Informe Alternativo


Capítulo 5 Derecho al trabajo, a condiciones equitativas y satisfactorias de trabajo, sindicalización y seguridad social



Descargar 1.46 Mb.
Página5/18
Fecha de conversión21.06.2018
Tamaño1.46 Mb.
Vistas246
Descargas0
1   2   3   4   5   6   7   8   9   ...   18

Capítulo 5

Derecho al trabajo, a condiciones equitativas y satisfactorias de trabajo, sindicalización y seguridad social (Artículos 6, 7, 8, y 9 del Pidesc)


Contexto laboral en Guatemala
En Guatemala el régimen laboral se establece a partir de la Constitución de la República, del Decreto 330 Código de Trabajo, modificado por el Decreto 1441, y todos los tratados en materia laboral de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), que han sido ratificados por Guatemala. El ente rector de la política laboral es el Ministerio de Trabajo y Previsión Social (MINTRAB) y debe actuar de manera Tripartita, con representatividad de los sectores organizados de empleadores y trabajadoras/es, en los temas relacionados a salarios y asuntos internacionales de trabajo, que permitan la mejor disposición de la aplicación de las normas. La justicia laboral, se articula por medio de los diferentes juzgados de trabajo del Organismo Judicial.
Existe una relación muy estrecha entre el actual gobierno y el sector empleador, representado por la alta élite empresarial. En este espacio se definen políticas claves como la política del empleo, la política salarial, y las reformas al Instituto Guatemalteco de Seguridad Social (IGSS). Bajo el esquema del Pacto por la Competitividad, el actual gobierno ha impulsado una serie de acciones que pueden llegar a mermar aún más los derechos laborales en el país. La ratificación del Convenio 175 de la OIT sobre el trabajo a tiempo parcial, fue acompañado de una iniciativa de ley (4648) denominada “Ley reguladora del trabajo por hora y su inclusión al sistema de seguridad social”, que bajo la figura del trabajo por hora o a tiempo parcial podría pagar un salario menor al mínimo diario establecido por la ley.
Dentro del paquete de leyes de competitividad también se incluyen iniciativas que buscan establecer lo que se denomina “zonas de desarrollo económico”, en las que además de conceder beneficios y extensiones fiscales para fomentar nuevas inversiones en zonas caracterizadas por altos índices de pobreza, se propone una situación de flexibilización de las normas laborales.104

Este paquete legislativo, vendría a renovar la “La ley de fomento y Desarrollo de la Actividad Exportadora y de Maquila” que establece ya un salario mínimo diferenciado que beneficia a las empresas exportadoras.


El movimiento sindical se ha visto afectado tanto por las tendencias económicas globales, como por estrategias nacionales que buscan debilitar y obstaculizar la organización sindical. Factores tales como la privatización de los servicios públicos, la precarización de las condiciones de trabajo, la tercerización del empleo y el abuso de la figura de los contratos eventuales, han mermado la capacidad de las y los trabajadores de organizarse para defender sus derechos. Según la Encuesta Nacional de Empleo e Ingresos 2010 el universo de trabajadores y trabajadoras sindicalizados en Guatemala era de 92,777, lo cual representa tan sólo el 1.6% de la Población Ocupada.
La falta de cumplimiento generalizado de los derechos laborales de las y los trabajadores en Guatemala, ha sido motivo de análisis en diversos organismos internacionales, entre ellos la OIT y en particular el Comité de Libertad Sindical. El Consejo de Administración de la OIT en su asamblea 319, realizada en octubre de 2013, estableció una hoja de ruta que Guatemala debe cumplir para mejorar aspectos tales como: la función de la Inspección General del Trabajo, la libertad sindical y la justicia laboral. En marzo de 2014 este Consejo, analizará si establece una Comisión de Encuesta para Guatemala en caso de considerar que la hoja de ruta no ha sido cumplida.

La estructura laboral en Guatemala
Según la última Encuesta Nacional de Empleo e Ingresos (ENEI 2013) aproximadamente 9.7 millones de personas están en edad de Trabajar (PET)105

, de los cuales 5.9 millones conforman la población económicamente activa (PEA)106

. Existe una importante brecha de género entre la PEA, pues mientras a nivel nacional el 83.9% de los hombres se encuentra económicamente activo, sólo el 40.6% de las mujeres se encuentra en esa situación. Aunque la tasa de ocupación es bastante alta, un 97.6% en hombres y un 97.4 en mujeres107

, las tasas de subempleo y de trabajo informal son sumamente altas.


