Formatos repudiados, formatos exitosos



Descargar 1.63 Mb.
Página1/20
Fecha de conversión01.05.2018
Tamaño1.63 Mb.
  1   2   3   4   5   6   7   8   9   ...   20







Trabajo publicado en www.ilustrados.com

La mayor Comunidad de difusión del conocimiento







Formatos repudiados, formatos exitosos

Críticas y contradicciones de la sociedad hacia la “TV Basura”


Relación contenidos - rating

Contradicciones de la sociedad

Causas psicológicas y sociológicas



Romina V. Sánchez

Mat nº 3601-0392

  1. Introducción

Como es de público conocimiento, la TV argentina ha sufrido muchos cambios hasta la actualidad. Lo preocupante es que, la mayor parte de la sociedad, opina que el cambio no ha sido beneficioso. Desde hace ya más de 10 años, han surgido formatos televisivos, que si bien no se originaron en nuestro país, han sido adoptados por productores locales, cambiando los hábitos televisivos de los argentinos. De este modo, primero los “Talk Shows”, “Programas de Chimentos” y luego los “Reality Shows” han invadido nuestra TV con contenidos poco educativos, violentos, inapropiados y hasta obscenos. Forman parte de la “TV BASURA”, término que desde hace tiempo se utiliza para designar este tipo de programas.


Sumado a esto, las batallas por el rating entre canales de televisión, han provocado que se utilicen los más impensados artilugios para encabezar la lista de programas más vistos. No importa que para ello se muestren cuerpos desnudos y escenas de sexo, o se emplee lenguaje inapropiado en horario de protección al menor.
Si ese fuera el problema, la solución sería no ver más esos programas, o solicitar medidas más drásticas al COMFER (Comité Federal de Radiodifusión), el encargado de evaluar y sancionar a los programas según su contenido. Sin embargo, paradójicamente, son éstos programas los que más rating presentan, según los informes de IBOPE (la única entidad que en la actualidad mide el rating de los programas de TV).
Entonces, ¿qué es lo que sucede? ¿Por qué el rating de estos programas es tan alto? ¿Acaso no hay otras opciones para ver? ¿La gente los encuentra entretenidos? ¿Por qué la gente se contradice según los resultados de las encuestas? Estas son las preguntas que intentaré contestar en el presente trabajo de investigación, que busca entender la relación entre el contenido basura y el alto rating de los programas de televisión abierta.

  1. ¿Por qué lo elegí?

No soy partidaria de ninguno de estos formatos televisivos. Considero que son una pérdida de tiempo para el espectador, que no aportan nada al intelecto, y ni siquiera los encuentro entretenidos. Además, me preocupa el hecho de que los niños y preadolescentes de hoy crezcan mirando estos programas. No sólo por las escenas de sexo y el lenguaje inapropiado que emplean, sino también por el nivel de violencia que contienen. Por todo esto, veo un tanto sorprendente el hecho de que sean los programas más vistos de la TV argentina.


Aunque de eso no quedan dudas, porque hay estudios y mediciones que lo prueban, lo que sigue inquietándome es que, aunque en la sociedad hay quejas constantes contra de estos programas y la mayoría de las personas los critican y denuncian, siguen manteniéndose y superándose en las mediciones de rating.
O bien las personas se contradicen, o bien hay algo en estos programas, especie de shows mediáticos, que interesa a la gente y los incita a mirarlos.
Mucho se habla de la TV BASURA, de programas como “Bailando por un Sueño”, “Gran Hermano”, “Intrusos” y “Los profesionales”, pero no se puede negar su alta aceptación en la audiencia televisiva. Este trabajo además de poner estos programas en la mira, se centrará en la actitud de esta audiencia, que critica, pero luego adhiere a esa programación tan repudiada, permitiéndonos entender un poco más el nivel de influencia que tiene la TV sobre la sociedad.

  1. Objetivo

A continuación enunciaré una serie de preguntas que hacen al objetivo del trabajo y me ayudarán en el posterior análisis.




  • Encontrar la relación entre el contenido de los programas y las mediciones de rating. ¿Cuáles son los programas de mayor rating y que formato y estilo tienen?




  • ¿Por qué la sociedad argentina consume este tipo de programas? ¿Qué es lo que encuentran atractivo en ellos? ¿Es una moda? ¿Son un reflejo de la sociedad en que vivimos?




  • ¿Por qué si tanta gente arremete en contra de estos programas, las mediciones siguen probando que son los más vistos?




  • ¿De qué modo se realizan las mediciones? ¿Es la muestra tomada para el análisis representativa de la sociedad argentina?




