Hombre conócete a ti mismo y todo lo demás te vendrá por añadidura”


La Vida es nuestro máximo tesoro, la Riqueza Absoluta y único punto de encuentro y conciliación entre todos los seres humanos



Descargar 275.43 Kb.
Página2/2
Fecha de conversión20.03.2018
Tamaño275.43 Kb.
Vistas64
Descargas0
1   2
La Vida es nuestro máximo tesoro, la Riqueza Absoluta y único punto de encuentro y conciliación entre todos los seres humanos. “Hombre conócete y conocerás el universo y los dioses”.

La Vida es común a todos los seres vivientes incluidos los vegetales. Tanto que tenemos cadenas de ADN comunes hasta con las plantas hasta en un 89%, con nuestros supuestos tatarabistatara abuelos, los chimpancés un 98% y con los homínidos un 99.8%. Haciéndonos “Sapiens” solo ese 0,2% de información. Este campo de información energética multiplexada vital es solo más complejo en unos que en otros, pero esencialmente consolidado por los mismos elementos esenciales básicos.

Cuando entendamos y valoremos esto, nuestro horizonte de lo posible, nuestros límites de lo hasta ahora “inimaginable”, harán presencia y perdurará entre nosotros por siempre. No por nada se tallaron inscripciones como las del templo en Delfos “Hombre conócete y conocerás el universo y los dioses” o las de “la flor de la vida” bajo las garras de los perros Fu, guardianes de la ciudad prohibida en China, y todas las demás referencias en las milenarias enseñanzas acerca de la necesidad, casi un deber, de conocernos, comprendernos y valorarnos.

Así mismo están grabados en rocas los signos12 con que se pretendía guiarnos sobre el buen sendero que teníamos que recorrer como seres inteligentes, para ocuparnos de nuestra existencia como primera condición de ser, de estar vivos, por ello alguien expresó tiempo atrás “El que tenga oídos oiga” pero también dijo “Dejad que los muertos se ocupen de sus muertos”, ya que quien no identifica, comprenda y valore su propia y única Vida es como estar muerto.



La vitalidad se la debemos a nuestro campo energético vital, el Alma, hoy considerado uno de los campos de información más complejos del planeta. Este conocimiento lo supieron exponer quienes realizaron la película “Matrix” al confrontarla con la Inteligencia Artificial Cibernética. Complejidad manifestada no solo en la variedad de bandas de frecuencias y longitudes de onda sino también en la conmutación de su intensidad, magnitud y radiación.
Aclaremos esto un poco sin entrar a profundizar en el espacioso terreno científico.

Una de las principales magnitudes que caracterizan un campo electromagnético (CEM) es su frecuencia con la correspondiente longitud de onda. El efecto de los diferentes campos electromagnéticos sobre un espacio determinado es función de su frecuencia, la longitud de onda y la conmutación entre los diferentes elementos presentes.

Podemos imaginar las ondas electromagnéticas como series de ondas serpenteantes13 muy uniformes que se desplazan a una velocidad enorme: la velocidad de la luz. La frecuencia simplemente describe el número de oscilaciones o ciclos por segundo, mientras que la expresión «longitud de onda» se refiere a la distancia entre una onda y la siguiente. Por consiguiente, la longitud de onda y la frecuencia están inseparablemente ligadas: cuanto mayor es la frecuencia, más corta es la longitud de onda.

Aunque el psicotrón o psión no se ha podido detectar como partícula, ya que su ámbito pertenece al de las ondas (psigama) que emite la mente y siendo al parecer más pequeña que el bosón de Higgs, que tampoco hasta ahora ha sido encontrado, sin embargo algunos científicos la han denominado la “partícula de dios”. Con la emisión del psicotrón o psión adquirimos nuestra capacidad de crear. ¡Y de qué manera! ¿O acaso aquel que llevamos idolatrando dos milenios era un mentiroso truhan, engañador de mil diablos al asegurarnos que: “No admiréis lo que yo hago, guardad vuestro asombro para lo que llegareis hacer vosotros con un poco de fe”. Podríamos realmente mover montañas?

La mente crea. Es el centro de acción para el Alma. La mente es para el Alma, la Conciencia, lo que la boca es para el cuerpo. Es decir lo mental es al Alma, lo que lo verbal es para el cuerpo, su forma de expresarse, que puede ser en pensamiento, sentimiento o emoción.

La mente emite ondas energéticas psíquicas, así como nuestros órganos físicos emiten ondas energéticas sónicas. Aquí cabe aclarar dos cosas; que el sentimiento parte del corazón, del centro cardíaco que activa una sensación emocional que instantáneamente puede expresar o bloquear un pensamiento y segundo que lo mental sea consciente o subliminal (Subconsciente, Inconsciente, Supra o Súperconsciente y Pentaconsciente) impresiona al cerebro y el sistema nervioso y no surge de ellos, como todavía se cree. Más claramente, un pensamiento, una imagen idealizada o visualizada, más concretamente una sensación (un frente de onda de choque, sin importar de donde venga), activa, afecta el sistema cerebroespinal central, que al arrancar por ese “impulso” genera, induce la corriente eléctrica que circula por su sistema. En otras palabras; el cerebro una vez “inducido”, “activado”, genera los pulsos nerviosos, más no los pensamientos, éstos son inherentes a la psiquis, la mente, que es el órgano principal de la Conciencia, del ser, del Alma, del Yo Soy; - si así es que lo queremos entender, al unir religiosidad, misticismo, filosofía y ciencia - para que de esa manera, (entre pulsos nerviosos/pensamientos) intentemos solucionar el absurdo y milenario conflicto, que interpretados separadamente, vienen generando en la actitud y el comportamiento humano, tantos indignantes infortunios. Infortunios que le interesa al sistema mantener para poder seguirnos gobernando14.

Es tiempo de integrarlos y unificarlos en el único punto de encuentro, como lo es nuestra existencia misma, común e idéntica para todos los humanos, indistintamente de la raza, credo, edad, sexo, estatus social, o cualquier otra diferencia que hemos pretendido introducir y mantener absurdamente como distintivos entre nosotros. No hay tal diferencia respecto a la Vida. Varía en complejidad más no en esencia.
Hemos estado demasiado tiempo alejados de estas verdades. Es tiempo de retornar al camino y retomar el control de nuestras vidas, nuestro destino y orientar adecuadamente el de las futuras generaciones, enseñando conocimientos y saberes trascendentales para su existencia.

Sostenemos que el hombre es un ser social por naturaleza, sin embargo contra todos los acuerdos y “cartas magnas” suscritas entre los hoy superados 7.260 millones de habitantes alojados en 193 países, siguen habiendo desacuerdos, conflictos, guerras, exterminios, hambrunas, injusticias y mil desmanes antinaturales más, entre nosotros mismos.

¿Acaso queremos que eso hereden nuestros hijos, nietos y las futuras generaciones?

Tenemos una cultura absurda. Tomemos por ejemplo y echemos un vistazo al sistema educativo. Esto es algo a lo que típicamente sometemos a nuestros hijos cuando los inducimos al sistema educativo actual:

Cuando los infantes se gradúan superando una primera etapa tras cinco o seis años de incorporarles “conocimientos” teóricos “básicos”, los forzamos a seguir estudiando y pasan a una segunda etapa, otros cinco o seis años y luego a otra la que llamamos académica o universitaria de cuatro a ocho años según profesiones, donde ingresan convencidos que adquirirán un conocimiento útil. Pero entonces se dan cuenta, al salir al “mercado laboral” que tienen poca experiencia y deciden o les exigimos más y entonces realizan un posgrado que dura, quizá, uno o dos años más.

Luego al seguir sin encontrar un puesto donde “ganarse la vida” y creyendo que sus conocimientos son todavía insuficientes, se lanzan tras un doctorado, en el que invierten otros cuantos años más. Después, deciden especializarse y realizan un posdoctorado.

Finalmente cuando el inflexible tiempo está haciendo sus inexorables exigencias deciden buscar un trabajo y se enfrentan al “mundo real” donde solo encuentran, si tienen la fortuna de hacerlo, un puesto detrás del volante de un taxi o de algún escritorio, percatándose de que han pasado treinta años de su vida, durante los cuales sus padres y el mismo han realizado grandes esfuerzos, invertido en ello gran cantidad de dinero y sacrificio, que a la larga la sociedad que les exigió “educación” para hacer de él una persona “útil” para ella, no les ofrece más que abandono, dejándole a la deriva para que busque por sí mismo un sitio apropiado o no a su calificación laboral que compense y justifique toda esa dedicación y esfuerzo. Hoy un promedio del 27% de la población mundial apta y capacitada para trabajar esta sin empleo, casi dos mil millones.

Es decir este excepcional ser, dotado de maravillosos dones y virtudes, lleno de sentimientos y emociones nobles, honestos, sinceros, jovial, alegre, quien confiada y entusiasmadamente se preparó para ingresar a una comunidad a la cual estuvo ansioso de servir, con una ilusión laboral y productiva, no encuentra sitio, más insiste, persevera pues sabe que puede serle útil a su comunidad y en su búsqueda invierte otros cuantos años y al final amargamente descorazonado, agotado y hundido en una frustrante decepción “despierta” y se da cuenta que han abusado de su bondadosa y entusiasmada voluntad juvenil de servir. Ahora ya entrado en más años se percata de lo utilitarista, despiadada y cruel que es la “sociedad” a la cual pertenece.

Desengañado y semi-destruido moral y afectivamente opta por emigrar, alejarse de allí y buscar otros panoramas, solo para darse cuenta que no está solo, pues a donde vaya están sus contemporáneos congéneres en las mismas condiciones y negándose aceptar aquello de que “mal de muchos consuelo de bobos” decide enfrentar las circunstancias y “hacer lo que sea” con tal de recuperarse y “salir adelante”. Y lo logra, porque es inteligente, capaz, sociable y aunque “derrotado más no vencido15”, sabe que puede “hacer lo que sea” por salvar su Vida y la de sus familiares, de las hambrunas, las enfermedades y las necesidades de subsistencia y sobrevivencia a la cual fueron espoleados gracias a la malformada estructura cultural socioeconómica. La pregunta es: ¿Salió adelante gracias a la “educación” recibida o a sus innatas aptitudes multifuncionales?

Por todas partes del globo sobre todo en el “mundo occidental” son miles, millones los jóvenes y adultos que confiando en dicha “cultura educativa” están hoy sin empleo y sin saber cómo subsistir honestamente. Honestamente es como yo creo que esta situación es ya insoportable, además de vergonzosa para una especie que se considera sapiens.


No podemos seguir engañándonos y hundir nuestros sentidos en la arena. Debemos cambiar el rumbo de los acontecimientos antes de hundirnos en el oscuro abismo del caos y la posible autodestrucción de lo único que nos diferencia de los animales, la inteligencia, la lógica analogía y la fortaleza de nuestros tres instintos primarios.

Hablaremos de ellos más adelante, por ahora regresemos a lo que nos ocupa.

La Educación es la base fundamental de toda cultura social que quiera velar por el bienestar de sus miembros.

¿Cumple la nuestra, ésta condición?

Hasta pareciera que gozamos de su obsolencia llevando y sometiendo “amorosamente” nuestros hijos a semejante tortura. Después nos preguntamos ¿Por qué reaccionan así? ¿Por qué los jóvenes son tan rebeldes? ¿Por qué se vuelven tan incomprensibles en la adolescencia, la juventud?

Entre muchas posibles respuestas propongo esta: “Porque se dan cuenta de que el amor que decimos profesarles, no es un Amor real16 pues solo sirvió para hacerlos sufrir y afectarlos? limitarlos? psicológica, afectiva y actitudinalmente”. Y no es para reírse de eso.


Nuestro gran reto frente a la Educación lo constituye, en conse­cuencia, la creación de actitudes de aprendizaje mediante las cuales los individuos aprendan a aprender para la vida y el sano vivir. Significa integrar un sistema basado en la formulación de interrogantes, pero que no trate de responderlo todo sino de manera evolutiva; un sistema en el cual los educadores no solo transfieran conocimiento y orienten la consecución de informa­ción y datos, para que, "compartan su “ignorancia” con los educan­dos, en actitud opuesta a la certeza17", sino también ampliando y preparándolos así en el terreno mismo de la búsqueda e investigación sistemática. Se requiere un viraje, un cambio sustancial en el sistema educativo: susti­tuir el enseñar por el aprender e investigar, explorar, para aprender. Un cambio en el que no se eduque sino que se enseñe y en el que la relación no sea de entre profesores y alumnos; sino entre maestros y aprendices, en donde el aprendiz a veces hace de maestro.
La tecnología informática, la cibernética, la biotecnología, la biología molecular y electrónica, la fotónica, la psicotrónica, la bioenergética, la nanotecnología, la medicina vibracional, la ingeniería genética y muchas otras áreas fundamentales de nuevos materiales avanzados del saber y el conocimiento, están transformando las redes de datos y la búsqueda misma de la “verdad” científica, mística, religiosa, filosófica, política, económica, social, productiva y demás áreas del saber y conocimiento que están siendo cuestionadas por métodos alternos.

Se requiere ofrecer un sistema educativo que desarrolle la curiosidad y el deseo de las personas hacia el aprendizaje, que estimulen la investigación, que ayude a suplir la carencia de conocimiento y a formular interrogantes; y que sustancialmente se aprenda sobre sí mismo, conocimiento básico para todo arte y ciencia.

Los padres y docentes deben enseñar los valores de una forma activa y no pasiva, transmitiendo a sus hijos y a sus alumnos mensajes sobre la vida, el vivir, el convivir, realzando los potenciales humanos, sus dones y virtudes psíquicas, habilitándolos así para unas inevitables relaciones humanas más armoniosas, más coherentes, más saludables y pacíficas, más tolerantes, más comprensivas, compasivas, cooperativas, éticas, morales, más vivas, más entusiastas, más solidarias, más participativas, más integrantes, mejores, más creativas, más cívicas, más agradables, más placen­teras, más ricas y abundantes, más triunfadoras y bondadosas, haciendo más felices y gloriosas las conductas humanas.

Como se observa es reveladora la lista de habilidades que surgen como necesarias para equipar a nuestros hijos para la vida del siglo XXI y futuros mejores.
Muchos se preguntarán: Que se logra con explorar los poderes de la Mente?

I-. Otorgar Conocimiento: Establece y produce básica y extensamente los postulados, leyes y conocimientos que permiten entender y sustentar todas las potencialidades de la mente, la psiquis y las energías de la naturaleza vital humana.

II-. Nos permite entender y despejar: Las incógnitas y los presuntos fundamentos que nos han inculcado creando inquietudes, temores y ambivalentes cuestionamientos acerca de sucesos fenomenológicos en los más variados temas, tales como:

¡La muerte o la Eternidad!? ¡La suerte o la coincidencia!? ¡El Destino o la predestinación!? ¡La reencarnación o el registro akásico!? ¡Los amuletos y talismanes o la fe!? ¡Los hechizos y las magias!? Los Encantamientos y el curanderismo!? ¡Los espíritus y las ánimas!? ¡Los agüeros y supersticiones!? ¡El horóscopo y el tarot!? ¡La ouija y el I’ching!? ¡La telepatía y la clarividencia!? ¡La Salud y las enfermedades?! ¡La premonición y las regresiones!?, ¡Los milagros y el biofeedback!? ¡El efecto placebo y los refuerzos y condicionadores externos!? ¡La longevidad y el envejecimiento?! ¡La hipnosis y las cinesias!? ¡La Iridología y la Quirología!? ¡El Superaprendizaje y la Reflexología!? y mil extraordinarios temas más, que tantas inquietudes han desatado siempre a lo largo de la historia sobre la Psiquis, la Mente, el Alma, es decir la Vida misma del ser humano. Lo que se ha confundido llamándolo Espíritu, (explico)

III-. Dotar: al ser humano con las herramientas necesarias para perfeccionar (explorar, comprender y valorar) su Energía Vital para labrar su propio destino, permitiéndole entender a cabalidad las intríngulis de su funcionamiento, (Instrucciones y códigos de uso) a través de principios, analogías, axiomas y ejercicios, bases fundamentales para la identificación, el entendimiento y la aplicación de nuestro único y real Tesoro, la RIQUEZA ABSOLUTA de nuestra naturaleza viviente.

IV. Ayuda a estructurar un comportamiento armónico de autoestima, inteligencia emocional, para triunfar en todo tipo de experiencias.



V. Cuanto mejor CONSOLIDADA esté nuestra Autoestima e Inteligencia Emocional:

  • - Más seguridad tendremos en nuestros actos

  • - Más y mejores decisiones podremos tomar

  • - Más preparados estaremos para afrontar adversidades

  • - Más posibilidades obtendremos de ser creativos

  • - Más capacidad adquiriremos para alcanzar metas

  • - Más oportunidades tendremos para triunfar en propósitos

  • - Más enriquecedoras y mejores relaciones podremos lograr

  • - Más fortaleza para enfrentar los miedos y las fobias

  • - Más inclinados a tratar a los demás con respeto y Amor

  • - Más habilidades analíticas, estudio y superación de pruebas

  • - Más inteligencia desarrollaremos y atesoraremos

  • - Más habilidad y eficacia para el manejo de la Salud

  • - Más profundo valor y reconocimiento de nosotros mismos

  • - Más disfrutaremos y apreciaremos cada instante de la Vida

  • - Más Sabiduría lograremos

  • - Más fácil podremos abandonar hábitos malos y perniciosos (tabaco, obesidad, alcohol, drogas, etc,…)

  • - Más fácilmente podremos modificar la impresión que los demás tienen de uno

  • - Podremos liberarnos de todo aquello que nos limita (creencias, fobias, miedos, etc,…)

  • - Aumentaremos nuestra capacidad de aprendizaje

  • - Realizar rehabilitaciones muy rápidas y efectivas


A estas deberíamos añadir algunas otras que inciden directamente en el fortalecimiento de la voluntad, como son:

  • La habilidad de ser flexibles con plasticidad y adaptabilidad;

  • Capacidad decisoria;

  • Exactitud en la fijación de metas, objetivos y propósitos: Fijación de planes y proyectos;

  • Valoración autogénica, autonomía valorativa;

  • Autoinducción y refuerzos autocondicionados.

