Informe preliminar sobre pobreza


MARCO JURÍDICO Y CONCEPTUALIZACIÓN DE LA POBREZA Y LA POBREZA EXTREMA



Descargar 0.99 Mb.
Página3/10
Fecha de conversión26.03.2018
Tamaño0.99 Mb.
Vistas311
Descargas0
1   2   3   4   5   6   7   8   9   10

MARCO JURÍDICO Y CONCEPTUALIZACIÓN DE LA POBREZA Y LA POBREZA EXTREMA


  1. Bajo la normativa del derecho internacional de los derechos humanos, los Estados tienen la obligación de adoptar medidas para eliminar la pobreza y la pobreza extrema, a través de decisiones políticas y económicas apropiadas, aun cuando existan variables que no se encuentran bajo su dominio; y adoptar políticas públicas para garantizar los derechos humanos, en particular dirigidas a asegurar los niveles mínimos esenciales de los derechos económicos, sociales y culturales de las personas y grupos viviendo en situación de pobreza, cuando por razones ajenas a su control no puedan ejercitar estos derechos.
    1. El marco normativo universal e interamericano vinculado a la pobreza

      1. Sistema Universal

        1. Los mecanismos de Derechos Humanos y pasos hacia los DESC


  1. El sistema universal ha reconocido que la pobreza es un problema relacionado con los derechos humanos y que existe un vínculo entre el goce integral de todos los derechos humanos y la reducción de la pobreza. El preámbulo común de los dos tratados vinculantes aprobados por las Naciones Unidas (ONU) en 1966 (Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos (PIDCP) y Pacto Internacional de Derechos Económicos, Sociales y Culturales (PIDESC)) establece que “con arreglo a la Declaración Universal de Derechos Humanos no puede realizarse el ideal del ser humano libre, liberado del temor y de la miseria, a menos que se creen condiciones que permitan a cada persona gozar de sus derechos económicos, sociales y culturales, tanto como de sus derechos civiles y políticos” 15.

  2. En vista de la indivisibilidad e interdependencia de los derechos humanos, reafirmadas en la Conferencia Internacional de Viena de 1993, cabe enfatizar que la pobreza es también una cuestión pertinente a las determinaciones de otros tratados del sistema universal, tales como la Convención sobre la Eliminación de todas las formas de Discriminación contra la Mujer; la Convención sobre los Derechos del Niño; Convención Internacional sobre la Eliminación de todas la formas de Discriminación Racial; la Convención sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad; Convención Internacional sobre la Protección de los Derechos de los Trabajadores Migratorios y sus Familiares. Adicionalmente, entre otros instrumentos relevantes se encuentran la Declaración de Naciones Unidas sobre los Derechos de Pueblos Indígenas y el Convenio 169 de la Organización Internacional del Trabajo16.

  3. Para el Comité que monitorea el cumplimento del PIDESC (Comité DESC), la pobreza ha sido uno de los temas centrales y ha constituido una de sus principales preocupaciones. En el curso de los años, el Comité ha indicado que el derecho al trabajo, el derecho a un nivel de vida adecuado17, el derecho a una vivienda adecuada, el derecho a la salud y el derecho a la educación, constituyen la base del referido Pacto, y guardan una relación directa e inmediata con la erradicación de la pobreza18.

  4. Por intermedio de sus Observaciones Generales, ese Comité avanza en el sentido de formular el contenido de las exigencias resultantes del Pacto. Su Observación Nº 3 estableció la "obligación mínima de asegurar la satisfacción de por lo menos niveles esenciales de cada uno de los derechos" enunciados en el instrumento. Sin esta obligación mínima, el Pacto "carecería en gran medida de su razón de ser"19. El Comité ha determinado, en resoluciones específicas, que los niveles esenciales de los derechos a la alimentación, la educación y la salud constituyen obligaciones mínimas inderogables20.

