Historia de Roma introduccióN


Dinastía Severa (193 – 235 d.C.)



Descargar 349.88 Kb.
Página6/7
Fecha de conversión28.03.2018
Tamaño349.88 Kb.
1   2   3   4   5   6   7

Dinastía Severa (193 – 235 d.C.)
Con Septimio Severo comenzará una dinastía formada por los siguientes emperadores: Septimio Severo, Caracalla (gobernando brevemente con su hermano Geta), Heliogábalo y Alejandro Severo. Muchos serán de origen norafricano, lo que demuestra que a estas alturas del imperio ya no importaba tanto el que un emperador fuese de origen itálico. La dinastía finalizará con la muerte de Alejandro Severo por sus tropas cuando se preparaba para atacar a los germanos. Y con su muerte tendrá lugar la mayor crisis a la que se enfrentó el imperio romano hasta las invasiones bárbaras.
Septimio Severo (193 – 211 d.C.)
Septimio Severo llegó al poder en el 193 d.C. cuando fue nombrado emperador pero su gobierno formal comenzó en el 196 d.C. después de haber derrotado a Pescenio Niger y a Clodio Albino. De origen norafricano por parte de padre, su gobierno estuvo marcado por lo militar y por la cesión de muchos derechos a los ciudadanos de las provincias. Entre una de las más importantes medidas que hizo fue destituir a todos los pretorianos y sustituirlos por soldados leales a su figura.
Su programa militar estuvo dedicado a mejorar el ejército, el cual desde hacía décadas no había evolucionado y estaba estancado en un modelo que no era el adecuado para un imperio tan grande. Entre las medida adoptadas, se encargó de aumentar la paga salarial de los militares, de establecer un servicio militar más equilibrado y de aumentar el ejército un 10% más. Sumado a esto, se centró en reclutar tropas de las provincias lo que supuso que en Italia muchos jóvenes no tuviesen trabajo y acabasen convirtiéndose en gladiadores y bandidos.

En cuanto a su programa administrativo, el emperador se rodeó de toda una corte formada principalmente de italianos y norafricanos y en ellos destacaron importantes filósofos, juristas o escritores. También, durante su gobierno se creó una nueva provincia, la de Mesopotamia, tras una guerra exitosa contra el imperio parto, pero a pesar de los esfuerzos del emperador por integrarla con éxito en el imperio la población iraní siempre se consideró como sometida y su territorio usurpado.


Al igual que muchos emperadores anteriores a él, llevó a cabo toda una serie de construcciones y reconstrucciones para obtener popularidad. La construcción más famosa de su época fue el Septizodio la cual en realidad se trataba de una ampliación del palacio imperial pero que casi actuaba como una construcción independiente y que estaba dedicada a los 7 astros romanos (Jupiter, Plutón, Saturno, Urano, Marte, Mercurio y Neptuno).
Su muerte llegaría en el año 211 d.C. en la ciudad de York, Britania, durante una campaña contra los caledonios. Afectado profundamente por la gota, antes de morir pronunció la famosa frase “Mantened la paz, enriquecer a los soldados y burlaos del resto”. Tras su muerte, sus dos hijos, Caracalla y Geta, accedieron al trono, continuando con la dinastía.
Caracalla (211 – 217 d.C.)
Aunque en teoría el gobierno de Caracalla debía de ser compartido con Geta tras la muerte de su padre, en la práctica no fue así pues ese mismo año Geta fue asesinado por Caracalla, muriendo en los brazos de su madre.
La personalidad de Caracalla ya para sus coetáneos era un verdadero secreto pues de pequeño era una persona amable y querida pero una vez murió su padre adoptó los rasgos propios de un tirano: cruel, despótico, orgulloso y desconfiado. Su relación con su hermano nunca fue buena, en parte porque ambos competían por agradar a su padre pero también porque Caracalla siempre quiso gobernar solo y nunca perdonó el que su hermano accediera al cargo junto a él. Sin embargo, los motivos de la muerte de Geta no están tan claros. La mayoría de fuentes creen que Caracalla lo hizo motivado por los celos, pero también es probable que Geta estuviese planeando una insurrección para quedarse el solo con el poder. En cualquier caso, el gobierno conjunto de los dos hermanos no duró más de un año.
