Guía Para El Monitoreo; Seguimiento y evaluación a plan De Gestión Integral Del Riesgo De Eses pgir viabilizados



Descargar 2.08 Mb.
Página2/7
Fecha de conversión26.03.2018
Tamaño2.08 Mb.
Vistas194
Descargas0
1   2   3   4   5   6   7

TABLA DE CONTENIDO





1.OBJETIVO 3

2.ALCANCE 4

3.ÁMBITO DE APLICACIÓN 4

4.REQUISITOS DE CALIDAD APLICABLE 4

5.INTRODUCCIÓN 4

6.FUNDAMENTOS LEGALES 5

7.FUNDAMENTOS TÉCNICOS 13

7.1.MONITOREO 14

7.1.1.Implementación del monitoreo 15

7.1.2.Analizar los resultados 15

7.1.3.Medir los impactos logrados 16

7.2.SEGUIMIENTO 16

7.3.EVALUACIÓN DE LA EJECUCIÓN DEL PGIR 17

8.FUENTES DE INFORMACIÓN 17

8.1.INFORMACIÓN PRIMARIA 17

8.2.INFORMACIÓN SECUNDARIA 18

9.HERRAMIENTAS DE SEGUIMIENTO 18

9.1.INFORME DE MONITOREO Y SEGUIMIENTO: EL DEPARTAMENTO O DISTRITO 19

9.2.INFORME DE MONITOREO, SEGUIMIENTO Y EVALUACIÓN: SUPERINTENDENCIA NACIONAL DE SALUD 20

10.FLUJOGRAMA DEL PROCESO DE MONITOREO, SEGUIMIENTO Y EVALUACIÓN 21

11.FORMATOS DEFINIDOS PARA EFECTUAR EL MONITOREO, SEGUIMIENTO Y EVALUACIÓN DE LOS PLANES DE GESTIÓN INTEGRAL DEL RIESGO VIABILIZADOS 22

11.1.SEGUIMIENTO A MATRIZ DE MEDIDAS DEL PGIR – Cuadro No. 2 23

11.2.SEGUIMIENTO A LA CAPACIDAD DE PRODUCCIÓN. Cuadro No. 3 SPGIR 24

11.3.SEGUIMIENTO A LA PRODUCCIÓN DE SERVICIOS. Cuadro No. 4 SPGIR 25

11.4.SEGUIMIENTO A CALIDAD EN LA ATENCIÓN EN SALUD. Cuadro No. 5 30

11.5.SEGUIMIENTO AL FLUJO FINANCIERO DEL PGIR, Cuadro No. 6 SPGIR 31

11.6.SEGUIMIENTO AL SANEAMIENTO DE PASIVOS DEL PGIR. Cuadro No. 7 SPGIR 32

11.7.SEGUIMIENTO A EJECUCIONES PRESUPUESTALES. Cuadro No. 8 SPGIR 33

11.7.1.Ingresos Reconocidos y Recaudados por Trimestre y Acumulado. Cuadro No. 9 SPGIR. 34

11.7.2.Seguimiento a las Ventas de Servicios de Salud 35

11.7.3.Gastos Reconocidos y Recaudados por Trimestre y Acumulado 37

11.8.INFORME DE EFICIENCIA. Cuadro No. 10 SPGIR. 38

11.9.COMPORTAMIENTO DEL EQUILIBRIO OPERACIONAL CORRIENTE Y CON RECAUDO. Cuadro No. 11 SPGIR. 39

11.10.COMPORTAMIENTO DEL EQUILIBRIO PRESUPUESTAL. Cuadro No. 12 SPGIR. 40

11.11.SEGUIMIENTO A SITUACIÓN FINANCIERA DE LA ESE (ESTADOS FINANCIEROS) 40

12.INFORME DE SEGUIMIENTO 41

13.INFORME DE EVALUACIÓN 43

14.MODIFICACIÓN AL PGIR VIABILIZADO 46

15.INFORME CONSOLIDADO A MINISTERIO DE SALUD Y PROTECCIÓN SOCIAL 47




  1. OBJETIVO

Establecer los lineamientos metodológicos para el Monitoreo, Seguimiento y Evaluación de la ejecución de los Planes de Gestión Integral de Riesgo (PGIR) de las Empresas Sociales del Estado (ESE) que fueron viabilizados por la Superintendencia Nacional de Salud.




  1. ALCANCE

El documento inicia con la definición de los fundamentos legales y técnicos del seguimiento y evaluación de los Planes de Gestión Integral de Riesgo (PGIR). Continúa con la identificación de las fuentes, instrumentos y métodos para realizar el seguimiento y evaluación de estos Planes, y finaliza con las directrices para la elaboración de los informes que consolidaran los resultados obtenidos.




  1. ÁMBITO DE APLICACIÓN

Esta Guía está dirigida a los funcionarios y contratistas de la Superintendencia Delegada para la Supervisión de Riesgos que realizan el monitoreo, seguimiento y evaluación de los Planes de Gestión Integral de Riesgo (PGIR) viabilizados, en desarrollo del Proceso de Evaluación Integral de Riesgos de Sujetos Vigilados (RICR01).




  1. REQUISITOS DE CALIDAD APLICABLE

Esta Guía da cumplimiento a los lineamientos establecidos en la Norma Técnica de la Calidad para la Gestión Pública -NTCGP 1000:2009-, y a las metodologías desarrolladas por la Superintendencia Nacional de Salud para la evaluación y viabilización de los Planes de Gestión Integral de Riesgo (PGIR) de las Empresas Sociales del Estado (ESE).




  1. INTRODUCCIÓN

En el documento denominado “GUIA METODOLOGICA PARA LA ELABORACION DEL PLAN DE GESTIÓN INTEGRAL DEL RIESGO DE LAS EMPRESAS SOCIALES DEL ESTADO”, se definieron los parámetros generales para la “VIABILIDAD, MONITOREO, SEGUIMIENTO Y EVALUACIÓN” de los Planes de Gestión Integral del Riesgo de las Empresas Sociales del Estado en riesgo medio y alto, remitidas a la Superintendencia Nacional de Salud en cumplimiento de lo dispuesto en el artículo 81 de la Ley 1438 de 2011, por el Ministerio de Hacienda y Crédito Público.


