Fundamentación Necesidades sociales



Descargar 358.24 Kb.
Página2/8
Fecha de conversión10.04.2018
Tamaño358.24 Kb.
Vistas190
Descargas0
1   2   3   4   5   6   7   8

El grado promedio de escolaridad de la población de 15 años o más en la entidad fue de 7.7, mientras que en ZAP urbanas fue de 7.2, en los municipios con los dos grados de rezago social más altos de 5.0 y en ZAP rurales de 5.5.



En 2010, la población de 15 años o más analfabeta ascendió a 619,394 personas, de las cuales, 30.1 por ciento está en las ZAP urbanas, el 28.8 por ciento está en los municipios con los dos grados más altos de rezago social y 52.2 por ciento en ZAP rurales


Prilleltensky (2004) señala que el bienestar depende del reparto equitativo de los recursos en una sociedad. Sin los bienes necesarios para satisfacer sus necesidades, los individuos se ven impedidos para alcanzar su óptimo desarrollo personal, relacional y colectivo:

El bienestar aumenta por la satisfacción balanceada de las siguientes necesidades:


La justicia aumenta al tener el poder, la capacidad y la oportunidad para:

Personal

Control y autodeterminación

Experimentar voz y elección a través de la vida.

Dominio, aprendizaje y crecimiento

Experimentar eventos que aumentan la estimulación y crecimiento diseñados para satisfacer necesidades únicas.

Esperanza y optimismo

Experimentar eventos positivos en la vida y evitar la desesperanza aprendida.

Salud Física

Tener acceso a comida nutritiva, techo, abrigo, seguridad y atención primaria de alta calidad.

Salud Psicológica

Comprometerse en relaciones de apoyo, evita las abusivas y tener acceso a recursos que aumentan el bienestar.

Sentido y espiritualidad

Explorar la trascendencia y sentido de la vida libre de represiones ideológicas.

Relacional

Cuidado y compasión

Experimentar relaciones nutrientes libres de abuso físico, emocional o psicológico.

Afecto y vinculación

Comprometerse con otros en relaciones de apoyo mutuo.

Solidaridad y sentido de comunidad

Compartir experiencias con miembros de diversas comunidades, sin normas de conformidad opresoras.

Participación democrática

Ser un participante activo en la vida de diversas comunidades.

Respeto por la diversidad

Mantener la propia identidad sin discriminar o ser discriminado.

Colectivo

Igualdad

Luchar por, buscar y beneficiarse de una justa y equitativa distribución de recursos, poder y obligaciones en la sociedad.

Libertad

Buscar y beneficiarse de la libertad individual y colectiva.

Sustentabilidad ambiental

Beneficiarse de un entorno limpio y sustentador para las generaciones presente y futuras.

Fuente: Prilleltinsky, N. Fox, M. (en prensa). En Montero, M. (2004). Introducción a la Psicología comunitaria. Buenos Aires: Paidós.

 

No es de extrañar entonces que en México este estado de insatisfacción genere que el 28.6% de la población presente algunos de los 23 trastornos de la CIE alguna vez en su vida, el 13.9% lo reportó en los últimos 12 meses y el 5.8% en los últimos 30 días. Por tipo de trastornos, los más frecuentes fueron los de ansiedad (14.3% alguna vez en la vida), seguidos por los trastornos de uso de sustancias (9.2%) y los trastornos afectivos (9.1%). Los hombres presentan prevalencias más altas de cualquier trastorno en comparación con las mujeres (30.4% y 27.1%, alguna vez en la vida, respectivamente). Sin embargo, las mujeres presentan prevalencias globales más elevadas para cualquier trastorno en los últimos 12 meses (14.8% y 12.9%). Al analizar los trastornos individuales, las fobias específicas fueron las más comunes (7.1% alguna vez en la vida), seguidas por los trastornos de conducta (6.1%), la dependencia al alcohol (5.9%), la fobia social (4.7%) y el episodio depresivo mayor (3.3%). Los tres principales trastornos para las mujeres fueron las fobias (específicas y sociales), seguidas del episodio depresivo mayor. Para los hombres, la dependencia al alcohol, los trastornos de conducta y el abuso de alcohol (sin dependencia) La ansiedad de separación (mediana de inicio de 5 años) y el trastorno de atención (6 años) son los dos padecimientos más tempranos. La fobia específica (7 años), seguida por el trastorno oposicionista (8 años), aparecen después. Para los trastornos de la vida adulta, los trastornos de ansiedad se reportaron con edades de inicio más tempranas, seguidos por los trastornos afectivos y por los trastornos por uso de sustancias. La región centro-oeste es la que presenta la prevalencia más elevada de trastornos en la vida (36.7%) explicada por el elevado índice de trastornos por uso de sustancias. Esta región también muestra la prevalencia más elevada de trastornos afectivos en los últimos 30 días (2.5%), la región conformada por las tres áreas metropolitanas muestra la prevalencia más elevada de trastornos de ansiedad (3.4%) y la región norte presenta mayores trastornos por uso de sustancias (1.7%). Solamente uno de cada 10 sujetos con un trastorno mental recibieron atención, sólo uno de cada cinco con dos o más trastornos recibieron atención, y sólo uno de cada 10 con tres o más trastornos obtuvieron atención. (Encuesta Nacional de Epidemiología Psiquiátrica (adultos), instituto Nacional de Psiquiatría Ramón de la Fuente WMHS-OMS 2010)

