Fundación de estudios municipales lanus hacia una política integral de seguridad pública



Descargar 96.99 Kb.
Fecha de conversión10.11.2018
Tamaño96.99 Kb.




FUNDACIÓN DE ESTUDIOS MUNICIPALES - LANUS

HACIA UNA POLÍTICA INTEGRAL DE SEGURIDAD PÚBLICA

Área: SEGURIDAD PÚBLICA

Autora: YANINA NICOLETTI

El área de SEGURIDAD PÚBLICA es competente para:



  1. Investigar la situación política y social de los ciudadanos a nivel Nacional, Provincial y Municipal, a fin de establecer propósitos que garanticen el pleno goce de sus derechos; derecho a ser protegidos en su vida, su libertad, su integridad y bienestar personal, su honor, su propiedad, su igualdad de oportunidades y su efectiva participación en la organización política, económica y social, así como en su igualdad ante la ley y su independencia ante los poderes del Estado, y a obtener el pleno resguardo de la totalidad de los derechos y garantías emanadas del Estado de derecho adecuándolas a políticas municipales.




  1. Elaborar políticas públicas imponiendo la obligación estatal de proteger los derechos de las personas a través de dos modalidades típicas de intervención institucional; la prevención de esos actos o hechos socialmente lesivos o dañosos, y la conjuración de esos actos cuando efectivamente se producen. Estos derechos deben estar garantizados por las instituciones legalmente establecidas.



  1. Promover proyectos Municipales que supere los periodos de gobierno; políticas preventivas y coercitivas.

Estas políticas tienen metas a futuro que van desde los 2,5 a 7 años, y metas cortas en proyección a esa meta futura. Un plan de Seguridad Pública no se ajusta únicamente a la delincuencia, abarca algo mucho mayor que eso, contiene políticas de urbanización, de desarrollo social, políticas de salud, de educación entre otras. Ej.: También es Seguridad Pública que el Estado se ocupe de que no se caiga un árbol y destruya mi propiedad o que no se inunden las calles a tal punto de que me destruyan mi auto.

El aparato judicial y policial son institutos importantes dentro de una política de Seguridad Pública, pero debe entenderse que no la abarcan en su todo, una política de Seguridad Pública contiene algo mucho más amplio. Entender que el instituto policial es un instituto más dentro de la Seguridad pero no es la Seguridad Pública



UNA POLITICA INTEGRAL DE SEGURIDAD DEBE INTEGRAR LOS SIGUIENTES ASPECTOS1
A.-Desarrollo cultural, prevención y disuasión. La prevención eficaz tiene carácter local; por eso es necesario desarrollar programas y proyectos de:

  1. Cultura Ciudadana,

  2. Control de Riesgos (desarme ciudadano, atención al consumo de alcohol y drogas, prevención y atención a emergencias),

  3. Atención a grupos vulnerables (jóvenes, minoridad, prostitución, indigentes y migrantes)

  4. Presencia y disuasión de los organismos de seguridad y justicia,

  5. Participación y denuncia ciudadana

B- Cultura de resolución pacifica de conflictos:


  1. Resolución pacífica de conflictos familiares, interpersonales y comunitarios




  1. Atención de la violencia intrafamiliar y maltrato infantil.



C- Área Seguridad: Fortalecimiento de las autoridades de seguridad para que de manera profesional puedan:


  1. Hacer uso legítimo de la fuerza frente a los delitos y los hechos de violencia




  1. Realizar las labores de inteligencia y persecución del delito



  1. Atender desde lo legal los problemas familiares



  1. Atender desde lo legal los problemas interpersonales y comunitarios cuando se convierten en delitos


D-Área Justicia: Fortalecimiento del sistema judicial para que pueda realizar de manera adecuada sus labores de: (trabajando de manera mancomunada con las localidades vecinas en su conjunto)


  1. Investigación criminal

  2. Juzgamiento y condena de delincuentes

  3. Sanción ejemplar del delito

  4. Cumplimiento de la pena con estricta disciplina y respeto de los derechos humanos.

  5. Resocialización y reinserción social de condenados


  1. Creación de infraestructura administrativa y asignación de recursos humanos, técnicos y financieros:




  1. Contar con equipos administrativos dedicados a la labor de diseñar políticas públicas de seguridad




  1. Diseñar una estructura con funciones claras en materia de diseño, ejecución y seguimiento de la política de seguridad y convivencia, para los equipos administrativos-técnicos.