Una vez evaluado el Plan de Gestión Integral del Riesgo de las ESE, la Superintendencia Nacional de Salud emite un concepto de viabilidad, informando al Gobernador del Departamento o Alcalde Distrital y a su Secretario de Salud, el cumplimiento de los criterios establecidos por la Superintendencia, para que determinen las acciones a desarrollar para el monitoreo, seguimiento y evaluación del plan aprobado.
Dentro del concepto de viabilidad se ha establecido que para efectos del monitoreo, seguimiento y evaluación del citado PGIR la ESE a través de la Secretaría de Salud Departamental deberá reportar trimestralmente a la Superintendencia Nacional de Salud, dentro de los quince (15) días calendario siguiente al cierre de cada trimestre, según las siguientes fechas:


Trimestre

Fecha máxima de envío

Enero a marzo

15 de abril

Abril a junio

15 de julio

Julio a septiembre

15 de octubre

Octubre a diciembre

15 de enero del año siguiente

En cada trimestre deberá remitir:




  • La relación de los contratos de venta de servicios suscritos y su ejecución en los cuadros 32 reportando el período que se informa. Se deberá incluir la venta de servicios no sujetos a contratos, como las atenciones por eventos de accidentes de tránsito.

  • La ejecución del presupuesto aprobado a la fecha de corte del período que se informa.

  • Los cuadros 34 y 35 con la ejecución del corte a la fecha del período que se informa.

  • La Matriz de Medidas, Cuadro 30 con la información de las ejecuciones de acuerdo a lo programado y las evidencias documentarias del cumplimiento de metas.

Con el propósito de realizar el seguimiento a la ejecución de los PGIR viabilizados por la Superintendencia Nacional de Salud, es necesario verificar el logro de sus objetivos y propósitos y la sostenibilidad financiera de la ESE, actividad que debe definirse, para generar un sistema de monitoreo, seguimiento y evaluación de la ejecución de los PGIR, que permita lograr el propósito de restablecer la sostenibilidad financiera de la ESE en el mediano y largo plazo, para asegurar el acceso, oportunidad, continuidad y calidad en la prestación del servicio público de salud.





  1. FUNDAMENTOS LEGALES

En cumplimiento de los artículos 80, 81 y 82 de la Ley 1438 de 2011 las Empresas Sociales del Estado categorizadas por el Ministerio de Salud y Protección Social en riesgo medio o alto, deberán adoptar un Programa de Saneamiento Fiscal y Financiero con sujeción a los parámetros generales de contenido definidos por el Ministerio de Hacienda y Crédito Público en ejercicio de la competencia que le fuera otorgada por el parágrafo del artículo 8° de la Ley 1608 de 2013.


Las ESE categorizadas en riesgo medio o alto, deberán someterse a un PSFF, con el acompañamiento de la dirección departamental o distrital de salud, dentro de los siguientes sesenta (60) días calendario siguientes a la comunicación de la categorización y en caso de no adoptarlo será causal de intervención por parte de la Superintendencia Nacional de Salud
Cuando se presenta incumplimiento del Programa de Saneamiento Fiscal, la ESE no logra reducir el riesgo, deberá adoptar una o más de las siguientes medidas:


  • Acuerdos de reestructuración de pasivos.

  • Intervención por parte de la Superintendencia Nacional de Salud, independientemente de que la ESE esté adelantando o no programas de saneamiento.

  • Liquidación, supresión, o fusión de la entidad.

Generará responsabilidad disciplinaria y fiscal al Gobernador o Alcalde que no den cumplimiento a lo dispuesto en el artículo 82 de la Ley 1438 de 2011.


Para efectos de las acciones derivadas de la no presentación o el incumplimiento de los Programas de Saneamiento Fiscal y Financiero, la Superintendencia Nacional de Salud recibe el traslado de los PSFF por parte del Ministerio de Hacienda y Crédito Público, y determinó que al interior de la entidad, para efectos de desarrollar las actividades que le competen una vez remitidos por el Ministerio de Hacienda, los programas se denominarán PLAN DE GESTIÓN INTEGRAL DEL RIESGO DE LAS E.S.E. - PGIR
La Resolución 2090 de 2014 en su artículo 4º. Numeral 4.1., determinó que las ESE del nivel territorial categorizadas en riesgo medio o alto mediante la resolución 1877 de 2013, modificada por la Resolución 3467 del mismo año, continuarán con igual categorización y deberán ejecutar los Programas de Saneamiento Fiscal y Financiero viabilizados, desarrollar las acciones necesarias para su viabilización ante el Ministerio de Hacienda y Crédito Público, o las acciones que la Superintendencia Nacional de Salud defina en los casos que corresponda.
Igualmente la Resolución 1893 del 29 de mayo de 2015 en su artículo 3º. Numeral 3.1., determinó que las ESE del nivel territorial categorizadas en riesgo medio o alto mediante la Resolución 2090 de 2014, que están ejecutando el Plan de Gestión Integral del Riesgo PGIR en la Superintendencia Nacional de Salud, deberán seguir cumpliendo con los planes, sin que la categorización que aquí se realiza cambie dicha situación, por cuanto tuvo su origen en una categorización anterior.
El Decreto 2462 del 7 de noviembre de 2013, Por medio del cual se modifica la estructura de la Superintendencia Nacional de Salud, en su artículo 6. Funciones, determina: “La Superintendencia Nacional de Salud ejercerá las siguientes funciones:


  1. Ejercer la inspección, vigilancia y control sobre la administración de los riesgos inherentes al Sistema General de Seguridad Social en Salud, incluidos los riesgos sistémicos.



4. Emitir instrucciones a los sujetos vigilados sobre la manera como deben cumplirse las disposiciones normativas que regulan su actividad, fijar los criterios técnicos y jurídicos que faciliten el cumplimiento de tales normas y señalar los procedimientos para su cabal aplicación.

