Historia de la Psicología – Dagfal



Descargar 246.5 Kb.
Página5/5
Fecha de conversión10.12.2017
Tamaño246.5 Kb.
1   2   3   4   5
Starobinski:

“Psicopatología general” de Jaspers es el único verdadero “monumento” de la psiquiatría del siglo XX. Inauguró el debate filosófico acerca de los enfoques en cuento el individuo enfermo y la enfermedad mental. Analiza las presuposiciones y las expectativas legitimas de las diferentes disciplinas aplicadas en psiquiatría: biología, fenomenología, psicoanálisis, etc.

Para el no puede haber un método exclusivo en psicopatología, y es indispensable un pluralismo bien informado.

Su proyecto consiste en legitimar dos tipos de enfoque. Jaspers distingue fundamentalmente los pasos del pensamiento comprensivo y los del pensamiento causal. El pensamiento comprensivo procede por empatia, interpreta señales y expresiones, se traspone en la vida psíquica de otro. El pensamiento causal se esfuerza por objetivar los datos, los mide, los controla, los coordina en graficas, y se aplica a reproducirlos de cómo experimental.

Contrariamente al automatismo de una máquina, la vida es una continua autorregulación de la maquinaria q produce. Eleva la vida por encima de los mecanismos puros.

Hay que comprender al hombre “en situación”, enfrentando conflictos y reaccionando a la situación; hay q seguirlo hasta las situaciones limites en las q el individuo, frente al fracaso, amenazado en su “estar ahí”, despierta a la existencia.


POLITZER – CRÍTICA DE LOS FUNDAMENTOS DE LA PSICOLOGÍA: EL PSICOANÁLISIS

Georges Politzer (1903-1942) fue un filosofo q centro sus trabajos principalmente en la psicología y el marxismo.

Militante comunista. Critica los fundamentos de la psicología.

Tono del texto completamente irónico todo el tiempo.

Freud: demuestra q los hechos psicológicos tienen un sentido.

Se habla de un primer Politzer, crítico pero simpatizante del psicoanálisis; y un segundo Politzer radical opositor al psicoanálisis.

Politzer critica la psicología de su época, en especial la oposición entre una psicología naturalista o pseudocientífica y una psicología del sentido o concreta.

Impronta politzeriana en el texto de Foucault: reside en la afirmación de q el verdadero descubrimiento del psicoanálisis concierne a la dimensión del sentido inherente a toda conducta humana. Según Politzer el psicoanálisis permite avanzar desde la psicología clásica hacia una psicología concreta, vislumbrando lo q el denomina el “drama” de la vida humana o la “vida dramática”. Es claro q Politzer nos orienta hacia el yo, hacia la singularidad de un sujeto q es quien aporta un “sentido dramático” a los actos de su vida cotidiana. Y si algo justifica, para Politzer, la existencia de una nueva psicología “de la primera persona” es la necesidad de interpretar estos acontecimientos en los q, según él, el sujeto se expresa por entero. El mayor aporte del psicoanálisis a la psicología podría ilustrarse con la manera en q Freud aborda los sueños, interpretando su sentido como verdaderos hechos psíquicos, homogéneos al yo, sin reducirlos a abstracciones fisiológicas en tercera persona.


Introducción:

Plantea el proyecto suyo en términos generales. Critica a la comunidad científica de los psicólogos, “psicología clásica”.

La mayoría de los hombres de ciencia esta formada por investigadores q, al no poseer el sentido de la vida ni de la verdad, no pueden actuar saliéndose del abrigo de principios reconocidos oficialmente: no nos es posible pedirles q reconozcan una evidencia q no haya sido dada y q este por crearse. Su papel histórico es muy diferente: consiste en el trabajo de profundizar y explotar; los “principios” emplean su energía vital por su mediación; como instrumentos respetables de la ciencia, son incapaces de renovarse y renovarla. De este modo reconocen la mortalidad de todas las teorías, aun tratándose de las suyas, pero únicamente en lo referente a lo abstracto.

Por eso se escandalizan los psicólogos cuando se les habla de la muerte de la psicología oficial, de esa psicología q se propone el estudio de los “procesos psicológicos”.

No existe un acuerdo unánime entre los psicólogos. Habiendo satisfecho sus necesidades científicas con el manejo estéril de aparatos y la obtención de algunos medios de estadística, q generalmente no sobreviven a su publicación, proclaman q su ciencia esta hecha de paciencia, y rechazan todo control y critica con el pretexto de q la “metafísica” nada tiene de común con la ciencia.

Los psicólogos, incapaces de descubrir la verdad, la esperan un día tras otro; esperan q la traiga alguien, pero como ni tienen idea alguna de la verdad, no saben reconocerla ni captarla; entonces la ven en cualquier parte y se convierten en victimas de cualquier ilusión (no es una critica objetiva).

