Informe alternativo



Descargar 40.63 Kb.
Fecha de conversión20.03.2018
Tamaño40.63 Kb.
Vistas61
Descargas0

CAPAJ”

COMISION JURIDICA PARA EL AUTODESARROLLO DE LOS PUEBLOS ORIGINARIOS ANDINOS

Entidad Consultiva Especial del Consejo Económico y Social de Naciones Unidas

Av. 2 de Mayo 644 Tacna, PERU Telf. 51 52-242601 Web: www.capaj.org

E-mail: capaj_internacional@yahoo.com






INFORME ALTERNATIVO

A EXAMEN DE ARGENTINA ANTE EL COMITÉ CONTRA LA TORTURA - CAT

PRESENTADO POR:

COMISION JURIDICA PARA EL AUTODESARROLLO DE LOS PUEBLOS ORIGINARIOS ANDINOS

CAPAJ”


Entidad Consultiva Especial del Consejo Económico y Social de Naciones Unidas
Sucesión Plurinacional Santos Marka Thola, frontera Bolivia / Argentina

Parlamento del Pueblo Qollana Aymara

Movimiento Juana Azurduy

Pueblos Preexistentes de Humahuaca Cacique Diego Viltipoco

A: Comité Contra la Tortura (CAT) - 60º período de sesiones del 18 de abril a 12 de mayo de 2017

Tacna, 04 de enero 2017

PRESENTACION

  1. La organización que formula el presente informe alternativo es la Comisión Jurídica Para el Autodesarrollo de los Pueblos Originarios Andinos “CAPAJ”, con sede permanente en Tacna - Perú, dotada de Estatus Consultivo Especial ante el Consejo Económico y Social ECOSOC de Naciones Unidas, desde el año 1999, nuestro estatus consultivo se sustenta en defensoría, diplomacia y docencia “DDD”, por la paz, el entendimiento y la seguridad de los pueblos desde la visión MadrePacha de la tierra.



  1. Se Adhieren a este informe alternativo La Sucesión Plurinacional Santos Marka Thola, frontera Bolivia / Argentina, Parlamento del Pueblo Qollana Aymara PPQA con sede en La Paz, que realizó dos asambleas en Salta, Los sucesores del Movimiento Juana Azurduy de Alto Perú y los Pueblos Preexistentes de Humahuaca cacique Diego Viltipoco de Salta Argentina.



  1. Los tratos degradantes, cuando son infringidos en forma masiva han dado pie a protestas colectivas que históricamente han hecho evolucionar la legislación argentina y las organizaciones y movimiento que formulan el presente informe alternativo coinciden en que en pleno siglo XXI el Estado Argentina debe actualizar su código penal dentro del marco de sus compromisos asumidos ante Naciones Unidas en la Convención Contra la Tortura y Otros Tratos o Penas Crueles, Inhumanos o Degradantes; entendiendo por trato degradante el sufrimiento no sólo físico sino psicológico de malos hábitos que se vienen arrastrando desde la época de la colonia, por lo que nos vemos precisados a formular el presente informe alternativo al examen que el Comité Contra la Tortura habrá de realizar en su próximo 60 periodo de sesiones a cumplirse el próximo mes de abril en Ginebra.

FUNDAMENTOS DE HECHO

  1. Si bien es cierto el código penal argentino, reconoce que tortura es también el sufrimiento psicológico infringido a una población masiva, sin embargo, su brevedad no cubre los requerimientos de una definición más completa de lo que es la tortura, en contrario sensu a la redacción del artículo 1 de la Convención submateria.



  1. Siendo Argentina un Estado que reconoce en su carta magna el respeto, no solo cultural sino más bien social y territorial, puede el Comité exhortarlo a que optimice su definición interna con una descripción más amplia y detallada de los delitos contra la libertad específicamente del delito de tortura y tratos degradantes.