5. Inspeccionar, vigilar y controlar la eficiencia, eficacia y efectividad en la generación, flujo, administración y aplicación de los recursos del Sistema General de Seguridad Social en Salud.

6. Inspeccionar, vigilar y controlar el Sistema General de Seguridad Social en Salud, propendiendo que los actores del mismo suministren la información con calidad, cobertura, pertinencia, oportunidad, fluidez y transparencia.

8. Ejercer inspección, vigilancia y control en las entidades territoriales, en lo relacionado con el ejercicio de las funciones que las mismas desarrollan en el ámbito del sector salud, tales como el aseguramiento, la inspección, vigilancia y control y la prestación de servicios de salud, de conformidad con sus competencias y en los términos señalados en la normativa vigente.

9. Vigilar el cumplimiento de los derechos de los usuarios en el Sistema General de Seguridad Social en Salud, incluyendo los derivados de la afiliación o vinculación de la población a un plan de beneficios de salud, así como de los deberes por parte de los diferentes actores del mismo.

10. Inspeccionar, vigilar y controlar que la prestación de los servicios de salud individual y colectiva, se haga en condiciones de disponibilidad, accesibilidad, aceptabilidad y estándares de calidad, en las fases de promoción, prevención, diagnóstico, tratamiento, rehabilitación y paliación en los diferentes planes de beneficios, sin perjuicio de las competencias asignadas, entre otras autoridades, a la Superintendencia del Subsidio Familiar, la Superintendencia de la Economía Solidaria y la Superintendencia Financiera. '

13. Proponer estrategias y adelantar acciones para que los sistemas de información de inspección, vigilancia y control del Sistema General de Seguridad Social en Salud de la Superintendencia Nacional de Salud, sean interoperables con los demás sistemas de información existentes y que se requieran para el cumplimiento de las funciones de la Entidad.”
En el artículo 15 de la norma, determina: “Funciones del Despacho del Superintendente Delegado para la Supervisión de Riesgos. Son funciones del Despacho del Superintendente Delegado para la Supervisión de Riesgos, las siguientes:
1. Ejercer la inspección y vigilancia sobre los riesgos inherentes al Sistema General de Seguridad Social en Salud, incluidos los riesgos sistémicos, de conformidad con el modelo de supervisión adoptado por el Superintendente Nacional de Salud, y las metodologías e instrumentos diseñados y adoptados por la Oficina de Metodologías y Análisis de Riesgos. Entre los riesgos cuya administración se inspeccionará y vigilará se encuentran los relacionados con los procesos estratégicos de las entidades vigiladas, los procesos estructurales, tanto de salud como de operación y los riesgos originados en los procesos de apoyo de las entidades vigiladas de tipo técnico y financiero.

2. Impartir los lineamientos al interior de la Delegada para dar cumplimiento al modelo de supervisión que se adopte y para implementar las metodologías e instrumentos adoptados por la Oficina de Metodologías de Supervisión y Análisis de Riesgo para la identificación, medición, evaluación, administración, prevención, control, priorización, autorregulación y mitigación de riesgos inherentes al Sistema General de Seguridad Social en Salud.

3. Inspeccionar y vigilar la implementación del modelo de supervisión, las metodologías e instrumentos para la identificación, medición, evaluación, administración, prevención, control, priorización, autorregulación y mitigación de los riesgos inherentes al Sistema General de Seguridad Social en Salud, diseñados y adoptados por la Oficina de Metodologías de Supervisión y Análisis de Riesgo.

4. Inspeccionar y vigilar la implementación por parte de los sujetos vigilados de los indicadores de riesgos, incluidas las alertas tempranas, de conformidad con el marco establecido por la Superintendencia, sin perjuicio de las competencias asignadas a otras autoridades.

.



15. Hacer seguimiento y revisar los modelos internos de riesgo de los sujetos vigilados de conformidad con las directrices que formule el Superintendente Nacional de Salud.

20. Realizar visitas, recibir declaraciones, requerir información y utilizar los demás medios de prueba legalmente admitidos, para el cumplimiento de sus funciones de inspección y vigilancia.
Artículo 16. Funciones de la Dirección para la Supervisión de Riesgos Económicos. Son funciones de la Dirección para la Supervisión de Riesgos Económicos, las siguientes:
10. Evaluar los programas integrales de saneamiento fiscal y financiero para el cumplimiento del parágrafo del artículo 81 de la Ley 1438 de 2011 o la norma que lo adicionen, modifiquen o sustituyan, y dar traslado a la Superintendencia Delegada para las Medidas Especiales para lo de su competencia.
Artículo 17. Funciones de la Dirección para la Supervisión de Riesgos en Salud. Son funciones de la Dirección para la Supervisión de Riesgos en Salud, las siguientes:
1. Realizar las actividades de inspección y vigilancia sobre los riesgos en salud inherentes al Sistema General de Seguridad Social en Salud, incluidos, entre otros, los riesgos sistémicos, de calidad, oportunidad, prestación, atención en salud y acceso, de conformidad con el modelo de supervisión adoptado por el Superintendente Nacional de Salud y las metodologías e instrumentos diseñados y adoptados por la Oficina de Metodologías y Análisis de Riesgos.

3. Ejercer las actividades de inspección y vigilancia dirigidas a que los sujetos vigilados implementen los indicadores de riesgos en salud y las alertas tempranas, de conformidad con los lineamientos fijados por la Oficina de Metodologías de Supervisión y Análisis de Riesgo y con las directrices señaladas por el Despacho del Superintendente Delegado para la Supervisión de Riesgos.

4. Ejercer las actividades de inspección y vigilancia dirigidas a que los sujetos vigilados cumplan los planes de implementación de las metodologías e instrumentos adoptados para la identificación, medición, evaluación, administración, prevención, control, priorización, autorregulación y mitigación de riesgos en salud inherentes al Sistema General de Seguridad Social en Salud.

