Informe de lectura de la obra Holismo y Evolución



Descargar 86 Kb.
Fecha de conversión28.03.2018
Tamaño86 Kb.
Vistas242
Descargas0

Informe de lectura de la obra Holismo y Evolución:
Lic. Eduardo Sergio Gerez.


El presente informe de lectura sobre la nombrada obra se ubica dentro del proyecto de investigación “Republica, Escuela y Democracia. Paideia/Politeia: Del homo sapiens amans al homo patiens amans”. TERCER MÓDULO. II. METAMORFOSIS HISTÓRICA DE REPÚBLICA, ESCUELA Y DEMOCRACIA.

B. ITINERARIO HISTÓRICO Y TEXTUAL. HOMO SAPIENS: Segunda Modernidad (Siglo XVIII dC al siglo XX dC). Patiens Amans Idealista





I) Introducción:

1) El termino Holismo se utiliza para describir o explicar a la realidad o las realidades diversas, como entidades totalizadoras, en donde todos sus elementos están profundamente interrelacionados y conectados, formando así un conjunto de compuestos que trabajan de una manera más completa y abarcadora, actividad que es superior e irreductible a la simple suma de sus partes individuales. El concepto de holismo deriva de la palabra griega “Holos” (la cual se refiere a algo “entero”, “completo” o “total”. El holismo es un concepto muy cercano al de “Estructura”, sobre todo cuando se refiere a las relaciones funcionales que se establecen entre los distintos elementos de la estructura o del todo en cuestión.

2) Desde que en el siglo XVII descartes dividió al sujeto en “sustancia extensa” y en “sustancia pensante”, y posteriormente el Empirismo Inglés “atomiza” a la experiencia en partículas elementales de percepción, la filosofía occidental se encuentra escindida entre concepciones contrapuestas respecto a la forma de organización y funcionamiento tanto del hombre como del mundo.

3) Es posible rastrear en la historia del pensamiento teorías y concepciones de naturaleza organicista u holística. En las obras de Aristóteles, de Spinoza, de Hegel, de Williams James o de Saussure, encontramos referencias a concepciones holísticas propias de estos autores. Fue sin embargo el estadista, jurista, filosofo y soldado sudafricano Jan Smuts, quien a principios del siglo XX acuña el termino “holismo” con su significación moderna y ejerce a partir de allí una perdurable influencia en los campos de la psicología, la neurología y la biología, aparte del de la filosofía.
4) Smuts publica su libro Holismo y Evolución en 1926. Con esta obra plantea una concepción original de holismo como un modo de explicación sin relación con ninguna entidad o principio externo a la naturaleza. Para él se trata de una síntesis creadora, resultante de procesos dinámicos y evolutivos. El autor sostiene que el concepto de holismo supera al de “mecanicismo”, ya que elementos distintos y heterogéneos forman una totalidad única, distinta a todos ellos. Es por eso que el holismo puede considerarse como una especie de emergentismo, donde la estructura totalizadora resultante de un proceso evolutivo previo es superior e irreductible al estadio previo.

5) La formación multidisciplinaria y los diversos intereses teóricos de Smuts lo convierten en una especie de hombre “renacentista”, sobre todo por la ambición de universalidad a la que apunta su obra. Esto se refleja en su concepción del “universo holístico”, el cual según él abarca desde las realidades inorgánicas de la materia, pasando por los cuerpos y llegando hasta las construcciones ideales de la mente humana. Es así como el holismo es el principio básico que rige el devenir de este universo totalizador, cuyo producto más importante es el “todo holístico” que representa la personalidad humana.


II) Esbozo biográfico de Jan Smuts:

6) Jan Christiaan Smuts nace el 24 de mayo de 1870 en la granja perteneciente a su familia, ubicada cerca del pueblo de Malmesbury en la Colonia del Cabo, posesión del sur del África que pertenecía a la Corona Británica. Sus padres eran unos prósperos granjeros pertenecientes a la minoría bóer. A la edad de doce años comenzó a concurrir a una pequeña escuela rural, donde se destacó como un alumno aplicado. En 1886 inicia su educación superior en la Universidad de Stellenbosch, uno de los centros de estudios más importantes de la Colonia. Cinco años después se gradúa con las calificaciones más altas, obteniendo un titulo en literatura. Durante su estadía en Stellenbosch tomara también cursos en lenguas clásicas y en teología. Allí conocerá a Isie Krige, con quien se casaría tiempo después.

