Indice primera parte. El análisis funcional de los deportes como base del trabajo psicológico



Descargar 13.01 Mb.
Página11/32
Fecha de conversión03.12.2017
Tamaño13.01 Mb.
Vistas947
Descargas0
1   ...   7   8   9   10   11   12   13   14   ...   32

Gráfica 6.7. Porcentaje de veces que el jugador realiza pases cortos y largos en el tiempo que permanece en el campo. Los pases largos se consideran importantes porque manifiestan que el jugador asume riesgos en acciones técnico-tácticas relativamente complejas.
Gráfica 6.8. Porcentaje de efectividad que manifiesta el jugador en los pases. Como se puede apreciar en el ejemplo, es muy elevado para el nivel de competición y exigencia en el que nos encontramos.



Gráfica 6.9. Diagrama de área correspondiente a los tiempos de participación del jugador (tomados en sentido amplio). Como se puede apreciar, existen dos momentos, al comienzo y al final del periodo, en donde el jugador se implica más en el juego. Un aspecto interesante consistiría en analizar si esta tendencia se consolida en otros partidos. Pese a todo, no hay un momento claro en donde deje de participar activamente, lo que habla positivamente del jugador.

Gráfica 6.10. Diagrama de área sobre la distribución de los momentos en los que el jugador toca el balón. Este gráfico suele correlacionar con el anterior.
Gráfica 6.11. Diagrama de área de los momentos en los que pierde más balones. Esta variable suele encontrarse correlacionada con los momentos del partido en donde la autoconfianza del jugador es más baja. Como podemos apreciar en el gráfico, aunque ya vimos que el jugador participaba más activamente en el comienzo y en el final del periodo, también comprobamos como son las fases en las que pierde más balones junto con un intervalo de diez minutos entre el primer y el segundo cuarto de hora de juego (pese a todo hay que analizar el total de balones perdidos para poder extraer las conclusiones pertinentes).


Gráfica 6.12. Diagrama de área en el que se pretende analizar la relativa pasividad que nos manifiesta el entrenador que encuentra en el jugador a la hora de defender. Su participación en el juego defensivo es, como muestra este gráfico, bastante uniforme.

Junto con estas gráficas y con el resto que componen el grueso del análisis que se realizó, presentamos un informe al entrenador, borrador que se presenta a continuación:



BORRADOR DE INFORME DE EVALUACIÓN
Fecha: X/X/X Partido: Rayo Vallecano “B

Categoría: 3ª División Nacional

Campo: Palomeras Hora: 20:00 Competición: Liga

Clima: Agradable Condiciones del campo: Estado irregular en algunos puntos.

Incidencias:


  1. A partir del minuto 18 del primer tiempo el equipo X jugó con un jugador menos por expulsión del número 4.

  2. El jugador evaluado fue sustituido en el descanso, periodo en el que aprovechamos para evaluar a X una vez que saltó al terreno de juego.

  3. Marcador: 1-0 (min. 7); 1-1 (min. 17); 2-1 (min. 31); 3-1 (min. 84).


Nombre del jugador evaluado: X
A continuación se presentan los principales aspectos analizados:


  1. Análisis descriptivo de las acciones de juego:

a.1) Aspectos ofensivos:



  1. Zonas de participación: Zona de inicio (0%), zona de creación (75%), zona de finalización (25%). (Ver gráfica 1).

  2. Momentos de participación: Primer cuarto de hora (34,6%), segundo cuarto de hora (26,9%), tercer cuarto de hora (34,6%). (Ver análisis más pormenorizado en gráfica 4).

  3. Pases realizados: Correctos (77%), perdidos (23%). (Ver gráfica 3).

  4. Distribución de pases cortos y largos: Cortos (78,6%); largos (21,4%). (Ver gráfica 2).

  5. Balones totales tocados: 14

  6. Asistencias de peligro: 1 (en acción de falta indirecta).

  7. Acciones individuales y regates realizados: 0.

  8. Disparos a portería: 0.

  9. Faltas recibidas: 0.

a.2) Aspectos defensivos:



  1. Robos de balón: 0.

  2. Disputas del balón (momentos en los que ayuda en la presión y existe desplazamiento intencional por su parte): 6. (Ver gráfico de distribución por tiempos; gráfico 8).

  3. Faltas realizadas: 1

b) Análisis psicológico general del rendimiento de X:




    • Desde un punto de vista psicológico, la participación del jugador en el partido manifiesta un nivel adecuado de concentración en sus diferentes momentos, con una buena regularidad en los niveles de intervención en el juego, aspecto que demuestra cierto dominio en la capacidad de concentración que mantiene el jugador en el transcurso del partido.




