Gobernación de Boyacá



Descargar 374.5 Kb.
Página1/3
Fecha de conversión23.05.2018
Tamaño374.5 Kb.
Vistas105
Descargas0
  1   2   3




-
IDENTIFICACIÓN DE LA DESERCIÓN ESCOLAR EN BOYACÁ
La deserción Escolar ha sido un fenómeno que ha venido afectando el desarrollo socioeconómico del país, por sus grandes implicaciones no solamente sobre los escolares y sus familias, sino en general a toda la sociedad. En las instituciones educativas del departamento, no han sido ajenas a este fenómeno y frecuentemente se está presentando este grave problema, derivado de multiplicidad de causas y que generalmente es detectado solamente cuando los estudiantes ya se van del sistema escolar.
Conscientes de la gravedad del problema, la Secretaría de Educación de Boyacá, en su preocupación por revertir este fenómeno, ha venido trabajando en el diseño e implementación de un proyecto que permita detectar a tiempo los estudiantes en alto riesgo y las causas de deserción escolar para trabajar con ellos antes de que abandonen el sistema y sea aún más complejo trabajar por su reingreso.
Para el año 2011 el Ministerio de Educación Nacional ha reportado una deserción de 5593 desertores correspondiente al 3.39% en Boyacá, con una población matriculada a 30 de noviembre de 165.091 estudiantes, lo que genera gran preocupación y por lo cual se viene trabajando con la participación y aporte de docentes, padres de familia y estudiantes y todas las áreas administrativas: Misional, Pertinencia, Inspección y Vigilancia y Cobertura.
En el análisis y presentación de este informe participaron activamente docentes y padres de familia de las Instituciones Educativas del Departamento de Boyacá o ente territorial.
Como acción inmediata y de recolección de información, la Secretaría de Educación envió a cada una de las Instituciones Educativas el listado de desertores 2011 por Provincias (16) y municipios e Instituciones (Circular 50) y la Circular No. 049 Deserción Escolar Interanual e Intranual en educación regular de transición a grado 11º en los municipios no certificados de Boyacá (Ver anexo) de las cuales estamos en proceso de sistematización.
ANÁLISIS DE CAUSAS DE DESERCIÓN EN EL DEPARTAMENTO DE BOYACÁ
Analizando la situación Institucional y el perfil de los estudiantes desertores, se han podido identificar causas comunes en estos estudiantes y que permiten quizá, generalizarlas al fenómeno de la deserción escolar en la Institución y en el Municipio.
Dentro de las causas recurrentes encontradas se enuncian las siguientes:


  • Dificultades de aprendizaje: Esta causa de deserción puede derivarse de otros factores que influyen directamente en el aprendizaje de los estudiantes y que guardan estrecha relación con otras causas que más adelante se enuncian.

  • Ingreso tarde al sistema: Referente a situaciones culturales que hacen que los padres de familia ingresen tardíamente los estudiantes al sistema (8 años) y muchas veces sin matricularlos para el grado transición, lo que ocasiona que muchas veces los estudiantes se sientan desubicados.

  • Repitencia: El problema de repitencia está estrechamente relacionado con la deserción escolar y también ligado a las dificultades de aprendizaje.

  • Estudiantes en extraedad para el grado que cursan: Con estrecha relación con las causales anteriores.

  • Ubicación Geográfica - población dispersa: En zonas rurales como la nuestra se siguen teniendo inconvenientes con vías de acceso y sumado a esto, la baja población en áreas grandes hacen que muchas veces se dificulte el acceso a las instituciones.

  • Frecuentes cambios de domicilio: Existe población flotante que frecuentemente se está cambiando de domicilio lo que conlleva a que los estudiantes no sientan seguros en su escuela y permanecen con incertidumbre frente a su futuro.

  • Aspectos culturales: Muchos de nuestros pobladores mantienen aspectos culturales que no permiten abrirse de manera clara frente a importancia de la educación de los niños.

  • Problemas económicos: De los estudiantes desertores, la gran presentan problemas de índole económica en sus' familias, generalmente lleva a que los estudiantes tengan que económicamente en los ingresos sacrificando sus estudios.

  • Desintegración del núcleo familiar. Generalmente se presentan inconvenientes con estudiantes que son dejados al cuidado de familiares, debido a separación de hogares o porque sus padres se fueron a trabajar a sitios distantes.

