Fundamentos éticos para la promoción de la autonomía y la interdendencia: la erradicación de la dependencia


Nuevas voces éticas en primera persona



Descargar 154 Kb.
Página4/6
Fecha de conversión26.03.2018
Tamaño154 Kb.
1   2   3   4   5   6

Nuevas voces éticas en primera persona


En los últimos años el mundo de la filosofía moral ha comprobado nacimiento de una nueva voz: la voz feminista. Si bien es una voz firmemente asentada en la mayor parte de los departamentos de filosofía moral del mundo occidental, su relevancia dentro del ámbito de la filosofía moral sigue siendo considerada algo menor, en un mundo tradicionalmente dominado por lo masculino. Como ejemplo de esta afirmación se puede ver que en el libro "Compendio de Crítica" de Peter Singer21, de los 47 temas o secciones escritos por diferentes autores del mundo de la filosofía moral, sólo uno está dedicado a la ética feminista22.

Por otro lado, tan sólo unos pocos autores como Martha Nussbaum, Alisdair MacIntyre o Amartya Sen han hecho incursiones teóricas sobre el mundo de la diversidad funcional y la manera de incorporarlo a las novedosas teorías de la justicia, tal como se ha visto en apartados anteriores.

Sin embargo, desde el ámbito del activismo social y de la bioética existe una corriente de pensamiento en nuestro país que nace de las propias personas discriminadas por su diversidad funcional y que está empezando a abrirse un hueco en los ámbitos de las éticas aplicadas tanto nacionales como internacionales, de manera similar a lo hueco que abrió el movimiento social de vida independiente británico en el ámbito de la sociología.

    1. Ética del “cuidado” o la implicación


En los años 80 surgió con fuerza una nueva voz dentro del ámbito de la Filosofía Moral, la voz femenina, que aporta una nueva óptica para analizar todos los asuntos morales, de una manera diferente.

En 1977, la psicóloga feminista estadounidense, Carol Gilligan, escribía el artículo: «In a Different Voice: Women’s Conceptions of Self and of Morality», en la Harvard Educational Review, núm. 17 (481-517), y, en 1982 escribió su libro In a different voice: psychological theory and women's development (Cambridge: Harvard University press). En el a través de varios casos concretos desvela la diferencia de aproximación a la Filosofía Moral que tienen los hombres y las mujeres, incluso los niños y las niñas. Con las conclusiones de este libro, Gilligan sentó las bases de lo que considera "otras voces".

Siguiendo a la autora Soledad Arnau23:

“Gilligan, a lo largo de sus análisis y estudios, difiere de la interpretación que dio en su momento su profesorantecesor Lawrence Kohlberg en torno a los resultados en psicología experimental sobre el supuesto desarrollo moral diferenciado entre niñas y niños. Según esta autora, Kohlberg, al utilizar sólo varones para sus estudios, éstos, no se corresponden con la realidad. Por tanto, Gilligan, establece una distinción que considera irrevocable. Debido fundamentalmente a los roles tradicionales de género, se establecen dos tipologías de ética: ética de la justicia, de carácter predominantemente de género masculino; y, la ética del cuidado (o también, "ética de la responsabilidad"), proveniente del género femenino.”

En lo que se refiere a la traducción tradicional al español de esta corriente ética, conviene hacer un par de consideraciones:


  • La denominación de esta ética como “Ética de la responsabilidad”, puede dar lugar a confusión con la corriente ética liderada por Hans Jonas, establecida en su libro “El principio de la Responsabilidad”24, que poco tiene que ver con la ética feminista.

  • La traducción de “Care ethics” como “Ética del cuidado” puede llevar a malas interpretaciones sobre su contenido, ya que la palabra inglesa “care” puede tener varias traducciones al castellano, en función del contexto: preocuparse, ocuparse, cuidar, cuidado, atención, minuciosidad, etc.

Profundizando un poco en esta corriente, se descubre que los tipos de relación en los que autoras como Nel Noddings indican que esta ética tiene especial relevancia son: padres/hijos, medico/paciente y profesor/estudiante25. Por lo tanto, cabe buscar una traducción alternativa a la palabra "cuidado", que no parece encajar muy bien en todos los tipos de relación propuestos, sobre todo en la última, ya que difícilmente se puede decir en castellano que un profesor "cuida" de un alumno. Sin embargo sí se podría decir que padres, profesores y médicos se preocupan o se implican en su relación con hijos, alumnos y pacientes

En lo que se refiere al contenido de esta aproximación ética, la misma Nel Noddings indica que: “Preocuparse por otra persona, en su aspecto más significativo, es ayudarle a crecer y a adaptarse”26 y que “Cuando nos preocupamos, consideramos el punto de vista de la otra persona y que lo que espera de nosotros. Nuestra atención, nuestra ocupación mental está en aquel del que nos ocupamos, no en nosotros. Nuestras razones de actuar tienen que ver con lo que la otra persona quiere ser y con los elementos objetivos de su situación problemática”27. Ambos aspectos quedan poco, o mal representados por la palabra “cuidado”.

