Imponen en algún Instituto de enseñanza pública de España, como es el caso del I. E. S. Julio Caro Baroja, Fuenlabrada Madrid



Descargar 4.24 Mb.
Página1/4
Fecha de conversión18.07.2018
Tamaño4.24 Mb.
  1   2   3   4


UNA ESPECIAL «EDUCACIÓN PARA LA CIUDADANÍA »
Se presentan tres comentarios a un libro de texto que imponen en algún Instituto de enseñanza pública de España, como es el caso del I.E.S. Julio Caro Baroja, Fuenlabrada - Madrid.

Los padres no suelen enterarse de la indoctrinación con que someten a sus hijos en un caso como éste, que evidencia la estrategia de ingeniería social de un sector ideológico que se ha arrogado el dominio sobre las ciencias y las conciencias.

Para entender cualquier frase de este comentario, se da por supuesto que se reconoce en toda persona por el hecho de ser persona una dignidad absoluta, piense como piense o actúe como actúe. Comenzando por cada niño al nacer con la condición propia y peculiar de sus circunstancias y su entorno. Como toda persona es respetable, toda opinión es valorable, incluida la que se ofrece en este comentario, por supuesto, que nace de la voluntad de convivencia. Desde la libertad de pensamiento y de expresión, se considera que ante algunas formas concretas de pensar y actuar de algunos educadores no es obligado someterse. La educación pública no es dominio de una facción determinada que imponga una orientación doctrinaria, ética, política o social a toda la población.

___________________________________________________________________________________


La ideología concreta que se pretende imponer a todo el alumnado de un Instituto de Enseñanza Pública a través del libro de texto de la editorial “El Serbal” “Educación para la ciudadanía y los derechos humanos”, en la materia de “Educación para la ciudadanía y los derechos humanos” es:
Una ideología contraria a la familia de padre y madre, con hijos de ambos, y promueve privilegiadamente otros tipos de asociaciones domésticas.

El texto transmite una ideología que con el razonable objetivo de criticar la homofobia, privilegia la homofilia, es homosexista pues promociona obsesivamente la homosexualidad, en contra de la heterosexualidad.

Es una ideología fomentadora de la promiscuidad sexual hedonista indiscriminada desde cualquier edad, en contra de la responsabilidad en la fidelidad y en el amor. Como si con “tomar precauciones” todo estuviera resuelto, en lo sanitario, en lo ético, en lo personal y en lo social.

Ideología de “género, en la que cada cual decide el sexo-género-rol que quiere ejercer, indepen­dientemente del que tiene genética, biológica, fisiológicamente.

Ideología androfóbica, más que feminista, que culpa exclusivamente a todo varón por ser varón de toda discriminación de la mujer.

Ideología beligerantemente teofóbica, anti-religiosa, y atea militante más que laicista o aconfesional. Infunde fobia en contra de todo lo que se refiere a Dios y a la religión, especialmente la católica, pero también contra el Islam, aplicada a toda la historia y a la actualidad.

En el dicho I.E.S., aún más que por el libro de texto que comentamos, en el que se elude mencionar el componente religioso, esta inquina contra la religión se muestra en expresiones escritas y orales de algunos de los alumnos, de otros materiales proporcionados para la clase de ética y de filosofía, y del propósito manifestado expresamente por la jefa del departamento: “Aquí tenemos una línea laicista e inquierdosa”.

Es una ideología de hemiplejia histórica izquierdista visceralmente anti-religiosa, radicalmente sesgada.

Ideología antisistema, aún más que izquierdista: antiglobalización, antioccidental, en lo social, político, cultural y económico.

Ideología del catastrofismo global terrestre, contra el progreso razonable científico y técnico humanizado.


La enseñanza pública tiene que ser pluralista, no adoctrinadora. Si hay padres de acuerdo en que se forme a sus hijos en esta línea ideológica, no tienen el derecho a imponer una línea sectaria a todos los alumnos del centro público. Si hay padres que no están de acuerdo en que se forme a sus hijos en esta ideología tienen derecho a cambiarla, siguiendo las indicaciones de la Constitución Española, de la Declaración de Derechos Humanos de la ONU, de la Carta de Derechos Fundamentales de la Unión Europea, que proclama: “el derecho de los padres a asegurar la educación y la enseñanza de sus hijos conforme a sus convicciones religiosas, filosóficas y pedagógicas” (Art. 14.2). Pero no se pueden imponer las convicciones de un profesor o de las autoridades académicas y políticas, cuando difieren de las convicciones de la familia. La democracia pluralista facilita la promoción de las ideologías concretas a quienes libremente las pretendan, pero sin imponer ninguna en la enseñanza pública.