Además;

  • Fundamentación para unas buenas actitudes en: la comunicación, negociación, anticipación, participación, perdón, solución de conflic­tos, elección, seguridad en sí mismo;

  • Utilización apropiada del: juicio, tiempo, ordenamiento, ries­go, etc.;

  • El sentido de la responsabilidad, la cooperatividad, la sensibi­li­dad social, etc.;

  • La administración de la selectividad, la prioridad, la práctica, etc.

En Resumen: La Ciencia Psicobioenergética te lleva por un mágico viaje hacia tu interior, reconociendo lo maravilloso del biocampo energético, con su contenido akásico, pasando desde una revisión de las creencias, el desbloqueo o decodificación de engramas genéticos y ecosistémicos perturbadores y ayuda a encontrar en que parte y momento de tu Vida se perdió el contacto con tu verdadero ser. Te descondiciona y ayuda a entender y canalizar el Amor y liberar toda la sobrecarga y tensión acumulada por milenios y a comprender y utilizar la Vida, su fuerza vital, de una manera más eficiente.




Con esto queremos asentar que la Educación debe ser una herramienta para duplicar los horizon­tes del estudiante y no para limitarlos o direccionarlos hacia campos altamente especializados, unidireccionales y/o preestablecidos, dejando estos a las habilidades de cada quien. Acá es de advertir que el ser humano es polifuncional, ágil, ecléctico, adaptable cognitiva y funcionalmente con una plasticidad inigualada por otras especies animales, pudiendo desempeñarse en cualquier arte, oficio u profesión con muy poco entrenamiento y menos sin tantas y complejas teorizaciones con que pretendemos “dotarlo” para convertirlo en un ser “útil”, con la obsoleta “educación” actual.

Solo para mencionar algunos buenos ejemplos: Los “campesinos” Vietnamitas no necesitaron de estudios universitarios para saber utilizar el agua de coco o del mar como suero fisiológico. Menos los filipinos o indios norteamericanos para saber utilizar la quinina contra la malaria y los estados febriles. Hay miles de ejemplos más donde el más sabio y eficiente de los guías, la necesidad, el maestro de maestros, muchas veces representada por la penuria, escasez, carestía, privación, urgencia, ha sabido orientar, enseñar e impulsar la genialidad humana.

¿Tendremos que quedarnos sin nada de los “bienes materiales” con que nos hemos estado rodeando para llegar a la identificación, comprensión y valoración de nuestros intangibles dones y virtudes, los potenciales de nuestras Vidas?

Los estudiantes deben ser capaces de desarrollar, disciplinar y expresar argumentos coherentes basados en conjuntos de hechos dados. En un mundo en el cual hoy el acceso a toda información que se necesite se puede lograr con solo pulsar un botón, esta clase de habili­dades se convierte en algo de la mayor importancia y prioridad subsistencial desde todos los puntos de vista.

Concretando:

La Educación pues, debe centrar sus esfuerzos en el desarro­llo óptimo de las potencialidades del individuo. Entre ellas las psíquicas.

Para todo lo anterior proponemos:

  • Que la Educación incluya más interdisciplinariedad con el fin de ayudar a centrar la atención en áreas claves, básicas y universales para así contribuir a generar más interés en problemas del verdadero mundo real del individuo en sí y de la colectivi­dad humana misma.

  • Otros tipos de evaluación, calificación (ver Manifiesto para un Mundo Mejor parte III) e innovaciones educativas.

  • Que se considere al ser humano lo primero y más importante en la Educación.

  • Que se establezcan recursos, espacios y tiempo para que se desarrollen los dones, virtudes y curiosidades naturales del niño, especialmente las psíquicas.

  • Que se deben enseñar valores que permanecen durante toda la vida.

  • Que el proceso enseñanza-aprendizaje apoye la capacidad natural del ser humano para adaptarse al cambio.

  • Que los educadores deben entrenarse en mantener el contacto personal con los educandos.

  • Que los sistemas educativos deben hacer previsiones para desarrollar las potencialidades innatas e inigualables de cada uno de los educandos.

  • Que el sistema educativo del futuro, aplicado desde ya, no debe favorecer las cualidades "académicas" y el aprendizaje memorístico en detrimento de la inteligencia práctica, instinti­va, intuitiva, espontánea y demás habilidades psíquicas y psico­lógicas innatas del ser.

  • Que se le dé al ejecutivo de cada nación las herramientas adecuadas de ley para el estricto y práctico cumplimiento a los derechos de los estudiantes y la juventud, contemplados en cada Carta Magna vigen­te y si no están desarrollarlas e incluirlas.

Oportuno es recordar las reflexiones de Goethe: "Uno tiene que cambiar continuamen­te, renovarse, rejuvenecerse para no estancarse" y de aquel Maestro que expresó: "Renovad vuestras mentes", “Hacedos como niños”. También Séneca expresó "Ningún viento le es favorable a aquel que no conoce el puerto hacia donde ir". Si queremos hacer de nuestros hijos "capitanes" del barco de sus vidas, deberíamos enseñarles un puerto de destino, darle la información exacta sobre la ruta que deben recorrer y marcarles el rumbo que deben tomar. Solo un puerto por vez, y así evolutiva y escalonadamente iniciarlo en el peregrinaje más fascinante que hombre contemporáneo jamás haya disfrutado. El conocimiento de sí mismo, de su propio universo. Su Vida misma.

Preci­samente ahora en la "época de la informática", en donde los avances científicos modifican con tanta rapidez la vida cotidia­na, que nos vemos a gatas secuenciarlo coherentemen­te, y más aún aprovecharlo agradablemente.
Sin desviarnos demasiado del enfoque, haremos alusión a algunos ejemplos, que desde hace más de tres decenio atrás viene cuestionando a los círculos científicos hasta tal punto que:

  • el Dr. Jacques Ellul filósofo y crítico social francés predice que la tecnología que creamos tarde o temprano nos abrumará y nos consumirá al expresar: “cuando la Técnica se introduce en todos los campos de la vida, incluyendo el humano, deja de ser ajena al hombre y se convierte en su propia sustan­cias. Ya no está cara a cara con el hombre sino que se integra dentro de él y lo consume poco a poco"

  • el Dr. Salvador Luria se pregunta "¿Cuándo dejó de ser hombre el hombre "reparado" y "manufacturado"... y se convirtió en un robot, un objeto, un producto industrial?"

  • el Dr. Joseph Fletcher al respecto enuncia y prejuzga "Ser civilizado es ser artificial y objetar que algo es artificial solo está condenado a los ojos de los amantes de la naturaleza subracional y o de los místicos de la ley natural".

  • El profesor Colin Austin no es tan tajante, pero no resulta menos impetuoso cuando dice: "Tenemos que apersonarnos de la responsabilidad de nuestro destino, explorando todas las fronte­ras de todos los avances tecnológicos para descubrir al final que es a través del desarrollo humano la única posibilidad de liberarnos de la tecnología misma".



El concepto de Fletcher, una opinión general, según la cual nada es inmutable ni alienable, no es en realidad "situacional" de ninguna forma, sino simplemente un retoque de un imperativo tecnológico que subyace en toda la esencia moderna: "Si algo se puede hacer, entonces se debe hacer". Este imperativo tecnológico es el principio que guía a la investigación científica y empírica misma. Aparentemente cada área, técnica o proceso comienza con bastante racionalidad. Pero entonces la lógica interna de cada resultado lleva la técnica o ciencia adelante hasta su conclu­sión "final", presupuestada, pero nunca definitiva. Dejando ramificaciones infinitas sin escudriñar por el libre arbitrio y pensamiento de los participantes y estadísticamente está demos­trado que las respuestas más eficientes están en aquellas en las que menos pensamos. Y eso que pensamos que cuando pensamos con la lógica humana, pensamos de la manera más acertada. Pero hay otra lógica, la natural. La que aplica la naturaleza para existir y desarrollarse. ¿Es coherente nuestro pensar con ellas?
Los pensa­mientos son una espe­cie de ener­gía muy fina y sutil y por esto se puede cambiar fácil y rápida­mente. La materia, en cambio, es una energía densa, compacta y por esta razón se des­plaza y se modifi­ca con más lentitud. Los senti­mientos igual que los pensamien­tos, tienen también su propia energía magnética que atrae ener­gías similares o afines. Esta atracción combinante natural es “la mano y la mente creadora” del infinito multiverso.

¡Sí!

Tal cual lo está leyendo, está a punto de saber cómo se crean las cosas incluidos los seres vivos. Sabrá de dónde venimos. ¿Cuál es nuestra génesis así como la de todos los seres vivientes del infinito multiverso? ¿Que como lo hace? Trataré de explicarlo de la manera más sencilla y elemental posible y sin complejas fórmulas matemáticas, ya que la exacta “fuerza, voluntad e inteligencia creadora” no las necesita.

Imagine un vórtice, como el que se produce ante cualquier desagüe, es decir un remolino o si lo prefiere visualice como el giro de una rueca de hilar entrelaza las fibras con que se quiere formar una cuerda, un hilo. Nuestros hilos serán las invisibles ondas energéticas del espectro electromagnético, más otras que seguramente todavía desconocemos, que se entrelazarán formando “bloques” o “haces” de energía más complejos y consistentes manifestándose al estar juntas por primera vez las polaridades positivo y negativo(+ y -) o sea el Yin y el Yang.

Desde otra perspectiva, es como si observáramos los espectros cromáticos de la luz introduciéndose en un prisma y saliendo como un rayo de luz blanca. Es decir lo imaginamos fluyendo en contravía al fenómeno físico de la refracción.

Luego tomamos varios haces de energía, de luz blanca y los volvemos a entrelazar para crear una cuerda más resistente, luego con otros haces más previamente cardados e hilados, lo que irá aumentando la intensidad y “consistencia” de la “hebra” resultante al adquirir cada vez mayor intensidad. Una vez obtenidos una serie de haces energéticos lo siguiente es entrelazarlas en una nueva etapa. Ésta vez tejiéndolas tal como se entretejen los hilos para formar un tejido con sus tramas y urdimbres, luego en una nueva etapa juntamos, sobreponiendo los diferentes tejidos obtenidos, que por el efecto mismo de fusión natural que entre ellas se presentan yuxtapuestas se interconectan entre sí formando campos, “capas”, cada vez más intensos, “cuerpos de telas” cada vez más complejos, así hasta unas siete veces, después de lo cual cada estructura formada va a manifestarse en un espacio-tiempo específico del multiverso infinito según le corresponda de acuerdo a su naturaleza misma. Naturaleza que dependerá de la complejidad misma de las “hebras” y los tejidos que la integraron desde el primer movimiento..

Ah! El primer movimiento, el de giro inicial de esta “rueca” creadora, es un efecto natural al interactuar en la primera etapa los polos opuestos, que al exponerse generan la acción, como cuando se enfrentan los polos opuestos de un imán. Observen a la serpiente mordiéndose la cola, exactamente como un perro persigue su cola, de allí en adelante todo es “automático” ajustado matemáticamente a leyes naturales.

Pero, por favor, no meta a ninguno de los dioses imaginarios en esto. Es hora de que el hombre deje de usarlos, cuando no como chivo expiatorio, entonces como causante de todos los acontecimientos, envolviendo “sus actos” en “misterios divinos” y “milagros” sin explicación. Ya habíamos aclarado esto.
Obviamente comprendo que esta corta descripción es aparentemente ridícula y sencilla ante la enorme complejidad que nos hemos formado sobre la creación, la génesis de las cosas. Tanto que hasta el día de hoy sigue siendo un “misterio” para la inmensa mayoría aquello de: Que fue primero, el huevo o la gallina? Y para aceptar nuestra ignorancia tuvimos que recurrir a esas “fuerzas divinas” y “milagros” ante lo incomprensible que nos ha resultado la maravillosa sencillez de la creación. Si todavía no le queda claro, lo invito a visitar mi blog y leerse mi “Postulado del Flujo perpetuo” (1984) denominado hoy por los estudiosos18 como “ciclo de doble toroide”, puede que allí y así lo entienda mejor. (Dirección video energías toroidales: https://www.youtube.com/watch?v=HQ6ZRTs54wE)
En consideración al asombro que la lectura de lo anterior le habrá causado, transcribiré un texto que describe en lenguaje iniciático la génesis de todas las cosas. Lo encontré en uno de los textos que fueron excluidos del conocimiento popular, siendo sustraído y ocultado tendenciosamente. Bueno, también porque nadie entendió en aquel tiempo la profundidad de tan curioso lenguaje y descripción y la apartaron o si la entendieron mayor razón para alejarlo del conocimiento popular. Si Ud. solo tiene elemental formación sobre física y química en los procesos de combinación y recombinación de elementos, trate de ponerse a la altura y sobre todo oídos para oir o mejor ojos para ver.
El libro “El Evangelio Apócrifo de Juan”19 o “El Libro Secreto de Juan”, comienza así:

Capítulo 1:1“La enseñanza del Salvador y la revelación de los misterios y las cosas escondidas en el silencio, cosas que él enseñó a su discípulo Juan”.
Y más adelante en el Capítulo 4 reza lo siguiente:
« 1-. El Padre penetró a Barbelo con una mirada, con la luz pura, brillante, que rodea al Espíritu invisible.

2-. Bárbelo concibió, y el Padre produjo un rayo de luz que se parecía a la luz bendita mas no era tan brillante.

3-. Este rayo de luz era el Vástago único del Padre común que había salido, y el único retoño y el Vástago único del Padre, la luz pura.

4-. El Espíritu virgen invisible se alegró de la luz que fue producida, que salió primero del primer poder, el Pensamiento Anterior, o Bárbelo.

5-. El Padre la ungió de bondad hasta que fue perfecta y completamente buena, pues el Padre la ungió con la bondad del Espíritu invisible. El Vástago estuvo en presencia del Padre durante el ungimiento.

6-. Cuando el Vástago recibió esto del Espíritu, enseguida glorificó al Espíritu santo y al Pensamiento Anterior perfecto, pues a través de ella había nacido.

7-. El Vástago pidió que se le diera Mente como compañera con la cual trabajar, y el Espíritu invisible accedió.

8-. Cuando el Espíritu accedió, apareció la Mente, y se puso al lado de Cristo, y glorificó a Cristo y a Bárbelo.

9-. Todos estos seres, empero, nacieron en silencio.

10-. La Mente deseaba crear algo mediante el verbo del Espíritu invisible. Su Voluntad se hizo realidad y apareció con la Mente, mientras la luz la glorificaba.

11-. El verbo siguió a la Voluntad. Pues Cristo, el Dios producido por sí mismo, lo creó todo mediante el verbo.

12-. Vida Eterna, Voluntad, Mente y Conocimiento Anterior se unieron y glorificaron al Espíritu invisible y a Bárbelo, pues a través de ella habían nacido.

13-. El Espíritu santo llevó a la perfección al Vástago divino y producido por sí mismo del Espíritu y Bárbelo.

14-. Entonces el Vástago pudo colocarse ante el poderoso e invisible Espíritu virgen como Dios, Cristo, producido por sí mismo, a quien el Espíritu había honrado con grandes aclamaciones.

15-. Este Vástago salió a través del Pensamiento Anterior. El Espíritu virgen invisible colocó a este Dios verdadero, producido por sí mismo, por encima de todo, e hizo que toda autoridad y la verdad interior estuvieran sujetas a él.

16-. Entonces el Vástago pudo comprender el universo al que se llama por un nombre mayor que todos los nombres, pues ese nombre se dirá únicamente a los que son dignos de él”.
Espero que les haya quedado claro. Créame, así es como se crea y “materializa” todo.
A toda manifestación le precede un pensamiento o una idea. El pensamiento es la causa. Todo lo creamos primero en el pensa­miento. Todo lo creado primero e "inventado" por los hombres, es siempre en principio un pensamiento, una idea difusa y que se va perfilando en la mente antes de que pueda manifestarse exter­namente. El pensamiento no es otra cosa que la “rueca” en manos de un habilidoso tejedor que carda los hilos (vibraciones) para confeccionar las apropiadas “telas” de cada diseño específico.
Ya en 1935 las investigaciones bioenergéti­cas llevadas a cabo por el profesor Harold S. Burr20 y su equipo de la Univer­sidad de Yale, descubrieron, no sin grandes esfuerzos técnicos, que los campos eléctricos de los organismos vivos se proyectan hacia afuera, generando un espectro de intensidad y magnitud proporcional a la especie en cuestión.
Así encontró que, alre­de­dor de una semilla existía un campo sutíl en forma de una planta en desarrollo y alrededor de un huevo de rana se podía ver un campo espectral registrable en forma de un renacuajo y si es de un ave se apreciará un polluelo.

El proceso de cambio de semilla a planta, de huevo a rana o polluelo se dará si las condiciones del medio ambiente son favorables, temperatura, humedad, luminosidad, etc. y así poco a poco cada onda energética irá conformando la partícula, el átomo, molécula o célula que materialice al vegetal o animal e irá "colocándose" de acuerdo a su propio rango vibracional, en la "estantería" bioenergética que tiene a su rededor, según el diseño, la malla de las tramas y urdimbres que entretejen las sutiles “vestiduras del Alma”.
Nuevamente me detengo un poco para tratar de dar respuesta a una de las más grandes incertidumbres de la creación: ¿“Que fue primero el huevo o la gallina?”. Obviamente esta pregunta solo se la hacen los que ignoran cómo funciona la creación. La respuesta es obvia y muy sencilla cuando se comprende como una onda se convierte en partícula y viceversa. Si no ha entendido como se crean las cosas, tenga paciencia y sigue leyendo Ud. también podrá resolver esta gran incógnita.
Ahora sí y entrando en otro aspecto de la formación, siempre en beneficio del infante en su proceso de aprendizaje y conocimiento, son importantes las condiciones ambientales, educa­cionales, curriculares, comunicativas aquellas que determinan su desarrollo, evolución, carácter, conducta y hasta características físicas. Tanto que hasta en el cerebro se presentan cambios.

