Informe Alternativo


Disponibilidad y usos del agua



Descargar 1.46 Mb.
Página13/18
Fecha de conversión21.06.2018
Tamaño1.46 Mb.
Vistas252
Descargas0
1   ...   10   11   12   13   14   15   16   17   18

Disponibilidad y usos del agua

Desde hace algunos años el Instituto de Agricultura, Recursos Naturales y Ambiente (IARNA) de la Universidad Rafael Landívar (URL) implementa el Sistema de Contabilidad Ambiental y Económica Integrada (SCAEI), conocido como “Cuentas ambientales”. A partir de datos de diversas fuentes estima una oferta hídrica disponible anualmente para Guatemala, por arriba de los 90,000 millones de metros cúbicos. De estos, la gran mayoría de los 20,374 millones de m3 utilizados en el 2010 se destinaron a las industrias manufactureras, incluyendo la agroindustria, así como agricultura, ganadería, caza y silvicultura (37.5% + 31.9% = 69.4%), mientras que el consumo de los hogares representa sólo 2.3%.


Tabla No 7: Utilización de agua en Guatemala por grandes grupos de
actividades económicas y de consumo. Año 2010


Actividades económicos que usan agua

millones de m3

% total agua

Industrias manufactureras (incluye agroindustria)

7,643.17

37.5%

Agricultura, ganadería, caza y silvicultura

6,496.56

31.9%

Suministro de electricidad, gas y agua

5,057.33

24.8%

Pesca

514.62

2.5%

Hogares

461.68

2.3%

Construcción

76.26

0.4%

Servicios

69.85

0.3%

Comercio al por mayor y al por menor

48.22

0.2%

Explotación de minas y canteras

6.19

0.0%

Total

20,373.88

100.0 %


Fuente: IARNA-URL (Instituto de Agricultura, Recursos Naturales y Ambiente de la Universidad Rafael Landívar). (2012). Perfil Ambiental de Guatemala 2010-2012. Vulnerabilidad local y creciente construcción de riesgo. Guatemala: Autor. Pág.136.

Los datos totales anuales indican suficiente agua disponible anualmente, no obstante, es indispensable considerar las variaciones estacionales y geográficas, habiendo un exceso de agua en épocas de lluvias y carencia en época de sequía. Según el IARNA más del 10% del territorio nacional está amenazado por eventos de sequía,197 especialmente en las zonas del así llamado “corredor seco”, zonas de estrés hídrico que podrían requerir la construcción de embalses de agua para captar agua para uso doméstico y agrícola. He ahí la importancia de considerar los usos del agua.


El IARNA analiza también el agua empleada en el riego agrícola de los principales cultivos en Guatemala y concluye que en el 2010 tres cuartas partes del agua para riego beneficiaron a tres cultivos: caña de azúcar (35.5% del riego total), palma africana (25.4%) y banano (15.1%).198 Cabe subrayar que el volumen del agua para el riego de estos tres cultivos agroindustriales se incrementó en 172.6% entre 2003 y 2010. En 2010, los cultivos de caña de azúcar consumieron 457.8% del agua que utilizaron los seres humanos en sus hogares. Es importante tener presente que el 30% del riego es por inundación, una forma poco eficiente de riego.199 Además, es inevitable analizar el valor económico que representa el agua como parte de producciones (agro) industriales y las implicaciones para la sociedad.


Acceso a agua potable

Reconociendo la importancia del agua, el Objetivo número 7 de Desarrollo del Milenio (ODM), de “Garantizar la Sostenibilidad del Medio Ambiente”, tiene la meta de “Reducir a la mitad, para 2015, la proporción de personas sin acceso sostenible al agua potable y a servicios básicos de saneamiento”. En 1990 el 63% de la población guatemalteca tuvo acceso a fuentes mejoradas de abastecimiento de agua, lo que implica que para 2015 la tasa debería aumentar a 81.5%.200 Mientras que al año 2006 la tendencia pareció optimista, al contar 78.7% de las viviendas con acceso a fuentes mejoradas de abastecimiento de agua,201 en 2011 esa tendencia se revirtió, siendo 75.3% (área urbana 90.5%, área rural 58.2%) lo que podría dificultar o impedir el cumplimiento del mencionado ODM.



