Inc. 17-15 CÁmara tercera de lo penal de la primera sección del centro: San Salvador, a las quince horas con cincuenta minutos, del día trece de febrero del año dos mil quince



Descargar 77.69 Kb.
Página1/2
Fecha de conversión22.03.2019
Tamaño77.69 Kb.
Vistas28
Descargas0
  1   2

INC. -17-15

CÁMARA TERCERA DE LO PENAL DE LA PRIMERA SECCIÓN DEL CENTRO: San Salvador, a las quince horas con cincuenta minutos, del día trece de febrero del año dos mil quince.-
Por recibido el oficio número Ref. 133-2014-3c, de fecha veintiuno de enero del presente año, procedente del Juzgado Tercero de Sentencia de esta ciudad, se remite el proceso penal que se instruye en contra del imputado CRISTOPHER JOSHUA F. A., quien es de […] años de edad, acompañado con [...], Nivel Educativo [...], Hijo de [...], reside en [...]; procesado por el delito de HOMICIDIO SIMPLE, previsto y sancionado en el Artículo 128 del Código Penal, en perjuicio de la vida de JOSE ADALBERTO Z. L..

Inconforme con la Sentencia Definitiva Condenatoria dictada en Vista Pública de Juicio Ordinario respectivamente, por el Juez del Tribunal Tercero de Sentencia, Licenciado JOSE ANTONIO FLORES; la Licenciada REYES ELIZABETH RECINOS AGUILAR, interpone Recurso de Apelación, en su calidad de Defensora Particular del imputado CRISTOPHER JOSHUA F. A..

Las partes procesales que han intervenido en el juicio son: la Licenciada MONICA SEBASTIANA GALDAMEZ MONDRAGON, en calidad de Agente Auxiliar del Señor Fiscal General de la República, y como Defensora Particular del procesado Cristopher Joshua F. A., la Licenciada REYES ELIZABETH RECINOS AGUILAR.

La causa sometida a consideración de esta Cámara de Apelaciones, fue tramitada en procedimiento ordinario, de manera unipersonal, presidida por el Juez del Juzgado Tercero de Sentencia de esta ciudad, Licenciado JOSE ANTONIO FLORES, realizando el juicio el día treinta y uno de Julio del año dos mil catorce, dando como resultado un fallo condenatorio en contra del imputado Cristopher Joshua F. A.; señalándose para la lectura y notificación de la sentencia condenatoria, las quince horas, del día veinte de agosto del año dos mil catorce; estableciéndose en su parte resolutiva:“…A) DECLARASE CULPABLE a CRISTOPHER JOSHUA F. A., de generales enunciadas al inicio de esta sentencia, como autor del delito de HOMICIDIO SIMPLE, en perjuicio de la vida de JOSE ADALBERTO Z. L., razón por la que se le condena a cumplir la pena principal de QUINCE AÑOS DE PRISION, en consecuencia, continúen en la detención provisional en que se encuentra y a la orden de este Tribunal, hasta en tanto quede firme esta sentencia. B) CONDENASE también al imputado CRISTOPHER JOSHUA F. A., por el mismo periodo de la pena principal, a la pena accesoria de pérdida de los derechos de ciudadano. C) CONDENASE a CRISTOPHER JOSHUA F. A., en responsabilidad civil, pero abstracto, a efecto liquide y la ejecute en los Tribunales Civiles….”.-


I) EXAMEN DE ADMISIBILIDAD:

El recurso de apelación contra sentencias, conforme a los presupuestos establecidos en los artículos 452, 453, 468, 469 y 470 del Código Procesal Penal, 1) Que la resolución sea susceptible de impugnación mediante apelación, arts. 452 Inciso primero y 468 Pr.Pn., 2) que el sujeto procesal éste legitimado para recurrir, 452 inciso segundo Pr.Pn., 3) Que la resolución cause agravio a la parte que lo invoca, siempre que éste no haya contribuido a provocarlo, art. 452 inciso final y 469 inciso primero Pr.Pn., 4) Que el recurso sea interpuesto en las condiciones de tiempo y forma que determina la ley, art. 453 inciso primero y 470 inciso primero Pr.Pn., 5) Que cuando la inobservancia o errónea aplicación de un precepto legal constituya un defecto del procedimiento, el interesado haya reclamado oportunamente su corrección o haya anunciado recurrir en apelación, excepto en los casos que señala la ley, art. 469 inciso segundo Pr.Pn., 6) Que se indique separadamente cada motivo del agravio con su respectivo fundamento, art. 470 inciso segundo Pr. Pn., 7) Que se citen las disposiciones legales que se consideren infringidas y, así como la solución que se pretende, art. 470 inciso primero Pr.Pn.

La Licenciada Reyes Elizabeth Recinos Aguilar, en su calidad de Defensor Particular del imputado Cristopher Joshua F. R., interpone recurso de apelación, por falta de motivación, Violación de las Reglas de la Sana Critica, respecto a medios probatorios de carácter decisivo art. 179 y 144 Pr.Pn.,

De acuerdo al art. 468 Pr.Pn., las sentencias definitivas dictadas en primera instancia admiten recurso de apelación, e incluye conforme al art. 469 Pr.Pn., los errores de derecho o de errónea aplicación de un precepto legal; por lo que, desde esa perspectiva se cumple con el presupuesto procesal de la impugnabilidad objetiva.

En cuanto a la interposición del recurso el art. 470 incisos primeros y segundo Pr.Pn., señalan: “El recurso de apelación será interpuesto por escrito, en el plazo de diez días de notificada la sentencia. Se citaran concretamente las disposiciones legales que se consideren inobservadas o erróneamente aplicadas y se expresara cual es la solución que se pretende”. “Deberá indicarse separadamente cada motivo con sus fundamentos. Posteriormente, no podrá invocarse otro motivo.” En este caso, la recurrente en el recurso enuncia disposiciones legales que considera han sido erróneamente aplicadas e inobservadas- arts. 144, 179 y 469 del Código Procesal Penal. Como solución que se pretende, la apelante solicita, que se ANULE la sentencia definitiva impugnada por los vicios de forma alegada.

En cuanto al tiempo de interposición del recurso, este Tribunal de Alzada considera que el escrito fue interpuesto dentro del plazo de los diez días de notificada la sentencia- art. 470 inciso primero Pr.Pn., en el presente caso la lectura de la sentencia definitiva, se efectuó a las quince horas, del día veinte de agosto del año dos mil catorce, y dicho escrito de apelación fue presentado al Tribunal Tercero de Sentencia de esta ciudad, el día tres de septiembre del año dos mil catorce, estando la Defensa Técnica del imputado dentro del plazo para presentar el referido recurso.

En consecuencia, el motivo impetrado que es de error de fondo en la aplicación de la ley penal, es admisible en cuanto a su forma, y habiendo concurrido los demás requisitos exigidos por la ley, ADMITASE el recurso de apelación interpuesto, por la Defensa Particular del imputado, Licenciada REYES ELIZABETH RECINOS AGUILAR, contra la sentencia definitiva condenatoria pronunciada en contra del imputado CRISTOPHER JOSHUA F. A.

II) HECHOS SOMETIDOS A JUICIO:

Según Auto de Apertura a Juicio los hechos sometidos a juicio, son los siguientes:”…..El día veintidós de noviembre del presente año, como a eso de las cero nueve horas con treinta minutos, el señor JOSE ADALBERTO Z. L.S se encontraba laborando como agente de seguridad privada de la empresa MAXIMA ALERTA, en final calle el amate frente al parque y el pasaje el almendro de la Residencial Bosques de Prusia de la Jurisdicción de Soyapango, cuando fue sorprendido por cinco sujetos al parecer miembros de la MARA SALVATRUCHA, en donde estos atentaron contra su vida, defendiéndose la victima lesionando a uno de sus agresores le ROBAN, el arma de fuego y se dan a la fuga, llevándose al imputado lesionado, posteriormente los agentes […], recibieron información de investigación de inteligencia policial del lugar en donde se encontraba ingresado el lesionado por la víctima, por lo que se abocaron al Hospital Nacional Molina Martínez de Soyapango, encontrando efectivamente a una persona lesionada por arma de fuego que según expediente clínico, presentaba una lesión por arma tipo escopeta, quien responde al nombre de CRISTOPHER JOSHUA F. A., por lo que se coordina con el personal del laboratorio y se le incauta la ropa que este portaba para la práctica del ADN, procediendo a la detención del mismo a las veintidós horas con treinta minutos, del día veintidós de Noviembre del año dos mil trece …”.-



