Informe alternativo


Situación de las mujeres peruanas trabajadoras de casa particular3



Descargar 177 Kb.
Página3/9
Fecha de conversión19.12.2017
Tamaño177 Kb.
1   2   3   4   5   6   7   8   9

1.2 Situación de las mujeres peruanas trabajadoras de casa particular3


La precariedad y abusos que experimentan las mujeres chilenas que prestan servicios domésticos es una realidad bien conocida en nuestro país. Esta situación ha hecho que en el último tiempo se aprueben varias reformas al Código del Trabajo para proporcionarles el descanso y condiciones adecuadas de trabajo y retiro.4

En el caso de las mujeres de nacionalidad peruana las condiciones son más difíciles, particularmente si carecen de visa de permanencia definitiva, si están sin visa o si su permanencia en el país está sujeta a la vigencia de un contrato de trabajo.

Conforme a las estadísticas de la Dirección del Trabajo, los abusos denunciados por extranjeros se duplicaron entre los años 2006 y 2007. Las causas fueron: contratos no escriturados, extensión ilegal de jornadas, descansos no respetados y cotizaciones impagas, particularmente en los rubros de la construcción, servicios domésticos y hotelería-gastronomía. Las denuncias que terminaron en sanción fueron aún menores en relación al total: 57 en 2006 (0,1% respecto del global) y 111 en 2007 (0,2%).5

Según la referida Dirección, el bajo número de reclamos se debería a que “el inmigrante siente temor de recurrir a las autoridades. No va a la municipalidad y no le hace preguntas a un policía ni en Chile ni en ningún país del mundo. Si está irregular, teme la deportación; y si está regular, teme perder esa calidad porque no conoce bien la legislación y cree que pudo haber infringido una norma y lo pueden deportar”.6

Un caso representativo de esta situación es la historia de J.V.Z, de 19 años de edad y que lleva dos años en Chile como empleada de casa particular. No conoce bien las leyes y sus patrones, una pareja de profesionales, le han dicho que si los deja ellos darán cuenta a Extranjería de que ya no tiene el trabajo que le permitió acceder a la visa y quedará ilegal: “Mis jefes me han traído de Lima con un sueldo de 200 dólares, como 108 mil pesos, pero acá me enteré que el sueldo mínimo es otro. Me trajeron sólo para cuidar al niño, pero al llegar me dijeron que además tenía que hacerme cargo de la casa, de cocinar y limpiar. Me dan el domingo libre pero debo volver antes de las 20:30. Todo se agravó el día en que se quedó mi diario junto al teléfono y la señora lo leyó. Yo había escrito, de cólera, que la señora es así, loca. Y la señora empezó a gritar… Como a las dos de la mañana el señor me tocó la puerta. Yo estaba asustada. Fuimos a la sala y él me estaba hablando tranquilo, pero viene la señora y me dice ‘¡maldita, vete de mi casa ahora mismo!’. El señor me dice ‘quédate y mañana alista tus cosas’. Pero al otro día se fue a trabajar y yo no sabía qué hacer. Me fui donde una amiga que trabaja como a dos cuadras, la única conocida. La señora me llamó. Me pidió que regresara. Acepté, pero les dije que iba a trabajar sólo hasta que se cumpliera la fecha de mi contrato, en febrero. El señor ha dicho que cuando termine el contrato va a ir a la migratoria a decirles que ya no trabajo con él y que voy a quedar ilegal”.7

La Clínica Jurídica de la Universidad Central atiende entre 250 y 300 inmigrantes por año y “la mitad concurre denunciando abusos laborales”. Las principales razones: despido injustificado y nulidad de despido por cotizaciones previsionales impagas.