Tabla No 7: Principales fuentes de agua para el consumo humano, 2000, 2006 y 2011




2000

2006

2011

Principales fuentes de agua

Global

Global

Global

Urbana

Rural

Tubería dentro de la vivienda

56.3%

62.0%

60.2%

80.6%

37.2%

Tubería fuera de la vivienda, pero dentro del terreno

12.4%

14.3%

13.8%

9.3%

18.9%

Chorro público

4.0%

2.3%

1.3%

0.6%

2.0%

Pozo perforado público o privado

14.6%

10.5%

9.9%

3.9%

16.7%

Río, lago, manantial

7.3%

6.0%

7.4%

1.0%

14.6%

Camión cisterna

0.4%

1.3%

1.3%

0.5%

2.1%

Agua de Lluvia

0.6%

0.9%

1.7%

0.1%

3.6%

Otro

4.5%

2.6%

4.4%

4.0%

4.9%

Total

100.0%

100.0%

100.0%

100.0%

100.0%

Total de hogares (en millones)

2.19

2.65

2.98

1.58

1.40


Fuente: Instituto Nacional de Estadística- Encuestas Nacionales de Condiciones de Vida 2000, 2006 y 2011

Aún al tener acceso a fuentes mejoradas de abastecimiento de agua, “la calidad del recurso es deficiente en muchas partes del país”, explica el IARNA. Y agrega: “más del 50% no contenía niveles adecuados de cloro, y más de una cuarta parte presentó contaminación bacteriológica”.202 A esto se agrega la falta de plantas de tratamiento de aguas negras así como casos específicos, por ejemplo, los alrededores de la Mina Marlín, según informa la Comisión Pastoral Paz y Ecología (COPAE) tras 4 años de monitoreo consecutivo. Así lo expresa: “los habitantes de las comunidades y las demás formas de vida que se encuentran en el área de influencia de la mina continúan en alto riesgo de contaminación…203 En resumen, la contaminación no sólo afecta a aguas superficiales; también afecta las aguas del manto freático, debido al uso de químicos en agroindustrias y metales pesados.


Los datos del acceso a agua para consumo humano reflejan las diferentes realidades existentes en el país. El 8.5% de los hogares que en el 2011 recibieron agua por tubería indican que su servicio de agua es privado. El resto varía de acuerdo al área: en 73.9% del área urbana es de servicio público; en área rural el 70.0%. En este caso es administrado por comités de agua, es decir, autoridades locales de los lugares poblados, lo que asegura una relación social directa entre autoridad y usuario del agua.204 Una Ley de Aguas a consensuarse debe responder a estas realidades y considerar la importancia que juegan los comités de agua para los usuarios.
Los guatemaltecos pagan un promedio mensual de Q 37.26 por el servicio de agua (Q 49.10 en área urbana y Q 15.34 en área rural). Sin embargo, este servicio es irregular para dos de cada cinco hogares. En promedio estos hogares carecen de servicio de agua durante 11 días al mes. Además, los días con servicio de agua, la mitad de las viviendas sólo tiene agua por poco más de 7 horas.205 Vale la pena recordar que una buena parte del uso de agua es doméstico. Por cuestiones culturales, las mujeres son las primeras afectadas por la falta de agua. Se ven obligadas a caminar por kilómetros para lavar la ropa o conseguir agua para el consumo humano.


