Ii congreso de Historia Intelectual de América Latina [Centro de Historia Intelectual / unq y CeDInci / unsam]



Descargar 1.86 Mb.
Página1/5
Fecha de conversión28.01.2018
Tamaño1.86 Mb.
Vistas279
Descargas0
  1   2   3   4   5

II Congreso de Historia Intelectual de América Latina

[Centro de Historia Intelectual / UNQ y CeDInCI / UNSAM]

Ponencia


Juan Sebastián Morgado

Licenciado en Psicología (UBA, 1971)

Investigador independiente

Eje temático 2: Las instituciones culturales latinoamericanas y los espacios de sociabilidad intelectual.

Gombrowicz, Martínez Estrada y sus vínculos sociales; epistolario.

jmorgado@ajedrez-de-estilo.com.ar
Introducción

¿Qué pueden haber tenido en común dos personalidades de tan distintos orígenes como Witold Gombrowicz y Ezequiel Martínez Estrada? No pertenecieron ellos a ninguna corriente de pensamiento, y por ese motivo resultaron molestos para ciertas élites literarias y también políticas. Sin embargo, mantuvieron contactos sociales intensos, variables y cambiantes con las figuras más destacadas de su época.

De la investigación de sus trayectorias, surge la afinidad que mantenían en varios temas importantes: los atrapó el ajedrez, tuvieron experiencias con la llamada izquierda (Santucho, Revolución Cubana), fueron anarquistas intelectuales, mantuvieron posturas alejadas del peronismo y absolutas independencias personales de los sistemas de poder reinantes, se refirieron a Buenos Aires en términos negativos, ocuparon posiciones burocráticas grises para sobrevivir (Correo Argentino, Banco Polaco), murieron en edades productivas luchando contra enfermedades paralizantes, fueron tildados de traidores a la patria, y sus posturas se caracterizaron por ser a-nacionalistas, anti-nazis y anti-fascistas. Se los nominó para el Premio Nóbel, y obtuvieron importantes lauros literarios (Primer Premio Nacional de Poesía en 1929 y de Ensayo en 1933, y Premio Formentor, respectivamente). Además, podríamos agregar que Gombrowicz nunca pudo volver a Polonia, y Martínez Estrada se sintió, por momentos, un extranjero en su propio país; y que sus obras se caracterizan por un profundo análisis psicosocial y un cierto sentido de la paradoja.

La documentación hallada indica que Gombrowicz y Martínez Estrada se conocieron personalmente en 1947/8, y mantuvieron una amistosa relación durante esos dos años. Luego pierden contacto al mudarse Martínez Estrada a Bahía Blanca en 1949. Asimismo, ambos compartieron amistades y peleas con diversos intelectuales de la época: fueron notables, por ejemplo, las fuertes discusiones que ambos tuvieron con el Grupo Sur (Borges, Bioy Casares, Sábato, Victoria Ocampo).

En tanto Gombrowicz convirtió al Salón Rex en su segundo hogar durante la mayor parte de su estadía en Buenos Aires –allí se tradujo Ferdydurke en tumultuosas y multitudinarias sesiones–, Martínez Estrada formó parte del Círculo de Ajedrez, entidad fundada en 1916 por ex parroquianos del 36 Billares y del Café Colón de los anarquistas, y allí comenzó a escribir su ensayo Filosofía del Ajedrez. Queda claro entonces que ellos crearon su propio ambiente literario en esas instituciones.

Gombrowicz ha sido un observador agudo de la realidad argentina a través de obras como Diario Argentino. Como expresó Carlos Huerga, ¨desde la experiencia de la traducción española de Ferdydurke, realizada por el propio Gombrowicz, hasta la inclusión del autor polaco dentro de manuales de literatura argentina, podemos considerar que un autor marginal y extranjero puede cobrar una importancia sustancial dentro de una literatura nacional y alterar el canon literario, acercándose a la idea intercultural de la Weltliteratur de Goethe¨.1

Podría quizás decirse que Martínez Estrada fue el primer argentino que padece una enfermedad ¨sociopática¨: el sufrimiento que le provocó el desembarco del peronismo en 1946 le ocasionó una grave dolencia en la piel que lo tuvo postrado entre fines de 1950 y 1955, por momentos al borde de la muerte. Se curó ¨mágicamente¨ cuando cayó Perón, y él mismo bromeó luego diciendo que había padecido una ¨peronitis¨. Luego de escribir contra el peronismo cuatro obras que él mismo llamó panfletarias, y criticar duramente luego al gobierno de la llamada Revolución Libertadora y al de Frondizi, tuvo un serio enfrentamiento con varios colegas. Inició un destierro voluntario que lo llevó a México en 1959, y a Cuba entre 1960 y 1962, contratado por Casa de las Américas para escribir sobre Martí. Decepcionado y nuevamente con serios problemas de salud, volvió a la Argentina, para fallecer en 1964.
Gombrowicz y Martínez Estrada