  • Nivel de escolaridad de los padres: este problema guarda estrecha relación con el fenómeno de deserción, el bajo nivel de escolaridad de los padres no permite que apoyen de manera adecuada el proceso formativo de sus hijos, además es aquí donde mayoritariamente se presenta el problema cultural enunciado, ya que se tiene el criterio de que "si yo pude sobrevivir sin educación mis hijos también lo harán", generándose un círculo vicioso de pobreza y falta de educación

  • Falta correlación de áreas v niveles: Aún se presentan problemas de articulación adecuada de planes de área y mejorar la articulación de Básica Primaria con Básica Secundaria y sobre todo con las metodologías utilizadas (Escuela Nueva - Escuela Tradicional). Se ha detectado que el mayor número de repitentes y desertores se encuentran en los grados sexto y séptimo, lo que hace pensar que en el fenómeno también influye el cambio de nivel.

  • Racionalización de la Planta docente: El cumplimiento normativo frente a la relación alumno/docente predominando el eficientismo costo/beneficio, hace que los docentes tengan a su cargo grupos de varios grados y que tengan que dictar áreas para las cuales no fueron preparados, conllevando a que el ambiente escolar no sea el propicio para los estudiantes y lleguen a desmotivarse de la educación.

  • Falta de nombramiento oportuno de docentes: Grave problema que se presenta, con menos frecuencia que antes, pero que se sigue presentando especialmente en instituciones como la nuestra que está distante, lo que genera que muchas veces se demoren meses en nombrar docentes y para cuando os nombran los estudiantes ya no quieran volver.

  • Falta mejorar la adecuación física y la dotación de material didáctico: Si bien hoy la educación es subsidiada y se cuentan con buenos programas de bienestar estudiantil, aún falta en el mejoramiento de espacios físicos y material didáctico.

  • Falta mayor difusión y ejecución de programas extracurriculares y de bienestar estudiantil: A pesar de que docentes en la institución hacen esfuerzos por ofrecer programas extracurriculares idóneos para nuestra propia realidad, se tiene el impedimento de la falta de recursos y de apoyo por parte de otras entidades.

  • Falta apoyo de autoridades locales: El fenómeno de la deserción afecta a toda la sociedad, pero el primer impacto se reflejará en nuestro municipio y lamentablemente las autoridades locales, poco o nada se preocupan por la situación. Solucionar el problema debe convocar a todas las partes, sin embargo todavía no se siente ese apoyo solidarizado.


ACCIONES PROPUESTAS DE SOLUCIÓN:
Como se puede evidenciar entre las posibles causas de deserción revisadas están aquellas originadas desde los mismos hogares, también encontramos algunas derivadas de las mismas instituciones educativas y de los educadores así como desde las misma concepción del sistema educativo y la desatención de autoridades locales. Para lograr una solución que realmente impacte positivamente sobre el fenómeno, se requiere la concurrencia y el compromiso de todos los actores educativos, de manera conjunta y simultánea. Muchas acciones se emprenden de manera separada o aislada y no compromete a todos quienes tenemos que ver directamente con la educación. La tarea es un tanto compleja ya que así como podemos encontrar causas manejables, también encontramos algunas de especial complejidad que requiere la asistencia de autoridades locales y certificadas, así como desde el mismo Ministerio de Educación.
Se debe recalcar sobre la importancia de prevenir la deserción escolar, muchas veces actuamos o tratamos de hacerlo cuando ya se hace evidente el problema, es decir cuando el estudiante definitivamente abandona el sistema y quizás estemos dejando de lado el análisis de causas y la detección temprana de factores de riesgo y de estudiante con alto riesgo de deserción.
A continuación relacionamos algunas de las acciones que posibilitarían la disminución de la deserción escolar a futuro en la institución y algunas que permitirían el retorno de desertores al sistema:


  • Establecer la obligatoriedad del ingreso de los niños al sistema escolar en la edad que corresponde. Art. 54 Ley 1098 (Acción de cumplimiento).




  • Revisar la aplicación del sistema de evaluación de estudiantes y generar las estrategias necesarias para disminuir la reprobación escolar.




  • Integrar a padres de familia en las actividades institucionales a fin de generar mayor compromiso, pertenencia y concientización en la importancia de la educación de los hijos, creando mayores espacios de participación y acción en los procesos educativos. Se plantean estrategias como talleres de sensibilización, charlas específicas y dinámicas, diálogo permanente y Escuela de Padres, e incluso la introducción de incentivos, entre otras. Es necesario hacer entender a padres de familia y a responsables de menores, la importancia que tiene la educación, para generar equidad y para cambiar ese círculo de pobreza en que caemos cuando permitimos que los niños abandonen sus estudios. Es importante enfatizar en que a mayor nivel educativo, mayor capacidad de desarrollo socioeconómico.




