I n t r 0 d u c c I ó N



Descargar 122.98 Kb.
Página7/7
Fecha de conversión26.03.2018
Tamaño122.98 Kb.
1   2   3   4   5   6   7

4. LA PEDAGOGÍA SOCIAL

La formulación de la pedagogía social como ciencia es cosa de nuestro tiempo. Comienza en realidad con la obra fundamental de Paul Natorp, denominada precisamente Pedagogía social y publicada en 1898. Dentro de esta corriente se pueden distinguir varias direcciones:


1º La pedagogía social idealista.
2° La pedagogía social, de carácter más bien idealista.
3º La pedagogía sociológica.
Aparte de éstas, hay evidentemente otras muchas manifestaciones de la concepción social de la educación, entre otras la cívica de Kerseliensteiner, la democrática-pragmática ática de Dewey y Kilpatrick, la pedagogía cultural de Spranger, etc., sin contar las concepciones estrictamente políticas que caen fuera de nuestro estudio. En efecto, cada partido político tiene por lo general una concepción de la educación. como lo es la, que presenta un carácter social, como lo es la liberal, la marxista, la democrática, etc., Como en lo anterior, nos limitaremos aquí a reseñar las manifestaciones esenciales de la pedagogía social.
Paul Natorp (1854-1924), Para Natorp, la pedagogía social significa el reconocimiento de que la educación del individuo está condicionada socialmente, y a su vez que la vida social lo está por una educación adecuada a los individuos que han de formar parte de ella. Ambos problemas son en realidad uno solo, pues la comunidad consiste sólo en la unión de los individuos y esta unión vive sólo en la conciencia de los miembros particulares. Toda educación es, por un lado, social y por otro, individual.
Otto Willmann (1839-1920), para él la educación es la actividad de la generación creciente mediante la cual regula los esfuerzos de la naturaleza juvenil y los configura moralmente, dándole los fundamentos de su propio contenido vital, espiritual y moral. o dicho de otro modo. la educación es un acto del organismo social por medio del cual éste no sólo se conserva y fructifica, sino que también mira al futuro de su vida, por medio de la transmisión de los bienes culturales adquiridos en su desarrollo histórico. La educación y la cultura son siempre transmitidas de una generación a otra y tienen corno base comunidades humanas; de aquí la dependencia de la educación de las condiciones sociales históricas, las cuales forman diversos ideales de vida, de los que nacen a su vez diferentes tipos de educación.
Paul Barth (1858.1922), conocido por su obra Historia de la educación en su aspecto sociológico e histórico-espiritual, considera a la educación como la "propagación espiritual de la sociedad", o más simplemente como la "propagación de la sociedad" ya que la sociedad es un organismo espiritual que sólo puede propagarse por medios espirituales. Estima que la educación ha dependido siempre de los fines ideales de la sociedad en que vivían educando y educador.
Friedrich Paulsen (1846-1908), pertenece a la misma dirección histórica de la pedagogía social, sólo que acentúa más el sentido cultural ideal desde la generación adulta a la siguiente. Por esta transmisión se conserva el tipo genérico. El ambiente histórico determina la concepción del mundo y la misión de la vida, y por tanto de la educación. La obra más importante de Paulsen es su Historia de la enseñanza superior (1885).
Emile Durkheim (1858-1919),. La educación para él es la acción ejercida por las generaciones adultas sobre las que todavía no están maduras para la vida social. Su objeto es suscitar y desarrollar en el niño cierto número de estados físicos, individuales y morales que exigen de él la sociedad política en su conjunto y el medio especial al que particularmente está destinado. Partiendo de la idea de que el hombre no es hombre más que porque vive, en sociedad, considera que la educación consiste en una socialización metódica de la generación joven.

5. LA PEDAGOGÍA FILOSÓFICA



La pedagogía filosófica representa la más alta expresión de la pedagogía teórica o mejor de la teoría de la educación. Podemos señalar las siguientes corrientes como las más significativas de la pedagogía filosófica de nuestro tiempo.
1º La pedagogía idealista.
2° La pedagogía de los valores.
3º La pedagogía científico-espiritual.
4º La pedagogía cultural.


a) La pedagogía idealista

Giovanni Gentile (1875-1944), Para él la educación es "formación, desenvolvimiento o devenir del espíritu, y puesto que el espíritu consiste en su devenir, o mejor aún, en el devenir, quien dice educación dice espíritu y nada más". En su devenir el espíritu humano se adapta diversamente según los intereses particulares que reinan en un momento u otro. De aquí su concepción historicista, según la cual no se puede determinar en abstracto el contenido de toda posible educación para todos los lugares y todos los tiempos. La escuela, como toda otra forma de educación se desenvuelve y cambia, por tanto, continuamente de contenido, el cual no es otro que el espíritu que se da sucesivamente en cada momento de su desenvolvimiento concreto.
Gustavo Wyneken (n. 1875), considera a la educación como "la capacitación de la conciencia individual para la participación en la conciencia total de la humanidad". El órgano de esta educación es la escuela, que debe introducir a la juventud en el servicio del espíritu. La escuela es el centro en que coinciden el espíritu y la joven humanidad; no es un órgano del Estado y aún menos de cualquier agrupación social particular, sino que por ella habla la humanidad ideal misma; recibe su mandato únicamente de la verdad.


