Formato de extensos X encuentro



Descargar 1.58 Mb.
Fecha de conversión01.05.2018
Tamaño1.58 Mb.
Vistas112
Descargas0





REPRESENTACIÓN SOCIAL DE LA POBREZA: SUJETOS DE LA DELEGACIÓN BENITO JUÁREZ E IZTAPALAPA DEL DISTRITO FEDERAL
Sonia Edith Martínez Villanuevaa, Suri Aslan Díaz Vilchisb, Betty Guadalupe Sanders Brocadoc
a Universidad Autónoma Metropolitana-Psicología Social, martinez_1234@hotmail.com

b Universidad Autónoma Metropolitana-Psicología Social, suriprkplc@hotmail.com

c Universidad Autónoma Metropolitana-Psicología Social, bsanders@uam.mx

ResumEn

La investigación fue realizada en el Distrito Federal en dos delegaciones que según el Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (CONEVAL), cuenta con menor número de personas pobres (Benito Juárez) y aquella que concentra una mayor cantidad de ellos (Iztapalapa) con el objeto de conocer la representación social que tienen de la pobreza.

Se utilizó la teoría de la Representación Social ya que permite entender la dinámica de las interacciones sociales y aclarar los determinantes de las prácticas sociales, pues la representación, el discurso y la práctica se generan mutuamente (Abric, 1994:57).

Los datos se obtuvieron a través de la aplicación de redes semánticas en dos delegaciones y algunos de los resultados indican que la Representación Social de la pobreza comparte algunos elementos, sin embargo se estructuran de forma distinta.


1. TEORÍA

La pobreza ha sido uno de los temas centrales de diversas disciplinas como historia, economía, filosofía, psicología, etc. incentiva a realizar investigaciones debido a su constante crecimiento, con el fin de poder comprender todos los factores que se mueven alrededor de ella para poder entenderla, definirla y combatirla.

La pobreza es una realidad compleja que impera en la mayoría de los países del mundo. Es un problema que en México ha crecido; según el Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (CONEVAL, 2010) el número de personas en condición de pobreza, medida por ingresos, subió de 45.5millones en 2006 a 52.7millones en 2010. Esta última cantidad representa el 51.3% de la población, lo que apunta a señalar que México es un país con predominio de personas pobres.

De acuerdo con la metodología para la medición de la pobreza elaborada por el Comité Técnico para la Medición de la Pobreza, el ingreso empleado para esta es el Ingreso Neto Corriente Total Per Cápita (INTPC) y la pobreza se define en tres niveles:


La pobreza alimentaria: Incapacidad para obtener una canasta básica alimentaria, aun si se hiciera uso de todo el ingreso disponible en el hogar para comprar sólo los bienes de dicha canasta.

La pobreza de capacidades: Insuficiencia del ingreso disponible para adquirir el valor de la canasta alimentaria y efectuar los gastos necesarios en salud y en educación, aun dedicando el ingreso total de los hogares nada más para estos fines.

La pobreza de patrimonio: Insuficiencia del ingreso disponible para adquirir la canasta alimentaria, así como para realizar los gastos necesarios en salud, educación, vestido, vivienda y transporte, aunque la totalidad del ingreso del hogar sea utilizado exclusivamente para la adquisición de estos bienes y servicios.

Los resultados de la medición de pobreza 2010 para cada municipio del país publicado el 2 de diciembre de 2011 el CONEVAL informó que:

Los municipios que en 2010 presentaron el menor porcentaje de población en pobreza fueron los siguientes: Benito Juárez, Distrito Federal (8.7); San Nicolás de los Garza, Nuevo León (12.8); Guadalupe, Nuevo León (13.2); Miguel Hidalgo, Distrito Federal (14.3); San Pedro Garza García, Nuevo León (15.2); San Sebastián Tutla, Oaxaca (16.7); San Pablo Etla, Oaxaca (17.3); Apodaca, Nuevo León (18.0); Corregidora, Querétaro (18.7), y San Juan de Sabinas, Coahuila (19.0).