  5. En el ámbito universal, también corresponde destacar que el Consejo de Derechos Humanos creó el mandato del Relator Especial de la ONU sobre la extrema pobreza y los derechos humanos, con la finalidad central de evaluar la relación entre el disfrute de los derechos humanos y la extrema pobreza21. Los sucesivos Relatores Especiales han realizado una serie de visitas a países y se han referido a cuestiones específicas como el Impacto de las medidas de austeridad en el disfrute de los derechos humanos (2013), la participación ciudadana de las personas que viven en la pobreza (2013), el acceso a la Justicia (2012), la penalización de la pobreza (2011) y las medidas de protección social y los Objetivos de Desarrollo del Milenio (2010), las personas mayores y la protección social (2009), entre otras.

  6. Otros mandatos de Relatorías Especiales de la ONU también resultan relevantes en la materia de pobreza, como lo es el mandato sobre los Derechos Humanos al agua potable y el saneamiento, sobre el Derecho a la alimentación, sobre el derecho a la educación, sobre la cuestión de obligaciones de derechos humanos relacionadas con el disfrute de un medio ambiente sin riesgos, limpio, saludable y sostenible; sobre los derechos de los pueblos indígenas, sobre el derecho de toda persona al disfrute del más alto nivel posible de salud física y mental, sobre una vivienda adecuada como elemento integrante del derecho a un nivel de vida adecuado, entre otros22.

  7. También corresponde destacar que mediante resolución de 18 de octubre de 2012, el Consejo de Derechos Humanos aprobó los Principios Rectores sobre la Extrema Pobreza, documento que ofrece, por primera vez, directrices normativas mundiales centradas específicamente en los derechos humanos de las personas que viven en la pobreza23. Tales Principios constituyen una herramienta práctica para que los agentes del Estado puedan asegurar que las políticas públicas lleguen a las personas viviendo en extrema pobreza, respeten y hagan cumplir sus derechos, y tengan en cuenta los importantes obstáculos sociales, culturales, económicos y estructurales que impiden a esas personas el disfrute de los derechos humanos24.
        1. La Agenda 2030: Objetivos de Desarrollo Sostenible


  1. En septiembre de 2000, al final de un decenio de conferencias y cumbres, la ONU aprobó la Declaración del Milenio25, comprometiendo a los países con una nueva alianza mundial para reducir los niveles de extrema pobreza y estableciendo los Objetivos de Desarrollo del Milenio (ODM), con metas a ser alcanzadas hasta el año 201526. Los ODM se establecieron con la finalidad de atender ocho ejes fundamentales:

  • Erradicar la pobreza extrema y el hambre.

  • Asegurar la enseñanza primaria universal.

  • Promover la igualdad de género y el empoderamiento de la mujer.

  • Reducir la mortalidad de los niños menores de 5 años.

  • Mejorar la salud materna.

  • Combatir el VIH/SIDA, el paludismo y otras enfermedades.

  • Garantizar la sostenibilidad del medio ambiente.

  • Fomentar una alianza mundial para el desarrollo27.




  1. En el plazo establecido se lograron una serie de resultados muy alentadores:

  • La cantidad de personas que vivían en extrema pobreza se ha reducido en más de la mitad, cayendo de 1.900 millones en 1990 a 836 millones.

  • La cantidad de niños en edad de recibir enseñanza primaria que no asistía a la escuela cayó a casi la mitad a nivel mundial, pasando de 100 millones en el año 2000 a aproximadamente 57 millones.

  • La tasa de alfabetización de los jóvenes entre 15 y 24 años ha aumentado globalmente de 83% a 91% desde 1990.

  • En el curso de los últimos 20 años las mujeres han ganado terreno en la representación parlamentaria en casi el 90% de los 174 países para los que se dispone de datos. La proporción promedio de mujeres en el parlamento casi se ha duplicado en el mismo periodo.

  • La tasa de mortalidad de niños menores de 5 años ha disminuido a la mitad, reduciéndose de 90 a 43 muertes por cada 1.000 nacidos vivos entre 1990 y 2015.

  • La tasa de mortalidad materna ha disminuido en un 45% a nivel mundial.

  • Más del 71% de los nacimientos en todo el mundo fueron atendidos en 2014 por personal de salud capacitado, lo que significa un aumento del 59% desde 1990.

  • Las nuevas infecciones con el virus de VIH disminuyeron un 40% aproximadamente entre 2000 y 2013.

  • La tasa mundial de mortalidad por tuberculosis cayó en un 45% y la tasa de prevalencia en 41% entre 1990 y 2013.