Primeramente surgió Wundt, q preconizó la psicología “sin alma”, comenzando la migración de aparatos de laboratorio de fisiología a los laboratorios de los psicólogos. La psicología científica vino entonces al mundo.

El advenimiento de la psicología “experimental”, lejos de presentar un nuevo triunfo del espíritu científico, no fue mas q una humillación. Todas las psicologías “científicas” q se han sucedido a partir de Wundt, no son mas q disfraces de la psicología clásica. La misma diversidad de las tendencias no representa sino los resurgimientos sucesivos de la ilusión q consiste en creer q la ciencia puede salvar la escolástica. La impotencia del método científico en manos de los psicólogos. Todo lo q pensaban haber avanzado respecto de la psicología clásica (ps del alma, de la dualidad) no es mas q un disfraz.

Los psicólogos han recibido las matemáticas de forma muy degradada, tercera mano: las recibieron de los fisiólogos, quienes a su vez la tomaron de los físicos; estos últimos, fueron quienes la recibieron directamente de manos de los matemáticos. En cada una de las etapas el nivel del espíritu científico sufre un descenso, y cuando, finalmente, las matemáticas llegan a los psicólogos no pasan de ser “un poco de cobre y cristal” q ellos han tomado “por oro y diamante”. Lo mismo sucede con el método experimental. El psicólogo cree q la paciencia es un método en sí misma. Se deja caer en brazos de la fisiología, la química o la biología, amontona promedios estadísticos y se convence de q, para adquirir ciencia, precisa embrutecerse.

La negación radical de la psicología clásica, introspeccionista o experimental q se encuentra en el conductismo de Watson precisamente significa la condenación de aquel estado de espíritu, consistente en creer en la magia de la forma, sin comprender q el método científico exige una radical “reforma del entendimiento”.

No es la historia de la psicología la de una organización, sino la de una disolución. El movimiento psicológico contemporáneo no es más q la disolución del mito de la doble naturaleza del hombre. El establecimiento de la psicología científica supone precisamente esta disolución.

Su esterilidad es manifiesta, sus procedimientos constitutivos se han puesto al desnudo, y mientras unos se confinan en una escolástica impresionante por su presentación, otros se lanzan a desesperadas soluciones. La psicología clásica no pasa de ser la elaboración nocional de un mito.

No es del ejercicio del método objetivo de donde viene la visión de una psicología nueva. Justamente el resultado de este ejercicio es lo q ha conducido al behaviorismo (conductismo). Watson ha reconocido precisamente q la psicología objetiva clásica no es objetiva en el verdadero sentido de la palabra. El conductismo de Watson no tiene salida, ha servido solamente para dar nueva forma a la ilusión de la objetividad. Presenta la siguiente paradoja: para afirmarlo sinceramente es preciso renunciar a desarrollarlo, y, para poder desarrollarlo es preciso renunciar a su sincera afirmaron.

La psicología objetiva clásica no podía llegar a otro resultado. Nunca ha sido más q la voluntad imposible de la psicología introspectiva de convertirse en ciencia de la naturaleza.

Un método científico verdadero exige una reforma del entendimiento. El movimiento psicológico contemporáneo no es mas q un dualismo de la doble naturaleza del hombre.

Los psicólogos experimentales no han tenido nunca ideas propias; utilizaron siempre el antiguo caudal de la psicología “subjetiva”.

Las ciencias de la naturaleza q tratan del hombre, no agotan ciertamente todo cuanto podemos aprender sobre el. El ser del hombre no se agota en su ser natural (Foucault). El termino “vida” designa un hecho “biológico”, al mismo tiempo q la vida propiamente humana, la vida dramática del hombre. Vida dramática  toda vida supone un lazo con el yo y los hechos psicológicos q le ocurren, ese lazo se llama sentido. Las reflexiones sobre esta vida dramática no se han podido hallar sino en la literatura y el teatro. Politzer esta planteando una vida biológica o naturalista y una vida dramática, de una psicología q no esta planteada pero q habría q plantearla.

La psicología clásica toma la vida del hombre concreto y la divide.

Contamos con tres tendencias, y para Politzer, las tres tienen errores:


  • El psicoanálisis

  • La teoría de la Gestalt

  • El conductismo

El valor de la teoría de la gestalt es importante, sobre todo desde el punto de vista critico: lleva en si la negación del modo de obrar fundamental de la psicología clásica, consistente en deshacer la forma de las acciones humanas para intentar después reconstituir la totalidad, q es sentido y forma, partiendo de elementos sin significación y amorfos.