A nivel nacional la población ocupada en el sector informal llega al 69.2% según las últimas cifras del Instituto Nacional de Estadística (INE)108

. En el área rural el empleo informal alcanza al 78.9% de la población ocupada. La tasa más alta de empleo informal se da entre la población indígena ocupada, alcanzando al 82.6%, con lo cual sólo el 13.8% de la población indígena ocupada estaría dentro del sector formal. La actividad económica en la que más se da el trabajo informal es la agricultura con el 41% del total, seguido del comercio con el 31% y las industrias manufactureras con el 9.8%.


La tasa de subempleo visible es del 16.9% de la población ocupada, es decir, personas que aunque desean trabajar más horas consiguen trabajar y ser pagadas por jornadas menores a las 40 horas a la semana. Esta situación se incrementa aún más en el caso de la población urbana metropolitana alcanzando el 20.6% de la población ocupada.

Salarios e ingresos
Las estadísticas oficiales muestran que en Guatemala la gran mayoría de las y los trabajadores no logran tener ingresos que superen el salario mínimo legal y, mucho menos, la canasta básica alimentaria o la canasta básica vital.
En el 2013 el salario mínimo legal era de Q 2,421.75 para actividades agrícolas y no agrícolas (incluyendo bonificación incentivo). En cambio el promedio mensual de ingreso a nivel nacional era de Q 1,917 (Q 2,016 entre los asalariados y Q 1,724 entre los trabajadores independientes). En el ámbito rural los ingresos son aún más bajos, pues en promedio las y los trabajadores reciben Q 1,499 al mes.
Se han identificado algunos sectores económicos (construcción, comercio, agricultura, manufactura y minería), en donde el salario promedio está por debajo del salario mínimo legalmente establecido. Los ingresos en la agricultura son los más reducidos, siendo el promedio mensual de Q 1,101. Sólo los salarios de los sectores de finanzas, informática y comunicaciones y de la administración pública presentan salarios que superan promedios suficientes para cumplir con el salario mínimo legal.
Además de ello, Guatemala también presente una enorme disparidad en los ingresos. Mientras que el quintil de la población con mayores ingresos llega a los Q 4,742 mensuales en promedio, el quintil de menores ingresos percibe Q 267 al mes. Sólo el 40% de la población ocupada percibe un ingreso superior al salario mínimo.
Los bajos ingresos tienen que relacionarse con los costos de vida y sobre todo los costos de la canasta básica. Los precios exhibieron en el 2013 un leve repunte, lo cual está asociado al auge de la inflación de alimentos y bebidas no alcohólicas, repercutiendo en alzas significativas a los costos de la canasta básica y vital109

. A finales del 2013, la canasta básica vital registraba un costo de aproximadamente Q 2,897 mensuales, mientras la canasta vital alcanzaba los Q 5,286, ambas por encima del salario mínimo mensual aprobado en 2013 de Q.2,421.75 para actividades agrícolas y no agrícolas (incluyendo bonificación incentivo de Q.250.00).



Tabla No 1: Guatemala: Salario mínimo vigente, 2014

Actividades

Hora ordinaria

Diario

Mensual

Bonificación Incentivo

Total

Agrícola y no agrícola

Q 9.38

Q 74.97

Q 2,280.34

Q 250.0

Q 2,530.34

Exportador y Maquila

Q 8.61

Q 68.91

Q  2,096.01

Q 250.0

Q 2,346.0 1


Fuente: Icefi, con base en Acuerdo Gubernativo 537-2013, Ministerio de Trabajo y Previsión Social, 2014.


Gráfica No. 4: Guatemala: Inflación interanual general y de alimentos y bebidas no alcohólicas 2008–2014


Fuente: Icefi con datos del Instituto Nacional de Estadística (2014)

El salario mínimo aprobado para 2014 (Acuerdo Gubernativo 537-2013) para los sectores agrícola, no agrícola y maquila continúan encontrándose por debajo, inclusive, del costo de la canasta básica alimentaria, siendo el salario mínimo del sector de maquilas el que menores ingresos presenta. Para 2014 el salario mínimo estipulado será de Q74.97 diarios para actividades agrícolas y no agrícolas y de Q68.91 para actividades exportadoras y de maquila reguladas en el Decreto 29-89 (Ley de fomento y desarrollo de la actividad exportadora y de maquila).



Gráfica No 5: Guatemala: Salarios según actividad económica, canasta básica vital y canasta básica alimentaria en 2013 y salario mínimo aprobado para 2014





Compartir con tus amigos:
1   2   3   4   5   6   7   8   9   ...   18


La base de datos está protegida por derechos de autor ©psicolog.org 2019
enviar mensaje

enter | registro
    Página principal


subir archivos