Gutiérrez Rivera Brenda Tema concreto y claro (Objetivo)



Descargar 31.13 Kb.
Fecha de conversión24.04.2019
Tamaño31.13 Kb.
Vistas61
Descargas0

Gutiérrez Rivera Brenda

1. Tema concreto y claro (Objetivo)

¿Cómo afecta el uso de las tecnologías las relaciones socio afectivas?”



El objetivo es poder explicar de qué manera afecta el uso de la tecnología las relaciones socio afectivas (familia, amigos, escuela, trabajo etc.)

Teóricos: Jean Piaget, Nicholas Negro Ponte, Quentin Fiore, Jesús Galindo, Umberto Eco, Paolo Fabbri.

Disciplinas: Sociología, Psicología, Semiótica, Tecnología, Comunicación.

Método: Mixto

TESIS

Facultad de Ciencias de la Comunicación

Departamento de Ciencias de la Comunicación I

Universidad Rey Juan Carlos

TESIS DOCTORAL “EL CONSUMO DE TECNOLOGÍAS DE LA INFORMACIÓN Y COMUNICACIÓN EN LA FAMILIA”
El objetivo general de la presente investigación se orienta al conocimiento del alcance de la influencia del contexto familiar sobre la difusión y prácticas que la sociedad española, y más concretamente la población de la Comunidad de Madrid, desarrolla respecto a las tecnologías de la información y comunicación. Para ello, analizaremos diversos aspectos relativos al consumo de tecnologías de la información y comunicación en el hogar, teniendo en cuenta el contexto familiar en el cual se integran estas tecnologías.

Nuestro propósito es investigar las formas en que las familias integran las tecnologías en el ámbito doméstico, mediadas por la estructura y procesos que dirigen la vida diaria de la familia. Más concretamente, trataremos de determinar los diferentes modelos de prácticas desarrolladas por las familias en torno al consumo de tecnologías de la información y comunicación, vinculándolas a las diferentes posiciones que los sujetos y familias ocupan en la estructura social.



2. Marco teórico-conceptual operativo (que tenga utilidad para la explicación, enfoque, análisis e interpretación del tema investigado)

Comenzaremos haciendo una revisión de la evolución que han seguido los Estudios Sociales de Tecnología desde sus primeros antecedentes, que observan la tecnología como un factor básico del cambio social, hasta los estudios más recientes sobre el consumo de

tecnologías de la información y comunicación.
Con este primer análisis, no buscamos exclusivamente enmarcar el origen y progresos seguidos en este campo de estudio, sino también facilitar la comprensión de la posición que aquí se adopta respecto a la concepción y aproximación al estudio de las prácticas sociales en general, y del uso de tecnologías de la información y comunicación en particular. Esta apuesta, a su vez, condicionará los objetivos y la metodología desplegada para hacerlo.
Para ello, examinaremos los supuestos implícitos en los diferentes enfoques en el estudio de la tecnología, conectándolos con dos debates básicos que hacen referencia a los supuestos últimos acerca de la naturaleza y dinámica de los fenómenos sociales: el primero, acerca de la controversia respecto a la entidad de los elementos estructurales que en último término condicionan el comportamiento humano, y el segundo, que discute el grado de determinación o libertad de la conducta humana respecto a esos elementos estructurales que enmarcan la acción social. El análisis de las fortalezas y limitaciones que se imputan a las diversas formas de aproximación en el estudio de la tecnología nos facilitará la elaboración de un planteamiento teórico solvente desde el que

abordar nuestra investigación



3. Marco metodológico justificado.

Planteamos, por tanto, dos perspectivas complementarias: la familia como grupo, con una estructura propia que condiciona el comportamiento de sus miembros en el uso de tecnologías de la información y comunicación; y la familia como grupo de individuos, que poseen una capacidad reflexiva y que desarrollan y negocian estrategias creativas en el uso de esas tecnologías. Ambos enfoques se corresponden, respectivamente, con lo que Giddens ha denominado como perspectivas de “integración sistémica” e “integración social”, y se contemplan como niveles complementarios para el conocimiento de la realidad social. En el primer caso, la intención del investigador se orienta a describir y clasificar las prácticas sociales en un contexto histórico y espacial concreto, con la intención última de poder establecer relaciones causales que expliquen ese fenómeno.

En el segundo, el objetivo se dirige a la comprensión de los procesos sociales que darán lugar a una configuración particular de la realidad social en un momento determinado. Estas dos formas de aproximación a los fenómenos sociales derivan de tradiciones teóricas y de investigación diferentes –o si se prefiere, y utilizando los términos de Kuhn, de paradigmas diferentes-, con sus correspondientes supuestos, conceptos y técnicas de recogida de datos específicas.

La tradición positivista en Ciencias Sociales trabaja bajo el supuesto de la autonomía de lo real como fuente del saber, y la ciencia como forma de aprehender esa verdad absoluta.