El conductismo de Watson, reconoce el fracaso de la psicología objetiva clásica, y aporta una definición concreta del hecho psicológico. Pero la más importante de esas tres tendencias es el psicoanálisis, sin duda alguna. Es la q nos proporciona la visión verdaderamente clara de los errores de la psicología clásica, y nos muestra inmediatamente la psicología nueva tanto en vida como en acción.

Pero las tres tendencias encierran todavía el error bajo tres aspectos diferentes:

La teoría de la gestalt se entrega a construcciones teóricas por una parte, y por otra, no parece poder liberarse de las preocupaciones de la psicología clásica.

El conductismo (estimulo-rpta; un estimulo exterior q origina una conducta) es estéril o cae de nuevo en la fisiología, en la biología, hasta en la introspección mas o menos disfrazada.

El psicoanálisis, se ha visto tan desbordado por la experiencia, q no ha tenido tiempo para darse cuenta de q en su seno oculta la antigua psicología, cuando su misión consiste precisamente en aniquilarla; por otra parte, alimenta con su fuerza un romanticismo sin interés y especulaciones q no resuelven sino problemas anticuados.

De estas corrientes se rescatan algunos elementos para formar una psicología concreta, de los tres, el q mas aporta a la psicología futura es el psicoanálisis (lo mismo q Foucault, Freud  sentido)

Es muy difícil desprenderse de esa psicología q nos ha tenido prisioneros durante tanto tiempo. Los esquemas q nos proporciona no nos parecen solo indispensables desde el punto de vista practico; además, están tan profundamente arraigados en nosotros q salen a flote en los mas sinceros esfuerzos q intentamos para librarnos de ellos.

La critica de Politzer, no es para tirar abajo todo, no se trata de condenarla en bloque sino q hay elementos q sobreviven. Rescata en Freud el valor de la interpretación de los sueños, q tengan un sentido, q no son al azar. Pero no esta de acuerdo con la idea de inconsciente. El inconsciente es una mala teoría para una buena intuición. La verdadera intuición, interpretación, es la teoría de los sueños. También critica a la descripción de Freud del aparato psíquico (energías…)

Para Politzer, únicamente el psicoanálisis puede procurarnos hoy la visión de la verdadera psicología, pq solo el es ya una de sus encarnaciones. Por eso deben buscarse los materiales para la nueva psicología en las enseñanzas q el psa lleva en si. El psa constituye la primera fase de la ruptura con el ideal tradicional de la psicología, con sus temas y sus fuerzas inspiradoras; la primera evasión del campo de influencia q la retiene prisionera desde hace siglos. Se tratara de aislar el psa de los prejuicios q lo rodean, tanto sus partidarios como sus adversarios, investigando su verdadera inspiración, y oponiendo constantemente dicha inspiración a los procedimientos de la psicología clásica. Así se obtendrán importantes indicaciones sobre la psicología del porvenir.

El gran traspié de Freud es utilizar el vocabulario de la psicología clásica para definir el hecho nuevo q ha descubierto. Termina hablando en términos de funciones. Termina cayendo en los tres prejuicios de la ps clásica (abstracción, formalismo, realismo)

Descubrimientos psicológicos en el psicoanálisis y la orientación hacia lo concreto:

Lo característico en una ciencia es cierta sabiduría respeto a una materia determinada, y gracias a la cual se goza de cierto poder sobre las cosas pertenecientes a dicha materia. No puede haber ciencia fecunda donde no existan estos dos caracteres de sabiduría y eficacia.

Para Politzer, el psicólogo no sabe nada y no puede nada. Es el pariente pobre en la inmensa familia de los servidores de la ciencia. Solo se alimenta de esperanzas e ilusiones; la materia la deja para los demás, se contenta con la forma. Nada han hecho los psicólogos sino reemplazar una especie de fabulación por otra diferente, un esquema por otro, y nada más.

La historia de la psicología no nos relata descubrimiento alguno: esta constituida por completo por las fluctuaciones de un trabajo nocional aplicado a un tejido idéntico de problemas, y eso es muy mal signo para la disciplina q aspira a pretensiones científicas. Lo único q hemos visto cambiar ha sido el lenguaje empleado, y el cambio de acento puesto en diferentes cuestiones. El psicólogo se conduce tan burdamente ante el hombre como el ultimo de los ignorantes, y, lo q es curioso, su ciencia no le sirve cuando se enfrenta con el objeto de su ciencia.

Lo primero q llama la atención en el psicoanálisis es q el psicólogo puede adquirir por su mediación verdadera sabiduría. Es la primera vez q el psicólogo sabe, es la primera vez q se nos aparece como mago, puesto q significa algo esencialmente “positivo”. Nos encontramos en presencia de verdaderos descubrimientos. El descubrimiento del sentido del sueño es uno de ellos.