Otros datos de esta encuesta indican que el 68% de la población ha estado expuesta al menos a un suceso estresante en su vida. La exposición varía por sexo (violación, acoso y abuso sexual son más frecuentes en mujeres; los accidentes y robos, entre los hombres) y por edad (niños, adolescentes, mujeres adultas jóvenes y personas de la tercera edad). El 2.3% de las mujeres y 0.49% de los hombres presentaron un trastorno de estrés postraumático. La violación, el acoso, el secuestro y el abuso sexual son los sucesos con mayor manifestación de trastornos por estrés postraumático.

El alcohol es la sustancia de mayor uso (86%). Le sigue el tabaco (60%), que alcanza los mayores niveles de consumo en la vida en el grupo de 45-54 años (63%). El uso extramédico de drogas, incluidas las drogas ilegales y las drogas médicas sin prescripción, asciende a un 10%. El uso de cualquier droga ilegal, incluido el consumo de drogas médicas fuera de prescripción y, en particular, el de mariguana y cocaína, afecta más a los más jóvenes y la prevalencia disminuye constantemente con la edad.

Los trastornos que producen los niveles más elevados de discapacidad fueron la depresión (4.63 y 4.8), la fobia social (5.37 y 5.8) y el trastorno por estrés postraumático (5.61 y 5.35).

La Encuesta Nacional de Epidemiología Psiquiátrica (adolescentes) (2010) indica que los trastornos individuales más frecuentes en ambos sexos fueron las fobias específicas y la fobia social. Para las mujeres, los trastornos más prevalentes en orden decreciente fueron las fobias, la depresión mayor, el trastorno negativista desafiante, la agorafobia sin pánico y la ansiedad por separación. Mientras que en los varones, los trastornos más prevalentes después de las fobias fueron: el trastorno negativista desafiante, el abuso de alcohol y el trastorno disocial. Las mujeres presentaron un mayor número de trastornos y una mayor prevalencia de cualquier trastorno.

Finalmente, esta misma encuesta plantea que el índice de personas con trastornos mentales en México es inferior al que se reporta en Estados Unidos, pero el índice de personas que recibe tratamiento es también más bajo (WHO 2004), sin tratamiento los padecimientos se agravan y los efectos en la calidad de vida se exacerban.

Otro factor que tiene un gran impacto en los diversos problemas sociales es el cambio en la estructura social. La estructura poblacional mundial cambia vertiginosamente. El proceso de transición demográfica acelerado en las últimas décadas está generando un cambio del perfil demográfico mundial, orientado al envejecimiento poblacional. Actualmente en todo el mundo la proporción de personas mayores de 60 años aumenta con gran rapidez. Se prevé que entre 1970 y 1925 la población mayor de 60 aumente en unos 694 millones, lo que significa un aumento del 223% (OMS, 2002). Al igual que el resto del mundo México también se orienta hacia el envejecimiento poblacional. La tasa de crecimiento de la población de 60 y más está aumentando rápidamente, según el Instituto de Geriatría entre 2000 y 2010 la población de adultos mayores creció a una tasa anual de 3.8%. En el 2010, el Censo de Población y Vivienda arrojó que hay 10 055 379 adultos mayores de 60 y más años, lo cual implica el 9.06% y se prevé que esta proporción se duplique para 2029 (Instituto de Geriatria, 2012).

Las tendencias actuales de población hacia la longevidad podrían implicar un gran desafío ya que sin las políticas necesarias un gran segmento de la población de edad avanzada podría ser vulnerable a sufrir rezagos sociales, económicos, de salud, etc. La OMS postula que frente al incremento de adultos mayores, surge la necesidad de desarrollar medidas para ayudar a que las personas mayores sigan sanas y activas. Mediante el desarrollo de políticas y programas de envejecimiento activo, que permitan a las personas mayores continuar desempeñando labores de acuerdo a sus capacidades y preferencias a medida que envejecen, así como que permitan prevenir o retrasar las discapacidades y recibir la atención médica adecuada. La OMS define al envejecimiento activo como el proceso mediante el cual el envejecimiento transcurre como una experiencia positiva, durante una vida larga, acompañada de oportunidades continuas de salud, participación y seguridad. Así, mantener la autonomía y la independencia a medida que se envejece es un objetivo primordial tanto para los individuos como para los responsables políticos (OMS, 2002).