Esta escuela postula un único método valedero para todas las ciencias, que se sustenta sobre la naturaleza determinista de los fenómenos y procesos, y que recurre a la medición y al lenguaje matemático. De ahí se desprende que las ciencias de lo social deben seguir los mismos procedimientos de las Ciencias Naturales: estableciendo leyes sociales que describan y expliquen los fenómenos sociales, identificando las relaciones existentes entre ellos y renunciando a cualquier visión comprensiva de la acción social.

.

Weber propone como metodología básica del análisis de los fenómenos sociales la creación de tipos ideales que recojan las reglas generales que orientan la conducta humana. Estos tipos ideales constituyen construcciones conceptuales derivadas de observaciones estadísticas o de criterios racionales que hagan esperable cierta conducta, manifestándose empíricamente como probabilidades de conducta individual dadas ciertas situaciones de hecho. Weber plantea cuatro tipos ideales que nos permiten clasificar la acción: acciones tradicionales, acciones afectivas o emocionales, acciones racionales de acuerdo a valores y acciones racionales instrumentales.


Desde esta premisa, Schütz critica las graves deficiencias de la tradición objetiva para analizar el “dominio de la intersubjetividad” que define al mundo social. Los actores sociales buscan significados en los comportamientos de sus semejantes, suponiendo que de forma análoga a su experiencia como creador y buscador de significados los demás también lo hacen, presumiendo “que mis actos orientados hacia otros serán comprendidos por ellos de manera análoga a mi comprensión de los actos de otros orientados hacia mí”.
En tanto que el mundo social en el que nos movemos es así interpretado por los actores sociales, el análisis comprensivo de la conducta humana requiere hacer uso de este punto de vista subjetivo que evita el análisis de un “mundo ficticio e inexistente construido por el observador científico”
La perspectiva cualitativa, por tanto, se puede asociar a un cierto relativismo cultural (Beltrán, 2000: 22-29) que tiene consecuencias epistemológicas claras: en tanto que los hombres observamos la realidad social desde un determinado contexto histórico, social y cultural que determina nuestra forma de ver el mundo, sólo podemos alcanzar un conocimiento parcial de esa realidad.
Las técnicas cuantitativas nos proporcionarán información acerca de los elementos estructurales, tanto materiales como culturales, que orientan y constriñen las actuaciones, es decir, el uso de tecnologías de la información y comunicación en la familia. Las técnicas cualitativas nos darán acceso a una visión comprensiva de los procesos de construcción de la sociedad, y en este caso, de las relaciones que se establecen en la familia en torno al uso de tecnologías, y que contribuirán a modificarla o reproducirla.

Ambas perspectivas poseen sus limitaciones, pero, igualmente, las dos tienen unos fundamentos epistemológicos y metodológicos que las respaldan: ambas poseen un carácter empírico, estando sometidas a una serie de reglas y procedimientos que deben guiar al investigador en la aplicación de las técnicas de recogida/producción y análisis de los datos, y que nos servirán para interpretar el fenómeno estudiado.


Facultad de Ciencias de la Comunicación

Departamento de Ciencias de la Comunicación I

Universidad Rey Juan Carlos TESIS DOCTORAL “EL CONSUMO DE TECNOLOGÍAS DE LA INFORMACIÓN Y COMUNICACIÓN EN LA FAMILIA”

Director: D.RICARDO PEREZ-AMAT GARCÍA , Mª Cruz López de Ayala López , Fuenlabrada, 2007. p. 395.

ARTÍCULO

La tecnología y las relaciones interpersonales: ¿Cómo nos afecta?

¿La tecnología realmente puede afectar nuestro comportamiento con el entorno? Para bien o para mal, la tecnología podría estar provocando importantes estragos en las relaciones personales.


La tecnología avanza y va introduciéndose cada vez más en nuestra vida diaria. Internet, las redes sociales, la conectividad y los dispositivos móviles nos llevan a un mundo cada vez más conectado, lo que ha generado un importante cambio en nuestra forma de relacionarnos y de comunicarnos.

El uso de Internet y videojuegos desde la infancia ha hecho que las nuevas generaciones se lleven cada vez mejor con la tecnología, que lleguen a usarla casi por instinto y que manejen un amplio conocimiento tecnológico a temprana edad. Este fenómeno puede ser tanto positivo como negativo; positivo en el sentido de que la tecnología se ha vuelto un aporte en materia educativa, y negativo por el cambio que genera en la forma que tienen los niños y adolescentes para establecer relaciones con sus pares, además de los altos riesgos que se corren al exponer tanta información en la red.

Para ver las incidencias de la tecnología en las relaciones interpersonales, hablamos con la psicóloga infanto-juvenil Francisca Rodríguez, quien considera que la tecnología puede tener influencias buenas y malas en los niños y jóvenes en materia psicológica. Según la profesional, "es muy positivo que los jóvenes sepan usar la tecnología, internet y las redes sociales, porque son canales que les sirven para comunicarse, pero los padres tienen la responsabilidad de enseñarle a sus hijos el buen uso de las herramientas tecnológicas, para que sepan utilizarlas a su favor y no en contra".

