H. Léon Lauraire



Descargar 0.81 Mb.
Página5/5
Fecha de conversión28.03.2018
Tamaño0.81 Mb.
1   2   3   4   5

1. La salvación

Todos, hombres y mujeres, se han encontrado en estado de alienación consigo mismos, con los otros y con Dios. La salvación consiste en una liberación de esta alienación con vistas a una integración, a una comunidad humana, a un amor divino y a una vida. Los cristianos afirman que Jesús de Nazaret ha traído la salvación por su vida, su muerte y su resurrección. La vida salvífica de Jesús se encuentra en su Iglesia.

Según la interpretación preconciliar de la salvación, los miembros de la Iglesia católica tenían a su disposición todos los medios de salvación. La manera ordinaria de salvarse consistía en pertenecer a la Iglesia visible... La Iglesia tenía el deber y la responsabilidad de predicar a todos los pueblos su mensaje de salvación para que pudieran convertirse y salvarse. Si los adeptos de una religión del mundo perseveraban en su religión, podían salvarse a condición de practicarla sincera y honradamente. Su salvación sin embargo, requería una intervención extraordinaria de Dios en su vida.

En el Vaticano II, la Iglesia se separó de esta óptica eclesiocéntrica y reconoció el valor salvífico de las religiones del mundo. Declaró que Dios y su Espíritu trabajan a través de esas religiones y no a pesar de ellas. Las religiones del mundo eran legítimas y tenían su lugar en el plan salvífico de Dios (I Tim 2, 4-6).

El concepto conciliar de la salvación sostenía que las religiones del mundo eran la vía normal y ordinaria de la salvación y que a los cristianos (en número ínfimo a lo largo de los 4 millones de años que los humanos han vivido en la tierra) se les había concedido la gracia extraordinaria de haber conocido a Cristo. Los cristianos deberían ser un signo de la salvación de todos los pueblos en Cristo.

El concepto postconciliar de la salvación en lo que se refiere a los no-cristianos es mucho más radical que el concepto conciliar. Por una parte, la teología del «cristiano anónimo» provocaba un cierto malestar y hasta insatisfacción. Cuando los teólogos y los misioneros cristianos empezaron a usar este término en su diálogo con las otras religiones, los judíos y los musulmanes lo encontraron ofensivo; los hinduistas y budistas lo han juzgado incomprensible. Era como si los blancos de los Estados Unidos, intentando expresar su estima por Luther King, hubieran dicho que era anónimamente un blanco (o como si los hombres dijeran que las mujeres son virtualmente tan buenas como los hombres). Parece además, que el hecho de leer ideas cristianas en las religiones del mundo no añade justicia al carácter distintivo de estas creencias. En cada religión encontramos una fe distinta y, por lo mismo, ideales diferentes en cuanto a la perfección, a la felicidad y a la salvación; reivindicaciones distintas sobre la presentación de la verdad que se refiere a Dios, al universo, a la naturaleza de nuestro ser.

El acto de fe está como base de cada religión. Cada una de ellas tiene una identidad y una autonomía propias a causa de la naturaleza epistemológica específica de la fe, es decir, a causa de la certidumbre «absoluta» que la fe confiere al creyente sobre el contenido de su fe. Cuando el musulmán, por ejemplo, hace un acto de fe, se encuentra en relación con Alá, con el Absoluto, una posición que no es de ninguna manera menos inmediata de la
del cristiano frente a la Trinidad. La teología postconciliar afirma que el Evangelio de Jesucristo es sólo una vía, un camino hacia la salvación. El concepto preconciliar era eclesiocéntrico: la salvación en la sola Iglesia católica. El concepto conciliar era cristocéntrica: la salvación se da únicamente en Cristo. El concepto postconciliar es teocéntrico: la salvación se da en Dios que trabaja en el corazón y en la historia de cada persona.
misionero es hacer libres a los adherentes de otras religiones para conseguir un contacto salvifico con lo que hay de mejor en sus propias tradiciones religiosas. Humildemente, sinceramente, abiertamente, el misionero ayuda a esas gentes a resolver sus propios problemas respetando sus tradiciones y disponiéndose a aprender de ellos algo sobre Dios.