7) Gracias a su sobresaliente desempeño académico, Smuts consigue una beca de posgrado en leyes para el Christ’s College de la Universidad de Cambridge. Este era uno de los “Colleges” más antiguos y prestigiosos de todos los que constituían a aquella universidad británica. Durante su estadía en el tradicional claustro, encuentra tiempo para estudiar e investigar en varios campos teóricos de su interés al tiempo que proseguía su formación en leyes. Fruto de esa búsqueda teórica personal, el pensador sudafricano escribe su primer libro, Walt Whitman: un estudio en la evolución de la personalidad. Se considera que este escrito contiene los cimientos primeros de su filosofía holística.

8) En 1893 Smuts finaliza sus estudios de posgrado en el Christ’s College, logrando las mayores calificaciones y distinciones académicas. Frederic Maitland, uno de los mayores juristas ingleses modernos, consideró a Jan Smuts el más brillante estudiante que conoció durante su magisterio. Alexander Todd, un bioquímico escocés y premio Nobel de química en 1957 diría años después ya siendo director principal del Christ’s College que “en los 500 años de historia del colegio, de todos sus miembros, pasados y presentes, solo tres de ellos habían sido realmente sobresalientes: John Milton, Charles Darwin y Jan smuts”1.

9) Hacia 1895 Smuts retorna hacia su hogar en el sur del África, y comienza a ejercer la abogacía en la Ciudad del Cabo, al tiempo que trabaja como periodista y también como asesor político de Cecil Rhodes. Luego de que el magnate británico organizara el ataque conocido como el “Jameson Raid” contra la Republica del Transvaal, Smuts se siente traicionado y renuncia a su trabajo mudándose a Pretoria, la capital de aquella republica afrikáner. El jurista del Cabo, resentido con la política expansionista británica sobre la independientes republicas bóers, se convierte en ardiente defensor de la causa de los afrikaans y del presidente del Transvaal, Paul Kruger. En 1898 kruger nombra a Smuts fiscal de estado del estado del Transvaal, iniciando este ultimo un denodado esfuerzo por modernizar al sistema legal y acabar con la corrupción que lo asolaba.

10) En octubre de 1899, la Republica del Transvaal y el Estado libre de Orange, respondiendo a desavenencias y conflictos previos, invaden a la Colonia del Cabo iniciándose así la Segunda Guerra Anglo-Bóer. Pese a que Smuts trato antes del conflicto de lograr un entendimiento con el gobierno colonial británico, una vez iniciadas las acciones se puso al frente de un grupo de 500 hombres y llevo a cabo ataques en contra de las fuerzas enemigas. Las batallas y escaramuzas llevadas a cabo por Jan Smuts y sus soldados, se consideran hoy en día como el primer ejemplo de una guerra asimétrica moderna.

11) Luego de la derrota afrikáner, una elite anglosajona impuesta por Londres pasó a dominar los asuntos del territorio sudafricano. Smuts valiéndose de su prestigio de negociador y de soldado y apelando a sus años en Cambridge, viaja a la metrópolis y negocia una autonomía consensuada para el Transvaal. Así en 1906 es nombrado ministro en áreas clave del nuevo gobierno afrikáner. Allí comienza una carrera de gobierno signada por la eficiencia administrativa y el planteamiento de estrategias políticas a largo plazo. El asunto de la reunificación sudafricana lo desvela, y propone la discusión de una nueva constitución, la cual daría derechos políticos a todas las minorías (incluida la asiática) y a los habitantes de raza negra, con el objetivo de formar una republica inclusiva y democrática. Sus ideas constitucionales son rechazadas por los bóers extremistas, debiendo negociar una constitución que excluía los puntos más ardientemente sostenidos por él respecto de los derechos humanos. Fija su prioridad en lograr recuperar la pérdida unidad nacional, y logra la aprobación de una carta magna consensuada en 1909.

12) Durante la Primera Guerra Mundial se le encarga a Smuts formar la Fuerza de Defensa Sudafricana, consistiendo su primera misión en sofocar las revueltas pro alemanas de los afrikáners recalcitrantes, para luego concentrarse en ocupar las colonias alemanas del África austral. Luego de la guerra es nombrado primer ministro hasta el año 1924, cuando deja momentáneamente la política para dedicarse a la tarea docente. En 1926 escribe su libro Holismo y Evolución, fruto de sus ideas y experiencias. La concepción holista de Smuts se refleja fielmente en su trayectoria política: la búsqueda de una mayor integración política de su patria y de una integración social entre las distintas etnias que poblaban Sudáfrica, tendiendo a su vez a integrar una commonwealth cada vez más participativa e igualitaria.