  • ¿Los televidentes tienen otra opción para ver? ¿Incide el acceso a TV por cable en el consumo de éstos programas?



  1. Marco teórico



4.1. Reseña histórica de la evolución de la TV argentina
Década del ‘50
En julio de 1951, el pionero Jaime Yankelevich, junto a su hijo Samuel, viajan a los EEUU para traer los primeros equipos de TV al país. Yankelevich acuerda con el gobierno peronista que la primera transmisión televisiva sería realizada el día 17 de octubre de ese año: el 6º aniversario del Día de la Lealtad peronista. Se realiza un multitudinario acto en la Plaza de Mayo mediante el cual queda inaugurado el viejo Canal 7, conocido en ese entonces como LR 3 Radio Belgrano TV.
En ese entonces era muy poca la gente que tenía televisores en sus hogares, la mayoría se encuentra en bares y negocios. El 4 de noviembre se inicia la programación regular, y el 18 de ese mismo mes se transmite el primer partido de fútbol (River - San Lorenzo). La programación en esos primeros años estaba integrada por espectáculos folklóricos, espacios musicales, transmisiones desde el circo, programas de moda, “La cocina de Doña Petrona”, etc. Y en 1952 se surgen los primeros teleteatros. En 1954 comienza el primer tele noticioso argentino, que se emitía a la noche y presentaba un resumen de los hechos acontecidos durante la jornada.
Se hacen presentes también las publicidades y los auspicios que podían darse de dos maneras: por medio de una placa tipográfica que se enfocaba en cámara durante algunos segundos, o por medio de un aviso de pocos segundos, de mayor producción, realizado en vivo y con la participación de locutores famosos como Guillermo Brizuela Méndez.

En 1955, luego de la “Revolución Libertadora” que destituye al gobierno peronista, se producen cambios en el manejo del Canal del Estado (el único canal hasta el momento), y comienza la discusión sobre qué modelo de televisión adoptar: Europeo (con participación del Estado y sostenimiento vía impuesto anual) o Americano (más competitivo y sostenido mediante publicidad).


En 1958, otro de los pioneros de la TV, el cubano Goar Mestre, crea Proartel, empresa de producción de programas para abastecer a Canal 7 y a los futuros canales, ya que se empieza a surgir la posibilidad de la aparición de nuevas emisoras. Al mismo tiempo surgen los primeros canales privados en el interior de nuestro país (Córdoba, Mendoza, Mar del Plata).


Década de los ‘60

Se inauguran nuevos canales, todos de capitales privados, y con ellos comienza la competencia en la TV abierta, que trae aparejada las primeras mediciones de rating.


- El 9 de junio de 1960, Canal 9

- El 1 de octubre de 1960, Canal 13

- El 21 de julio de 1961, Canal 11

Por otra parte, en este período aparece el videotape, que permite la grabación de los programas y que el programa ya no sea totalmente en vivo.


Las figuras de la TV alcanzan mayor popularidad y se empiezan a conocer sus vidas privadas. Los diarios ya tienen una sección especializada en la tele.

En materia de programación en la década del 60 se destacan: Las Obras Maestras del Terror, de Narciso Ibáñez Menta, los programas de humor de Pepe Biondi, los ciclos musicales juveniles como “El Club del Clan”, las telenovelas de Alberto Migré, los “Sábados Circulares” de Nicolás Mancera, que dan inicio a los programas ómnibus (de 5 o 6 horas de duración) y las series americanas como “Bonanza”, el “Súper Agente 86”, “Lassie”, etc. Es también la década de inicio de algunos clásicos de la historia de la televisión: en 1966 nace “Telenoche” y en 1968, los almuerzos de Mirtha Legrand.


Según señala la Revista Primera Plana el 21 de diciembre de 1965 los programas con mayor audiencia fueron: "Viendo a Biondi", "La Nena” - con Marilina Ross, "Felipe", "El flequillo de Balá", telenovelas como "El amor tiene cara de mujer" de Nené Cascallar, "La Familia Falcón", series y comedias norteamericanas como "El show de Dick Van Dyke", "Disneylandia", "El Fugitivo", "Yo quiero a Lucy”, "Ruta 66". En esos años también tuvieron gran éxito "Cándido Peréz", "La revista Dislocada", "Casino Philips", "Buenas Tardes Mucho Gusto", "Tato Siempre en Domingo", y los programas juveniles "Las Aventuras del Capitán Piluso (y su amigo Coquito)" y "Titanes en el Ring".

En 1969 se instala la primera estación para transmisiones vía satélite en Balcarce (Bs. As.). Es así como asistimos por TV al momento de la llegada del hombre a la Luna.