2. La mediación de Cristo La teología ha adoptado esta posición teocéntrica por dos razones: la Iglesia está en función del Reino de Dios y la obra de Jesús y de su Espíritu está en función de la obra del Padre. En otras palabras, nuestra teología ha desplazado su centro de atención desde lo que era específicamente católico, al conjunto de la comunidad cristiana y finalmente a toda la familia humana. La razón de esta evolución está en el redescubrimiento de un hecho fundamental que concierne a Cristo: él llama a todos los pueblos a abrirse totalmente a su humanidad de forma que reciban la gracia del Padre. Cristo dice que todos los pueblos tienen un valor infinito a los ojos de su Padre,


La Iglesia enseña que Jesús es el Príncipe de la Vida eterna, que da a la historia su sentido y que es el modelo de la humanidad. La función y la misión de la Iglesia son continuación de las de Jesús. En la Iglesia preconciliar, el misionero enseñaba que Jesús ha fundado una sola Iglesia verdadera; Iglesia Católica, y que en ella se encuentra presente actuando de mediador cerca del Padre y enviando su Espíritu. Había un corte radical entre el cristianismo y las religiones del mundo. Jesús era el Salvador exclusivo del mundo (Hechos 4, 12).

Algunos ponen en tela de juicio esta teología del pluralismo religioso; temen que, en realidad, ella nos lleve al indiferentismo y a una negación de la primacía de Cristo. Y no es esto. Los cristianos continúan evangelizando porque saben que toda religión afecta a la cualidad de la vida personal y comunitaria de la persona. Los de otras religiones tienen necesidad de saber en qué la vida cristiana difiere de la suya. ¿Y en qué el cristianismo es distinto de las otras religiones? No añade verdades nuevas al conocimiento que la gente tiene de Dios, pero aporta una transformación de la toma de conciencia, al conferir a la persona una visión nueva de toda la historia, de sí mismo y de los otros, del mundo y de Dios. Toda la historia se vive en su dimensión escatológica. Los cristianos creen que su vida diaria está llena de la gloria de Cristo resucitado y de su Espíritu. Jesucristo ha transformado la realidad. Ha traído una creación nueva. Cristo resucitado está presente, transformando el conjunto del espacio y del tiempo, de modo que la vida, la muerte, el sufrimiento, el amor, el trabajo, el alimento, la sexualidad, etc. con comprendidos; y vividos a la luz de su resurrección. La vida cristiana consiste en compartir el amor transformador de Cristo; la vida cristiana consiste en vivir con y por Cristo como se vive con y para los otros.

Así, mientras que esta teología del pluralismo religioso rechaza claramente el indiferentismo, no afirma que los otros deban necesariamente entrar en la Iglesia católica para salvarse. Una teología del pluralismo religioso sostiene que la misión por la que Dios transforma y cura la gente puede darse en todas y cada una de las fes aun cuando esté lejos de estar completa en cada una de ellas. La conclusión que aporta una teología del pluralismo religioso es que el objetivo del mensaje del


En el Vaticano II se produjo una nueva lectura de las Escrituras según la cual Jesús es el cumplimiento de las religiones del mundo. Auténticas semillas de Evangelio se contienen en ellas. El cristianismo no está cortada de las religiones del mundo: es la levadura que se encuentra en el interior de cada una de ellas. Con relación a los otras religiones, la relación de la Iglesia no es de competencia de intento de sustitución. Es una relación de sublimación. La misión de la Iglesia es tomar en las religiones del mundo lo que es santo y verdadero y manifestar su cumplimiento y plenitud en Cristo. El es una parte constitutiva de estas religiones. No se trata de un trabajo fácil, porque una teología del pluralismo religioso acepta una diversidad de mediadores y de avatares en las que la referencia a Cristo se hace sobre todo en un pie de igualdad que no se hubiera creído posible en toda la historia del cristianismo. La teología postconciliar mantiene la mediación universal de Cristo, subrayando el hecho de que es en su relación con respecto a la comunidad humana que la gente toma su decisión con respecto a lo divino. Los evangelios dicen que en su relación con la comunidad humana la gente se abre al Espíritu, recibe su mensaje y puede comprometerse en El. Cuando el misionero enseña a la gente a amar a todos los pueblos, especialmente a los enemigos, está en el verdadero plan de la evangelización.



En nuestra teología postconciliar, Jesús es el mediador normativo. Y esta palabra no se da sin dificultades. Puede parecer que es sólo otra versión del «mediador exclusivo» de la teología preconciliar. La mejor explicación que encontré es la de James Redington: Jesús es el que, cuando el misionero encuentra otras religiones, le pone en claro «otros caminos por los que Dios ha salvado y sigue salvando a la gente». En otras palabras, Jesús es la Piedra de toque que permite examinar y apreciar las otras experiencias religiosas.