  1. Se debe armar un equipo de trabajo con analistas en materia de seguridad como los hay en materia económica.



  1. Fortalecimiento de las Policías y de las instituciones de justicia. Es insoslayable la modificación sustancial en la visión, modelo y operatividad de la policía y de la justicia.



  1. Sistema Penal



  1. Sistema Policial2

  2. Sistema carcelario; la cárcel ha fracasado en su función rehabilitadora.



  1. Participación de la sociedad civil y evaluación externa.3



  1. Diseñar una estrategia de trabajo colectivo, coordinado y complementario entre el sector público y los sectores sociales interesados en el tema. Con la pretensión básica de agregar elementos analíticos, conceptuales y operativos a la política de convivencia y seguridad ciudadana.



  1. Informes Barriales para poder realizar un adecuado análisis criminal.4



  1. Convenios con Universidades.5



  1. Convenios con Hospitales 6



  1. Convenios con la Cámara empresarial. Siendo que el sector privado puede realizar importantes aportes.



  1. Planes de participación entre los concejales de cada Municipalidad con su barrio7


H- Rendición de cuentas, evaluación y seguimiento.


  1. En base al análisis de los sistemas de información de violencia y delincuencia, de investigaciones y reuniones periódicas interinstitucionales, se deben entregar informes periódicos a los ciudadanos sobre resultados de la política de convivencia y seguridad ciudadana, ya sea a través de los medios de comunicación o en reuniones directas con la comunidad.

I-Recuperación del espacio Público. Urbanización. Para poder controlar con eficacia Lanús.

  1. Intervención social en barrios. Ej.: Rio/ favelas. Medellín/comunas Buenos Aires/villas. Intervenir los barrios con el objetivo de quedarse, instalando escuelas, espacios verdes, comisarias, clubes, bibliotecas, etc.8



  1. Recuperar territorio publico + inversión social en el mismo.



  1. Reubicación de la Población de villas.9



  1. Mejoras en la Iluminación



  1. Viviendas Abandonadas que producen o la usurpación o el aguantadero de familias.10Es menester que el Municipio diseñe políticas al respecto.



J- Políticas de Seguridad y Control en materia de Higiene y Salubridad.

  1. Inspecciones y Habilitaciones controladas desde el Municipio.



  1. Políticas de Seguridad en materia de Tránsito.




  1. Políticas en materia de Transporte Público.




  1. Controlar los vehículos en condiciones de habilitación.(taxis, colectivos, remises)11



  1. Políticas de Desarrollo social.



  1. En materia de Minoridad12

  2. En materia de Deportes

  3. En materia de Salud13

  4. En materia de Educación14

  5. En materia de Producción

  6. En materia de Cultura15


LA INSEGURIDAD EN AMERICA LATINA

Hay cuatro grandes centros urbanos en América Latina; México DF y sus alrededores –San Pablo ––; Río de Janeiro ––; Buenos Aires y Gran Buenos Aires –El problema de la inseguridad se vincula con cuatro variables:



  1. La desigualdad social (como factor socioeconómico)

  2. Crisis del aparato estatal, (ineficacia del Estado frente a este tema)

  3. Aumento del fenómeno de la droga (consumo o venta)

  4. Y un incremento de la urbanización.(A mayor urbanización mayor complejidad)

De estas cuatro variables, la policía entra en una de ellas, en el tema de la capacidad o incapacidad del Estado. Pero la policía es una variable de media docena que integran ese sistema: la justicia penal, la justicia procesal penal, los sistemas carcelarios y de inteligencia, y participación de la ciudadanía. Considero que muchas veces hay un sobredimensionamiento del problema policial, sin advertir que se trata sólo de una variable dentro de las cuatro grandes áreas no variables que están operando sobre el sistema. El problema es bastante más complejo.