5. Presentar los informes de medición de riesgos en salud de los sujetos vigilados con base en los indicadores definidos por la Oficina de Metodologías de Supervisión y Análisis de Riesgo y teniendo en cuenta las directrices señaladas por el Despacho del Superintendente Delegado para la Supervisión de Riesgos.

6. Recomendar al Superintendente Delegado para la Supervisión de Riesgos, las medidas para la prevención, mitigación, controlo cualquier otra actividad asociada a la gestión de riesgos en salud por sujetos vigilados.

7. Realizar estudios y preparar informes sobre la calidad y suficiencia de los indicadores en salud previstos para la habilitación de las de los actores del Sistema General de Seguridad Social en Salud y proponer acciones para el ejercicio de la inspección, vigilancia y control.

8. Identificar y analizar los riesgos que se derivan de la organización, gestión y coordinación de la oferta de servicios de salud de la red de prestadores de salud y presentar ante el Superintendente Delegado para la Supervisión de Riesgos propuestas de acciones para la mejora del ejercicio de la inspección, vigilancia y control.”
La Ley 1751 del 16 de febrero de 2015, por medio de la cual se regula el derecho fundamental a la salud y se dictan otras disposiciones:
Artículo 24. Deber de garantizar la disponibilidad de servicios en zonas marginadas. El Estado deberá garantizar la disponibilidad de los servidos de salud para toda la población en el territorio nacional, en especial, en las zonas marginadas o de baja densidad poblacional. La extensión de la red pública hospitalaria no depende de la rentabilidad económica, sino de la rentabilidad social. En zonas dispersas, el Estado deberá adoptar medidas razonables y eficaces, progresivas y continuas, para garantizar opciones con el fin de que sus habitantes accedan oportunamente a los servicios de salud que requieran con necesidad.”
Dentro de las funciones asignadas a la Superintendencia Delegada para la Supervisión de Riesgos se ha determinado, entre otras, la de impartir las directrices para la ejecución de los planes de implementación de las metodologías e instrumentos adoptados para la identificación, medición, evaluación, administración, prevención, control, priorización, autorregulación y mitigación de riesgos inherentes al Sistema General de Seguridad Social en Salud. En este caso sobre el tema del mediano y alto riesgo fiscal y financiero en que han sido categorizadas las ESE remitidas a la Superintendencia, se establece la metodología para realizar el monitoreo, seguimiento y evaluación del cumplimiento de los planes integrales de gestión del riesgo dirigido a las ESE remitidas por el Ministerio de Hacienda y Crédito Público.
Así las cosas, la Superintendencia Delegada para la Supervisión de Riesgos elabora la presente metodología de monitoreo, seguimiento y evaluación de los Planes de Gestión Integral del Riesgo con el objeto de continuar con el proceso de ejecución del plan viabilizado a cada una de las ESE remitidas por el Ministerio de Hacienda y Crédito Público.
Es pertinente incluir en nuestra metodología los apartes más importantes del artículo publicado en la Revista Monitor Estratégico No. 7 Enero a Junio de 2015 “Supervisión Basada en Riesgos, la nueva apuesta de la Supersalud”, cuyos autores son los doctores Antonio Giuffrida, Daniel Andrés Pinzón Fonseca y César Augusto Piñeros García:
La supervisión basada en riesgos se fundamenta en una cultura de gestión de riesgos por parte de los vigilados, de manera que esta sea una política empresarial o de gobierno corporativo que se interiorice en toda la estructura organizacional, incluyendo políticas de control interno.
Los principales beneficiados con este tipo de supervisión serán los usuarios del SGSSS, al contar con un sistema más consolidado y armónico, con entidades mucho más sólidas que ofrezcan una mejor calidad en la atención y una mayor cobertura.
En la Ley 1122 de 2007, adoptada con el objeto de reformar el Sistema General de Seguridad Social en Salud (SGSSS) y que busca mejorar la prestación del servicio de salud, como prioridad, también se incluyeron parámetros que definían las funciones de Inspección,

Vigilancia y Control (IVC) del SGSSS, las cuales están en cabeza de la Superintendencia Nacional de Salud (SNS). Así, el artículo 35 del capítulo VII de la referida norma, las define en los siguientes términos: La Vigilancia, consiste en la atribución de la SNS para advertir, prevenir, orientar, asistir y propender porque las entidades encargadas del financiamiento,