    • La zona de participación es preferentemente la de creación y finalización. Por lo que respecta a la valoración psicológica de este aspecto, se encuentra en función de la medida en la que el jugador ha cumplido o no con la tarea previamente encomendada por el entrenador.




    • Es un jugador que muestra preferencia a la distribución del juego en balones cortos, aunque no renuncia a los pases a media-larga distancia y un dato relevante al respecto es el alto nivel de efectividad que mantiene (ver gráfica), que manifiesta un nivel adecuado de concentración y su capacidad, al menos en este partido, para mantenerse en un nivel adecuado de activación.




    • Entre los minutos 20 y 30 existe una fase en donde toca menos balones, fase que viene precedida por el empate del equipo X en el minuto 17. Sería interesante analizar en qué medida percibe esta bajada del rendimiento (que no es tampoco alarmante porque sí existieron aportaciones al juego aunque sin balón) y conocer cómo el equipo colaboró a esta situación (sobre todo si tenemos en cuenta que por X pasan muchos balones en la transición del juego ofensivo y defensivo).




    • Un detalle muy llamativo y que puede mejorarse y trabajarse es que el 50% de los balones que pierde lo hizo en una situación forzada, en donde el contrario le ganó la partida pese a tener el ganada la posición. Este aspecto debe asociarse a que no se le señaló ninguna falta, por lo que no fue capaz de sacar partido y beneficio a estos momentos del encuentro que, siguiendo una lectura positiva del partido, también pueden romper su ritmo si así interesase al equipo.




    • Su participación en el juego defensivo en este partido fue muy escasa, de hecho no robó ningún balón, aunque sí que entra en la disputa y presión por recuperarlo, lo que en dos ocasiones propició un pase incorrecto del contrario y la recuperación del balón por parte del equipo. Nuevamente debemos contrastar esta información con el entrenador para conocer hasta qué punto llega su implicación en el aspecto táctico defensivo y contrastarlo con otros partidos para, a partir de allí, elaborar las conclusiones precisas.

c) Análisis específico de las situaciones que, desde un punto de vista psicológico, pueden afectar el rendimiento del jugador.


Estas situaciones fueron las siguientes:


        • El gol en el minuto 7 (puede propiciar tranquilidad en el jugador, una disminución en su nivel de activación y un descenso en el rendimiento).




        • El empate a uno en el minuto 17 (puede propiciar nerviosismo una vez que el equipo contrario consigue igualar el marcador).




        • La expulsión en el minuto 18 del jugador del X (puede propiciar, de nuevo, una excesiva relajación en el jugador porque, con el tiempo por delante que queda en el partido y con un jugador más, sin duda las probabilidades de victoria aumentan).




        • El segundo gol del equipo en el minuto 31 (puede acrecentar esa sensación de relajación por ir ganando y, además, tener un jugador más en el terreno de juego).

Respecto a cada uno de estos puntos podemos señalar que:




  • Según podemos observar en la gráfica 4, la participación del jugador desciende en los momentos en los que el equipo consigue ventaja y se vuelve a incrementar cuando se vuelve a percibir el peligro del resultado. Estos datos, pese a no ser muy preocupantes y pronunciados, sí que llaman la atención sobre la necesidad de trabajar el aspecto que se refiere al rendimiento en relación con los momentos “fáciles” del partido (en donde la ansiedad cognitiva es baja). La expulsión del contrario no le afectó para estar más relajado aún porque, en parte, no le dio tiempo debido a que en el minuto siguiente el X conseguía el empate.




  • En todo caso, el final de la primera parte lo realizó con un nivel aceptable de participación, lo que pone de relieve nuevamente en que el aspecto resaltado en el punto anterior no es muy preocupante puesto que el propio jugador se recuperó.


      1. Análisis comparativo respecto al anterior partido:







X – Rayo “B”

Rayo “B” – Y

Zonas de participación


ZI (7,4%)

ZC (59,3%)

ZF

(33,3%)


ZI

(0%)


ZC

(75%)


ZF (25%)

Momentos de participación

Primer ¼ hora

(16,6%)


Segundo ¼ hora (55,6%)

Tercer ¼ hora (27,8%)

Primer ¼ hora (34,6%)

Segundo ¼ hora (26,9%)

Tercer ¼ hora (39,6%)

Pases realizados

Correctos (78,5%)

Perdidos (21,5%)

Correctos

(77%)


Perdidos

(23%)


Asistencias de peligro

4

1 (a balón parado)

Disparos a puerta

5

0

Faltas recibidas

2

0

Robos de balón

5

0

Disputas del balón

2

5

Faltas realizadas

1

1



Compartir con tus amigos:
1   ...   7   8   9   10   11   12   13   14   ...   32


La base de datos está protegida por derechos de autor ©psicolog.org 2019
enviar mensaje

enter | registro
    Página principal


subir archivos