CRIMINALIDAD, TEMOR, IMPUNIDAD Y CORRUPCIÓN POLICIAL

Además del temor, la población se siente indefensa con instituciones del Estado que no responden a la magnitud del problema. Así, el sistema de justicia es percibido como lento e ineficiente, cuando no corrupto. Situación que impacta en la sensación de impunidad que se refleja en la metáfora de la “puerta giratoria” utilizada en la mayoría de países de la región como evidencia de la capacidad de los delincuentes de entrar y salir del sistema de justicia sin recibir castigo. Esta es sin duda una imagen distorsionada, en la mayoría de países la cantidad de personas encarceladas ha aumentado sistemáticamente en las últimas décadas. Si bien los sistemas de justicia enfrentan serios desafíos para aumentar la calidad, efectividad y eficiencia de sus servicios, no se puede afirmar que la mano es blanda a la hora de castigar a los infractores.

Por el contrario, la mano es dura pero ineficiente. En los últimos años han aumentado los castigos para todo tipo de delitos, se han disminuido los años de imputabilidad penal y han crecido las dotaciones policiales en toda la región.

La policía es otra institución con limitada legitimidad social debido a la corrupción, la ineficiencia y el abuso del uso de la fuerza que caracteriza su accionar. Si bien se han tratado de combatir estas problemáticas, los esfuerzos son aún limitados y no han tenido el impacto esperado. Los casos considerados exitosos son más bien esporádicos y específicos, vinculados con el desarrollo de iniciativas de policía comunitaria que buscan mejorar las condiciones de relación con la ciudadanía.

Los déficit son aún múltiples y han evidenciado la limitada capacidad de la policía, por sí misma, para enfrentar la compleja realidad de la criminalidad por lo que se desarrollan nuevas perspectivas de acción.

PREVENCIÓN: POLÍTICAMENTE CORRECTO Y PRESUPUESTO CERO

Diversos son los estudios que han demostrado que la inversión en prevención es mucho más eficiente que las medidas de control.

La definición de prevención de la criminalidad desarrollada por la Organización de las Naciones Unidas (ONU) entiende como preventiva “toda acción orientada a evitar que el delito ocurra, promoviendo y fortaleciendo la seguridad no sólo a través del sistema formal de Justicia criminal, sino que también a través de la promoción e implementación de estrategias que involucran a los diferentes sistemas informales de prevención, como los colegios, instituciones religiosas y la ciudadanía en general” (ONU,2000). Es decir, se reconoce que la criminalidad tiene causas diversas y que, por ende, para prevenirla se debe actuar en múltiples frentes, con estrategias e iniciativas que promuevan el involucramiento de diversas instituciones del Estado, de organizaciones no gubernamentales y de la ciudadanía en general.

La prevención no se puede desligar del concepto factor de riesgo; Los factores de riesgo se pueden agrupar en dos subgrupos

1: por un lado están los que atañen directamente al individuo (desintegración y violencia familiar, desempleo, deserción escolar, frustración, adicciones, descomposición social, marginalidad, uso de drogas y tenencia de armas, entre otros).

2: Por otro lado están aquellos factores que se relacionan con el ambiente donde se cometen los delitos (presencia de vigilancia policial, vigilancia privada o control social informal; utilización de espacios públicos;16 iluminación y confianza en las instituciones de control).17

Este enfoque identifica tres niveles de intervención (primaria, secundaria y terciaria), basándose en la población hacia la cual se dirigen las medidas y la forma de intervención ofrecida.

La prevención primaria involucra estrategias dirigidas a la población en general, que actúan sobre contextos sociales y situacionales para evitar que ellos favorezcan a la delincuencia, y crea condiciones propicias para comportamientos legales y pacíficos.

La prevención secundaria se focaliza en la identificación de potenciales victimizadores, buscando intervenir en ellos para evitar la comisión de delitos, lo cual implica la presencia de mecanismos que permitan “corregir” o “rectificar” personas y/o situaciones problemáticas.