  • Realizar un diagnóstico del nivel de escolaridad de los padres de familia y en general del núcleo familiar del estudiante, para tratar de detectar posibles fallas en el acompañamiento escolar que deben realizar y proponer acciones de corrección.




  • Gestionar recursos para mejorar la infraestructura y adquisición de material didáctico necesario para crear condiciones idóneas de aprendizaje y para mejorar el ambiente escolar en la institución.




  • Articular de manera coherente y adaptando a nuestra propia realidad, áreas, nieles y metodologías educativas de tal manera que se disminuya el trauma generado por los cambios, especialmente de básica primaria a básica secundaria.




  • Mayor flexibilidad normativa para áreas rurales y de población dispersa en cuanto a la relación alumno-docente, de tal manera que podamos garantizar mayor personalización educativa y mejoramiento de calidad de la misma contando con los docentes idóneos en cada una de las áreas determinadas por la ley.




  • Introducción y fortalecimiento de actividades extracurriculares y jornadas escolares complementarias que beneficiarían a la población estudiantil mejorando el aprovechamiento del tiempo libre, la implementación de proyectos productivos para los estudiantes y en general el mejoramiento del ambiente escolar y la motivación estudiantil. Además con esto se garantiza mejoramiento de la calidad educativa y mayor igualdad de oportunidades.




  • Realizar un plan de diagnóstico temprano de estudiantes en alto riesgo de deserción escolar, lo que permite diseñar acciones precisas sobre esta población.

El primer paso que se debe dar en la lucha contra la deserción escolar, es la prevención de la misma, tanto desde el ejercicio conjunto del sistema educativo (brindando calidad, oportunidad y eficiencia en el derecho a la educación), como en la atención a los jóvenes por parte de la sociedad. Identificar los factores que detonan el hecho desertor es fundamental para los responsables del sistema educativo.


Se caracterizan tres espacios dentro de los cuales se detona la deserción y, por ende, donde se debe atender en primer momento:


  • DESDE LAS AULAS

  • DESDE EL HOGAR

  • DESDE LA SOCIEDAD


DESDE LAS AULAS
Identificar la deserción por factores vinculados con el propio ejercicio académico es una actividad que recae primordialmente en los docentes, estos debe atender los siguientes síntomas:


  • Inasistencia a la Institución Educativa

  • Disminución en el rendimiento académico

  • Aislamiento social

  • Baja motivación


RUTA DE ACCIÓN EN EL CASO DE INASISTENCIA ESCOLAR


  • Primera falta a la Institución Educativa: solicitud de permiso firmado por padres de familia, médico o responsable del caso de inasistencia.




  • Segunda falta consecutiva: verificación con el alumno de la situación acaecida e indagación sobre su percepción del hecho.




  • Tercera falta consecutiva: llamada la verificación a los padres de familia.




  • Cuarta falta consecutiva: informe directo a rector y coordinador académico sobre la situación y las circunstancias que la rodean.




  • Quinta falta consecutiva: visita directa al estudiante a su vivienda por parte del docente y/o rector, para profundizar en la situación y propiciar la solución.




  • Sexta falta consecutiva: visita conjunta del personero (a) y rector, para la identificación del caso.




  • Si en cualquiera de las etapas se determina que el hecho no es motivo de preocupación al encontrarse debidamente justificada, y no compromete la continuidad del estudiante en el sistema, se puede detener el proceso y hacer seguimiento al alumno con el fin de identificar si existe recurrencia en el hecho.



RUTA DE ACCIÓN EN EL CASO DE DISMINUCIÓN EN EL RENDIMIENTO ACADÉMICO


  • No se efectúa la entrega de tareas, actividades de investigación autónoma y demás labores para desarrollar fuera del horario escolar: dialogue con el estudiante indagando la causa de la falta, y motive la recuperación de trabajos pendientes programando fechas para el seguimiento. Si en esta charla encuentra factores que podrían terminar en un hecho desertor, inicie el proceso con el diligenciamiento del formato de registro de actividades y continúe la ruta en el mismo orden expuesto para el caso de inasistencia escolar.




  • En la disminución en los resultados de las evaluaciones, concentración y participación en clase: retroalimente junto al estudiante las respuestas correcta a la evaluación, indague por las causas de esa disminución en notas y motive la recuperación de las calificaciones. Si en esta charla encuentra factores que podrían terminar en un hecho desertor inicie el proceso de la ruta de atención “UNO A UNO EN BOYACÁ”.


RUTA DE ACCIÓN EN EL CASO DE AISLAMIENTO SOCIAL


  • Retraimiento en las clases: En espacios fuera del aula y en privado dialogue con el estudiante y motívelo desde un ambiente positivo, indague por la causa de su retraimiento siempre denotando que es un hecho que tiene solución.




