Ii. Planteamiento del problema



Descargar 1.02 Mb.
Página2/20
Fecha de conversión10.12.2017
Tamaño1.02 Mb.
Vistas786
Descargas0
1   2   3   4   5   6   7   8   9   ...   20

Antecedentes


1.-Cambio de Peso

Perdida Global en los últimos 6 meses: cantidad ——— Kg. ————

Cambio en las últimas dos semanas: ————aumento

————sin cambio

————disminución

2.- Cambio en el Consumo Alimentario (con relación a lo normal)

____ Sin cambio

____ cambió

Duración: ____ semanas

Tipo: ____ dieta sólida ____ dieta liquida completa

____ Líquidos Hipocalóricos ___ ayuno

3.- Síntomas Gastrointestinales (que persisten por más de dos semanas)

___ Ninguno ____ Nausea __ Vomito ____ Diarrea ___ Anorexia

4.- Capacidad funcional

___ Sin disfunción (capacidad completa)

___ Disfunción

Duración: ___ semanas

Tipo: ___ trabajo no óptimo ______Confinado a la cama.

___ Ambulatorio

Exploración Física

Por cada dato especifique una calificación de la manera siguiente: 0= Normal, += Leve, ++= Moderado, +++= Grave.

___ Perdida de grasa Subcutánea (tríceps y tórax) ______Edema de tobillo

___ Atrofia Muscular (cuadriceps, deltoides) ______ Edema del sacro

____ Ascitis

Calificación de la Valoración Global Subjetiva


__ A = Bien Nutrido

__ B = Moderadamente (o con sorpresa de estar) desnutrido

__ C = Gravemente Desnutrido
5.4.7 INGESTA ALIMENTARIA19
Los factores ambientales son los principales condicionantes de la conducta alimentaría, y entre ellos destacan los hábitos y tradiciones familiares, la presión social, la disponibilidad de alimentos, y factores psicológicos asociados a cuadros de ansiedad y depresión.
Composición de la dieta: Existe clara evidencia de que los obesos consumen en forma habitual una dieta con mayor proporción de grasa que los sujetos con peso normal. Los individuos obesos y post-obesos manifiestan una preferencia por sabores provenientes de grasas. Esto podría precipitar la expresión de una predisposición genética como una baja tasa de oxidación de grasas.
Las dietas ricas en grasas promueven ganancia de peso porque:


  • Tienen mayor densidad calórica

  • Son de mayor palatabilidad

  • Producen menos saciedad

  • Son menos termogénicas (menor incremento del gasto energético

post-prandial).
Sin embargo, no es indispensable una sobreingesta de grasas para provocar un aumento en los depósitos de tejido adiposo sino que también puede inducirse por un exceso de ingesta de otros que aportan energía, especialmente carbohidratos y alcohol.
5.4.8. ANALISIS BIOQUIMICO25

 La solicitud de exámenes de laboratorio en el paciente obeso debe estar dirigida a confirmar o a descartar las patologías sugeridas por la historia clínica y la revisión física, a tratar de buscar causas secundarias y así mismo, analizar los posibles factores de riesgo asociados.



  • Glicemia.

  • Perfil lipídico completo: Colesterol total, triglicéridos , HDL y LDL

  • Acido úrico

  • Cuadro hemático*

  • Creatinina*

  • Parcial de orina*

  • Rayos X de Tórax*

* De acuerdo al criterio médico.

 Exámenes especiales:

Según los resultados preliminares o de acuerdo a alguna sospecha diagnóstica por la historia clínica, podría solicitarse perfil tiroideo (TSH sería suficiente si se quiere descartar un hipotiroidismo primario), cortisol, prolactina, rayos X de silla turca o de columna lumbar, prueba de esfuerzo, etc.

Según los resultados de los exámenes el paciente podrá ser remitido al especialista correspondiente.



