Informe Anual 2014 Capitulo V jamaica


A. Legislación vinculada a los derechos de las personas LGBT325



Descargar 0.83 Mb.
Página4/6
Fecha de conversión16.12.2018
Tamaño0.83 Mb.
Vistas121
Descargas0
1   2   3   4   5   6

A. Legislación vinculada a los derechos de las personas LGBT325


  1. La sección 76 de la Ley de Delitos contra las Personas (“OAPA”, por sus siglas en inglés) establece que “cualquier persona puede ser condenada por el abominable delito de sodomía [coito anal] cometido con otra persona o con cualquier animal, será condenado a prisión y trabajos forzados por un plazo no superior a los diez años.” La sección 77 criminaliza la tentativa de cometer el crimen de “sodomía” y la sección 79 tipifica como un delito menos grave la comisión por un hombre, en público o privado, de “cualquier acto de indecencia grave con otra persona del sexo masculino.”326 La CIDH observa que el Estado no ha adoptado ninguna medida para derogar las secciones de la Ley de Delitos contra las Personas de 1864 que criminaliza la intimidad consentida entre adultos del mismo sexo, a pesar de las recomendaciones emitidas por la CIDH en este sentido327 y otros órganos internacionales de supervisión de derechos humanos.




  1. El Comité de los Derechos Humanos de las Naciones Unidas ha recomendado al Estado de Jamaica que derogue la legislación que criminaliza la intimidad entre personas del mismo sexo, y que debe investigar y sancionar los actos de violencia contra las personas LGBT. En este sentido afirmó que:

El Estado parte debe enmendar sus leyes con miras a prohibir la discriminación sobre la base del sexo, la orientación sexual y la identidad de género. El Estado parte también debe despenalizar las relaciones sexuales consentidas entre adultos del mismo sexo, para que su legislación se encuentre acorde el Convenio y ponga fin a los prejuicios y la estigmatización social de la homosexualidad. En Este sentido, el Estado parte debe enviar un mensaje claro de que no tolera ninguna forma de acoso, discriminación o violencia contra personas por su orientación sexual, y debe asegurar que los individuos que incitan la violencia contra homosexuales, sean investigados, procesados y sancionados de manera apropiada328.




  1. Según la CIDH, la legislación que criminaliza la intimidad consentida entre personas del mismo sexo “puede contribuir a un ambiente que, en el mejor de los casos, no condena, y en el peor de los casos condona la discriminación, la estigmatización y la violencia” contra personas LGBT329. En su informe sobre Jamaica del año 2014, Human Rights Watch indicó que “bajo estas leyes rara vez se persigue penalmente. Sin embargo, estas leyes tiene un impacto real y negativo. Criminalizar la intimidad sexual entre hombres ofrece una aprobación legal a la discriminación contra las minorías sexuales y de género, y en un contexto de homofobia generalizada, brinda una aprobación legal a los prejuicios y ayuda a crear un contexto en el que la hostilidad y la violencia es dirigida hacia las personas LGBT.”330 La CIDH ha recibido información que indica que a pesar de que la Ley de Delitos contra las Personas no menciona de manera específica a las personas trans, las personas no conformes con su género, particularmente debido a su visibilidad, experimentan violencia y discriminación331.




  1. La CIDH continúa preocupada por la existencia de estas leyes, aunque éstas no sean aplicadas, particularmente por su impacto negativo en los derechos a la vida, a la integridad personal, a la libertad personal, a la privacidad, el acceso a la salud y otros servicios, de las personas LGBT332. La CIDH también recibió información que apunta a que la legislación que criminaliza tiene un impacto negativo en la defensa de los derechos humanos, restringe el acceso a la justicia e incentiva la intolerancia333. En esta tendencia, el Relator Especial de las Naciones Unidas sobre ejecuciones extrajudiciales, sumarias o arbitrarias considera que la despenalización de “asuntos sobre orientación sexual”, contribuiría en gran medida a superar la estigmatización social de miembros de minorías sexuales, y con ello a frenar la impunidad por violaciones de derechos humanos dirigidas contra estas personas334. El ex Relator Especial de las Naciones Unidas sobre el derecho a la salud, Anand Grover, declaró que “puede que la criminalización no sea la única razón detrás del estigma, pero ciertamente lo perpetua, a través de reforzar los prejuicios y estereotipos existentes.”335




  1. Las organizaciones de la sociedad civil han hecho un llamado sobre la falta de voluntad del Estado de hacer frente a una revisión legislativa a pesar de las recomendaciones de hacerlo336. En respuesta a esto, el Estado expresó que el Parlamento no ha revisado la Ley de Delitos contra las Personas debido a su naturaleza controversial y la falta de apoyo de la sociedad. El Estado opina que la mayoría de los jamaiquinos no aprueban el “estilo de vida homosexual”, especialmente cuando se expresa públicamente, y que modificar la ley sería controversial337.




  1. El Estado indica que en el 2011 cuando la Carta de Derechos estaba siendo considerada, se discutió la cuestión de los “derechos de las personas gay”, y que el sentimiento de la mayoría entre los miembros del Parlamento era que Jamaica no estaba preparada para un cambio cultural significativo que requeriría acabar con algunas de las leyes concernientes a la homosexualidad338. En octubre de 2014, un periódico de Jamaica realizó una encuesta según la cual el 91% de los jamaiquinos está en contra de cualquier modificación a la Ley de Delitos contra las Personas en lo que respecta a la actividad sexual entre personas del mismo sexo339.




