Fundamentación Necesidades sociales



Descargar 358.24 Kb.
Página4/8
Fecha de conversión10.04.2018
Tamaño358.24 Kb.
Vistas189
Descargas0
1   2   3   4   5   6   7   8

Prospectiva


La Historia de la Psicología nos ha enseñado que esta disciplina se constituye de un conjunto de saberes y prácticas diversas. A lo largo de su historia hemos visto como han aparecido diferentes objetos de estudio y propuestas metodológicas para su abordaje.

El avance en los diferentes saberes de la psicología no nos permite aún hacer una síntesis que enriquezca un saber unificado y una enseñanza organizada en torno a un conjunto de saberes armónicos y estructurados en una sola concepción de la psicología. Esto nos debe permitir reconocer la validez de diferentes epistemologías y construcciones teóricas que en su momento han aportado a la construcción de nuestra disciplina.

Con la finalidad de dar coherencia a nuestra propuesta conviene rescatar algunos de las intenciones inscritas en los objetivos del Plan de Estudios de la Carrera, con el único propósito de enfatizar algunas de las acciones que requieren de una fundamentación mayor, en el marco de un modelo de investigación-intervención que nos permita dar respuesta a las necesidades sociales.

En el sentido de lo anterior, queremos destacar la importancia de conocer la historia de nuestro País para poder entender la realidad actual de la psicología del mexicano no sólo con finalidades cultas, sino con la intención de rescatar el valor de la identidad nacional que fortalezca el desarrollo de un accionar congruente y coherente con nuestra realidad social, y de un sentido de pertenencia donde el actuar comprometido y responsable sea la imagen que nos distinga.

Igualmente cabe destacar la importancia de los valores inscritos en la disciplina, en términos de tolerancia y respeto a la diversidad. A partir del diagnóstico que se hizo sobre la enseñanza de la disciplina desde el Consejo Nacional para la Enseñanza e Investigación en Psicología (CNEIP), se reconoció la importancia de mejorar los planes de estudio para que los egresados respondan a las necesidade sociales imperantes, donde se enlace la investigación y la docencia, construyendo a partir de la inclusión de diversas visiones de la psicología, la torelancia y la inclusión (Figueroa, 2001; 1999).

Esta enseñanza de la disciplina se ve inmersa en una realidad munidal, donde el Estado moderno y la economía están en crisis, una realidad compleja, atravesada por las problemáticas de la posmodernidad, que requieren de la construcción de una universidad socialmente comprometida. Retomando a Camus, el reto consiste en impedir que el mundo se deshaga, buscando el buen vivir. Se necesitan planteamientos dentro de la educación que lleven a la reflexión del bien como virtud, desde la dimensión ética, donde el conocimiento de uno mismo, de los otros y de lo otro, impere (Sicilia, 2013). La educación como un proceso de auto-conocimiento para la transformación personal, y con ello poder convertirse en agentes de cambio.

La universidad pública tiene entonces esta característica de ser socialmente responsable al generar respuestas viables ante las necesidades sociales. Para ello necesitamos gestar una educación superior que cubra niveles de calidad, ésta es entendida como la capacidad de dar respuesta “a las necesidades individuales, potenciando al máximo el desarrollo de las habilidades y capacidades de las personas de manera tal que les permita desenvolverse de manera autónoma en la sociedad en que viven (Aponte 2012, p. 104)”. Se trata de que docentes e investigadores encargados de la formación sean no sólo sean competentes, sino que éstos deben anticipar sus respuestas a las tendencias de cambio en las instituciones educativas; a través de un currículo abierto, integrador, adaptado; una metodología dinámica, participativa y comprometida, con procesos de evaluación de resultados, y la optimización de recursos (Aponte, 2012).

de la que la ignorancia o la ceguera moral nos proveen.

2.2.2. Enfoques teórico-metodológicos


Con la finalidad de analizar los estándares internacionales en materia de los fundamentos disciplinares, se revisaron dos documentos, Proyecto Tuning, Educación Superior en América Latina: Reflexiones y perspectivas en Psicología (2013) y los documentos de la American Psychological Association denominados National Standards for High school psychology curricula (2005) y APA Guidelines for the Undergraduate Psychology Major: version 2.0 (2013).