Las muestras de laboratorio se deben tomar con ayuno de 12 horas, sin ingestión previa de bebidas alcohólicas. Se recomienda enviar los pacientes a un laboratorio de referencia en el que exista una adecuado control de calidad.
5.4.8.1 PUNTOS DE CORTE PARA LOS INDICADORES BIOQUIMICOS





COLESTEROL

C-HDL

C-LDL

TRIGLICERIDOS

NORMAL

< 200 mg/dl

> 35 mg/dl

< 130 mg/dl

< 150mg/dl



GLUCOSA

NORMOGLUCEMIA

GLICEMIA ALTERADA

DIABETES

En ayunas de > 8 horas

< 110 mg/ dl

=> 111 y < 125 mg/dl

=>

PTOG

> 140 mg/dl

=> 140 y

=>



INDICADORES BIOQUIMICOS

VALORES NORMALES

HEMOGLOBINA

14 – 18 mg/dL

HEMATOCRITO

42 – 52%

ACIDO URICO

3.5 – 7.2 mg/dL



5.5 TRATAMIENTO NUTRICIONAL PARA PACIENTES CON SOBREPESO Y OBESIDAD25
La ingestión se regula mediante las sensaciones de hambre y saciedad, aunque es posible que participen también otros mecanismos fisiológicos. Intervienen asimismo y en forma determinante el apetito o antojo, los conocimientos y prejuicios, las creencias, los mitos, los gustos y preferencias, las actitudes y temores, los caprichos, las emociones, recuerdos y estados de ánimo (serenidad o angustia, alegría o tristeza), los hábitos y costumbres, los valores y tradiciones, las modas y, por supuesto, los muy diversos factores históricos, geográficos, psicológicos, antropológicos, sociológicos, comerciales, económicos, culturales y hasta religiosos que determinan: la disponibilidad local de alimentos, el acceso de la población a ellos y los recursos culinarios para prepararlos.
La obesidad se define por una reserva excesiva de energía en forma de tejido adiposo. La energía metabolizable ingresa al organismo en forma de sustratos como glucosa, fructosa, galactosa, ácidos grasos, aminoácidos y etanol de cuya combustión se obtiene energía "libre" que se emplea en la realización de funciones (gasto interno) y en la actividad del músculo estriado o "actividad física" (gasto externo); en último término, la energía se gasta o "sale" del organismo como calor y movimiento.
Así, el balance de energía es igual a la ingestión menos el gasto. Para controlar el balance, el organismo regula ambas variables.
El gasto interno es la suma del gasto basal y la termogénesis alimentaría. El gasto basal, que es el componente mayor del gasto total es individual. En cambio el gasto por actividad física es muy variable de día a día según las circunstancias de la vida de cada persona.

5.5.1 PAUTAS DE TRATAMIENTO26
La evaluación requiere determinar el grado de obesidad y estado de riesgo absoluto. El tratamiento deberá considerar medidas para ; primero no ganar peso, después mantener el peso, y finalmente la reducción del exceso de peso, sin dejar de considerar la implantación de medidas adicionales para controlar cualquier factor de riesgo asociado.
El régimen hipocalórico es un pilar insustituible del tratamiento, ya que la dislipidemia acompaña con mucha frecuencia a la obesidad, por lo que se debe de tomar en cuenta lo siguiente:


  1. Los factores de riesgo deben ser identificados y valorados individualmente antes de iniciar el tratamiento. Debe tenerse en cuenta que solo alguno de los factores que generan la acumulación de grasa son susceptibles de ser modificados.




  1. El paciente tendrá que haber alcanzado un nivel de motivación suficiente antes de iniciar el tratamiento.




  1. El paciente obeso nunca debe ser culpado por su problema, ni por el fracaso del tratamiento. El médico que no acepte este punto de vista es mejor que renuncie a tratar obesos.




  1. Salvo en casos muy especiales, la tendencia a la obesidad persiste a lo largo de la vida, por lo que el médico y el paciente deberán estar convencidos que el tratamiento debe contemplan la consecución de cambios persistentes en los hábitos de vida.

Un régimen hipocalórico inicial que permita perder peso de un modo gratificante y estimulante para el paciente (alrededor de un kg por semana), debe contener unas 1000 a 1800 Kcal. / día, aunque esta cifra puede ser algo superior en algunos pacientes con un requerimiento energético individual elevado. Para conseguir la pérdida de 1 kg de grasa semanal, la ingesta calórica por semana deberá ser de 7,700 kcal., algo más de 1000 kcal. Diarias.


Hay que tener en cuenta los procesos de ajuste del metabolismo calórico que pone en marcha el organismo ante la instauración de un régimen hipocalórico y que explica la habitual disminución progresiva de la eficacia de la dieta instaurada en el paciente obeso.




Compartir con tus amigos:
1   2   3   4   5   6   7   8   9   ...   20


La base de datos está protegida por derechos de autor ©psicolog.org 2019
enviar mensaje

enter | registro
    Página principal


subir archivos