  1. En el mismo sentido, la CIDH fue informada sobre una encuesta nacional que se llevó sobre las actitudes y percepciones de los jamaiquinos hacia las relaciones entre personas del mismo sexo, donde se les preguntó a los encuestados sobre su opinión sobre la ley de sodomía340. La mayoría de las personas encuestadas (76.7%) respondieron que apoyaban la ley y sólo el 21.3% dijo que apoyaría una enmienda que permita el sexo consensual en privado entre personas adultas del mismo sexo341. Aunque el 33% de las personas encuestadas no ofreció una respuesta cuando se les preguntó sobre su mayor miedo si se modificaba la ley, la mayoría de los que sí respondieron (12.2%) indicaron que mayor miedo es que la homosexualidad se convierta en algo común y corriente342.




  1. La CIDH tiene conocimiento de que la sección 26(8) de la Constitución de Jamaica343 establece una “savings law clause” que impide que el Poder Judicial pueda revisar la constitucionalidad de cualquier ley aprobada antes de la adopción de la Constitución. Sin embargo, puede ser reformada legislativamente. La Comisión nota que el Estado no ha tomado ninguna medida para adoptar reformas en aras de adaptar las leyes de Jamaica a la Convención Americana sobre Derechos Humanos. Se esperaba que la “ley de sodomía” fuera desafiada en un caso que iba a ser presentado en noviembre de 2014; sin embargo, la parte querellante retiró la demanda debido al nivel de las amenazas que recibió344.




  1. El Estado indica que la redacción amplia de la Sección 13(b) de la Carta de los Derechos y Libertades Fundamentales345 contiene una prohibición expresa de no discriminación. El Estado sostiene que la discriminación está expresamente prohibida en la Carta y que todas las personas en Jamaica tienen derecho a vivir libres de discriminación sobre la base de (i) ser hombre o mujer; (ii) raza, lugar de origen, clase social, color, religión y opiniones políticas346.




  1. En su Informe de 2012, la CIDH expresó su preocupación sobre el hecho de que no exista una ley que impida la discriminación contra las personas sobre la base de su orientación sexual, identidad de género y expresión de género347. Organizaciones de la sociedad civil también han expresado su preocupación de que actualmente no existe legislación que establezca la no-discriminación para proteger los derechos humanos y el tratamiento igualitario de personas LGBT y personas que viven con VIH. No existe una ley integral sobre VIH/SIDA, una ley general anti-discriminación o una ley o política pública que se pueda aplicar para proteger a cualquier persona contra la discriminación en relación al VIH348. Adicionalmente, no ha habido una reforma legislativa para impedir el discurso de odio o los crímenes de odio, ni existe una comisión de derechos humanos donde las personas puedan acudir para obtener una reparación por la discriminación o el abuso a sus derechos humanos, como está estipulado en los Principios de París por Resolución 1992/54 de la Asamblea General de la ONU349.




  1. Sin embargo, la Comisión nota que un Plan Estratégico Nacional de VIH (PEN) se puso en marcha para el período 2012-2017. El PEN se puso en marcha en 2011 a través de un proceso consultivo que involucró al gobierno, organizaciones religiosas, personas que viven con VIH y socios internacionales de desarrollo350. El PEN de Jamaica incluye acciones programáticas concretas para apoyar los derechos humanos, reducir el estigma y crear un entorno jurídico propicio para la respuesta al VIH351. La Asociación Pan-Caribeña contra el VIH/SIDA (“PANCAP”, por sus siglas en inglés) ha organizado reuniones con iglesias en Jamaica en un esfuerzo por facilitar las discusiones alrededor de los riesgos del VIH/SIDA y la ley de sodomía352. En Jamaica, por ejemplo, se han reportado aproximadamente 27,000 personas con VIH, 73% de ellas, con edades comprendidas entre los 20 y 49 años. Aunque se estima que la tasa de infección de la población en general es de 1.6%, se cree que el 31.1% de los hombres que han tenido sexo con otros hombres son VIH-positivos353.




  1. El Estado no ha tomado medidas para modificar las leyes que permiten que la policía tenga amplios poderes discrecionales para arrestar y detener personas sin una orden o justificación. La CIDH fue informada que la violencia contra las personas LGBT continúa siendo generalizada y, a su vez, presenta un serio impedimento para las víctimas, quienes eligen no denunciar estos crímenes. Según la información proporcionada existen reportes de abusos y actos de discriminación contra personas LGBT, quienes habrían sido ignoradas o sometidos a burlas al intentar denunciar; o que fueron directamente víctimas de abuso policial, incluyendo detención arbitraria, chantaje, extorsión, amenazas, y trato cruel y degradante354. Se informó asimismo que no se designaron unidades para la investigación de estas violaciones y que la mayoría de estos crímenes –si no es que todos- continúan en la impunidad355.


B. Prevención de actos de violencia y discriminación


  1. El Estado ha enfatizado que no busca discriminar contra las personas LGBT y hace todos los esfuerzos para reconocer iguales derechos para estas personas356. Según informa el Estado, han habido varias instancias significativas en las que se ha discutido públicamente los derechos de las personas LGBT y el gobierno ha considerado que estos asuntos están sujetos a la libertad de expresión en el país y exhorta a las organizaciones envueltas en la discusión a que continúen su discurso357. Sin embargo, las organizaciones de la sociedad civil critican al gobierno por no proporcionar educación pública para contrarrestar la retórica homofóbica divisiva y demonizante.




  1. La organización J-FLAG reconoció que ha habido importantes avances en la creación de un lugar más hospitalario para personas LGBT en Jamaica. A pesar de esto, J-FLAG indica que la intensa antipatía cultural hacia las minorías sexuales y de género continúa prevaleciendo. Muchas personas LGBT continúan denunciando violaciones a sus derechos humanos en relación con -entre otros- el derecho a la vivienda, la paz y la seguridad358.