13) Se cuenta que Albert Einstein luego de leer Holismo y Evolución, dijo que solo dos constructos teóricos guiarían al hombre en el futuro: su Teoría de la Relatividad y la concepción Holista de Smuts, afirmando también, que el sudafricano era uno de los pocos hombres en el mundo que comprendían cabalmente a la relatividad2.

Luego de unos años trabajando en la academia, Smuts retorna a la política como vice primer ministro en el gobierno de coalición de Hertzog, quien al comenzar la Segunda Guerra Mundial se declara neutral y pro-eje. A fines de 1939 este último es depuesto y Jan Smuts es nombrado primer ministro, estableciendo inmediatamente una estrecha colaboración con el Reino Unido en el esfuerzo bélico.

14) Era tal la importancia del estadista sudafricano dentro de la Commonwealth, que se considero en 1940, que de llegar a morir Winston Churchill durante el conflicto, seria Smuts quien tomaría su lugar como máximo dirigente del Imperio Británico. Esta anglofilia del político bóer signo negativamente su carrera política en su propia patria, al lograr el encono de los sectores afrikáners. En 1945 representa por última vez a su gobierno, durante la redacción de la “Carta” fundacional de las Naciones Unidas, expresando nuevamente de acuerdo a su concepción holística personal, que solo un cuerpo supranacional con poder efectivo, podría garantizar una paz duradera para la humanidad. Smuts falleció el 11 de setiembre de 1950 en Irene, un pueblo cercano a Pretoria, donde se había instalado a pasar sus últimos años.

III) Conceptos Fundamentales:

15) Para Smuts a pesar de los grandes avances registrados en la ciencia, todavía algunos “hiatos” teóricos permanecían: Los fenómenos que afectaban a la materia, a la vida y a la mente, lograban que estos permanecieran como hechos dispares y separados. Sin embargo tenían en común que todos ellos procedían de la experiencia. Sostiene que conceptos reformados de todos ellos se hacían necesarios, y esa recategorización puede venir vía de un conocimiento científico perfeccionado.

16) Toma a la teoría de la evolución como un hecho: el surgimiento de estructuras de vida inorgánicas y su transito hacia la vida orgánica no significo un cambio en nuestra concepción de la materia. Considera necesario entonces un reajuste de nuestros conceptos. Para él, la persistencia de los conceptos de “causalidad” y el “mecanicismo”, actúa como una traba en una reformulación de estos para adecuarlos a las nuevas realidades. El error de base es limitar y encapsular los conceptos en contornos determinados, los cuales terminan limitando y borrando los campos contiguos y sin fronteras que posee la realidad. El concepto de un campo específico de conocimiento elimina o tapa las interconexiones del universo holístico. La abstracción y la generalización son errores que no nos permiten ver a la plástica y fluida realidad de la naturaleza.

17) La ciencia y el pensamiento tienden así a simplificar sus problemas, mas este procedimiento se revela totalmente inadecuado. Debemos por lo tanto resignificar nuestras ideas, conectando estos conceptos o categorías para poder conceptualizar a la naturaleza como un gran proceso único de índole fluida y sin divisiones. La teoría de la evolución de Darwin fue como una revolución copernicana, un nuevo punto de vista desde el cual vastos campos de conocimiento biológico ya existentes, operarían nuevos alineamientos que servirían para ilustrar un nuevo gran principio. De forma similar, la teoría de Einstein sobre la relatividad general en el universo físico, es un nuevo punto de vista desde el cual, el universo entero y todos sus mecanismos adquieren una nueva perspectiva y significación.

18) Afirma que nuestro objetivo es estudiar e interpretar a la naturaleza, tratando de ser fieles o leales a la experiencia que tenemos de ella. No se pretende recrear a la naturaleza a nuestra imagen, y en la medida de lo posible es deseable eliminar los errores de observación y construcción que se deben al hombre como observador. Nuestra experiencia en mayormente fluida y plástica, con poco de rígida y mucho de indefinida acerca de ella misma. Se debe resistir la tentación de vaciar esta plasticidad en los moldes de nuestras estrechas y endurecidas preconcepciones. Incluso, corriendo el riesgo de fallar en nuestras explicaciones sobre la experiencia, debemos ser leales y modestos en el manejo de esa experiencia.