________________________________________________________________________________




  1. COMENTARIO DE CITAS TEXTUALES

DEL LIBRO DE “EDITORIAL EL SERBAL” 2º Educación para la Ciudadanía y los derechos humanos”, impuesto por la Jefatura del Departamento de Filología en connivencia con la Dirección del Instituto de Educación Secundaria. Inclu­so la jefatura del departamento de filosofía pretendió imponerlo al profesor que comenta el atropello, que se negó a utilizar semejante instrumento sectario, invocando la libertad y el pluralismo que emana de la legislación vigente, especialmente a partir de la Constitución Española.
Página 17: “En la adolescencia aparece el deseo y avanza la consideración del sexo como una fuente de placer”.

Comentario: hay otras consideraciones del sexo en la adolescencia, que se podían resaltar y no se hace. Reducir el sexo a placer y satisfacción del deseo, no es valorar suficientemente una vivencia esencial humana.

Pg. 17: “Además, y precisamente para que la relación sea satisfactoria, no hay nada que justifique en la actualidad ignorar riesgos como el sida y otras enfermedades de transmisión sexual, olvidándose de tomar precauciones.”



Comentario: Es asumible el que “nada justifica ignorar los riesgos de las ETS”, pero la satisfacción de la relación no depende exclusivamente de “tomar precauciones” sanitarias.

Pg. 18: Cita de Don Gregorio Peces-Barba: “El ciudadano… “distingue la ética privada de la pública, que es la propia de la acción política y que fija los objetivos del poder y de su Derecho y la libre acción social.”



Comentario: Para esta ideología concreta dominadora actual del discurso político en España, la ética pública, que manda sobre la vida privada de las personas, la fija el Gobierno, y está determinada por la ley estatal, o sea, por la ideología del partido gobernante. Pero hay otras formas de pensar que consideran la identificación de ética y ley, ética y poder estatal, además de una intromisión en lo personal, una impunidad social dictatorial, un aval para leyes inmorales contrarias a los derechos humanos. Lo que fija el Estado es la ley, basada en el poder que incluye coacción, lo punible y no punible, pero el Gobierno no puede dictar la ética ya que está basada en la libertad y responsabilidad de la valoración y en la decisión personal inalienable sobre lo bueno o lo malo, tanto en lo privado como en lo público. Al Estado le compete la ley, no la ética, ni pública ni privada, que es facultad del ciudadano, atributo de “la conciencia”, por si esa ideología reconociera lo que es “conciencia”. En esta ideología el Estado roba la conciencia a las personas.

Pg. 18: “Hoy existen otros riesgos vinculados sobre todo al fundamentalismo religioso, que controla en muchos lugares el poder político y que rechaza la igualdad ciudadana.”



Comentario: una de las contadas citas del texto sobre el componente “religioso”, excluido sistemáticamente del libro, y es citado aquí para identificarlo con el fundamentalismo. Es táctica habitual en esta ideología identificar “catolicismo” o “islamismo” con “fundamentalismo” antidemocrático.

En la pg. 21 se ponen los logotipos de Cáritas Española y Manos Unidas junto a los de Oxfam, Unicef, Cruz Roja y Amnistía Internacional como contrarios al racismo enfrente de los racistas nazis y cabezas rapadas. Se les debe de haber escapado el que Caritas y Manos Unidas son asociaciones católicas.

Pg. 19: “Hay, además, actualmente muchas culturas organizadas como sociedades cerradas y autoritarias, principalmente en el Tercer Mundo”.

Comentario: es sólo una de las afirmaciones que promueven una ideología anti-Tercer Mundo, donde se colocan todos los males, discriminando los valores humanos de las culturas no tecnologizadas.

Pg. 21 en el apartado: “Homofobia” sobre “la identidad sexual en la adolescencia” dice: …”Entre un 5 y un 10% de la población se identifica como homosexual, y el resto como heterosexual”.