  1. Entre enero de 2012 y junio de 2014, se reportaron 198 violaciones de derechos humanos a J-FLAG y al menos 48 solicitudes de apoyo para jamaiquinos y jamaiquinas en busca de asilo en otro país. En 2013, J-FLAG recibió ocho denuncias de desplazamientos, 16 denuncias de ataques físicos, ocho denuncias de violencia sexual y 10 denuncias de amenazas.




  1. Una investigación sugiere que al menos dos de cada cinco jamaiquinos cree que el gobierno no está haciendo lo suficiente para proteger y promover los derechos humanos de las y los jamaiquinos LGBT a vivir libres de discriminación, violencia y otras formas de acoso. Uno de cada cinco jamaiquinos se considera tolerante y, del mismo modo, uno de cada cinco jamaiquinos apoyaría enmiendas a la Carta de Derechos que explícitamente protejan los derechos de las personas LGBT359.




  1. La violencia contra las personas LGBT sigue siendo preocupante. En este sentido, la CIDH condenó el asesinato de dos hombres el 13 de junio de 2012, quienes, de conformidad con las organizaciones de la sociedad civil y los medios de comunicación, eran gay360. Al parecer los cuerpos habrían sido picados o mutilados, y se encontraron cerca de varias rocas con manchas de sangre361. Estas muertes habrían ocurrido en un contexto de severa violencia contra las personas LGBT en Jamaica362. La CIDH reitera que el Estado tiene la obligación de investigar estos actos de oficio y castigar a las personas responsables; y que también debe conducir una investigación que tome en consideración si los asesinatos se cometieron por la expresión de género, identidad de género u orientación sexual de las víctimas.




  1. La CIDH fue informada de que en julio de 2013, Dwayne Jones, una persona trans de 16 años, fue brutalmente atacada y apuñalada mortalmente por una turba en una fiesta en Jamaica363. Un año después de su muerte, una organización local indicó que no ha habido arrestos en su caso.364 La CIDH desea reconocer que recientemente ha habido un cambio con respecto a la manera en la que los oficiales públicos ven la violencia contra las personas LGBT. Por ejemplo, el Ministro de Justicia de Jamaica condenó el asesinato de Dwayne Jones, e hizo un llamado a las y los jamaiquinos a que acogieran el principio de respeto a los derechos humanos básicos de todas las personas365. La CIDH elogió el compromiso de agentes del Estado que han tomado una postura pública a favor de la igualdad en contextos en que los prejuicios, la discriminación y la violencia contra personas LGBT son generalizados366.




  1. Además, muchas fuentes indican que las violaciones sexuales “correctivas” constituyen una cuestión preocupante en Jamaica367. Para enumerar algunos de los incidentes denunciados, en 2007, una lesbiana de 17 años permaneció en cautiverio por 18 días en manos de su madre y un pastor, y fue violada sexualmente repetitivamente día tras días por diferentes hombres religiosos en un intento por “hacerla que tome hombres” y “viva como dios instruyó.”368 En 2008, se denunciaron otros cuatro casos. Las mujeres se negaron a denunciaron el asunto a la policía por temor a ser revictimizadas369. Al menos otros tres episodios de violaciones sexuales “correctivas” se reportaron en 2009370. En 2010, una mujer lesbiana fue violada por un grupo de cuatro hombres de su comunidad que se habían quejado de su atuendo que tildaron de “marimacho” o “masculino.” Luego de que fue violada, los agresores la cortaron con un cuchillo ‘para que ella mejor tome hombres.’ Unos días después del episodio, una amiga conocida de la mujer fue conducida lejos a punta de cuchillo, brutalmente violada y abandonada semidesnuda. Las mujeres se negaron a ir a la policía debido a la percepción que tenían de que la respuesta sería ineficaz371. Vale destacar, en este respecto, que existe un precedente en el que un tribunal extranjero le otorgó asilo a una lesbiana jamaiquina tomando en consideración el alto riesgo al que estaría expuesta de sufrir una violación “correctiva” si regresaba a Jamaica372.




  1. Adicionalmente, en los últimos años, la CIDH ha estado recibiendo información sobre el preocupante número de ataques por turbas iracundas a lo largo de Jamaica. Por mencionar algunos, en diciembre de 2005, una turba persiguió a un hombre gay en el puerto de Kingston. Para escapar de sus atracadores, el hombre saltó al agua, pero como no podía nadar, se reportó que murió ahogado373. En febrero de 2007, tres hombres gay fueron brutalmente atacados con piedras por una turba en Saint Andrew y tuvieron que buscar refugio en una farmacia. Como los policías que trataron de escoltar a los hombres también fueron atacados, la turba tuvo que ser dispersada con gas lacrimógeno374. Sólo un mes después, los asistentes al funeral de un hombre gay fueron atacados por una turba. Las ventanas de la iglesia fueron hechas pedazos y el servicio fue suspendido375. Cuando llamaron a la policía, esta no hizo ningún arresto y en su lugar, se reportó que se unió a la turba para abuchear los hombres gay376. Los medios de comunicación reportaron que unos días después del episodio el defensor público, Earl Witter, reforzó la opinión común de que, si tan solo los hombres gay “fueran menos llamativos”, hubiera menos violencia contra ellos377. Pruebas adicionales indican que otros ataques como este tuvieron lugar en 2008378. En el 2012, una turba furiosa irrumpió en una casa para atacar tres hombres gay que vivían juntos en Jones Town, Kingston. Los oficiales de la policía que llegaron a la escena también fueron enfrentados por los aldeanos por tratar de protegerlos379.