III) SENTENCIA OBJETO DE ESTUDIO:

“…..Se establece con reconocimiento de cadáver, autopsia, acta de inspección de levantamiento de cadáver, álbum fotográfico, certificación de partida de defunción y testigo [...], que a eso de las diez horas con cuarenta minutos, del día veintidós de noviembre del año dos mil trece, se encontró ya sin vida el cuerpo del señor JOSE ADALBERTO Z. L., en el parqueo frente al pasaje Los Almendros, final Calle El Amate, Urbanización Bosques de Prusia, Soyapango, quien presentaba disparos de arma de fuego en su cuerpo, lo que dio lugar a ser trasladado al Instituto de Medicina Legal, donde el perito determino que presento heridas de tórax y abdomen por proyectiles disparados por arma de fuego, más laceración del corazón, pulmones, hígado, intestinos, siendo ésta la causa de la muerte. En cuanto a determinar quién o quiénes son los responsables de ese homicidio, se incorporaron al juicio únicamente los testimonios de los agentes policiales [...], quienes han afirmado que no observaron el momento de los hechos que se investigan, pero que participaron después de esos acontecimientos en actuaciones policiales diferentes. Sin embargo, se prueba con el testimonio de [...], que él fue uno de los agentes que a eso de las veintidós horas del día veintidós de noviembre del 2013, luego de información recibida, que el responsable del homicidio del señor Z. L., había resultado lesionado y que había ingresado en horas de la mañana al Hospital Nacional Jorge Martínez, de Soyapango, se constituyó a ese lugar, donde efectivamente encontró al imputado presente Cristopher Joshua F. A., quien estaba lesionado del abdomen, a consecuencia de disparo de arma de fuego; actuar que hizo constar en acta; que de su lectura se determina su coherencia con lo manifestado en juicio y que fija esa privación de libertad, a las 22:30 horas de ese día 22 de noviembre del 2013; también se establece con este testigo [...], que afuera del referido nosocomio, tuvo contacto con la compañera de vida del acusado, quien le proporciono los datos personales de éste y le entrego la vestimenta utilizada ese día por el justiciado, como son short beige, camisa deportiva, color amarillo, azul, negro, blanco y una camiseta tipo centro, color negra, que luego que le fue entregada a miembros de Laboratorio, para obtención de evidencia dentro de la misma ropa; en cuanto a esa entrega de ropa, no existió cuestionamiento alguno por la defensa; sin embargo, es de traer a cuenta que de acuerdo a experiencia, no es de extrañar que a un familiar o compañera de vida, ya dentro de un hospital nacional, se le entregue ropa u otros objetos de una persona que ha ingresado por diferentes motivos, ya que no se cuenta con infraestructura para su resguardo; lo importante de ello es que esas vestimentas fueron debidamente secuestradas por autoridad judicial y como evidencia, arrojó información relevante al caso que se conoce, ya que presentaron partículas consistentes en residuos de disparo de arma de fuego…Se determina con la autopsia practicada, que el occiso Z. L., presento disparos de arma de fuego en su cuerpo, que le fueron realizados de atrás hacia delante; así mismo presentó tatuaje de pólvora en la cara lo que permite afirmar que se realizó disparo de fuego a una distancia menor de sesenta centímetros, de la punta del cañón del arma de fuego al cuerpo de la víctima. Se establece por medio del Reconocimiento Médico Legal de cadáver, inspección ocular, álbum fotográfico, informe de cronología de eventos ocurridos en el sistema de emergencia 911 el día 22 de noviembre del 2013, que al momento del fallecimiento de Z. L., vestía uniforme de la Compañía de Seguridad