Finalmente, la prevención terciaria se relaciona con victimarios y, por ende, depende del accionar del sistema de justicia criminal para limitar que estas personas reiteren su conducta, por medio de medidas de disuasión (vigilancia policial), represión (encarcelamiento) o rehabilitación.

Ejemplos Internacionales


  • El programa de Convivencia en Bogotá

En el marco del programa de reducción de la violencia y la delincuencia desarrollado en esta ciudad en el periodo 1994-2002 se definieron iniciativas especialmente dirigidas a vincular a las comunidades al tema de la inseguridad. Una de ellas es la creación de las Escuelas de Seguridad Ciudadana donde se capacitó a la comunidad (con apoyo de la Policía Metropolitana) en temas de seguridad y convivencia con el objetivo de mejorar los comportamientos ciudadanos e incentivar que los líderes capacitados orienten a sus comunidades para que apoyen a las autoridades en la prevención. De igual forma, se impulsó la creación de los Frentes Locales de Seguridad que son organizaciones de carácter comunitario que integran a vecinos por cuadras para que combatan el miedo, la apatía, la indiferencia y la falta de solidaridad frente a los actos violentos.

Asimismo, en el año 1999 se impulsó la implementación de la Policía Comunitaria cuyo objetivo fue acercar al policía a la comunidad y propiciar una cultura de seguridad ciudadana en el barrio. Finalmente, en el año 2001 con el apoyo de la Cámara de Comercio de Bogotá se dio inicio al programa Zonas Seguras, que definió sectores de la ciudad donde la alta presencia ciudadana y de lugares comerciales ofrecía mayores oportunidades para la realización de actos delictuales. En estos espacios se potenció la colaboración entre policías y la comunidad organizada así como su presencia permanente en los espacios públicos.18



  • Viva Río. Una experiencia desde las Organizaciones no Gubernamentales

Esta ONG fue creada en medio de una ola de tensiones y crisis de violencia en la ciudad de Río de Janeiro. Sus actividades principales están vinculadas con la juventud, considerada el grupo más vulnerable ante la violencia y los factores de riesgo. Esta ONG trabaja en más de 350 favelas y otras comunidades de bajos ingresos para superar la violencia y la exclusión social. Algunos ejemplos de los proyectos que llevan a cabo se describen a continuación: Jardineros do Bairro que capacita a adolescentes en trabajos de jardinería, mantenimiento de espacios públicos, servicios particulares y formación en educación ambiental en los colegios del barrio. Luta pela paz es una academia de box donde entrenan jóvenes entre 12 y 25 años que reciben entrenamiento deportivo así como elementos de ciudadanía y de resolución pacífica de conflictos. Villa-Lobinhos es un programa de formación de jóvenes talentos en aspectos musicales que viven en barrios de bajo nivel socioeconómico. De igual forma, Viva Río desarrolla campañas constante en temas vinculados con la violencia como Brasil sem Armas que incorporó una serie de caminatas ciudadanas por la recolección de armas así como por la aprobación de leyes que limiten la capacidad de porte de armas en el país.19

  • Programa Comuna Segura en Chile

Este programa de prevención comunitaria del delito tiene componentes diversos entre los que se destaca la conformación de un Consejo de Seguridad Ciudadana a nivel local. En relación a la participación de la comunidad, el principal mecanismo generado para este fin es el financiamiento de proyectos de prevención propuestos, elaborados e implementados por las instituciones y organizaciones de la comunidad (juntas de vecinos, clubes de adultos mayores, clubes deportivos, entre otros).

En cada una de las comunas elegidas para participar del programa, se elabora un diagnóstico que permite identificar las necesidades y prioridades de inversión en seguridad. Especialmente se ha vinculado con iniciativas de prevención situacional (mejora, remodelación y apropiación del espacio público; así como instalación de mecanismos de vigilancia barrial), y en menos medida con prevención social como la instalación de programas de disminución de la deserción escolar, trabajo con familiares de presos, entre otros. Los proyectos se financian por un periodo de un año y se buscan mecanismos de asociación con organizaciones públicas y privadas para lograr su posterior sostenibilidad.20



  • Comités vecinales para la convivencia en Medellín

Esta ciudad, azotada por la violencia, definió una estrategia que incluye la movilización comunitaria para planificar, coordinar, manejar y realizar un seguimiento en un marco de promoción de la paz, a través de la creación de estos comités.

