naturaleza y forma de presentación:

  1. De conciliación: Cuando se tarda más de 30 min en conciliar el sueño.

  2. De mantenimiento: Cuando el sueño se ve interrumpido durante la noche y hay dificultad para volver a conciliarlo.

  3. De despertar precoz: El individuo se despierta antes de lo normal. Es el más frecuente en ancianos y en pacientes con depresión. Es una condición heterogénea, múltiples causas pueden coincidir en un individuo, y diferentes causas ser responsables de diferentes tipos de insomnio.

  1. Insomnio transitorio y de corto termino:

  • Cambios del medioambiente del sueño

  • Viaje a otras latitudes

  • Cambios de horarios en el trabajo

  • Ruido excesivo

  • Temperatura desagradable

  • Eventos estresantes de la vida.

  • Enfermedades médicas o quirúrgicas

  • Medicamentos: teofilina, beta bloqueantes, corticoides, tiroxina, broncodilatadores

  • Supresión alcohólica, o de drogas depresoras de SNC.

  1. Insomnio idiopático o primario:

Se inicia en la infancia, su causa es desconocida existiría un desbalance neuroquímico, ya sea en el alerta (hiperactividad) o en las neuronas que promueven el sueño (hipoactividad). Puede haber antecedentes familiares y se diagnóstico luego que problemas médicos, neurológicos o psiquiátricos fueron excluidos, es un diagnóstico de exclusión. Los síntomas son progresivos y la severidad es proporcional a la cronicidad.

  1. Insomnio psicofisiológico:

Es una conducta aprendida relacionada al sueño que provoca gran tensión y agitación, habitualmente subyace en 15% de los insomnes. Los individuos están sobre alertados y ofuscados con su problema del sueño, si bien no sufren de ansiedad generalizada, o fobia u otros problemas psiquiátricos. El problema suele comenzar en la juventud, casi siempre luego de un evento estresante que luego de este desaparecer, el insomnio continúa y persiste por décadas. El paciente tiene respuestas condicionadas que son incompatibles con el sueño. Inquietud, temor y frustración, la cama asociado a la vela, se combinan para hacer muy difícil el inicio y mantenimiento del sueño.

  1. Tratamiento:

La alteración que comporta el insomnio comprende tanto un componente nocturno como un componente diurno, por tanto el tratamiento debe ir encaminado a cubrir ambas facetas. En este sentido hemos de valorar tanto el tratamiento farmacológico, como no farmacológico del insomnio. Sin embargo, antes de profundizar en el tratamiento propiamente dicho, debemos considerar algo básico cuando nos encontramos ante un problema de insomnio o cualquier otro trastorno de sueño, esto es las normas básicas de higiene de sueño. El objetivo de la educación en la higiene de sueño es evitar aquellos comportamientos, en el estilo de vida del paciente, que puede afectar su calidad de sueño, aunque debemos tener en cuenta que únicamente una mala higiene de sueño no suele ser causa de insomnio.

  • La higiene de sueño incluye, entre otros, los siguientes cambios:

  • Reducir la cafeína, tabaco y otros estimulantes.

  • Rechazar el alcohol, sobre todo durante la segunda mitad de la jornada.

  • Regularizar rutinas de vida, incluyendo horarios de sueño, horarios de comida y de ejercicio, y

  • Crear un ambiente de sueño adecuado: luz, temperatura….

  • Tras evaluar si realmente se cumplen las normas de higiene de sueño, y corregirlas en caso necesario, nos plantearíamos la necesidad del tratamiento farmacológico.



