Indice primera parte. El análisis funcional de los deportes como base del trabajo psicológico



Descargar 13.01 Mb.
Página1/32
Fecha de conversión03.12.2017
Tamaño13.01 Mb.
Vistas1010
Descargas0
  1   2   3   4   5   6   7   8   9   ...   32





MODULO 3.7.

LA PREPARACIÓN PSICOLÓGICA DEL DEPORTISTA Y EL ENTRENADOR: PLANIFICACIÓN


Dr. Ricardo de la Vega Marcos

Licenciado en Psicología (UAM)

Doctor en Ciencias de la Actividad Física y el Deporte (UAM)

INDICE
PRIMERA PARTE. El análisis funcional de los deportes como base del trabajo psicológico.
Capítulo 1. La evaluación psicológica como consecuencia de la lógica interna del deporte.
SEGUNDA PARTE. Principales dimensiones psicológicas que deben manejar los entrenadores.
Capítulo 2. Las expectativas y su influencia en el rendimiento.

Capítulo 3. Las habilidades sociales y de comunicación (HHSS).

Capítulo 4. El liderazgo del entrenador.

Capítulo 5. La modificación de conducta.


TERCERA PARTE. Técnicas básicas de evaluación en Psicología del Deporte.
Capítulo 6. La observación.

Capítulo 7. Los autoinformes.

Capítulo 8. Una nueva perspectiva ecológica de trabajo: la evaluación en el propio campo de entrenamiento.
CUARTA PARTE. El entrenamiento y mejora de las principales habilidades psicológicas del ARD.
Capítulo 9. La concentración.

Capítulo 10. El nivel de activación.

Capítulo 11. La capacidad de imaginación.

Capítulo 12. La motivación.


Referencias Bibliográficas
Anexo: Trabajo a realizar

INTRODUCCIÓN

Uno de los principales motivos que despiertan el interés por conocer cuáles son las variables psicológicas que inciden en el Alto Rendimiento Deportivo (ARD), surge de la necesidad de explicar cómo pueden desarrollarse ciertas conductas y comportamientos de los deportistas y del entorno en el que se desenvuelven de manera que se optimicen las capacidades técnicas, tácticas y físicas de los deportistas.

No resulta extraño para los entrenadores encontrar como muchos de sus deportistas dedican un número muy elevado de horas a mejorar la técnica, los aspectos tácticos del juego, los físicos y fisiológicos y, cuando llega el momento de las competiciones nacionales e internacionales, el rendimiento no termina de corresponderse con el encontrado durante los días anteriores de entrenamiento. Ante este tipo de situaciones, que se suceden con relativa frecuencia en el deporte actual, las explicaciones que suelen atribuirse del fracaso suelen estar vinculadas a variables psicológicas como la concentración, la ansiedad, el “bloqueo mental” de los deportistas, su escasa motivación, etc.

Si se parte, por lo tanto, de explicaciones relacionadas con este tipo de dimensiones, ¿es posible que el entrenador pueda adquirir ciertas habilidades y destrezas que pueda transmitir a sus deportistas para ayudarles a mejorar su rendimiento en momentos esenciales?, ¿pueden entrenarse algunas variables psicológicas como la concentración o la ansiedad?, ¿en qué medida influye el tipo de deporte que se practique para un tipo u otro de entrenamiento?, ¿cómo se puede conocer el “estado psicológico” de los deportistas?.

Partiendo de los conocimientos adquiridos en el Módulo 3.6., en donde se presentaron los diferentes factores psicológicos que inciden en el ARD, y sin obviar los contenidos de otros módulos esenciales para comprender la interacción deportista-entorno, el objetivo del presente módulo se centra, como veremos a continuación, en profundizar en la aplicabilidad de esas dimensiones al entrenamiento cotidiano con nuestros deportistas.

En la primera parte se presenta un breve acercamiento a la importancia del conocimiento del deporte que se realiza como base para comprender qué aspectos psicológicos resultan pertinentes entrenar y cómo debe hacerse. El punto de vista que vengo defendiendo en los últimos años es que no resulta posible hablar de la aplicación de la psicología al deporte sin comprender que el ámbito deportivo posee ciertas características que lo hacen específico en donde, sin ningún tipo de duda, destaca su carácter eminentemente procedimental y práctico. Todo acercamiento psicológico que pretenda, por tanto, aplicar sin más los conocimientos psicológicos a la realidad deportiva estará abocado, como analizaremos en esta primera parte, al fracaso más estrepitoso.