  1. Otro caso significativo tuvo lugar en el 2012 en la Universidad Tecnológica de Jamaica (UTech), cuando un estudiante gay fue perseguido por una turba de estudiantes hombres y mujeres a través del campus de la Universidad. La víctima pudo acceder a la oficina de un encargado de seguridad, mientras que la turba continuaba gritando afuera. Un video tomado en la escena muestra como al menos dos guardias, en vez de proteger al estudiante, lo abofetearon, patearon y golpearon a la vista de la multitud que se escabullía por las ventanas380. Unos meses después, los guardias fueron liberados por un tribunal después de que el estudiante decidiera que no iba a proseguir con el caso381. A mediados de 2013 los ataques de turbas en Jamaica escalaron a niveles preocupantes. De conformidad a la información recibida por la CIDH, el 1 de Agosto, dos hombres dentro de un carro de la policía fueron percibidos como hombres gay y una turba se formó rápidamente y empezó a acosar a los hombres. Oficiales de la policía tuvieron que dispersar la multitud usando disparos de advertencia y spray de pimienta382. El mismo día, fuerzas policiales tuvieron que ser llamadas para rescatar dos hombres gay de otra multitud iracunda, que alegaba que los hombres “estaban participando en una actividad ilegal en una casa” en St. Catherine383. Antes de la llegada de la policía, uno de los hombres acusados fue atacado por un ocupante de la casa384.



  1. Sólo días después de estos incidentes, la CIDH recibió información de que el 10 de agosto, personal de la policía tuvo que rescatar a una mujer trans en Portmore, St. Catherine, luego de una turba furiosa que la había visto en la comunidad, la amenazara con azotarla385. El 22 de agosto, otra turba iracunda atrincheró cinco hombres gay dentro de su casa en Manchester. Se denunció que los hombres estuvieron atrapados en su casa hasta que la policía llego y los escoltó a un lugar seguro, mientras la comunidad aplaudía furiosa386. Adicionalmente, el 26 de agosto los medios locales reportaron que dos hombres tuvieron que buscar refugio luego de haber estado envueltos en un accidente con un vehículo de motor cuando los residentes furiosos dijeron que ellos parecían ser gay. La policía tuvo que escoltarlos fuera de la estación de policía y lejos de la turba que se había formado fuera del local387. Dos meses después, una turba atacó con bombas incendiarias, una casa donde vivían varios hombres gay en Poro Bello, St. James388.




  1. En respuesta a esta violencia, la CIDH solicitó formalmente al Estado de Jamaica que proporciones información específica sobre las medidas adoptadas en respuesta a la situación en curso y que reporte sobre cualquier medida o política pública que se haya adoptado para prevenir otros actos de violencia contra las personas LGBT, o los que son percibidos como tales. El gobierno respondió expresando que

[e]s difícil investigar los linchamientos o ataques debido a que usualmente involucran un gran número de persona. Por consiguiente, en esas circunstancias es un desafío determinar cuáles personas se encontraban involucradas de manera activa y, en el caso de una muerte, cuál persona o personas dieron el golpe mortal. En casos de linchamiento, también es difícil encontrar testigos dispuestos a dar pruebas. [En Jamaica] [n]o existe legislación que específicamente aborde los linchamientos contra personas LGBT o aquellas personas percibidas como tales389.




  1. La CIDH nuevamente urge al Estado a tomar medidas para prevenir y responder a estos abusos de derechos humanos y además, reducir la alta tasa de impunidad como resultado de una respuesta inefectiva del Estado que lleva a la repetición crónica de estos crímenes, dejando indefensas a las víctimas y sus familias390.




  1. Con respecto a la juventud LGBT, la CIDH ha recibido información de que oficiales gubernamentales han tomado algunas medidas para defender las minorías sexuales de la discriminación y estigmatización, como cuando el Ministro de Juventud, Deportes y Cultura expresó su arrepentimiento en su declaración sobre los comentarios anti-gay expresados por un artista en la Gran Gala de la Independencia391. Por otra parte, el Ministro de la Juventud anunció que el gobierno de Jamaica está desarrollando programas que se concentran en la juventud LGBT392. En la Conferencia de Actores Interesados del Caribe Panos, el Ministro reconoció que la consulta de los actores interesados se trató de obtener un mejor entendimiento de los asuntos que enfrenta la juventud LGBT debido a la falta de datos en esta área393. El Ministro de la Juventud reconoció la obligación del Estado no sólo de proporcionar vivienda y protección para niñas y niños abandonados y abusados, sino también intervención terapéutica para abordar el daño psicológico y físico que han sufrido394. La CIDH entiende que se necesitan iniciativas para asistir a la juventud LGBT debido a que la juventud a menudo enfrentan falta de viviendas y acoso como resultado de su orientación sexual.  




  1. La CIDH también recibió información sobre la falta de vivienda de las personas LGBT. Los desplazamientos y la falta de vivienda de las y los jamaiquinos LGBT han estado estrechamente ligados a la cultura y la antipatía395. En el 2012, J-FLAG recibió 12 denuncias de desplazamientos, todas las cuales involucraban hombres de 18 años de edad o más jóvenes396. En 2013, hubo ocho informes de desplazamiento, y a 14 personas se les proporcionó algún tipo de ayuda para la vivienda. Vale destacar la situación de un grupo de aproximadamente 30 a 60 personas LGBT, la mayoría jóvenes, que están viviendo en la zona comercial de New Kingston397. Las personas LGBT desplazadas también han buscado refugio en casas y edificios abandonados398. Otras comunidades de personas LGBT sin vivienda se encuentran localizadas en otras áreas de Kingston, St. Andrew y St. James399. Denuncias realizadas a J-FLAG indican que la falta de vivienda para personas LGBT es casi siempre el resultado de la discriminación o la violencia400. Según indica Ivan Cruickshank de Comunidades Caribeñas Vulnerables, en Jamaica la juventud identificada como LGBT constituye hasta un 40% de la población nacional de jóvenes sin vivienda401.