En estos espacios se generaron iniciativas de formación de promotores e inspectores sociales con el objeto de formar líderes que encabecen los esfuerzos de cada barrio. La estructura de los Comités consiste en un líder comunitario, un inspector (enlace entre la comunidad y los organismos no gubernamentales), un promotor social (enlace entre comunidad y municipio), un sacerdote (apoyo espiritual) y ONG de la comunidad.

Además del trabajo realizado en cada uno de los barrios, se conforma una red de Comités que facilita el intercambio de experiencias, sistematiza la información y coordina las actividades entre las comunidades. Además se crea un Centro para Mediación y Resolución de Conflictos encargado del trabajo con los grupos armados, así como las campañas de desarme y difusión con la juventud. Finalmente, se generan unidades de apoyo productivo cuyo objetivo es optimizar la asignación de recursos entre los barrios y proporcionar recursos a las comunidades comprometidas que carecen de los mismos.21

EL INSTITUTO POLICIAL .UNO DE LOS INSTITUTOS DE LA SEGURIDAD PÚBLICA.



  1. La policía conforma una de las principales agencias de criminalización secundaria y por ende cuenta con una significativa capacidad discriminatoria para administrar modalidades efectivas de criminalización sobre ciertas personas. La diferencia entre la policía y otras agencias de criminalización secundaria reside en que aquella configura la instancia primera y principal del proceso de selección criminalizante.



  1. El papel básico de la policía es brindar un servicio público de protección de los derechos a las personas frente a eventos o actos que supongan su vulneración, actuando en el marco siempre de esos derechos y la legalidad que los contiene y de la que derivan del conjunto de normas regulatorias de la actuación policial.”Principio de Legalidad”.

Dentro de la Seguridad Pública, la función policial esta básicamente orientada a prevenir, neutralizar y conjurar cualquier tipo de hechos, faltas o comportamientos – violentos o no- que obstruya, limite o cercena la paz social. Estas tareas van desde el control del tránsito vehicular, el control de espacios públicos de circulación, esparcimiento y concentración de personas, asistencia social, preventiva ante situaciones de violencia familiar, conflictos sindicales, gremiales, sociales, urgencias, accidentes, catástrofes naturales, etc.

Reconocen numerosos especialistas en la materia22, que el criterio central de eficacia de la prevención policial está dado por la ausencia de delitos y de disturbios y no por la represión de los mismos en el comienzo de su ejecución. Prevenir delitos; implica hacer efectivo un conjunto de intervenciones institucionales tendientes a construir una situación de Seguridad Pública, donde la intervención policial constituye apenas una de las formas de intervención posible, pero no la única ni la primordial.

Es posible distinguir tres modalidades típicas por medio de las cuales el Estado desarrolla intervenciones preventivas;


  1. Por vía Legislativa: Mediante la promulgación de leyes penales especiales destinadas a impedir el surgimiento de ilícitos. (criminalización primaria)

  2. Por vía Judicial: A través de la aplicación efectiva de las sanciones penales legalmente establecidas (criminalización secundaria judicial).

  3. Por vía Administrativa: Ya sea mediante un conjunto de medidas de protección y ayuda a favor de sectores sociales carenciados y de grupos sociales de riesgo, o por medio de intervenciones relacionadas con el sistema penal y policial (ej.policíamiento comunitario y de actividades preventivas desarrolladas conjuntamente entre loas agentes policiales y vecinos)

EL CONTROL SOBRE LA POLICÍA

La idea de la policía del condado es una gran idea. La idea de que la policía aparezca asociada al poder político es esencial porque debería ser un atributo del poder político. Quien gobierna una comunidad tiene que tener como instrumento el uso de la fuerza pública.23

Las agencias policiales tienen la facultad y responsabilidad de producir la primera reacción estatal contra el ilícito cometido o por cometerse.