Para Politzer, el primer aporte del psicoanálisis: es el descubrimiento del sentido del sueño (sentido, Foucault)

Y el segundo aporte del psicoanálisis es el del Complejo de Edipo, q si bien lo rescata no lo desarrolla demasiado.

Politzer no habla del valor terapéutico del psa, sino del saber q el psa puede aportar a la psicología.

Freud se ocupa de problemas concretos de la vida cotidiana, no de métodos pseudo-científicos. Para quien sueña, eso q sueña posee una significación.

Binz  traducción fisiológica del sueño. Esta teoría representa la antitesis de la concepción freudiana. Convierte el sueño en algo puramente orgánico, en fenómeno puramente negativo. Para Freud al contrario, el sueño es un hecho psicológico en el lato sentido de la palabra. La teoría de Binz nos revela q si se define el hecho psicológico a la manera de la psicología clásica, no podemos ver en el sueño un hecho psicológico, en el verdadero sentido de la palabra.

El problema del sueño no podía resolverse por la psicología clásica. Freud descubre q el sueño es hecho psicológico, pq posee mecanismo propio.

3 criticas a la psicología tradicional/clásica:

1) La abstracción: tomar un hecho q es de la primera persona y postularlo en hechos de tercera persona. No es q alguien percibe procesos anónimos q se suceden. Aplicar a los hechos psicológicos la actitud q adoptamos para la explicación de los hechos objetivos en general, el método de la tercera persona. La abstracción elimina al sujeto y asimila los hechos psicológicos a los hechos objetivos. Por el contrario, lo q caracteriza la manera como Freud aborda el problema del sueño es q no realiza abstracción. No quiere situar al sueño en un vacío sin sujeto, al enlazarlo con el sujeto q lo sueña quiere darle su carácter de hecho psicológico. Freud postula al sueño como una realización de deseo, con lo cual enlaza al sueño con el sujeto q ha soñado. La abstracción no solo se encuentra en todas las teorías psicológicas del sueño, sino q constituye el procedimiento fundamental de toda la psicología clásica.

2) Formalismo: no darle importancia a los contenidos individuales en particular sino a lo representativo de eso.

3) Realismo: la psicología clásica quiere considerar los hechos psicológicos en tercera persona, y sin embargo, pretende ser una ciencia completamente original. Lo q le permite consumar este milagro es su realismo: postular la existencia de algo q no se conoce en realidad, subsiste como elemento concreto aunq no lo conozcamos.

El método de la psicología a partir del psicoanálisis es la comprensión.

Psicología de la primera persona comprensión

Psicología de la tercera persona  explicación Jaspers

Vinculo indisociable entre el yo y el sueño, el sueño expresa algo del yo. Por eso hay q entender q el sueño es una parte indisociable del yo. El sueño es una expresión, expresa un deseo del yo.

Teniendo q ser empírica, el yo de la psicología no puede ser más q el individuo particular. Ese yo no puede ser el sujeto de un acto trascendental como la apercepción, pq precisa una noción q este en el mismo plano q el individuo concreto, y q sea simplemente el acto del yo de la psicología. El acto del individuo concreto, es la vida, pero la vida singular del individuo singular, es decir, la vida, en el sentido dramático del yo. El individuo es singular pq su vida es singular, y esta vida, a su vez, solamente es singular por su contenido: su singular no es cualitativa, sino dramática. Los hechos psicológicos deberán ser segmentos de la vida del individuo particular. Segmentos de la vida del individuo particular, solo para expresar lo existente por encima y por debajo del drama, ya no es un hecho psicológico en el pleno sentido de la palabra. Lo q el sujeto vive son acontecimientos. Mi hijo llora cuando lo acuesto: ahí el acontecimiento, pero para la psicología clásica no hay mas q secreción lagrimal consecutiva a una representación q contraria una tendencia profunda.

En eso consiste el verdadero sentido de la abstracción: la psicología clásica investiga el modo de poder reemplazar el drama personal por uno impersonal, q es una realidad, por un drama cuyos figurantes son criaturas mitológicas. El ideal de la psicología clásica consiste en la investigación de dramas puramente “nocionales”.

Lo q quiere alcanzar el psa por medio de la interpretación, no es el yo abstracto de la psicología, sino el sujeto de la vida individual, es decir, el soporte de un conjunto de acontecimientos únicos, el actor de la vida dramática, y no el sujeto de la introspección; en una palabra: el yo de la vida cotidiana.

Politzer encuentra a la vida mas como “vivencia” q como “vida biológica”.
JEAN-PAUL SARTRE – EL SER Y LA NADA

Jean Paul Sartre es el mayor exponente de la fenomenología existencial q tuvo su auge en Francia entre 1940 y 1960. Se interesó en la filosofía alemana, particularmente en Hegel, Husserl y Heidegger.

