Indice primera parte. El análisis funcional de los deportes como base del trabajo psicológico



Descargar 13.01 Mb.
Página16/32
Fecha de conversión03.12.2017
Tamaño13.01 Mb.
Vistas957
Descargas0
1   ...   12   13   14   15   16   17   18   19   ...   32








COI

(Inventario de Orientación a la Competición)


Instrucciones: Piensa en la actividad y contesta pensando en lo que sientes al realizarla con éxito cuando las cosas funcionan realmente bien.

TAREA: __________________________________________________________________________________________________________________________________


ME SIENTO REALMENTE EXITOSO CUANDO .....


ITEMS

Totalmente de acuerdo

De acuerdo

Indiferente

En desacuerdo

Totalmente en desacuerdo

1. ... soy el único que puede hacer una determinada tarea.

1

2

3

4

5

2. ... soy capaz de seguir esforzándome y de trabajar duro.

1

2

3

4

5

3. ... puedo hacerlo mejor que mis amigos.

1

2

3

4

5

4. ... descubro el “truco” a una nueva tarea. (Le cojo el “truco”).

1

2

3

4

5

5. ... los demás no pueden hacerlo tan bien como yo.

1

2

3

4

5

6. ... logro hacer algo que no había podido hacer antes.

1

2

3

4

5

7. ... los demás se hacen un lío y yo no.

1

2

3

4

5

8. ... con esfuerzo y duro trabajo aprendo una habilidad nueva.

1

2

3

4

5

9. ... gano o lo hago mejor que los demás.

1

2

3

4

5

10. ... trabajo realemnte duro.

1

2

3

4

5

11. ... soy quien consigue los mejores resultados.

1

2

3

4

5

12. ... el hecho de haber aprendido algo nuevo me hace tener más ganas de seguir esforzándome.

1

2

3

4

5

13. ...soy el mejor.

1

2

3

4

5

14. ... algo nuevo que he aprendido me sale muy bien.

1

2

3

4

5

15. ... soy más hábil que los demás.

1

2

3

4

5

16. ... lo hago lo mejor que puedo.

1

2

3

4

5







7.5. Consideraciones finales
El conocimiento de los principales autoinformes aplicados al deporte es, siempre y cuando se utilicen de un modo racional y profesional, necesario, si bien no suficiente, para el desempeño correcto de la labor psicológica con un equipo. Lo que tratamos de defender es que resulta necesario combinar estas herramientas que nos ofrecen una información básica sobre los deportistas, con otros procedimientos de análisis y recogida de información como pueden ser la observación, que ya hemos visto en el capítulo anterior, la utilidad de los aparatos de biofeedback, que analizaremos de forma conjunta al hablar del entrenamiento de las principales habilidades psicológicas del jugador y el conocimiento de los principios básicos del entrenamiento deportivo -que es el que nos capacita para realizar ejercicios de entrenamiento integrados dentro de las sesiones de trabajo diarias, de manera que se entrenen y evalúen las capacidades psicológicas básicas desde una perspectiva ecológica del entrenamiento deportivo-, en donde el psicólogo del deporte es una figura más que colabora con el entrenador y con el resto del cuerpo técnico para aumentar el rendimiento de los jugadores.
El uso indiscriminado de autoinformes, máxime cuando no hayan sido adaptados al terreno deportivo, conlleva, de forma inevitable, la asociación del psicólogo deportivo con el rol clínico de manera que, si ya estaba suficientemente asentado este estereotipo, aún se afianza más y no permite la integración total del psicólogo del deporte y su consideración específica y particular.
El análisis atento y profundo de cada una de las pruebas que se pretenden aplicar en función de los objetivos que se persiguen, así como su estudio y conocimiento de las limitaciones que, como sucede con cualquier método de evaluación, suelen ser bastantes, es absolutamente necesario y será la garantía de un trabajo profesional y exitoso.

PREGUNTAS DE AUTOEVALUACIÓN


  1. ¿Qué tipo de manifestaciones conductuales tratamos de recoger mediante los autoinformes?.

  2. Reflexiona sobre la utilidad que le atribuyes al empleo de autoinformes en tu deporte.

  3. ¿Qué tipos principales de autoinformes podrías aplicar a tu deporte?.

  4. Señala las características principales de los autoinformes que se utilizan para conocer el estado de ansiedad de los deportistas.

  5. ¿Qué información nos ofrece el CPRD?.



