G. S. Kirk y J. E. Raven Los filósofos presocráticos



Descargar 2.58 Mb.
Página23/44
Fecha de conversión23.12.2018
Tamaño2.58 Mb.
Vistas649
Descargas0
1   ...   19   20   21   22   23   24   25   26   ...   44
103 ...no es de ninguno de estos elementos (fuego, aire, agua, tierra) de donde proceden todas las cosas, ni tampoco de ninguna otra cosa fuera de éstos, tal como algo intermedio entre aire y agua, o aire y fuego, más denso que el aire y el fuego y más sutil que los otros; pues dicho elemento serla aire y fuego con una contrariedad. Ahora bien: uno de los dos contrarios es una privación; de donde se sigue que no es posible que lo intermedio exista jamás por sí, como afirman algunos de lo infinito (ápeiron) y de lo circundante.

104 Aristóteles, Fís. A 4, 187 a 12






104 Los físicos aducen dos tipos de explicaciones. Pues los que hicieron uno al cuerpo subyacente, bien sea uno de los tres, bien alguna otra cosa más densa que el fuego y más sutil que el aire, hacen nacer a las demás cosas mediante condensación y rarefacción, dividiéndolo en muchas partes... Los otros, en cambio, dicen que de lo uno se separan los opuestos, presentes en él, como afirma Anaximandro y cuantos dicen que existe lo uno y lo múltiple, como Empédocles y Anaxágoras; pues también éstos separan las demás cosas de la mezcla.

Aristóteles, al enumerar diversas teorías monísticas de los φυσικοί, habla a veces de una sustancia intermedia a los elementos, normalmente intermedia entre fuego y aire o entre aire y agua79. En tres o cuatro de estos pasajes parece como si se diera a entender que fue Anaximandro quien propuso dicha sustancia, no porque lo mencione directamente, sino porque se da a entender que la llamó simplemente to\ a)/peiron. Los que, en 103, dijeron que "lo a)/peiron y lo circundante" existían de por sí, resultan ser, a juzgar por la terminología (cf. 108), Anaximandro y sus seguidores; cf. también 109, donde se dice que lo intermedio entre el agua y el aire "por ser ilimitado contiene todos los cielos". Dado que Aristóteles dijo (102) que todos los; φυσικοί que afrontaron el infinito (to\ a)/peiron) dieron alguna descripción específica, cabe preguntarnos cuál es la que específicamente le atribuyó a Anaximandro, de no ser la que realmente aparece mencionada como típica (algo intermedio) en dicho pasaje. El único pasaje que ofrece ciertas dificultades en admitir que aludía sobre todo a Anaximandro al referirse a un principio material intermedio es el 104, en el que, siguiendo el único tenor de interpretación posible, clasificó en grupos opuestos80 a la sustancia intermedia y a Anaximandro, a pesar de que Alejandro de Afrodisia, uno de los más agudos comentaristas antiguos de Aristóteles, y Simplicio creyeron que su verdadera opinión fue la sustentada en 102. numerosas han sido las conjeturas nada esclarecedoras sobre el verdadero autor que sostuvo la teoría de sustancia intermedia; un estudio cuidadoso de todas las referencias de Aristóteles señalan, a pesar de todo, que aludía a Anaximandro —que, de hecho, jamás sostuvo dicha teoría. Aristóteles pensó, sin duda, que la a)rxh/ "infinita" (según su propia opinión) de Anaximandro debió haber tenido alguna relación expresable con los llamados elementos, y en algunos pasajes incluso escribió simplemente (p. e. 105) to\ para\ ta\ stoixei=a, "lo que existe fuera de los elementos", no identificable con ninguno de ellos, y no to\ metacu/ o to\ me/son. De acuerdo con esta formulación, cabe concluir una dúplice posibilidad: o era un intermedio entre dos elementos o una mezcla de todos ellos. Parece que en 104 siguió esta última opinión, si bien, en otros pasajes, consideró la primera posibilidad y llegó a la hipótesis teórica (que él mismo consideró insostenible: cf. 103) de lo intermedio como un resultado secundario de sus reflexiones sobre Anaximandro. Su variación de los elementos, entre los cuales está el de lo intermedio, demuestra, no obstante, que no aludió explícitamente a ningún ejemplo histórico. Cuando mencionaba un intermedio en la lista de las posibles sustancias primarias, pensaba, de ordinario, en Anaximandro, si bien propendía también a añadir el intermedio indiscriminadamente a cualquier lista semejante, con el objeto de que fuera exhaustiva. Ésta es la razón de que aparezca en 104, donde, como resultado de una crítica diferente, le aplica la interpretación de la mezcla expresamente; cf. también págs. 172 ss.; Kahn, op. cit., 44-46; Hus-sey, The Presocratics, Cambridge, 1972, pág. 71; Kirk, "Some pro-blems in Anaximander", CQ N. S. 5, 1955, 24 ss.
iv) ¿Por qué "lo Indefinido" y no una sustancia primaria específica?
105 Aristóteles, Fís. Γ 5, 204 b 22