La segunda parte se centra en cuatro capítulos en los que adquiere una importancia capital la figura del entrenador y varias dimensiones psicológicas que dependen directamente de él. Se profundiza en la importancia de las expectativas y de los procesos de atribución del éxito/fracaso del rendimiento deportivo, en las posibilidades potenciales que abre un buen dominio de las habilidades sociales y de comunicación, en la importancia que posee la comprensión lógica e integrada del papel del entrenador/técnico como líder del grupo deportivo o del jugador, así como en los principales mecanismos que permiten modificar ciertos aspectos deseables de la conducta humana.

La tercera parte centra su interés en la profundización de las técnicas básicas que se utilizan para evaluar el rendimiento psicológico en el deporte. La esencia que subyace a los cuatro capítulos en los que se estructura se basa en que el comportamiento psicológico humano puede estudiarse, de un modo particular, desde cuatro puntos de vista que se encuentran estrechamente interrelacionados: el emocional, el cognitivo, el motor y el psicofisiológico.

Dentro de la organización de esta tercera parte se profundiza en las características que debe cumplir la observación científica del rendimiento deportivo, en los principales autoinformes que encontramos en la actualidad para recoger datos psicológicos relevantes y, por último, en un nuevo enfoque centrado en la importancia que posee evaluar y entrenar psicológicamente a nuestros deportistas en el propio campo de entrenamiento con ejercicios que integren las facetas técnicas, táscticas, físicas y psicológicas que tienen lugar en las competiciones.

Por último, la cuarta parte del módulo presenta un acercamiento actualizado al entrenamiento y mejora de las principales habilidades psicológicas que se encuentran inmersas en el ARD. El primero de los capítulos se centra en un constructo muy utilizado y pocas veces comprendido como es el de la concentración, en donde se presenta un modelo básico estructurado sobre cómo debe organizarse y planificarse su entrenamiento. En el segundo capítulo la ansiedad competitiva y el estrés que se puede generar cobran importancia, presentando métodos que permiten su regulación y entrenamiento como son las técnicas básicas de biofeedback que nos ayudan a regular y a controlar los aspectos psicofisiológicos que se ponen en marcha ante cualquier comportamiento humano. Por último, el tercer capítulo de esta parte –y último del módulo-, realiza un acercamiento básico a la noción de motivación, centrándonos en como puede mejorarse y en cómo el establecimiento de objetivos coherentes y apropiados pueden ayudar en la mejora del rendimiento deportivo.



OBJETIVOS DEL MÓDULO

  • Comprender la necesidad de relacionar la dimensión psicológica del rendimiento deportivo, con el análisis funcional y estructural del deporte del que se esté hablando.

  • Profundizar en las dimensiones psicológicas que dependen, directamente, del manejo de los entrenadores.

  • Analizar los principales métodos y técnicas de evaluación del rendimiento psicológico de los deportistas.

  • Presentar las posibilidades potenciales que posee un entrenamiento psicológico adecuado de los deportistas de alta competición.



TEXTOS DE LECTURA RECOMENDADA

  • J.M.BUCETA (1998). Psicología del entrenamiento deportivo, Madrid, Dykinson.

  • GONZÁLEZ, J. L. (1996). El entrenamiento psicológico en los deportes. Madrid. Editorial Biblioteca Nueva.

  • OLMEDILLA, A.; GARCÉS, E. y NIETO, G. (2002). Psicología del deporte. Murcia. Editorial Diego Marín.

  • WEINBERG, R.S., GOULD, D. (1996). Fundamentos de Psicología del Deporte y el Ejercicio Físico. Barcelona. Ed. Ariel.


REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS COMPLEMENTARIAS

  • I.BALAGUER (1994). Entrenamiento Psicológico en el deporte, Valencia, Albatros.

  • F.C. BAKKER, H.T.A. WHITING y H. VAN DER BRUG (1993). Psicología del Deporte, Madrid, Morata.

  • G. ROBERTS (1995), Motivación en el deporte y el ejercicio físico, Bilbao, Desclée de Brouwer.

  • J.M. WILLIAMS (1991). Psicología aplicada al deporte. Madrid. Biblioteca Nueva.