Comentario: La estadística aportada para promocionar la homosexualidad no tiene cita constatable. Según ese dato hay en España entre 2,5 y 4,5 millones de homosexuales, sin considerar otras opciones intermedias. Aquí los heterosexuales son considerados como un “resto”.

Es preciso citar fuentes solventes sobre los datos y no ideologizarlos. Según esta ideología homosexista, “homosexual” es el que se identifica a sí mismo como homosexual. Pero identificar identidad con autoidentificación no identifica la identidad de nada. Deberán tenerse en cuenta criterios no exclusivamente subjetivos para identificar socialmente una condición en lo que tiene de consecuencias sociales.

Pg. 21: “La homosexualidad ha existido siempre, hasta el punto de que muchas culturas la han practicado abiertamente, lo que viene a demostrar que la discriminación que se ejerce sobre las personas por su condición de homosexualidad es de carácter ideológico.”

Comentario: Aquí se utiliza para promocionar la homosexualidad el “conservadurismo” respecto al pasado. No son argumentos a favor de la ética de una actitud: “que un comportamiento haya existido siempre”, y “que se haya practicado abiertamente en muchas culturas”. Eso no es progresista. La desaprobación y no necesariamente discriminatoria del comportamiento mencionado también ha existido siempre, y en no menor medida, incluso en las culturas en las que se dice que se ha practicado abiertamente. Es una cadena de falacias. Hoy en día son desaprobados muchos comportamientos inveterados y son aprobados muchos otros hasta ahora reprobados, y eso no los justifica ni los condena. La ética no la hace la aprobación o desaprobación social de una época y situación determinada. Las consecuencias de no distinguir entre el ser y el deber ser, entre el hacer y deber hacer puede llevar a la dictadura de los hechos consumados, a dogmatizar todo lo que se hace, y a impedir cambios para el progreso en humanidad.

Las leyes que permiten o incluso obligan a un trato deshumanizado, son leyes inhumanas. Discriminar, perseguir, encarcelar y castigar descalifica humana, éticamente a quien lo hace, y justifica “humanamente” a quien lo sufre en cuanto que es un ser humano que sufre una ofensa personal. Pero ese sentido del respeto a la dignidad de toda persona humana no conlleva la justificación ética de todos los comportamientos del que sufre una injusticia. Aunque siempre descalifica a quien conculca ese respeto debido.

Pg. 21: “La discriminación es de carácter ideológico”. Toda discriminación de la persona es ideológica e inaceptable.

Comentario: Por eso es inaceptable la discriminación de la persona que piensa y actúa de modo diferente a como promocionan los autores del texto.

Pg. 21: “La homosexualidad no es una enfermedad”.

Pg. 21 La homosexualidad “tampoco es una moda

Pg. 21: La homosexualidad “Es algo natural, como cualquier otra condición del ser humano”.

Comentario: Tomar como criterio valorativo “lo natural” de un componente de la condición humana está cargado de ideología. Es arriesgado citar “cualquier otra condición” del ser humano y dar por hecho no sólo que “es algo natural”, sino sobre todo que es algo obligadamente aceptable por todos. Es una simplificación decir que todas las formas de homosexualidad antiguas y presentes son “algo natural”.

La determinación de lo que es natural y no natural (no sólo “cultural”) en la condición (o situación) del ser humano no es dominio de nadie. En cualquier caso, como cualquier otra condición natural del ser humano puede ser valorada en diversos sentidos. “Natural” es término polisémico y sus interpretaciones llevan a comportamientos valorados profesional y éticamente de modo muy diverso. Es contradictorio denostar “la ley natural” como fundamento de la ética y al tiempo esgrimir “lo natural” como justificación de la ética de un comportamiento, como hace la ideología laicista masónica estatalista liderada por Peces-Barba, referente de los cursos para profesores de “Educación para la ciudadanía” que son más bien “Educación para la masonería”, en la Universidad Carlos III de Madrid.

Pg. 21: “El hecho de que se pueda vivir (la homosexualidad) de manera feliz o traumática dependerá sólo de que los homosexuales no se vean obligados a ocultarlo”.