105 Tampoco puede un cuerpo infinito ser uno y simple, ni, como algunos afirman, lo que existe fuera de los elementos y de lo que éstos proceden ni puede existir en absoluto. Pues hay algunos que hacen de esto (lo que existe fuera de los elementos) lo infinito y no del aire o del agua, no vaya a ser que el resto sea destruido por su sustancia infinita; pues los elementos ion opuestos entre sí (como por ejemplo, el aire es frío, el agua húmeda y el fuego caliente), y si alguno de ellos fuera infinito, los demás quedarían ya destruidos; pero dicen que existe otro ser distinto, del que nacen estos elementos.

106 Aristóteles, Fís. Γ 4, 203 b 15




106 La creencia de que existe algo infinito les advendría a los que consideren la cuestión, sobre todo por cinco argumentos...; además, porque solo ti es infinito aquello de donde se deriva todo lo que llega a ser, no desaparece la generación y la destrucción.

Estos pasajes aducen dos motivos posibles de la postulación de lo Indefinido como sustancia primaria. La razón de 105 —la de que la sustancia primaria infinita destruiría, en el caso de que se identificara con algún constitutivo específico del mundo, sus demás constitutivos y no permitiría su desarrollo— se la atribuye a los que postulan una sustancia άπειρον "fuera de los elementos", i. e., no identificada con ninguno de ellos. Aristóteles pensaba, de ordinario, aunque no de un modo necesariamente invariable, en Anaximandro, al emplear dicha formulación (págs. 168 ss.) y Simplicio, en su comentario al pasaje (Fís. 479, 33), le atribuyó de hecho el razonamiento a Anaximandro. Aecio (i 3, 3, DK 12 a 4) y Simplicio (en de caelo 615, 15, DK12A17) le atribuyen el razonamiento que aduce Aristóteles en 106, a saber, que sólo una materia primaria infinita garantiza que no se acabe el nacimiento dentro del mundo por falta de material, argumentación totalmente diferente de la de 105. La atribución de Aecio sugiere que Teofrasto asignó el motivo de 106 a Anaximandro; y no podemos tener seguridad de que no le asignara también el de 105 y es probable que, en cualquiera de los dos casos, operara con lo que Aristóteles había dicho.


La mayoría de los críticos modernos ha aceptado que 106 aduce el verdadero motivo aducido por Anaximandro y muchos han negado que 105 ( a pesar de las apariencias) se refiera a él. Así Cherniss denominó al argumento de 105 "argumento típicamente aristotélico del necesario equilibrio de fuerzas contrarias". Si bien es cierto que está expresado —cosa bastante lógica— en una formulación aristotélica, Anaximandro había postulado un comprehensivo equilibrio entre las sustancias opuestas (cf. 110 y su discusión) y es muy posible que razonara de un modo semejante a éste: "Tales dijo que todas las cosas procedían del agua; ahora bien, el agua (que nosotros vemos bajo forma de lluvia, mar o ríos) se opone al fuego (el sol, el éter ígneo, los volcanes, etc.) y estas cosas se destruyen mutuamente. ¿Cómo es posible, por tanto, que el fuego llegara a convertirse en una parte tan destacada de nuestro mundo, si desde el comienzo se le opuso constantemente la masa entera, indefinidamente extensa, de su opuesto directo? ¿Cómo es posible que apareciera ni siquiera por un solo momento? Los constitutivos en conflicto de nuestro mundo se deben haber desarrollado, en consecuencia, a partir de una sustancia distinta de cualquiera de ellos —algo indefinido o indeterminable". (La interpretación aristotélica del άπειρον como "infinito" no afecta a esta conclusión.)



Compartir con tus amigos:
1   ...   19   20   21   22   23   24   25   26   ...   44


La base de datos está protegida por derechos de autor ©psicolog.org 2019
enviar mensaje

enter | registro
    Página principal


subir archivos