Fenomenología acercarse a las cosas mismas, las cosas tal como se nos aparecen.

Sartre considera q la reducción fenomenológica siempre es imperfecta. No se puede llegar nunca completamente a la esencia de las cosas mismas.

Una cosa no puede entrar a la conciencia pq la conciencia es completamente distinta al mundo de las cosas. El mundo de la cc funciona distinto al mundo de los objetos. Tienen una materialidad completamente diferente.

“Para-sí”  conciencia

“En-sí”  mundo de las cosas

Filosofía de la existencia: para Sartre la existencia precede a la esencia (para Husserl la esencia es la primera). La existencia precede a la esencia en el hombre, el hombre existe, se encuentra en el mundo y después surge su esencia.

Lo que define el estudio de la cc es la NADA. Sartre toma de Husserl la alteridad entre el mundo físico de las cosas/objetos y el mundo de la cc. Esta dualidad Sartre la plantea como el ser y la nada.

Ser  cosas  “En-sí”

Nada  conciencia hombre  “Para-sí”

La nada es lo q nos define como seres humanos

El ser define a los objetos

El ser y la nada son dos regiones inconciliables, incomunicables. El ser es lo q es. Es la identidad completa de la cosa consigo misma (ej: la mesa es la mesa). Es lo q Sartre llama el ser “en-sí”.

Lo q caracteriza/identifica al hombre es la nada, en oposición al ser. O sea, el “para-sí”.

El hombre es el ser a través del q la nada viene al mundo.

La nada tiene q ver con la negación, con la falta. Idea del hombre como una falta, como la nada en el mundo. Lo q define al hombre es la nada.

“Aniquilar”  nadificación (poder nihilizador). Tiene q ver con como el hombre produce nada. El hombre es pura negatividad, en contraposición al ser de las cosas, q se definen como cosas en sí mismas.

Otra critica q Sartre le hace a Husserl es sobre la conciencia del yo. Para Sartre la conciencia es distinta del yo. No hay posibilidad de un yo para Sartre. El yo como principio trascendental o unificador de la conciencia no esta en Sartre. Esta en contra de toda concepción del yo. La síntesis del ser y la nada es imposible.

El conocimiento no es un relejo de la realidad.

Su obra se sitúa en la filosofía de la conciencia. Lo q le interesa es la conciencia.

Cada relación con el mundo significa al mundo.


El ser y la nada no es un concepto de Husserl. Lo q Sartre toma de Husserl es la alteridad de cc

Concepción no egologica de la cc

Sartre habla de cc, de la nada, pero no de yo. Para Sartre no hay un yo, no hay posibilidad de construir un yo de ningún tipo.

- Conciencia de objeto  conciencia posicional o tetica (dirigida a un objeto distinto de si)

- Conciencia (de) sí  saber reflejo (opuesto a reflexión)

- Conciencia de sí  conciencia reflexiva. Momento en el q reflexiono sobre mi mismo. Se dirige a la conciencia.

Siempre la cc es intencional

Hay una actividad reflexiva q se dirige hacia nosotros mismos.

Todo lo q tiene q ver con la cc tiene q ver con la nada. La nada es irreductible al ser.

En Husserl la conciencia aparecía como fenómeno, vivencia, o inmanencia. Y Sartre lo va a traducir como “el ser y la nada”. La nada nidifica, introduce negación en el mundo, poder nihilizador.

El “en-si” es el mundo de los objetos, y el cuerpo forma parte de los objetos tmb.

Lo q Sartre quiere decir es q somos nada, no nos podemos definir, no nos podemos cosificar.

El “para-si” es lo q define a la cc en diferencia al “en-si” q es lo q define al mundo de los objetos.

Dos regiones inconciliables del ser: el ser “para-si” y el ser “en-si”

Facticidad del “para-si”: es la forma q toma el “para-si” de comprometerse con el mundo. Cuerpo. Pq tenemos un cuerpo nos comprometemos con el mundo. El cuerpo es un “en-si”.

Sartre introduce la noción de “cuerpo para-si” y “cuerpo para el otro”.

(Ejemplos de vergüenza y fatiga)

El cuerpo para si es la cc, la nada afectada por un punto de vista y el punto de partida q es ella misma. Sartre introduce al otro y la mirada del otro. No me puedo ver a mi mismo, me ven los otros. En la vergüenza aparece claramente el cuerpo para el otro. La mirada esta puesta en mi por el otro. Y en la fatiga el cuerpo para si. No hay vergüenza si no hay otro. Siempre esta en juego la mirada del otro. La vergüenza es una sensación, no una reflexión, q estremece de la cabeza a los pies. Sentirme mirado, evaluado, juzgado por el otro. El otro aparece como mediador indispensable entre yo y yo mismo. Hay una necesidad del projimo para entender todas las estructuras de mi ser. La vergüenza es la manera original como Sartre introduce al otro; el sentirme mirado por el otro produce efectos en mi.