MAXIMA ALERTA, con su respectivo cinturón porta municiones y que su cuerpo se encontró tirado en el suelo, inmediato al vehículo placas P547392, emanando sangre; automotor en que en su interior se encontró diversa clase de mercadería. De esto se determina sin cuestionamiento alguno, que el ahora fallecido laboraba como miembro de seguridad privada de la referida Compañía y que al momento de su muerte, se encontraba dando custodia al aludido vehículo junto con la mercadería. De acuerdo a acta de inspección ocular policial, se determina que al momento en que se encontró ya sin vida el señor Z. L., se recolectaron como evidencias siete casquillos de arma de fuego tipo escopeta 12, sobre el muro del pasaje El Almendro, ocho tacos de casquillo del mismo calibre sobre la tapadera de encementado de una caja de medidor de agua; lo que tiene relación con ese cinturón porta cartuchos para escopeta 12 mm, al cual se hace referencia en esta acta de inspección como en Reconocimiento de Cadáver y álbum fotográfico; resultado que hace sostener que al momento en que la víctima fue agredida, portaba un arma de fuego tipo escopeta, del calibre 12 mm, la que no se encontró al momento de la práctica de esa inspección y reconocimiento de cadáver. Se establece por medio de acta de inspección técnica ocular de cadáver, que al momento en que se encontró el cuerpo sin vida de Z. L., se recolecta como evidencia, frotado de palma y dorso de ambas manos y que a peritaje que se le realiza, se determina que éste presentó residuos de Bario y Plomo; resultado que orienta a que éste disparó previo a su fallecimiento. Se determina por medio de cronología de eventos reportados por el Sistema de Emergencia 911, que entre las 9:29:24 a las 11:29 del 22/11/2013, hay un vigilante lesionado con arma de fuego, el cual ya se encuentra fallecido a un lado de un camioncito [...], repartidor de aceite “Santa Clara”, por el parqueo de la Urbanización Prusia, cuyo posible hechor era el sujeto conocido como CRISTOPHER JOSHUA F. A., de la MS, y otros tres sujetos más, pero que solo el primero ha sido trasladado lesionado con arma de fuego en el abdomen hacia el Hospital “Molina Martínez”, y fue el que ataco con arma de fuego al ahora occiso, luego que éste repelió el ataque. En cuanto a esta información del sistema 911, se plasma que se obtuvo de una persona que no quiso identificarse, lo cual a criterio del tribunal es atendible, dado el auge delincuencial…en cuanto a la lesión que presento el imputado se establece con Reconocimiento Médico Legal de Lesiones, que a las diez horas y cuarenta minutos del día veintisiete de noviembre del año dos mil trece, presento a nivel de hipocondrio derecho, hipocondrio izquierdo y abdomen apósitos que sellan lesiones de arma de fuego y herida operatoria de laparotomía exploradora, las que sanaran en un periodo de veintiocho días, a partir de la fecha del trauma…..Se establece con acta de inspección y levantamiento de cadáver, autopsia respectiva, álbum fotográfico y peritaje balístico, que las evidencias recolectadas en el lugar de los hechos, determinaron la participación de dos armas de fuego, una del calibre 9 mm y otra del tipo escopeta calibre 12; arribándose a ello, en razón que un proyectil identificado con un fragmento de encamisado corresponden al calibre real 9 mm; y un casquillo y una pieza elaborada de material sintético blanco de forma circular, determinan que corresponden a un arma de fuego calibre 12….Ha de señalarse que en el presente caso, la representación fiscal acuso a CRISTOPHER JOSHUA F. A., de ser el responsable de haber dado muerte al señor JOSE ADALBERTO Z. L., sin embargo, respecto a ello no hay prueba testimonial