Por eso, los autores entendemos que quizá “Ética de la implicación” o “Ética de la preocupación” fueran una traducción que recoge mejor el contenido de esta aproximación a la Filosofía Moral.

Esta disquisición resulta relevante ya que la palabra “cuidado” tiene una clara connotación médica, que genera rechazo dentro del colectivo de personas discriminadas por su diversidad funcional, que ven en el contenido de esta palabra la tradición médica que establece una jerarquía en la relación médico/paciente, una jerarquía que ha trascendido de lo médico a lo social dejando una impronta de desigualdad, discriminación y minusvaloración del colectivo; es decir la tradición de un modelo trasnochado que ha tenido como consecuencia la discriminación sistemática y la ausencia de derechos de facto de las personas discriminadas por su diversidad funcional.

La voz de la ética del “cuidado”, “preocupación” o “implicación” se fue asentando paulatinamente y fueron varias las autoras que afianzaron esta manera diferente de aproximarse a la filosofía moral, una voz diferente Que nace de una experiencia diferente y que Noddings explica de la siguiente manera: “…, de nuestra experiencia como mujeres, surge una ética de la “implicación”, de la misma manera que la aproximación tradicional lógica a los problemas éticos surge de una manera más obvia de la experiencia masculina.”28 Y añade “En concreto, es bien conocido que muchas mujeres-quizá la mayoría de las mujeres-no se aproximan a los problemas morales como problemas de principios razón y juicio.”29

Noddings plantea nuevos límites y aproximaciones para la filosofía moral:

“Es posible que podamos descubrir el impulso moral cuando surge en respuesta a necesidades y sentimientos particulares, y es posible que podamos describir la relación entre el pensamiento y la acción relacionándolos con ese impulso; pero mientras seguimos esas tareas podemos ir más allá de la noción de una moralidad objetiva y acercarnos a la convicción de que un núcleo subjetivo inamovible, una búsqueda de la bondad, proveen la universalidad y la estabilidad que hay en lo que significa ser moral.”30

La ética de la “implicación” es una voz nueva y distinta, pero conviene reseñar que es una ética que, en sus premisas y reflexiones, nunca tuvo en cuenta a la diversidad funcional, ni a las mujeres discriminadas por su diversidad funcional. Tal como pone de relieve Soledad Arnau31.

Es decir que esta nueva voz debe ser tenida en cuenta, pero no proporciona el nudo gordiano de la nueva ética de para la promoción de la autonomía y la interdependencia, ya que, en muchos aspectos, ha mantenido la estructura de desigualdad de la diversidad funcional.

Esto no quiere decir que haya que prescindir de la ética de la “implicación” a la hora de establecer las bases éticas que se intentan establecer en este artículo.

Entre las nuevas ideas que aporta la ética de la “implicación”, podemos encontrar las bases para la interdependencia, ya que, Noddings indica que “Es evidente que aquel por el nos preocupamos (cared-for) depende del que se preocupa (one-caring). Pero también el que se ocupa (one-caring) depende de forma extraña de aquel por el que nos preocupamos (cared-for)”32.

Esta “extraña” relación sienta las bases de una relación menos asimétrica que la de la relación del cuidado a la dependencia. Gracias a la ética de la implicación, pasamos a una situación de interdependencia, una situación en la que los autores se encuentran y en la que es posible una nueva construcción ética y social.

Otra de las aportaciones que hace la ética de la “implicación” es la incorporación de la persona y su entorno a la hora de establecer reglas de carácter general y abstracto.

De esta necesidad de tener en cuenta las realidades de los individuos, se deriva directamente la necesidad de tener en cuenta las voces de aquellas personas que se ven afectadas por la ética. Unas realidades a las que, en todos los casos, pero especialmente en el caso de la diversidad funcional, resulta imposible acceder desde el “otro lado del espejo”33.

Esta dificultad específica del caso de la diversidad funcional viene derivada de una tradición ética y científica que ha minusvalorado siempre su existencia, convirtiéndo a las personas discriminadas por su diversidad funcional en personas deficientes o inútiles a las que había que “arreglar” o eliminar.




    1. Compartir con tus amigos:
1   2   3   4   5   6


La base de datos está protegida por derechos de autor ©psicolog.org 2019
enviar mensaje

    Página principal
Universidad nacional
Curriculum vitae
derechos humanos
ciencias sociales
salud mental
buenos aires
datos personales
Datos personales
psicoan lisis
distrito federal
Psicoan lisis
plata facultad
Proyecto educativo
psicol gicos
Corte interamericana
violencia familiar
psicol gicas
letras departamento
caracter sticas
consejo directivo
vitae datos
recursos humanos
general universitario
Programa nacional
diagn stico
educativo institucional
Datos generales
Escuela superior
trabajo social
Diagn stico
poblaciones vulnerables
datos generales
Pontificia universidad
nacional contra
Corte suprema
Universidad autonoma
salvador facultad
culum vitae
Caracter sticas
Amparo directo
Instituto superior
curriculum vitae
Reglamento interno
polit cnica
ciencias humanas
guayaquil facultad
desarrollo humano
desarrollo integral
redes sociales
personales nombre
aires facultad