En lo que respecta al Proyecto Tuning, este documento proponen un análisis sobre los puntos de referencia para la comprensión de la titulación del Psicólogo en América Latina, con lo que se busca “lograr acuerdos en torno a la formación de Psicólogos en la región, superando y respetando la diversidad de tradiciones epistemológicas, teóricas y metodológicas que existen en la disciplina psicológica” (pp 17). En este análisis se llega al acuerdo de que se deben desarrollar 24 competencias específicas, organizadas en cinco dominios: Ético, Epistemológico, Interdisciplinario, Disciplinar y Profesional (ver tabla 1). Estos dominiosi configuran el perfil académico y profesional del Psicólogo de grado/pregrado de América Latina. Para analizar la relevancia de cada una de estas competencias en la función del psicólogo, se entrevistó a académicos, estudiantes, graduados y empleadores, de este análisis se concluye que las 24 competencias son consideradas importantes y que todos los grupos consideran que las competencias relacionadas con aspectos éticos son las más importantes.

Las competencias del proyecto Tuning Psicología organizadas por dimensión son:

Dimensión Ética

Respetar la diversidad individual y sociocultural.

Comprender los fundamentos y principios éticos que atañen al quehacer profesional y científico.

Asumir el compromiso ético de la práctica psicológica.



Dimensión Epistemológica

Entender la vinculación entre saber científico y saber cotidiano.

Conocer y entender los fundamentos epistemológicos de la ciencia.

Comprender los fundamentos epistemológicos de las teorías psicológicas.



Dimensión Interdisciplinaria

Integrar y utilizar los conocimientos de otras disciplinas.

Comprender el sustrato biológico de los procesos psicológicos humanos.

Trabajar en equipos multi e inter y transdisciplinarios, para la producción de conocimiento y en contextos de práctica profesional.



Dimensión Disciplinar

Reflexionar de manera crítica sobre los problemas de la disciplina psicológica.

Comprender y explicar los procesos psicológicos desde una perspectiva bio-psico-social.

Comprender las transiciones del ser humano a través del ciclo vital.

Identificar y comprender las teorías explicativas de los procesos psicológicos humanos.

Establecer relaciones entre la teoría y la práctica psicológica.



Dimensión Profesional

Realizar investigación científica en el área de la Psicología.

Realizar diagnósticos y evaluaciones psicológicas a través del empleo de métodos y técnicas de la Psicología.

Comprender e intervenir ante los problemas psicológicos de los seres humanos de acuerdo a su contexto histórico, social, cultural y económico.

Mediar y/o negociar en distintos ámbitos de la práctica psicológica.

Realizar asesoría y orientación psicológica.

Diseñar y desarrollar programas que promuevan el bienestar psicológico en personas, grupos y comunidades.

Proporcionar información resultado de las acciones profesionales de evaluación, diagnóstico, intervención e investigación a diferentes públicos.

Integrar herramientas tecnológicas a la práctica profesional.

Diseñar, ejecutar y evaluar técnicas y estrategias de intervención en diferentes campos de acción de la Psicología.

Diseñar de manera válida y confiable herramientas psicométricas.

En lo que respecta al documento de APA, la propuesta se basa en los dominios de contenidos básicos requeridos para la formación inicial del psicólogo. Una de las recomendaciones de la APA para los programas de licenciatura de psicología es que dentro de los dominios de contenido principales se debe considerar cognición y aprendizaje, desarrollo biológico y social, esto de acuerdo a lo propuesto por Dunn et al, (2010). Adicionalmente Dunn enfatiza que cuestiones como la diversidad y la ética deben estar integradas en los contenidos de todos los cursos, en todos los dominios, ya que la ética es fundamental para el estudio de la psicología en todos los niveles y aprender sobre la diversidad y la cultura debe ser un aprendizaje crítico para todos los estudiantes.

Los dominios de contenidos básicos para la formación inicial del psicólogo son:

Metodológico: Introducción a los métodos de investigación

Biopsicológico: Bases biológicas del comportamiento, sensación y percepción; motivación y emoción; y estrés, afrontamiento y salud.

Evolutivo: Desarrollo a lo largo del ciclo vital; personalidad y evaluación.

Cognitivo: Aprendizaje; memoria; pensamiento y lenguaje; estados de la conciencia; diferencias individuales

Variaciones en el comportamiento individual y grupal: Trastornos psicológicos; tratamiento de los trastornos psicológicos; dimensiones socioculturales del comportamiento.



Así, los dominios de contenido propuestos por APA para la formación inicial del psicólogo se muestran en la figura 1. Los dominios básicos forman un núcleo que sería central y la parte más importante del currículum. Estos contenidos se deberían presentar en cursos que son un requisito básico para la formación de todos los estudiantes de psicología. Estos cursos deben se complementados con cursos electivos de acuerdo a los intereses particulares de los aspirantes APA (2010).

Figura 1. Dominios de contenidos básicos para la formación inicial del psicólogo. Fuente APA (2005).