19) Los conceptos reformados de Espacio y de Tiempo: no solo es en el campo de la evolución donde los viejos conceptos estaban quebrándose. Afirmaba que los recientes avances en la ciencia física habían extendido la revolución al dominio de lo inorgánico; la fixidad del átomo siguió a la de las especies hacia el limbo de lo obsoleto. Eran necesarios nuevos conceptos orientados hacia nuevas direcciones, que posean más armonía con el fluido proceso de creación de la naturaleza.

20) La mutua interacción que se observa entre la materia, la vida y la mente, llevan a preguntarse si detrás de todas ellas no se halla un principio fundamental del cual derivaron progresivamente. Este era para él, el problema central de este trabajo. Sostiene que dos concepciones de “génesis” o desarrollo han prevalecido. La primera hace referencia a toda realidad como dada en forma de substancia en un comienzo, y que toda su historia subsecuente es solo la evolución de un contenido implícito preestablecido. Aquí nombra como ejemplos a las concepciones de Leibniz y de Hegel.

21) La otra postura deposita un mínimo de potencialidad solo al comienzo, y conceptúa a la evolución como un proceso inherentemente creativo. Así de esta creatividad van emergiendo nuevas formas novedosas de vidas. Esta última visión es la que domina en la teoría de la evolución en la actualidad, ya que libera al presente y al futuro de las ataduras del pasado, y muestra el carácter libre del universo. Las totalidades no son meras construcciones artificiales del pensamiento; apuntan a algo real en el universo, siendo el holismo un factor operativo de esa realidad. La idea de un “todo” o de totalidades no debe ser confinada al dominio de la biología; se aplica tanto al campo de lo inorgánico como a las más altas manifestaciones del espíritu humano.

22) El holismo es un proceso creativo, y sus estructuras finales tienen un carácter aun más holístico que las iniciales. Las etapas en las cuales el holismo se expresa y crea nuevas totalidades en las fases progresivas de la realidad, pueden enumerarse provisionalmente como:

a) La estructura material definitiva o síntesis de partes en los organismos naturales, pero con ninguna actividad interna observable, salvo las meras fuerzas físicas o químicas o energías: por ejemplo un compuesto químico.

b) La estructura funcional de los cuerpos vivos, donde las partes de esta síntesis específica se convierten en activamente cooperativas y trabajan conjuntamente para el funcionamiento del organismo: una planta.

c) Esta actividad cooperativa específica se vuelve coordinada o regulada por algún tipo de control central, el cual se encuentra todavía implícito de manera inconsciente: un animal.

d) Este control central se vuelve consciente y culmina en la personalidad, al tiempo que emerge en compuestos holísticos o grupos en la sociedad.

e) En las asociaciones humanas este control central se convierte en supraindividual: el estado y organizaciones similares.

F) Finalmente emergen aquí las “totalidades ideales” o “ideales holísticos” (valores absolutos), ya liberados de la personalidad humana y operando como factores creativos en la construcción de un mundo espiritual.

A través de estos estadios, vemos a la naturaleza dependiente de un “todo”, como una estructura sintética especifica de partes con actividades inherentes propias, que cooperan y funcionan en armonía, ya sea de forma natural o instintiva, o de forma consciente.

23) La concepción darwinista de la evolución orgánica y la formulación de esta teoría en leyes científicas, fueron el comienzo de una de las más trascendentes revoluciones en el pensamiento humano. El holismo da una nueva visión de los factores de la teoría de Darwin, y extiende el alcance de la evolución más allá del dominio de lo orgánico.

24) Darwin vincula la descendencia orgánica al efecto interrelacionado de dos factores: un factor creativo interno, o sea la variación. Esta opera espontáneamente dentro de los organismos y modifica su estructura hereditaria y sus funciones en forma sutil; y un factor externo, la selección natural, la cual opera selectivamente sobre estas variaciones, eliminando a aquellos organismos cuyas variaciones son menos adecuadas para adaptarse a su medioambiente, y dejando solamente a aquellos organismos con variaciones aptas para desarrollarse y multiplicarse. A través de continuas y acumulables variaciones que son favorables y útiles, y a lo largo de muchas generaciones se definirán y alcanzaran caracteres específicos y nuevas especies surgirán.