UNA TEOLOGIA DE LA MISIÓN PARA LA IGLESIA LOCAL Y UNIVERSAL (3)

3. La Conversión

La conversión consiste en pasar de una forma de vivir a otra.

En la teología misionera preconciliar, el objetivo era la conversión explícita de una religión del mundo al cristianismo. Los misione ros iban en nombre de Cristo y de su Iglesia para bautizar a todas las personas y cristianizar a todas las naciones.

En el Vaticano II, la Iglesia católica adoptó una política de «fusión». Ya que las religiones del mundo preparaban los caminos al cristianismo y que ya poseían elementos que podían encontrar su cumplimiento en Cristo, se pudo soñar en una convergencia gradual de todas las religiones hasta llegar a formar una sola.

Esta teología era difícilmente aceptable, especialmente para los no-cristianos, porque suponía una unión por absorción. En una teología postconciliar, se da un mayor respeto por la autonomía de cada religión. Al ver la resistencia tenaz y el constante crecimiento en número de las religiones del mundo, se tiene cada vez más tendencia a aceptar el pluralismo religioso como parte integrante del plan divino. La conversión primordial que el misionero intenta provocar es que cada creyente se convierta, en el cuadro de la religión que ya profesa. El primer deber del misionero es ayudar al creyente que viva su religión más íntegramente, más honradamente.

verdad. Cada uno de esos grupos religiosos no ve casi nunca ningún provecho en interesarse por otras religiones.

En la teología conciliar en el momento en que la Iglesia evolucionaba desde una posición eclesiocéntrica a una posición cristocéntrica, reconocía algunas verdades en las otras religiones. Estas verdades tenían su fuente en Cristo que es el cumplimiento de estas religiones. El misionero intentaba explicar los desarrollos conseguidos en cada religión del mundo a lo largo de su evolución en dirección al ideal cristiano.

En la teología postconciliar, se aborda el concepto de la religión verdadera o falsa, no a partir de un estudio de la calidad de las doctrinas eclesiásticas, sino de la convicción de que la verdadera religión humaniza y reconcilia las personas, mientras que la religión falsa deshumaniza y fragmenta la comunidad humana. Se trata pues de un acercamiento teocéntrico de la religión. Y parte del hecho de que Dios se encarna en toda persona humana, por encima de todas las barreras religiosas.

Jesús ha enseñado una religión teocéntrica. Dijo que una persona no entra en relación de culto con Dios (una práctica religiosa) dejando en segundo plano la relación justa con su hermano o hermana (Mat 5,23-24). Lo que se nos revela en Jesús, es que en la relación de la gente con la comunidad humana se da la relación con el Padre. El Padre es amor y quien no ama a su hermano o a su hermana no conoce a Dios (Mat 25, 31-46). En consecuencia, la reconciliación de las personas en la comunidad es el test decisivo en el debate entre verdadera y falsa religión. Todo lo que en la Iglesia constituye un obstáculo a la, comunidad humana es religión falsa.

Este concepto de verdadera y falsa religión no exige que los miembros de las religiones del mundo se hagan cristianos. El misionero hace obra de evangelización cuando ayuda a los pueblos a superar todo lo que favorece el egoísmo, el odio y la injusticia.


Resumen

4. Religión verdadera; religión falsa:

La religión se refiere a la relación de Dios con los humanos. Toda religión declara que Dios se ha revelado por medio de personajes sagrados, de signos, de símbolos. Todos los grupos religiosos piensan haber recibido la

La misionología postconciliar resumida en estas páginas es diferente de las otras dos concepciones de la actividad misionera y de sus objetivo. Por una parte, una opinión liberal pero secular, sostiene que no debería haber ninguna actividad misionera cristiana porque estamos en una época de pluralismo religioso. Jesús no es el camino. Por otra parte, algunos representantes evangélicos muy celosos afirman fuertemente que es necesaria una actividad misionera orientada hacia la conversión al cristianismo, no sólo porque Jesús es el camino, sino porque ninguna otra religión es legítima para la salvación. La posición liberal rechaza la mediación universal de Cristo mientras que la posición evangélica rechaza el carácter salvífico de las religiones del mundo.