Las trabajadoras de casa particular se quejan de maltrato y sobreexplotación, porque no se cumplen sus horarios de descanso. Los abogados de la Clínica señalan que existen trabajadoras “que empiezan a las siete de la mañana dando desayunos y terminan a las 12 de la noche planchando. Tampoco se les respeta el descanso de día domingo y se les da otro día, lo que es ilegal”.8

Sobre esta misma materia Gonzalo Wielandt, consultor de la Unidad de Derechos Humanos para la ONU, afirma que debido a la segmentación laboral y la intolerancia presentes en Chile, “muchas de las mujeres que desarrollan trabajos domésticos lo realizan, aunque posean calificación necesaria para desempeñarse en otras ocupaciones (Stefoni, 2003, p. 79). (Junto a otras causas) esto constituye la base para la globalización de la reproducción social, lo que conlleva tres consecuencias: a) vulnerabilidad de las trabajadoras debido a la pérdida de sus derechos y de ciudadanía, b) consecuencias para las familias de inmigrantes en los países de origen, en donde los niños pagan los costos y c) consecuencias a nivel estructural de la migración femenina, donde el trabajo reproductivo lo realizan mujeres inmigrantes (Stefoni, 2003, pp. 80-81)”.9

Rodrigo Rocha Pérez, historiador y profesor en varias universidades chilenas, ratifica la relevancia del trabajo doméstico para las mujeres migrantes de nacionalidad peruana: “Todos los estudios contemporáneos referidos a emigración femenina en Latinoamérica y el Caribe, hablan sobre una emigración eminentemente laboral. De hecho, Lipszyc (2004) pone el acento en que esta forma de migración se relaciona con el servicio doméstico, trabajo en instituciones públicas, industria textil y maquilas, así como por motivos de estudio, o bien, por trata de personas y prostitución”.10

Confirmando lo dicho por Wielandt y Stefoni, Rocha señala que “a pesar de su formación educacional, las mujeres inmigrantes peruanas tienden a trabajar mayormente en el servicio doméstico, lo que de cualquier modo supone un mayor salario que el que recibirían en Perú por trabajos más calificados… en muchos casos, la migración de la mujer peruana a Chile comienza sin acompañantes, como parejas o hijos, quienes se quedan en Perú. El que la mujer peruana esté sin hijos en la ciudad chilena donde trabaja facilita su incorporación puertas adentro en el servicio doméstico, sacrificando su vida independiente y permitiendo la apropiación completa de su persona por parte de terceros”.11


1.3 Trabajo inhumano y trato degradante


Existen registros que demuestran que –al menos– en los últimos tres años, distintos grupos de trabajadores extranjeros han sido sometidos a condiciones de explotación laboral en Chile. Tan extremas han demostrado ser algunas de estas situaciones que han aparecido asociadas a la palabra esclavitud e incluso relacionadas con el delito de la trata de personas. Respecto a esto último, a pesar de que no sea materia de esta Convención, es importante advertir que la legislación chilena cuenta desde hace poco tiempo (marzo 2011) con la tipificación de los delitos de la trata de personas y del tráfico ilícito de migrantes (Ley 20.507, que Tipifica los Delitos de Tráfico Ilícito de Migrantes y Trata de Personas y Establece Normas para su Prevención y más Efectiva Persecución Criminal)12, a pesar de haber adscrito el Protocolo de Palermo en el año 2003.

Por este motivo, varios de los casos que aquí se mencionan no pudieron ser considerados como parte de tal delito, quedando claramente en el ámbito de esta Convención como incumplimiento del artículo 10 (“Ningún trabajador migratorio o familiar suyo será sometido a torturas ni a tratos o penas crueles, inhumanos o degradantes”), el 11.1 (“Ningún trabajador migratorio o familiar suyo será sometido a esclavitud ni servidumbre”) y el artículo 25.1 (“Los trabajadores migratorios gozarán de un trato que no sea menos favorable que el que reciben los nacionales del Estado de empleo en lo tocante a remuneración”) y de: a) Otras condiciones de trabajo, es decir, horas extraordinarias, horario de trabajo, descanso semanal, vacaciones pagadas, seguridad, salud, fin de la relación de empleo y cualesquiera otras condiciones de trabajo que, conforme a la legislación y la práctica nacionales, estén comprendidas en este término).