25) El concepto de holismo debe igualmente ser usado para explicar la coordinación orgánica. Es imposible sin este concepto, explicar satisfactoriamente todas las innumerables coordinaciones y adaptaciones en las estructuras y las funciones que constituyen la acción de un organismo vivo. Los animales o seres vivos actúan como una totalidad, con una efectividad y unidad de acción que no es una composición meramente mecánica de sus movimientos. El holismo, no solo como concepto, sino también como un factor real, es necesario para dar cuenta de la unidad entre lo psíquico y lo físico. La belleza (simetría) en la naturaleza es de carácter holístico, deriva de las totalidades, y no puede explicarse por ningún otro motivo.

26) El holismo cuenta por lo tanto no solo como explicación del origen de las formas y de los tipos de vida, sino también por sus valores, los cuales superan y trasciendan lejos a los instintos de supervivencia, los cuales son meramente necesarios únicamente para los propósitos utilitarios de la naturaleza.

27) La mente como un órgano de totalidades:

La mente es después del átomo y de la célula, la tercera gran estructura fundamental del holismo. No es ella un “todo” real trascendente, sino una estructura holística, un órgano de funcionamiento holístico, especialmente en lo que se refiere a la personalidad, la cual emerge como un todo real. La psicología trata a la mente humana y a la de los mamíferos superiores como un factor o un fenómeno en si misma, y la analiza a través de sus varios modos de actividad, como ser la consciencia, la atención, los sentimientos, las emociones, etc. Aquí, sin embargo, Smuts trata a la mente desde un ángulo diferente: como una estructura holística. Tiene ella una naturaleza más vasta y realiza funciones más fundamentales en el orden del universo que las descritas por la psicología.

28) La mente puede trazarse en última instancia como el punto de encuentro de las afinidades inorgánicas y las selectividades orgánicas. La “tensión” de un cuerpo en desequilibrio gradualmente es cubierta por una vaga sensación de incomodidad, la cual posee un valor para la posible supervivencia. En vez de permanecer en un estado pasivo, el organismo se vuelve activo y en tensión, llegando así a la consciencia.

La mente, através de su capacidad de experiencia y de conocimiento, llega a dominar sus propias condiciones de vida, para de esta manera asegurar libertad y control al sistema regulativo dentro del cual vive. Libertad, plasticidad, creatividad se vuelven notas claves del nuevo orden de la mente.

29) Este, sin embargo, es solo un aspecto de la evolución mental. Igualmente con este desarrollo individual, el sector racional y universal de la mente se desarrolla rápidamente. La razón regulativa convierte a la mente en parte del orden universal. Los aspectos individuales y universales dentro de ella actúan y se enriquecen mutuamente, y a nivel de la personalidad humana, esto resulta en la creación de un nuevo mundo ideal de libertad espiritual.

30) El individualismo puro es una abstracción engañosa, un individuo llega a la consciencia de si mismo solo en sociedad, al conocer a otros como él mismo. Sus capacidades conceptuales derivan mayormente del uso de un instrumento social: el lenguaje. Lo individual surge del universo holístico, y todas sus experiencias y conocimientos tienden al final, hacia el orden regulativo y la universalidad. Así el conocimiento asume en principio la forma de un orden empírico, como un sistema de referencia basado en el sentido común.

31) Gradualmente vemos que las discrepancias de este sistema son eliminadas y el conocimiento se aproxima a la ciencia, a un orden conceptual científico, en el cual conceptos y principios que se proyectan más allá de la experiencia empírica, son asumidos para delinear al mundo de la experiencia. La concepción científica del mundo marca el triunfo del elemento universal en la mente, pero solo teniendo como base la libertad y el control que una mente individual ha logrado. La mente como un todo, mientras toma su lugar en el orden universal, se ha emancipado de la temprana rutina de regulación y ha asumido el control creativo de sus propias condiciones de vida y de desarrollo. De esta manera, ha creado su propio ambiente social, su lenguaje, su escritura, su tradición, su literatura, a la vez que se independiza de un medio ambiente particular, liberándose del nivel meramente orgánico.

32) Nuevamente, observamos que la mente se libera ella misma de la intolerable carga de la herencia orgánica, transmitiendo solo la capacidad plástica y maleable del aprendizaje, dejando al ambiente social y a las tradiciones la onerosa tarea de recopilar el pasado. Mientras los animales están condicionados por sus propios caracteres hereditarios, la personalidad humana es libre de adquirir una vasta experiencia en su vida individual.