Tres principios fundamentales regulan el accionar policial, estos son:



  1. El principio de oportunidad: Indica cuando el policía debe actuar a los efectos de evitar una amenaza o un hecho cercenatorio concreto, teniendo en cuenta siempre las personas involucradas y las circunstancias del hecho.

  2. El principio de Congruencia; Indica el necesario equilibrio que debe existir entre la situación objetiva de peligro que origina la intervención policial y el tipo de intervención a llevar a cabo, como así también los medios empleados en ella.

  3. El principio de proporcionalidad: Indica una necesaria gradualidad y correspondencia entre la situación y la intensidad adoptada.

No obstante estos principios existen otras modalidades de regulación policial y esta dada por la necesidad de ajustar el desempeño funcional de la policía dentro del marco de políticas, directivas e instrucciones de servicios expresamente formuladas por las distintas instancias gubernamentales y policiales.

La otra dimensión básica del control de la actuación policial supone la existencia de diferentes modalidades de inspección y fiscalización ex post de esa actuación. Ej. La Auditoria Externa policial, dentro de la estructura del Ministerio de Justicia y Seguridad de la Ciudad de Buenos Aires, así también cabe hacer referencia al control comunitario de los asuntos de la Seguridad Pública y policiales, participando la comunidad en la formulación e implementación de políticas para la misma coproducidas con el Estado.-



  • EL AUTOGOBIERNO POLICIAL DE LA SEGURIDAD PÚBLICA Y DEL SISTEMA POLICIAL MISMO

La policía se conformo como un cuerpo institucional signado por dos características básicas que le otorgaron un trazo ciertamente centralista. Por un lado, la unicidad funcional, esto es, la concentración en un mismo cuerpo de las funciones generales de la seguridad preventiva y de investigación criminal, todo ello bajo la conducción institucional y la dependencia orgánico exclusiva de un mando policial único conformado dentro de la esfera del poder administrativo.

Estos rasgos han caracterizado a la mayoría de las agencias policiales federales y provinciales de la Argentina, pero han sido particularmente significativos en lo dos cuerpos policiales más grandes del país, la Policía Federal Argentina y la Policía Bonaerense hasta la reforma iniciada a fines de 1997.En cuanto a su organización ambas se estructuraron jerárquica y piramidalmente bajo la conducción centralizada de una plana mayor cuyo escalón superior esta la Jefatura de la Policía, en el nivel intermedio la Subjefatura y en un nivel más abajo las superintendencias, similar a la estructura que adopto la Policía Metropolitana en la Ciudad de Buenos Aires.

El peso de esta tradición institucional y cultural en la vida policial argentina no solamente impidió concebir parámetros organizacionales y funcionales alternativos para las instituciones policiales, sino que ha determinado toda forma de resistencia a cualquier proceso de cambio.

LA EXCLUSION COMUNITARIA DE LA SEGURIDAD PÚBLICA

En el modelo tradicional, la relación existente entre la comunidad y la policía ha Estado caracterizada por la ausencia de toda modalidad de intervención o participación comunitaria en asuntos de seguridad pública. Ello configuro, una consecuencia previsible del desgobierno político sobre la Seguridad Pública, y en particular, de la autonomía policial .La manifiesta ineficacia policial en la lucha contra el delito así como el creciente conocimiento público de los recurrentes abusos y extralimitaciones institucionales cometidos por agentes policiales durante las últimas décadas, determinaron la conformación de esa percepción y dieron lugar a una profunda desconfianza comunitaria hacia dichas fuerzas.

El principal contacto entra la policía y la ciudadanía se establece por la formulación de denuncias, la creencia generalizada de que gran parte de los delitos menores contra la propiedad y las personas se producen bajo el amparo policial directo o indirecto, han puesto en tela de juicio, inclusive, a la denuncia como un medio fiable y eficaz para prevenir o conjurar el delito.

En general las agencias le adjudicaron a la ciudadanía un papel esencialmente pasivo e inerte en materia de seguridad, ante la cual la policía, en su propia visión, debe sumir un activo papel de liderazgo. Rechazando con ello la concepción democrático republicana por medio de la cual la policía constituye un instrumento del Estado para garantizar la seguridad de las personas.