Comentario: La felicidad o el trauma no sólo depende de no verse obligados ocultar el hecho de vivir la homosexualidad. Habrá que constatar si de hecho los homosexuales son necesariamente felices o no lo son por el mero hecho de no ocultar su opción de comportamiento sexual. Sin que se dé por supuesto que el “ser feliz” justifique todo comportamiento ético. Hay quienes mueren “felices” no habiendo hecho mucho bien y al contrario, quienes hacen mucho bien y sufren. La ostentación o el ocultamiento de la opción homosexual no se corresponde necesariamente con la felicidad o el trauma.

Pg. 21: ”De igual manera, de que sus derechos (de los homosexuales) sean reconocidos en pie de igualdad con el resto de las personas”.



Comentario: “en pie de igualdad”, o sea, no en pie de inferioridad ni tampoco de superioridad o de privilegio, ni menos ni más que el resto de las personas, y según la condición de persona.

Todo el capítulo muestra una confusión múltiple en la consideración de la homosexualidad como: condición de ser humano, como forma de vida, como condición de acción, como situación elegida, como hábito, como actitud, como hecho, como acto, como “naturaleza”, como “opción”. No hay precisión entre los aspectos genéticos, anatómicos, fisiológicos, psicológicos, sociológicos, culturales, ideológicos. Lo que deja claro es que promueve e impone una valoración determinada de la homosexualidad indiscriminadamente.

Las fotos de pg. 21. Una boda de lesbianas. Un hombre abrazando a otro por el cuello. Sobre el párrafo con el epígrafe “Sexismo”, una foto de una pancarta que reza: “El machismo pone en riesgo a mujeres y hombres. tu puedes cambiarlo! no tiene porqué enterarse mi mujer / qué quieres, así son los hombres / ¿sida? / no soy homosexual / el que manda aquí soy yo”.

En la pg. 21 se trata de un sexismo parcial unilateral. Pero es que también se da el sexismo femenino. El “machismo” es un fenómeno desgraciada y trágicamente, muchísimo más frecuente, pero el texto oculta el “femichismo”, que, siendo menos común, también existe y que tiene el mismo origen, la identificación de una mujer con el machismo violento: “Si yo fuera tío te partía los morros ahora mismo”, grita la jefa abalanzándose contra el profesor del departamento de filosofía que no se somete a su imposición.

La definición del término en el glosario final de la pg. 109 así define “sexismo”: “Prejuicio que considera a los que pertenecen a un determinado sexo seres inferiores en virtud de las características que le son propias”. Y existe por desgracia, si bien muy desproporcionadamente, en los dos extremos machista y femichista, que coinciden en ser discriminatorios.

Pg. 61: Viñeta que promueve la androfobia, el odio al varón, la demonización del padre: la niña dibuja a papá diablo amenazante, y a mamá con la pierna quebrada (será por el papá) y en casa. Es un tópico malintencionado. El que desgraciadamente se dé esa situación no es para presentarla como generalización. No todo padre es malo y maltratador, como pretende transmitir esta viñeta y que algunos alumnos esgrimen contra todo varón.

El dibujo de la pg. 21 sobre la indefinición traumática de la identidad sexual: según esta ideología, toda criatura humana se halla ante la encrucijada de tener que decidir entre ser y actuar como hombre, mujer, ninguna o ambas cosas a dos. No es la situación común y necesaria de todos los humanos, como pretende la ideología de género, según transmite esta imagen.

Pg. 22 “Las leyes promulgadas en diferentes Estados han ido introduciendo avances en el reconocimiento de los derechos colectivos: el voto femenino, el matrimonio de homosexuales, el derecho a la nacionalidad de ciudadanos extranjeros, etc. Pero en la mayoría de los casos persisten las discriminaciones”.



Comentario. Mezcla intencionada de situaciones muy diferentes como si hubiera que valorarlo todo igual. En el caso concreto del “matrimonio de homosexuales” la mayoría es de 194 países retrógrados frente a 4 progresistas, en 2009. Cita como avance el matrimonio de homosexuales y da a entender que es una discriminación no reconocerlo, con lo que todos las legislaciones del mundo menos cuatro son discriminatorias, y cuatro legislaciones no discriminan y son progresistas. Quien hace este comentario, como opinión personal que cree fundada y respetuosa, considera primero, que a toda persona humana desde el nacimiento, tanto sus padres como el resto de la sociedad lo reconoce y acoge como sujeto propio de todos los derechos humanos, y en segundo lugar, que la forma de unión de hombre y mujer con hijo de ambos es una estructura comunitaria que todos los ciudadanos tienen la obligación, y la responsabilidad de promover y de promocionar también con participación económica además de personal, puesto que repercute de modo necesario en el conjunto de la sociedad y es imprescindible para el progreso de la humanidad. Es la forma social progresista por naturaleza. El primer derecho de todo hijo es el derecho a su padre y a su madre.