La misionología expuesta aquí, afirma que desde un cierto punto de vista, la evangelización cristiana comporta tre dimensiones: humana, religiosa y cristiano-católica. La Iglesia católica evangeliza a la vez a todos, cristianos y los otros, a cada uno según su nivel, según las circunstancias y necesidades de la gente.

La Iglesia católica evangeliza a nivel huma-no transmitiendo a todos la invitación de Cristo a aceptar su humanidad y a considerar a todas las personas como hermanos y hermanas. «La Iglesia promueve lo humano al evangelizar y evangeliza cuando promueve lo humano».

La Iglesia católica evangeliza a nivel religioso enseñando que toda religión es verdadera en la medida en que contribuye a la humanización, a la liberación y a la reconciliación (Sant. 1, 27) y falsa en la medida en que contribuye a la superstición, a la injusticia y a la explotación.

La Iglesia católica evangeliza a nivel cristiano-católico enseñando que la gente puede conocer a Jesús a través de una tradición viva, conservada por una comunidad de discípulos y que a través de esta comunidad de discípulos pueden responder a Cristo.



Conclusión

Los Hermanos de las Escuelas Cristianas son siempre misioneros «llamados personalmente y enviados comunitariamente» ya estén en actividad o en retiro, ya enseñen en su país natal o en el extranjero. Pueden enseñar el Evangelio especialmente a sus alumnos y a sus colegas en los tres niveles dichos: humano, religioso y cristiano-católico.

En el nivel humano, los Hermanos tienen la posibilidad de profundizar, por la educación, la humanización de la sociedad. Enseñar lenguas, arte, ciencias, historia, filosofía, religión, es ayudar a los alumnos a desarrollarse como seres humanos. Hay que recordar que la humanización de las personas es en sí misma una dimensión de la salvación y no sólo un preludio táctico para la enseñanza del Evangelio. En «Evangelii Nuntiandi» (8 diciembre 1975) que siguió al Sínodo de 1974 sobre la evangelización, Pablo VI enseñaba que todo lo que ayuda a la gente a ser más humanos es ya una evangelización «aunque en su estadio inicial e incompleto». Más aun, visto el desarrollo de la teología política, los Hermanos deben en ciertas circunstancias, oponerse a la cultura ambiente. Habrá que educar a los alumnos en lo que concierne a las estructuras de pecado en la sociedad y en la Iglesia, las que engendran el racismo, el sexismo, la opresión y la violencia.

En el nivel religioso, los Hermanos tienen la posibilidad de dar testimonio por su palabra y por su actividad a la llamada de Cristo a la fraternidad universal. Lo hacen con su propia vida de comunidad y por esta especie de comunidad que animan en su propia escuela. La gente debería ver en nosotros comunidades de discípulos sinceramente abiertas al poder y a la presencia del Espíritu: la verdadera religión reconcilia a la gente; la religión falsa divide a la gente, crea injusticias y destruye la comunidad. Los Hermanos deberían enseñar la diferencia entre la verdadera y la falsa religión.

En el nivel cristiano-católico, los Hermanos tienen la posibilidad de enseñar la doctrina sobre Cristo tal y como es interpretada en la larga y rica tradición de la Iglesia católica. Cuando trabajen en un país extranjero deberán discernir cómo Cristo está presente en la cultura del país. Si los Hermanos enseñaran a Cristo de forma que no sea más que una copia del Cristo que han descubierto en su propia cultura, esta enseñanza constituiría verdadera-mente un contratestimonio: significaría que la Iglesia católica, lejos de ser una Iglesia mundial, es esencialmente algo ligado a la civilización occidental. La médula de las enseñanzas de los Hermanos sobre Cristo Resucitado debe, pues, mostrar a Cristo como hermano, amigo, maestro, ejemplo, liberador. Jesús es el principio de la vida eterna, él da a la historia su significado, él es el modelo de la humanidad.

Hno Timothy McCARTHY FSC

St Mary's College MORAGIi

California 94575 Estados Unidos

Lasalliana

12-E-31
UN AÑO DE LA VOCACION

El 20 de abril de 1986, en Malvern (Victoria, Australia), la Asociación de Antiguos Alumnos del Colegio La Salle organizaba la más llamativa de sus actividades, por otra parte, muy numerosas y variadas: su reunión anual que incluía una Misa y la comida. Pero este año este encuentro revestía una significación particular ya que marcaba el 40° aniversario de la resurrección de la Asociación, 1946, al final de la segunda guerra mundial. La Asociación que había nacido en 1929, diecisiete años después de la llegada de los Hermanos a Malvern, quedó inactiva durante los años de la guerra.