  • No participa en actividades lúdicas: Dialogue en privado con el estudiante y motívelo positivamente, indague por la causa de su apatía y trate de vincularlo con un grupo de alumnos que apoye su proceso social.




  • No comparte con sus compañeros: Fuera de clase y en privado dialogue con el estudiante e indague sobre las situaciones particulares que se están presentando con sus compañeros, recuérdele la importancia de tener amigos.




  • Evade la interacción con sus docentes: Por medio de otro estudiante acérquese y entable una conversación con los dos, con el objeto de crear un ambiente de confianza, luego, en privado pregunte por las situaciones que lo aquejan y busque soluciones inmediatas. Programe citas para hacer un seguimiento.



RUTA DE ACCIÓN EN CASO DE BAJA MOTIVACIÓN


  • Se nota deprimido: En espacios fuera del aula y en privado dialogue con el estudiante, pregunte por factores familiares, sentimentales, económicos y sociales, motive la solución y apoye el proceso, en caso de ser una situación delicada remita a un profesional en el área de psicología.




  • No le interesa el conocimiento, el aprendizaje y la academia: Muéstrele al menor espacios de diálogo, confianza en cuanto al proceso de aprendizaje y su importancia como proyecto de vida.


DESDE EL HOGAR
Este ejercicio debe ser socializado en las escuelas de padres o en las reuniones programadas por la institución educativa, en estas reuniones se explicarán los diversos casos y se les dará a los padres de familia o acudientes la ruta de acción ante síntomas de deserción.


  • Síntomas físicos y psicológicos de maltrato por parte de sus compañeros: indague con el estudiante las circunstancias y los detalles de la agresión, reporte inmediatamente al docente encargado del grupo.




  • Bajo interés por asistir a la Institución Educativa: dialogue con el estudiante y busque determinar el origen del desinterés, comunique al docente esta situación para que se subsane el hecho, apoyado en el ejercicio de aula.




  • La actividad laboral desplaza el tiempo dedicado al estudio: dialogue con el menor en este caso sus hijos, y muéstrele por medio del ejemplo la importancia de adquirir educación para la transformación de su ambiente intelectual y laboral.


DESDE LA SOCIEDAD
Publique en cartelera y divulgue por los medios posibles, la ruta de acción ante hechos que denoten una posible deserción:


  • Jóvenes en edad escolar que se encuentren en las calles con uniforme, durante el horario de clase: Comuníquese con la institución y reporte, en la medida de lo posible, el nombre del estudiante y la actividad en la que fue visto.




  • Jóvenes en edad escolar que se encuentren trabajando y fuera del sistema educativo: reporte a la Institución educativa y/o personería municipal.

Es importante que aunemos esfuerzos por prevenir la deserción escolar, básicamente es un ejercicio de información y de interés común por nuestros niños y jóvenes, recordando que la educación, al ser un derecho de todos, también debe ser protegida por la sociedad.


PREVENCIÓN DE LA DESERCIÓN ESCOLAR


  • PERSUASIÓN: Es el ejercicio que se realiza a partir de conversaciones amigables y positivas que recalquen la importancia de la educación y recuerden la importancia que tienen las personas escolarizadas para la sociedad; se debe enfatizar en las oportunidades futuras que el estudio ofrece a quienes culminan su etapa lectiva completamente. La persuasión debe estar carente de presiones de índole legal, debe ser una actividad positiva y optimista.




  • AMBIENTE EDUCATIVO POSITIVO: Para conseguir la permanencia de los alumnos en el sistema escolar, es fundamental que el medio circundante motive dicha permanencia; esto implica, entre otra cosas, un trato cordial entre compañeros de clase, sin que la violencia haga parte de las actividades lúdicas y recreativas. Además, las relaciones entre los sexos opuestos deben estar regidas por el respeto mutuo, en lo referente a sus pensamientos y prejuicios, su situación socioeconómica, sus gustos y sus expectativas.




  • SEGUIMIENTO Y MONITOREO: Un aspecto medular en la prevención de la deserción es el acompañamiento que se brinde a los estudiantes, ya que la percepción de un activo interés por parte de sus docentes, compañeros y de su institución en general, disminuye la desvinculación escolar. Es fundamental que este proceso de seguimiento sea continuo y sistematizado, ya que de esta evidencia depende la toma de acciones para la atención y/o mitigación del hecho desertor.


CONDICIONES CIRCUNDANTES


  • COMPAÑEROS: Estos no se limitan a los pertenecientes a su grupo a su aula, son todos aquellos estudiantes que se encuentran matriculados en la Institución Educativa. Del trato y respeto que entre ellos se dé depende en gran medida la felicidad del estudiante y la sensación de seguridad que tenga al momento de llegar a las aulas.