  • DOSIL, J. (2002). Psicología y rendimiento deportivo. Orense. Editorial Gersam


PRIMERA PARTE

EL ANÁLISIS FUNCIONAL DE LOS DEPORTES COMO BASE DEL TRABAJO PSICOLÓGICO
CAPITULO1. LA EVALUACIÓN PSICOLÓGICA COMO CONSECUENCIA DE LA LÓGICA INTERNA DEL DEPORTE.

1.1. La importancia de la comprensión de la lógica interna del deporte
Uno de los aspectos más llamativos del entrenamiento psicológico que se viene desarrollando con los deportistas y con los grupos deportivos desde hace unas décadas e incluso en la actualidad, es la ausencia de aplicación práctica de los conceptos y de los contenidos psicológicos al propio terreno del entrenamiento. Este hecho viene marcado por la aplicación inespecífica y, con frecuencia, ambigua, de los conocimientos adquiridos en las facultades de psicología y, esencialmente, en el plano de la psicología clínica.
Desde nuestros planteamientos, la esencia de la aplicación de la psicología en el deporte reside, precisamente, en las características de éste, sumergiendo sus raíces más profundas en la comprensión de la lógica interna que subyace a cada deporte y que, en este sentido, permite que el profesional pueda comprender las diferentes formas en las que los deportistas se relacionan con su entorno y el modo en el que afrontan las competiciones.
Basta una revisión a los principales manuales de Psicología del Deporte (expuestos en la bibliografía recomendada), para darse cuenta de la escasa aplicabilidad que poseen muchas de las técnicas descritas en tanto que suponen un alejamiento muy claro de la realidad deportiva de la que se esté tratando. Así por ejemplo, desde esta perspectiva, resulta inútil la aplicación de técnicas de evaluación alejadas completamente de la realidad deportiva del deportista y de las competiciones que suele disputar. Utilizar una tarea como la Rejilla de Concentración –que será descrita en el capítulo 10-, o el POMS para evaluar estados de ánimo, puede ofrecer una información concreta, si bien muy limitada, en tanto que descarta toda la riqueza de información que está inmersa en la propia práctica deportiva.
¿Se conformaría un preparador físico con pasar un cuestionario después de los partidos para saber si el deportista se encontró cansado, estaba con buenas sensaciones y sus músculos se contrajeron de un modo correcto?. La respuesta, llevada al terreno de la preparación física, parece clara en su sentido negativo: si bien puede ser una información que debe tenerse en cuenta, el acceso a datos fisiológicos mediante medidas y pruebas de evaluación aplicadas al propio terreno de entrenamiento, en donde los deportistas realicen las destrezas técnico/tácticas del deporte en cuestión será, sin lugar a dudas, el método más correcto para acceder al estado real de condición física de los deportistas.
Si estas mismas conclusiones podemos extrapolarlas al terreno de la técnica y de la táctica en el deporte, entonces la pregunta que nos parece más apropiada formular es la que alude a por qué en psicología del deporte se sigue reduciendo la realidad a métodos de recogida de información que no consideran la actividad que da sentido a las preocupaciones, nerviosismos, motivaciones y emociones de los deportistas.
Como consecuencia de estos planteamientos, el trabajo que defendemos que debe realizarse en la alta competición es aquél en el que diferentes profesionales compatibilicen sus conocimientos para integrarlos en una misma realidad deportiva que genere métodos integrales de entrenamiento en los que la preparación psicológica no puede dejarse al azar.
A partir de los ejemplos propuestos en el fútbol, deporte en el que actualmente centramos nuestra labor profesional, se pretende mostrar la importancia de este análisis y su extrapolación a las diferentes modalidades deportivas, de manera que se pueda entender la evaluación y el entrenamiento psicológico desde la esencia de la lógica interna del deporte y no en sentido contrario.

MODELO POSTULADO MODELO HABITUAL


LÓGICA INTERNA DEL DEPORTE

(ANÁLISIS FUNCIONAL Y ESTRUCTURAL)



VARIABLES PSICOLÓGICAS QUE PUEDEN EVALUARSE Y ENTRENARSE

LÓGICA INTERNA DEL DEPORTE

(ANÁLISIS FUNCIONAL Y ESTRUCTURAL)

VARIABLES PSICOLÓGICAS QUE PUEDEN EVALUARSE Y ENTRENARSE




Gráfica 1.1. Modelo comparativo de la aplicación de la psicología en el deporte.