Esta reunión de 1986 fue también la ocasión favorable para el lanzamiento del «Año de la Vocación», cuyo programa intenta acrecentar la toma de conciencia de la necesidad de Vocaciones sacerdotales y para la Vida religiosa, provocando a la vez y especialmente entre los alumnos de los Hermanos que este año terminan sus estudios, una reflexión-oración sobre el ideal de vida que se ofrece a todos y a cada uno.

Hace como un año, uno de los miembros más antiguos de la Asociación de Malvern ofreció una cantidad substancial para la preparación y distribución de una estampa especial que ofrecía oraciones referentes a las vocaciones. Esta imagen se distribuyó entre los alumnos del colegio y entre los miembros de la Asociación. Luego, tras un encuentro y discusión entre los miembros del Comité se decidió aceptar esta oferta y añadir otros fondos a la donación primera para contribuir a la más amplia difusión posible. Entonces, el Secretario de la Federación Nacional que, cuando la canonización del Hermano Miguel Febres Cordero, había difundido estampas recuerdos que incluían también oraciones por las vocaciones, aceptó el encargo de preparar estas estampas y contactó las casas de los Hermanos del Distrito de Australia para solicitar de los Directores y comunidades participaran en esta iniciativa según sus posibilidades. Y se decidió, para empezar, imprimir 10.000 estampas e iniciar su distribución entre los miembros que habían asistido a la reunión y extender inmediatamente la difusión por todo el Distrito.

Un Hermano Asesor propuso al Comité de la Asociación un tema que fue adoptado para la iniciativa proyectada. Helo aquí:

«Todos son llamados a una Vocación» «Todos son llamados a un grado de Vocación religiosa».

«Todos son ciertamente llamados a lo que para cada uno es una buena Vocación». Fueron elegidas dos oraciones. La primera «Oración para conocer mi Vocación».

En el plan divino, cada uno tiene un papel especial que tiene que desempeñar en esta vida; y en el cumplimiento de este papel encontrará su mayor felicidad, tanto desde del punto de vista espiritual como material... Es esencial para todos y para cada uno, saber cómo insertarse en el papel para el que tiene mayor aptitud y para cuyo cumplimiento podrá ponerse a rendimiento todo el conjunto de dones que el Señor nos ha dado. Esta inquietud debe encontrar su lugar en nuestra oración, de modo que, en todas nuestras acciones, vayamos guiados por la Providencia.

La segunda es la «Oración por las Vocaciones especiales». Se trata de Vocaciones a la vida religiosa o sacerdotal. Se dirige a Dios para que llame a muchos de nuestros jóvenes para que sean buenos sacerdotes, buenos Hermanos, buenas religiosas en la «viña de la Iglesia», implorando para quienes se sienten llamados las gracias necesarias para aceptar la invitación: el trabajo de la Iglesia podrá así seguir adelante.

En lo que concierne a nuestro Instituto, las cifras que hemos preparado para el 41º Capítulo general celebrado recientemente en Roma, señalan algunos hechos de interés vital. La disminución constante del número de los Hermanos es el objeto de nuestra grande preocupación. Comparando las cifras de los principios de los años 70 con los principios de los 80, nos damos cuenta de que ahora tenemos 4000 Hermanos de menos y que además, hay en este momento 100 novicios menos que hace ahora quince años.

La media de la edad de nuestros Hermanos en el mundo era de 57 años y 7 meses el 31 de marzo de 1986. 190 Hermanos fallecieron en 1985 y 139 con votos perpetuos o temporales han abandonado el Instituto en ese mismo período. Los efectivos disponibles están sometidos a una presión de trabajo mayor que nunca y es necesario que esta situación dé una vuelta si queremos que el Instituto sobreviva. La realidad es muy seria, ¿Por cuánto tiempo podrá subsistir el trabajo del Fundador si no se da un crecimiento espectacular de Vocaciones en el Instituto? «La mies es abundante pero los trabajadores son muy pocos».

Lo que es válido para la escena mundial es, ciertamente, también válido para Australia, en donde el número de sacerdotes Hermanos y Hermanas está muy por debajo de las necesidades y enormemente inferior al de hace 30 años. La población aumenta y la presión de las exigencias en materia de educación se hace cada vez mayor y más pesada para la Iglesia Católica y para la organización educativa que ella quiso por todos los medios preservar y sostener. Y aunque el número de los Herma-nos haya sido siempre menor que el de mu-chas otras congregaciones religiosas de misión educativa, ellos, los Hermanos De La Salle han sido siempre los líderes en el campo de la educación católica en Australia desde su llegada en 1906.