  1. Tratamiento farmacológico:

Principios del tratamiento farmacológico. Al plantearnos o decidirnos por un tratamiento farmacológico hay varios factores que se debe considerar. Debe mejorar los síntomas diurnos y no solamente aumentar el tiempo total de sueño, debe acompañarse de medidas higiénicas: eliminar la cafeína, limitar las siestas y eliminar o solucionar las posibles entidades asociadas al insomnio como son: depresión, ansiedad, piernas inquietas, menopausia. En cualquier caso es muy importante recomendar medicamentos con escasos efectos residuales al día siguiente. A pesar del importante número de causas médicas y psiquiátricas asociadas con el insomnio, como son: depresión mayor, ansiedad generalizada, menopausia, dolor agudo, enfermedad pulmonar obstructiva crónica, síndrome de piernas inquietas, etc son pocos los casos en que el insomnio desaparece tratando únicamente la causa primaria. Será por tanto también importante el tratamiento del insomnio como síntoma. Entre los agentes promotores de sueño se incluyen la melatonina, la raíz de valeriana, los antihistamínicos sedativos, los antidepresivos sedativos, el hidrato cloral, las benzodiacepinas y los agentes no benzodiacepínicos inductores de sueño como son las ciclopirrolonas y las imidazopiridinas. El uso de dichos agentes debe hacerse de forma individual para cada caso concreto. Limitaciones de los hipnóticos A pesar de los importantes estudios que apoyan el efecto de los hipnóticos, desde los años 90, en muchas ocasiones se prefiere un antidepresivo sedativo para el tratamiento, debido al riesgo que acompaña a las benzodiacepinas, como la sedación diurna, el insomnio de rebote al dejar el tratamiento y la afectación de la memoria. Entre otros efectos secundarios, Además, las benzodiacepinas pueden ser causa de accidentes diurnos. Estos efectos secundarios de los hipnóticos adquieren relevancia especial en algunas patologías como son la enfermedad pulmonar crónica, ya que la saturación arterial de oxígeno que no disminuye en el individuo sano, puede disminuir de forma importante en un paciente con EPOC, enfisema o síndrome de obesidad-hipoventilación y en el síndrome de apneas en sueño, las benzodiacepinas aumentan el índice de apnea-hipopnea (IAH) en pacientes con síndrome de apneas en sueño. Si estamos obligados a recetar un agente hipnótico, nos decidiremos por aquel cuya vida media sea menor.

  1. Tratamiento no farmacológico:

Es seguro que la indicación de terapias no farmacológicas, solas o asociadas mejora el insomnio. Se incluyen aquí varias técnicas: Terapias cognitivo-comportamentales en insomnio. Sabemos que los síntomas de insomnio son resistentes a la psicoterapia, en cambio las terapias encaminadas a cambiar el comportamiento o la cognición frente al insomnio si han demostrado obtener resultados favorables. Las terapias cognitivo-comportamentales podemos decir que van encaminadas a cuidar cuatro aspectos:

  • Mejorar el comportamiento frente al sueño, encaminado hacia la educación en las normas de higiene de sueño.

  • Organizar el ritmo circadiano, incluyendo ritmo sueño vigilia y exposición a la luz. Insomnio: diagnóstico, manejo y tratamiento.

  • Cambio de conocimiento (pensamiento) que permita reducir el grado de excitación o “arousal” ante una situación.

  • Organizar el sistema de alerta hacia la relajación mental y somática, aplicando métodos para disminuir pensamientos acelerados y despertamientos. Explicaremos algunas pautas a seguir en dichas terapias:

  • Instrucciones para el control de estímulos.

En el tratamiento de control de estímulos, para actuar en el comportamiento del paciente insomne, es uno de los tratamientos no-farmacológicos más efectivo. Las instrucciones están basadas en los principios del condicionamiento clásico. La cama es un lugar para dormir y estar despierto supone la realización de actividades que son incompatibles con dormir. Las instrucciones son las siguientes:

  • Ir a la cama únicamente cuando se tiene sueño.

  • Utilizar la cama solo para dormir y no otras actividades; únicamente se permite la actividad sexual.

  • Abandonar la cama y la habitación si durante 15-20 minutos no se puede dormir. Realizar en todo momento actividades relajantes y volver a la cama cuando se nota somnolencia.

  • Repetir el consejo anterior tantas veces como sea necesario.

  • Poner un despertador y levantarse a la hora indicada aunque se tenga sueño.

  • Evitar siestas diurnas y, si se hacen, nunca serán superiores a 30 minutos.

  • Las instrucciones del control de estímulos son difíciles de mantener, si se logran, las mejoras pueden empezar a observarse tras 2-3 semanas

  • Restricción de tiempo en cama: Esta intervención está destinada a consolidar el sueño.