Permitirle a los formandos este análisis (identificación, comprensión, valoración y aplicación) llevará con toda seguridad a nuestra descendencia a un proceso de creci­miento profundo y significativo, especialmente cuando aprendan a utilizar todos sus dones y virtudes especialmente las psíquicas.

Se aprenderá a sentir, interpretar y controlar el lenguaje de las energías sutiles en todas sus dimensiones y expresiones.

Habilidades denominadas extrasensoriales como las telepatías, las cinesias como la telequinesis, piroquinesis, hemoquinesis; las metagnomías como la radiestesia y la rabdomancia; la clarividencia en sus categorías de simultaneidad, pre y retro cognición; la levitación; la transmutación; la ectoplasmia; la psicofonía y muchas otras que seguramente iremos descubriendo muy a pesar de lo que la comunidad científica21 opine al respecto, todos ellos son realidades probables a desarrollarse. Habilidades sobre las cuales muchos de los “Maestros” y “Mesías” siempre han aludido. Acá no voy a detenerme. Me basta con recordarles a los “Cristianos” las enseñanzas de aquel valiente joven que siempre habló con la verdad, no por nada lo crucificaron, pretendiendo acallar sus mensajes, que en Lucas 17:5-6 Quedó registrado así: "Entonces los apóstoles le dijeron al Señor: ¡Aumenta nuestra fe!", El contestó”, "Si ustedes tuvieran una fe tan pequeña como un grano de mostaza", podrían decirle a este árbol: 'Desarráigate y plántate en el mar', y les obedecería". Y en Marcos 11:23.:"Porque de cierto os digo que cualquiera que dijere a este monte: Quítate y échate en el mar, y no dudare en su corazón, sino creyere que será hecho lo que dice, lo que diga le será hecho". O esto es Verdad, ó ¿el personaje fue el mentiroso más truhan de todos los tiempos y bien merecido tiene que lo hayan colgado?

Revise cada cual de acuerdo a su creencia las biografías de los aludidos “enviados de Dios”. Acá hago un paréntesis, solo para recordarles que el increado Dios del hombre, es omnipresente y omnisapiente y nos impregna permanentemente con su sabiduría. Solo hay que conectarse a Él.
Siempre atraeremos a nuestra vida aquello en lo que más pensamos, aquello en lo que más creemos, lo que más profundamente espera­mos o lo que con más fuerza imaginamos, pues esa "atención" es la que "magnetiza" el proceso de cambio, así este no se lleve a cabo en un plano super­ficial, pensando simplemente en "forma positiva", sino que también hay que analizar y conciliar cual es; nues­tra naturaleza real, interior vital y la "disposición" de ese acontecimiento hacia la vida misma.

Solo agregaré que: Trate de imaginar por un solo momento lo hermoso que sería una cultura en la cual no pudieran caber las mentiras ni engaños, ya que se detectaría toda mala intención en el momento mismo de generarla alguien. Se acudiría inmediatamente a solucionar cualquier problema que surgiera para cualquiera de sus miembros, todos cooperarían para alcanzar el bienestar individual y grupal. Se eliminarían las enfermedades mejorando las posibilidades de longevidad, también frente al trascender - la muerte - tendríamos una visión mucho más natural.
Acerquémonos un poco más y dejemos correr nuestra espontanea intuición e imaginación:

Primero que todo imaginemos que no tendremos que pagar por los servicios públicos, ni por el alquiler, el transporte, la alimentación, los servicios de salud, educación, parques de diversión, mejor dicho por nada de orientación pública tendremos que pagar. Todo nos lo proporcionaría el Estado22.

¡Sí!!

Ya sé lo que está pensando y preguntándose: ¿Quienes desempeñarán las labores públicas como la docencia, la limpieza, las mensajerías, el manejo de la banca de compensación, los comedores, las atenciones médicas y hospitalarias?, ¿Quienes impartirán la justicia y realizarán la vigilancia? Y muchas preguntas más que desde nuestra perspectiva cultural actual surgen inevitablemente.

Pues lo haremos entre tod@s, cada quien en lo suyo hará su “trabajo social”, su aporte al sistema básico. Entre todos cuidaremos de que no haya injusticia, ni delincuencia, ni abusos, ni intereses egoístas, ni venganzas, ni odios, ni ilegalidades, ni peleas. Solo mantendremos entre tod@s una guerra sin cuartel: Guerra contra los siete pecados capitales (Gula, Odio/Ira, Lujuria, Envidia/Vanidad, Pereza, Avaricia/Codicia, Soberbia –GOLEPAS? POLEGAS? LEGASPO? GELAPOS?, etc. -cada quien haga sus propias y más adecuadas combinaciones, para grabarlas en su mente y eliminarlas de su vida-)23. La legalidad se basará en el bien común por el cual responderemos todos y cada uno de los miembros de la sociedad mundial. No habrá guerras ni desmedidas ambiciones pues no existirá el dinero, el sistema monetario simplemente desaparecerá.

No se agarre la cabeza tan temprano que todavía falta más. Lo que circulará es un sistema de bonos personales cuyas denominaciones no estará dado en números sino en tiempo de méritos. Por cada actividad que realicemos para bien y beneficio común, existirán compensaciones suscritas y avaladas por las entidades o personas beneficiadas y que serán registradas ante “La Banca” e introducidas en la “cuenta” personal de cada quien. Ellas acreditarán los tiempos y méritos que el poseedor tenga para dedicarse a su actividad preferida, a sus gustos, entretenciones, hobbies, por el tiempo que cada bono meritorio le otorgue. Solo tenemos que crear el “sistema compensatorio universal” y ponerlo en práctica. Un verdadero desafío cibernético para la creatividad.

El nombre será lo de menos. La aplicación es el desafío real! Ponerlo en práctica!

Desde mediados de los 80s vengo insistiendo y no me canso de expresar en mis conferencias y charlas la necesidad que tendríamos algún día de ser capaces de imaginarnos, de soñar, con un mundo sin dinero, en aquella época les parecía risible por lo absurdo, casi nadie veía factible siguiera el pensar en esa posibilidad.


Hoy, gracias al libreto de la política neoliberal. Un modelo diseñado por los grandes poderes mundiales para serle recetado al planeta entero, que es de una simpleza que causaría risa si no fuera la causa del sufrimiento y la desgracia de millones de personas.

Consiste en que en este mundo sólo tiene derecho a existir un modelo de economía y un modelo de orden social, el que han alcanzado las naciones de gran poderío industrial, militar y tecnológico. Todos los países deben ingresar en ese esquema al que desde hace tiempo ya se llama el desarrollo, el progreso, la sociedad de consumo. Abarca todo: la gastronomía, la salud, el entretenimiento, la cultura, la producción. Y está diseñado sólo para el auge del capital financiero y la satisfacción de unas élites mundiales. Los países periféricos sólo pueden ser consumidores de la industria multinacional, productores de materias primas para su poderío comercial y tecnológico.

Y así se abren camino esos contratos leoninos que se llaman tratados de libre comercio (TLC), mediante los cuales pequeñas economías mal planificadas, sistemática-mente debilitadas por gobiernos venales o faltos de carácter, tienen que abandonar toda agricultura, toda industria local, todo rasgo cultural y toda relación original con sus territorios. Entrar en el carnaval del consumo de remanentes del gran sistema mundial, y sólo producir lo que ese sistema necesita, lo que esos mercados estén dispuestos a comprarles con un flujo de dinero que está bajo su estricto control.

La publicidad y la manipulación mediática descalifican las tradiciones locales, y pregonan la moda, los hábitos, las adicciones y los espectáculos del poder planetario. Una red tentacular de juguetes fascinantes, de espectáculos deslumbrantes, de entusiasmos evanescentes reemplaza en todo el mundo valores y costumbres. La modernidad consiste ya en una avalancha de sutiles órdenes de la publicidad y del comercio. Todos los países deben ser tributarios de unas sociedades centrales; dóciles imitadores de sus modelos, donde el dinero es la ley.

Los últimos acontecimientos que han sacudido el sistema económico y financiero global, ha provocado que hasta muchos de sus más acérrimos defensores, reconozcan, que el dinero debería desaparecer para dar entrada a otros parámetros de interpretación y sentido de la actividad humana, más acordes con la naturaleza misma del ser humano, con el derecho al bienestar de su Vida, de su cosmogonía misma, aserto a la que se suman cada vez más y más personas.

Alan Watts24 ya en los sesentas lo vio venir y advirtió sobre la necesidad de crearnos diferentes parámetros valorativos frente el aberrante desprecio que el dinero generaba ante la Vida humana, su Amor y felicidad, cuando le preguntaba a sus estudiantes:

¿Qué te gustaría hacer en tu vida si el dinero no importara?

Y asómbrese de las respuestas, todas sin excepción, aludían a actividades encaminadas a fortalecer los sentimientos y emociones afectivas agradables y de placer. Todas.

Thomas Jefferson en 1802 advirtió sobre la peligrosidad del dinero en manos de la banca privada: “Pienso que las instituciones bancarias son más peligrosas para nuestras libertades que ejércitos completos listos para el combate. Si el pueblos americano permite algún día que los bancos privados controlen su moneda, entonces los bancos y todas las instituciones que florecerán entorno a los bancos, privarán a las gentes de todas sus posesiones, primero por medio de la inflación, enseguida por la recesión, hasta el día en que sus hijos despertaran sin casa y sin techo, heredando las deudas sobre la tierra y bienes que sus padres conquistaron”. Está pasando!!


Como es obvio la incertidumbre que genera el solo hecho de pensar en hacer desaparecer el dinero es enorme, tanto que subyuga hasta casi bloquear la capacidad creativa para encontrar una solución acertada, eficiente y eficaz que satisfaga a la tan ampliamente contraria y dispareja condición entre la mayoría de la población mundial. Y es aquí precisamente, a favor de las grandes mayorías donde debemos fijarnos y debemos aprovechar ahora las circunstancias tan favorables para liberarnos del yugo financiero y su atroz herramienta, el dinero.
¿Pero cómo?

¿Será introduciendo obligadamente el tan satanizado y fatídico “microchip” propuesto por los asesores de W. Bush para coadyuvar al sistema de salud de los estadounidenses? No es ni mala idea! Pero.. ¿Será necesario llegar a tal extremo y someter al “marcaje” a toda la población humana como si de seres irracionales se tratara? ¿O será esta una solución inteligente? ¿O adoptaremos por otra igualmente eficiente, eficaz y confiable que no sea invasiva ni socave tanto la dignidad y libertad humana?

¡Claro que sí!! ¡Pues la hay!!

Espero que Ud. querido lector y querida lectora al llegar al final de esta propuesta estén también de acuerdo que existe esa posibilidad. Claro que no será “gratuito” y mucho menos fácil. Necesitamos consenso, solidaridad, integración, entre todos unidos podremos cambiar el estado de cosas, obviamente dándole validez aquello que siempre escuchamos de los místicos: “Si quieres cambiar el mundo cambia tu primero”.

Están cordialmente invitados al cambio, a evolucionar. A darle movimiento, acción, iniciar el giro a nuestras Vidas, un giro de 180 grados - o de los grados según donde esté, de esta posición -. Ese cambio debe ser conceptual, cognitivo, valorativo, claro, preciso e insobornable, sobre lo único que nos une a todos los habitantes, en esta por ahora única pero ya muy contaminada nave espacial galáctica, la Vida.
Hay algunos proyectos direccionados hacia el encuentro de soluciones aplicables, por Ej.: El Proyecto Venus de Peter Joseph, o el argumento del trabajo de Lynne McTaggart en The Field  donde la conciencia es un factor que puede y afecta a macro-escala los eventos, tal como confirma en su nuevo libro “El experimento de la intención: Usando tus pensamientos para cambiar tu vida”, y muchos otros científicos están proponiendo un cambio.
Lamentablemente la gran mayoría de los planteamientos están enfocados a continuar deslumbrándonos con la obtención y disfrute de bienes materiales por medio del dinero dejando por fuera el ocuparnos del perfeccionamiento de esa maravillosa naturaleza energética que nos otorga Vida y sus múltiples dones, virtudes y otras potencialidades de las cuales desaprovechamos más del 95% y es hacia su conquista (identificación, comprensión, valoración y aplicación) a lo que nos dedicaremos de aquí en adelante. Todo es un problema educativo, cultural, de capacitación.
Por tanto es hora de entrar en materia. Sigamos tomando como ejemplo el tema educativo.

Ya sabemos que la Educación actual está estancada, sistemática, académica y metodológicamente. Estamos frente a una gran encrucijada, política, económica, social, religiosa, tecnológica pero sobre todo educativa.


Los que aspiramos a legarle a las futuras generaciones un Mundo Mejor estamos plenamente identificados con el profesor Edgar Morín25 cuando expresa: “Las reformas necesarias en la Educación sin formadores, con un pensamiento distinto, es imposible. Y pienso esto porque la educación tendrá un papel fundamental y una responsabilidad extrema en este nuevo siglo. Me parece necesario y urgente religar los saberes y conocimientos separados si queremos enfrentar adecuadamente los problemas que bloquean el avance de la humanidad para construir una nueva civilización que tenga pertinencia con las nuevas realidades. Es evidente que una reforma de los sistemas educativos necesita un nuevo tipo de formación para los formadores, para los enseñantes. Es preciso dialogar y crear una nueva forma de conciencia en las nuevas generaciones y esa es la intención de todo encuentro educativo de transformación”.

Respecto de la idiosincrasia latinoamericana vs. Europea expresa; “La vitalidad de la vida intelectual en América Latina y la experiencia de las insuficiencias o de los fracasos de las teorías unilaterales o mutiladoras hacen que este continente haya heredado y enriquecido, con su propia genialidad, las aportaciones del pensamiento europeo y creo que es capaz, a diferencia de la Europa calcificada, de encabezar un nuevo Renacimiento que significa la esperanza de lo posible

Al ser parte de un selecto grupo Trans-Inter y Multidisciplinario (TIM) utilizaré plural en temas consensuados y singular cuando la opinión sea mía, exclusivamente personal.
Así pues, sugerimos transferir información más útil que la que actualmente se imparte. Sugerimos que "aprendamos a aprender" acerca de nosotros mismos. De conocernos realmente. El conocimiento es intransferible, pues el conocimiento es algo muy personal, es un resultado al que se llega a partir de un conjunto de datos e informaciones que al ser Codificadas, Interpretadas, Evaluadas, Normatizadas, Comparadas, Indexadas y Aceptadas (CIENCIA), conjugan una respuesta determinada de acuerdo a la riqueza experiencial vivenciada por cada individuo, y así como la característica misma del individuo es única e inherente para cada uno, así el conocimiento y su experiencia también lo es.

Por lo tanto para el hombre conocerse es necesario estudiarse a sí mismo, no por referencia ajena en una posible vida personal cotidiana, sino con fundamentación a la esencia energética vital misma que es nuestra naturaleza existencial. La base de datos e información sustancial sobre esta naturaleza energética vital se debe impartir desde la Educación formal por ser exactamente la misma esencia substancial (sustancia energética) para cada individuo de una misma especie. Recordemos "Se os dio a todos por igual, a nadie más ni a ninguno menos, de la misma substancia se os dio". Clara alusión de que en esencia Psicobioenergéticamente todos somos iguales y lo que varía es la experiencia, que es la personal complejidad individual.


Han pasado ya veinticinco años desde que en 1988 en Ginebra se realizara el Simposio “Educación en el 2001” para debatir el futuro de la Educación, la cual ya en esa época “estaba haciendo agua”, en­contrándose en grave estado de crisis reconocido por todos los asistentes. Por lo cual allí se llegó a las si­guientes conclusiones:

  • Es urgente reducir la brecha existente entre la escuela y la realidad.

  • Existe una revolución en el concepto mismo del conocimiento y hay una crisis en la filosofía de la ciencia.

  • El desarrollo del conocimiento y de la investigación aumenta tan aceleradamente que es difícil ir a su paso.

  • La tecnología y las ciencias ahora por primera vez comienzan a ofrecer una extensión de la mente humana.

  • La escuela ya no puede seguir preparando gente para el mundo laboral, tal como era su papel hasta hace 15 años atrás.

  • Los sistemas educativos y de transferencia del saber y el conocimiento no solo son incapaces de satisfacer el gran aumento en la demanda de Educación, sino que los recursos para la misma se encuentran en descenso.

  • La vida media del conocimiento tecnológico, sociológico, po­lítico y económico es de dos años, luego de dos años, la mitad de este conocimiento es acertado y la otra mitad es falso. El gran reto del sistema educativo es: “Adentrarse en el cerebro de alguien para sacar la mitad del conocimiento falso y reemplazarla con una nueva información cada vez más valiosa, más am­plia, más universal, más general y diversificada pero más unifi­cada de valores básicos, para sobrevivir y convivir".

  • Educación en el 2001 es Educación ahora. La Educación del futuro debe aplicarse hoy. Mañana es demasiado tarde para ini­ciar un sistema educativo. Si hemos de cambiar el mundo a tra­vés de la Educación ¡debemos comenzar ya!

  • El conocimiento es algo creado por el individuo. La informa­ción y los datos son algo que se dan. La Educación debe trans­ferir datos e información para consolidar un conocimiento.

  • El concepto actual de escuela, es obsoleto, la escuela no puede, ni debe seguir preparando a los jóvenes para un mundo empresarial, laboral. Debe prepararlos para ser libres, creati­vos, cuestionantes, autónomos, independientes, imaginativos, visionarios, etc. pero con gran tolerancia hacia la diversidad cultural.

  • El hombre del futuro debe comprenderse a sí mismo, en su pro­pia cultura y naturaleza, si desea aumentar su potencial de com­prender a los demás.

  • La Biotecnología debe ser el área de cambio más importante en la estructura demográfica del futuro. La descompartimentaliza­ción del currículo escolar fue considerada como un necesario corolario de lo anterior.