Aseguramiento (EPS´s), prestación del servicio de salud (IPS´s), atención al usuario, participación social y demás sujetos de vigilancia de la SNS, cumplan con las normas que regulan el SGSSS para el desarrollo de este.
El Control, consiste en la atribución de la SNS para ordenar los correctivos tendientes a la superación de situaciones críticas o irregulares (jurídicas, financieras, económicas, técnicas, científico-administrativas) de cualquiera de sus vigilados y sancionar las actuaciones que se aparten del ordenamiento legal bien sea por acción o por omisión. La administración de riesgos se refiere a estrategias tomadas por la Junta Directiva y/o la Alta Gerencia de una entidad, encaminadas a reducir o minimizar la posibilidad de que se presenten daños o pérdidas monetarias y/o eventos adversos que impidan cumplir con los objetivos estratégicos, al materializarse estos riesgos. El supervisor, lo que busca es evitar que la materialización de estos riesgos impacten en el Sistema como un efecto dominó, por fallas o problemas en los actores más grandes e importantes que puedan afectar las prestaciones y servicios a los usuarios del SGSSS. De esta manera, bajo el nuevo modelo de supervisión, la administración de riesgos se incentiva y se fortalece dentro de las entidades supervisadas. (Rivadeneira, 2014).
En palabras de Tony Randle, experto del Banco Mundial especializado en áreas de seguros y pensiones, “la supervisión basada en riesgos requiere que los supervisores revisen la manera como los vigilados identifican y controlan sus riesgos. En un sistema de supervisión por riesgos se evalúa la probabilidad y la severidad de los riesgos significativos a que están expuestos los vigilados, y se evalúa la eficacia de los controles en la reducción de la probabilidad de los eventos de riesgo que ocurren o de la gravedad si estos llegasen a materializarse. Esto a su vez, permite al supervisor priorizar y centrar su atención y esfuerzos a los vigilados con el mayor riesgo y focalizarse en las áreas o temas que requieran una mayor priorización por su impacto dentro del sistema” (Randle, 2009). De esta manera, esta metodología le permite al supervisor asignar sus recursos de manera eficiente a las áreas en las que los riesgos son más pronunciados, con lo que se busca una supervisión más efectiva y eficiente.
Es así como la gestión de riesgos de las entidades supervisadas por la SNS no incluyen solamente la seguridad del paciente, el control de calidad en la atención y los procesos (mitigar errores médicos potenciales), la prestación de servicios y los derechos de los pacientes (la salud es un derecho fundamental que tiene que ser garantizado a todas las personas de manera oportuna, eficaz y con calidad), sino también una eficiente gestión administrativa y financiera que soporte a través de los años el adecuado funcionamiento y la prestación de los servicios por parte de las entidades de manera sostenible. Para llevar a cabo este proyecto de diseño e implementación de un modelo integral de IVC basado en la administración de riesgos, el Decreto 2462 de 2013, reestructuró la Superintendencia Nacional de Salud, creando la Superintendencia Delegada para la Supervisión de Riesgos y la Oficina de Metodologías de Supervisión y Análisis de Riesgos, entre otras.
Por una parte, la Delegada de Supervisión de Riesgos tiene como funciones ejercer la inspección y vigilancia de los riesgos económicos y en salud inherentes a los actores del SGSSS, asimismo, inspeccionar y vigilar la implementación del modelo de gestión de riesgos por parte de los sujetos vigilados, la adopción de las metodologías e instrumentos para la identificación, medición, evaluación, administración, prevención, control, priorización, autorregulación y mitigación de los riesgos, y el monitoreo continuo que incluye un sistema de alertas tempranas, entre otras.
Por otra parte, corresponde a la Oficina de Metodologías de Supervisión y análisis de riesgos, diseñar el modelo de IVC del SGSSS, así como las metodologías e instrumentos para la supervisión, incluyendo la supervisión por riesgos; definir el sistema de indicadores de alerta temprana, estableciendo mecanismos para priorizar los riesgos en el sector que permitan determinar las estrategias para focalizar las actividades de IVC, entre otras.

Para este nuevo proceso hacia una supervisión integral de los riesgos, la Superintendencia cuenta con la asesoría de expertos internacionales por parte del Banco Mundial y se está socializando con los diferentes actores del SGSSS para que entre todos se construya este nuevo modelo y se consolide como base esencial de supervisión y vigilancia.
El objetivo de las circulares de los Sistemas de Administración para cada uno de los Riesgos que se van a expedir posteriormente por parte de la Superintendencia Nacional de Salud (SNS), es incentivar la creación de una cultura de administración y supervisión basada en riesgos, una asignación clara de responsabilidades para los órganos administrativos (mejor Gobierno Corporativo) y la necesidad de identificar, medir, controlar y monitorear los diferentes riesgos a los que se encuentran expuestos las entidades. Asimismo, se buscarán establecer los criterios y parámetros mínimos que las entidades vigiladas deben tener en cuenta para el diseño, la adopción y la implementación de dichos sistemas, mediante los cuales se buscará una efectiva gestión de los diferentes riesgos.
En un modelo de supervisión basada en riesgos se identifican principalmente los siguientes riesgos a los cuales están sujetos las entidades supervisadas por la SNS y que pueden afectar su capacidad de contribuir a los objetivos del SGSSS:
Riesgo en Salud (RS): A Estos factores de riesgo “pueden ser cualquier atributo, característica, o exposición de un individuo que aumente su probabilidad de sufrir una enfermedad o lesión.
Riesgo en Salud – Equilibrio Económico (RS-EE): es la probabilidad de que entidades incurran en pérdidas y, por ende, en el de su patrimonio técnico como consecuencia de las características demográficas y epidemiológicas en la población asistidas, evolución de la tecnología médicas, aumento de consumo de insumos médicos o de sus precios, incidencia de eventos de alto costo, etc.
Aparte de los riesgos en salud, en el sistema también se pueden identificar riesgos financieros, los cuales van tomando mucho más significado, ya que “en un momento de austeridad económica generalizada, incluso los países de altos ingresos están luchando para mantener los actuales servicios de salud y poder asegurarse de que toda la población tenga acceso a ellos. La cuestión de cómo proporcionarlos y mantener la protección del riesgo financiero en el sistema es relevante en todas partes” (World Health Organization, 2013). Entre estos riesgos, diferenciamos los siguientes:
Riesgo de Crédito (RC) o exposición al incumplimiento de terceros: Es la posibilidad de que una entidad incurra en pérdidas, y disminuya el valor de sus activos y, por ende, el de su patrimonio técnico como consecuencia de que sus deudores no cumplan oportunamente sus obligaciones o cumplan imperfectamente las obligaciones financieras en los términos acordados. En términos coloquiales, es el riesgo de que no paguen o que no respondan en su totalidad los terceros.
En la gestión de este riesgo, para determinar el valor de los activos ponderados por nivel de riesgo crediticio, las entidades tendrán en cuenta los activos, las contingencias, los negocios y los encargos fiduciarios. Para el efecto, se multiplicará el valor del respectivo activo por un porcentaje de ponderación de su valor, según corresponda de acuerdo con la clasificación en las categorías que se señalaran posteriormente.
Riesgo de Lavado de Activos y Financiación del Terrorismo (RLAFT): Es la posibilidad de que en la realización de las operaciones de una entidad, estas puedan ser utilizadas por organizaciones criminales como instrumento para ocultar, manejar, invertir o aprovechar dineros, recursos y cualquier otro tipo de bienes provenientes de actividades delictivas o destinados a su financiación, o para dar apariencia de legalidad a las actividades delictivas o a las transacciones.
Riesgo Operativo (RO): Es la posibilidad de que una entidad incurra en una interrupción de los servicios prestados como consecuencia de deficiencias, inadecuaciones o a fallas en los procesos, el recurso humano, los sistemas tecnológicos internos, la infraestructura, o bien a causa de acontecimientos externos. El riesgo operacional puede incluir el riesgo legal, considerado como la pérdida potencial por el incumplimiento de las disposiciones legales, reglamentarias y contractuales, la expedición de resoluciones administrativas y judiciales desfavorables, la aplicación de sanciones con relación a las líneas de negocio, operaciones y demás actividades que realicen las entidades (como tutelas y demandas que afecten el buen nombre de la entidad y de los profesionales de la salud, entre otros).
Riesgo de Liquidez (RL): Se entiende por riesgo de liquidez a la posibilidad de que una entidad no tenga la capacidad financiera (capacidad de pago) para cumplir sus obligaciones de vencimiento tanto a corto como a largo plazo, y que los recursos con que cuenta para hacer frente a tales obligaciones no sean suficientes, o tenga que incurrir en costos excesivos para el cumplimiento de dichas obligaciones inicialmente pactadas (venta anticipada o forzosa de activos a descuentos inusuales al no poder realizar la transacción a precios de mercado).
El principal beneficiado de un sistema más consolidado y armónico será el usuario, que al contar con entidades mucho más sólidas tanto administrativa como financieramente, tendrá una mejor calidad en la atención y una mayor cobertura”.
Así las cosas, con el anterior sustento legal aplicable a los Planes de Gestión Integral del Riesgo continuamos desarrollando la metodología aplicable al monitoreo, seguimiento y evaluación del cumplimiento de los Planes de Gestión Integral del Riesgo viabilizados a las ESE por parte de la Superintendencia Nacional de Salud.