Conflictividad alrededor del agua

El agua es un bien de suma importancia para la vida humana. El acceso al agua implica conflictos que se manifiestan en denuncias ante instituciones públicas. En un análisis del año 2011206 se mencionan tres instituciones públicas como principales receptoras de denuncias sobre el tema agua: la Dirección General de Cumplimiento Legal del MARN, el Ministerio Público, así como la Procuraduría de Derechos Humanos (PDH) y sus auxiliaturas departamentales. En un período de año y medio (enero 2010 a agosto 2011) se recibió un total de 577 denuncias.


Una buena parte de las denuncias se vinculan a actividades industriales. Los datos de la PDH muestran que en 26.5% de los casos se denuncia la contaminación del agua por desechos tóxicos o peligrosos, seguido de 21.8% por desviar o detener el curso normal del agua, el 19.2% por realizar, permitir o autorizar actividades industriales o comerciales ambientalmente peligrosas, el 14.0% por distribuir agua contaminada y el 10.4% por descargar aguas servidas en los ríos, lagos, lagunas y otras.
De las denuncias penales sólo muy pocos casos ingresan al Organismo Judicial (OJ). En el período de enero 2005 a noviembre 2008 ingresaron 23 casos al OJ comparado con cuatro sentencias absolutorias de denuncias de contaminación industrial. Concluye el análisis que “la efectividad de la judicialización de conflictos ambientales relacionados con el agua así como las denuncias debe considerar el nivel muy insignificante de penas y en la poca probabilidad de concluir con condenas se constata una peligrosa injusticia ambiental. Para un mejor respeto al agua y al medio ambiente es indispensable fortalecer los controles de oficio de entidades como el MARN, así como medidas efectivas de sanción en caso de infracciones.207


Prácticas concretas del uso de agua en el marco de proyectos industriales

En los discursos gubernamentales se habló de la estrategia de “las dos puertas” como planteamiento teórico de una atención equitativa entre economías campesinas y economía empresarial. Sin embargo, se contrasta por los hechos en la práctica concreta, reflejando el apoyo del Ejecutivo a favor de la explotación de recursos naturales, bienes del Estado – minerales del subsuelo y agua. Los respaldos gubernamentales de índole económica, administrativa, entre otras, se justifican como una oportunidad para ingresos y empleo para el país,208 materializándose concretamente, por ejemplo, al respaldar la construcción de plantas hidroeléctricas privadas, en grandes eventos para atraer inversionistas internacionales que incluso proponen proyectos para exportar agua de manantial de alta calidad,209 o al defender la industria minera con la suspensión de garantías constitucionales,210 entre otros.


Por otro lado, las industrias extractivas, con sus preocupantes implicaciones para el agua, generan conflictividad y rechazo popular. La construcción de grandes plantas hidroeléctricas en áreas donde la mayoría de comunidades carece de energía eléctrica resulta contradictorio.211 Por otro lado, en las demás comunidades caracterizadas por pobreza y pobreza extrema se paga la energía diez veces más cara que en la ciudad capital.212 Respecto a los temas agua y ambiente, en un artículo de “Plaza Pública” se expresó que “en materia de supervisión ambiental, el Estado es ciego y paralítico por voluntad propia. A esta práctica se le llama ‘dumping ecológico’: el país cuya legislación ambiental es más laxa, y cuyo sistema de monitoreo es menos eficiente, es el que tiene mayores oportunidades de atraer inversión extranjera. Cosa profundamente injusta puesto que los platos rotos no los pagan los funcionarios del Gobierno o los diputados, sino las poblaciones que viven cerca de los proyectos.213
En términos generales se observa en el tema de agua un fenómeno similar a la tierra: la expansión acelerada y el acaparamiento de los bienes a favor de proyectos extractivos – monocultivos agroindustriales, minería, hidroeléctricas – implica mayores afectaciones de las poblaciones marginadas, por la falta de agua y tierra.





Compartir con tus amigos:
1   ...   10   11   12   13   14   15   16   17   18


La base de datos está protegida por derechos de autor ©psicolog.org 2019
enviar mensaje

enter | registro
    Página principal


subir archivos