Es el projimo el mediador entre yo y yo mismo. La irrupción del projimo la mirada del otro me significa, y al mismo tiempo me cosifica. El otro me transforma en alguien, en algo, el otro me da identidad. No hay significación q no provenga del otro.

- Existencia de los demás

- La relación de mi nada con la nada del otro

El otro tmb me nidifica.

Ej. Fatiga: a la fatiga no la provoca mi decisión. No es el objeto de una conciencia proposicional. Es mi cuerpo actuando, mi cuerpo se fatigo, no hay cc de eso. Vendría a ser la facticidad del “para-si”. No pienso la fatiga, no la percibo como cuasi-objeto de mi percepción, sufro mi fatiga. Primero sufrimos la fatiga sin tener conciencia de ella. Sufro al mundo a través de la fatiga.

Compromiso  elección originaria, proyecto originario. Modo de vivir del “para-si” con el mundo.

Facticidad  el pasado q nos marca una dirección hacia el mundo. Distintas posibilidades. Siempre hay apertura, proyecto hacia algo.

Para Sartre estamos condenados/obligados, a ser libres. Pq somos nada tenemos siempre abiertas innumerables posibilidades. La libertad es la textura de mi ser. Nada nos ata, nada nos define, somos absolutamente libres, a diferencia del “en-si” q es lo q es. No puedo acusarme de q mis padres, o mi pasado me definan. Yo mismo decido actuar o no actuar, el futuro esta abierto, nunca esta determinado. Podemos elegir todo el tiempo según Sartre. Si elijo tenderme al borde del camino, elijo fracasar, es una elección propia, no tengo excusa para eso.

Diferencia el psicoanálisis existencial del psicoanálisis freudiano

Psa freudiano: tabula rasa, determinados por nuestro pasado. El futuro no existe para el psa freudiano. No contempla la dimensión del futuro.

El futuro influye sobre el presente (pag 47)

Cada acto tiene significaciones q inciden en el mismo acto

Mala fe  el ser humano puede tomar actitudes negativas con respecto a si mismo. Engañarse a si mismo. Es el modo como la conciencia se oculta a si misma. Siempre estamos escapándonos a lo q somos pq somos nada. Una manera de ocultar la mala fe.

En cambio para el psa freudiano no somos nosotros mismos q engañamos a nuestro ser, sino q es nuestro icc el q se oculta.

El para-si acciona, se compromete, es libre. Necesita comprometerse con el mundo. El para-si elige pq es carencia. El hombre es el para-si, todo lo q tiene q ver con el hombre esta del lado de la nada.

El en-si no desea nada. Las cosas no desean nada. Lo q nos mueve es la falta.

La conciencia siempre es intencional, siempre estamos dirigidos al mundo (pag207)

La dualidad «ser y nada» ha sustituido a la dualidad del ser característico de la cosa y del ser característico del hombre. Ambos términos del par ahora constituyen los dos sentidos del ser

Ser de la cosa = ser; ser del hombre = nada

El ser en general es dividido por Sartre en dos regiones aparentemente incomunicables: el ser y la nada, y que no obstante deberían reunirse de algún modo bajo ese titulo de ser en general. Sartre nunca logra reunir ser y nada


La vergüenza. Se trata de un modo de conciencia cuya estructura es idéntica a todas las q nosotros hemos descripto precedentemente. Es conciencia no posicional de si como vergüenza y, como tal, un ejemplo de lo q los alemanes llaman “erlebnis”. Además, su estructura es intencional, es aprehensión vergonzosa de alguna cosa, y esa cosa soy yo. Tengo vergüenza de lo q soy. La vergüenza realiza entonces una relación intima de mi conmigo mismo: he descubierto por la vergüenza un aspecto de mi ser. La vergüenza en su estructura primera es siempre vergüenza ante alguien. La vergüenza es, por naturaleza, reconocimiento. Reconozco q soy como otro me ve. No se trata de la comparación entre lo q soy para mi y lo q soy para otro como si encontrase en mi, en el modo del ser Para-sí, un equivalente de lo q soy para otro. La vergüenza es un escalofrío inmediato q, sin ninguna preparación discursiva, me estremece desde la cabeza a los pies.