directa que determine haber visto a este sujeto disparar a la víctima, por lo que ha de valorarse toda la prueba en su conjunto, a fin de considerar si existe o no la responsabilidad del justiciado y ello se hará a la luz de la prueba indiciaria, respetando el derecho a la presunción de inocencia….Los indicios son hechos plenamente probados y no simples probabilidades, para ello los indicios deben estar preferentemente acreditados con prueba directa, por lo tanto, es deber del juez expresar cuales son los hechos –bases- o indicios en que apoya el juicio de inferencia, llego a la convicción sobre la existencia del delito y la responsabilidad penal de los acusados. Es innegable que la prueba indiciaria por su naturaleza tiene un mayor rango de subjetivismo en su valoración, por lo tanto el juzgador en su argumentación debe expresar las razones de por qué considera que está ante una verdadera prueba de cargo indiciaria, expresando los criterios racionales que han guiado la valoración de los indicios y explicar el procedimiento de inferencia mediante el cual, partiendo de unos hechos constitutivos del delito, llego a considerar probada la imputación penal. En consecuencia, los presupuestos materiales de la prueba indiciaria necesarios para enervar la presunción de inocencia, constituyen un presente de obligatorio cumplimiento, de los cuales nuestra Sala de lo Penal se ha pronunciado, fijándolos así: a) La concurrencia de una pluralidad de indicios; b) La acreditación de indicios mediante prueba directa; c) El enlace o relación entre el hecho base y el hecho consecuencia debe ajustarse a las reglas de la sana critica; y d) La obligación de los juzgadores de consignar en la sentencia el razonamiento utilizado, que permite el control de la resolución adoptada….De acuerdo al Reconocimiento de cadáver, acta de inspección, levantamiento del occiso y el testigo [...], se determina que la víctima falleció en el Parqueo frente al pasaje Los Almendros, final Calle El Amate, Urbanización Bosques de Prusia, Soyapango; misma Urbanización donde reside el acusado y que hace sostenible que conocía el sector donde sucedieron los hechos. Con acta de inspección y levantamiento de cadáver y reconocimiento del fallecido, se establece que la víctima fue encontrada sin vida a las 10:40 horas del día 22 de noviembre del 2013, en el Parqueo frente al pasaje Los Almendros, final Calle El Amate, Urbanización Bosques de Prusia, Soyapango, y según autopsia practicada, falleció a consecuencia de heridas de tórax y abdomen por proyectiles disparados por arma de fuego, más laceración del corazón, pulmones, hígado, intestinos; lo cual tiene relación con álbum fotográfico e informe cronológico del Sistema de Emergencia 911, con lo que se determina que el sujeto pasivo al momento de los disparos que le realizaron, se encontraba dando seguridad al vehículo P 547392, que en una tienda su vendedor, promovía la venta de productos varios, siendo esa la razón del porque vestía uniforme de la Compañía de Seguridad MAXIMA ALERTA, S.A. de C.V.; con un cinturón porta-municiones para cartuchos de calibre 12 y que corresponde a un arma de fuego tipo escopeta del mismo calibre, la cual no se encontró en el lugar al momento que se levantó el cadáver, y fue trasladado al Instituto de Medicina Legal. Se establece con acta de inspección policial, que en el lugar de los acontecimientos, se encontró sin vida el señor Z. L., quien vestía uniforme de la Compañía de Seguridad MAXIMA ALERTA, se recolectaron como evidencias siete casquillos para escopeta 12, mas ocho tacos de cartuchos del mismo calibre, lo cual tiene relación con resultado pericial, que determina que al momento de su