Una vez falleció su hermano, Caracalla abandonó Roma para embarcarse en una serie de guerras de las cuales nunca regresaría con vida. Los motivos más evidentes apuntaban a que el emperador no deseaba quedarse en Roma para no tener que recordar el asesinato de su hermano y los reproches de su madre. Estas campañas sobretodo se centraron en Germania donde el emperador consiguió varias victorias, si bien algunas fuentes achacaban dichas a los sobornos del emperador a las tribus germanas. Después Caracalla se dirigió a Grecia y luego a Egipto donde visitó Alejandría, la cual fue saqueada por sus tropas cuando en ella se representó una sátira del asesinato de Geta, cosa que no agradó al emperador.
Sin embargo, a pesar de todo esto, la verdadera aportación de Caracalla al imperio fue la creación de la llamada Constitutio Antoniniana o Edicto de Caracalla en el 212 d.C. en la cual se establecía que todos los habitantes del imperio se convertirían en ciudadanos romanos. En realidad esto era un arma de doble filo pues en esta época la ciudadanía romana ya no estaba tan bien valorada como en la República o en los primeros siglos del imperio pues ahora el ciudadano romano debía de llevar a cabo una serie de obligaciones de carácter económico, militar y religioso, por lo que para muchos individuos esto se traducía en un empeoramiento de su situación. Sin embargo, a pesar de esto el edicto suponía un paso importante pues igualaba en términos jurídicos a toda la población, algo que en las sociedades de hoy en día es algo imposible de creer que no pueda existir. También, la otra gran aportación de su reinado será la creación de las termas de Caracalla las cuales se convertirán en las más grandes de su tipo.
Su muerte vendrá en el año 217 d.C. cuando lleve a cabo una campaña contra el imperio parto. Sin embargo, al poco del inicio de ésta, su prefecto del pretorio, Macrino, se encargó de conspirar contra él y mandó a un asesino para matarle, cosa que hizo con éxito. Tras su muerte, Macrino se convertiría en emperador por un breve periodo de tiempo (217 – 218 d.C.) sobornando al Senado y sustentándose en el poder por sus tropas. Sin embargo, pronto apareció un joven pariente lejano de Caracalla (sobrino segundo, para ser exacto) que decía ser hijo ilegítimo de este y cuyo nombre era Heliogábalo que obtuvo muchos apoyos e inició una guerra para hacerse con el poder. Finalmente, Heliogábalo derrotó a Macrino y se convirtió en emperador en el año 218 d.C. tras ser formalmente nombrado por el Senado. De esta forma, a pesar de este paréntesis la dinastía Severa continuaba.
Heliogábalo (218 – 222 d.C.)
Heliogábalo es para muchos de los historiadores si no el peor emperador romano si uno de los peores, pues su gobierno supuso una verdadera crisis imperial. Sumado a ello, su carácter despreocupado, psicótico e inmoral provocó situaciones muy controvertidas en la corte que no agradaron ni al pueblo ni al Senado. Un individuo así, ¿Cómo pudo llegar a ser emperador? La respuesta se haya en que no fue él sino su abuela Julia Mesa quien se encargó de buscar apoyos para su causa e ir diciendo que era hijo ilegitimo de Caracalla. En un contexto en el que la figura de Macrino no era muy querida, Heliogábalo surgió como una alternativa, si bien luego todos aquellos que le apoyaron lo fueron abandonando.
Analizando la psicología del emperador, es muy probable que sufriese de algún tipo de trastorno mental, pues actuaba siguiendo patrones típicos en enfermedades como la esquizofrenia o la bipolaridad. Pero a pesar de todo esto, es muy probable que muchas de las anécdotas y malas situaciones hayan sido una exageración posterior si bien es cierto que incluso la fuente más fiable, la obra de Casio Dion, habla mal de su reinado.
Nada más llegó al poder empezó a comportarse de manera estrambótica y a introducir elementos propios de las cortes orientales, además de sustituir las divinidades romanas por otras de Oriente. Aunque en Roma era habitual el introducir deidades nuevas, lo que hizo Heliogábalo fue ir un paso más adelante y sustituir todas las estatuas de los dioses anteriores por las de estos nuevos, cosa que no agradó al pueblo romano. Unido a todo esto, empezó a dar puestos de poder a muchos amantes suyos, destacando Hierocles. Por este motivo, en menos de un año hubo varias rebeliones, si bien fueron aplastadas rápidamente.