Pg. 22 Se propone a los alumnos como tarea “investigar la situación legal de los homosexuales en el mundo”.

Pg. 23. Viñeta-chiste que promociona la androfobia. Viñeta sobre el trabajo de la mujer en casa (con fregona, aspiradora y plancha); no se dice nada del trabajo que puede estar haciendo el hombre. Viñeta contra Occidente: Mujer africana a su hija: “¿Lo ves? Eso que pincha es Occidente”.

Pg. 23. Actividad 5: “Imagina una situación muy personal: acabas de descubrir que eres heterosexual. (¿?¿?¿?) ¿Cómo te has sentido al responder a este cuestionario?” Es un cuestionario que se vuelve contra el propio manipulador. Si esas preguntas se hacen a quien se identifica como homosexual son sexistas y ofensivas. Si un ideólogo del homosexismo se las propone a quien se identifica como heterosexual son ingeniosas. Desafortunadas al menos, en los dos casos.

Foto de “familia homoparental”, en este caso “homomadrental”: dos mujeres jugando en la cama con dos criaturas.

Pg. 24 y siguientes. La familia en el siglo XXI: reconstituida, homoparental, nuclear clásica (que es intransigente con los homosexuales), numerosa “evolucionada”, mezcla.

Según la introducción del texto deben de quedar en España muy pocas unidades domésticas constituidas por un hombre y una mujer con hijos de ambos. Esto es falsear la realidad social para ideologizar sobre una virtualidad social, presentada como progresista. Si hay alguna situación social que ofrece garantía de progresar como familia, es precisamente la constituida por padre, madre e hijos de ambos. Las otras formaciones acaban con la situación actual, y en alguna no hay ni generación, son parejas estériles por propia voluntad. Comprobando la lista de todos los alumnos del Instituto concreto en el que se impone este texto sectario de “Educación para la ciudadanía”, se constata que no se encuentra un solo alumno que tenga como “padre” y “madre” o “tutor” y “tutora” a dos personas del mismo sexo. Si la situación cambia habrá que comprobar si es para mejor o para peor para el hijo.

_________________________________________________________________________________




  1. LA RULETA DEL SIDA

(Actividad del libro de texto impuesto a los alumnos de un determinado Instituto de Educación Secundaria, pg. 32. Presentación literal de la actividad según el libro de texto (texto resaltado por el comentarista).
Evitar conductas de riesgo. La ruleta rusa

El objetivo del juego es tomar conciencia de la necesidad y la importancia de las enfermedades de transmisión sexual utilizando el preservativo Cada participante debe tener una tarjeta. Las tarjetas se elaborarán de la siguiente manera:

Una tarjeta tendrá la letra “F” escrita por detrás. El 25% de las tarjetas tendrán la letra “C”. El 50% tendrán la letra “0”. El resto la letra “N”. La tarjeta con la letra “E” se ha de dar a una persona que cuente con recursos personales y lo quede estigmatizada con el juego.



Guion del juego

Distribuir las tarjetas entre los participantes. Explicar que tras el debate quo mantengan, cada interlocutor deberá escribir su nombre en la tarjeta de su pareja.

Invitar a ponerse de pie y mezclarse, eligiendo a una persona con la que debatir «La influencia que ha tenido el sida en la vida sexual de la gente joven».

Tras tres minutos, cada uno escribe su nombre en la tarjeta de su interlocutor y busca una nueva pareja para debatir el tema.

Tras el quinto intercambio, cada persona se sentará en su sitio.

Se invita a levantarse a la persona que tenga una “E”. Esta persona representa alguien con una ETS (Enfermedad de Transmisión Sexual), como puede ser el sida.

A continuación han de levantarse todas las personas que tengan el nombre de ésta en su tarjeta. También han podido infectarse.