1.2. Consideraciones previas acerca de la evaluación psicológica de los deportistas.
Todo proceso de evaluación se encuentra condicionado por las características propias del deporte en el que se realiza, de manera que no es lo mismo, por ejemplo, intentar evaluar las variables psicológicas que intervienen en el fútbol, que las que intervienen en el tenis de mesa. Una misma variable, como puede ser la concentración, está sujeta a diferentes condicionantes que son los que hacen específico ese deporte y los que limitan al mismo tiempo el rendimiento del deportista y, por esa misma razón, necesita de procesos de evaluación diferentes (aunque en la base el razonamiento que subyace a ambas sea el mismo); estos condicionantes engloban también, como no, las variables físicas, técnicas y tácticas que forman, junto a las psicológicas, las cuatro patas principales de esa mesa a la que llamamos rendimiento deportivo.
Por lo tanto, ningún profesional que lleve a cabo una evaluación psicológica debería comenzar a trabajar en un deporte sin conocer esas características que lo hacen particular y que lo diferencian de los demás puesto que, como veremos a continuación, el deportista se puede mostrar muy influido por algunas de estas variables y una evaluación capaz de detectar cómo responde ante ellas nos aportará, sin duda, una ayuda inestimable para conocer, entre otras cosas, en qué medida nuestro trabajo está siendo útil para el deportista o para el equipo deportivo -si es que se trata de deportes colectivos-.
No podemos olvidar, por otra parte, que la aceptación del rol profesional del psicólogo del deporte por parte de los entrenadores y del conjunto de profesionales que trabajan en el cuerpo técnico, se encuentra en una fase de consolidación en la que resulta evidente que debemos acercar nuestro trabajo al terreno del entrenamiento deportivo y demostrar resultados en función del trabajo realizado con los deportistas, de manera que nuevamente el proceso de evaluación se hace necesario e imprescindible.
1.3. Estudio de las variables más representativas de cada especialidad deportiva: Un ejemplo tomado del fútbol.
La concepción de una “nueva psicología del deporte” que centre su análisis en la esencia del deporte practicado, obliga al análisis detallado de las variables técnicas, tácticas y físicas que condicionan el rendimiento psicológico del deportista. Como es lógico, este tipo de análisis excede de los contenidos principales del presente Módulo -en tanto que ya se han presentado en otros-, si bien consideramos pertinente utilizar el ejemplo del deporte en el que desarrollamos nuestra labor profesional, el fútbol, como muestra del tipo de análisis que defendemos que debe realizarse para estructurar, a partir de él, todo el conjunto de variables psicológicas que pueden influir en el rendimiento deportivo.
En la línea de las ideas expresadas en la excelente tesis doctoral de Pino (1999), en donde desarrolla una metodología observacional para el análisis descriptivo de los medios técnico/tácticos presentes en el fútbol y en donde lleva a cabo una aproximación brillante a los principales estudios sobre el análisis del fútbol en sus diferentes vertientes, podríamos señalar que entre los más representativos se encuentran los siguientes:


  • Acerca del esfuerzo realizado por medio del cálculo de las distancias recorridas: Knowles y Brooke (1974), Whitehead (1975); Reilly y Thomas (1976), Withers et al. (1982), Ekblom (1986), Ohashi et al. (1988), Bangsbo et al. (1991), Ohashi et al. (1993).




  • Acerca de la técnica: Luhtanen (1988) y Ohashi et al. (1988; 1993).




  • Acerca del aspecto temporal y espacial: Dufour (1982a; 1989; 1993), Dufour y Verlinden (1993), Gréahaigne (1989; 1990; 1991), Luhtanen (1993), Reep y Benajamin (1968); Yamanaka et al. (1994).

En concreto, el análisis funcional que vamos a presentar va a centrarse en dos variables esenciales por sus implicaciones en lo que al entrenamiento y proceso de evaluación psicológica se refiere, a saber, el análisis de la dimensión “tiempo de juego a nivel reglamentario” y el análisis de las exigencias físicas y fisiológicas esenciales del fútbol y que, como ya hemos mencionado, condicionan en gran medida el trabajo en entrenamiento psicológico que vayamos a desarrollar con los jugadores.