33) La personalidad es la última y suprema totalidad que emerge de la seria holística de la evolución. Se trata de una nueva estructura construida sobre las estructuras previas de la materia, la vida y la mente. La tendencia ha sido de tratarla como un fenómeno único y aislado, sin ninguna relación genética con el resto del universo.

El tratamiento que le da el autor, la muestra como la serie culminante o fase culminante del movimiento holístico del universo. La mente y el cuerpo no son elementos aislados o entidades separadas que interactúan y se influencian mutuamente. La explicación real reside en que el cuerpo y la mente son elementos en el todo de la personalidad, y esta totalidad es una actividad de tipo creativo, recreativo y transformativo. La personalidad es un factor holístico fundamental, un agente creativo que engloba y supera a sus elementos constituyentes.

34) Vemos este mismo holismo creativo en la personalidad cuando consideramos a la herencia recibida de nuestros padres y ancestros, la cual consiste en un cuerpo animal definitivo, ligeramente diferente del de los antepasados y una estructura mental que presenta una resemblanza a las de aquellos. Mi propia personalidad es inequívocamente mía y no heredada de ningún antepasado. Puede tener similitudes en ciertos casos, pero es indudablemente propia. El hecho es que la personalidad es un novedad creativa de una índole única y diferente en cada ser humano, y que ninguna explicación que ignore este hecho creativo holístico, puede dar cuenta de la personalidad.

35) Smuts observa como un hecho curioso que la filosofía griega, a pesar de sus brillantes logros conceptuales, nunca desarrollo una elaboración clara del concepto de “personalidad”. No hay un término en la lengua griega, nos dice, para expresar a la noción de personalidad. Persona es un término latino, y evoca una concepción jurídica de origen romano. La “Persona” en el derecho romano evocaba al status legal de un individuo, quien por ley estaba inherentemente investido con derechos y obligaciones. De ser una mera insignificancia individual, se convertía por fuerza de la ley en una persona, adquiriendo así una “personalidad” legal.

36) De esta manera, en el clásico derecho romano, un esclavo sin ningún derecho legal era un humano “sin persona”. El posterior desarrollo de la ley romana extendió el concepto de persona más allá de los individuos hacia sociedades o corporaciones “no corpóreas”, las cuales por ley poseían una entidad legal y adquirían derechos y obligaciones propias. La personalidad, de esta manera, significo una materia de status legal, y denotaba la importancia y dignidad ante la ley de la persona o el grupo. El claro concepto jurídico de persona fue una base fundamental para la personificación ética que se desarrollo sobre ella, en la psiquis.

37) Para la posterior evolución de la idea moderna de personalidad, el cristianismo hizo una de las mas notables contribuciones, al investir al ser humano con una carácter de sacralizad sobre su persona, dotándolo de una dignidad espiritual e importancia que significo una revolución única en la historia de la moral. El concepto legal romano se fusiona así con la concepción del carácter sagrado y de los derechos inalienables de la criatura humana como hijo de Dios, concepto tomado y enriquecido luego por el pensamiento filosófico posterior.

38) El pensador sudafricano pretende con su trayecto teórico avanzar un paso más allá, y trazar un concepto de personalidad que tenga en cuenta sus relaciones reales con el orden del universo, y mostrarlo no meramente como un concepto jurídico y religioso, sino como un factor real que forma la fase culminante en la evolución sintética y creativa del universo. Roma trazaba la idea de personalidad a la autoridad de la ley; el cristianismo la ligo a la creación divina, la cual confirió a toda existencia humana su carácter sagrado. La filosofía traslado esta intuición religiosa a un lenguaje universal de la razón ética. Ahora la personalidad se convierte en el ultimo termino de la serie holística, una realidad en línea con otras que marca la marcha continua del holismo.

39) La concepción central de la “personalidad” es la de un “todo”; es la entidad más holística de todo el universo, ninguna otra categoría o mecanismo describiría mejor a aquella. La psicología es una ciencia muy abstracta para dar un punto de vista adecuado sobre la personalidad. Incluso teniendo en cuenta que la psicología es dependiente de la concepción que sostiene a la actividad centralizadora del cerebro.