  1. FUNDAMENTOS TÉCNICOS

Iniciamos con unas definiciones básicas relacionadas con el procedimiento a definir en la presente metodología:




    1. MONITOREO

Monitoreo es el proceso sistemático de recolectar, analizar y utilizar información para hacer seguimiento al progreso del PGIR en pos de la consecución de sus objetivos, y para guiar las decisiones de gestión. El monitoreo se dirige al cumplimiento de la propuesta viabilizada por la Superintendencia.


El monitoreo se realiza una vez viabilizado el Plan de Gestión Integral del Riesgo y es continuo durante todo el período de ejecución.
El monitoreo se relaciona directamente con la gestión asistencial y administrativa de la ESE y consiste en un análisis continuo o periódico que se efectúa durante la implementación del PGIR propuesto. Se realiza con el objeto de hacer un seguimiento del desarrollo de las actividades programadas, medir los resultados de la gestión y optimizar sus procesos, a través del seguimiento a lo programado, a los estándares definidos para la operación de la ESE en condiciones de eficiencia.
El monitoreo se desarrolla en distintos niveles de la gestión, con el objeto de conocer sobre las actividades, procesos y resultados, cuyos principales indicadores se relacionan con la prestación del servicio en condiciones de calidad, oportunidad y eficiencia.
La selección de indicadores debe elegirse estratégicamente, para contar con una cantidad reducida, fácil de medir y confiable, que garantice la información requerida para la toma de decisiones. Para ello, hay que identificar las actividades críticas de los procesos programados y las necesidades específicas de la actividad de monitoreo.
Para que la información sea útil, debe ser confiable y oportuna. Por ello, en la definición del plan de monitoreo la ESE debe priorizar los instrumentos de recolección de información, la unidad de registro, la periodicidad y los análisis de datos.
Dependiendo de las características de los indicadores, las unidades de análisis y de la existencia de registros externos se deben definir los instrumentos de recolección de datos, los datos e indicadores son generados directamente en la ESE.
Como fuentes secundarias la Superintendencia utilizará los informes periódicos que las ESE reportan a la Contaduría General de la Nación y al Sistema de Información Hospitalario –SIHO- establecido por el Decreto 2193 de 1994.
Cualquiera sea el origen de la información, es importante identificar quién o quiénes se hacen cargo de su recolección.
Un segundo elemento a considerar es cuándo y qué información se requiere, para definir los tiempos y contenido del registro. Esto debe estar coordinado con los flujos de actividades de los procesos.



      1. Implementación del monitoreo

Para la recolección, registro y procesamiento de la información del monitoreo se requiere un plan con la flexibilidad suficiente como para afrontar los imprevistos que se pudieran presentar.


Es importante tomar en cuenta:


  • Sensibilizar a los encargados del registro de la información sobre su utilidad y la importancia de seguir los procedimientos diseñados. Para ello, es conveniente transmitir a todos el uso que se hará de la misma. Cuando no se sabe para qué se recoge la información y no se retroalimenta la actividad, disminuye el compromiso y baja la confiabilidad de los resultados obtenidos.




  • Los instrumentos, formas de registro y procesamiento de los datos deben ser estables para mantener su comparabilidad. Si se requieren cambios, se los debe hacer planificados. En el procesamiento de datos es importante tener información de la mayor confiabilidad.

El funcionario responsable de la Superintendencia Nacional de Salud será el profesional que ha viabilizado el PGIR.





      1. Analizar los resultados

Existen instrumentos definidos por la Superintendencia y que han sido comunicados con la viabilidad del PGIR, así:


Dentro del concepto de viabilidad se ha establecido que para efectos del monitoreo, seguimiento y evaluación del citado PGIR, la ESE a través de la Secretaría de Salud Departamental deberá reportar trimestralmente a la Superintendencia Nacional de Salud, dentro de los quince (15) días calendario siguientes al cierre de cada trimestre, según las siguientes fechas:


Trimestre

Fecha máxima de envío

Enero a marzo

15 de abril

Abril a junio

15 de julio

Julio a septiembre

15 de octubre

Octubre a diciembre

15 de enero del año siguiente

En cada trimestre deberá remitir:




  • La relación de los contratos de venta de servicios suscritos y su ejecución en los cuadros 32 reportando el período que se informa. Se deberá incluir la venta de servicios no sujetos a contratos, como las atenciones por eventos de accidentes de tránsito.