¡Han pasado veinticinco años!! ¿Y que hemos avanzado? Nada!! Por ello quienes proclamamos un cambio estamos plenamente identificados con estos planteamientos. Además añadimos que:

  • La Educación debe ser menos prescriptiva en contenido y doc­trina política, económica, sociológica, religiosa, etc., y debe ser más básica y fundamental en los aspectos inhe­rentes al ser humano mismo, su vida, su naturaleza, su biolo­gía micro y macroscópica, visible e invisible, química, física y tecnológicamente considerado un único campo energético.

  • Un currículo básico tiene que abordar problemas y cuestiones que deban y permitan confrontarse con la realidad humana y no realizar las anticuadas divisiones por asignaturas que prevale­cen todavía hoy día, como si fueran las únicas grandes necesidades. El 85% del contenido curricular es totalmente inútil en la vida adulta.

  • La Educación, debe equipar a los niños, adolescentes y jóve­nes con las herramientas básicas que van a necesitar para "abor­dar", consolidar el conocimiento, para "apropiárselo", en lugar de pretender "enseñarle" un conocimiento haciéndole creer que eso es lo que “deben” saber ya que es el único conocimiento válido.

  • Se debe sustituir la enseñanza por el aprendizaje.


Este análisis debe ser individual y llevará a nuestra descendencia a un proceso de crecimiento profundo y significativo especialmente cuando ellos aprendan a utilizar todos sus dones y virtudes innatas; hay que identificarlas, comprenderlas y aplicarlas.

Ya aseguramos que dentro de nosotros existe un manantial de buenas cualidades, dones y virtudes naturales inagotables, debemos activamente hacer énfasis en desarrollarlas. Entonces encontrará el hombre fascinante, placentero y agradable su trabajo.

El ser humano es en gran parte causa original de sus herencias, experiencias, circunstancias y el tiempo o la duración expuesta a estas últimas. Sin embargo está dotado de libre albedrío y voluntad. Al respecto algún pensador famoso dijo: “La fuente primordial de todos mis pensamientos y de toda mi vida no es una causa exter­na; por lo contrario lo que yo soy es enteramente de mi crea­ción personal. "Yo quiero ser libre" significa: soy yo quien hará de mí mismo lo que yo deseo".

Siguiendo con los pensamien­tos citaremos ciertos pensamientos sobre esta verdad de algu­nos conocidos escritores:

  • WI­LLIAM JAMES, "Lo absolutamente verdadero, es decir lo que ninguna experiencia ulterior alterará nunca, es el punto ideal hacia el que nos imaginamos convergerán algún día todas nuestras verdades temporales. Entre tanto tendremos que vivir por ahora con arreglo a la verdad que pode­mos obtener hoy y estar dispues­tos a llamarla falsedad mañana".

  • RAGHOZINI, sobre lo mismo: " La verdad es la Vida y ella se manifiesta a quien sepa sentirla. No es posible saber sin sentir, así como no es posible comprender sin saber. Hombre sabio es el que siente y comprende el ritmo palpitante del universo agitarse en todas y cada una de las cosas que ve en su camino".

  • VIRCKANANDA, "La mayor verdad descubierta por los antepasados es la unidad del universo, nadie puede dañar a otro sin que a sí mismo de dañe".

  • Una última por BALMES, "El proverbio: El hombre es el arquitecto de su destino e hijo de sus obras (pensamientos), encierra una verdad profunda".

Ahora algo sobre la naturaleza vital misma del hombre:

  • Por JORGE ADOUM, "El hombre es la más alta manifestación de la Creación. Y quien domina completamente su mente (expresión del Alma), podrá gober­nar todos los fenómenos de la naturaleza".

  • Por ALEXIS CARREL, "El hombre ha sido incapaz de organizar este mundo para sí mismo, porque no posee un conocimiento práctico de su propia naturaleza. Somos las víctimas del retraso de las ciencias de la vida y del espíritu sobre las de la materia".

  • Por HORACIO, "Gobierna tu mente o ella te gobernará a ti".

  • O este de ANTONIO ROLDAN MEJIA, "Todos poseemos una mina riquísima en nuestro interior consti­tuida por el más grande poder que existe en el mundo invisible: la mente; y el factor más importante para el progreso humano es al mismo tiempo; la mente y el mayor tesoro que poseemos es la salud". "Mente sana en cuerpo sano".

  • Y este último por SAN AGUSTIN, que integra magistralmente, verdad y naturaleza humana. "No vayas mirando fuera de ti, entra en ti mismo porque la verdad habita en la interioridad del hombre, en su naturaleza misma, la verdad es su Vida".

Por ahora creemos que los anteriores pensamientos cumplieron sus objetivos. Pero añadamos algunos sobre los comportamientos y actitudes del hombre, su etología y la necesidad de corregirlas, así:

  • La felicidad social solo es posible cuando Ciencia, Religión y Filosofía estén acordes, cuando no se contradicen ni se comba­ten, el divorcio de estas repercute calamitosamente en la moral de los pueblos". Por Luis López de Mesa.

  • "El hombre que se dedica al reconocimiento de lo más hondo de las cosas abarca en sí todas las religiones, artes y filosofías y no necesita de ningún maestro; bástele su propio Maestro Interno que es Omnisciente, Omnipotente y Omnipresente". Por Jorge Adoum.

  • "Este mundo anda mal no porque Dios (El Creador) se olvida del hombre, sino porque el hombre se olvida de él y de su propia responsabilidad". Por Alfonso Llano Escobar.

  • "Se ha desvanecido la intangibilidad de la vida humana. El individuo no puede hacer ya lo que quiere, ni ir a donde desee. La mentira se elevó a la dignidad de un instrumento político y la diosa malicia en la más vil de los productos del rebaño". Por Albert Einstein.

  • "El selecto se selecciona a sí mismo al exigirse más que a los demás. Significa pues un privilegio de dolor y de esfuerzo". Por José Ortega y Gasset.

  • "Hemos entrado y estamos viviendo en la edad de la capacidad. Es decir en una edad caracterizada por el egoísmo desenfrenado, por la ausencia de "Principios" por la penuria moral. Estamos viviendo un mundo de corrupción. Hemos llegado a medirlo todo con el metro del dinero. Y la ironía final consiste en que el dinero mismo se licúa, disuelve y no vale nada frente a la vida". Por Arnold Toynbee.

  • "Lo económico domina lo moral, lo social, lo internacional, lo biológico. Siempre ha estado la economía presente en todos los conflictos, en todas las matanzas, en todas las revoluciones. La miseria es la madre del crimen, de la delincuencia, de la agresi­va anulación de la conciencia. Los días sin pan no engendran pensamientos pacíficos. La teoría económica debe edificarse sobre el análisis correcto de la naturaleza humana. La moral debe vigilar el proceso económico". Por Alberto Mendoza.

  • "Si piensas que estás vencido, vencido estás. Si piensas que no te atreves, no lo harás. Si piensas que te gustaría ganar, pero que no puedes, no lo lograrás. Si piensas que perderás ya has perdido. Piensa en grande y tus hechos crecerán. Piensa en pequeño y quedarás atrás. Piensa que puedes y podrás. Todo está en el Estado Mental". Por Dr. Cristian Barnard.

  • "Hagamos un esfuerzo más entre todos y lo que iba a ser un fracaso como la preservación y conservación pacífica, saludable, fraternal y humana de la especie, se convertirá en un éxito glorioso. No existe el fracaso... salvo cuando dejamos de esforzarnos". Los suscritos.

Si buscamos una afirmación que resuma mejor que ninguna la nueva corriente de pensamiento respecto al futuro y el papel de la ingeniería Psicobioenergética, citemos las palabras del genetista James F. Danielli : “La mayoría de los hombres solo contribuyen a la civilización con servicios de mantenimiento (si es que lo hacen) y se comportan como consumidores en vez de creadores de civilizaciones".

A ello agregaríamos nosotros: “…que nos hemos convertido en imitadores unas, hipnotizados otras, indiferentes, resignados y conformes, la gran mayoría de las veces”. Nos identificamos con Danielli, Director del Center for Theorical Biology, en Buffalo NY, USA, cuando asegura "…que ha llegado el momento de "considerar otras posibilidades" si es que la civilización quiere persistir y llegar a un estado moderadamente tranquilo”.
Ya casi para terminar de tomar como ejemplo la Educación, queremos informar aunque muy someramente, solo para que se tenga una idea del futuro de la Educación que queremos para nuestros hijos, acerca de esas “otras posibilidades” como "Nuevas perspectivas educativas" con las que hoy podemos contar para formar, educar, informar, transfe­rir, enseñar, inducir, orientar, guiar, aprender a aprender o como se quiera calificar el proceso de legación y accesibilidad cognoscitiva para nuestros hijos, que sí existen esas nuevas vías, más eficaces, menos agotadoras, para acelerar los procesos de "paci­ficación" y "humanización" social, mucho más poderosas que las armas, la cohesión ó el chantaje en cualquiera de sus formas.
Es lo que ha motivado el presente manifiesto, pues existen ya esos métodos y sistemas para aprender a aprender mejor y sin esfuer­zos. Tipos de aprendizaje que hacen gozar el proceso de ense­ñanza-aprendizaje, la Educa­ción misma, haciéndola algo lúdico, agradable y placentero, interesante y apasionante, fascinante y atractivo.

Hablamos de sistemas diversos como los del Dr. Johannes H. Schultz, el del Dr. Rudolf Steiner, el del Dr. Alfonso Caycedo, el mío personal y muchos otros, todas mejorables ya que se derivan de unas ciencias de proba­da eficiencia como la fisiología, la psicología, la neurología, la física, la sociología contemporáneas. Destaca especial­mente entre todas el método del famoso profesor Georgi Lozanov y dado al público ya en 1968 desde su centro de investigaciones acerca de los poten­ciales humanos del Instituto de Sugestología, en Sofía, Bulgaria. Su método de súperaprendizaje ha demostrado que la capacidad de almacenamiento de información en la memoria humana es casi infinita, a lo cual el Dr. Frederic Tilney uno de los especia­listas del cerebro, más destacado de Francia afirma: "Desarrollaremos mediante el control conscien­te, centros que nos permi­tirán utilizar poderes que aún no podemos siquiera imaginar", y según el Dr. Richard Leakey:“la capacidad potencial de la especie humana es casi infinita" y George Leonar, desde su perspectiva de especialista en Educa­ción, concluye: "La capacidad creadora de la mente puede ser en último término, a todos los efectos prác­ticos, infinita".
Para entender por qué estos métodos y bases fundamentales de toda cultura que se estime a sí misma, no han llegado a los centros educativos públicos del mundo y se haya limitado su difusión, creo que debemos salir del ámbito educativo y entrar a uno mucho más complejo y perturbado, el político y el económico.
Empecemos haciendo un sobrevuelo de la situación política mundial actual. En la mayoría de los países existe un gobierno denominado democrático, herencia ateniense para definir un sistema de gobierno en el cual las decisiones, basadas en el sufragio universal, son tomadas por la asamblea de ciudadanos. La mayoría de los procedimientos utilizados por las democracias modernas son muy antiguos. Como instituciones existían con anterioridad a la Ilíada y la Odisea.
Las democracias modernas, como gobierno de la mayoría de la población mundial, empezaron a tomar fuerza después de la abolición de la esclavitud y la sentencia de los derechos humanos decretados en las constituciones (Cartas Magnas) emitidas no tan democráticamente, a mediados del siglo XIX.  Las verdaderas democracias, si es que existen, suelen padecer de defectos que las limitan e incluso anulan en la práctica, como la plutocracia (poder de los ricos), la oligarquía (poder de selectos grupos minoritarios) la aristocracia (existencia de distinguidos grupos con privilegios o ventajas sobre el resto de la población) y la más dañina de todas, la anquilosada idiosincrasia, tan arraigada en casi todos los pueblos gracias al chauvinismo (utilización de argumentos falsos, para exacerbar e influir en los sentimientos con el fin de persuadir a la población a tomar determinadas decisiones, generalmente irracionales, en vez de promover la razón y la lógica racionalidad). Hoy es esta la estrategia que generalmente se utiliza por parte de políticos, medios de comunicación y empresarios para condicionar la formación de expectativas, convirtiéndose en el azote de las reales democracias y atenta directamente sobre el derecho de libre determinación de los pueblos o el derecho de autodeterminación  a decidir sus propias formas de gobierno, perseguir su propio desarrollo productivo, social y cultural, y estructurarse libremente, sin injerencias externas y de acuerdo con el principio de derecho e igualdad.
La Democracia representativa es el peor y más tirano sistema de gobierno, vivimos gobernados por una auténtica maldad contra natura, peor que las religiones, abatiendo miserablemente al pueblo que apesadumbrado soporta una anquilosada oligarquía cada vez más corrupta y complacida de su crueldad y usufructo.

Todo lo que no sea ciego lucro es llamado atraso y superstición por ellos.

Y no importa que ese modelo sea precisamente el que está destruyendo al planeta. Arrasa los bosques, degrada los ríos, envenena los mares. Argumenta que viene a salvar a la humanidad del atraso, la pobreza y la desdicha. Pero produce hastío para sus propios ciudadanos, violencia e infelicidad para los ajenos, degradación del mundo, y basura, mucha basura.
Antes nos preguntábamos si un modelo era viable para la humanidad; ahora nos preguntamos si la humanidad es viable para el modelo. Y parece que no, que no es viable. Tenemos que reestructurar la cultura mundial la civilización misma y eso solo se logra con un nuevo sistema de educación.
No creo que debamos “quemar más corriente” sobre algo tan obvio como es el fracaso de la mayoría de las políticas aplicadas hasta el momento para pretender encausar a las masas hacia su propio bienestar. Y en contra de lo hasta ahora sostenido de que las masas son incapaces de reaccionar, están demostrando en todo el mundo que si son capaces de organizarse ante el sometimiento, más que el “Gobierno” de los estados democráticos. Sometimiento que sí lo han venido haciendo muy bien, porque se señorean en el poder los más descarados “poderosos” en “poderes” de corrupción e inmoralidad.




Dejémoslos de lado, y ocupemos en algo provechoso, nuestra capacidad de pensamiento dirigido, atención, enfoque, concentración, imaginación, visualización, sensación y emoción, hacia una nueva propuesta política: La Autocracia. Por supuesto, no desde la perspectiva Autocrática –como sistema de gobierno  cuya autoridad recae sobre una sola persona sin ningún límite- tal como nos la quieren mostrar - peor que una dictadura - aquellos que precisamente ven peligrar su “poder” cada vez que surge una nueva propuesta, sino desde lo Autocrático: “El que se gobierna a sí mismo”.
Un Pueblo autócrata donde a cada miembro de la comunidad se le delega el sagrado poder y derecho de la autocracia. De disfrutar de la libertad de ser autócrata. Este autócrata obviamente debe ser una persona educada en lo social, lo comunitario, la solidaridad, el cooperativismo, la unión, la alianza, la asociación, el acuerdo, la compañía, la fisión, la mixtura, el conjunto, la participación, la coalición, la agrupación, la sociedad, la concordancia, el pacto, la concordia, con aptitudes de amistad, armonía, conciliación, compasión, simpatía, unidad, fraternidad, compañerismo, bondad, correspondencia, comunicación, hermandad y demás sustantivos necesarios para identificar, comprender y valorar que: “Su posición, ubicación y categorización dentro de la sociedad será directamente proporcional al bien y beneficio común que sea capaz de aportar y desarrollar en pro de la comunidad dentro de la cual desee subsistir”.
Aparentemente y a simple vista parece una utopía. La palabra utopía apareció en el siglo XVI cuando Tomas Moro escribió su libro “Utopía”. Desde ese momento la palabra utopía aparece como no-lugar, es decir, algo inexistente, ilusorio, quimérico, un mero deseo.

La utopía es, pues - sostiene Darío Botero - la distancia entre una racionalidad dominante, gastada y castrante, y una nueva racionalidad previsible, que posibilita un pensamiento y una acción más rica, más compresivos, más gratificantes”. “Esa utopía – agrega Damián Pachón Soto - debe asumir la contingencia, la historicidad, para no caer en el nihilismo absoluto que postula la nada y la inacción permanentes”.



¿Se necesitaba el dinero?

Noo!

¿Se puede establecer una civilización sin dinero?

¡Sííí!!!

¿Otra utopía?

¡Nooo!!!

Miremos más de cerca lo que significa la auto-legislación, la autonomía, la autocracia, planteando de su parte la autorresponsabilidad social, es decir: “dar de sí lo máximo y mejor para bien y beneficio de toda la comunidad”. Una verdadera democracia autocrática. Ya que solo el compromiso individual podrá integrar una comunidad armónica, justa y equilibrada.

Aunque esta original política social la tenían ya establecida muchas de las comunidades nativas tribales26 antes de las exterminaran y esa era su Ley, su Carta Magna. Antes de que los romanos copiaran de los griegos e introdujeran y extendieran por todo el mundo occidental la práctica del hoy obsoleto “gobierno democrático”, para aquellas gentes; quien más propendía y se esforzaba para ayudar, cooperar a resolver las necesidades de la comunidad mejor trato y prebendas recibía y los que menos pues así mismo recibían de acuerdo a sus merecimientos. La sentencia “Se os dará de acuerdo a vuestros merecimientos” toma así su significancia. Muy importante era “No causar a los demás lo que no gustaría para sí”.