Como un todo activo, la personalidad es fundamentalmente un órgano de auto realización, su objetivo como un “todo” es lograr una mayor totalidad, o sea un mayor grado de creatividad y de auto realización.

40) El carácter seminal, fundamental del concepto de holismo esta destinado a afectar visión general del hombre sobre la verdadera naturaleza del universo. El holismo fue presentado como la actividad sintética, ordenadora, organizativa y regulativa fundamental en el universo, la cual da cuenta de todas las síntesis y agrupaciones estructurales presentes en él, desde el átomo y las estructuras físico-químicas, pasando por la célula y los organismos, llegando a la mente en los animales y la personalidad en el hombre.

41) Una visión estricta de la ciencia puede considerar al concepto de holismo como de naturaleza extra científica, dándole un carácter metafísico y no una base científica de explicación de los fenómenos. Pero esta postura seria errónea por tres razones: en primer lugar, la conclusión explicativa hacia la cual apunta la ciencia, es decir el entero universo como expresión de la evolución cósmica, necesita de un plan con el cual formular el vasto esquema científico de explicación de las cosas. La mera preocupación por la detallada explicación mecanicista no favorece al inmensamente grande objetivo de la ciencia actual.

42) En segundo lugar, la ciencia ya tuvo en otras oportunidades que asumir a entidades “extra científicas”, como por ejemplo el éter del espacio para dar una explicación necesaria y coherente, incluso de fenómenos puramente físicos. La correlación de los factores físicos y orgánicos en un esquema más vasto por sobre la evolución, necesita de forma similar de otros esquemas y factores operativos mayores a los reconocidos previamente. El holismo es más necesario para explicar la evolución cósmica que lo que fue el éter para explicar la transmisión de la luz.

43) En tercer lugar, el holismo no es en esencia mas “extra científico” que los conceptos de “vida” o “mente” puedan llegar a serlo. Es simplemente un concepto más amplio y permite que todo el fenómeno de evolución que se da dentro de la naturaleza, sea trazado y coordinado bajo un mismo factor operativo. La naturaleza o el universo son a veces descritos metafóricamente como un “todo” o una “totalidad”. Incluso a veces son personificados, y la marcha evolutiva se convierte en el propósito de alguna mente trascendente. Todo esto, está injustificado por los hechos y es irrelevante como explicación de la evolución.

44) El holismo, como un principio interno cambiante de control y dirección en todo proceso evolutivo se basta a si mismo, marca las variaciones que surgen y permanecen en la dirección correcta, y crea en el campo de la naturaleza un medioambiente para el propio control interno y externo. Cuando habla acerca de la naturaleza, no se refiere a una colección de ítems desconectados entre si, sino a totalidades cuyos campos están entrelazados; nos referimos a una situación creativa, la cual es mucho más que la suma simple de sus individuos y campos separados. En ciertos casos tendemos a considerar a la naturaleza como un organismo, a personificarla e incluso a deificarla, pero el hecho concreto es que la naturaleza no es un organismo o un todo. La naturaleza se convierte en orgánica al intensificar a todas sus áreas; así la naturaleza es holística sin ser realmente una totalidad.

45) No solo los humanos con su sensibilidad psíquica, son quienes sienten esta tendencia hacia lo orgánico o lo holístico en la naturaleza. Todas las criaturas orgánicas también lo sienten. La ciencia de la ecología es el reconocimiento simple del hecho que todos los organismos sienten el efecto transformador de su medioambiente como una totalidad. La apropiada sensibilidad hacia ciertas áreas de la realidad no esta limitada solo al hombre, sino que es compartida por los animales y plantas por medio de la naturaleza orgánica.

46) Así, al hablar acerca de la naturaleza o del universo como un todo o el todo, nos referimos a la naturaleza considerándola como holística en sus campos orgánicos e inorgánicos. No es una totalidad real en sí, sus múltiples campos y todos los seres vivos que los habitan desarrollan estrechas interacciones y mutuas influencias que le dan un carácter orgánico u holístico. Esta interacción es la fuente de la gran ecología del universo.

47) Se lamenta Smuts haber pasado gran parte de su vida observando y participando de los innumerables conflictos desatados por el hombre, de las sangrientas guerras y de la vana política. Considera que la sociedad humana en su comportamiento y convivencia esta aun muy lejos del objetivo hacia donde apunta el holismo. Prueba de eso fueron las guerras y todos los sufrimientos y fracasos que él vivencio. Considera en este temprano trabajo (1926) a la Liga de las Naciones como una aspiración aún débil e inicial, que denota un sentimiento más profundo de los hombres por la construcción de una sociedad eminentemente holística.