Los municipios con el mayor número de personas en pobreza en 2010 fueron los siguientes: Puebla, Puebla (732,154); Iztapalapa, Distrito Federal (727,128); Ecatepec de Morelos, México (723,559); León, Guanajuato (600,145); Tijuana, Baja California (525,769); Juárez, Chihuahua (494,726); Nezahualcóyotl, México (462,405); Toluca, México (407,691); Acapulco de Juárez, Guerrero (405,499), y Gustavo A. Madero, Distrito Federal (356,328).

La pobreza no es únicamente un concepto que dependa de ingresos, recursos, o necesidades; tampoco se puede ver pensar en ella como una condición social o como una sub clase. Las diferentes maneras de interpretarla dependerán de las circunstancias que ocurran alrededor de ella y de la manera de representarla de aquel que la vive y aquel que la ve desde afuera. Una forma de entender este proceso es a partir de la Teoría de la Representación Social (RS).
Para Moscovici (1961) La representación social es una modalidad particular del conocimiento, cuya función es la elaboración de los comportamientos y la comunicación entre los individuos. Es un corpus organizado de conocimientos y una de las actividades psíquicas gracias a las cuales los hombres hacen inteligible la realidad física y social, se integran en un grupo o en una relación cotidiana de intercambios, liberan los poderes de su imaginación... son sistemas de valores, nociones y prácticas que proporciona a los individuos los medios para orientarse en el contexto social y material, para dominarlo. Es una organización de imágenes y de lenguaje. Toda representación social está compuesta de figuras y expresiones socializadas. Es una organización de imágenes y de lenguaje porque recorta y simboliza actos y situaciones que son o se convierten en comunes. Implica un reentramado de las estructuras, un remodelado de los elementos, una verdadera reconstrucción de lo dado en el contexto de los valores, las nociones y las reglas, que en lo sucesivo, se solidariza. Una representación social, habla, muestra, comunica, produce determinados comportamientos. Un conjunto de proposiciones, de reacciones y de evaluaciones referentes a puntos particulares, emitidos en una u otra parte, durante una encuesta o una conversación, por el “coro” colectivo, del cual cada uno quiéralo o no forma parte. Estas proposiciones, reacciones o evaluaciones están organizadas de maneras sumamente diversas según las clases, las culturas o los grupos y constituyen tantos universos de opiniones como clases, culturas o grupos existen. Cada universo tiene tres dimensiones: la actitud, la información y el campo de la representación...” (Moscovici, en Perera, 2005:43).

Teniendo en cuenta las ideas de Moscovici, la representación social concierne a un conocimiento de sentido común, que debe ser flexible, y ocupa una posición intermedia entre el concepto que se obtiene del sentido de lo real y la imagen que la persona reelabora para sí. Es considerada además proceso y producto de construcción de la realidad de grupos e individuos en un contexto histórico social determinado.

Las representaciones se estructuran alrededor de tres componentes fundamentales: la actitud hacia el objeto, la información sobre ese objeto y un campo de representación donde se organizan jerárquicamente una serie de contenidos.

Para llegar a conformarse la representación es imprescindible que ocurran dos procesos: la objetivación y el anclaje, fases que se encuentran muy ligadas por el hecho que una presupone a la otra. Solo la representación objetivada, naturalizada y anclada es la que permite explicar y orientar nuestros comportamientos. Es por ello que diversos autores han demostrado su alcance.

El objetivo de la investigación fue: Describir y compararla Representación Social de la pobreza en un grupo de sujetos de la delegación Benito Juárez y en un grupo de sujetos de la delegación Iztapalapa del Distrito Federal.
Tipo de estudio

Por el nivel de profundidad se realizó un estudio de tipo exploratorio, debido a que es el primer acercamiento que se tiene al problema planteado.

Por el lugar de aplicación es un estudio de campo, ya que el instrumento de medición se administró en las delegaciones de procedencia de los sujetos.

Por su relación con el número de aplicaciones, es un estudio transversal pues se realizó en una sola ocasión sin dar seguimiento a los encuestados.


Se tomaron en cuenta:

  • Sexo

  • Edad

  • Ocupación

  • Estado civil

  • Nivel educativo

  • Ingreso económico


Grupos estudiados

El instrumento de medición se aplicó a 60 sujetos de la delegación Benito Juárez y 60 de la delegación Iztapalapa. Se utilizó muestreo no probabilístico propositivo por el conocimiento previo de los grupos.