b) La pedagogía de los valores

Jonas Cohn (1869-1947), Para Cohn la educación es "el influjo consciente y continuo sobre la juventud dúctil con el propósito de formarla". Desde el punto de vista individual considera como objetivo de la educación la personalidad autónoma saturada por la participación en la vida cultural histórica. Y desde el punto de vista social es la formación del alumno para ser miembro autónomo de las comunidades históricas a que pertenece.
Augusto Messer (1867-1937), Para Messer, el problema de la educación se soluciona por la vida de los valores. Éstos se imponen a nosotros con fuerza objetiva y con tal evidencia que los tenemos que aceptar y a la vez jerarquizar. El objeto de la educación es para Messer influir en el desarrollo del hombre, y en especial del joven, con el fin de, convertirle en un miembro libre e intrínsecamente útil y apto de la colectividad cultural (familia, pueblo, humanidad de la cultura) posibilitándolo para que participe en la labor cultural y contribuyendo a la prosperidad de la misma


c) La pedagogía científico-espiritual
Guillermo Dilthey (1833-1911), Para él, el fin de la educación no puede derivarse

de la ética, ni de la metafísica, ya que éstas no pueden determinar con carácter universal el fin de la vida. Desde el punto de vista individual, la educación para Dílthey es "la actividad planeada mediante la cual los adultos tratan de formar la vida anímica de los seres en desarrollo". Desde el punto de vista social, la educación tiene dos fines esenciales: uno, la renovación social, que exige que los miembros que entran constantemente en la sociedad sean desarrollados para que puedan sustituir a los de la generación presente.


Max Frischeisen-Köhler (1878-1923), La pedagogía, como las demás ciencias del espíritu, no puede aspirar a tener ese carácter universal. Su objeto es más bien determinar los límites de validez relativa de las teorías pedagógicas y estudiar el movimiento de sus manifestaciones que siempre se hallan en un estado de fluidez. La obra principal pedagógica de Frischeisen-Köhler es Formación y visión del mundo (1921).
Teodoro Litt (n. 1880), Para él la pedagogía no es una mera tecnología, ni una ciencia de la naturaleza, sino una ciencia cultural. Los fines de la educación no pueden tomarse de la realidad externa, sino del sujeto mismo de la educación, del carácter teleológico de la vida anímica. La educación no se limita a lo que es, a la realidad que encuentra, sino que se refiere a ideales que aún no existen.

d) La pedagogía cultural
Eduardo Spranger (n. 1882),. Para él la cultura es siempre creada y sostenida por hombres que viven conjuntamente, bien en forma de tribu, de pueblo o de Estado. La cultura no es una cosa muerta, sino algo vivo y actual. Toda creación cultural despierta automáticamente una voluntad de educación. La educación es la reproducción de la cultura, basada en el hecho de mantener vivo en los espíritus lo ya elaborado. Para la educación toda cultura es sólo materia de ejercicio para alumbrar en el alma del alumno la voluntad de progresar hacia los valores auténticos.

Hermann Nohl (n. 1889), La educación constituye una gran realidad objetiva, que surge de la vida, de sus ideales y sus necesidades, como el arte o la economía, el derecho y la ciencia, que constituye un sistema cultural relativamente autónomo, independiente de los sujetos que participan en él. El fin de la educación es formar una vida espiritual unitaria, y esto sólo puede hacerse por una acción unitariamente espiritual. La acción pedagógica no parte de un sistema de valores, sino sólo de un yo originario, de un hombre real, con la firme voluntad de formar una unidad espiritual. La educación es el aspecto subjetivo de la cultura.

e) Otras direcciones filosóficas

Richard Hönigswald (1875-1947), La educación es para él la transmisión de los valores de configuración: ciencia, arte, moralidad. Su obra principal es Fundamentos de la pedagogía.
Peter Petersen (1884-1954), La educación es una función espiritual, tan originaria como el desarrollo de la vida. La obra pedagógica más importante de Petersen es sus Principios de pedagogía, traducida al castellano.
Wilhelm Flitner (n. 1889), Ésta es para él una parte de la realidad de la vida. De ella tenemos todos un concepto obtenido de nuestra actuación en la existencia. Flitner subraya la idea de la responsabilidad de la educación.
Jorge Simmel (1858-1918), Para él la educación cultural (Bildung) consiste en una objetividad del sujeto y en la subjetivación de un objeto cultural. La instrucción es un medio de la educación que actúa sobre el contenido, mientras que la educación se refiere más bien al proceso de la formación.
Max Scheler (1874-1928). Para él la educación es la acuñación la conformación del ser humano total, modelando una totalidad viviente en la forma del tiempo; por ella el mundo grande, el "macrocosmos", se concentra en un foco espiritual y personal, el "microcosmos". Scheler se ocupó de la educación en su obra El saber y la cultura, traducida al castellano.
Hans Freyer (n. 1887). Para él lo que se forma en la educación no son actos, ni series de actos, sino la persona que se halla antes y sobre toda vida actual. En la educación la persona misma se convierte en forma objetiva espiritual, es decir, con sentido.


Compartir con tus amigos:
1   2   3   4   5   6   7


La base de datos está protegida por derechos de autor ©psicolog.org 2019
enviar mensaje

    Página principal
Universidad nacional
Curriculum vitae
derechos humanos
ciencias sociales
salud mental
buenos aires
datos personales
Datos personales
psicoan lisis
distrito federal
Psicoan lisis
plata facultad
Proyecto educativo
psicol gicos
Corte interamericana
violencia familiar
psicol gicas
letras departamento
caracter sticas
consejo directivo
vitae datos
recursos humanos
general universitario
Programa nacional
diagn stico
educativo institucional
Datos generales
Escuela superior
trabajo social
Diagn stico
poblaciones vulnerables
datos generales
Pontificia universidad
nacional contra
Corte suprema
Universidad autonoma
salvador facultad
culum vitae
Caracter sticas
Amparo directo
Instituto superior
curriculum vitae
Reglamento interno
polit cnica
ciencias humanas
guayaquil facultad
desarrollo humano
desarrollo integral
redes sociales
personales nombre
aires facultad