2.4. Análisis de las opciones profesionales afines

2.4.1. Contexto internacional a) La psicología en Europa

El escenario de la formación europea en psicología muestra una diversidad y complejidad que alcanza la formacn, las propuestas de enseñanza-aprendizaje, las formas de titulación y los contextos laborales. Esta situación ha conducido en las últimas dos décadas a que las instituciones y asociaciones de los distintos países miembros de la Unión Europea trabajen en propuestas que den lugar a una formación europea que mantenga y reconozca la diversidad del curriculum en distintas universidades garantizando una calidad equivalente en cualificación y competencias, dando lugar a un ejercicio libre de la psicología.

Es a como la formación actual en psicología en Europa se enmarca a partir de dos sucesos significativos, el primero la firma el 25 de mayo de 1998 en la Sorbona de la Declaración del desarrollo de un Espacio Europeo de Educación Superior (EEES) en donde se contó con la participación de Francia, Alemania, Italia y Reino Unido; y el segundo la Declaración de Bolonia el 19 de junio de 1999 en donde representantes de 30 Estados europeos entre los cuales se encuentran no sólo los países de la Unión Europea, sino también países del Espacio Europeo de Libre Comercio y países del este y centro de Europa. Estos eventos imprimen la pauta de la transformación a largo plazo de la enseñanza superior en Europa.

Ponen en la mesa de análisis la revisión y rediseño de la estructura de la formación profesional orientando está a la promoción de las competencias, la armonización de los planes y programas que se ofertan en las diferentes instituciones, la revisión de la concepción de la enseñanza y el aprendizaje universitario y sus finalidades y objetivos; acomo la orientación a la movilidad académica y profesional; la obtención de títulos y la facilitación de la inserción laboral.

De esta manera los acuerdos de Sorbona (1998) y Bolonia (1999) representan los pilares para que dentro del programa Leonardo da Vinci durante los años 1999-2001 se establezcan los trabajos de los representantes de los países de Dinamarca, Finlandia, Francia, Alemania, Grecia, Italia, Holanda, Noruega, España, Suecia, Suiza, Reino Unido para la conformación del Marco Europeo para el Entrenamiento de los Psicólogos. A este proyecto se le denomina Europsy-T. El cual fue asumido por la Asamblea General de la Federación Europea de Asociaciones de Psicólogos (EFPA).

En Europsy-T se han planteado las exigencias necesarias para una cualificación adecuada de un psicólogo profesional y se han determinado las competencias necesarias para el inicio del ejercicio profesional de la Psicología.



Este certificado europeo establece dentro de sus lineamientos una formación en psicología de al menos cinco años y 300 créditos European Credit Transfer and Accumulation System (ECTS), al menos un año de práctica profesional supervisada por otro profesional de la psicología con más experiencia. Derivado de esa práctica se deben de acreditar un conjunto de competencias profesionales en cuatro contextos designados como clínica y salud; trabajo y organizaciones; educación y otros que los facultan para desarrollar la profesión. El poseedor de un certificado del EuroPsy-T tendrá un perfil que defina los contextos en los que haya demostrado competencias para la práctica independiente en el momento en que se le haya otorgado el certificado. Además de manifestar su compromiso con el ejercicio ético y con la actualización continua. CITA

b) La psicología en América

El análisis de las opciones profesionales afines a la psicología en América se construye en dos escenarios: el de América anglosajona y el de América Latina. La formación en psicología en la América anglosajona deriva de un sistema educativo que se caracteriza por los siguientes momentos: high school (escuela media o el colegio secundario), el undergraduate (pregrado) que al término de tres años le otorga el diploma de bachelor (bachiller); dos años de graduate studies (estudios de grado) que lo conducirán a un master (maestría) y finalmente, el doctorado. De esta forma en los países anglosajones a diferencia de Latinoarica, no existe como tal una licenciatura en psicología, sino que es una profesión doctoral.

Con base en lo anterior un título doctoral para el ejercicio de la psicología requiere de cuatro a seis años de estudios. Algunas de las áreas de especialización que existen son ética, estadísticas, diferencias individuales y las bases biológicas, cognitivo-afectivas y sociales del comportamiento, a como entrenamiento específico en evaluación y terapia psicológica.

En la mayor parte de los estados de los países anglosajones de América se establece como requisito un año de internado supervisado antes de graduarse. Además de aprobar una prueba nacional, a como una específica al estado que les va a otorgar la licencia. Una vez obtenida la licencia, el profesional en psicología asume los lineamientos de las regulaciones del estado correspondiente quien establece, entre otras cosas, la actualización en el área específica del ejercicio, a través de capacitación continua.