  • La ejecución del presupuesto aprobado a la fecha de corte del período que se informa.

  • Los cuadros 34 y 35 con la ejecución del corte a la fecha del período que se informa.

  • La Matriz de Medidas, Cuadro 30 con la información de las ejecuciones de acuerdo a lo programado y las evidencias documentarias del cumplimiento de metas.

Para el monitoreo se requieren tres tipos de análisis:




  1. Comparar lo realizado respecto a lo programado. Consiste en cuantificar la diferencia y analizar sus causas. Los desvíos pueden deberse a problemas en el diseño, fallas en la operación y/o cambios en el contexto.




  1. Comparar los resultados de distintos períodos. Es la construcción de una serie histórica con los datos correspondientes a cada período de la gestión. Permite identificar las variaciones entre períodos para analizar posibles causas o estacionalidades en la gestión.




  1. Estimar los resultados futuros. En la medida que se tiene una serie de tiempo suficientemente grande y con regularidad, es posible utilizar un modelo de regresión para estimar los resultados de los futuros períodos de gestión.

A diferencia de la evaluación para emitir la viabilidad, en que se trabaja con objetivos y metas a alcanzar según las estimaciones presentadas por la ESE en su PGIR, en la ex-post se utilizan los datos reales, medidos en cada período de tiempo.





      1. Medir los impactos logrados

Se realiza mediante la comparación entre la línea de base y la situación existente después de un tiempo de ejecución del plan propuesto.




    1. SEGUIMIENTO

El seguimiento se refiere a la observación minuciosa del desarrollo del plan propuesto, que será responsabilidad de la entidad territorial, incorpora la información periódica obtenida del monitoreo a una serie de tiempo para su análisis estacional y su confrontación con indicadores trazadores y de resultados propuestos en el PGIR; analiza efectos inmediatos de las medidas adoptadas y proyecta comportamientos para anticipar posibles resultados. Explica resultados intermedios y propone ajustes o modificaciones al PGIR.




    1. EVALUACIÓN DE LA EJECUCIÓN DEL PGIR

La evaluación es una apreciación sistemática de la ejecución del plan institucional aprobado. La evaluación se concentra en los logros esperados y alcanzados, examinando la cadena de compromisos planteados en el PGIR, para comprender los logros o la ausencia de ellos. La evaluación pretende determinar la relevancia, impacto, eficacia, eficiencia y sostenibilidad de las intervenciones y su contribución a la consecución de resultados en la sostenibilidad financiera de las ESE en el mediano y largo plazo.


Una evaluación debe proporcionar información basada en evidencia que sea creíble, fidedigna y útil. Los datos de las conclusiones y recomendaciones y lecciones de una evaluación deben ser usados en los futuros procesos de toma de decisiones relacionados con el plan.
En esta etapa se realiza un análisis integral de la información periódica obtenida en el monitoreo y que ha sido objeto de seguimiento por la entidad territorial. Se realiza al corte final semestral y anual, para emitir un concepto sobre el cumplimiento de las metas planteadas en el Plan de Gestión Integral del Riesgo de las ESE.

El propósito de esta evaluación es el de apreciar la eficacia de los controles en la reducción de la probabilidad de los eventos de riesgo que ocurren por la situación de alto riesgo financiero en que han sido categorizadas las ESE, o de la gravedad, si estos no son controlados o revertidos en el transcurso del tiempo. Esto a su vez, permite a la Delegada para la Supervisión de Riesgos priorizar y centrar su atención y esfuerzos a los vigilados con el mayor riesgo y focalizarse en las áreas o temas que requieran una mayor priorización por su impacto dentro del sistema, con lo que se busca una supervisión más efectiva y eficiente.


Es así como la gestión de riesgos de las ESE en alto riesgo supervisadas por la Superintendencia Nacional de Salud no incluyen solamente el control de calidad en la atención, la prestación de servicios y una eficiente gestión administrativa y financiera, sino que este sea el que soporte a través de los años el adecuado funcionamiento y la prestación de los servicios por parte de las entidades de manera sostenible.



  1. FUENTES DE INFORMACIÓN



    1. INFORMACIÓN PRIMARIA

Es la generada internamente por la ESE, los PGIR viabilizados por la Superintendencia Nacional de Salud son los elaborados y adoptados formalmente por las autoridades competentes en cada ESE (Gerente y Junta Directiva); y presentados por su representante legal ante la autoridad sectorial del Departamento o Distrito, entidad territorial que avalando el respectivo programa lo remitió a la Superintendencia para su proceso de viabilidad.


El monitoreo, seguimiento y evaluación, se fundamenta en la información generada y reportada por la respectiva ESE; la Gerencia deberá presentar a su Junta Directiva informes periódicos con el avance en su ejecución, toda vez que el PGIR forma parte del plan de gestión del Gerente de la ESE. Por esta razón la Gerencia debe presentar en cada sesión ordinaria de la Junta Directiva el respectivo informe de ejecución del PGIR.
Esta primera actividad de monitoreo que deberá realizar la ESE, deberá contemplar, como mínimo, información relacionada con:


  • La relación de los contratos de venta de servicios suscritos y su ejecución en los cuadros 32 reportando el período que se informa. Se deberá incluir la venta de servicios no sujetos a contratos, como las atenciones por eventos de accidentes de tránsito.

  • La ejecución del presupuesto aprobado a la fecha de corte del período que se informa.

  • Los cuadros 34 y 35 con la ejecución del corte a la fecha del período que se informa.

  • La Matriz de Medidas, Cuadro 30 con la información de las ejecuciones de acuerdo a lo programado y las evidencias documentarias del cumplimiento de metas.

Ahora bien, independiente del monitoreo mensual o de los informes que se presenten a la Junta Directiva, cada ESE con PGIR viabilizado deberá presentar trimestralmente la información de los cuadros antes relacionados, así como el análisis de los avances en la ejecución del PGIR viabilizado a la Secretaría Departamental o Distrital de Salud para efectos del seguimiento que les corresponde.