  1. Es menester señalar que han habido instancias donde la policía ha arrestado y retirado jóvenes LGBT sin vivienda de la zona comercial de New Kingston. La CIDH resalta la importancia primordial de que el Estado releve el tema de la falta de vivienda ante el Comité Nacional de Personas sin Vivienda e incluya a las personas LGBT402.




  1. El 25 de junio de 2014, durante el Debate Sectorial 2014/15, el Estado anunció que aumentaría su apoyo presupuestario a todas las autoridades locales para los programas de personas sin hogar a la suma de 21 millones de dólares jamaiquinos403 (frente a 16 millones de dólares jamaiquinos404 del año anterior)405. J-FLAG ha acogido esta asignación presupuestaria con la esperanza de que los fondos puedan abordar la falta de vivienda que enfrentan las personas LGBT, la cual, a menudo es el resultado de la discriminación o la violencia; y ha hecho mención al apoyo parlamentario para tratar la cuestión de la falta de vivienda de personas LGBT406. J-FLAG ha indicado que el Ministerio de Gobierno Local y Desarrollo Comunitario ha completado el trabajo preliminar sobre una política para las personas sin hogar, pero que no lo ha incluido en un documento de políticas públicas407. Adicionalmente, el Estado no ha formulado programas para personas sin hogar orientados específicamente hacia las personas LGBT que han quedado sin hogar como resultado de la discriminación por motivos de orientación sexual o identidad de género408. A pesar de que existen organizaciones de la sociedad civil que abordan el tema de las personas LGBT sin hogar, J-FLAG urge al Estado a implementar un programa inclusivo y no discriminatorio para todas las personas que se encuentran sin vivienda, incluyendo las personas LGBT409.




  1. Las campañas de políticas públicas que tratan de promover la tolerancia, han enfrentado una reacción de los medios de comunicación. La Oficina del Relator Especial para la Libertad de Expresión fue informado de la decisión de los canales de televisión CVMTV y Televisión Jamaica de no autorizar la difusión del comercial “Amor & Respeto”, que aparentemente buscaba promover la tolerancia hacia personas con orientaciones sexuales diversas410. La Comisión de Radiodifusión no encontró ninguna razón legal para no emitir la publicidad. Un grupo de activistas LGBT presentaron una demanda civil y en mayo de 2013, la Suprema Corte de Jamaica sostuvo una audiencia sobre el caso411.




  1. Adicionalmente, la Oficina del Relator Especial expresa su preocupación por la promoción en algunos medios de comunicación de mensajes discriminatorios y homofóbicos que podrían incitar a la violencia contra miembros de la comunidad LGBT, especialmente cuando esos mensajes provienen de formadores de la opinión pública412. De acuerdo a la información recibida, durante el 2013 algunos medios de comunicación publicaron sistemáticamente artículos que pueden incitar a la violencia contra individuos LGBT, al diseminar mensajes que incentivan el odio contra miembros de esa comunidad413.




  1. La organización Comunidades Vulnerables del Caribe (“CVC”) ha notado una falta de equilibrio y contribución del Estado dirigida a proporcionar información en defensa de los derechos humanos y los defensores de derechos humanos, así como educación pública para contrarrestar parte de la retórica homofóbica que demoniza414. La falta de contribución del Estado en este sentido no afecta negativamente la respuesta nacional hacia el VIH o los derechos LGBT, pero tiene un impacto regional que ha llevado a CARICOM a cuestionar su suministro de fondos para la educación sobre derechos sexuales y reproductivos415.




  1. Teniendo en cuenta que la discriminación y la violencia basada en la orientación sexual e identidad y expresión de género real o percibida, está generalizada en Jamaica, se recomienda que los funcionarios del gobierno tomen medidas para prevenir la discriminación y la estigmatización contra las personas LGBT. De acuerdo con la información recibida, el Estado no ha adoptado medidas concretas para cumplir con las recomendaciones (b) a (e) citadas anteriormente.


1. Capacitación de los funcionarios de justicia


  1. No existe un programa estructural dirigido a capacitar funcionarios y funcionarias de justicia penal (incluyendo jueces y juezas) sobre los derechos y estándares aplicables a personas LGBT y temas en torno a la identidad de género y VIH/SIDA416. Sin embargo, en su respuesta al cuestionario de la CIDH para el informe regional sobre violencia contra personas LGBTI, el Estado indicó que existía una capacitación específica para policías con respecto a los estándares de derechos humanos y no discriminación, particularmente en lo concerniente a personas LGBT.


2. Capacitación de policías e investigación de casos de abuso policial


  1. El Estado desarrolló una política de diversidad que guía a los miembros de la Fuerza Policial de Jamaica (“’FPJ”) en sus relaciones profesionales con las minorías sexuales. La capacitación en los estándares internacionales de derechos humanos es dirigida por la Academia de Policía de Jamaica, el Colegio Universitario del Personal de la Policía de Jamaica y el Centro de Investigación del Caribe.




  1. La capacitación para el servicio del FPJ incluye entrenamiento en derechos humanos. Los oficiales se familiarizan con los instrumentos de derechos humanos regionales e internacionales claves y la importancia del respeto constitucional de los derechos de todas las personas, con independencia de su orientación o identidad/expresión de género.




