Gitanos, pensamiento y cultura


FRANCESC RODRÍGUEZ, LA EXPERIENCIA EN INTERVENCIÓN SOCIAL



Descargar 2.24 Mb.
Página5/9
Fecha de conversión05.09.2018
Tamaño2.24 Mb.
Vistas130
Descargas0
1   2   3   4   5   6   7   8   9

FRANCESC RODRÍGUEZ, LA EXPERIENCIA EN INTERVENCIÓN SOCIAL

Francesc Rodríguez i Burch, 52 años, vocal del Patronato de la FSG
LA PARTICIPACIÓN INTERNA EN EL DISEÑO DEL PLAN ESTRATÉGICO ES SU PUNTO FUERTE”

PERFIL. Nace en Olot (Girona). Ha vivido en Lleida y Barcelona y desde que se casó en 1982 se estableció en Girona. Es padre de tres hijos. Su trayectoria profesional siempre ha tenido un fuerte componente social, tanto en sus puestos de la Administración, como desde la esfera privada.

Ha dedicado una buena parte de su labor profesional a la infancia y la juventud en riesgo social y a los Juzgados de Menores, ocupando cargos de responsabilidad en distintos departamentos de la Generalitat de Catalunya. También ha participado en la creación de asociaciones y fundaciones, en la Escuela de Educadores Sociales, entre otras.

Actualmente dirige una empresa propia de intervención social y consultoría y uno de los máximos exponentes en vivienda social y urbanismo.

En el ámbito de la comunidad gitana, inició su colaboración con el Secretariado de Barcelona en 1978, en los barrios chabolistas del Campo de La Bota y La Perona. Y desde la Generalitat, participó en el Programa de atención a la Comunidad Gitana en 1991. En su haber, un premio: “vivir más tiempo feliz que preocupado”.


1. Creo que la expansión a prácticamente todo el territorio español, las actuaciones en los países del Este, junto con los aspectos de profundización y rigor en el trabajo (Acceder, Educación, revista Gitanos, Jornadas y cursos, etc.) han marcado la línea de trabajo de la Fundación. Sin embargo hay aspectos poco visibles que consolidan la estructura de una institución, son los referidos a la parte financiera, de administración y recursos humanos, en este sentido se realiza una labor muy discreta y eficiente.

Para la Comunidad Gitana, mi opinión es que la Fundación ha sabido estar presente en las principales situaciones de necesidad de familias gitanas, que con el reconocimiento de su labor a nivel institucional revaloriza el tema de los gitanos y cubre un espacio muy necesario como es el de la costosa posición, entre los gitanos, de practicar una visión abierta, profesional, intercultural y de exclusivo interés para el beneficio de todos los gitanos y por igual.

La llegada de gitanos de los países del Este de Europa, la precariedad del trabajo autónomo, la escolarización, la afectación para los gitanos de la general necesidad de vivienda asequible, la “explosión” de reconocimientos institucionales, de planes y programas, son los temas que destacaría como de mayor impacto.
2. El Plan Estratégico ya de por sí es una expresión de madurez de la Fundación. Hay que analizar el “cómo”, el “porqué” y “hacia donde” trabajamos. El Plan Estratégico ha ayudado a participar de forma efectiva en la determinación de las líneas de la entidad y ha permitido ver la implicación y apasionamiento de sus miembros. La extensa participación interna en su elaboración es su punto fuerte.

Nos hemos permitido revisar la “Misión” que tan fija y contundente pudiera parecernos, se han revisado el orden, lugar y prioridades de palabras clave como Gitanos, Cultura, Intercultural, etc.

Con los objetivos estratégicos, los ejes y las líneas de intervención tenemos una ruta que nos permite poner la intuición y la creatividad como añadido de una base sólida: la de saber qué queremos y cómo lo haremos.

El Plan en sí no mejorará las condiciones de vida de los gitanos, pero es un instrumento necesario para realizar de forma sólida las actividades previstas.


3. El mantener la publicación de la revista todos estos años ya es, de por sí, un aspecto destacable puesto que consolida una línea de trabajo de divulgación y conocimiento.

Considero el diseño muy completo al combinar noticias y entrevistas, con la profundización de temáticas concretas en los apartados “Dossier” y “A fondo”, la actualidad de la Fundación y reseñas bibliográficas y de mediateca. Quizás podríamos abrir un espacio a la participación directa de otras entidades y organismos gitanos(o no gitanos), para abundar en la intención de “pensamiento y cultura”.



EMILIO ROSILLO, FORMADOR ITINERANTE

Emilio Rosillo Salazar, 51 años, vocal del Patronato
EL PLAN PREVÉ MEJORAR LAS CONDICIONES DE VIDA DE COMUNIDADES GITANAS DE OTROS PAÍSES”

PERFIL: Nació en Zamora. Ha vivido en ciudades como Benavente, León, Madrid, las extremeñas Mérida, Don Benito, Badajoz, Plasencia, Alcántara, Valencia de Alcántara, Fregenal de la Sierra, Cáceres. “ Como se puede ver no he perdido mi condición de itinerante, un rasgo muy peculiar de nuestra cultura”. Es profesor de EGB por la rama de ciencias y psicólogo industrial. Su experiencia profesional ha sido diversa, desde profesor en las Escuelas Puente, pasando por animador sociocultural, asesor en minorías étnicas para la Junta de Extremadura, investigador, formador de formadores, y técnico y gestor en formación para la Fundación de Formación para el Empleo de CC OO.

1. De la última década de la Fundación, destacaría la capacidad de crecimiento que ha tenido lugar y la diversificación en cuanto a los programas de intervención. Con lo cual el número de los destinatarios que se benefician de las acciones es mayor. Y también destacaría el saber combinar eso con una entidad que asesora, investiga, documenta y hace intervención directa.


2. Lo que valoro del Plan Estratégico de la Fundación es que prevé poner en marcha nuevos nichos de intervención. Para explicarlo de forma gráfica, que “la gallina no solamente ponga huevos”. Respecto a los beneficios para la comunidad gitana, yo diría que el Plan permite abrir nuevos frentes para mejorar las condiciones de las comunidades gitanas de otros países; y de paso, ensanchamos el blanco de nuestra intervención.
3. De la revista Gitanos, destacaría su presentación, la encuadernación, la estructuración y la dignidad sobre todo de la edición; así como algunos artículos y monográficos. Por otra parte, creo que sigue sin favorecer la capa de intelectuales gitanos que hay en estos momentos, y que podrían ser útiles para crear una fuente de corriente de opinión. No favorece el que existan plumas cultas y críticas de la comunidad gitana. Los ignora, no existen. Los ahoga en el silencio.



Compartir con tus amigos:
1   2   3   4   5   6   7   8   9


La base de datos está protegida por derechos de autor ©psicolog.org 2019
enviar mensaje

enter | registro
    Página principal


subir archivos