Claro que había movimiento, actividad y ocupación para todas las habilidades y gustos. Nadie holgazaneaba. Todos y todas aportaban y así mismo sus actividades eran recompensadas.
Si bien la gente busca ventajas individuales durante los tiempos de prosperidad, las épocas difíciles con sufrimiento compartido tienden acercar a la gente entre sí. El ser humanos es un ser muy sensible y hemos visto repetirse este comportamiento de solidaridad y ayuda una y otra vez a lo largo de los siglos, en tiempos de desastres naturales, hambrunas, accidentes y un sinfín de situaciones que generalizan necesidades.
La necesidad es la más efectiva y eficiente de las guías para un cambio, nadie cambia mientras no tenga necesidad. De allí la sabia sentencia: “La necesidad es la madre de las ciencias”. Sin embargo superada la dificultad y resuelta la presencia de la necesidad, una vez más las personas regresan a su comportamiento de búsqueda de ventajas individuales. En este momento es que debe intervenir la inteligencia, el don que nos diferencia de los animales, para que seamos capaces de bloquear esos anhelos de excesos individualistas y crear “ocupaciones sociales” que integren intereses y no disocie a la comunidad. Todo lo contrario de lo que está sucediendo actualmente ya que a los gobernantes les interesa mantener dividida a las poblaciones, y se enseña desde pequeño a ser competitivo, a luchar a no dejarse “coger ventaja”, a defender lo “suyo” egoísta, en lugar de enseñar a compartir, a ser solidarios y cooperativos. Si ese ingenio que se gasta en “disociar” se usara para integrar, a las poblaciones, de seguro que no tendrá oportunidad la egoísta ambición y codicia, vanidad y orgullo individual hacia el usufructo personal.

Entonces… ¿En que ocupar al hombre una vez haya resuelto las necesidades comunes?

Pues ofreciéndole trabajo, además del “trabajo social”, podrá dedicarse al más fructífero de los trabajos a los que se puede dedicar. Conocerse a sí mismo. ¿Pero cómo? ¿Y aparenta ser esto una nueva utopía? Para nada!! La más sana e importante de las ocupaciones del hombre, está en el entretenido trabajo de descubrir las habilidades psíquicas con que está dotado, sus innatos dones y virtudes de Alma.




Por ejemplo así como existen Gimnasios físico-culturales (BodyGyms) así mismo deberíamos ofrecer Gimnasios Psicodinámicos (Mental Gyms).
Activar y ejercer un control y disciplina sobre el campo electromagnético generado por la psiquis nos introducirá en un mundo en el cual inevitablemente estaremos en contacto directo con el espectro electromagnético que rodea todo el planeta, simultáneamente con todo lo existente dentro de la biosfera planetaria. Empezaremos el camino hacia una civilización cósmica, sideral, intergaláctica, multiversal.
El comportamiento humano está sujeto a las mismas leyes que cualquier otro elemento o fenómeno natural. Nuestras costumbres, comportamientos y valores son productos derivados de nuestra cultura. Nadie nace con codicia, prejuicio, intolerancia, religión, patriotismo u odio; todos ellos son patrones de comportamiento aprendidos, o mejor, inducidos. Si el entorno permanece alterado, contaminado, comportamientos similares encontrarán eco y volverán aparecer. Recordemos:”Una manzana podrida pudre toda la canasta
Actualmente, gran parte de la tecnología necesaria para dar lugar a una Economía global tasada en recursos materiales ya existe.

¿Pero… dónde quedan los recursos humanos?

Si elegimos conformarnos con las limitaciones de nuestra economía monetaria actual, es probable que sigamos viviendo con sus inevitables resultados: guerra, pobreza, hambre, privación, crimen, ignorancia, estrés, miedo, desigualdad e injusticia.

Por otra parte, si abrazamos el concepto de una economía-ecológica-ética27 global basada en compensaciones, aprendemos más sobre ello y compartimos nuestra comprensión con nuestros familiares, amigos, vecinos, coterráneos, esto ayudará a la humanidad a superar su presente estado convulsionado.
Si las necesidades básicas fueran accesibles a todas las personas, algunos podrán preguntarse: entonces ¿Qué nos va a motivar? Esto equivale a decir que los niños criados en ambientes opulentos, en los que sus padres proporcionan todo lo necesario; alimentos, vestimenta, vivienda, nutrición y buena educación, ¿carecerán de incentivos o de iniciativa?

No hay evidencia alguna que respalde esta excusa falaz, sin embargo hay evidencia abrumadora para sostener el hecho de que la desnutrición, la falta de empleo, los bajos salarios, las malas condiciones de salud, la falta de orientación, la falta de educación y vivienda, el poco o nulo reconocimiento al esfuerzo, los escasos modelos a seguir, la pobreza, y la poco prometedora perspectiva para el futuro, crean problemas individuales y sociales monumentales y reducen de forma significativa el ímpetu de un individuo y hasta de una comunidad o generación entera por conseguir logros y alcanzar metas28.
El objetivo de una economía basada en compensaciones personales y colectivas socioculturales es fomentar y desarrollar un nuevo sistema de incentivos, uno ya no orientado en metas superficiales y egocéntricas como la riqueza, la propiedad privada y el poder personales, sino en el regocijo y disfrute de las realizaciones personales y comunales, el compartir, la solidaridad, la hermandad y fraternidad, la justicia franca y honesta, la comprensión y compasión, la tolerancia y el bienestar común. Estos nuevos incentivos alentarán a la gente a perseguir metas distintas, tales como la realización personal, la creatividad, la eliminación de la escasez; la protección del medio ambiente y el alivio del sufrimiento de sus congéneres.
En una civilización donde las personas reciben alimentos, atención médica, educación y vivienda, los incentivos, una vez más, sufrirán cambios y serán redirigidos: las personas serán libres para explorar otras posibilidades y estilos de vida que no podían haber sido previstos en épocas pasadas, florecerán campos insospechados en todos los ámbitos del quehacer humano.

La gente estaría libre para seguir cualquier ámbito de emprendimiento constructivo de su propia elección, sin ninguna de las presiones económicas, restricciones, deudas o impuestos que le son exigidos por ser inherentes al sistema monetario actual.

Por emprendimiento constructivo, nos referimos a todo aquello que mejore el vivir la Vida de la persona y de los demás por igual, al tiempo que proteja el medio ambiente global.
Cuando la educación y los recursos están disponibles para todos, sin un precio, no habrá ningún límite para el potencial humano. Con estos importantes cambios, las personas podrán vivir vidas más longevas, significativas, saludables y productivas. En tal sociedad, la medida del éxito se basaría en el cumplimiento de los objetivos sociales de cada persona en lugar de basarse en la adquisición y acaparamiento de las riquezas materiales personales, la propiedad, o el poder sobre otros.

Con la eliminación de la deuda, el miedo a perder el trabajo ya no será una amenaza. Esta seguridad, combinada con la educación para relacionarnos con los demás de una manera mucho más significativa, podría reducir considerablemente el estrés mental y físico; y dejarnos libres para explorar y desarrollar nuestras capacidades psíquicas y físicas.
Si la idea de eliminar el dinero aún le inquieta, piensa en esto: si un grupo de gente con oro, diamantes y dinero, encallara en una isla que no tiene recursos como alimento, aire y agua limpios; su riqueza sería irrelevante para su supervivencia.

Es sólo cuando los recursos son escasos que el dinero puede ser utilizado para controlar su distribución. Uno no podría, por ejemplo, vender el aire que respiramos o el agua abundante que baja de una cascada. Aunque tanto el aire como el agua son valiosos, en abundancia, no se puede vender. ¡Hoy es un pingüe negocio! Sin dejar de ser desalmado y absurdo el ponerle precio a tan vital elemento!.
El dinero es sólo importante en una sociedad donde ciertos recursos necesarios para la supervivencia deben ser racionados y la gente acepta al dinero como un medio de intercambio para estos recursos escasos. El dinero es una convención social, un acuerdo si se quiere. No es un recurso natural, ni tampoco representa alguno. No es necesario para la supervivencia a menos que hayamos sido condicionados a aceptarlo como tal. Por tanto es hora de recurrir a un sistema compensatorio diferente al monetario de valor físico nominal, por otro de valor afectivo, sentimental, gregario, etológico. Algo convencional y paradigmático, aceptado universalmente basado en acciones y actitudes sociales y en el “no hacer mal, ni causar daño”. Por ejemplo: Así como hoy hay bancos para regular el flujo del dinero así se implementaría un sistema para manejar el flujo de las obras, acciones y actitudes humanas que serán compensadas siendo cargadas y descargadas de las “cuentas” y haberes de cada individuo gracias a unos parámetros meritorios universales iguales e idénticos en todas partes del mundo. Esta vez sí realmente sin distingo de raza, credo, sexo, edad, etc. Que tanto sostienen las cartas “Magnas”, pero no se cumplen.

Todos los seres humanos seremos cuentahabientes en un sistema globalizado de economía meritoria y ecológicamente bioética.

El Mundo podrá seguir su ritmo, pero todos, absolutamente todos tendremos que aceptar que nuestra cuenta meritoria compensatoria esta en ceros. No solo el dinero habrá desaparecido de la noche a la mañana, sino los límites fronterizos, las nacionalidades por ende los odios raciales, las armas y las consecuentes guerras, las religiones con sus templos y los conflictos religiosos, los estados y sus gobernantes.

Hacer de cuenta hipotéticamente que una gran catástrofe arrasó la superficie del planeta, pero obviamente sin daños letales ni físicos reales. Solo imaginémoslo. Que entre todos, como si ya hubiera sucedido que un gran terremoto o tsunami nos hubiera arrasado y nos pusiéramos de acuerdo para que el cambio sucediera en un silencioso devenir por salvar el futuro de nuestra descendencia.
Aunque las circunstancias ideales que en realidad podrán darle origen a estos verdaderos cambios sociales, se producirán inminentemente cuando las condiciones de aparente equilibrio se hayan deteriorado a tal nivel que los gobiernos, los políticos, y las instituciones establecidas ya no cuenten con el apoyo y la confianza de las gentes, tal como está sucediendo ahora si vemos objetivamente la situación mundial, donde en la etapa en que nos encontramos, con el capitalismo industrial en vías de extinción en los países del capitalismo avanzado y las finanzas aliadas con los monopolios con las riendas del poder en las manos, todo esto será inevitable.

Pero este debilitamiento del imperio no lo hace menos peligroso, sino más bien al contrario. Las decadencias de los dos anteriores imperios que marcan la historia del capital, el holandés y el inglés, nos enseña que en sus fases de decadencia recurrieron a la “hegemonía explotadora”, como la define el economista ítalo-estadounidense David Calleo. Así se explica que no haya diferencia entre los tradicionales “partidos de gobierno”, sean estos conservadores, liberales o socialdemócratas, se han convertido en los figurantes que se alternan para proseguir, con mayor o menor prepotencia, las agendas políticas de las finanzas y los monopolios29.


Esta hegemonía explotadora asfixia incluso a los aliados del imperio de EE.UU., el poderío que le permitió al imperio mantener el sistema-mundo que había formado, lo está usando para que el mundo mantenga a EE.UU, y por supuesto no deja intersticio libre para el desarrollo del resto de países, y está en franca lucha contra las potencias emergentes que puedan presentar alternativas de desarrollo económico o hasta eventualmente rivalizar con el.

En esta fase de decadencia el “imperio” se transforma en un brutal servidor de la casta de rentistas parasitarios de Wall Street y demás centros financieros que controlan el mundo de las finanzas, y por supuesto ya no tiene el interés, la voluntad o el poder para solucionar los problemas sistémicos de su sistema-mundo, incluyendo los problemas estructurales que constituyen una barrera insalvable para el capitalismo que construyó las complejas sociedades industriales de los países avanzados, el basado en la relación entre el capital y el trabajo.


Por eso los problemas sistémicos no resueltos se acumulan, sea con la especulación financiera que estrangula la economía real y provoca la disolución social a través del desempleo, el subempleo y la pobreza, el hambre, la insalubridad generalizadas, o en el plano internacional en la incapacidad del “imperio” decadente para resolver conflictos, como el existente entre Israel y Palestina, o las gravísimas amenazas que pesan sobre la humanidad, como el recalentamiento global que está acelerándose y en pocas décadas hará inhabitable grandes regiones del planeta, con muchos otros problemas en medio, máxime si además del caos está impulsado por catastróficos acontecimientos naturales. Sobre todo cuando lo que alguna vez funcionó sea reconocido popularmente como algo que ha dejado de ser trascendente. Hoy son muchas, muchísimas personas que opinan que el dinero debe reemplazarse por otros valores.




Sólo entonces, si el público está mejor informado y es capaz de presionar, será posible introducir un nuevo y mejor sistema social. Aquí no cabe el dicho coloquial, “Más vale malo conocido que bueno por conocer”, para eso tenemos el intelecto para discernir con antelación.

Algunas presiones bio-sociales causantes del cambio social como lo afirmamos, podrían ser:

  • las guerras (hoy hay 61 en diferentes lugares),

  • la superpoblación (sobrepasamos los 7 mil millones),

  • las epidemias (VIH, SIDA, Canceres de todo tipo),

  • los desastres naturales (Filipinas, México, Argentina acaban de sufrir desastrosas inundaciones, en España, Portugal y USA arden miles de Has.),

  • la recesión económica (la estamos sufriendo en carne propia desde 2008),

  • la reducción de puestos laborales a gran escala (Eurozona 50 millones, USA 40 millones, Sur y centro América 90 millones y así a nivel mundial sobrepasan los 900 millones de desempleados).


Sin pretender ser “alarmista catastrófico”, de lo cual quedamos saturados con el tan mal publicitado 21-12-12 Maya, pero el fracaso de los actuales líderes electos, para superar estas problemáticas, ofrecen el mejor de los ambientes para que cambiemos consciente y voluntariamente el estado de las cosas. Podemos recurrir por ejemplo al avance tecnológico.

Claro que Sííí!!

Esto también parece contradictorio: ¿El reemplazo de las personas por las máquinas?

¿Sííí?

¿Cómo así? ¿Y para qué?

Para que el hombre tenga tiempo para atender y ocuparse de sí mismo, de sus seres queridos y familiares, de su congéneres, de su realización y de toda la naturaleza que lo rodea. Lamentable o afortunadamente estamos en un momento donde el anticuado orden internacional, político, económico, ecológico y social del mundo, ya no resultan apropiados para estos tiempos. Tenemos que ser capaces de reaccionar y lograr un cambio.

Y Sííí!!í Estoy hablando de una Nueva Civilización!! O si lo prefieren: Un Nuevo Mundo, un Mundo Mejor; Un Nuevo Orden Mundial!!

Pero no uno que pretenda mantener esclavizada por más tiempo a la humanidad, que es como lo tienen previsto los que hoy todavía ostentan el poder y pregonan ese NWO, por sus siglas en ingles, sino al contrario, uno que la impulse hacia la emancipación y la Autocracia Democrática o la Democracia Directa. No necesitamos que nadie nos gobierne. Debemos llegar a ser lo suficientemente inteligentes y acertados sobre esa conclusión.

Somos capaces de regir nuestros propios destinos individual y colectivamente. El hombre es por naturaleza un ser gregario. Esa virtud tenemos que aprovecharla. Confiar en ella.

Los análisis y estudios psiquiátricos y psicológicos han confirmado que hasta el más despiadado de los criminales tiene un afecto gregario, un recóndito sentimiento afectivo.

El hecho de que hayan fracasado los anteriores intentos de cambio social, no porque sus propuestas no fueran aplicables y eficientes para cada época, sino por el contrario al plantear alguna factibilidad de establecerse desalojando a aquellos que en consecuencia generaron el exterminio y aniquilación de quienes las proponían, no es justificación para que ahora dejemos de intentarlo.




El verdadero peligro radica en la autocomplacencia. Las únicas limitaciones para el futuro de la humanidad son las que nos imponemos a nosotros mismos. Limitaciones, miedos, temores y prejuicios que se extienden como pandemia.

A menudo se dice que las coyunturas de crisis abren la posibilidad para poner en marcha ideas y proyectos alternativos. Percepción que cabe entenderse como una oportunidad para enfrentar en el día a día los múltiples riesgos del deterioro social y ecológico, y al tiempo experimentar y reflexionar sobre cómo participar en el proceso de definición y decisión de lo que es común, sobre la forma de recomponer una comunidad (político-social), participada por todas y todos, que permita vislumbrar nuevos senderos de Humanización.
El hombre puede crear, ser libre, proyectar un Mundo Nuevo y Mejor; es ser consciente que los procesos sociales son lentos he indeterminables, pero que a pesar de ello es posible establecer ciertas coordenadas, ciertas tendencias en el proceso histórico dentro de las cuales se pueden actuar para obtener un determinado tipo de sociedad prevista.

La conquista del derecho, los grandes cambios históricos, la realización de ciertos programas, etc., han sido utopías realizadas, si bien las utopías fracasadas también han sido numerosas.

La imaginación es la que permite vislumbrar la utopía; la imaginación trasciende lo real y proyecta mundos posible, venideros; la imaginación penetra la racionalidad establecida.

La facultad más creativa del hombre es la imaginación junto con la racionalidad y la sensibilidad.

Si todavía no cree que el dinero esclaviza y somete a toda la humanidad a la explotación, léase el siguiente estudio realizado por Peter Phillips y Kimberly Soeiro de la Universidad de Zúrich: http://elfeniciodigital.wordpress.com/2012/11/08/660-individuos-y-147-corporaciones-controlan-la-economia-mundial/.
La pobreza y la impotencia de la imaginación nunca se manifiesta de una manera tan clara como cuando se trata de imaginar la felicidad o como en nuestro saco, una Civilización sin dinero, sin guerras, en paz fraternal entre todos los humanos. Entonces comenzamos a inventar paraísos, islas afortunadas, países de cucaña. Una vida sin riesgos, sin lucha, sin búsqueda de superación y sin muerte. Y, por tanto, también sin carencias y sin deseos: Oh Horror! Un océano de mermelada sagrada, una eternidad de aburrición, dirán muchos. Metas algunas infortunadamente inalcanzables, paraísos infortunadamente inexistentes. Pero serán todas verdadera y realmente inalcanzables? O es solo la prueba fehaciente de lo hipnotizadamente incapaces en que nos hemos convertido? Donde y en qué momento abandonamos nuestra capacidad de crear nuestro propio bienestar y salud?