Sin embargo todo esto no acabó aquí pues su reinado estuvo lleno de escándalos sexuales, y aunque muchos fuesen mera especulación otros si fueron ciertos y de gran envergadura, como por ejemplo el que se casase con una virgen vestal, algo considerado sacrílego. Para mayor horror de los romanos, Heliogábalo se pintaba y vestía como mujer, e incluso se decía (no existen fuentes que lo afirmen) que practicaba la prostitución bisexual y que se comportaba como una felatrix (prostituta que practicaba felaciones).
Para el año 221 d.C. la guardia pretoriana no soportaba los escándalos de Heliogábalo y comenzaron a haber ideas de asesinarlo. Julia Mesa se dio cuenta de esto y decidió que era necesario asegurar en el trono a otro individuo de la familia en caso de que Heliogábalo muriese. Entonces se fijó en su otro nieto Alejandro Severo, primo carnal del emperador, y convenció a Heliogábalo de que lo adoptase y lo asociara al trono. El emperador aceptó pero al ver que Alejandro Severo iba ganando popularidad decidió dejarle de lado y quitarle los títulos y privilegios que le había dado. Sin embargo la popularidad de Alejandro Severo iba aumentando al tiempo que la suya iba descendiendo, por lo que Heliogábalo dijo que Alejandro Severo había muerto para ver como reaccionaban todos. No se sabe muy quien que esperaba el emperador con esto, pero la reacción fue violenta pues los pretorianos exigieron al emperador que se presentase junto a su primo, cosa que hizo. Cuando los pretorianos se dieron cuenta de que Alejandro Severo seguía vivo lo aclamaron y Heliogábalo furioso exigió su ejecución, pero los pretorianos en vez de eso lo asesinaron a él y a su madre, quien también estaba presente, y les cortaron sus cabezas.
De esta forma, en el año 222 a.C., con un corto periodo de gobierno, Heliogábalo era asesinado y su primo era nombrado emperador. En poco tiempo todos sus favoritos y amantes como Hierocles fueron ejecutados y muchos de sus edictos revocados. Aunque en general muchos de estos edictos fueron fruto de la locura, únicamente hubo uno que se podría considerar más justo y fue el de permitir a las mujeres acudir a las sesiones del Senado. Sin embargo, este tampoco fue respetado y fue prohibido de nuevo.
Alejandro Severo (222 – 235 d.C.)
A pesar de ser emperador, cuando Alejandro Severo accedió al poder contaba con solo 13 de años, por lo que todavía era muy joven, y esto se tradujo en que fueron su madre, Julia Mamea, y su abuela, Julia Mesa, las que controlaron el imperio. El gobierno de estas fue beneficioso pues, ayudadas por un círculo administrativo eficaz, se dedicaron a sanear las finanzas y restablecer una buena administración. Pero para poder sanear las finanzas tuvieron que recortar en el ejército, algo que hizo que se ganasen las antipatías de los militares.
Alejandro Severo era una persona tranquila y amable pero también muy influenciable. Esto se observa en que cuando se casó, al poco tiempo su esposa fue desterrada por influencia de madre quien motivada por los celos y el no querer compartir el poder le convenció de que la expulsase.
También durante su mandato tuvieron lugar las campañas contra el imperio sasánida. Este imperio sustituyó en el 226 d.C. al parto y en el año 230 d.C. amenazó las provincias orientales del imperio, por lo que Alejandro Severo tuvo que dirigirse hacia allí con un ejército. A pesar de las numerosas batallas, ningún bando salía vencedor por lo que ante tal desgaste el rey sasánida decidió retirarse y pedir la paz. Sin embargo, el emperador vio esto como una gran victoria y regreso a Roma para celebrar un gran triunfo. Pero al poco tiempo volvió a estallar un problema fronterizo, esta vez en Germania. Para ganar tiempo, pues Alejandro tenía que reunir las tropas y eso llevaría un tiempo del que no disponía, mandó regalos a los germanos para contentarlos y que no atacasen. Sin embargo, las tropas romanas vieron esto como una ofensa y sumado a que estaban descontentos por los recortes que habían sufrido decidieron matar al emperador.