Instrumento de medición

Se utilizó la técnica de las redes semánticas naturales, ya que tiene como propósito el aproximarse al estudio del significado de manera natural, es decir, directamente con los individuos evitando la utilización de taxonomías artificiales creadas por los investigadores (Valdez, 1998:65).



Autores como Figueroa, González y Solís (1981), así como Valdez Medina (1998), coinciden en que esta técnica permite explorar la percepción, a idea o el imaginario de los sujetos respecto a algo a través de procedimientos no simulados.
2. resultados

Gráfica 1. Sexo


Con relación al sexo, se aplicaron 60 redes semánticas a hombres y 60 a mujeres, donde la distribución fue distinta en cada delegación como puede observarse en la siguiente.



Representación Social de la pobreza: sujetos de la delegación Benito Juárez e Iztapalapa del Distrito Federal

Edad




Benito Juárez

Iztapalapa

Mínima

19 años

21 años

Moda

22 años

25 años

Máxima

62 años

79 años



Ocupación




Benito Juárez




Iztapalapa

Profesionista

26

Estudiante

21

Empleado

21

Trabaja por su cuenta (Oficio)

20

Estudiante

11

Hogar

8

Pensionado

1

Empleado

8

Desempleado

1

Profesionista

2







Desempleado

1

Estado civil

Al ser grupos en su mayoría joven, estos no se encuentran comprometidos con ninguna relación, lo que representa que para ambas delegaciones el 68.3% (41) hayan respondido que su estado civil al momento de la aplicación era soltero, siendo el promedio de edad los 26 años para la delegación Benito Juárez y de 30 años para la delegación Iztapalapa.


Ingreso mensual y escolaridad

En relación a la escolaridad, se puede observar que en ambas delegaciones existe una relación en cuanto al nivel escolar y el ingreso mensual, siendo que este último aumenta en medida en que incrementa el primero; cabe mencionar



En relación a la escolaridad, se puede observar que en ambas delegaciones existe una relación en cuanto al nivel escolar y el ingreso mensual, siendo que este último aumenta en medida en que incrementa el primero; cabe mencionar que no en todos los casos el ingreso refleja el nivel de escolaridad.

Tabla de contingencia 1. Escolaridad*Ingreso Mensual - Benito Juárez


Escolaridad

Ingreso Mensual

De 4001 a 5000

De 5001 a 10000

De 10001 a 15000

De 15001 a 20000

De 20001 a 30000

De 30001 a 50000




Básica

1

0

0

0

0

0

Media

2

2

1

0

1

0

Superior

1

8

6

14

10

9

Posgrado

0

0

1

0

2

2

Total

4

10

8

14

13

11

Representación Social de la pobreza: sujetos de la delegación Benito Juárez e Iztapalapa
Tabla de contingencia 2. Escolaridad*Ingreso Mensual – Iztapalapa

Escolaridad

Ingreso Mensual

Menor a 2000

De 2001 a 4000

De 4001 a 5000

De 5001 a 10000

De 10001 a 15000

de 15001 a 20000

Omitió




Sin estudios

1

0

0

0

0

0

0

Básica

12

5

2

1

3

1

0

Media

1

10

1

12

4

2

3

Superior

0

0

1

0

1

0

0

Total

14

15

4

13

8

3

3

Representación Social de la pobreza: sujetos de la delegación Benito Juárez e Iztapalapa
A continuación se muestra el conjunto SAM2 el cual es un indicador de las 15 palabras definidoras que conforman el probable núcleo central de la red.