EL COLAPSO DEL MODELO TRACIDIONAL DE SEGURIDAD PÚBLICA

La problemática de la seguridad ha Estado vinculada a las condiciones sociales existentes en nuestro país; un proceso profundo de desintegración social signado por el creciente deterioro de las condiciones de vida de los sectores medios y bajos, la desagregación de los grupos familiares y vecinales básicos, la ruptura de los lazos de solidaridad comunitaria tradicional y la conformación de vastos sectores sumergidos en una situación de vulnerabilidad y marginación social.

Así las cosas, se fue configurando una dinámica social proclive a la apelación a la violencia y a la delincuencia como alternativa de adaptación individual y, en ciertos casos, como instancia fundamental de sobrevivencia material y de referencia simbólica dentro del conjunto social.

A su vez dentro de este proceso de desintegración social las personas han vivido una situación de inseguridad recurrente y de incertidumbre permanente. Tal situación enmarco la aparición de dos tipos de demandas sociopolíticas predominantes: una demanda de estabilidad y una demanda de protección.

Las diferentes modalidades de criminalidad también ha Estado vinculada a la crisis del Estado y, puntualmente, a su incapacidad para prevenir, enfrentar conjurar y reprimir exitosamente al delito en sus diferentes manifestaciones. La cara más visible de esta incapacidad estuvo dada por el colapso del sistema penal, penitenciario y policial.

Este clima ha sido funcional al crecimiento y la complejizarían de la criminalidad. En este trincado contexto social y político se ha producido una complejizacion y aumento de la criminalidad, ya sea de la criminalidad común y de la criminalidad organizada y compleja, así como también de la criminalidad de cuello blanco.

En particular son los delitos violentos, y en particular los homicidios dolosos, los que generaron durante los últimos años la mayor preocupación de la ciudadanía, puesto que configura un tipo específico de criminalidad espectacular, notablemente visible, de efectos tangibles e inmediatos sobre las victimas y que es objeto del más contundente rechazo moral y social.

Todo esto trajo aparejado la imperiosa necesidad de asentar la Seguridad Pública y el funcionamiento judicial y policial sobre nuevos pilares legales e institucionales. Es necesaria una política de Seguridad Pública multidimensional, diversificada e integral, que no se asiente solamente en la reforma policial sino que suponga, al mismo tiempo, políticas sociales, yd e empleo eficaces, como así también el mejoramiento del funcionamiento del sistema judicial y penitenciario.24



1


2 ¿para qué sirve realmente la policía en relación a los distintos delitos?, ¿qué acciones y en relación a qué delitos la policía es eficaz y en cuáles no? Más policía aparece en muchos discursos actuales como una fórmula que per se reduciría el delito, pero sin caracterizar qué tipo de institución policial, qué acciones y respecto de cuáles delitos, esa política carece de posibilidades de ser exitosa. Ya hay suficientes experiencias internacionales donde el incremento de la dotación policial no ha implicado de modo alguno una disminución del delito.


3 Muy importante en este aspecto son las Sociedades Civiles, ONG, Gremios económicos del Sector Privado, La Cámara de Comercio.

4 No bastan las estadísticas, es menester estos análisis para que se puedan planificar el trabajo policial. Y así pueda ser auditable.

5 Con la finalidad de que estén en colaboración técnicos de las mas diversas áreas, criminólogos, abogados, psicólogos, sociólogos, etc.

6 Para la obtención de estadísticas criminales y de delitos.

7 Si el concejal es un buen locutor tenemos una radiografía del barrio. El vecino tiene que sentirse respaldado en este que sabe donde vive, que le puede ir a tocar el timbre se su casa reclamando.

8 Es necesario recuperar los territorios fiscales, ordenamiento territorial.

9 Trasladando a la gente por partes no en bloques pues sino se traslada el problema a la Localidad vecina, es necesario un trabajo de culturización en grupos antes de ir a la nueva vivienda; con psicólogos, trabajadores sociales. El grupo recluta.

10 Siendo que si es un aguantadero se puede detener a las personas que se encuentran en ellas por configurar delito, mas si se trata de una usurpación el trámite es más complejo. Generalmente de una usurpación se pasa a un aguantadero.