Todas estas fantasías serían inocentes e inocuas, si no fuera porque constituyen el modelo de nuestros anhelos en la vida práctica. O acaso no hay una inmensa mayoría de la población humana que directa o indirectamente esté afectada por el factor de la economía monetaria de la cual anhele liberarse?

 

Puede decirse que nuestro problema no consiste solamente ni principalmente en que no seamos capaces de conquistar lo que nos proponemos, sino en aquello que nos proponemos: que nuestra desgracia no está tanto en la frustración de nuestros deseos, como en la forma misma de desear. Deseamos mal. Aplicamos mal nuestra Inteligencia Emocional y toda nuestra capacidad de resolver situaciones.



 

En vez de desear cambiar hacia un mundo de amorosa satisfacción, en una majestuosa “sala-cuna” planetaria de abundancia merecida, una sociedad en la que sea realizable y necesario trabajar productiva, creativa y mancomunadamente para hacer efectivas nuestras posibilidades de bienestar, seguridad, vivienda, alimentación, educación y salud. En su lugar deseamos una relación humana inquietantemente, compleja y perdible, que estimula nuestra capacidad de luchar, competir y nos obliga brutal o pasivamente a un idilio de sombras y peligros, un nido de atrocidades, corrupción, injusticia, guerras, hambre y muerte, en última instancia un camino hacia la aniquilación de la especie. Que nos está pasando?

 

En lugar de desear una filosofía humanista llena de incógnitas y preguntas abiertas hacia un futuro mejor, queremos poseer una doctrina materialista global, capaz de dar cuenta de todo, revelada por el omni-todopoderoso de todos los espíritus, el del dinero, que nunca antes ha existido y por “caudillos” que desgraciadamente sí han existido.



 

Adán y sobre todo Eva, según dicen, tienen el mérito original de habernos liberado del paraíso y nuestro verdadero pecado es que no anhelamos regresar a él. Construirnos uno acá en este nuestro único hogar y ya muy contaminada nave espacial.



 

El estudio de la vida social y de la vida personal nos enseña cuán próximos se encuentran una del otro la idealización y el terror. La idealización del fin, de la meta y el terror de los medios que procurarán su conquista. En lugar de discutir con razonamiento lógico e inteligente se le reduce a un juicio de pertenencia al otro –y el otro es, en este sistema, sinónimo de enemigo–, o se procede a un juicio de intenciones. Y este sistema se desarrolla peligrosamente hasta el punto en que ya no solamente rechaza toda oposición, sino también toda diferencia: el que no está conmigo, está contra mí, y el que no está completamente conmigo, no está conmigo. Así como hay, según Kant, un verdadero abismo de la acción, que consiste en la exigencia de una entrega total, a la “causa” absoluta y concibe toda duda y toda crítica como traición o como agresión. Para ejemplo expondremos las siguientes razones de estar en contra del actual “orden de cosas”: 



Algunas razones por las que el actual “Orden Mundial” odia a quienes quieren permanecer libres, Ej. Hoy: Siria e Iran; Ayer: Egipto, Libia, Argelia, Tunes, Mali, Nigeria, Uganda, Kenia, Botswana, Namibia, Zambia, Angola, Irak, Afganistan, Corea, Indonesia, toda Sud y centro América, por mencionar los países más destacados de entre los no alineados (150 de 195). El caso de Siria es excepcional además de actual. Veamos
1) El Banco Central de Siria sirve al pueblo y no a los banqueros.

En otras palabras, Siria tiene un banco central que administra su propia moneda de manera que sirva al pueblo sirio y no a los megabanqueros globales controlados por el entorno Rothschild operando desde sus guaridas en Nueva York, Londres, Frankfurt, Tel Aviv, Basilea y París.

Esto significa que el volumen de moneda que emite está correctamente sincronizado con las verdaderas necesidades de la economía real del trabajo, la producción, los servicios y todo aquello que resulta útil para la vida en comunidad de los sirios, especialmente el crédito sin interés para financiar cosas útiles: plantas de energía, autopistas, redes de gas, viviendas, empresas privadas e innumerables otras iniciativas lícitas,  en lugar de operar subordinado a los deseos de un conjunto de financistas extranjeros parasitarios, usureros y especuladores, quienes exigen controlar a los bancos centrales del mundo para poder así limitar artificialmente el volumen de moneda disponible para sus genuinas necesidades de la economía real,

Los megabanqueros exigen así obligar a todo actor productivo –sea público o privado– a tener que recurrir forzosamente a sus préstamos con sus mortales componentes de interés compuesto usurario. Iniciando así la cadena mortal de deuda eterna que no puede hacer más que crecer, crecer y crecer, tal como lo atestiguan las ‘crisis de deuda soberana’ que golpean a país tras país a lo largo de las últimas décadas. En todos los casos, esas deudas criminales que aplastan a los pueblos fueron generadas en connivencia con los gobernantes de turno, que cumplen la función de desgobernar como ‘pagadores seriales’ siempre al servicio de los megabanqueros manejado por los Rothschild, Rockefeller, Warburg, Goldman Sachs, HSBC, CitiCorp y JP Morgan Chase. 

Claramente, una muy buena razón para que los banqueros parasitarios exijan la destrucción de Siria.

2) Siria no mantiene deudas con el FMI (Fondo Monetario Internacional).

Ello significa que los líderes sirios entienden perfectamente que el FMI –un ente multilateral público constituido por sus Estados miembros– es controlado por los banqueros globales operando como sus auditores y policía recaudadora cada vez que alguno de sus miembros más débiles cae en el pozo de no poder pagar sus ‘deudas soberanas’; o sea, cuando países endeudados llegan al punto en el que no pueden extraer más dinero de sus economías reales del trabajo, producción y esfuerzo de sus pueblos, siempre para entregárselo a los megabanqueros globales.

En cierta forma, la verdadera función del FMI consiste en operar como ‘agencia recaudadora de impuestos’ de los Dueños del Poder Global –su ‘AFIP’ o ‘IRS’, por así decirlo– solo que, en lugar de cobrarle impuestos directamente a las personas, lo hace a través de Gobiernos títeres que succionan el producto del pueblo trabajador para entregárselo a los banqueros.

¿Se empieza ahora a comprender cuáles son las verdaderas raíces de las ‘crisis de deuda’ que sistemática y recurrentemente golpean a Grecia, Chipre, Irlanda, Argentina, España, Brasil, Indonesia, Italia, Portugal, México, EE.UU., Reino Unido, Francia…? 

Cuesta imaginar un modelo de esclavitud planetaria más diabólico?.

El Islam rechaza el interés sobre el dinero y el mecanismo de préstamo capitalista. Este concepto rigió en la Libia de Muhammad Gadafi; y hoy en Siria e Irán. Claramente, una muy buena razón para que los megabanqueros parasitarios exijan la destrucción de Siria, tal como exigieron la destrucción de Libia y ahora apuntan contra Irán. 

3) Siria ha prohibido las semillas y alimentos genéticamente modificados (GM).

El presidente sirio, Bashar al Assad, los prohibió “para preservar la salud humana”, comprendiendo que empresas como Monsanto se proponen controlar la provisión de alimentos en todo el mundo, sabiendo que las venideras crisis globales no serán tan solo del petróleo sino también de la capacidad de los Gobiernos para alimentar a sus poblaciones.

Por eso, luego de invadir a Irak, EE.UU. dio la orden que sus granjeros solo utilizaran semillas patentadas de Monsanto. Claramente, una muy buena razón para que Monsanto también exija la destrucción de Siria.
4) La población siria está muy bien informada acerca del “Nuevo Orden Mundial” (NWO) que se pretende extender por toda la superficie del planeta.

Sus multimedios locales y círculos académicos debaten en forma abierta la influencia excesiva que los Dueños del Poder Global detentan sobre los Gobiernos del mundo. Entienden cabalmente que en Occidente el verdadero poder no está ni en la Casa Blanca, ni en el 10 de Downing Street, ni en el Congreso o Parlamento, sino en una compleja y ponderosa red de bancos de “cabeza pensante” (‘think-tanks’ como los llaman) conducidos por el neoyorquino Consejo de Relaciones Exteriores, la Conferencia Bilderberg, la Comisión Trilateral, la Americas Society, el Foro Económico Mundial y el londinense Instituto Real para las Relaciones Internacionales. Estos a su vez interactúan estrechamente con los megabancos, los multimedios globales, las principales universidades, las fuerzas armadas, las grandes multinacionales, todo el mundo corporativo supranacional y las sociedades secretas como la franc-masonería y la logia Skull & Bones de la Universidad Yale, que cuenta entre sus miembros a poderosos personajes como el expresidente George W. Bush y el actual secretario de Estado, John Kerry, ambos asesinos de pueblos.   Claramente son una muy buena razón para que estos mismos poderosos le exijan a su empleado Obama que destruya a Siria. 

5) Siria dispone de importantes reservas de petróleo y gas.

¡Otra vez el petróleo! Cada vez que las potencias occidentales van a la guerra para “proteger la libertad, los derechos humanos y la democracia”, siempre nos topamos con el olor nauseabundo del petróleo, sea en Irak, Libia, Kuwait, islas Malvinas, Afganistán…etc.  

Siria dispone de importantes reservas de petróleo y gas en su territorio y costas afuera en el mar Mediterráneo, y colabora con Irán en la construcción de un enorme oleoducto sin la participación de las grandes petroleras occidentales.  Claramente, la militarización de toda la producción del petróleo, sus zonas de reservas y sus vías de acceso para ‘llevárselo a casa’ –esté donde esté– conforma una geoestrategia prioritaria conjunta anglo-judeo-norteamericana.

Obviamente, una muy buena razón para que BP, Exxon, Royal Dutch Shell, Texaco, Total, Repsol y Chevron exijan la destrucción de Siria. 

6) Siria se opone al sionismo y a Israel de una manera clara e inequívoca.

Como potencia ocupadora militar en Palestina, Israel practica el ‘apartheid’ racista sobre los palestinos. Los líderes sirios no tienen pelos en la lengua, llamando a las cosas por su nombre: Israel es un Estado racista, imperialista y genocida, señalando entre tantos ejemplos el muro del oprobio que levantaron los israelíes encerrando a toda Palestina en lo que solo puede describirse como un gigantesco campo de concentración donde se maltrata, asesina y humilla a los palestinos. ¡Israel administra un auténtico Auschwitz en Oriente Medio! Esta misma visión preclara era compartida por el libio Gaddafi y el iraquí Saddam, y hoy también lo es por los líderes de Irán, China, Rusia y la India.

Una muy buena razón para que grupos de choque político como AIPAC (Comité Estadounidense-Israelí de Asuntos Públicos), el Congreso Mundial Judío, la ADL (Liga Antidifamación), el Likud-Kadima y el dúo Netanyahu-Lieberman exijan al unísono la destrucción de Siria.

 

7) Siria es uno de los últimos estados seculares en Oriente Medio, contrario a los supremacistas judeosionistas.

Al igual que sus cristianos renacidos ‘bushianos’ y sus fanáticos proponentes de “Israel primero” en EE.UU. y Occidente– necesitan que todos los pueblos obedezcan la supuesta “voluntad de Yahweh”, un oscuro demiurgo que tiene su presunto ‘pueblo elegido’.

La orden implícita de los que pretenden ser los “Dueños del Poder Global” es clara: todos deben aceptar una supuesta superioridad israelí. A Siria jamás pudieron imponerle semejante barbaridad, como jamás pudieron convencer al Irak de Saddam, a la Libia de Gaddafi, y por supuesto tampoco al Irán de los ayatolás, ni a los mulá de Afganistán.

Ello explica que en Siria “preguntarle a alguien sobre su religión es de mala educación”, ya que Siria ha sido tierra fértil en la que crecieron las principales religiones del mundo a lo largo de milenios, lo que ha enseñado a los sirios a ser discretos, tolerantes y respetuosos con todos los credos. 

Esto no lo respetan los reinos de ricos jeques árabes prooccidentalistas, ni la paranoia antiislámica que reina en EE.UU., Gran Bretaña y la Unión Europea, donde se ha llegado a sancionar legislación que impone las más desfachatadas mentiras culturales, políticas e históricas según lo exigen sus propios fanáticos religiosos que insisten en que su dios solo acepta una única clase de holocausto.

Claramente, una muy buena razón para que los fanáticos neoconservadores y su policía del pensamiento resultante del ’1984′ de Orwell, exijan la destrucción de Siria. 

8) Siria conserva y protege con orgullo su identidad nacional política y cultural.

Al tiempo que respeta la de los demás, enfatizando la voluntad unánime de su pueblo de “proteger su individualidad. Los artífices del venidero Gobierno Mundial simplemente odian a quienes se opongan a la estandarización que imponen en el pensamiento, el comportamiento y los ‘valores’, sobre todo la del dinero. Un mundo donde la dictadura de las grandes marcas occidentales, sus ‘shoppings’, modas y estilos “hacen que todos los lugares del mundo se parezcan, lo que nos lleva a un mundo muy aburrido”.

Hoy en día, el pensamiento ‘revolucionario’ occidental ha quedado limitado a elegir entre Coca y Pepsi. Claramente, una muy buena razón para que Coca, Pepsi, McDonald’s, Levis, Lauder, Planet Hollywood y Burger King exijan la destrucción de Siria
Y ya para terminar, una valiente muchacha siria envió este mensaje concluyente recordando al mundo que: “…si Siria cae, bien podría ser la batalla decisiva que conduzca a la victoria del Nuevo Orden Mundial,  agregando que; “…hoy Siria es el frente de batalla contra el Nuevo Orden Mundial”.

Sabias palabras de una joven que comprende el fracaso estrepitoso de la clase política de las potencias occidentales que solo parecen haber logrado poner a todo el mundo patas para arriba, envenenando a Gobiernos y estructuras de poder privadas, sea en Washington, Nueva York, Londres y París, o en Berlín, Roma, Bogotá, Madrid, Tokio, Seúl, Ámsterdam o Riad.
Si a veces la industria del ‘entretenimiento’ de Hollywood ha de servirnos de guía que refleje los rincones más oscuros de la psiquis enferma de los Dueños del Poder Global, podríamos decir que los gobernantes occidentales están actuando el drama hollywoodense de aquella famosa película, ‘El planeta de los simios’, donde Hollywood imagina un mundo en el que una horrorosa e infernal inversión genética encumbra a ignorantes y destructivos animales –los simios– en el poder mundial, al tiempo que nobles y derrotados seres humanos son esclavizados y arrojados dentro de jaulas.

¿Será esta la metáfora que mejor describe la agresión irracional de Estados Unidos contra Siria? Cuando nos tocará a nosotros?
Las ocho razones descritas conforman una buena guía que nos permitirá recuperar a nuestras naciones, para volver a colocarlas en el camino recto y correcto, arrancándolas de las garras de los “dueños” de este mundo, que claramente hoy están totalmente fuera de control.

Más allá de que seamos americanos, europeos, árabes, musulmanes, cristianos, judíos, budistas, hindúes o sintoístas, ha llegado la hora de los pueblos.
Ha llegado la hora en que los pueblos hagan tronar sus voces en las calles y plazas de nuestras ciudades, demandando que los Gobiernos ‘democráticamente’ elegidos en todo Occidente dejen de hacer las locuras que hacen y empiecen a hacer lo que los pueblos demandan de ellos: Seguridad, Vivienda, Educación, Alimentación y Salud, dignas.
Ahora sabemos, por amarga experiencia, que este abismo de la acción, con sus guerras santas y sus orgías de fraternidad no es una característica exclusiva de ciertas épocas del pasado o de civilizaciones atrasadas en el desarrollo científico y técnico; que puede funcionar muy bien y desplegar todos sus efectos sin abolir una gran capacidad de inventiva y una eficacia macabra. Sabemos que ningún origen filosóficamente elevado o supuestamente divino, inmuniza a una doctrina contra el riesgo de caer en la interpretación propia de la lógica paranoide que afirma un discurso particular –todos lo son– como la designación misma de la realidad y los otros como ceguera o mentira.

 

El atractivo terrible que poseen las formaciones colectivas que se embriagan con la promesa de una comunidad humana no problemática, basada en una palabra infalible, consiste en que suprimen la indecisión y la duda, la necesidad de pensar por sí mismo, otorgan a sus miembros una identidad exaltada por la participación, separan un interior bueno –el grupo– y un exterior amenazador. Así como se ahorra sin duda la angustia, se distribuye mágicamente la ambivalencia en un amor por lo propio y un odio por lo extraño y se produce la más grande simplificación de la vida, la más espantosa facilidad. Y cuando digo aquí facilidad, no ignoro ni olvido que precisamente este tipo de formaciones colectivas, se caracterizan por una inaudita capacidad de entrega y sacrificios; que sus miembros aceptan y desean el heroísmo, cuando no aspiran a la palma del martirio. Facilidad, sin embargo, porque lo que el hombre teme por encima de todo no es la muerte y el sufrimiento, en los que tantas veces se refugia, sino la angustia que genera la necesidad de ponerse en cuestión, de combinar el entusiasmo y la crítica, el amor y el respeto.



 

Un síntoma inequívoco de la dominación de las ideologías proféticas y de los grupos que las generan o que someten a su lógica doctrinas que les fueron extrañas en su origen, es el descrédito en que cae el concepto de respeto. No se quiere saber nada del respeto, ni de la reciprocidad, ni de la vigencia de normas universales. Estos valores aparecen más bien como males menores propios de un resignado escepticismo, como signos de que se ha abdicado a las más caras esperanzas. Porque el respeto y las normas sólo adquieren vigencia allí donde el amor, el entusiasmo, la entrega total a la gran misión, ya no pueden aspirar a determinar las relaciones humanas. Y como el respeto es siempre el respeto a la diferencia, sólo puede afirmarse allí donde ya no se cree que la diferencia pueda disolverse en una comunidad exaltada, transparente y espontánea, o en una fusión amorosa. No se puede respetar el pensamiento del otro, tomarlo seriamente en consideración, someterlo a sus consecuencias, ejercer sobre él una crítica, válida también en principio para el pensamiento propio, cuando se habla desde la verdad misma, cuando creemos que la verdad habla por nuestra boca; porque entonces el pensamiento del otro sólo puede ser error o mala fe; y el hecho mismo de su diferencia con nuestra verdad es prueba contundente de su falsedad, sin que se requiera ninguna otra.