Reflexionar sobre la formación en psicología en América Latina conduce inicialmente a reconocer que el termino de Latinoarica introducido por primera vez por el Imperio Frans de Napoleón III, durante la invasión francesa de México ha evolucionado al grado que al escucharlo nos conduce a un escenario que plasma las diversidades culturales, étnicas, políticas, económicas y lingüísticas, a como las similitudes entre sus pueblos y entre su gente.



En cuanto a la formación en psicología en Latinoamérica se observa por una parte un crecimiento heterogéneo con características propias en cada uno de los países; y por la otra una propuesta integral y emergente ante lo común y lo diverso.

Tal y cómo lo expresa Gallegos (2009) “La fundación de las primeras carreras de psicología en Latinoamérica siguió un curso heterogéneo; la mayoría de ellas se gestaron en el seno de las facultades de filosofía, letras, educación o humanidades, con base en los institutos de psicología preexistentes (Colotla & Gallegos, 1978; Pick & Givaudan, 1999)”.

Actualmente la carrera de psicólogo existe prácticamente en todos los países latinoamericanos, en algunos encontramos pocas facultades de psicología, pero en general abundan los programas de formación a nivel de pre-grado (licenciatura o título profesional de psicólogo) los programas de entrenamiento profesional llegan a 60% y 80% o más.



El título de psicólogo o licenciado en psicología capacita para trabajar en todos los campos de la psicología. El programa de formación dura generalmente cinco años incluyendo tesis y prácticas; el post-grado es más reciente y generalmente no es requisito para el ejercicio de la profesión del psicólogo.

La psicología en América Latina es una profesión predominantemente femenina. El porcentaje de mujeres es aproximadamente del 70% del promedio.

En América Latina se llevan a cabo modelos que tienen algunas similitudes entre la estructura curricular generalista o especializado en áreas. El Programa América Latina Formación Académica (ALFA) surge en 2001 y es financiada inicialmente por Europa; actualmente es una propuesta hecha para Latinoamérica por latinoamericanos. En el proyecto ALFA participan 15 Estados Miembros de la Unión Europea y 18 países de Latinoamérica: Argentina, Bolivia, Brasil, Chile, Colombia, Costa Rica, Cuba, Ecuador, El Salvador, Guatemala, Honduras, xico, Nicaragua, Panamá, Paraguay, Perú, Uruguay y Venezuela que pretenden la armonización de currículas de Psicología en sus Universidades que facilite el reconocimiento de estudios en América Latina como región y que pueda articular con sistemas de otras regiones.

En el escenario latinoamericano también resulta importante la perspectiva de las asociaciones y colegios respecto a la formación y misión de la psicología; cada uno de estos colectivos con base a sus lineamientos se ocupa de dar respuesta a la formación y actuación de la psicología en los distintos contextos en donde se da su ejercicio.



Por ejemplo la Asociación Latinoamericana para la Formación y Enseñanza de la Psicología (ALFEPSI) considera que su misión es contribuir a formar y desarrollar psicólogos profesionales sensibles a la historia y a las culturas de los pueblos de América Latina, que realicen producción científica y prácticas profesionales con sentido ético y compromiso social; que promuevan la independencia, la libertad, el florecimiento y el bienestar de las personas, las familias, los grupos, las comunidades, las instituciones y las organizaciones, dentro de un clima de equidad, justicia y paz. Psicólogos capacitados para el diálogo científico y profesional entre los diversos enfoques, evitando el dogmatismo.

En la actualidad existen asociaciones de psicólogos en todos los países latinoamericanos, que tienen a su cargo actividades gremiales y en muchos casos aprobación de políticas, procedimientos de reglamentaciones, incluyendo los códigos éticos.



Por todo lo anterior, se puede señalar que en el contexto Internacional (contemplando universidades localizadas en Centroamérica y América del Sur), se otorga el Título de Licenciado en Psicología, con una duración promedio de 10 semestres en 5 años y con un promedio de 164 créditos. Las asignaturas en común corresponden a: Introducción a la Psicología, Estadística descriptiva e inferencial, Neurociencias, Psicología evolutiva, Investigación cuantitativa y cualitativa, Psicología de las Organizaciones, Psicología Clínica y de Salud, optativas y electivas dirigidas en estrategias de intervención de las diversas áreas de la psicología.



Compartir con tus amigos:
1   2   3   4   5   6   7   8


La base de datos está protegida por derechos de autor ©psicolog.org 2019
enviar mensaje

enter | registro
    Página principal


subir archivos