De esta forma, en el año 235 d.C. Alejandro Severo moría y con él la última de las grandes dinastías. A partir de este momento Roma comenzará un periodo de guerras civiles y de crisis que harán tambalearse al imperio. Muchos generales llegarán al poder, siendo el primero, tras la muerte de Alejandro Severo, Maximino el Tracio, si bien luego de él vendrían muchos más.
Crisis del siglo III (235 – 284 d.C.): la anarquía militar, los emperadores ilirios y los imperios paralelos
Con la muerte de Alejandro Severo va a haber una crisis del imperio, conocida como la Crisis del siglo III, en la que muchos generales van a acceder al poder y a proclamarse emperadores, provocando así una anarquía militar.
Dentro de la crisis del siglo III a menudos los historiadores prefieren especificar con un nombre diferentes al años intermedios y finales de ésta, pues en ellos hubieron muchos emperadores de origen ilirio (Iliria era provincia al norte de Italia cruzando el mar Adriático) por lo que a menudo a esta parte de la crisis se le conoce como el reinado de los emperadores ilirios (268 – 285 d.C.).
Además, dentro de esta crisis del siglo III al haber tantos intentos de hacerse con el poder por parte de los generales, se llegó a fracturar el imperio romano, llegándose a formar imperios paralelos, como el Imperio galo (260 – 274 d.C.) fundado por el general Póstumo o el Imperio de Palmira (260 – 272 d.C.) fundado por el general Septimio Odenato. Ambos imperios paralelos finalmente serían destruidos y sus territorios de nuevo incorporados al imperio romano. Sin embargo, continuó habiendo guerras y conflictos civiles por lo que fue un siglo de constantes cambios de emperador. Entre algunos de los emperadores más conocidos de este periodo destacarán Filipo el Árabe o Numeriano. Finalmente, la crisis terminará con la llegada al poder de Diocleciano en el 284 d.C., quien creará el sistema de Tetrarquía para intentar solucionar la crisis que asolaba el imperio.
Tetrarquía (284 – 306 d.C.)
Esta forma de gobierno instaurada por Diocleciano consistía en la creación de cuatro figuras de poder conocidas como Tetrarcas: dos emperadores llamados Augustos que sería el poder supremo y dos herederos llamados Césares que se encargarían de asistir a los dos anteriores y sustituirlos llegado el momento. Entre los cuatro, se repartirían el poder político del imperio romano para así poder controlarse de mejor manera. Así, se crearon dos focos, Roma y Bizancio desde los cuales era más sencillo controlar todo el entramado político. En estos momentos aún no existe una separación oficial entre imperios, pues eso llegará más adelante con Teodosio, pero sí que se empieza a observar cierta independencia.
Sin embargo, este sistema funcionará durante dos generaciones pero finalmente desembocará en una guerra por intentar hacerse con el control absoluto de Roma en la que se enfrentarán en última instancia dos candidatos a emperador: Constantino el Grande y Majencio. Estos dos finalmente lucharan en la Batalla de Puente Milvio (312 a.C.) donde ganará Constantino, convirtiéndose así en el único emperador existente y eliminando la Tetrarquía.
Casa de Constantino (306 - 363 d.C.)
Se decía que Constantino antes de su lucha contra Majencio tuvo un sueño en donde se le decía que si ponía la cruz en su escudo ganaría la batalla. La realidad probablemente sería que Constantino tuvo que ceder ante el cristianismo porque tenía demasiada fuerza en Oriente y si se rebelaban podían hacerle perder la guerra pues tendría que luchar a dos bandas, además de que los cristianos podrían unirse a Majencio. En cualquier caso, va a permitir el culto del cristianismo en Roma a partir del Concilio de Nicea (325 d.C.) por lo que a partir de aquí el cristianismo será permitido como un culto más en el imperio, si bien no será muy permisivo con los otros cultos paganos, lo que provocará que existan constante conflictos y luchas religiosas constantes. Incluso, dentro del propio cristianismo comenzarán a surgir diferentes movimientos como por ejemplo el arrianismo, el cual tendrá mucho peso en los siguientes siglos.