Desprender las significaciones implícitas en todo acto, y pasar desde allí a las significaciones más ricas y mas profundas hasta q se encuentre la significación q no implique ya ninguna otra significación y q no lleve mas q a ella misma. Una sola escuela ha partido de la misma evidencia original q nosotros: la escuela freudiana. Para Freud, como para nosotros, un acto no podría limitarse a si mismo: conduce inmediatamente a estructuras mas profundas. Y el psa es el método q permite hacer explicitas esas estructuras. Freud se niega a interpretar la acción por el momento antecedente, a concebir un determinismo psíquico horizontal. El acto le parece simbólico, es decir, q le parece revelar un deseo mas profundo, q no podría interpretarse sino partiendo de una determinación inicial de la libido del sujeto. Su concepción nos encamina al pasado del sujeto. La afectividad es la base del acto en forma de tendencia psicofisiológica. Es la historia del sujeto la q decidirá si tal o cual tendencia se fijara sobre tal o cual objeto. Ej: es la situación del niño en medio de su flia q determinara el nacimiento del complejo de Edipo.

Complejo de inferioridad: es un proyecto de mí propio para-si en el mundo en presencia de otro. Esa inferioridad contra la cual lucho, y q sin embargo reconozco, la he elegido desde un principio; sin duda es significada por mis diversas “conductas de fracaso”, pero precisamente no es otra cosa q la totalidad organizada de mis conductas de fracaso. Es imposible considerar seriamente el sentimiento de inferioridad sin determinarlo partiendo del futuro y de mis posibilidades. Aun comprobaciones como “soy feo”, “soy tonto”, son, por naturaleza, anticipaciones. No se trata de la pura comprobación de la fealdad, sino de la percepción del coeficiente de adversidad q los demás presentan. Y esto no podría descubrirse sino en la elección de los demás. La culpa son las mujeres q yo elijo. Soy inferior pq mi proyecto con el mundo es ser inferior. Yo me posiciono así, me siento así, entonces me van a tratar así. Eso es lo q provoco en relación a los otros.

La psicología empírica admite q un hombre particular se define por sus deseos. Pero hay dos errores: primeramente, el psicólogo empírico, al definir al hombre por sus deseos, no deja de ser victima de la ilusión substancialista. Ve los deseos como si estuviesen en el hombre a titulo de “contenido” de su conciencia, y cree q el sentido del deseo es inherente al deseo mismo. Así evita todo lo q pudiera evocar la idea de una trascendencia. Pero si deseo un vaso de agua o una casa, como podrían residir en mi deseo y como mi deseo puede ser otra cosa q la conciencia de esos objetos como deseables? Cuidémonos de considerar esos deseos como pequeñas entidades psíquicas q habitan la conciencia: son la conciencia misma en su estructura original proyectiva y trascendente, en cuanto ella es por principio conciencia de alguna cosa. El otro error consiste en considerar la indagación psicológica como terminada una vez alcanzado el conjunto concreto de los deseos empíricos.

No debemos intentar reconstituir una persona por sus inclinaciones; de la misma manera q no se podría reconstituir la substancia o sus atributos por requerimiento de los modos. Todo deseo presentado como irreductible es de una contingencia absurda y arrastra a la absurdidad la realidad humana tomada en su conjunto.

El Para-sí es un ente cuyo ser se cuestiona en su ser en la forma de proyecto de ser. Ser para-si es hacerse anunciar lo q se es por un posible bajo el signo de un valor. Posible y valor pertenecen al ser del para-si. el para-si se describe ontológicamente como la carencia de ser y lo posible pertenece al para-si como aquello q le falta, de la misma manera q el valor llena el para-si como la totalidad de ser de q se carece.

Para Sartre la relación con el otro es lo q hace q el mundo exista. El prójimo: la experiencia q esta fuera de mí. Siempre esta en juego el mismo deseo en múltiples deseos.

El hombre es fundamentalmente deseo de ser, y la existencia de ese deseo no debe ser establecida por una inducción empírica; surge de una descripción a priori del ser del para-si, ya que el deseo es carencia y el para-si es el ser q es para si mismo su propia carencia de ser.


ÁLVAREZ GONZÁLEZ – LA CUESTIÓN DEL SUJETO EN LA FENOMENOLOGÍA EXISTENCIAL DE JEAN-PAUL SARTRE:

Examina la concepción del sujeto en el pensamiento de Sartre.

Estudio de varias formas de conciencia: la conciencia de objeto, referida a algo distinto de si misma, y la conciencia de si, q al mismo tiempo, se dice de dos formas distintas:

- como conciencia refleja, no reflexiva

- y como conciencia reflexiva

Con el pensamiento de Sartre se llega a la convicción de q lo único real es la conciencia, no el mero Yo.

La posición de Sartre sobre la cuestión del sujeto solo puede entenderse como un desarrollo de la fenomenología de Husserl reinterpretada en términos de la filosofía de la existencia. La reinterpretación sartreana de la fenomenologia no entraña una recusación del viejo paradigma del sujeto tal como lo comprende la modernidad, sino una revisión de la subjetividad moderna a partir de dos ideas fundamentales: en primer lugar, el abandono de la noción del ego, q Husserl había entronizado en su concepción filosófica; y, en segundo lugar, la nueva comprensión de la conciencia en la línea de lo q se ha dado en llamar existencialismo.