    1. INFORMACIÓN SECUNDARIA

Adicionalmente, la ESE deberá cumplir con sus obligaciones de reporte de información al MSPS requerida con el Decreto 2193 de 2004 (SIHO) en cada trimestre, semestre y año que correspondan según el plazo de ejecución del PGIR. Igualmente la ESE deberá dar cumplimiento a los requerimientos de información y reportes periódicos de la Contaduría General de la Nación – CGN, de la Contraloría General de la República – CGR y de la Superintendencia Nacional de Salud, que serán fuente de información secundaria para seguimiento y evaluación.





  1. HERRAMIENTAS DE SEGUIMIENTO



    1. INFORME DE MONITOREO Y SEGUIMIENTO: EL DEPARTAMENTO O DISTRITO

El Departamento o Distrito, deberá generar un informe trimestral por cada ESE con PGIR viabilizado que deberá ser presentado por el Gobernador o el Alcalde Distrital ante la Superintendencia Nacional de Salud; en este informe el Departamento o Distrito deberá expresar por cada ESE:




  • Los avances en la ejecución del PGIR fundamentados en la Matriz de Medidas (Cuadro 2 del Monitoreo, Seguimiento y Evaluación) y en la existencia de los soportes que evidencian tales avances.

  • El grado de cumplimiento del PGIR reflejado en el análisis de la ejecución del Flujo Financiero (Cuadro 6 del Monitoreo, Seguimiento y Evaluación), respaldado con la producción o los servicios vendidos – Cuadro 4 del Monitoreo, Seguimiento y Evaluación, la ejecución del presupuesto reportado al SIHO y/o a la CGR.

Las recomendaciones sobre la ejecución del Plan de Gestión Integral del Riesgo de cada una de las Empresas Sociales del Estado respecto a los resultados de equilibrio y sostenibilidad financiera de la respectiva ESE y del saneamiento de su pasivo, así como la posible ocurrencia de hechos no previstos inicialmente que puedan significar la realización de ajustes al programa viabilizado.
El informe además deberá informar sobre el impacto en la prestación de servicios de salud (cobertura y producción) y en la consolidación de la Red Departamental o Distrital de Prestadores de Servicios de Salud.
El Gobernador o el Alcalde Distrital, al presentar a la Superintendencia Nacional de Salud el Informe Trimestral de Seguimiento, deberán remitir por cada ESE, los siguientes cuadros y soportes según las indicaciones y formatos que la Superintendencia establece para tal efecto:


  1. La Matriz de Medidas – Cuadro 2 del Monitoreo, Seguimiento y Evaluación, con los soportes que evidencian los avances.

  2. El Flujo Financiero Ejecutado – Cuadro 6 del Monitoreo, Seguimiento y Evaluación.

  3. El Seguimiento al Flujo Financiero – Cuadros 7, 8 y 9 del Monitoreo, Seguimiento y Evaluación y gráficos.

  4. El Seguimiento a la Producción – Cuadros 3 y 4 del Monitoreo, Seguimiento y Evaluación y gráficos.

Es preciso destacar que el no envío de estos informes de seguimiento constituye una causal de incumplimiento del PGIR.





    1. INFORME DE MONITOREO, SEGUIMIENTO Y EVALUACIÓN: SUPERINTENDENCIA NACIONAL DE SALUD

La Superintendencia Nacional de salud deberá efectuar el monitoreo, seguimiento y evaluación a los PGIR viabilizados; deberá presentar, como mínimo, un (1) informe anual para efectos de la categorización del riesgo de las ESE ante el Ministerio de Salud y Protección Social.


En este informe se realizará un análisis consolidado nacional, un agregado departamental o distrital y una evaluación individual por ESE.
En este informe se presentará por cada ESE:


  1. La evaluación del monitoreo y seguimiento trimestral reportado por el Departamento o Distrito con la información de las respectivas ESE, emitiendo una apreciación sobre el impacto de medidas del PGIR con los indicadores evidenciados.

  2. El cumplimiento de los objetivos del PGIR respecto de la matriz de medidas planteada.

  3. La pertinencia y ejecución oportuna de las medidas propuestas y su impacto en la solución de los problemas identificados.

  4. La eficiencia y eficacia de las medidas, ponderadas en los resultados de prestación de servicios y en la situación financiera resultado.

  5. El impacto de las medidas en el mediano y largo plazo, en dos dimensiones, a saber:

a) sobre el acceso, oportunidad, continuidad y calidad en la prestación del servicio público de salud (indicadores de cobertura, calidad, morbilidad y mortalidad), y

b) sobre la sostenibilidad financiera de la ESE (permanencia y durabilidad de las medidas, en particular sobre el equilibrio operacional, los costos de prestación de servicios, la productividad y los precios o tarifas de venta de servicios)



  1. La valoración de los cambios financieros observados respecto a los determinantes de la categorización del riesgo definidos por el MSPS.

  2. Conclusiones y recomendaciones




  1. FLUJOGRAMA DEL PROCESO DE MONITOREO, SEGUIMIENTO Y EVALUACIÓN




  1. FORMATOS DEFINIDOS PARA EFECTUAR EL MONITOREO, SEGUIMIENTO Y EVALUACIÓN DE LOS PLANES DE GESTIÓN INTEGRAL DEL RIESGO VIABILIZADOS

Para efectos de obtener la información primaria que deberán enviar las ESE a los Departamentos o Distritos, según corresponda, la Superintendencia Nacional de Salud ha definido unas tablas que deberán aplicarse por parte de las Empresas Sociales del Estado y entregarse en archivos EXCEL; la tabla con el nombre que le corresponde, se pone a disposición de cada ESE la aplicación “SEGUIMIENTO PGIR” que garantiza la generación de la plantilla que corresponda y el nombre del archivo, así:




Compartir con tus amigos:
1   2   3   4   5   6   7


La base de datos está protegida por derechos de autor ©psicolog.org 2019
enviar mensaje

enter | registro
    Página principal


subir archivos