Posteriormente, quienes tengan en su tarjeta los nombres de todas las personas anteriores en sus tarjetas han de levantarse también: también han podido contagiarse.

Indicar que las personas que estando en pie tengan una “C” en sus tarjetas pueden sentarse, Han tenido una relación sexual con alguien con una ETS, pero han usado condón.

Las personas que estando de pie tengan una “O” pueden sentarse. Han tenido una relación sexual que no ha incluido la penetración y no se han infectado.

Finalmente, las personas que permanecen de pie se han expuesto al riesgo de contraer una ETS, que podía ser el sida, y pueden haberse infectado. La letra “N” de las tarjetas significa «ninguna medida de protección».

Exponer las sensaciones que se han experimentado y debatir las cuestiones que se planteen”.

Hasta aquí la transcripción literal de la actividad del libro de texto de “Educación para la ciudadanía” impuesto en el Centro.
COMENTARIO:

La ruleta rusa real del sexo con infectados enfermos es la base de este “juego pedagógico”. Noticia periodística: “Jóvenes adultos juegan a la ruleta del sida”.

Después de hecha la actividad y dada la interpretación, se pregunta a los adolescentes por las sensaciones suscitadas durante la actividad.

No todos los alumnos de 13 años serán conscientes de las sensaciones que puede provocarles este “juego”:

La sensación de incitación a la promiscuidad totalmente indiscriminada como base del comportamiento sexual. A tres minutos el encuentro a ciegas, con los cinco primeros seres con que se tope uno, todo puede suceder.

La sensación de que te engañan diciendo que por usar el condón ya no hay ningún riesgo de infección. Siguiendo el juego, también las personas sentadas pueden estar infectadas, aún siendo mucho más probable que lo estén las no sentadas. Riesgo que no tendrían si no hubieran jugado a la ruleta del sida.

La sensación de que te engañan diciendo que si se evita la penetración se evita toda infección.

La sensación de que te mandan hacer lo que no sabes que estás haciendo, la sensación de que te están manipulando con el pretexto de protegerte. En lugar de evitar las conductas de riesgo te inducen a ellas.

La sensación de que jugar a la ruleta rusa del sida tiene riesgo de contagio solo si no se toman precauciones.

Conclusión a la actividad de la ruleta del sida

Se propone a los alumnos de 13 años una situación ideal de promiscuidad total indiscriminada. Aquí las “precauciones”, son exclusivamente el preservativo. Esto es inducción al riesgo, no educación. Esta actividad puede ser de efecto contrario, o sea, incitar a conductas de riesgo no sólo para la salud. Promocionar la promiscuidad sexual con infectados y dejarlo todo a la eficacia del preservativo es jugar a la ruleta rusa sexual. Una manera de evitar que toque en la ruleta rusa del sida, es no jugar con el sexo a la ruleta rusa.

Partiendo de una situación de fidelidad sana responsable, en lugar de una situación de promiscuidad aleatoria, todo puede ser diferente.

__________________________________________________________________________________



  1. FOTOS DEL LIBRO DE TEXTO IMPUESTO A LOS ALUMNOS Y AL PROFESOR

DE 2º DE LA ESO EN EL “I.E.S”.





Compartir con tus amigos:
  1   2   3   4


La base de datos está protegida por derechos de autor ©psicolog.org 2019
enviar mensaje

    Página principal
Universidad nacional
Curriculum vitae
derechos humanos
ciencias sociales
salud mental
buenos aires
datos personales
Datos personales
psicoan lisis
distrito federal
Psicoan lisis
plata facultad
Proyecto educativo
psicol gicos
Corte interamericana
violencia familiar
psicol gicas
letras departamento
caracter sticas
consejo directivo
vitae datos
recursos humanos
general universitario
Programa nacional
diagn stico
educativo institucional
Datos generales
Escuela superior
trabajo social
Diagn stico
poblaciones vulnerables
datos generales
Pontificia universidad
nacional contra
Corte suprema
Universidad autonoma
salvador facultad
culum vitae
Caracter sticas
Amparo directo
Instituto superior
curriculum vitae
Reglamento interno
polit cnica
ciencias humanas
guayaquil facultad
desarrollo humano
desarrollo integral
redes sociales
personales nombre
aires facultad