CAPITULO 8: UNA NUEVA PERSPECTIVA ECOLÓGICA DE TRABAJO: LA EVALUACIÓN EN EL PROPIO CAMPO DE ENTRENAMIENTO.




8.1. Consideraciones preliminares

Con demasiada frecuencia la imagen que los psicólogos del deporte hemos ofrecido a los profesionales que trabajan en el ámbito deportivo, ha sido la de una persona que teoriza y que domina los aspectos psicológicos implicados en el funcionamiento cognitivo y emocional de las personas pero que, por otra parte, no es capaz de aterrizar estos conocimientos a las necesidades emergentes que suceden en la práctica real.

Esta crítica, que tiene una gran parte de razón y vigencia aun en nuestros días, es una de las causas por las que consideramos que la integración del rol del psicólogo del deporte no ha llegado a instaurarse y a consolidarse de un modo definitivo. Si el preparador físico cumple sus objetivos de entrenamiento en el campo y no solo señala cómo se mejora la resistencia aeróbica o anaeróbica, la fuerza y la velocidad, si el preparador de porteros realiza ejercicios adaptados a las necesidades de cada uno de los guardametas, si el fisioterapeuta diseña ejercicios de potenciación de las zonas lesionadas o las que tienen una mayor probabilidad de sufrir lesiones (aunque sea a través del preparador físico), ¿por qué los psicólogos del deporte no somos capaces de llevar nuestros objetivos de trabajo al propio campo de entrenamiento más allá de recomendar que se cumplan una serie de aspectos por parte del propio deportista?.


Al igual que le sucede a los preparadores físicos cuando les dan los planes de trabajo físico para la pretemporada, o el médico que señala los ejercicios que hay que hacer en casa para rehabilitar la lesión, también psicológicamente existen dificultades frecuentes en conseguir la verdadera adhesión de los deportistas a nuestros programas de entrenamiento y esto debe explicarse, no tanto por el mal trabajo del preparador físico, del médico o del psicólogo, sino porque no debemos perder la perspectiva del gran número de entrenamientos que se tienen a la semana y de que la realidad del jugador no se limita a la deportiva, sino que tiene estudios que cumplir, una familia que mantener y una esposa que acompañar, un trabajo por cumplir además del fútbol, etc.
Lo que pretendemos señalar es que el entrenamiento psicológico no puede ser ajeno a esta realidad sino que, como ya ha sucedido en la educación física, que se acerca cada vez más a una perspectiva ecológica encaminada a la investigación y a la evaluación en el propio terreno deportivo en donde se desempeña la actividad, así también deben ser cuidadas las habilidades psicológicas. En este sentido, cualquier psicólogo que quiera trabajar en el ARD deberá aumentar su formación en este terreno, para ser capaces de llevar los aspectos sobre los que teorizamos al campo mismo de entrenamiento.


A lo largo de este capítulo vamos a profundizar sobre los requisitos y condiciones básicas que se deben cumplir a la hora de hacer este tipo de entrenamiento y que engloban, desde la necesidad formativa a la que acabamos de hacer mención en el párrafo anterior, pasando por la consideración de la necesidad de realizar un trabajo multidisciplinar que aumente las probabilidades de obtener el éxito deportivo, hasta la necesidad inminente de que todo el trabajo sea revisado y aceptado por el máximo responsable del trabajo realizado: el entrenador. Con posterioridad se describen algunos de los objetivos básicos y de las aplicaciones del entrenamiento psicológico aplicado al campo de entrenamiento, objetivos que comprenden el entrenamiento de la concentración, del nivel óptimo de activación, de la visualización y del control del pensamiento.

Por último, cerraremos este capítulo con el análisis de las limitaciones que presenta este tipo de trabajo, unas limitaciones que deben conocerse para que no se creen expectativas equivocadas sobre los resultados que se pueden esperar y que nuestro trabajo cotidiano nos dice que, quizás con demasiada frecuencia, se pueden llegar a producir.





Gráfica 8.1. Como aparece en la imagen, el psicólogo deportivo que trabaja en el deporte, debe ser capaz de aplicar sus conocimientos en ejercicios de entrenamientos aplicados al propio campo de juego.





Compartir con tus amigos:
1   ...   12   13   14   15   16   17   18   19   ...   32


La base de datos está protegida por derechos de autor ©psicolog.org 2019
enviar mensaje

enter | registro
    Página principal


subir archivos