En el ámbito de la educación, la deserción es el principal problema (INEE, 2014). La tasa de deserción total fue de 0.7% en educación primaria, 5.6% en educación secundaria y 14.9% en educación media superior, lo cual confirma lo expuesto en otros indicadores: cuanto más se avanza en el sistema educativo, existe mayor riesgo de abandonar la escuela. Las cifras por sexo revelan que los hombres están más expuestos que las mujeres a abandonar la escuela en cualquiera de los niveles o tipos educativos. Si bien el origen de este problema es multicausal, dentro de los factores más recurrentes se encuentran los problemas de orden económico, la falta de interés y el bajo rendimiento escolar.

El incremento de la violencia, la delincuencia, pero sobre todo de la apatía ciudadana han favorecido el deterioro del tejido social. CONEVAL (2010) reporta que Índice de percepción de redes sociales ha disminuido notablemente en los últimos años. Este indicador mide la percepción que la población tiene acerca de qué tan fácil o difícil es contar con apoyo en caso de que requirieran ayuda para diversas situaciones: ser cuidado en una enfermedad, obtener dinero, conseguir trabajo, ser acompañada o acompañado al doctor, obtener cooperación para realizar mejoras en la colonia o localidad o, cuidar a los niños y niñas del hogar.

De acuerdo a cifras del Foro Consultivo científico y tecnológico (2010), Veracruz es la sexta economía más grande del país y produce 4.25 % del PIB de México, para América Latina se considera que el crecimiento económico es imprescindible, es muy importante tratar de aumentar el producto total de una sociedad. Son fundamentales, asimismo, el desarrollo de las capacidades tecnológicas, de la competitividad y un clima de estabilidad económica.

Ante esta premisa, es oportuno, hacer algunas acotaciones, en el sentido de no simplificar o desvincular del tema de desarrollo sus dimensiones sociales. El crecimiento económico no basta por sí solo, no es cuestión solo de más crecimiento, sino de mejor crecimiento, lo cual implica una mejor calidad de vida, en diferentes áreas como salud, educación, procuración del medio ambiente. Thomas (2000, en Kliksberg, 2000).

En materia de formación de investigadores, tenemos que en el estado de Veracruz para el año 2010 existen 63 investigadores por millón de habitantes y 456 investigadores que pertenecen al SIN, lo cual representa un 2.73% de total de investigadores en el país.

Las medidas detectadas para enfrentar esta necesidad, en el contexto nacional, Implementan políticas de Estado con la finalidad que “garanticen el derecho a la educación de calidad para todos los mexicanos a través de fortalecer la articulación entre niveles educativos y vincularlos con el quehacer científico, el desarrollo tecnológico y el sector productivo, para “generar un capital humano de calidad”. Plan Nacional del Desarrollo (2013).

La educación superior no escapa al impacto de los cambios sociales, económicos y políticos que acontecen en el panorama global. En los últimos años esta se ha visto modificada por una serie de eventos generados principalmente desde el desarrollo y aplicación de la tecnología en todos los campos del conocimiento. La situación, sin duda, nos pone en alerta y nos permite reflexionar en la necesidad de un cambio en la formación profesional desde el grado y el postgrado, obligándonos a revisar las circunstancias educativas actuales y a integrar nuevos criterios desde el paradigma de una educación que mejore el desarrollo profesional con pertinencia para la conservación y cuidado de la vida (Linarea-Márquez y Fraile-Laiz, 2012).

En Latinoamérica se integra la educación en bioética en la educación formal, en los años ochenta del siglo XX. Los inicios marcados por una tendencia jurídica devienen hasta hoy en una tendencia claramente fincada en los derechos humanos (Bermúdez De Caicedo, 2006).

Ante este diagnostico, se visualiza urgente considerar la implementación de la bioética en la educación superior para así desde la formación profesional de grado y postgrado, incidir cualitativamente en la generación de futuros educadores y profesionistas que puedan desde la bioética, afianzar una ética que cuide la vida humana y los sistemas vivos no humanos, además de enseñar a la población a proteger los sistemas biológicos macro y micro, necesario para el desarrollo multifactorial de todos los seres vivos (Márquez-Linares y Fraile-Laiz, 2012)

ANTE ESTA SITUACIÓN UNIVERSIDAD/DISCIPLINA….





Compartir con tus amigos:
1   2   3   4   5   6   7   8


La base de datos está protegida por derechos de autor ©psicolog.org 2019
enviar mensaje

enter | registro
    Página principal


subir archivos