Según la especialista, en algunos casos la tecnología puede afectar de manera muy negativa a los niños y jóvenes, porque puede provocar aislamiento del mundo real, debido a que pasan muchas horas navegando en internet, chateando o jugando videojuegos, y pierden parte importante del tiempo que podrían utilizar haciendo otras actividades con sus pares. Además, considera peligroso el alto nivel de exposición al que se someten los jóvenes en internet.

"He tenido pacientes que llegan a la consulta debido a la preocupación de sus padres porque no se relacionan con otros niños y jóvenes. Estos pacientes generalmente sólo tienen 'amigos virtuales', y pueden llegar a tener más de 1.000 contactos en su Facebook, pero no conocen a ninguno de ellos". Para Rodríguez este problema genera que los jóvenes tengan distintos problemas de comportamiento social que, a largo plazo pueden generar otros problemas personales como la incomunicación con el mundo real.

¿Qué pasa cuando se cae en la adicción a Internet?

Otro tema es la llamada "adicción a internet", problema que se presenta cuando las personas se vuelven completamente dependientes de la conectividad a internet y que incluso puede llevarlos a tener síntomas de angustia, ansiedad y violencia si no tienen acceso a la red, además de generar alteraciones cerebrales similares a las que genera la adicción al alcohol y drogas. Según los especialistas, esta adicción puede llevar a las personas a sufrir depresión, nerviosismo, irritabilidad, pánico y poco interés en convivir con otras personas.

Si bien en Latinoamérica este todavía no es un problema extremo, en países como Estados Unidos, China e Inglaterra se concentra una gran cantidad de casos de adictos a internet, lo que ha llevado incluso a la apertura de clínicas especializadas en el tema.

El primer caso de adicción a internet fue reconocido el año 2008 en China, y luego en Estados Unidos, donde abrieron la primera clínica para esta patología en el año 2009.

En China es el Centro de Tratamiento de Beijing el encargado de tratar al gran número de chinos que presenta este problema. Se estima que en el país hay cerca de 2,5 millones de adictos a internet, según el doctor Tao Ran, fundador de este centro médico.

En su mayoría los pacientes son jóvenes entre 18 y 36 años, quienes son internados por sus padres para curar este trastorno. Hasta ahora esta clínica cuenta con unos 1.500 pacientes y tiene un 70% de éxito en sus tratamientos, que consisten en jornadas de entrenamiento físico y deporte, además de sesiones de relajación que son coordinadas por psicólogos y psiquiatras.

Los ingleses también están tratando el problema mediante la creación de una clínica para niños adictos a internet. Se trata de una clínica abierta en el hospital privado Capio Nightingale, ubicado en el centro de Londres. En esta clínica se atiende a pacientes de entre 12 y 15 años, teniendo terapias personalizadas para cada paciente.

El objetivo principal de este tratamiento es aumentar la autoconfianza de los adolescentes en los encuentros reales por sobre lo virtual. Además, se ayuda a los jóvenes a manejar la energía y excitación provocada por largas jornadas jugando en el PC y con consolas.

Si hay algo que recordar es que la tecnología utilizada adecuadamente, puede tener un montón de utilidades, tanto educativas como comunicativas, e incluso acercarnos a nuestros amigos y/o familiares que se encuentran en otro lugar. Sin embargo, si la tecnología no es bien utilizada, puede ocasionar aislamiento, falta de comunicación y otros graves problemas.

http://www.fayerwayer.com/2012/07/la-tecnologia-y-las-relaciones-interpersonales-como-nos-afecta/



Reflexionar sobre la(s) investigacion(es) y generar una opinión razonada.

Creo que ambas me pueden servir para el inicio de mi investigación ya que tanto el artículo como la tesis se basan en algunos de los objetivos que tengo para investigar la relación de la tecnología con las relaciones socio afectivas. Además de que mencionan algunos teóricos que apoyen mi investigación.

Creo que como se menciona en ambas la tecnología utilizada adecuadamente, puede tener demasiados beneficios, tanto educativos como comunicativos, e incluso acercarnos a nuestros amigos y/o familiares que se encuentran en otro lugar. Sin embargo, si la tecnología no es bien utilizada, puede ocasionar aislamiento, falta de comunicación y otros graves problemas.

Tesis

http://eciencia.urjc.es/bitstream/10115/1054/1/TESIS%20LOPEZ%20DE%20AYALA.pdf



Tesina

http://dspace.si.unav.es/dspace/bitstream/10171/18444/1/Relaciones.pdf



Artículo

http://www.fayerwayer.com/2012/07/la-tecnologia-y-las-relaciones-interpersonales-como-nos-afecta/


Compartir con tus amigos:


La base de datos está protegida por derechos de autor ©psicolog.org 2019
enviar mensaje

enter | registro
    Página principal


subir archivos