  • En todo el mundo, 147 países han cumplido con la meta del acceso a una fuente de agua potable, 95 países han alcanzado la meta de saneamiento y 77 países han cumplido ambas28.

  1. En los países de América Latina entre 1990 y 2008 el porcentaje de población en situación de pobreza extrema se redujo del 22.5% al 13.7%, lo que se tradujo en una disminución del número de personas que viven en la pobreza extrema de 93 millones a 71 millones en 20 países latinoamericanos29.

  2. De conformidad a la información disponible, se ha indicado que resulta complejo realizar análisis en cuanto a un posible progreso en la reducción de la pobreza en los países del Caribe debido a la escasa información que existe al respecto en la subregión30. Sin embargo, agencias de Naciones Unidas han indicado que los datos oficiales basados en las líneas de 1,25 y 2 dólares al día, indican que cinco países (Belice, Guyana, Jamaica, Suriname y Trinidad y Tabago) concentran algo más del 75% de la población regional y que gran parte de la población que vive en pobreza extrema del Caribe reside en ellos. Las estimaciones basadas en líneas nacionales de pobreza permiten estimar que a comienzos de la década de 2000 esos cinco países concentraban alrededor del 88% de la pobreza extrema y más del 80% de la pobreza total31.

  3. Sin perjuicio de los importantes avances observados, el progreso ha sido desigual a través de las regiones y los países, dejando enormes brechas. Millones de personas siguen viviendo en la pobreza y la pobreza extrema en el mundo y en las Américas, con particular afectación a aquellas personas que sufren múltiples discriminaciones debido a su género, edad, discapacidad, etnia o ubicación geográfica.

  4. Como respuesta a la necesidad de seguir buscando la erradicación de la pobreza en el mundo y la satisfacción de derechos, se generó un proceso que culminó con la adopción de la nueva “Agenda 2030”. En efecto, como los ocho ODM fueron planteados hasta el año 2015, el cumplimiento de este plazo hizo necesario plantear nuevos objetivos que atendieran las necesidades pendientes y futuras del siguiente periodo. Precisamente a esto obedece el surgimiento de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), como estrategia para abordar los asuntos pendientes de los ODM, pero ampliando su campo de aplicación a las tres dimensiones del desarrollo sostenible: económica, social y ambiental32.

  5. El 1 de enero de 2016 se fijó como punto de partida de los ODS, los cuales son de aplicación universal para los próximos 15 años, con la finalidad esencial de que todos los países del planeta intensifiquen sus esfuerzos para poner fin a la pobreza en todas sus formas, reduciendo las desigualdades, superando discriminaciones y protegiendo el medio ambiente 33.

  6. La Agenda 2030 reconoce que las iniciativas para poner fin a la pobreza deben ir de la mano de estrategias que favorezcan el crecimiento económico y aborden una serie de necesidades sociales, entre las que cabe señalar la educación, la salud, la protección social y las oportunidades de empleo, a la vez que luchan contra el cambio climático y promueven la protección ambiental34.

  7. Los ODS reconocen el carácter fundamental de la dignidad humana como principio rector, así como el respeto de los derechos humanos y el estado de derecho, la justicia, la igualdad y la no discriminación; donde se respeten las razas, el origen étnico y la diversidad cultural y en el que exista igualdad de oportunidades para que pueda realizarse plenamente el potencial humano y para contribuir a una prosperidad compartida35.

  8. A pesar de que los ODS no son jurídicamente obligatorios, se espera que los gobiernos los adopten como metas oficiales y establezcan marcos nacionales para el logro de los objetivos propuestos. Los países tienen la responsabilidad primordial del seguimiento y examen de los progresos conseguidos en el cumplimiento de los objetivos, para lo cual será necesario recopilar datos de calidad, accesibles y oportunos. Las actividades regionales de seguimiento y examen se basarán en análisis llevados a cabo a nivel nacional y contribuirán al seguimiento y examen a nivel mundial36.