fallecimiento presento en palma y dorso de sus manos residuos de Bario y Plomo; resultado que tiene intima conexión con informe de cronología de eventos del Sistema de Emergencia 911, donde se pone en conocimiento al resto de unidades policiales que a las 9:29 del día 22 de noviembre del 2013, un vigilante se encontraba fallecido en el parqueo de la Urbanización Bosques de Prusia, a un lado del P547392, prueba que toda unida, indica que el ahora fallecido, al momento de su muerte también realizo disparos con un arma de fuego que portaba, en rechazo a la agresión que recibía. Según se estableció con certificación de expediente clínico expedido por el director del Hospital Nacional “Dr. José Molina Martínez”, a eso de las 9:40 horas del día 22 de noviembre del 2013, ingreso el acusado Cristopher Joshua F. A., por herida de arma de fuego a nivel del abdomen y que fue llevado en un vehículo particular hace más o menos diez minutos; con lo que se fija que el ingreso del imputado a ese nosocomio fue a eso de las 9:30 horas, del 22 de noviembre del 2013, información que tiene relación con el reconocimiento de lesiones que se le practicó al acusado, con lo que se confirma esa lesión en el abdomen y además, que al momento de su práctica refirió que fue lesionado por disparo de arma de fuego a las 9:00 horas, del día viernes 22 de noviembre del 2013, en Urbanización Bosques de Prusia, prueba que toda unida determina que el justiciado fue lesionado a eso de las 9:00 del 22 de noviembre del 2013, en el mismo sector en que se encontró sin vida el señor Z. L., y que desde ese lugar, ya lesionado, fue trasladado en un vehículo particular hacia el referido hospital, donde llego a las 9:30 horas de ese mismo día y fue intervenido quirúrgicamente…Al valorase toda la prueba en su conjunto, ninguna de ellas es contradictoria entre sí y por lo tanto se les da valor probatorio; lo que implica que al ser concatenante una con la otra, los indicios probados en cada una de ellas, solo arriba a una sola conclusión, como es, que la víctima JOSE ADALBERTO Z. L., a eso de las nueve de la mañana del día 22 de noviembre del año pasado, prestaba seguridad a un vehículo [...], que se dedicaba a repartir mercadería variada y para ello, se estaciono en el parqueo situado frente al pasaje Los Almendros, final Calle El Amate, Urbanización Bosques de Prusia, de donde se bajó para prestar seguridad; lugar donde sujetos se hicieron presentes, entre estos el acusado, disparo con arma de fuego a la víctima, quien reacciona y también con un arma de fuego que portaba dispara y lo lesiona del abdomen, y a consecuencia de ello, es trasladado en vehículo particular hacia el Hospital Nacional, donde es privado de libertad por agentes policiales, mientras tanto el sujeto pasivo, queda en el lugar de los hechos, donde por las lesiones que presentaba, fallece……La parte fiscal acuso al imputado en grado de coautoría, lo que el Tribunal comparte, en el sentido que de acuerdo a la prueba incorporada a juicio, se ha determinado según informe del Sistema de Emergencia 911, la llegada al lugar de los acontecimientos de cuatro sujetos, quienes luego que le disparan a la víctima, juntos huyen a bordo de un vehículo particular, en el que llevan al imputado lesionado hacia el Hospital Nacional “Dr. José Molina Martínez”, y luego se retiran lo cual se ha establecido con la prueba antes valorada; lo que implica que esos sujetos ubicaron la presencia del citado automotor y juntos decidieron intervenir al vigilante que lo custodiaba, para luego darle muerte…. por lo que se declara culpable al imputado F. A. y se condena a cumplir una pena de QUINCE AÑOS DE PRISION…...”.
IV) MOTIVO DE IMPUGNACIÓN:

La licenciada REYES ELIZABETH RECINOS AGUILAR, en su calidad de Defensa Particular del imputado CRISTOPHER JOSHUA F. A., manifiesta que está inconforme con los motivos que llevaron al Juzgador que conoció en Vista Pública, en cuanto a condenar al procesado, argumentando en lo medular lo siguiente: “…..FALTA DE MOTIVACION, POR VIOLACION DE REGLAS DE LA SANA CRITICA, RESPECTO A MEDIOS PROBATORIOS DE CARÁCTER DECISIVO:…La motivación de la sentencia exige que se analice toda la prueba producida durante el juicio y que el fallo se tome única y exclusivamente sobre esa prueba practicada, así también se hace necesario analizar la prueba practicada una por una de forma individual. Se procede a analizar la prueba testimonial de cargo, y así decir que tuvimos únicamente a los Agentes de Policía que realizaron la función de captores, quienes en lo pertinente manifestaron.”. Que no observaron el momento de los hechos que se investigan, pero que participaron después de esos acontecimientos en actuaciones policiales diferentes…Sin embargo, se prueba con el testimonio del agente [...], que él fue uno de los agentes que a eso de las 22:00 horas del 22 de noviembre de 2013, luego de información recibida, que el responsable del homicidio del Señor Z. L., había resultado lesionado y que había ingresado en horas de la mañana al Hospital Nacional “Jorge Martínez”, de Soyapango, se constituyó a ese lugar, donde efectivamente encontró al imputado presente Cristopher Joshua F. A., quien estaba lesionado del abdomen, a consecuencia de disparo de arma de fuego; actuar que hizo constar en acta, así como la privación de libertad, a las 22:30 horas de ese mismo día 22 de noviembre del 2013, en el aludido nosocomio; así mismo, que afuera del referido nosocomio tuvo contacto con la compañera de vida del acusado, y que esta le entrego las ropas consistentes en un short beige, camisa deportiva, color amarillo, azul, negro, blanco y una camiseta tipo centro color negra, que luego fueron entregadas a miembros del Laboratorio para la obtención de evidencias… De esta prueba testimonial se tiene que al analizar en su conjunto y haciendo uso de las reglas de la Sana Critica se puede colegir que no se puede tener por acreditado un hecho por indicios que a su vez son contradictorios, puesto que si bien es cierto existe indicios de ciertos hechos, pero establecen como estos se han producido y habiendo en el expediente medios de prueba que se contradicen, por lo que no encontramos la suficiencia probatoria para tener por acreditado el hecho. Como ya se indicó al analizar las fases integrantes del juicio de hecho, y dentro de las afirmaciones instrumentales aportadas al juicio por diversos medios probatorios, las presunciones constituyen un medio probatorio secundario que aporta sus propias afirmaciones instrumentales, elaboradas a partir de las afirmaciones instrumentales suministradas primariamente por los demás medios de prueba. Más concretamente, las presunciones son aquellas pruebas que, partiendo de las afirmaciones instrumentales, que son elaborados por el juzgador vía inductiva valiéndose de máximas de experiencia. En consecuencia, se puede decir que los indicios, es la prueba de un hecho, de probanza dificultosa por inexistencia de prueba o por no ser convincente, mediante la prueba de otro u otros conectados lógicamente con aquel, según criterios de experiencia, y no contradichos por otras pruebas, de manera que la prueba de este o estos hechos implica la prueba de aquel otro hecho. Por otro lado y no menos importante, es que en el presente proceso existen pruebas que se contradicen entre sí, como son el Acta de las veintiuna horas con cuarenta minutos del día veintidós de noviembre del año dos mil trece, de fs. 10, en la que se deja constancia de la incautación de las vestimentas del procesado entregadas por la compañera de vida del acusado y en acta de las veintidós con treinta minutos de ese mismo día se deja constancia de la detención del procesado y la coordinación con personal del Laboratorio Científico del Delito para que realizara inspección en el lugar, pues ya que se logró encontrar en el basurero del hospital la ropa que el sujeto vestía en momentos que fue ingresado, la cual fue recolectada por personal de laboratorio y de investigaciones de la Delegación de Soyapango, de los cual se genera la duda si la ropa encontrada y analizada sea la ropa de mi patrocinado; así como también recordemos que la presencia de residuos de pólvora en dichas vestimentas son producto del impacto del disparo en el cuerpo de él. Existiendo duda sobre la veracidad de lo relatado por los agentes y lo plasmado en las anteriores actas; aunado