Su obra se sitúa en el terreno de la filosofía de la conciencia y en cierto sentido hace de esta un absoluto. La originalidad de su aporte filosófico es su concepción no egológica de la conciencia: el sujeto es conciencia, pero no un Yo. Sartre rechaza la visión habitual según la cual el ego es un “habitante” de la conciencia. Para él, el yo no esta inmanente en la conciencia. Sartre, aunq sigue a Husserl en cuanto al método fenomenológico, se aparta de él en este punto y considera q la fenomenologia debe ser consecuente y desechar la tesis de un yo unificador y originario: la epojé prescindirá de él.

Varias formas de conciencia:

- La conciencia del objeto: q es un tipo de conciencia posicional o tética (referida a algo distinto de si misma)

- Un percatarse de sí, un saber reflejo de sí misma q propiamente no es reflexión, puesto q no se objetiva. Sartre se refiere a esta como conciencia (de) si. Indicando con el paréntesis q no es posicional o tetica sino un mero reflejo, es conciencia refleja, pero no reflexiva.

- Hay además una conciencia de si misma de tipo reflexivo o conciencia de si, q es posicional, puesto q el objeto al q se dirige intencionalmente en este caso es ella misma, solo q entraña un cierto fracaso puesto q la conciencia es subjetividad irreductible a objeto alguno.

Lo q clásicamente se llama autoconciencia tiene dos modos diferentes:

1) conciencia (de) si o conciencia refleja, pero no reflexiva, q es el mero percatarse de si o experimentarse en la experiencia de cualquier objeto y como parte inseparable de ella, y en la q juega la distinción reflejante-reflejado

2) conciencia de si o conciencia reflexiva, q convierte el movimiento autorreflexivo en algo consciente, pues en ella el sujeto se busca como objeto, y en la cual juega la distinción reflexionante-reflexionado.

La conciencia (de) si no es posicional, es decir, no contiene la tesis de un Yo, pero acompaña a la conciencia del objeto exterior. Se trata de la forma mas fundamental de conciencia, puesto q esa presencia se halla siempre a sí en cualquier acto q ella realice. Pero en realidad, la conciencia dirigida al objeto exterior es la misma q se refleja a si misma en el, es decir, en contra de lo q antes se ha dado a entender, no hay aquí dos, sino una sola conciencia q, a la vez q pone el objeto, se percata de si misma en un único acto q fenomenologicamente tiene esa complejidad dual. Ello pq la conciencia, lejos de ser un poder unificador, se caracteriza como un principio q se revela al tiempo q introduce la dualidad o la escisión en todos sus actos. Cuando percibo un objeto, la conciencia de ese objeto es a la vez conciencia de mi conciencia de el. Para la conciencia ser y saberse son lo mismo. Su ser consiste en estar ante si misma, o en ser para sí, y esta certeza de sí, q necesariamente acompaña a toda vivencia, q es previa a la reflexión y q en rigor constituye el ser de la conciencia en su forma mas originaria, es lo q Sartre denomina el “cogito prerreflexivo”. Esa certeza del cogito, q es absoluta y previa a todo conocimiento, constituye la base de la filosofía de Sartre.



La conciencia entraña siempre una escisión q es incompatible con la noción del ego, la cual implica la unificación lograda en un principio positivo. El análisis fenomenológico nos muestra q no hay tal unificación, pues la conciencia es escisión o, como diría Sartre, “vacío de si misma” y, por tanto, no es ninguna unidad positiva. La conciencia de si nunca llega a alcanzarse como objeto.







Compartir con tus amigos:
1   2   3   4   5


La base de datos está protegida por derechos de autor ©psicolog.org 2019
enviar mensaje

    Página principal
Universidad nacional
Curriculum vitae
derechos humanos
ciencias sociales
salud mental
buenos aires
datos personales
Datos personales
psicoan lisis
distrito federal
Psicoan lisis
plata facultad
Proyecto educativo
psicol gicos
Corte interamericana
violencia familiar
psicol gicas
letras departamento
caracter sticas
consejo directivo
vitae datos
recursos humanos
general universitario
Programa nacional
diagn stico
educativo institucional
Datos generales
Escuela superior
trabajo social
Diagn stico
poblaciones vulnerables
datos generales
Pontificia universidad
nacional contra
Corte suprema
Universidad autonoma
salvador facultad
culum vitae
Caracter sticas
Amparo directo
Instituto superior
curriculum vitae
Reglamento interno
polit cnica
ciencias humanas
guayaquil facultad
desarrollo humano
desarrollo integral
redes sociales
personales nombre
aires facultad