Hay muy pocas referencias a la relación personal que tuvieron Witold Gombrowicz y Ezequiel Martínez Estrada. En general, todos coinciden, como Juan Carlos Gómez y Miguel Grinberg, en que no hubo vínculos entre ellos. Pero este autor, conociendo sus trayectorias contemporáneas, intuyó que podrían haber tenido en algún momento una relación cercana, vista la comunidad de ideas que mantenían en muchos temas fundamentales como los que se mencionaron en la introducción.

El hallazgo de dos obras dedicadas por Gombrowicz a Martínez Estrada constituye una prueba fehaciente del mutuo respeto y simpatía que se tuvieron. En Kronos,2 Martínez Estrada no es mencionado en el índice onomástico, pero sin embargo, está incluido en las láminas finales (Tableaux). También encontramos varias referencias a él en el libro de Klementyna Suchanow.3

Mencionaba Gombrowicz a Martínez Estrada en su carta a Piñera de marzo de 1947,4 cuando las pruebas de galera de Ferdydurke estaban en pleno proceso, en tanto Sábato y Lida criticaban fuertemente el texto resultante de las discusiones en el Rex:

—Confieso no poder comprender, Piñera,5 cómo entre dos buenos estilistas como usted y Ernesto pueden existir tales divergencias. Usted es el presidente del Comité de Traducción y Juez Supremo, pero, ¿no sería conveniente que se reuniera con Ernesto para saber qué seriedad tienen sus objeciones? (...) ¿O que esas páginas se discutan, por ejemplo, con Martínez Estrada, Borges, Gómez de la Serna, o algún otro buen estilista? Considero que esto le permitiría a usted entrar en relación con ellos, lo que ya es importante. Así sabremos al menos qué es lo que critican Lida y Ernesto6, y a lo mejor, habría que dar más fuerza a sus aclaraciones o tomar alguna otra medida—7

El 25 de abril de 1947 aparece Ferdydurke, presentado en El Querandí. Una semana después, el 2 de mayo, Gombrowicz obsequia y dedica un ejemplar a Martínez Estrada, con la sola palabra ¨cordialmente¨. Klementyna Suchanow informa además que Martínez Estrada participó en planes de promoción de Ferdydurke, y lo califica como uno de los ¨ensayistas más trascendentales, especialmente por su destacada obra Radiografía de la Pampa¨; y que también propuso promocionar la obra en la Sociedad Hebraica Argentina y en los ambientes literarios de élite, aunque sin éxito.8

El 28 de agosto de 1947 Gombrowicz expone su famoso texto Contra los poetas9 en el Salón Literario Fray Mocho, sito en Sarmiento 1820. Asisten al curso cuarenta personas, lo que le deja un rédito de $ 57.-10 En la oportunidad, Martínez Estrada lee como introducción una carta, que sería la de Manuel Gálvez.11 En 1948, poco después de editado El Casamiento,12 Gombrowicz se encuentra nuevamente con Martínez Estrada, y le obsequia un ejemplar de su nueva obra, esta vez con una cálida dedicatoria en forma de versito:

A Ezequiel Martínez Estrada

gran obispo

ofrece esta Iglesia



el autor diácono
Evidentemente, al tratar a Martínez Estrada de ¨gran obispo¨, se está refiriendo a su condición de ajedrecista, ya que los alfiles representan a los obispos; en tanto, Gombrowicz se presenta como un ministro eclesiástico.

Notable dedicatoria de Gombrowicz a Martínez Estrada en El Casamiento (1948)

(Fundación Martínez Estrada)
En la solapa de la primera edición de esta obra se cita la opinión de Martínez Estrada, donde éste la describe como ¨una irrupción de fuerza, originalidad y gracia trágica; indudablemente, (Gombrowicz es) un escritor de primera línea¨.

El año 1948 puede haber sido el último en que se produjeron contactos entre ellos. En 1949 Martínez Estrada se muda a Bahía Blanca, y en 1950 adquiere una terrible enfermedad psicosomática de la piel que lo dejará casi postrado hasta 1955. A modo de conclusión, entiendo que Martínez Estrada debe ser excluido de la lista de escritores argentinos mal considerados por Witoldo.






Compartir con tus amigos:
  1   2   3   4   5


La base de datos está protegida por derechos de autor ©psicolog.org 2019
enviar mensaje

enter | registro
    Página principal


subir archivos