a ello, es que no se practicó frotado en dorso y palmas de ambas manos a mi patrocinado, así como se hizo en las del cadáver para determinar si existen residuos de bario y plomo. Además se determina con la autopsia que los disparos que presentaba el cadáver fueron realizados de atrás hacia delante, por lo que mi patrocinado no pudo haber causado la muerte de la víctima, puesto que si él hubiera disparado hubiésemos alegado una legítima defensa, pero como mi patrocinado no ha disparado ningún arma de fuego es que no se alegó dicha circunstancia, dentro del expediente constan las declaraciones indagatorias rendidas por el procesado tanto en Audiencia Inicial como Preliminar, donde ha sostenido que fue efectivamente la victima quien le produjo las lesiones que presenta su cuerpo, estableciéndose de esta manera, el cómo y dónde fue lesionado. Debe recordarse que toda sentencia definitiva condenatoria debe demostrar la razón de su decisión, debe quedar demostrado en los razonamientos judiciales, los grados de certeza existentes, para concluir que una persona es responsable penalmente de un hecho; pero en el presente caso se contó únicamente con el testimonio de los agentes captores, pero su declaración no puede ser plena y absolutamente equiparada a la declaración del testigo, que es un tercero ajeno al hecho delictivo y que, por tanto, se halla en una posición de imparcialidad objetiva con respecto al hecho, ya que a diferencia de la víctima ha tenido una inevitable intervención pasiva en el hecho delictivo sobre el que declara. Esta defensa técnica duda si los hechos han acaecido como se han relatado en la relación circunstanciada de los hechos de la respectiva acusación o de otra manera, puesto que, en principio, se tenía lo manifestado en las cronología de eventos del 911, dando como móvil el robo, lo cual se desvaneció con la entrevista del Representante Legal de la empresa de Seguridad Máxima Alerta, al mencionar que la escopeta fue recuperada de la escena, por otra parte, las declaraciones de los policías durante el juicio oral son equiparables a las declaraciones de cualquier otro testigo. Aunque, en determinadas circunstancias, sus manifestaciones pueden estar afectadas de una sospecha objetiva de parcialidad que obliga a acentuar la crítica de su testimonio, al igual que ocurre con las declaraciones de las víctimas. Las reglas de la sana crítica deben demostrar un grado de convencimiento del razonamiento judicial, un grado de certeza que no deje ninguna duda. La razón suficiente significa que toda conclusión afirmada o negada, debe provenir de un elemento probatorio del cual se logre inferir aquella, pero si hay ausencia de ese elemento de prueba, se rompe el proceso mental y el convencimiento judicial no existe. Ya que estamos ante un sistema de valoración denominado sana critica racional, y no en una prueba tasada. No puede prefijarse el valor de las pruebas, sino que este se puede alcanzar en el proceso de valoración de la prueba sobre los diferentes momentos de una investigación…en virtud que la motivación de la sentencia es ilógica, y que el fallo no puede sustentarse en ese tipo de motivación, quedando entonces huérfano de fundamento, en consecuencia solicita se aplique la consecuencia de nulidad establecida en el art. 144 Pr.Pn., y en consecuencia, se anule totalmente la sentencia y la vista pública que le dio origen, a raíz que la falta de fundamentación acarrea una violación al Derecho de Defensa en juicio y de Seguridad Jurídica, debe resolverse dictando Sentencia Absolutoria….”.
Catálogo: DocumentosBoveda -> DOC
DOC -> 75-p-137 CÁmara de la cuarta sección del centro
DOC -> Vistos en apelación de la sentencia definitiva condenatoria
DOC -> ConmutacióN de la pena de siete años de prisión, impuesta a mdl
DOC -> Cámara segunda de lo penal de la primera sección del centro; San Salvador
DOC -> Se ha tramitado en contra de la imputada roxana marisol m. D. V
DOC -> Ts-204-2016. Tribunal de sentencia, san francisco gotera, departamento de morazan
DOC -> Ac tribunal segundo de sentencia de san salvador
DOC -> Tribunal segundo de sentencia: San Salvador, a las catorce horas del día cuatro de marzo de dos mil dieciséis
DOC -> Hurto agravado continuado tipificado y sancionado en el Articulo 07, 208 N° en relación con el 42 y 72 del Código Penal, en perjuicio patrimonial de la Universidad Modular Abierta –uma, represtada legalmente por el Licenciado M. A. C. M
DOC -> Agresión Sexual en Menor e Incapaz Continuada


Compartir con tus amigos:
  1   2


La base de datos está protegida por derechos de autor ©psicolog.org 2019
enviar mensaje

enter | registro
    Página principal


subir archivos