Tabla1. Conjuntos SAM


Benito Juárez







Iztapalapa

Conjunto SAM

Valor M

Valor FMG







Conjunto SAM

Valor M

Valor FMG

Hambre

211

100







Marginación

120

100

Tristeza

73

35







Tristeza

106

88

Desigualdad

66

31







Hambre

104

87

Dinero

60

28







Carencia

96

80

Marginación

59

28







Desempleo

49

41

Desempleo

57

27







Humilde

46

38

Trabajo

50

24







Desnutrición

44

37

Falta de oportunidades

47

22







Sin dinero

43

36

Carencia

46

22







Delincuencia

40

33

Necesidad

41

19







No tener dinero

39

33

Comida

38

18







Educación

38

32

Educación

33

16







No tener

36

30

Niños

32

15







Discriminación

36

30

Salud

31

15







Carencias

36

30

Sucio

31

15







Enfermedad

34

28

POBREZA

J=158







POBREZA

J=155
Representación Social de la pobreza: sujetos de la delegación Benito Juárez e Iztapalapa del Distrito Federal
A continuación se presenta una gráfica de dispersión que representa el probable núcleo central de la representación, resultado de la aplicación de las 120 redes semánticas con la palabra estimulo “Pobreza” en ambas delegaciones. Cabe mencionar que el probable núcleo central está constituido de elementos cognitivos (opiniones, creencias, informaciones…) que forman el objeto de consenso en el grupo portador de la representación (Moliner en Rodríguez, 2007:137).

Gráfica 2 Núcleo Pobreza

La gráfica permite dar cuenta del posicionamiento de las categorías dentro de la percepción de los sujetos de ambas delegaciones, siendo estas las que contaron con una frecuencia y jerarquización. La cual permitió realizar un análisis sobre las diferencias que existen en el proceso de formación de la Representación Social para cada una de las delegaciones.


Representación Social de la pobreza: sujetos de la delegación Benito Juárez e Iztapalapa del Distrito Federal
Tabla 2. Comparativa de la formación de la Representación Social de la delegación Benito Juárez e Iztapalapa

Benito Juárez

Iztapalapa

Existe una centralización del concepto a partir de la relación que tiene con la categoría Hambre, la cual cuenta con un peso jerárquico alto, resultado de la relevancia que para este grupo ocupa.

Se encuentra una conceptualización del objeto de representación más amplia relacionándola con más elementos, Hambre, Carencia, Marginación, Desempleo y Sin dinero.

La categoría Hambre se ve representada de una forma externa, viéndola desde aquel que la padece y la vive, mostrando un distanciamiento con el concepto.


La categoría Hambre se conceptualiza de manera individual; el tener hambre se debe a la imposibilidad de acceder a la canasta básica por falta de dinero.

Carencia se definirá a partir de la falta de recursos, dinero o a la poca fluidez económica, situación que pudiera estar ligada a la falta de empleo.

Partiendo de los elementos que conforman la Representación Social, la actitud del grupo es desfavorable, encontrando una disposición negativa y de rechazo al hablar del tema.

Existe un estímulo a partir del contexto en el que se ve inmerso el individuo, desde la posición ocupada en la sociedad, el lugar en el que se vive, hasta la imagen e idealización que se tenga de sí mismo, son estos los factores que modifican directamente el elemento afectivo de la Representación.



Dentro de los elementos de la Representación Social e iniciando por la actitud, ésta se muestra favorable a partir de que encuentra una identificación con el objeto de representación, situación que permite una visión más amplia del tema a partir del contexto social en el que este grupo se desarrolla. Es importante resaltar que no se puede aseverar que los miembros de este grupo vivan en situación de pobreza.

La información, para este grupo no denota una cercanía con el objeto de la representación, puesto que se encuentran en una posición social alejada del mismo fenómeno, a partir de aquel que la ve pero que no la vive, resultando que la información que se recibe, desde los medios de comunicación hasta las experiencias del día a día.

La información para estos sujetos, denota una cercanía considerable con el objeto de la representación, mostrando un conocimiento amplio de las prácticas sociales, además de un sentido de pertenencia en cierta medida identificándose incluso con el concepto (Así vivo todos los días, No tener seguro, No tener para comer).

Su campo de representación, se encuentra englobado en la palabra Hambre y todo lo relacionado a ella, desde una percepción de desnutrición y falta de alimento.

El campo de representación se muestra completamente inferido por la actitud y la información que se tiene sobre el objeto de representación, por lo que los elementos que lo conforman se organizan a partir de las expectativas y de las experiencias, de tal manera que el núcleo figurativo estará conformado por elementos que describen a la pobreza (Hambre, Carencia, Marginación, Sin Dinero, Desempleo).

El sistema central de la Representación Social se conformó por el término Hambre, siendo él que determina y organiza al sistema periférico.


El núcleo figurativo está constituido por varios conceptos que destacan al objeto representacional desde diversas posturas, siendo una carencia de recursos, un rechazo por parte de la sociedad, una pobreza de titularidades.