Nuestro saber es el mapa de la realidad y toda línea que se separe de él sólo puede ser imaginaria o algo peor: voluntariamente torcida por inconfesables intereses. Desde la concepción apocalíptica de la historia, las normas y las leyes de cualquier tipo, son vistas como algo demasiado abstracto y mezquino frente a la gran tarea de realizar el ideal y de encarnar la promesa; y por lo tanto sólo se reclaman y se valoran cuando ya no se cree en la misión incondicionada.
Pero lo que ocurre cuando sobreviene la gran desidealización no es generalmente que se aprenda a valorar positivamente lo que tan alegremente se había desechado, estimado sólo negativamente; lo que se produce entonces, casi siempre, es una verdadera ola de pesimismo, escepticismo y realismo cínico. Se olvida entonces que la crítica a una sociedad injusta, basada en la explotación y en la dominación de clase, era fundamentalmente correcta y que el combate por una organización social racional e igualitaria sigue siendo necesario y urgente. A la desidealización sucede el arribismo individualista que además piensa que ha superado toda moral por el sólo hecho de que ha abandonado toda esperanza de una vida cualitativamente superior.

 

Lo más difícil, lo más importante. Lo más necesario, lo que a todos modos hay que intentar, es conservar la voluntad de luchar por una sociedad diferente sin caer en la interpretación paranoide de la lucha. Lo difícil, pero también lo esencial es valorar positivamente el respeto y la diferencia, no como un mal menor y un hecho inevitable, sino como lo que enriquece la vida e impulsa la creación y el pensamiento, como aquello sin lo cual una imaginaria comunidad de los justos cantaría el eterno hosanna del aburrimiento satisfecho. Hay que poner un gran signo de interrogación sobre el valor de lo fácil; no solamente sobre sus consecuencias, sino sobre la cosa misma, sobre la predilección por todo aquello que no exige de nosotros ninguna superación, ni nos pone en cuestión, ni nos obliga a desplegar nuestras posibilidades.



 

Hay que observar con cuánta desgraciada frecuencia nos otorgamos a nosotros mismos, en la vida personal y colectiva, la triste facilidad de ejercer lo que llamaré una no reciprocidad lógica: Es decir, el empleo de un método explicativo completamente diferente cuando se trata de dar cuenta de los problemas, los fracasaos y los errores propios y los del otro cuando es adversario o cuando disputamos con él. En el caso del otro aplicamos el esencialismo: lo que ha hecho, lo que le ha pasado es una manifestación de su ser más profundo; en nuestro caso aplicamos el circunstancialismo, de manera que aún los mismos fenómenos se explican por las circunstancias adversas, por alguna desgraciada coyuntura. Él es así; yo me vi obligado. Él cosechó lo que había sembrado; yo no pude evitar este resultado. El discurso del otro no es más que de su neurosis, de sus intereses egoístas; el mío es una simple constatación de los hechos y una deducción lógica de sus consecuencias. Preferiríamos que nuestra causa se juzgue por los propósitos y la adversaria por los resultados.

 

Y cuando de este modo nos empeñamos en ejercer esa no reciprocidad lógica que es siempre una doble falsificación, no sólo irrespetamos al otro, sino también a nosotros mismos, puesto que nos negamos a pensar efectivamente el proceso que estamos viviendo.



La difícil tarea de aplicar un mismo método explicativo y crítico a nuestra posición y a la opuesta no significa desde luego que consideremos equivalentes las doctrinas, las metas y los intereses de las personas, los partidos, las clases y las naciones en conflicto. Significa por el contrario que tenemos suficiente confianza en la superioridad de la causa que defendemos, como para estar seguros de que no necesita, ni le conviene esa doble falsificación con la cual, en verdad, podría defenderse cualquier cosa.

 

En el carnaval de miseria y derroche propios del capitalismo tardío se oye a la vez lejana y urgente la voz de Goethe y Marx que nos convocaron a un trabajo creador, difícil, capaz de situar al individuo concreto a la altura de las conquistas de la humanidad.



 

Dostoievski nos enseñó a mirar hasta donde van las tentaciones de tener una fácil relación interhumana: van sólo en el sentido de buscar el poder, ya que si no se puede lograr una amistad respetuosa en una empresa común se produce lo que Bahro llama intereses compensatorios: la búsqueda de amos, el deseo de ser vasallos, el anhelo de encontrar a alguien que nos libere de una vez por todas del cuidado de que nuestra vida tenga un sentido. Dostoievski entendió, hace más de un siglo, que la dificultad de nuestra liberación procede de nuestro amor a las cadenas. Amamos las cadenas, los amos, las seguridades porque nos evitan la angustia de la razón.

 

Pero en medio del pesimismo de nuestra época se sigue desarrollando el pensamiento histórico, el psicoanálisis, la antropología, el marxismo, el arte y la literatura. En medio del pesimismo de nuestra época surge la lucha de los proletarios que ya saben que un trabajo insensato no se paga con nada, ni con automóviles ni con televisores; surge la rebelión magnífica de las mujeres que no aceptan una situación de inferioridad a cambio de halagos y protecciones; surge la insurrección desesperada de los jóvenes que no pueden aceptar el destino que se les ha fabricado. Hoy la rebelión de los pueblos, ante la incapacidad de los Gobiernos “democráticamente” instituidos para otorgarles: seguridad, vivienda, educación, alimentación y salud dignas, está presente en casi todos los países del mundo occidental capitalista.



 

Este nuevo resurgir y enfoque del sentir popular nos permite decir como Fausto:

 

También esta noche, tierra, permaneciste firme.

Y ahora renaces de nuevo a mi alrededor.

Y alientas otra vez en mi la aspiración de luchar sin descanso por una altísima existencia.

 

La Revolución Cubana, edificada por varias generaciones de cubanos, posee todas las virtudes y defectos de la condición humana y nunca ha tenido la pretensión de erigirse en modelo. Sigue siendo, a pesar de sus dificultades, un símbolo de dignidad y de resistencia en el mundo.



Su proceso de transformación social iniciado en 1959 sacudió el orden y las estructuras establecidos, puso en tela de juicio el poder de los dominantes y propone una alternativa social donde los recursos se destinan a la mayoría y no a una minoría.

Tanto el programa de alfabetización cubano “Yo, sí puedo”, lanzado en 2003, ó la Operación Milagro que lanzó Cuba en 2004, así como muchas otras misiones implementadas por la Revolución Cubana ha hecho de la solidaridad internacionalista un pilar esencial de su política exterior.

Según el Programa de las Naciones Unidas para el desarrollo (PNUD), Cuba es el único país de América Latina y del Tercer Mundo que se encuentra entre las diez naciones del mundo con el mejor Índice de Desarrollo Humano sobre los tres criterios “esperanza de vida, educación y nivel de vida” durante la última década.

Según la UNICEF, “Cuba es un ejemplo en la protección de la infancia” y un “paraíso de la infancia en América Latina”, y enfatiza que Cuba es el único país de América Latina y del Tercer Mundo que ha erradicado la desnutrición infantil.

Según la UNESCO, Cuba es la nación del mundo que consagra la parte más elevada del presupuesto a la educación, con cerca del 13% del PIB.

A pesar de todos los obstáculos que ha sufrido, la Revolución Cubana es un innegable éxito social.

La visión más extendida dice que: ser humano es ser solidario, compasivo y sensible.

Voltaire (1694-1798) en cambio afirma que:

La civilización no suprimió la barbarie; la perfeccionó e hizo más cruel y bárbara… La pasión de dominar es la más terrible de todas las enfermedades del espíritu humano”.

El dominio cruel es sólo un medio, dice Adam Smith en “La riqueza de las naciones” (1776): "Todo para nosotros y nada para los demás parece haber sido la ruin máxima de los amos de la humanidad en las diversas épocas de la historia".

Enseguida Carlos Marx (1818-1883) agregó:

La desvalorización del mundo humano crece en razón directa de la valorización del mundo de las cosas”.

Para colocar las cosas al derecho, el escritor argentino Julio Cortázar (1914-1984) propone: “Es necesario comprender quién pone en práctica la violencia... si son los que provocan la miseria o los que luchan contra ella”.

Por su parte el obispo pacifista brasileño Hélder Cámara (1909-1999), denuncia cómo el sistema capitalista victimiza a sus opositores: "Cuando di de comer a la gente pobre, me llamaron santo, pero cuando pregunté por qué la gente es pobre, me llamaron comunista...".

Estas son las causas de por qué el sistema capitalista es el principal violador de los derechos humanos y de los pueblos, y por qué los Estados en las guerras no respetan el Derecho Internacional Humanitario, provocando crímenes de lesa humanidad.


Regresemos al punto principal.

¿Qué es la Ciencia Psicobioenergética?


La Ciencia Psicobioenergética es un pensamiento de la Vida. Pero una Vida concebida no sólo como una explicación de la naturaleza vital sino de la Vida cósmica y la vida psicosocial.
La Ciencia Psicobioenergética es una filosofía de la Vida donde ésta es concebida en tres dimensiones: La Vida (el Alma) Universal cósmica; la Vida biológica (el Cuerpo) y; la Vida Espiritual psicosocial (ley de la integralidad; integrada a ese todo omnipresente). Estos tres conceptos delimitan el cuerpo teórico de esta filosofía.

Reseñemos brevemente el concepto del Alma (la Vida cósmica, la esencia vital), sin duda, el más problemático. El autor basándose en la ciencia sostiene que existen multiples clases de energía: la energía cinética, la gravitacional, la energía del pensamiento, la solar, la lumínica, la térmica, la geodésica, la vegetal, la hídrica, etc., y quizás la más importante la del Alma (la Vida), que las reúne a todas. Como energía cósmica esta energía sui generis surgió posiblemente gracias a la interacción con la luz solar, condiciones especiales atmosféricas, temperatura, determinadas composiciones electromangéticas, etc. esta energía vital ese “animo vital” que en algún momento determinado debió aparecer en el cosmos sideral produciéndo seres vivos que luego interactuó con la materia para manifestarse físicamente en el plano terrenal. Por eso todos somos hijos del cosmos (el Padre) y somos un pedazo del cosmos, del Universo acá en la Tierra.


La Vida es una energía autónoma, que solo es generada por la Vida y que para mantenerse absorbe, consume, se retroalimenta de energía vital.

En algún momento el cosmos “pario”, generó la Vida30, el problema radica en que hoy no podemos explicar porque esta no se sigue generando aun. Ese ánimo vital es el que vivifica la naturaleza, crea miles de especies, de formas vivas (biotipos) la Vida es una energía que se auto regula es autopoietica lucha por permanecer en el ser, por adaptarse a las nuevas condiciones, también puede modificarlas.

La Vida es “una energía diseñadora y configuradora de formas y vitalizadora: la energía que genera la reproducción, la gestación, el crecimiento y la maduración de los organismos; es una energía que genera masa; en la energía material, el proceso típico parece ser inverso: la masa que produce energía”.
Para este pechito la biología, la ciencia biológica actual, lamentablemente se limita a estudiar lo físico-químico, pero no la Vida, la esencia vital sutil, el Alma como tal; la biología actual estudia las manifestaciones de la vida, vida biológica físico-quimica, pero no ese aliento que vivifica animales y plantas. Que la Vida no se reduce a lo físico-químico es un hecho que prueba el que no se haya podido generar vida en un laboratorio.

El concepto de Vida desde la Ciencia Psicobioenergética se ocupa filosófica y cientificamente de la arquitectura energética de los seres vivientes y de los problemas que plantea para la interpretación de la vida.

La Vida es el sistema complejo y diversificado de los entes finitos, provenientes del cosmos, que genero la primera forma de vida, las bacterias, pero también contribuyo a formar cuerpos orgánicos, un pedazo de cosmos o polvo estelar vitalizado por la energía cósmica.

Los seres vivos utilizan energía para mantenerse en su ser mediante la evolución se posibilito el homínido.

Ahora, Lo que se llama vitalismo surgió en el siglo XVII como “animismo” en la teoría de Georg Ernst Stahl. Posteriormente, Paul Joseph Bartez postulo un “principio vital” de naturaleza desconocida, distinto de la mente y dotado de movimiento y sensibilidad, como la “causa de los fenómenos de la vida en el cuerpo humano”.

Según ella: “La Vida es una sola, que se ha manifestado en millones de especies. Por eso la naturaleza es un circuito de Vida, un solo circuito. La Vida es una sola porque viene de la Vida y solo es generada por ella. El hombre es un ser más que pertenece a ese gran océano que es la Vida”.

Pero ese “océano vital”, es como un verdadero guía, es exigente, sabio, benevolente, muy estricto.

La necesidad corrige la dispersión a que conduciría el azar, y este enmienda la rigidez que impondría la causalidad eficiente, si fuera principio único.

La filosofía aparece de la mano del psicoanálisis para así construir un puente entre la conciencia y la inconsciencia que ayude a liberar al hombre y posibilitar su emancipación, algo que desde el principio estuvo en sus preocupaciones teóricas.

Una ética de la Vida que busque refundar la pluridimensionalidad del hombre y, ante todo, su multiversalidad, su comunión con todo el reino de lo vivo, es decir con el cosmos, la naturaleza, con la sociedad. El tipo de conciencia ética que se requiere no tiene nada que ver con las morales de las religiones, ni los comportamientos dictados por las doctrinas políticas, sino con una ética ambiental y social.

Sin la formación de la conciencia el mundo del ser humano no es posible, ya que para su reconocimiento ello implica un proceso negador de la animalidad, reconociendo que los impulsos instintivos primarios -preservación, gregario y teológico- son los que lo distinguen del resto de los animales.

Al contrario de lo que consideraban ciertos pensadores como Nietzsche o psicoanalistas como Freud, que la negación de la parte instintiva fue requisito de la formación de la sociedad moderna, el reconocimiento consciente de dichos instintos primarios (preservación, gregario y teológico) denota un proceso evolutivo y de desarrollo y adaptabilidad morfológica, no tal como lo explica el científico colombiano Rodolfo Llinas, en su libro “El cerebro y la mente del yo”31, donde atribuye la formación del cerebro al movimiento y donde la mente sería una función de dicho órgano, puesto que para nosotros la mente es una función de la psiquis, del Alma, de la naturaleza Energética Vital misma, pero ello será asunto de un tema que trataremos en otro lugar. Por ahora continuemos analizando la clase de conciencia necesaria para una formación ética ambiental y social adecuadas para un cambio socio-ambiental en el comportamiento humano y poder crear así las condiciones psicológicas para construir un Mundo Mejor.

Hegel consideraba que la conciencia, que es la primera forma como el individuo se pone frente su propia existencia y frente al mundo, su entorno, está formada por lo que es común y es esta característica la que permite la formación de la comunidad primitiva. Es decir la conciencia es la que permite la socialidad, por la conceptualización misma de que todo ello es lo común.

Aun hoy, a pesar de los avances de la ciencia, existen varias -por decir lo menos- incógnitas y vacios irresueltos frente al origen y la evolución de nuestra especie, pero también es cierto que ésta aceptada teoría de la evolución es por ahora una de las formas de explicar el camino desde la unicelularidad, hasta la pluricelularidad del hombre y los mamíferos. Pero ya, muy discutida. Personalmente no me atengo a ella.

También decíamos que de la ética que pretendemos tenga conciencia el hombre, nada tenía que ver con lo moral actuales, esta castra y coarta al individuo, demostrable por el comportamiento del hombre moderno dentro de las diversas instituciones sociales.
Para fundamentar una ética socio-ambiental debe evaluarse antes que nada el grado de libertad que el hombre conserva dentro del entorno y la sociedad en la que subsiste. Así la libertad se convierte en el problema fundamental, ya que la carencia de ella tiene relación en la forma en que el individuo se comporta frente a la comunidad y su entorno. Con una libertad coercitada no puede asumir un proyecto de vida, sus posibilidades de realización. De allí que una moral tal como actualmente está concebida contradice el sentido mismo de la individualidad, pues es un canon de comportamiento colectivo, grupal, social que históricamente ha invadido la esfera de la individualidad coartando sus perspectivas.

La moral actual se formo de una manera macabra, pues tiene su fundamento la crueldad misma. Es decir el castigo la represión es como se pretende que el hombre retenga en su conciencia las prescripciones sociales,. Absurdo!!. Una sociedad basada sobre el miedo, y lo que es peor, el dolor, pretende crear en el hombre el sentido del deber?, de la responsabilidad?. Aberrante!!. Con la formación de estos contenidos de la conciencia es apenas justificada la actual condición dantesca de todas las sociedades.

Entonces vemos que la conciencia viene a estar formada por lo que se cree es común, por lo que pretende ser útil a todos. Lo que se impone como una necesidad a todo comunidad social para convivir. De ese conjunto de reglas impuestas nacen la tradición y las costumbres. La moral actual, con sus tradiciones y sus costumbres ha buscado a lo largo de la historia reprimir al hombre y hacerlo un ser social. Ha buscado encasillarlo, amoldarlo, encarcelarlo, limitarlo ajustándolo a comportamientos fijos, preestablecidos. Esta moral exige un sacrificio del individuo en aras supuestamente con un fin de beneficio común, de la estabilidad social general. Así el individuo siempre se sentirá atemorizado frente al grupo, pues sabe y entiende que una infracción a la sociedad le da a esta el derecho de castigarlo, pretendiendo “hacerlo entrar en razón”(¡??)

En síntesis, se podría decir que la moral es propia de la masa, mientras la ética es propia del individuo.