  1. Con relación a la investigación penal de la muerte del adolescente trans Dwayne Jones, la policía contactó J-FLAG para proporcionar información sobre el homicidio y las investigaciones417. Sin embargo, aún no se ha realizado ningún arresto a pesar de que se han recopilado varias declaraciones de supuestos testigos418. El Estado ha indicado que es un deber de FPJ respetar los derechos humanos de toda persona independientemente de su orientación sexual o identidad de género419. Adicionalmente, el Estado ha informado a la CIDH que es el deber de los policías responder tan pronto sea posible a cualquier denuncia de formación de una multitud con el objetivo de amenazar la seguridad de cualquier persona420.




  1. En la misma línea, J-FLAG ha experimentado una mejoría en las relaciones de trabajo con la policía y ha dirigido un número de sesiones de sensibilización con actores clave, incluyendo la policía, los medios de comunicación y la comunidad LGBT, con su compromiso también orientado hacia las comunidades rurales en Clarendon, Manchester, Westmoreland, St. Ann y Portland421.




  1. En general, J-FLAG se ha continuado beneficiando de una mejor relación de trabajo con la FPJ, incluyendo y especialmente con la Oficina del Comisionado de Policía, el Centro de Investigación de Delitos Sexuales y Abuso Infantil (“CISOCA”), y los oficiales de la Estación de Policía Half Way Tree y el Puesto de Policías de New Kingston422. J-FLAG también ha notado que existe un nivel mayor de confianza en la policía, lo que ha llevado a un aumento en el número de incidentes de victimización a personas LGBT que son denunciados a la policía423.




  1. De acuerdo a J-FLAG, los policías de Kingston, St Andrew y St. Ann han continuado participando en varias sesiones de sensibilización. Sin embargo, todavía existen varios desafíos relacionados con denuncias de personas LGBT que continúan sintiendo el temor de presentar denuncias a la policía por miedo al estigma, la discriminación y más violaciones424.




  1. Los incidentes de lesbofobia, bifobia y transfobia también son comunes y la policía es reacia a reportar crímenes contra estas personas. Las mujeres lesbianas, bisexuales y trans siguen siendo vulnerables a agresiones por su orientación sexual y su expresión e identidad de género. Por ejemplo, en el 2013, en una estación de policía de St. Catherine, una pareja de lesbianas reportó que fueron discriminadas cuando fueron a denunciar un incidente que ocurrió contra ellas. De manera similar, Quality of Citizenship Jamaica (QCJ)425 recordó un incidente que tuvo lugar en octubre de 2013 donde “Kashima Talak”, una lesbiana que se identifica de manera masculina, fue acusada de agresión con daño físico, a pesar de ella había sido la atacada y que no hirió a su atacante. Se llamó al INDECOM para que investigara el asunto, pero no existen indicios de que lo hará426. La capacitación de la policía en Jamaica no se ha realizado de manera general. Cualquier capacitación está dirigida por el compromiso de organizaciones de la sociedad civil como “Jamaicans for Justice” (JFJ), y no por el gobierno427. Organizaciones de la sociedad civil están preocupadas debido a que estos ataques ocurren en un contexto legal que no provee reparación para los crímenes de odio428.


C. Investigación sobre los actos de violencia y discriminación


  1. Organizaciones de la sociedad civil han elogiado al Estado por los cambios positivos como resultado de la política declarada de no discriminación en el ejercicio policial que el Comisionado de la Policía implementó en 2011429. Adicionalmente, ha habido esfuerzos para investigar a fondo y de manera imparcial actos de discriminación basados en la orientación sexual y la identidad de género. El Ministro de Seguridad Nacional expandió la Encuesta Nacional de Victimización del Crimen de Jamaica (“ENVCJ”) para que incluya preguntas sobre crímenes que se cree son el resultado del conocimiento o suposiciones sobre la orientación sexual de las víctimas430. Sin embargo, no se ha designado una unidad investigativa para crímenes de odio ni existen sanciones efectivas para la discriminación y el abuso iniciado por la policía431. J-FLAG y QCJ ha reconocido que no existen medidas activas en el terreno para defender las minorías sexuales, a pesar del estudio de Boxell de 2012 que evidencia un aumento en la voluntad y apoyo del público para que el Estado tenga una postura más activa432. Por ejemplo, no se ha designado una unidad investigativa, como lo recomendó la CIDH en su informe de 2012, ni existe ninguna sanción para la discriminación o abuso iniciado por la policía433.




  1. J-FLAG y CVC han reconocido que hubo una articulación de una política de diversidad en la FPJ pero que no ha pasado mucho más434. Todavía se deja a discreción de los oficiales de la policía instituir la política de diversidad y todavía existe una considerable cantidad de capacidad que se le debe dar a la policía435. A pesar de los programas de capacitación en el FPJ, el abuso policial de las personas LGBT continúa siendo un problema. Organizaciones de la sociedad civil han reportado que la policía acosa a los hombres sin hogar que tienen sexo con hombres, particularmente a aquellos que se identifican como trans436. Un incidente específico ocurrió en febrero de 2014 cuando la policía detuvo a jóvenes LGBT y un juez posteriormente sostuvo que merodear en un alcantarillado no constituye un delito437. También es problemático presentar denuncias porque las víctimas se tienen que enfrentar a un proceso largo, y en los casos de denuncias que han sido procesadas, las investigaciones han sido débiles e inadecuadas438.


