G. S. Kirk y J. E. Raven Los filósofos presocráticos



Descargar 2.58 Mb.
Página24/44
Fecha de conversión23.12.2018
Tamaño2.58 Mb.
Vistas715
Descargas0
1   ...   20   21   22   23   24   25   26   27   ...   44
Respecto a 106, el mismo Aristóteles señaló su falacia:

107 Aristóteles, Fís. Γ 8, 208 a 8




107 Ni tampoco es necesario que el cuerpo sensible sea infinito en acto para que no cese la generación, porque es posible que, siendo finito el universo, la destrucción de una cosa sea la generación de la otra.

Ésta era precisamente la opinión de Anaximandro sobre el cambio físico —que no hay desgaste: las sustancias opuestas se retribuyen mutuamente por sus intrusiones (págs. 179 ss.) y, con tal que se mantenga el equilibrio, todo cambio en el mundo ya constituido acontece entre la misma cantidad original de sustancias separadas y opuestas. (Nótese que 105 aduce un motivo para postular una sustancia primaria cualitativamente indefinida, mientras que 106 aporta otra que exige una sustancia espacialmente indefinida o infinita; cf. págs. 165 ss.).


v) Lo Indefinido es omniabarcante y omnirrector (?), divino e inmortal.
108 Aristóteles, Fís. Γ 4, 203 b 7




108 ...lo infinito no tiene principio..., sino que parece ser ello el principio de los demás seres y que todo lo abarca y todo lo gobierna, como afirman cuantos no postulan otras causas fuera de lo infinito, tales como el espíritu o la amistad; el infinito, además, es un ser divino, pues es in mortal e Indestructible, como afirman Anaximandro y la mayoría de los físicos teóricos.

109 Aristóteles, de caelo Γ 5, 303 b 10




109 Algunos postulan un solo elemento; de ellos, unos creen que es el agua, otros el aire, otros el fuego y otros algo más sutil que el agua y más denso que el aire, el cual, por ser infinito, dicen que contiene todos los cielos.

La afirmación, constatada en 108, de que la sustancia primaria "todo lo abarca y todo lo gobierna" se atribuye a los físicos que, según Aristóteles, postulaban una materia primaria infinita, pero no causa separada del movimiento, es decir, a los milesios, a Heráclito y a Diógenes de Apolonia. La frase "lo gobierna todo" reproduce, sin duda, una terminología presocrática y es posible que la cláusula entera "todo lo abarca y todo lo gobierna" constituya una sola unidad rítmica. Su autor81 pudo haber sido Anaxi-mandro, mencionado más abajo en conexión con otra frase que describe el mismo tema y a quien es probable que se aluda en 109 respecto al περιέχειν.


No es, sin embargo, fácil de comprender qué tipo de control ejercía sobre todos los seres el Indefinido de Anaximandro. El término griego no significa necesariamente que el gobierno se debe al hecho del abarcamiento —ambas propiedades independientemente son propias de todo lo que se considera divino—, aunque es probable que implique dicha idea. La metáfora del pilotaje no comporta, de por sí, la intervención de un agente consciente e inteligente, porque el gobierno de un barco puede considerarse como un proceso puramente mecánico, es decir, en referencia exclusiva a los cambios de dirección impuestos por el mecanismo de gobierno y no a las intenciones del piloto. Pero, si lo Indefinido fue considerado como algo divino (108 ad finem), ello favorecía la asunción de una acción intencionada. Métodos posibles de ejercer el control son los siguientes: 1) mediante circunvalación o envolvimiento: a) impidiendo la expansión ulterior del mundo ya diferenciado ("todas las cosas") o b) reparando el desgaste que el cambio del mundo implica; 2) mediante la inmanencia en todas las cosas o en algunas de ellas y suministrando a) fuerza motriz o fuerza vital, o b) un principio, regla o ley de cambio; 3) mediante una organización inicial del mundo tal que procure una regla o ley continua del cambio. La interpretación 1, b) implícita en 106 se impugnó (págs. 172 s.) como improbable en el método de Anaximandro; la misma argumentación sirve para 1, a); la interpretación 2, a) podría, tal vez, aplicarse a Tales y la de 2, b) mejor que la 3) a Heráclito (págs. 274, 290). Parece improbable la aplicación de 2) y 1) a Anaximandro, puesto que es evidente que no pudo imaginarse a lo Indefinido inmanente al mundo ya diferenciado; ni siquiera admitiría esta interpretación la concepción de Tales, según la cual el mundo estaba, de algún modo, penetrado por una sustancia vital divina; y es probable que recibiera esta denominación porque no se identificaba, en su naturaleza, con ninguna otra cosa. La interpretación de 3) pudo aplicarse, sin embargo, a Anaximandro, puesto que es factible que el control ejercido sobre todas las cosas se hiciera a través de la ley de retribución entre los opuestos, ley (o modo de conducta) que se inició cuando las primeras sustancias opuestas aparecieron dentro de lo Indefinido y que aún continúa gobernando todo cambio en el mundo. Sigue, sin embargo, siendo cierto que Aristóteles pudo haber pensado en otra persona distinta de Anaximan-dro —tal vez en Heráclito o Diógenes de Apolonia— en la primera parte de 108 y, de un modo especial, acaso, cuando escribió la frase "gobierna todas las cosas".
La adscripción de la idea de περιέχειν a los monistas aparece en 109, donde, una vez más, la aducción de la idea de la materia infinita sugiere a Anaximandro, si bien, en este caso, no circunda "todas las cosas", sino "todos los cielos". Parece que esta relación la adujo por primera vez Teofrasto (101), quien, sin duda, creyó que implicaba los primeros cielos separados, incluyendo cada uno un mundo separado (respecto a la creencia de mundos innumerables cf. págs. 183 ss.). Es posible, no obstante, que la frase de Aristóteles se debiera a su uso de ou)ranoi/ en un sentido especial: las esferas del sol, de la luna y de las estrellas (cf. de caelo A 9, 278 b 9) y que le atribuyera, en consecuencia, a Anaximandro su propio análisis del cosmos (basado sobre el esquema Eudoxo-Calipeo) con círculos separados para los cuerpos celestes (páginas 200 ss.) sin pretender significar nada más que un solo mundo complejo.
En la última parte de 108 se nos dice que la materia envolvente "es lo divino, porque es inmortal e indestructible, como afirman Anaximandro y la mayoría de los físicos". Es legítimo suponer que atribuían las palabras "inmortal e indestructible" a Anaximandro mismo, aunque otros físicos no dijeran nada semejante. Según la referencia de Teofrasto (101 b), la frase era a)i/dion kai\ a)gh/rw, similar a la fórmula homérica aplicada a los dioses y sus pertenencias: "inmortal y libre de vejez" (Od. 5, 218, referida a Calipso h( me\n ga\r broto/j e)sti, su\ d' a)qa/natoj kai\ a)gh/rwj (cf. también Il. 2, 447). Breves fórmulas épicas aparecen, con frecuencia, en la prosa arcaica y parece probable que fuera ésta la forma original y no su equivalente aristotélico, repetición, en cierto modo, de aquélla82. En cualquier caso, parece que Anaxi-mandro le aplicó a lo Indefinido los principales atributos que Homero le asignó a sus dioses, a saber, la inmortalidad y un poder ilimitado (unido, en este caso, a una ilimitada extensión); no parece improbable que lo llamara efectivamente "divino", siguiendo así la concepción característica de los pensadores preso-cráticos en general.