  1. En efecto, en la legislación actual penal del Estado parte no se brinda una definición detallada y explicativa de lo que es el sufrimiento psicológico como una forma de tortura ni mucho menos el sufrimiento psicológico masivo, que muchos pueblos indígenas del país que actualmente sufren por la discriminación de su cultura distinta, lenguas maternas y hasta color de piel.



  1. Es el caso de casi tres millones de población llamados “Qollas”, que es el término que se le infringe a todo aquel que no es blanco y que en muchos casos son discriminados como población de segunda categoría a raíz que se considera a lo occidental como única categoría civilizatoria.



  1. Los llamados Qollas son denominados así porque muchos de ellos provienen del antiguo Qollana Suyu o pueblo Qollana Suyu Aymara, que fue parte del antiguo Tawaintisuyu, antes Alto Perú con dos lenguas maternas el quechua y el aymara.

BASE LEGAL

  1. El Estado Parte: Argentina, ha reconocido en su Constitución el respeto a los pueblos indígenas preexistentes a la instalación del Estado argentino como república, conforme lo establece el Art. 75 de su Carta Magna, inciso 17, que a la letra reza: Reconocer la preexistencia étnica y cultural de los pueblos indígenas argentinos.


Garantizar el respeto a su identidad y el derecho a una educación bilingüe e intercultural; reconocer la personería jurídica de sus comunidades, y la posesión y propiedad comunitarias de las tierras que tradicionalmente ocupan; y regular la entrega de otras aptas y suficientes para el desarrollo humano; ninguna de ellas será enajenable, transmisible ni susceptible de gravámenes o embargos. Asegurar su participación en la gestión referida a sus recursos naturales y a los demás intereses que los afecten. Las provincias pueden ejercer concurrentemente estas atribuciones
”, dicho reconocimiento constitucional le brinda pautas para mejorar las condiciones de vida de los descendientes de los pueblos que antecedieron a la primera Constitución Política del Estado de Argentina.

  1. Dentro de este marco constitucional el código penal argentino desarrolla en su artículo Nº144 ter el concepto de tortura y expresamente establece que: Por tortura se entenderá no solamente los tormentos físicos, sino también la imposición de sufrimientos psíquicos, cuando éstos tengan gravedad suficiente.



  1. En materia de Derecho Internacional, el Art. 1 de la Convención contra la Tortura formula el concepto de tortura con un detalle que supera la redacción actual del Art. 144 ter del Código Penal Argentino; es más en el numeral 2. Del Artículo 3 de la Convención reza: “A los efectos de determinar si existen esas razones, las autoridades competentes tendrán en cuenta todas las consideraciones pertinentes, inclusive, cuando proceda, la existencia en el Estado de que se trate de un cuadro persistente de violaciones manifiestas, patentes o masivas de los derechos humanos.”

TRATO DEGRADANTE Y AUTOESTIMA

  1. Constituye una modalidad de tortura psicológica masiva, la degradación sistemática de la autoestima a que todo pueblo, grupo étnico o minoría tiene derecho para proyectar su desarrollo conforme al legado que le han transmitido sus generaciones anteriores.



  1. En este caso resulta preexistente a la existencia del Estado argentino, las comunidades indígenas del norte de Argentina en la frontera del sur de Bolivia, en Villasón, que al no hacerse efectivo el respeto a sus lenguas maternas, la forma en conducir la tierra, le resta y le disminuye su autoestima a la nación Qolla de San Salvador de Jujuy, Salta y la Quebrada de Humahuaca, que se ven disminuidos frente a una minoría de la diáspora europea afincada como grandes potentados en el territorio del pueblos indígena a quienes les denominan “Qollas”, y que constituye un maltrato psicológico que les impide su autodesarrollo.

IDENTIDAD

  1. El trato que le da el Estado parte a los pueblos mencionados en el párrafo anterior degrada el derecho que tienen dichas poblaciones a una identidad colectiva forjada en su mitología y percepción de la vida o cosmovisión propia de los pueblos preexistentes en Argentina y que la Constitución de dicho estado reconoce, pero que carece de leyes efectivas que hagan realidad el enunciado constitucional.