  9. Dentro de los 17 objetivos planteados se propusieron metas específicas que funcionan con carácter integrado e indivisible, sumando 169 en su totalidad. Cabe detallar, en este Informe, aquellos objetivos que guardan estrecha relación con la eliminación de los índices de pobreza a nivel mundial, así como las metas que se han formulado para lograr la efectiva ejecución de cada uno:

  10. El objetivo 1 es poner fin a la pobreza en todas sus formas en todo el mundo. Dentro de las metas que se han fijado para cumplirlo se encuentran: poner en práctica sistemas y medidas apropiadas de protección social para todos, incluidos niveles mínimos; garantizar que todos los hombres y mujeres, en particular las personas que viven en pobreza y los vulnerables, tengan los mismos derechos a los recursos económicos, así como acceso a los servicios básicos, la propiedad y el control de las tierras y otros bienes; reducir la exposición de las personas que viven en pobreza y en situación de vulnerabilidad a los fenómenos extremos relacionados con el clima y otras crisis y desastres económicos, sociales y ambientales; garantizar una movilización importante de recursos procedentes de diversas fuentes, incluso mediante la mejora de la cooperación para el desarrollo, a fin de proporcionar medios suficientes y previsibles a los países en desarrollo, para poner en práctica programas y políticas encaminados a poner fin a la pobreza en todas sus dimensiones.37

  11. El objetivo 2 es poner fin al hambre, lograr la seguridad alimentaria y la mejora de la nutrición y promover la agricultura sostenible. Dentro de las metas que se han fijado para cumplirlo se encuentran: poner fin al hambre y asegurar el acceso de todas las personas, en particular las personas que viven en pobreza y las personas en situaciones vulnerables, incluida la primera infancia y las mujeres embarazadas, a una alimentación sana, nutritiva y suficiente durante todo el año; adoptar medidas para asegurar el buen funcionamiento de los mercados de productos básicos alimentarios y sus derivados y facilitar el acceso oportuno a información sobre los mercados, en particular sobre las reservas de alimentos, a fin de ayudar a limitar la extrema volatilidad de los precios de los alimentos; corregir y prevenir las restricciones y distorsiones comerciales en los mercados agropecuarios mundiales, entre otras cosas mediante la eliminación paralela de todas las formas de subvenciones a las exportaciones agrícolas y todas las medidas de exportación con efectos equivalentes38.

  12. El objetivo 8 es promover el crecimiento económico sostenido, inclusivo y sostenible, el empleo pleno y productivo y el trabajo decente para todos. Dentro de las metas que se han fijado para cumplirlo se encuentran: mantener el crecimiento económico per cápita de conformidad con las circunstancias nacionales y, en particular, un crecimiento del producto interno bruto de al menos un 7% anual en los países menos adelantados; lograr niveles más elevados de productividad económica mediante la diversificación, la modernización tecnológica y la innovación, entre otras cosas centrando la atención en sectores de mayor valor añadido y uso intensivo de mano de obra; promover políticas orientadas al desarrollo que apoyen las actividades productivas, la creación de empleo decente, el emprendimiento, la creatividad y la innovación, y alentar la oficialización y el crecimiento de las microempresas y las pequeñas y medianas empresas, entre otras cosas mediante el acceso a servicios financieros39.

  13. El objetivo 10 consiste en reducir la desigualdad en y entre los países. Para el cumplimiento de este objetivo se han establecido varias metas, dentro de estas se encuentran: garantizar la igualdad de oportunidades y reducir la desigualdad de los resultados, en particular mediante la eliminación de las leyes, políticas y prácticas discriminatorias y la promoción de leyes, políticas y medidas adecuadas a ese respecto; adoptar políticas, en especial fiscales, salariales y de protección social, y lograr progresivamente una mayor igualdad; alentar la asistencia oficial para el desarrollo y las corrientes financieras, incluida la inversión extranjera directa para los Estados con mayores necesidades, en particular los países menos adelantados, los países de África, los pequeños Estados insulares en desarrollo y los países en desarrollo sin litoral.40

  14. Cada país tiene el compromiso de planear una agenda de trabajo que vaya dirigida a dar cumplimiento a estos objetivos, de manera que para el 2030 se haya podido cumplir con el objetivo fundamental de poner fin a la pobreza en todas sus formas.41



      1. Compartir con tus amigos:
1   2   3   4   5   6   7   8   9   10


La base de datos está protegida por derechos de autor ©psicolog.org 2019
enviar mensaje

enter | registro
    Página principal


subir archivos