Cabe señalar que a menudo los historiadores consideran que la Tetrarquía y la casa de Constantino forman parte de un periodo más grande conocido como la dinastía Constantiniana. Esto se debe a que durante la Tetrarquía y posteriormente en la Casa de Constantino la familia constantiniana tuvo a varios de sus miembros en el poder por lo que a efectos prácticos estos dos periodos son la continuación en el poder de esta familia. Sin embargo, para evitar confusión, es preferible dividir esto así para no complicar demasiado. Dicho esto, la casa de Constantino destacará primero por convertir permitir el cristianismo en el imperio y segundo por su enfrentamiento con los reinos de oriente, especialmente con el imperio sasánida.
La dinastía finalizará con la muerte de Juliano el Apostata, el único emperador de la familia en contra de la religión cristiana y su auge cada vez mayor en el imperio y que intentó reforzar el paganismo, quien fue alcanzado por una jabalina en medio de una escaramuza contra los sasánidas (algunas fuentes creen que en realidad la jabalina procedía de sus propias filas) lo que provocó a las pocas horas su muerte. Con ello comenzaba de nuevo un problema de sucesión en el que gobernarían por poco tiempo varios emperadores que se harían con el control de una parte del imperio, provocando así una división del poder. Finalmente terminaría esta crisis de sucesión con la instauración de una nueva dinastía: la Teodosiana
Dinastía Teodosiana (378 – 395 d.C.)
En realidad aunque se habla de dinastía únicamente va a haber un solo emperador en esta, Teodosio, quien con el edicto de Tesalónica (380 d.C.) va a declarar el cristianismo religión oficial del imperio y única practicable, lo que provocará conflictos con las religiones paganos, hasta el punto de crearse rebeliones, las cuales serán sometidas con muchos problemas. Junto a esto, el otro hecho importante será dividir el imperio en Occidente y Oriente para sus hijos Honorio y Arcadio tras su muerte. De origen hispano, Teodosio pasará a la historia por haber dividido el imperio. Sin embargo, su decisión no fue producto del momento sino que lo hizo atendiendo a una cuestión práctica. Antes de su entronización, Teodosio había observado como el imperio se fragmentaba y se dividía en varios candidatos a emperador. Esta situación era insostenible pues él mismo sabía que tras su muerte o la de sus hijos ocurriría de nuevo la división y volvería a haber caos. Así, su solución más práctica era la de dividir el imperio oficialmente en dos partes, formándose así el Imperio romano de Occidente que sería dirigido por su hijo Honorio, y el Imperio romano de Oriente que lo sería por su hijo Arcadio. Así, tras su muerte desaparecerá su dinastía y sus hijos gobernaran de forma independiente cada imperio por lo que sería más fácil el control. De esta forma, Teodosio había llevado al extremo la fórmula que Diocleciano había instaurado con la Tetrarquía.

Imperio de Occidente (395 – 476 d.C.)
Conforme fueron pasando los años, el imperio cada vez era menos romano y más germano. Esto se debía a que en los últimos tiempos habían tenido lugar las conocidas migraciones bárbaras. La razón de estas migraciones era que los hunos, un pueblo de origen oriental, había desplazado a los diferentes pueblos germanos (godos, ostrogodos, francos, sajones, alanos, vándalos o suevos entre los más destacados) quienes habían traspasado los limes (fronteras) de los imperios romanos de occidente y oriente. Inicialmente los pueblos germanos tuvieron contacto con el imperio de oriente, pero posteriormente se fueron desplazando hacia occidente, generando en las conocidas invasiones germanas. Así, los francos se fueron asentando en las Galias; los sajones en Britania; los suevos, vándalos, alanos y visigodos en Hispania y los ostrogodos en Italia. Esto no fue un proceso rápido y mucho menos homogéneo. De hecho, los propios romanos en un principio intentaron evitar esto pero al ver que era imposible militarmente decidieron llevar a cabo los llamados foedum, es decir, pactos con los pueblos germanos. En algunos casos los romanos se aliaron con varios pueblos germanos para luchar contra otros pueblos. Incluso, cuando los hunos empezaron a llegar al imperio romano de occidente, los romanos fueron socorridos por pueblos germanos. El mejor ejemplo de ello se encuentra en la Batalla de los Campos Cataláunicos (451 d.C.) en donde el general romano Aecio, siendo ayudado por visigodos y francos, se enfrentó a los hunos dirigidos por Atila, en donde consiguió derrotarlos.