Los hechos esenciales de la intervención consisten en una reducción inicial en el tiempo pasado en cama, seguido por un gradual y lento aumento del tiempo pasado en cama. Por ejemplo, si el paciente pasa 8 horas en cama pero asegura que únicamente duerme 5,5, se le indica que pase 5,5 horas en cama, ajustando los tiempos según su actividad circadiana. Cuando la eficiencia de sueño respecto al tiempo pasado en cama es igual o superior al 90%, se incrementa el tiempo que el paciente debe pasar en cama 15 minutos, y así progresivamente.

  • Cambio de pensamientos o cogniciones: Un “arousal” o despertamiento cognitivo mientras están en cama es frecuente en insomnios crónicos. Se caracteriza por constantes intrusiones de pensamientos y preocupaciones.

En cambio los que duermen bien refieren que su tiempo previo al sueño no está formado por nada en particular. La terapia cognitiva en el insomnio consiste en cambiar esos pensamientos y creencias en la dificultad para dormir que sufren los insomnes. Negociar las consecuencias de una mala noche. Los insomnes tienden a exagerar las consecuencias de una mala noche, afirmando que estaban mejor el día siguiente al que habían dormido mejor. Para interrumpir este círculo la terapia cognitivo comportamental intenta interrumpir la cadena catastrófica de pensamientos, proporcionando herramientas, por ejemplo los miedos reales pueden ser separados de los miedos irreales, examinando la validez de los propios estamentos catastróficos generando alternativas y revalidando la realidad. Las creencias y actitudes ante el sueño pueden ser evaluadas utilizando un cuestionario auto-administrado y discutiéndolo en sucesivas sesiones. El paciente distingue entre querer dormir y sentir sueño o entre estar somnoliento y cansado. Dirigir el sistema de alerta hacia la relajación mental y somática: Como sabemos, el sueño es una función biológica que combina los mecanismos para dormir y el sistema de alerta de sistema nervioso central 15. Los insomnes tienen una activación psicológica elevada con aumento de la frecuencia cardiaca, la temperatura corporal, la resistencia de la piel, vasoconstricción y aumento del tono muscular superior a los dormidores normales.

Para mejorar dicho sistema se utilizan métodos de relajación:



  • Relajación muscular progresiva, incluyendo tensión y relajación muscular.

  • Biofeedback asistido, la relajación mediante mecanismos auditivos o visuales que informan al paciente.

  • Respiración diafragmática, que facilita un enlentecimiento de la respiración, facilitando la relajación.

  • Imaginaciones guiadas, intentando ayudar al paciente a imaginar situaciones vividas que comporten un recuerdo agradable. De lo expuesto anteriormente, podemos intuir que no existe un tratamiento ideal y único en el paciente afecto de insomnio y en cualquier caso siempre es tarea del clínico diseñar “un traje a medida”, para cada paciente, apoyándose en los conocimientos teóricos y práctica diaria.



  1. CONCLUSIONES

  • El sueño por definición es un estado de reposo contrario al estado de vigilia. Uno de los factores más importante en el dormir es que se manifiesta una barrera entre la conciencia y el espacio externo.

  • El insomnio es la incapacidad de dormir en cantidad o calidad suficientes para sentirse descansado y operativo al día siguiente



  1. REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS

  • GPC sobre Insomnio - Guía Salud. [Sitio en internet] . Insomnio. Pdf.URL. disponible en:

http://www.guiasalud.es/GPC/GPC_465_Insomnio_Lain_Entr_compl.pdf

  • Tratamiento del insomnio[PDF] [ sitio en internet]. Insomnio. URL. Disponible en :

http://www.msc.es/biblioPublic/publicaciones/recursos_propios/infMedic/docs/vol32_4TratInsomnio.pdf

  • PAGINAS WEBS:

  • www.psicologiaclinicaydeldeporte.es/Documentos/.../Insomnio.pdf

  • www.senioriberia.com/mediapool/88/889693/data/Insomnio.pdf



INTRODUCCIÓN A LA FARMACIA II Página





Compartir con tus amigos:


La base de datos está protegida por derechos de autor ©psicolog.org 2019
enviar mensaje

enter | registro
    Página principal


subir archivos