Como paso previo a este análisis más profundo que hemos mencionado, pasamos a mostrar algunas de las características más representativas del fútbol en su dimensión de análisis estructural básico:


  • Es un deporte abierto, lo que significa que la variabilidad de las situaciones que pueden aparecer es muy amplia y que no son, como ya señalaba Bartlett (1932), idénticas entre sí.




  • Es un deporte de colaboración porque cada uno de los equipos cuentan con una serie de jugadores que comparten un objetivo común y que pueden participar al mismo tiempo para conseguirlo.




  • Es un deporte de oposición porque en la competición participan dos equipos que se disputan los intereses y los objetivos últimos del partido: la victoria. El logro de la misma por un equipo siempre lleva consigo el "fracaso" del otro en el sentido de que no logra su objetivo.




  • La duración reglamentaria de un partido de fútbol comprende dos tiempos de 45 minutos que pueden prolongarse por el árbitro en función de una serie de pérdidas de tiempo que se hayan cometido en el transcurso del partido. Entre cada uno de estos periodos contamos con un tiempo de descanso de 15 minutos.




  • El espacio de juego es amplio. Tal y como señala Cohen (2000): "Del espacio de juego como consecuencia entre el numero de metros cuadrados y el numero de jugadores (100 x 65= 6500 metros cuadrados; entre 22 jugadores que se dividen el espacio de juego hacen un total de 285 metros cuadrados que debe cubrir cada jugador, el mayor espacio de todos los deportes colectivos analizados) se deduce que el espacio de interacción es de los mas amplios en el contexto de los deportes colectivos" .

A continuación presentamos una tabla en donde se analizan todas las diferentes posibilidades de interacción entre futbolistas que pueden producirse en el fútbol, análisis que nos servirá como base para establecer las principales pautas de entrenamiento que deben llevarse a cabo (Pino, 1999):







Jugadores en fase de ataque

1

2

3

4

5

6

7

8

9

10

11

Jugadores en fase de defensa

0

1 x 0

2 x 0

3 x 0

4 x 0

5 x 0

6 x 0

7 x 0

8 x 0

9 x 0

10 x 0

11 x 0

1

1 x 1

2 x1

3 x 1

4 x 1

5 x 1

6 x 1

7 x 1

8 x 1

9 x 1

10 x 1

11 x 1

2

1 x 2

2 x 2

3 x 2

4 x 2

5 x 2

6 x 2

7 x 2

8 x 2

9 x 2

10 x 2

11 x 2

3

1 x 3

2 x 3

3 x 3

4 x 3

5 x 3

6 x 3

7 x 3

8 x 3

9 x 3

10 x 3

11 x 3

4

1 x 4

2 x 4

3 x 4

4 x4

5 x 4

6 x 4

7 x 4

8 x 4

9 x 4

10 x 4

11 x 4

5

1 x 5

2 x 5

3 x 5

4 x 5

5 x 5

6 x 5

7 x 5

8 x 5

9 x 5

10 x 5

11 x 5

6

1 x 6

2 x 6

3 x 6

4 x 6

5 x 6

6 x 6

7 x 6

8 x 6

9 x 6

10 x 6

11 x 6

7

1 x 7

2 x 7

3 x 7

4 x 7

5 x 7

6 x 7

7 x 7

8 x 7

9 x 7

10 x 7

11 x 7

8

1 x 8

2 x 8

3 x 8

4 x 8

5 x 8

6 x 8

7 x 8

8 x 8

9 x 8

10 x 8

11 x 8

9

1 x 9

2 x 9

3 x 9

4 x 9

5 x 9

6 x 9

7 x 9

8 x 9

9 x 9

10 x 9

11 x 9

10

1 x 10

2 x 10

3 x 10

4 x 10

5 x 10

6 x 10

7 x 10

8 x 10

9 x 10

10 x 10

11 x 10

11

1 x 11

2 x 11

3 x 11

4 x 11

5 x 11

6 x 11

7 x 11

8 x 11

9 x 11

10 x 11

11 x 11

















































Superioridad de jugadores






















Situaciones de igualdad numérica






















Situaciones poco probables



Compartir con tus amigos:
  1   2   3   4   5   6   7   8   9   ...   32


La base de datos está protegida por derechos de autor ©psicolog.org 2019
enviar mensaje

enter | registro
    Página principal


subir archivos