D. Recomendaciones con relación al acceso a la salud


  1. A la CIDH también le preocupa la información que ha recibido sobre el impacto de la legislación que penaliza la intimidad entre personas del mismo sexo, en el disfrute del más alto nivel de salud disponible. El entonces Relator Especial de las Naciones Unidas sobre el Derecho a la Salud ha establecido que “la prohibición legal de las relaciones entre personas del mismo sexo en muchos países, en conjunción con la falta de apoyo o protección generalizada para las minorías sexuales contra la violencia y la discriminación, impide el disfrute de la salud sexual y reproductiva de muchas personas con identidades o conductas lésbicas, gays, bisexuales y transexuales.”439




  1. Los Ministerios de Justicia y Salud también han reconocido el vínculo entre la “ley de sodomía” y el riesgo de propagación del VIH. En este respecto, el Estado ha informado a la CIDH que el Ministerio de Justicia se encuentra dialogando con el PNUD sobre aspectos de la Ley de Delitos contra las Personas con un enfoque particular en las desventajas que presenta la ley para la salud pública en la lucha contra el VIH/SIDA.440 La CIDH valora esta colaboración entre los Ministerio de Justicia y Salud tomando en cuenta la divulgación realizada por organizaciones de la sociedad civil de que el Ministerio de Salud posee muy poco capital político de parte de otros sectores del gobierno.441 Organizaciones de la sociedad civil han reconocido que la falta de reconocimiento de la relación entre la criminalización de actos privados consensuados entre personas adultas del mismo sexo, la discriminación y el VIH continúa siendo un desafío clave para abordar la alta tasa de VIH entre hombres que tienen sexo con hombres (“HSH”).442 No existe una ley que pueda aplicarse o políticas que puedan proteger a una persona de la discriminación relacionada al VIH.443




  1. Se observa que debido a circunstancias históricas, particularmente en lo que respecta la asociación del VIH/SIDA con la comunidad gay, existe un impacto desproporcionado en el disfrute del acceso a la salud en lo que respecta al diagnóstico y tratamiento de VIH/SIDA.444 La prevalencia de VIH en el 32% de los HSH en Jamaica es una de las más altas del mundo. En relación con la educación sexual y los derechos sexuales y reproductivos de niños, niñas y adolescentes, actualmente en Jamaica se registra el número más alto de nuevas infecciones del VIH entre mujeres de 15 a 19 años de edad. Los propios estudios de la organización QCJ han mostrado que la juventud en riesgo tiene muy poco conocimiento sobre el VIH o cómo pueden protegerse.445




  1. El Estado respondió favorablemente a las recomendaciones de la CIDH de capacitar a trabajadoras, trabajadores de la salud y proveedores de salud en temas en torno a la sexualidad y la identidad de género, y como éstas juegan un papel en exponer a una persona al VIH/SIDA. Como parte del NSP de Jamaica, J-FLAG en asociación con el Programa Nacional VIH/ITS, ha capacitado a 60 trabajadores de la salud pública446 para desarrollar mejores técnicas para involucrarse con miembros de la comunidad LGBT.447




  1. El currículo se enfocó en temas relacionados con la prestación de servicios y otros temas que afectan a la comunidad LGBT, que incluyen sexualidad, valores y actitudes, salud sexual de HSH, y comunicación.448 La organización J-FLAG reveló que la capacitación era un paso muy necesario en el abordaje de algunos de los desafíos que enfrentan los trabajadores de primera fila, ya que las cifras revelan que el 65% de los trabajadores de la salud nunca ha recibido capacitación sobre temas de salud de los HSH y que el 93% nunca había sido capacitado para ofrecer consejos acerca del sexo anal.449 Miembros de la comunidad LGBT también participaron para crear un diálogo entre los trabajadores de la salud y aclarar cualquier desinformación sobre la comunidad LGBT que ellos pudieran tener.450 Los desarrollos positivos incluyen mejor gobernabilidad, acceso a los tratamientos, éxitos en la prevención y mayor conciencia pública.451




  1. Sin embargo, la CIDH continúa preocupada sobre los desafíos resaltados por las organizaciones de la sociedad civil, incluyendo la baja cobertura para los exámenes y el tratamiento, el compromiso de asegurar que la confidencialidad de las y los pacientes será respetada y la falta de sanciones a los trabajadores de la salud que violan la confidencialidad del paciente.452 La falta de adherencia a la confidencialidad de los diagnósticos médicos de los pacientes, la criminalización de actos entre personas del mismo sexo, el trabajo sexual y el uso de drogas, contribuye a la falta de acceso a los servicios de VIH.453 La alta prevalencia de VIH entre HSH también ha sido atribuida a la falta de programas específicos y de legislación que aborde los temas de estigma y discriminación hacia esta población.




  1. Organizaciones de la sociedad civil han indicado que no existe intervención específica, programa o acercamiento comunitario diseñados específicamente para mujeres lesbianas y bisexuales, por parte de las organizaciones que trabajan en la respuesta nacional al VIH/SIDA.454 La CIDH expresa su preocupación por esta omisión debido a la incidencia del abuso sexual correctivo entre mujeres lesbianas y bisexuales, lo cual aumenta su vulnerabilidad de contraer VIH.455 A pesar de este riesgo, no ha habido una investigación sobre los niveles actuales de VIH dentro de la población lesbiana y bisexual.456 En este sentido, las organizaciones de la sociedad civil han urgido al sector de salud del Estado, a que reconozca el aumento del riesgo de las mujeres lesbianas y bisexuales de contraer el VIH, a través de la creación de intervenciones dirigidas a esta comunidad, y que Programa Nacional del VIH desagregue datos basado en la orientación sexual de hombres y mujeres.457




  1. La organización J-FLAG ha notado que muchas personas LGBT no acuden a los servicios de salud por varias razones, incluyendo el temor a revelar su orientación sexual o prácticas sexuales a los trabajadores de la salud pública.458 En este contexto, la CIDH está a favor de un enfoque del derecho a la salud que requiera a los Estados despenalizar las conductas consensuadas entre personas del mismo sexo, así como derogar las leyes que discriminen por la orientación sexual y la identidad de género, para cumplir con obligaciones fundamentales del derecho a la salud y crear un ambiente que permita el disfrute pleno de este derecho.459