IV) Conclusión:

48) La visión holista de la naturaleza expuesta por Smuts en su obra Holismo y evolución, mantiene en lo esencial, el valor que le atribuyó su autor al escribir su libro durante las primeras décadas del siglo XX. Si bien las teorías principales que él cita (la teoría de la relatividad y la de la evolución) para justificar objetivamente su concepción, fueron en alguna medida revisadas y superadas en algunos aspectos, todo su pensamiento respecto de la función de las totalidades en la naturaleza, mantiene una vigencia asombrosa.

49) Se observa una correlación entre la vida, formación y obra de este autor con su postura holística, hecho que torna aún más coherente su argumentación. Es fructífera su temprana consideración de la personalidad humana como el producto de esa totalidad resultante entre lo orgánico y lo cultural que es el hombre. También su conceptualización de la naturaleza como una esfera ecológica de característica holística sorprende décadas después. Solo en los últimos años, un verdadero avance de la consciencia ecologista, permitió a la humanidad comprender la profunda interrelación existente entre medio ambiente y las posibilidades de sustentabilidad de toda población.

50) La teoría holística de Smuts influyó (en el campo de la psicología) a un gran neuropsiquiatra como el alemán Kurt Goldstein, autor de una teoría del tipo holístico para explicar el funcionamiento del cerebro humano. Goldstein influye también sobre la concepción organísmica de la Escuela de la Gestalt, también en Alemania. Los psicólogos de la Gestalt se rebelaron contra el análisis de tipo fragmentario que postulaba Wundt, y plantearon que la consciencia trabaja mediante la estructuración de un campo perceptual unificador y totalizador.

51) Por su parte la investigación de Goldstein se basó en la observación y estudio de las lesiones cerebrales sufridas por los soldados durante la Gran Guerra. Para el investigador germano, cualquier síntoma que denote una perturbación particular del comportamiento no se debe a una lesión o enfermedad orgánica particular, sino a una reacción del organismo en su conjunto ante la presencia de alguna de aquellas. El organismo se conduce como un todo unificado, siendo cuerpo y mente partes inseparables de una sola unidad, sin ningún tipo de lugar para entidades independientes o funciones y procesos separados.

52) Incluso si tomamos en cuenta la concepción de Smuts de la personalidad como un todo, la cual tiende a ir desde la autoconciencia hacia la aprehensión de una realidad social y ética universal, vemos que tiene un eco, fundamentalmente, en su apelación a la formación de un gran poder que gobierne a la humanidad como un “todo” definido, en donde cada ser humano, como ser natural no solo interactúe armónicamente con su medio, sino que también, disfrute de su triple vertiente legal, moral y espiritual.

Si el hombre en su adaptación y evolución se vincula de forma holística con su hábitat, las intuiciones de Smuts pueden explicarse posiblemente por el medioambiente donde paso su vida el autor: La desbordante naturaleza del África, el lugar donde surgió el hombre hace millones de años.

V) Bibliografía:

1) Smuts, Jan: Holism and Evolution. Macmillan And Co., Londres, 1926.

2) Calvin Hall, Gardner Lindsey: La teoría organismica de la personalidad. Ed. Paidos. Bs. As. , 1974.

3) Ferrater Mora, J: Diccionario de Filosofía (Artículos: Estructura; Holismo; Todo). Editorial Ariel, Barcelona. 1999.

Sitios Web: Wikipedia (Artículos): http://en.wikipedia.org/wiki/Jan_Smuts;



http://en.wikipedia.org/wiki/Kurt_Goldstein.


1 Entrevista a Todd citada en la pagina dedicada a Jan Smuts en la enciclopedia online Wikipedia. Para mayor información consultar: http://en.wikipedia.org/wiki/Jan_Smuts#cite_note-9.

2 Anécdota citada por F. S. Crafford, uno de los primeros biógrafos del autor sudafricano en su libro Jan Smuts: A Biography, (1943). Este dato fue extraído del artículo que sobre Jan Smuts, figura en la enciclopedia on-line Wikipedia en lengua inglesa.





Compartir con tus amigos:


La base de datos está protegida por derechos de autor ©psicolog.org 2019
enviar mensaje

enter | registro
    Página principal


subir archivos