11 Los vehículos que no están habilitados fortalecen al traslado de drogas, facilitando la comercialización de la misma, entre otras cosas no menos significantes.

12 Ej. La venta de alcohol, no tiene que ver con los uniformados y la seguridad, tiene que ver con la prevención el control, las sanciones de clausuras tienen que aplicarse.

13 Droga. Funciona muy pobre la política de salud pública .El tratamiento de los mismos, la recuperación. Que es el camino inicial al delito

14 Reactivar los oficios en las escuelas, no todos quieren o sirven para ser Universitarios.

15 La cultura es unos de los tres sistemas regulatorios a nivel mundial junto a la ley y la moral. Hay que diseñar un proceso regulatorio que regule al grupo. Ej.: cruzar por la senda peatonal. Hay que reconstruir estos sistemas.

16 El abandono de los espacios públicos es una de las principales características de las ciudades modernas, esta situación conlleva (en la mayoría de casos) la utilización de dichos espacios para la realización de delitos o para la consolidación de un imaginario del temor sobre lo desconocido.

17 La confianza en las instituciones gubernamentales a cargo de la prevención y el control de la criminalidad es un elemento fundamental a ser considerado en este análisis. Diversos estudios

demuestran que en aquellos espacios donde dichas instituciones cuentan con la confianza ciudadana se establecen lazos de trabajo conjunto, cooperación e incluso menor temor.



18 Secretaría de Gobierno. Alcaldía Mayor de Bogotá, 2003.Plenario Iberoamericano realizado el 2 y 3 de diciembre en el Hotel NH, Buenos Aires-Argentina.


19 Fuente: www.vivario.org.br

20 Ministerio del Interior de Chile

21 Guía didáctica para Municipios: Prevención de la delincuencia y la violencia a nivel comunitario en las ciudades de América Latina. Banco Mundial, 2003

22 Seguridad, Democracia y Reforma del Sistema Policial en Argentina, Marcelo Sain, pág. 24, Doctor en Ciencias Sociales, Universidad Estadual de Campinas, Brasil, Docente Investigador del Departamento de Ciencias Sociales, Universidad Nacional de Quilmes.

23 León Carlos Arslanian, abogado de la Universidad de Buenos Aires; ha sido Juez de la Cámara Federal de la Capital, Ministro de Justicia de la Nación y Ministro de Justicia y Seguridad de la Provincia de Buenos Aires, en el II Foro del Bicentenario que tuvo lugar en Buenos Aires el 6 de noviembre del 2007, organizado por la Secretaría de Cultura de la Nación y por el Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD-Argentina)

24 Marcelo Sain, en su libro Seguridad, Democracia y Reforma del sistema policial en la Argentina, Corolario de la Crisis, Pág. 81.

Av. Hipólito Yrigoyen 4622, Piso 2° Of.5 - Lanús Oeste. Tel.: 15-4061-5485 info@estudiosmunicipales.org.ar

www.estudiosmunicipales.org.ar





Compartir con tus amigos:


La base de datos está protegida por derechos de autor ©psicolog.org 2019
enviar mensaje

    Página principal
Universidad nacional
Curriculum vitae
derechos humanos
ciencias sociales
salud mental
buenos aires
datos personales
Datos personales
psicoan lisis
distrito federal
Psicoan lisis
plata facultad
Proyecto educativo
psicol gicos
Corte interamericana
violencia familiar
psicol gicas
letras departamento
caracter sticas
consejo directivo
vitae datos
recursos humanos
general universitario
Programa nacional
diagn stico
educativo institucional
Datos generales
Escuela superior
trabajo social
Diagn stico
poblaciones vulnerables
datos generales
Pontificia universidad
nacional contra
Corte suprema
Universidad autonoma
salvador facultad
culum vitae
Caracter sticas
Amparo directo
Instituto superior
curriculum vitae
Reglamento interno
polit cnica
ciencias humanas
guayaquil facultad
desarrollo humano
desarrollo integral
redes sociales
personales nombre
aires facultad