Sin embargo, tras la muerte de Aecio (454 d.C.) por orden del emperador Valentiniano III y la muerte de este al año siguiente a manos de hombres de Aecio en venganza por la muerte de su general, el imperio comenzó a entrar en un declive cada vez mayor, en parte por no existir un emperador lo suficientemente fuerte para dirigir el imperio y también por los generales germanos, quienes cada vez tendrían mayor poder en el imperio y utilizarían a los emperadores de turno como títeres. Finalmente, este declive acabaría con la destitución del último emperador romano, un niño llamado Rómulo Augustulo, a manos por el general germano Odoacro en el 476 d.C. Con ello termina el imperio romano como se entiende, y da comienzo a la Edad Media. Únicamente se mantendría el imperio romano de oriente que durará hasta época moderna cuando finalmente sea tomado en el año 1453 d.C. por los turcos. Sin embargo, en esos siglos el imperio irá abandonando también sus tradiciones romanas por unas griegas, hasta el punto que incluso su nombre se sustituiría por uno con mayor peso griego, el de Imperio Bizantino.

Vida de Flaminino de Plutarco
Primeros años
Tito Quincio Flaminino (228 - 174 a.C.) nació en Roma un poco antes de comenzar la Segunda Guerra Púnica por lo que su carrera política y militar estaría condicionada por ésta y lo derivado de ella. En el 208, ya en mitad de la guerra, fue tribuno militar al servicio del cónsul Marco Claudio Marcelo hasta que éste murió en una escaramuza de caballerías. Posteriormente, según Plutarco en el 205 a.C. fue elegido prefecto de Tarento, la cual había sido retomada de los cartagineses hacía poco. Dado que el cargo de prefecto era por normal general excepcional no debe resultar que, según Plutarco, se le otorgase un imperium, pero también debieron de influir las circunstancias militares de la época derivadas de la guerra que en ese momento estaba teniendo lugar en Italia como consecuencia de la agresiva campaña de Aníbal. A esto habría que sumar otro hecho excepcional, y es que se mantuvo en el cargo hasta el año 201 a.C. De nuevo, la explicación más lógica es la situación de guerra y el que Tarento era la ciudad más importante de la bota de Italia y se debía de evitar su pérdida a toda costa.
En el año 201 a.C., ya terminada la Segunda Guerra Púnica, será decenviro, es decir uno de los doce miembros de una comisión, para organizar el reparto de tierras a los veteranos de Escipión el Africano y que al final no acabó agradando a estos. Tras esto, será elegido en el 200 a.C. triunviro, es decir uno de los tres miembros de una comisión, para reforzar y reorganizar la colonia de Venusia, a la que envió un gran contingente de nueva población para repoblarla. En el 199 a.C. será elegido


Compartir con tus amigos:
1   2   3   4   5   6   7


La base de datos está protegida por derechos de autor ©psicolog.org 2019
enviar mensaje

    Página principal
Universidad nacional
Curriculum vitae
derechos humanos
ciencias sociales
salud mental
buenos aires
datos personales
Datos personales
psicoan lisis
distrito federal
Psicoan lisis
plata facultad
Proyecto educativo
psicol gicos
Corte interamericana
violencia familiar
psicol gicas
letras departamento
caracter sticas
consejo directivo
vitae datos
recursos humanos
general universitario
Programa nacional
diagn stico
educativo institucional
Datos generales
Escuela superior
trabajo social
Diagn stico
poblaciones vulnerables
datos generales
Pontificia universidad
nacional contra
Corte suprema
Universidad autonoma
salvador facultad
culum vitae
Caracter sticas
Amparo directo
Instituto superior
curriculum vitae
Reglamento interno
polit cnica
ciencias humanas
guayaquil facultad
desarrollo humano
desarrollo integral
redes sociales
personales nombre
aires facultad