vi) Lo Indefinido no está en eterno movimiento, ni es una mezcla. — (Véase su discusión en el apartado dedicado a la "Cosmogonía", págs. 189 ss.).

LOS FRAGMENTOS SUBSISTENTES DE ANAXIMANDRO

110 Simplicio, Fis. 24, 17 (repetición de 101 a)




110 ...alguna otra naturaleza ápeiron de la cual nacen todos los cielos y los mundos que hay dentro de ellos. El nacimiento a los seres existentes les viene de aquello en lo que convierten al perecer, «.según la necesidad, pues se pagan mutua pena y retribución por su injusticia según la disposición del tiempo», como Anaximandro dice en términos un tanto poéticos.

i) Extensión. — Simplicio toma, sin duda, su cita de una versión de la historia de la filosofía precedente, obra de Teofrasto y de la sección que trata sobre el principio material peri\ a)rxh=j. La cláusula final, un juicio sobre su estilo, demuestra que lo que precede inmediatamente es aún una cita directa. En consecuencia, la frase kata\ th\n tou= xro/nou ta/cin, que muchos sostuvieron que era una paráfrasis de Teofrasto a kata\ to\ xrew/n, debe aceptarse provisionalmente como original83. No cabe duda de que la frase dido/nai - a)diki/aj es original y que ejemplifica perfectamente la calificación de "estilo poético" que le asigna Teofrasto. También debería aceptarse como probablemente original la expresión kata\ to\ xrew/n : xrew/n siguió teniendo un marcado colorido poético (salvo en el uso especial de xrew/n e)sti) hasta su popularización en el período helenístico en el que se convirtió en un circunloquio de la muerte. La restauración más plausible del fr. 80 de Heráclito es kat' e)/rin kai\ xrew/n en vez de χρεωμένα, resultando una frase similar a la que discutimos. Las palabras precedentes e)c w|=~n - ei)j tau=ta gi/nesqai. han sido muy discutidas. El empleo de los abstractos γένεσις y φθορά, completamente fijado en el vocabulario peripatético, pero no en el presocrático (a juzgar por la existencia de otros testimonios), sugiere que son una introducción de Teofrasto. También el tenor del pensamiento parece peripatético: es una reformulación aproximada de uno de los axiomas fundamentales de Aristóteles sobre la sustancia primaria de los monistas físicos "todas las cosas se convierten, al perecer, en aquello de lo que nacen" (Fís. Γ 5, 204 b 33); cf. también 85, línea 3). Teofrasto era aficionado a citar palabras o frases aisladas y es posible, por tanto, que citara la frase final de una sentencia, tras haber parafraseado el resto, a fin de recalcar su conexión con la sentencia posterior, citada íntegramente. Cf. más detalles en el parágrafo V.




Compartir con tus amigos:
1   ...   20   21   22   23   24   25   26   27   ...   44


La base de datos está protegida por derechos de autor ©psicolog.org 2019
enviar mensaje

enter | registro
    Página principal


subir archivos