A fines de los 60 se produce un nuevo golpe militar en Argentina que afecta el manejo de los medios y da inicio a una etapa de censura a algunos programas y publicidades.

Década del ‘70
Cada vez son más las personas que tiene la posibilidad de adquirir un televisor. Por este motivo, la programación comienza a orientarse hacia las clases de menos recursos. Surgen ciclos como “Los Campanelli”, que muestran la vida y las costumbres de una familia humilde argentina.

Se crea el Comité Federal de Radiodifusión (COMFER), que establece pautas para la programación y también limita el tiempo de tanda publicitaria que ese emite por hora.


Para esa época se declaran vencidas las licencias para el manejo privado de los canales 9, 11 y 13, y se decide abruptamente no renovarlas. A pesar de que los viejos dueños de los canales inician procesos judiciales, se da por finalizada esa etapa de TV privada. El Estado se hace cargo de los canales y coloca al frente de ellos a interventores. Surgen las “listas negras” de actores y periodistas, quienes no pueden trabajar en el medio. En 1976 se acentúa esta situación, cuando se produce el Golpe Militar. Los autores escriben bajo un seudónimo y aparece la figura del “asesor literario”, encargado de chequear los libros de los programas que se iban a emitir para controlar su contenido.


Para 1978 se crea la expectativa de ver el mundial en colores. Sin embargo, si bien logra transmitirse a color para el exterior, son pocos los que lo puede ver en nuestro país ya que los aparatos locales no estaban preparados. Finalmente, mediante la ley 21.895 se adopta para el sistema PAL (alemán) norma N, para la televisión color. Hitachi comienza a fabricar los primeros televisores color en el país.


Los Años 80
El 1 de mayo de 1980 el viejo Canal 7 se transforma en ATC e inicia finalmente las trasmisiones a color. Luego se irán acoplando las demás emisoras, siendo canal 11 el último en adoptarlo.
El comienzo de esta década marca también los inicios de la TV por cable, cuando se crea la Asociación Argentina de Circuitos Cerrados Comunitarios de Televisión. Aparecen en escena Cablevisión y VCC. Se inician en el norte del Gran Buenos Aires y se van expandiendo hacia la Capital e inician un tendido de cables aéreo y subterráneo. La TV por cable permite ver las transmisiones sin interferencias, y los programas sin tantos cortes publicitarios.
En cuanto a la televisión abierta, sigue estando en manos del Estado. Es una época de bajo encendido. En la programación podemos destacar algunas coproducciones con otros países, programas unitarios de contenido crítico al régimen vigente como “Nosotros y los Miedos”, y también los programas para recaudar fondos para la Guerra de Malvinas.
En 1983 vuelve la democracia el país, y el nuevo gobierno trae aparejado nuevas autoridades y pautas para el manejo de los canales televisivos. En 1985, Alejandro Romay recupera el manejo de Canal 9 y pone de moda los programas de entretenimientos como “Seis para Triunfar” y “Hola Susana”. También produce muchas telenovelas. Para 1987, otro canal vuelve a manos privadas. Héctor Ricardo García se hace cargo de Canal 2 que pasa a llamarse Teledós.
La TV por cable, por su parte, ha logrado desarrollarse y se autoriza la recepción de señales satelitales del exterior que se incorporan a la programación de las emisoras de cable. La primera es ESPN, luego CNN.
Al haber más variedad de canales y gracias a la aparición del control remoto, se difunde un nuevo fenómeno: el “zapping”, que nos permite “pasear” rápidamente por toda la programación que se nos ofrece.



Compartir con tus amigos:
  1   2   3   4   5   6   7   8   9   ...   20


La base de datos está protegida por derechos de autor ©psicolog.org 2019
enviar mensaje

    Página principal
Universidad nacional
Curriculum vitae
derechos humanos
ciencias sociales
salud mental
buenos aires
datos personales
Datos personales
psicoan lisis
distrito federal
Psicoan lisis
plata facultad
Proyecto educativo
psicol gicos
Corte interamericana
violencia familiar
psicol gicas
letras departamento
caracter sticas
consejo directivo
vitae datos
recursos humanos
general universitario
Programa nacional
diagn stico
educativo institucional
Datos generales
Escuela superior
trabajo social
Diagn stico
poblaciones vulnerables
datos generales
Pontificia universidad
nacional contra
Corte suprema
Universidad autonoma
salvador facultad
culum vitae
Caracter sticas
Amparo directo
Instituto superior
curriculum vitae
Reglamento interno
polit cnica
ciencias humanas
guayaquil facultad
desarrollo humano
desarrollo integral
redes sociales
personales nombre
aires facultad