El plan del «Año de la Vocación» ofrece a nuestros alumnos y antiguos alumnos, así como a nuestros asociados y amigos, la ocasión de unirse en la oración para que nuestro mayor problema, el de muchas nuevas vocaciones, encuentre una feliz solución.

Otros Distritos que experimentan esta misma dificultad con mayor o menor intensidad podrían eventualmente decidir seguir nuestra iniciativa y lanzarse a un plan análogo porque la oración consigue cosas que el mundo ni puede soñar.

Podemos esperar que muchas personas y grupos que busquen sinceramente el progreso del Instituto y sus obras se presentarán para colaborar en este programa cuyo objetivo es comprometer al mayor número posible en un sesillo esfuerzo de ORACION que se eleva incesantemente por la solución de NUESTRAS NECESIDADES:



Una oración perseverante mueve el corazón de Dios y toca el de los hombres.

Hilary 1. HAYES Director y Secretario Federación Nacional de Antiguos Alumnos del Distrito de Australia 'Long Swamp" OSBORNE'S FLAT 3691 Vic. (Australia)

ORACIÓN PARA CONOCER MI VOCACIÓN

Padre celestial, tú me has creado para cumplir una tarea especial que nadie puede hacer en mi lugar. Ilumíname, Señor, para que yo conozca mi vocación en la vida y dame la valentía y fuerza de seguir esta tu luz. Sea lo que sea lo que tú quieres que yo haga, yo diré con el profeta Isaías: «Heme aquí, Señor, envíame».

ORACIÓN POR LAS VOCACIONES ESPECIALES

Oh Padre celestial, tu Hijo Jesucristo ha dicho: «La mies es mucha y los obreros son pocos. Rogad, pues, al Dueño de la mies que envíe obreros a su campo». Te pedimos que llames a muchos de nuestros jóvenes para que sean buenos sacerdotes, buenos Hermanos, buenas Hermanas y apóstoles seglares en la mies de tu Iglesia.

Amén.
Catálogo: bitstream -> 001
001 -> Estimación de los rendimientos en actividades topográficas juan Carlos Sanabria Zarate universidad del quindío facultad de ingeniería programa de topografía armenia-quindíO
001 -> * La dimensión estimulante de estas fichas para los lectores, ciertamente, pero también para los propios autores
001 -> Luisa yasmith bertel pizarro. Carolina montalvo paternina. Jenifer sofia thowinsson vides
001 -> Cuando aparece este número -, se celebra un Congreso de la oiec sobre el Tema
001 -> El primer número de lasalliana apareció en octubre de 1983. Desde entonces salieron regularmente tres carpetas cada año. Y en octubre de 1987, con el número 13, la publicación señalaba su final
001 -> En este número de Lasalliana que termina el año académico de 1984-85, además de las veinte fichas acostumbradas, hallarán la lista de las 120 fichas publicadas en el curso de estos dos últimos años
001 -> Lasaliana
001 -> Proceso: Seguridad Industrial y Salud Ocupacional Tipo de Documento
001 -> Teoría de la mente y conductas agresivas en niños de a años en tres colegios de la ciudad de bogotá


Compartir con tus amigos:
1   2   3   4   5


La base de datos está protegida por derechos de autor ©psicolog.org 2019
enviar mensaje

    Página principal
Universidad nacional
Curriculum vitae
derechos humanos
ciencias sociales
salud mental
buenos aires
datos personales
Datos personales
psicoan lisis
distrito federal
Psicoan lisis
plata facultad
Proyecto educativo
psicol gicos
Corte interamericana
violencia familiar
psicol gicas
letras departamento
caracter sticas
consejo directivo
vitae datos
recursos humanos
general universitario
Programa nacional
diagn stico
educativo institucional
Datos generales
Escuela superior
trabajo social
Diagn stico
poblaciones vulnerables
datos generales
Pontificia universidad
nacional contra
Corte suprema
Universidad autonoma
salvador facultad
culum vitae
Caracter sticas
Amparo directo
Instituto superior
curriculum vitae
Reglamento interno
polit cnica
ciencias humanas
guayaquil facultad
desarrollo humano
desarrollo integral
redes sociales
personales nombre
aires facultad