  1. La identidad es un valor del cual ningún pueblo debe ser privado ni ignorado bajo el enunciado de que “todos somos argentinos”; la identidad es una fuerza que impulsa la vida activa de un pueblo, de manera pluralista y justa con el resto de la población.



  1. La identidad, es lo más preciado que tiene un pueblo porque lo hace diferentes a otros reforzando sus potencialidades singulares y unificando a sus miembros bajo las mimas características, todo esto por la naturaleza gregaria del ser humano; y por tanto el Estado parte, no ha demostrado en su informe que tiene diseñada una política plasmada en normas de desarrollo, la libertad que los pueblos preexistentes al Estado requieren para su progreso.

PERSONALIDAD

  1. Junto a la autoestima y la identidad de los pueblos se adhiere el componente de la personalidad social que va forjando el tejido social por grupos y que resulta útil a la buena gobernanza y para optimizar los servicios públicos conforme a la personalidad grupal, étnica de los pueblos que lo integran.

AMOR A LA TIERRA

  1. Ha quedado establecido en los diferentes instrumentos internacionales y órganos de Naciones Unidas, que la característica esencial de un pueblo indígena es su relación con la tierra y sus recursos naturales.



  1. El marco constitucional argentino igualmente brinda la pauta y el marco normativo para diseñar políticas educativas, culturales, de salud, y otros que protejan el derecho a la querencia o al amor a la naturaleza que se ha forjado desde hace más de siete milenios a lo largo de la trayectoria histórica de los pueblos, comunidades y markas que bajo un solo seudónimo de “Qollas”, se les conoce a pesar de estar en sus propios territorios originarios, y que siendo del lugar en muchos casos viven como parias en su propia tierra, desprotegidos de servicios públicos idóneos.



  1. La falta de seguridad jurídica que proteja los derechos reales de los pueblos indígenas sobre sus tierras en Argentina no ha sido objeto de comentario alguno en el informe del estado parte; justamente porque el concepto de tortura no ha sido desarrollado correctamente para identificar el sufrimiento psicológico masivo de esta población.



  1. En efecto mantener a los pueblos indígenas sin otorgarles un título de dominio para su inscripción en los registros públicos, constituye un acto de crueldad porque los mantienen en incertidumbre año tras año, sin reconocerles su derecho de propiedad frente a la voracidad de empresas que si reciben títulos por parte del Estado.

OBSERVACIONES

  1. Esta es una realidad que nos muestra que el Estado parte ha omitido preocuparse, desde su creación hace 200 años, de las lenguas maternas del territorio donde se instaló geográficamente, lo cual constituye una deuda cultural que garantice el cumplimiento y su compromiso de un trato igualitario a todas las culturas existentes, en su administración estatal pública, para superar el flagelo la impunidad de los delitos contra la tortura en su modalidad de sufrimientos psicológicos.



  1. Es público y notorio, que en la ciudad de Salta y Jujuy existen una gran población indígena de origen boliviano, peruano y hasta del altiplano chileno, que viven allí en condiciones de poco respeto a sus culturas, idiomas maternos: quechua aymara, que no favorecen a su derecho de autoestima, identidad, personalidad y de amor, orgullo o querencia a la tierra de donde son originarios.



  1. Es este sentido se observa que el informe del Estado parte, no consigna datos estadísticos sobre programas públicos que fomenten la elevación de la autoestima de descendientes de pueblos preexistentes al Estado, tampoco consigna el número de instituciones educativas en la región de San Salvador de Jujuy y Salta.



  1. Tampoco consigna las medidas que hubiera adoptado para que se haga efectivo el mandato constitucional de respeto a los pueblos preexistentes, y la forma como combaten el sufrimiento psicológico que sufren masivamente Qollas, Aymaras en el norte del país en comparación a los que viven en la capital Buenos Aires, La Plata y otras ciudades occidentalizadas, desde donde se irradia un monopolio cultural que contradice el espíritu y la letra de la Convención submateria.