Los registros que se mencionan a continuación proceden de dos fuentes fundamentales: medios de comunicación y una publicación de la Organización Internacional para las Migraciones (OIM) del año 2008, que se refiere específicamente a casos que pueden ser identificados como trata de personas, independientemente de que, en el momento en que fueron escritos, la legislación chilena no permitía tipificar varios de ellos como tal, especialmente en el caso de la trata con fines de explotación laboral.

Precisamente, en dicha publicación (Investigación sobre trata de personas en Chile. OIM, 2008) se recogen los siguientes casos, que son de especial interés a la luz de este informe, pues obligan a prestar más atención a las situaciones laborales a las que son sometidos algunos trabajadores migrantes, y que en el Informe Inicial del Estado de Chile no son debidamente reflejadas (Informe Inicial, p.28). Independientemente de que la Constitución y las leyes de Chile expliciten la igualdad de todos/as los y las ciudadanas, tal como explica el Informe Inicial, han sido conocidos suficientes casos de situaciones denigrantes y de explotación a las que son sometidos grupos de migrantes, como para considerar preocupante la situación y lamentar que la Inspección del Trabajo, facultada, según el mencionado Informe, para sancionar ese tipo de situaciones, apenas haya dimensionado su gravedad.



Hay que advertir que no se referirán, en este informe, los casos registrados de mujeres y hombres extranjeros que, habiendo viajado a Chile para integrar el circuito de la prostitución, fueron víctimas de trata con fines de explotación sexual. Se considerarán solamente
–circunscribiéndonos al ámbito de influencia de esta Convención– los casos en que se registró explotación laboral o sometimiento a trato vejatorio, y que no pudieron ser procesados como trata de personas por la ausencia de una legislación pertinente.

Catálogo: Treaties -> CMW -> Shared%20Documents -> CHL
Treaties -> Siglas y abreviaturas
Treaties -> Informe ept 2015
Treaties -> Organización que presenta el reporte: ceis- centro Estratégico de Impacto Social, A. C. Descripción de la organización
Treaties -> Políticas de salud mental y atención psicosocial de niñOS, niñas y adolescentes en el valle del cauca y en cali, colombia
Treaties -> Coalición colombiana contra la tortura informe alternativo al 4° informe periódico del estado colombiano al comité contra la tortura octubre de 2009 Tabla de contenido
Treaties -> Naciones Unidas
Treaties -> 60° Sesión Situación del aborto en Argentina
Shared%20Documents -> Informe alternativo sobre el cumplimiento de México de la Convención Internacional sobre la Protección de los derechos de todos los trabajadores migratorios
Shared%20Documents -> Cmw/C/gtm/2


Compartir con tus amigos:
1   2   3   4   5   6   7   8   9


La base de datos está protegida por derechos de autor ©psicolog.org 2019
enviar mensaje

    Página principal
Universidad nacional
Curriculum vitae
derechos humanos
ciencias sociales
salud mental
buenos aires
datos personales
Datos personales
psicoan lisis
distrito federal
Psicoan lisis
plata facultad
Proyecto educativo
psicol gicos
Corte interamericana
violencia familiar
psicol gicas
letras departamento
caracter sticas
consejo directivo
vitae datos
recursos humanos
general universitario
Programa nacional
diagn stico
educativo institucional
Datos generales
Escuela superior
trabajo social
Diagn stico
poblaciones vulnerables
datos generales
Pontificia universidad
nacional contra
Corte suprema
Universidad autonoma
salvador facultad
culum vitae
Caracter sticas
Amparo directo
Instituto superior
curriculum vitae
Reglamento interno
polit cnica
ciencias humanas
guayaquil facultad
desarrollo humano
desarrollo integral
redes sociales
personales nombre
aires facultad