Partiendo de las funciones de la Representación Social, se denota que para el grupo la función de conocimiento está dada desde el plano simbólico.

En cuanto a las funciones que la Representación Social tiene para el grupo se resalta primeramente la de conocimiento, generada por la vivencia.

El grupo de sujetos de la delegación Benito Juárez al formar su Representación Social a partir de la categoría Hambre modifica los elementos periféricos del mismo ajustándolos de acuerdo a los parámetros establecidos por los grupos, siendo así que categorías como Calle, Niños mugrosos, se muestran como consecuencias de la Pobreza.

El grupo de sujetos de la delegación Iztapalapa forma su Representación Social desde un sistema central basado en elementos descriptivos de lo que es padecer pobreza, relacionándola con Tener hambre, Carencia, Necesidad por la falta de dinero, Desempleo.


Modifica y organiza los elementos en su campo de representación de tal manera en la que se deslindan del fenómeno, dándole toda la responsabilidad al gobierno, así como a los sujetos que la viven día con día, pensando así al problema como ajeno a ellos.

Modifican así su sistema periférico de tal forma que valores patrimoniales tengan el mismo peso que la salud y la educación, pero sin ser tomados en cuenta como condiciones que puedan aminorar una condición de pobreza.

Representación Social de la pobreza: sujetos de la delegación Benito Juárez e Iztapalapa del Distrito Federal
3. CONCLUSIONES

La realización de la investigación permitió comprender y explicar la realidad de aquellos sujetos que se encuentran habitando en la delegación Benito Juárez e Iztapalapa con relación a la pobreza, encontrándose:



  • El conocimiento sobre la pobreza tiene un carácter generativo y constructivo, es decir, es producto de la comunicación e interacción entre los sujetos, grupos e instituciones. Dicho proceso se vivirá de forma distinta dependiendo del contexto en que se encuentre inmerso el sujeto, ejemplo de ello es las disparidad en la concepción de la pobreza en los grupos estudiados.

  • El lenguaje y la comunicación son mecanismos que se transmiten y que crean la realidad, tiene además gran importancia puesto que son el marco en que esta adquiere su sentido. Tal vez por ello la pobreza se ve como un hecho vivencial para los sujetos de Iztapalapa y como un fenómeno de exclusión para aquellos que habitan en Benito Juárez.

  • La información proviene de la experiencia y se ordena en la mente en forma de representaciones, mapas o bien redes cognitivas que se encuentran en constante construcción y reconstrucción permitiéndole a los sujetos interactuar con su mundo (Valdez, 2007: 24).

Mientras para el grupo de Iztapalapa la pobreza es vívida (Así vivo todos los días), en Benito Juárez consideran que dicho fenómeno es producto de la forma en que se conducen los sujetos (Son conformistas, Por flojos).

  • El grupo de la delegación Benito Juárez tiene una actitud de rechazo al objeto de representación, tal vez porque dicha condición no les es muy lejana, de alguna manera al pertenecer a una clase media, no se encuentran inmunes a encontrarse en un estado de pobreza, aun así muestran un distanciamiento marcado por la identificación con el grupo, la cual les asigna una identidad social que se debe de mantener. A su vez la actitud por parte de los sujetos de Iztapalapa denota cierta cercanía con el fenómeno, pero a su vez no se reconocen dentro de los parámetros establecidos por la sociedad, puesto a que no todos entran dentro de la categoría pobre.

  • El proceso de objetivación en el que cada grupo naturaliza esta condición y la adapta al estrato en el que se encuentran se diferencia por la experiencia de vida y la información así como la manera en la que se obtiene.

La objetivación del objeto de representación es distinta debido a que el concepto se naturaliza en cuanto al campo de representación de cada uno de los grupos, siendo descontextualizado por completo para utilizarlo según la conveniencia de los mismos, por lo que en el anclaje permitirá la obtención de nuevos conocimientos que se irán integrando a las categorías formadas. La realización de la investigación permitió comprender y explicar la realidad de aquellos sujetos que se encuentran habitando en la delegación Benito Juárez e Iztapalapa con relación a la pobreza, encontrándose:


  • El conocimiento sobre la pobreza tiene un carácter generativo y constructivo, es decir, es producto de la comunicación e interacción entre los sujetos, grupos e instituciones. Dicho proceso se vivirá de forma distinta dependiendo del contexto en que se encuentre inmerso el sujeto, ejemplo de ello es las disparidad en la concepción de la pobreza en los grupos estudiados.