Para que la ética, y sobre todo una ética socio-ambientalista, cumpla su función, lo prioritario es que la concepción consciente parta de un individuo autoeducado, libre, con proyecto autoconsciente de vida, pluridimensional, autoregulado, autónomo. Un individuo que tenga conciencia de sí, que haya identificado, comprendido y valorado la Vida, su esencia vital, que le permita delimitar su “ser” del hombre universal, pero que no se ve allá afuera, sino que lo integra como una parte de sí, de su propio ser. Un individuo que sepa reconocer que pertenece a un orden social que lo condiciona, pero que no lo comprime definitivamente sus capacidades y talento. Este individuo debe reconocer que posee una naturaleza trina; un cuerpo su esencia o elemento material; una Alma su esencia inmaterial, anímica energética y; una esencia espiritual inherente al todo, al cosmos, el Universo, Dios32 o como quiera llamársele. Tres líneas paralelas que estando juntas consolidan su Vida, su naturaleza humana acá en este Planeta. Un individuo que no acepta la visión unilateral de la moral, la política y la religión, que ven al hombre como uno, fijo, racional, determinado, subyugado, no contradictorio, sometido, consolidado, no pluridimensional.

Un individuo pluridimensional requiere poder integrar varias polaridades aparentemente opuestas; individuo-hombre universal; yo-social; cuerpo-mente; natural-transnatural; racional-intuitivo.

La primera oposición trata de ubicarlo simultáneamente como un individuo, único, irrepetible, con sus deseos, proyectos, sueños, esperanzas, pero también es un hombre universal, holístico que subsiste dentro de un entorno y comunidad especifica con las que tiene que relacionarse multifuncional e pluridimensionalmente.

La segunda oposición trata de mostrar que a pesar de que el individuo es egoísta, también es un ser social, que exige universalidad, consciencia de la necesidad de no acaparar solo para sí los bienes y riquezas, lo que le implica una solidaridad con el entorno natural y el género humano.

La tercera oposición trata de la región de la sensualidad, la percepción sensorial corpórea y el goce, las emociones, los sentimientos inherentes a la mente, al pensamiento, la animosidad espiritual, la memoria y el conocimiento. La ética precisamente busca un equilibrio entre estas dos dimensiones, ya que el cuerpo y el Alma están interrelacionados, se influencian mutuamente desdiciendo la absurda negación que las religiones han impuesto a dicha combinada integralidad.

La cuarta oposición es la de naturaleza vs.transnaturaleza, que permite ver no solo el problema ambiental como la superposición casi absoluta de la civilización sobre la naturaleza del entorno, del hábitat, sino también sobre la naturaleza energética vital misma de cada individuo.

La quinta oposición es la que concibe al hombre como ser racional y no racional o intuitivo. Comprendiendo en esta última la sensualidad, la imaginación, el goce, el placer, el mito, lo libidinal, lo lúdico, la amistad, el deseo, la recreación, la creatividad, el talento, los sueños y todos los demás conceptos que no admiten una explicación plenamente racional, es decir todo lo que la razón no puede aprehender. Una ética socio-ambientalista, debe admitir por un lado que todas estas manifestaciones del ser humano pertenecen al dominio de la sin razón, la no razón, el instinto, la intuición, al campo del individuo concreto y por otro que la razón hace referencia al campo social, a la universalidad de dicho individuo.
Como referente debemos entender que hasta ahora todas las teorías que se hayan intentado aplicar a la organización social a lo largo de la historia, hayan sido racionales, en síntesis totalitarias y todas hayan fracasado33. Crearon unos modelos de convivencia y organización social, estatal, institucional, donde el individuo debía ser totalmente racional, haciéndolo así unilateral, calculable y determinable, negándole al hombre un natural papel pulsvaliente relevante.
Ya lo decía Sigmund Freud34: “la conciencia es solo una cualidad o atributo de la psiquis, pero una cualidad en permanente evolución. Comprender el inconsciente implica comprender mejor el comportamiento humano y tal vez solo a partir de la comprensión de este mundo inconsciente sea posible prefigurar una teoría social más compleja, más completa, más adecuada a la naturaleza humana”.
Cualquier ética que se pretenda aplicar debe tener como objetivo crear hombres libres y cuyo primer postulado debe apuntar a la superación de la educación. Debemos ser conscientes de que la educación que recibimos en las escuelas, las universidades donde se enseña a desarrollar una actividad profesional de oficio, unidimensional, que sirve únicamente para producir, la que se nos inculca autoritariamente en nuestra casa, en nuestro hogar, no son suficientes ni adecuadas. En ese sentido la educación es solo una creación de hombres-tipo, un hombre que solo debe atender los fines que persigue esta sociedad técnico-científica. Esa educación prepara solo para trabajar, el trabajo absorbe la potencialidad humana. Tanto que pudiéramos decir con Marx35: “…Es evidente que cuanto más se vuelca el trabajador, en su trabajo, tanto más poderoso es el mundo extraño, objetivo que crea frente a sí y tanto más pobre son él mismo y su mundo interior…”.
Replantear hoy la educación implica reevaluar el papel de las universidades y su relación con el saber, el conocimiento y la naturaleza en general.En gran parte de los países del mundo la educación ha sido utilizada como instrumento de los poderes políticos y religiosos, de allí el caos social en casi todas partes.

La ética debe permitir la formación de un hombre culto, educado, auto reeducado, como única forma de asumir una actitud crítica frente a las cosas, frente a la sociedad, la política, el derecho. La autoeducación nos enriquece cultural y cognitivamente, nos potencia interiormente, permite un autodescubrimiento ya que el individuo puede leer lo que desee, puede opinar sobre lo que quiera, expresar lo que sienta, sin ninguna restricción, es un dialogo consigo mismo. Así el conocimiento no se limita al campo de la información, la ciencia, la tecnología, hay además un conocimiento humanista, desalienador, emancipadora.

La autoeducación ayuda a descubrir nuestras potencialidades, nuestro talento. Permite acercarnos a la libertad, permite forjar, determinar, planificar un proyecto autoconsciente de vida. Tal proyecto es nuestro horizonte vital. Es la planificación de nuestro futuro. Un proyecto que se logra con esfuerzo, dedicación y empeño, con tenacidad, con decisión. El proyecto autoconsciente de vida implica que el individuo supere la masa. Una falta de autoconsciencia lleva a elegir la sumisión.

La ciencia Psicobioenergética postula que en la medida que vayamos construyendo poco a poco nuestro proyecto vital, estamos materializando praxiológicamente la libertad. La libertad requiere de la praxis! Y la libertad exige autonomía, autoconsciencia, autolegislación, independencia personal. La autorregulación ética implica una consciencia de la sociabilidad. Esta autorregulación permite aquilatar la opresión del sistema jurídico sobre el individuo, disminuyendo la represión del Estado sobre el conglomerado social ya que un individuo autoeducado y responsable socialmente puede aminorar pa represión que el sistema ejerce sobre él.


Sostenemos, junto a muchos filósofos del pasado y actuales que el trabajo conspira contra la potencialidad humana y por ello proponemos la supresión –superación- del trabajo. Solo en la civilización accidental influenciada por la religión judeo-cristiana se considera como esencial el trabajo del hombre. El trabajo sume al hombre a una condición miserable, menoscabando su potencialidad individual. Y es absurdo que hoy con todo el avance de la ciencia y sus tecnologías estas no sean aplicadas a los procesos productivos y se pretenda supeditar –encarcelar- al hombre a trabajos productivos. Si somos sinceros debemos reconocer que la automatización crea cada día más desempleo a escala global, lo que implica que los desocupados aumentan significativamente cada día a medida que la ciencia aplicada avanza. Así que todas las políticas que ofrezcan alternativas según las cuales hay que proveer empleos para ocupar a la gente en algo, son miserablistas.

Si fuéramos éticos con la naturaleza humana la tecnología aplicada posibilitaría algo maravilloso: la disponibilidad de una gran cantidad de tiempo que el individuo podría aprovechar en la realización de cada uno de los proyectos de vida que se trazaran las personas, como una actividad libre, acorde al gusto de cada persona. Un tiempo para el crecimiento personal para la potenciación de una cultura verdaderamente, social y ambiental.

La riqueza social producto de la ciencia y la tecnología no puede seguir engrosando las listas de miseria y desposeídos en el mundo. Es necesario, indispensable, una redistribución de todos los bienes, la riqueza no solo económica sino también tecnológica. Solo así se permitirá acceder en condiciones de dignidad a los beneficios que una sociedad humana se merece.
Reproduzca esta información, hágala circular por los medios a su alcance: a mano, a máquina, oralmente. Mande copia a sus amigos; nueve de cada diez las estarán esperando. Millones quieren ser informados. El Terror se basa en la incomunicación. Rompa el aislamiento. Vuelva a sentir la satisfacción moral de un acto de libertad.

¡Estas cordialmente invitado a Cambiar y Evolucionar!!



1 platón interpreta el alma principalmente en dos sentidos: el alma como aquello que permite a los seres vivos realizar actividades vitales, y, en el caso del alma humana, como el principio divino e inmortal que nos faculta para el conocimiento y la vida ARMÓNICA.EN RESUMEN: El alma es una sustancia que informa y vivifica a un determinado cuerpo.







2 ARISTÓTELES DEFINE EL ALMA, COMO:"LA ENTELEQUIA PRIMERA DE UN CUERPO NATURAL QUE TIENE LA VIDA EN POTENCIA, PRINCIPIO ACTIVO EN MOVIMIENTO, DE CRECIMIENTO, DE GENERACIÓN, UNIFICA TODAS SUS FUNCIONES, SIN EXCEPTUAR LAS OPERACIONES DE LA SENSIBILIDAD Y DEL ENTENDIMIENTO Y DISTINGUE TRES FUNCIONES FUNDAMENTALES DEL ALMA: 
a) la función vegetativa, es decir la potencia nutritiva y reproductiva, propia de todos los seres vivientes, empezando por las plantas; 
b) la función sensitiva, que comprende la sensibilidad y el movimiento y es propia de los animales y del hombre; 
c) la función intelectiva, propia del hombre. HOY SABEMOS QUE TAMBIÉN DE LA MAYORIA DE LOS MAMIFEROS.

3


 Multiverso polidimensional, como lo llaman ya muchos.

4


 EL SÉPTIMO MANDAMIENTO: «No robarás» (Ex 20, 15; Dt 5,19; Mt 19, 18). Exige el respeto del destino universal de los bienes y del derecho a mantener el equilibrio.

5


  Dios (La Creación) confió, ofreció la tierra y sus recursos a la administración común de la humanidad para que tuviera cuidado de ellos, los dominara mediante su trabajo y se beneficiara de sus frutos. Estos bienes de la creación están destinados a todo el género humano. El destino universal de los bienes, continúa siendo primordial a pesar de los miles de milenios transcurridos. 

6


 Incluida la trama de la FED.

7


Leerse “Los protocolos de los sabios de Sion”

8


A pesar de que se cree que el límite para la longitud de onda más pequeña posible es la longitud de Planck o el Campo de Higgs. Muchas de las emisiones psíquicas la sobrepasan aunque no hayan podido ser, por ahora, deseadas ser incluidas en los cálculos matemáticos tal como el límite máximo que se le calcula al punto cero o el tamaño del Universo (¿?).Por lo tanto formalmente el espectro electromagnético es infinito y continuo. Representada antiguamente por una serpiente o dragón mordiéndose la cola. &, ó ∞.

9


Del griego Psyché = hálito, soplo, vida

10


Hesíodo poeta de la Antigua Grecia, indica que los hombres habían vivido hasta entonces libres de fatigas y enfermedades, pero Pandora abrió un ánfora que contenía todos los males. Otras versiones del mito relatan que en realidad la jarra contenía bienes y no males. Pandora "la que da, otorga, todo".

11


Existen tres ámbitos de los procesos psíquicos y a su vez cada una tres capacidades que se manifiestan en la realización de diferentes tareas, por medio de estos procesos psíquicos. I-) Ámbito de los procesos psíquicos que es Cognitiva, afectiva y volitiva. II-) Ámbito de las cualidades psíquicas como la inteligencia, el temperamento y el carácter y III-) Ámbito de procesos psíquicos formado por el pensamiento y el conocimiento, el sentimiento y la emoción todas bajo el dominio de la Voluntad y la actitud. El conocimiento y el pensamiento forman un conjunto, en el cual el pensamiento es lo que estructura y opera con el conocimiento. De modo análogo se pueden concebir las parejas, sentimiento-emoción y voluntad-actitud, en las cuales el sentimiento es la forma de estructurar las emociones y la voluntad el modo en que se configuran las actitudes.

12


 En el Templo de Osiris, Egipto, el “Símbolo de Osiris” ó la “Flor de la Vida”. En México, en los grabados Maya. En las tablas sumerias. En Ephesus Turquía. En el Árbol de la Vida de la cábala hebrea. En el símbolo del I’ching, Chino. En el templo dorado de los Sikhs el India. Los grabados en madera del bosque Carvings, Austria. Todas coinciden con la figura del “Vector en equilibrio”. ¿Como es posible que culturas tan distantes en espacio y tiempo coincidieran tanto?

13


 De allí que se le echo la culpa a la serpiente de la “caída” de nuestros primigenios ancestros.

14


 Sabiéndolo no lo sacan a la luz y siguen enseñando equívocos (como tantos otros) a los educando, creando falsas verdades para que no puedan emanciparse y seguir teniéndolos bajo sus garras.

15


Ernest Hemingway

16


Amar con verdadero Amor solo se puede dar cuando se conoce la libertad. Quien hoy en día en occidente pueda afirmar que está libre del yugo del dinero? Que levante la mano. Espero reportes: aflandorffer@gmail.com

17


ONU, Simposio "La Educación en el 2001", conclusiones.

18


Duane Elgin, Futurista, Autor de “el Universo viviente”; Nassim Haramein, Físico inventor, Cosmólogo y para mí el más valiente y honesto científico de todos; Foster Gamble, un buscador genuino, Ingeniero, Autor del documental “Navegación perspicaz”: http://vimeo.com/35004845 con la cual podrá despejar toda duda sobre mis afirmaciones. Solo me queda una pregunta: Si ya Arthur Young creador de la Fundación para el estudio de la Conciencia (Filadelfia USA1952) la propuso con su estudio “El Universo reflexivo” (1962) Porque han tardado tanto en darlo a conocer? Con razón se comenta que los conocimientos científicos y tecnológicos están 70 o 100 años más avanzados de lo que se difunde y populariza. Un ejemplo: los conocimientos sobre la pantalla plana (tipo LCD) estuvieron listos desde 1954/56. Porque solo lo aplicaron a los televisores en 20/25 años después? y los comercializaron y popularizaron otros 20 años más tarde? Porque si ya se posee la tecnología de los así llamados “portales dimensionales” seguimos utilizando cohetes para el trasporte espacial? ¡Solo por los intereses comerciales y económicos!.

19


http://jesuselcristo.wordpress.com/apocrifos/el-libro-secreto-de-juan/Puede leérselo completo.

20


 Junto con Joseph B. Rhine (Universidad de Duke) fueron los cerebros que adelantaron las más serias y profundas investigaciones sobre los fenómenos psíquicos.

21


 Requiere una “afiliación institucional” a la cual precisamente muchos investigadores de la psiquis, lo “paranormal” o extra sensorial y los individuos poseedores de ellas, no son aceptados.

22


 Prefiero llamarlo “El eje” o “La Base” ó “El Consejo”, ó “La Central” ya que no se tratará de un Estado que nos gobierne tal como el que conocemos gobernado por políticos demagogos y corruptos, sino un sistema básico de información organizada, manjada por algo similar a los bancos actuales pero para administrar los bienes y servicios públicos y suministrar bienestar personal y a toda la población en general por igual.

23


 Teófilo de Antioquía, extrajo de los manuscritos más antiguos, que escaparon claramente a los “correctores“ y falsificadores de los escritos, lo siguiente:  “LOS PECADOS DE LOS HOMBRES FUERON LOS QUE HICIERON "PELIGROSOS" A LOS ANIMALES: Los animales salvajes reciben su nombre por su naturaleza salvaje, pero no porque fueran creados peligrosos desde el principio..., sino que los pecados de los hombres los hicieron peligrosos. Pues al apartarse el hombre del camino, también aquellos le siguieron... Si el hombre se alza ahora de nuevo a una existencia correspondiente a su naturaleza y no obra más maldades, también aquellos volverán de nuevo a su ser manso original”. Si esto lo pueden lograr los animales cuanto no podremos alcanzar los humanos?

24


 Alan Wilson Watts fue un filósofo británico, así como editor, sacerdote anglicano, locutor, decano, escritor, conferenciante y experto en religión.

25


www.multiversidareal.org

26


 Desde los albores de la historia culturas como la Acadia, Sumeria, Maya, Mauria, Africanas, Azteca, Tolteca, Inca, etc.

27


 Economía en esfuerzo humano, Economía del bien común, Economía social, Economía Etológica; Ecológica Humana, Ecología Cultural, Ecología Tecnológica, Ecología Geográfica, Ecología Naturista; Ética con la Vida, Ética hacia los dones y virtudes del Alma, Ética del vivir, Ética social, Ética Etológica con la Naturaleza.

28


 P.Ej: Disminución del crecimiento demográfico en Hungría después del atroz aplastamiento del intento del pueblo para alcanzar la emancipación de la llamada “Cortina de hierro” (1956).

29


 Muchos que han estado muy cercanos a estos “gobiernos” ya hablan de que la obediencia está controlada por civilizaciones más desarrolladas que la nuestra (¿?).

30


 Ver “Postulado del Flujo Perpetuo” de mismo autor.

31


 Ed. Norma S.A. 2003

32


A esta altura es conveniente aceptar con Pascal que la existencia de Dios es bastante incierta (Leer en el:”Manifiesto para un Mundo Mejor”, el instinto teológico, del Autor)

33


Baste mirar un poco a nuestro alrededor.

34


 En “Textos fundamentales de psicoanálisis”.

35


 “Manuscritos:Economía y filosofía” Edit. Alianza, Madrid 1993.



Compartir con tus amigos:
1   2


La base de datos está protegida por derechos de autor ©psicolog.org 2019
enviar mensaje

enter | registro
    Página principal


subir archivos