  1. Resulta evidente la voluntad de cerrar los ojos a esta realidad con los preparativos y festejos del bicentenario de las repúblicas latinoamericanas, y que dista mucho de medidas efectivas que se hayan cumplido para superar el flagelo de la tortura en su modalidad de sufrimiento psicológico basado en la discriminación.

CONCLUSIONES

PRIMERA.- La normativa constitucional del Estado parte, tiene consolidado el precepto a los pueblos preexistentes al Estado mismo, lo cual le da estabilidad jurídica y política la estructura.

SEGUNDA.- Sin un desarrollo normativo de este precepto las comunidades, y minorías étnicas resultan ser víctimas de un sufrimiento psicológico masivo que les impide desarrollar a plenitud sus potencialidades.

TERCERA.- Los niveles legislativos nacionales y regionales, presentan una estructura adecuada para dictar leyes que desarrollen este derecho para una participación plena de pueblos indígenas y minorías.

CUARTA.- El texto del Art. 01 de la convención no se limita a los sufrimientos corporales o físicos sino también a sufrimientos psíquico, tratos crueles o degradantes y coincide con el numeral 3 del Art. 144 TER, del código penal argentino.

RECOMENDACIONES

QUINTA.- Mediante este informe se invoca al Comité Contra la Tortura recomendar al Estado parte que adecúe el Art. 144 ter de su código penal, al espíritu y la letra del artículo 01 de la Convención.

SEXTA.- Que el comité contra la tortura recomiende al Estado parte, que para futuros informes consigne información más precisa sobre qué medidas administrativas y legales está implementando para el cumplimiento del derecho que tienen los pueblos preexistentes a ser respetados y vivir en plena libertad de ejercer su derecho a la libre determinación.

SEPTIMA.- Que el Estado parte promueva la titulación efectiva de tierras de las comunidades, los pueblos indígenas y minorías que habitan en terrenos de sus antecesores a fin de brindarles seguridad jurídica sobre sus propiedades ancestrales, estabilidad emocional y estímulo psicológico para superar el estado de incertidumbre e inseguridad que les agobia y los disminuye frente al resto de la población del país.

OCTAVA.- Simultáneamente al reconocimiento de los derechos reales de los pueblos indígenas preexistentes, solicitamos que el CAT, recomiende al Estado parte, que a través de su Congreso Nacional y Regionales promulgue leyes, o normas vinculantes, que garanticen a las culturas de los pueblos indígenas preexistentes el ejercicio y salvaguarda de sus lenguas maternas, como inherente al ejercicio de sus derechos civiles y políticos.

FIN DEL INFORME

RESPONSABLE: Jurista Tomás Alarcón Alarcón “CAPAJ”
Catálogo: Treaties -> CAT -> Shared%20Documents -> ARG
ARG -> 60° Sesión Situación del aborto en Argentina
Shared%20Documents -> Informe del Mecanismo Nacional de Prevención de la Tortura de la República del Paraguay a
Shared%20Documents -> Informe al Comité Contra la Tortura Respuestas al cuestionario del cat al Estado español 5º informe Periódico de España
Shared%20Documents -> Poder judicial
Shared%20Documents -> Contribución de la Defensoría del Pueblo para la revisión del Tercer y Cuarto Informe Periódico de la República Bolivariana de Venezuela sobre el cumplimiento de la Convención Contra la Tortura introduccióN
Shared%20Documents -> Cat/C/ven/Q/3-4/Add
ARG -> Información Complementaria para el Comité Contra la Tortura y otros Tratos o Penas Crueles, Inhumanas y Degradantes Informes Periódicos 5° y 6° de la República Argentina Artículo 1
ARG -> De la Argentina ante el Comité contra la Tortura
ARG -> Cat/C/arg/5-6 ineditada avanzada version


Compartir con tus amigos:


La base de datos está protegida por derechos de autor ©psicolog.org 2019
enviar mensaje

enter | registro
    Página principal


subir archivos