  • El lenguaje y la comunicación son mecanismos que se transmiten y que crean la realidad, tiene además gran importancia puesto que son el marco en que esta adquiere su sentido. Tal vez por ello la pobreza se ve como un hecho vivencial para los sujetos de Iztapalapa y como un fenómeno de exclusión para aquellos que habitan en Benito Juárez.

  • La información proviene de la experiencia y se ordena en la mente en forma de representaciones, mapas o bien redes cognitivas que se encuentran en constante construcción y reconstrucción permitiéndole a los sujetos interactuar con su mundo (Valdez, 2007: 24).

Mientras para el grupo de Iztapalapa la pobreza es vívida (Así vivo todos los días), en Benito Juárez consideran que dicho fenómeno es producto de la forma en que se conducen los sujetos (Son conformistas, Por flojos).

  • El grupo de la delegación Benito Juárez tiene una actitud de rechazo al objeto de representación, tal vez porque dicha condición no les es muy lejana, de alguna manera al pertenecer a una clase media, no se encuentran inmunes a encontrarse en un estado de pobreza, aun así muestran un distanciamiento marcado por la identificación con el grupo, la cual les asigna una identidad social que se debe de mantener. A su vez la actitud por parte de los sujetos de Iztapalapa denota cierta cercanía con el fenómeno, pero a su vez no se reconocen dentro de los parámetros establecidos por la sociedad, puesto a que no todos entran dentro de la categoría pobre.

  • El proceso de objetivación en el que cada grupo naturaliza esta condición y la adapta al estrato en el que se encuentran se diferencia por la experiencia de vida y la información así como la manera en la que se obtiene.

La objetivación del objeto de representación es distinta debido a que el concepto se naturaliza en cuanto al campo de representación de cada uno de los grupos, siendo descontextualizado por completo para utilizarlo según la conveniencia de los mismos, por lo que en el anclaje permitirá la obtención de nuevos conocimientos que se irán integrando a las categorías formadas.

BIBLIOGRAFÍA

  1. Abric, J. (2001) Prácticas sociales, representaciones sociales. Ediciones Coyoacán. México.

  2. Boltvink y Damián. Coord. (2004). La pobreza en México y el mundo. Siglo XXI. México.

  3. Ibáñez, T (1988). Ideologías de la vida cotidiana. Psicología de las representaciones sociales. Sendai. Barcelona

  4. Moscovici, S. (1979). El Psicoanálisis, su Imagen y su Público. Huemul. Buenos Aires.

  5. Moscovici, S. (1984). La era de las multitudes: un tratado histórico de psicología de las masas. FCE. México.

  6. Perera, M. (2001) Representaciones sociales de la vida cotidiana en Cuba. Revista Cubana a de Psicología. Vol. 18. N°1. Cuba.

  7. Paéz, D. y Cols. (1987). Pensamiento, individuo y sociedad. Cognición y representación social. Fundamentos. España.

  8. Perera, M. (1999). A propósito de las representaciones sociales: apuntes teóricos, trayectoria y actualidad. Informe de investigación. CIPS. Cuba

  9. Rodríguez, y García (Coord.) (2007). Las representaciones sociales. Teoría e investigación. Universidad de Guadalajara. México.

  10. Rodríguez, T, (2001). Representaciones sociales. Teoría e investigación. Universidad de Guadalajara. México.

  11. Rodríguez, T. (2003). El debate de las representaciones sociales en la psicología social. Colegio de Michoacán. México.

  12. Silva, M. (2006). Apuntes para la elaboración de un proyecto social. ENTS-UNAM. México

  13. Székely, M. Coord. (2005). Desmitificación y nuevos mitos sobre la pobreza. Miguel Ángel Porrúa. México.

  14. Valdez, J. (2007). Las redes semánticas naturales, usos y aplicaciones en psicología social. Universidad Autónoma del Estado de México. México.






Compartir con tus amigos:


La base de datos está protegida por derechos de autor ©psicolog.org 2019
enviar mensaje

enter | registro
    Página principal


subir archivos