  • PROFESORES: Los docentes de la institución deben conocer a los estudiantes, hablar con ellos, saber cuáles son sus condiciones de vida, identificarse con sus gustos y guiar sus acciones dentro y fuera del aula. La actividad de formar seres humanos requiere de un interés constante por el otro, así como un respeto genuino hacia los alumnos y sus diferencias. El docente está en la obligación de estimular a sus alumnos para que sigan estudiando, pues la educación es una vía al crecimiento personal y al mejoramiento de la sociedad.




  • CIRCUNSTANCIAS ECONÓMICAS: La multiplicidad de situaciones que se presentan en la vida de los estudiantes hace que el trabajo con ellos presente diversos tratamientos. El factor económico marca una diferencia significativa respecto a las condiciones en las cuales se accede y se permanece en el sistema educativo, y marca también una diferencia en el rendimiento escolar y las prioridades humanas fundamentales. Por ello se deben mantener dentro del horizonte de la academia las circunstancias en las cuales se desarrolla el estudiante, de esta manera se pueden evitar sobrecargas o diferenciaciones poco favorables entre los alumnos.




  • FAMILIARES: La conformación del hogar y el trato entre los integrantes del mismo, así como las conductas aceptadas de común acuerdo dentro del núcleo familiar –debido a su historia y a sus creencias- deben ser tenidos en cuenta y respetados, siempre y cuando estos no afecten el libre desarrollo de la personalidad del alumno y no atenten contra su honra y bienestar.




  • AMBIENTALES: El contexto geográfico en el cual vive el estudiante, las vías de acceso y la periodicidad del transporte público son factores que pueden detonar el hecho desertor. Esta situación empeora con la aparición de fenómenos naturales, que afectan la movilidad y las condiciones de vida del estudiante. La distancia entre la vivienda y la institución educativa, así como el tiempo que destina el estudiante para desplazarse, son las variables principales que analizan los estudiantes y sus familias en el juicio sobre su continuidad en el sistema educativo.




  • Diseñar una metodología específica de trabajo para estudiantes en alto riesgo de deserción escolar.




  • Establecer los mecanismos de atención psicológica para padres de familia y estudiantes, siendo esta una medida urgente y necesaria para el apoyo de los programas que se establezcan en las instituciones.




  • Buscar vincular de manera más activa a las autoridades locales en la búsqueda y acciones de solución, de manera que articulando los diferentes actores del sistema se logren mayores resultados.




  • Realizar un seguimiento permanente a la población desertora del sistema educativo y tratar de indagar en ellos y sus familias las causas que motivaron su salida del sistema educativo.




  • Introducir y fortalecer en las Instituciones, programas de educación para jóvenes en extraedad y adultos para que a través de estos podamos reingresar desertores que definitivamente no volvieron al sistema regular y a quienes se les debe proporcionar opciones para culminar sus estudios.

Para terminar, es preciso indicar que la deserción escolar no solamente se debe trabajar de manera aislada en cada Institución Educativa, sino debe ser un proceso conjunto en que participemos todos los involucrados de manera conjunta y bajo directrices claras que permitan orientar adecuadamente las acciones a realizar.


La Secretaría de Educación de Boyacá y el Área de Cobertura hace un reconocimiento público a la valiosa colaboración de Rectores, especialmente al de la Institución Educativa Nueva Esperanza: SERGIO ABRAHAM SILVA GRANADOS, quien colaboró arduamente para la elaboración de este valioso documento.

PROPUESTAS A REALIZAR 2012 - 2015


  1. Cualificación de docentes a cargo del grado 1° en el Departamento de Boyacá con compromiso de trabajar los próximos 3 años con ese grado. La cualificación es una metodología didáctica GEEMPA como estrategia para mejorar el proceso de lectoescritura de grado 0° a 3° de Primaria.




  1. Seguimiento por Institución Educativa de las 16 provincias de Boyacá a cargo del Comité de Cobertura de la Secretaría de Educación de Boyacá.




  1. Sistematización de resultados.




  1. Reactivación de las JUME y con la Red Unidos, Familias en Acción, Personerías, Comisarías de Familia, los Comités “NI UNO MENOS”, la Policía Nacional y los Consejos de Política social de los Municipios, hagan un seguimiento y presencia permanente y continua.




Compartir con tus amigos:
  1   2   3


La base de datos está protegida por derechos de autor ©psicolog.org 2019
enviar mensaje

enter | registro
    Página principal


subir archivos