  1. La CIDH reitera que favorece un enfoque desde la perspectiva del derecho a la salud debido a que la criminalización de conductas sexuales consensuadas entre personas del mismo sexo y que ocurren en privado, tiene el potencial de crear un ambiente que no es propicio para que las personas afectadas alcancen el disfrute pleno de su derecho a la salud.460 La criminalización no es sólo una violación a la obligación del Estado de prevenir la discriminación; sino que también crea una atmósfera donde las personas afectadas se encuentran significativamente impotentes y no pueden alcanzar la realización plena de sus derechos humanos.461




  1. La CIDH fue informada por organizaciones de la sociedad civil de que el despido del Profesor Brendan Bain en mayo de 2014 dio lugar a una reacción en contra de los derechos de las personas LGBT. Mientras dirigía un programa regional para reducir el estigma de la discriminación entre profesionales de la salud, el Profesor Bain testificó en el caso más importante hasta la fecha sobre los derechos de las personas LGBT y presentó argumentos a favor de mantener la legislación de 1861 que “criminaliza la homosexualidad.”462 La University of the West Indies/UWI, rescindió el contrato del Profesor Bain, citando, entre otras cosas, la pérdida de confianza en su liderazgo de la comunidad que él estaba destinado a servir. 463




  1. El despido del Profesor Bain generó una cobertura mediática a nivel regional, la respuesta de dos ex Primeros Ministros de Jamaica, y una marcha de 25.000 personas, organizada por una iglesia en Kingston contra el llamado “lobby gay”.464 La organización CVC reportó que la reacción ha generado un ambiente en el que las y los defensores de derechos humanos de personas LGBT y las personas involucradas en el trabajo con grupos en alto riesgo de contraer VIH, como niños, niñas y adolescentes, en los últimos seis meses se ha vuelto cada vez más hostil.465




  1. El citado despido fue percibido por muchos comentadores como un caso de derechos en competencia –el derecho a la libertad de pensamiento y expresión versus los derechos de las personas gay- donde las personas LGBT se retrataban como menos merecedores.466 El Estado mantuvo que no ha pretendido discriminar contra las y los defensores de derechos humanos, y que no ha buscado procesar a las personas envueltas en la protección de los derechos LGBT. 467 Sin embargo, organizaciones de la sociedad civil expresaron su alarma ante el resurgimiento del argumento de que los derechos son culturalmente relativos, así como la confusión y la deliberada tergiversación en Jamaica de los principios fundamentales de indivisibilidad e interrelación de los derechos humanos. 468




  1. Algo que también genera un impacto en la discriminación que enfrentan las comunidades vulnerables es el hecho de que las grandes empresas de medios de comunicación se encuentran reacias a difundir programas y mensajes positivos sobre personas LGBT. La organización CVC le dio seguimiento a 91 artículos que fueron publicados durante el periodo de agitación luego del despido del Profesor Bain y sólo 29 artículos apoyaban vagamente los derechos de personas LGBT.469 Según se informa, el sesenta y ocho por ciento (68%) de los artículos eran derogatorios o incendiarios con títulos como “Bain decapitado por Taliban Gay”, entre otros.470 Periodistas experimentados se fueron de las conferencias de prensa y los medios escritos sugiriendo que la “agenda homosexual” incluía el acoso sexual infantil. 471




  1. La organización CVC ha declarado que ha habido silencio por parte de los oficiales del gobierno que no han contrarrestado la narrativa que demoniza a las minorías sexuales a pesar de que el propio programa nacional de SIDA de Jamaica prioriza la reducción del estigma y la discriminación. 472 Algunas de las respuestas del Estado han sido abiertamente hostiles, cuestionando programas sobre la educación sexual y los derechos sexuales y reproductivos, incluso al nivel del CARICOM. 473 El impacto de la respuesta regional al VIH se ha extendido regionalmente a los Jefes de Estado del Caribe que han aplazado de manera indefinida la adopción de una ‘Declaración de Justicia para Todos’, que propone la eliminación de leyes y prácticas que criminalizan a los grupos con mayor riesgo de contraer VIH. 474




  1. En general, el Estado ha dado algunos pasos prometedores en cuanto al fomento de una mayor inclusión social y la protección de personas LGBT. Sin embargo, sin un marco legal integral que asegure la no discriminación sobre la base de la orientación sexual y la identidad de género, los derechos de las personas LGBT, o de aquellas personas con diversas orientaciones sexuales e identidades de género, continuaran siendo violados. La CIDH urge al Estado de Jamaica a despenalizar la intimidad entre personas del mismo sexo a través de reformas legislativas, y alienta al Estado a que fortalezca sus esfuerzos para capacitar a los funcionarios que trabajan en el área de justicia penal y al personal que aplica la ley, sobre el papel que juegan en la protección de los derechos de las personas LGBT. Adicionalmente, el Estado debería incorporar y respetar sanciones para los oficiales públicos que son encontrados responsables de incurrir en conductas discriminatorias. Sanciones similares deberían ser impuestas a los trabajadores de la salud que violen los requisitos de confidencialidad cuando tratan a personas que tienen sexo con personas del mismo sexo y personas que viven con el VIH. La CIDH resalta que la capacitación y sensibilización apropiada de los oficiales públicos a todos los niveles del gobierno contribuirá a disminuir la discriminación y violencia contra las personas LGBT.






  1. Compartir con tus amigos:
1   2   3   4   5   6


La base de datos está protegida por derechos de autor ©psicolog.org 2019
enviar mensaje

enter | registro
    Página principal


subir archivos