Fisioterapia de algunos problemas en reumatologíA, ortopedia y traumatologíA



Descargar 350.5 Kb.
Página1/6
Fecha de conversión11.07.2018
Tamaño350.5 Kb.
  1   2   3   4   5   6

FISIOTERAPIA DE ALGUNOS PROBLEMAS EN REUMATOLOGÍA, ORTOPEDIA Y TRAUMATOLOGÍA.

GENERALIDADES

MECANISMOS POR EL CUAL LA IRRITACION CONDUCE A LA INCAPACIDAD

VALORES DE LA AMPLITUD ARTICULAR NORMAL


ARTICULACION

MOVIMIENTO

ANGULO DE

MOVIMIENTO

(EN GRADOS)

HOMBRO

FLEXION

180




EXTENSION

40 – 45




ABDUCCION

180




ROT. INTERNA

90




ROT. EXTERNA

90

CODO

FLEXION

135 – 140




EXTENSION

180




SUPINACION

0 – 90




PRONACION

0 – 90

MUÑECA

FLEXION PALMAR

0 – 90




EXTENSION DORSAL

0 – 90

METACARPOFALANGICA

FLEXION

0 – 90




HIPEREXTENSION

0 – 30

INTERFALANGICA DEL

PULGAR

FLEXION

0 – 90




EXTENSION

0 – 15

CADERA

FLEXION

125 – 130




EXTENSION

10 – 15




ABDUCCION

40 – 45




ADUCCION

30 – 35

RODILLA

FLEXION

130 – 135




EXTENSION

180

TOBILLO

FLEXION

PLANTAR

0 – 50





DORSIFLEXION


0 - 30




PRONO SUPINACION

0 – 35


  • Inmovilidad o uso insuficiente


CAUSAS FUNDAMENTALES QUE LIMITAN LA AMPLITUD DEL MOVIMIENTO DE LAS ARTICULACIONES



  • Aumento de la tensión de partes blandas (quemaduras, fibrosis, Queloides, retracciones)

  • Disminución de la tensión de partes blandas (flacidez)

  • Dolor asociado al aparato ligamentosa

  • Topes óseos ( fracturas con perdida de relación anatómica, callo óseo redundante)

POSICIONES FUNCIONALES DE LAS ARTICULACIONES


HOMBRO

35 GRADOS de abducción y anteposición

CODO

90 GRADOS con antebrazo en supinación

MUÑECA

165 GRADOS de extensión

DEDOS

Semiflexión con oponencia del pulgar

CADERA

10 – 15 GRADOS de abducción en extension y las puntas de los dedos hacia arriba

RODILLA

5 GRADOS de flexión

TOBILLO

90 GRADOS



Artritis Reumatoide.
Concepto.
Síntomas y signos discapacitantes.
Tratamiento rehabilitador en la comunidad en la fase aguda y crónica, objetivos, cuidados posturales, uso de férulas, ejercicios, agentes físicos en el departamento de fisioterapia y el hogar.
Prevención de complicaciones, aparatos de ortesis.

ARTRITIS REUMATOIDEA.

Concepto: enfermedad inflamatoria crónica caracterizada por toma poliarticular de mas de 4 articulaciones y manifestaciones generales.


Síntomas y signos discapacitantes.
Síndrome articular,

  • Inflamación con dolor, calor

  • Suele se bilateral

  • Toma las interfalángicas proximales, metacarpofalángicas y radiocarpianas, fundamentalmente índice y anular

  • Dura mas de 6 semanas y el tiempo entre dos tomas articulares no excede los 3 meses .

  • Mas del 50 % de los pacientes presenta rigidez matinal, que se prolonga mas de ½ hora.

Nódulo reumatoideo,se ve en el 25 % de los casos y se localiza en superficie de extensión y zonas de presión como antebrazo y codos

Evolutivamente puede haber:


  • Deformidades de las manos

  • Sinovitis de rodilla y tobillos

  • Contractura en flexión de codos y rodillas con anquilosis

  • Hallux valgus con dedo en martillo

  • Toma de la articulación temporo mandibular y de la columna cervical con limitación de los movimientos.

  • Formas severas se caracteriza por osteoporosis, subluxaciones y erosiones óseas extensas, atrofia muscular severa, toma del estado general con anorexia y pérdida de peso, invalidez.

Afectaciones de otros órganos:



  • Pleuritis en el 40%.

  • Neumonías, bronconeumonias, atelectasias

  • Pericarditis en el 20%.

  • Cardiopatía isquémica, bloqueos, insuficiencia cardiaca.

  • Uveítis, conjuntivitis, iritis.

  • Síndrome del túnel tarsiano y carpiano

Tratamiento rehabilitador en la fase aguda en la comunidad



  • Reposo absoluto.

  • Tratamiento postural

  • Crioterapia

  • Uso de férulas

  • Compensación medicamentosa.

  • Apoyo psicológico.

  • No ejercicios.

Tratamiento rehabilitador en la fase crónica:




  • Indicaciones de tratamiento postural.

  • Movilizaciones pasivas de las articulaciones al límite de dolor.

  • Ejercicios fortalecedores (isométricos de bíceps y cuadriceps).

  • Recomendar la natación.

  • Termoterapia superficial.

  • Uso de las férulas.

Agentes físicos en le hogar:

Fase aguda crioterapia, durante 15 minutos 4 veces al día.

Fase crónica utilizar bolsas tibias por 15 minutos por 3 veces al día.

Evitar las contracturas y deformidades debemos mantener e insistir en un adecuado tratamiento postural


  • Dormir en cama rígida

  • Cuerpo perfectamente alineado .con caderas y rodillas en extensión completa.

  • Adoptar decúbitos pronos a intervalos para regulares para evitar contracturas en flexión.

  • No usar almohadas dentro de las rodillas si están afectadas.

  • Si hay afectación de los tobillos mantener los pies en ángulo recto para evitar el equino.

  • Uso de férulas.


Osteoartrosis.
Concepto.
Síntomas y signos discapacitantes.
Tratamiento con agentes físicos en el hogar (bolsas, compresas, otras) y en el departamento de fisioterapia, ejercicios.

OSTEOARTRITIS (ARTROSIS).
Es un grupo de cambios que pueden tener distintas etiologías, con un resultado similar desde el punto de vista biológico, morfológico y clínico, afecta no solo al cartílago articular, sino también a toad la articulación incluyendo el hueso subcondral, cápsula articular, membrana sinovial y los músculos periarticulares Finalmente el cartílago articular degenerado presenta fibrilación, fisura, ulceración y pérdida completa del espesor de la superficie articular.

La artrosis es la forma más común de enfermedad reumática, su alta prevalencia especialmente en el anciano con afectación física notable es una de las causas de discapacidad especialmente con respecto a su comportamiento funcional, donde su evolución es crónica.


Clasificación.
Primaria: artrosis múltiple nodular de una polineurapatía que afecta a varias articulaciones simultáneas, más frecuente en el sexo femenino a partir de la quinta década de la vida.

Localización: simétrico, afecta paralelamente ambos hemicuerpos.

El dolor será de tipo mecánico, lo que explicará su relación directa con la articulación( se denomina dolor de ritmo artrosis).,aparece al iniciar la actividad y desaparece cuando el enfermo lleva un rato moviéndose, no obstante el dolor mecánico alterna con periodos de inflamación articular secundario a alteraciones mecánicas.

Localización topográfica de la artrosis:


Rodilla: deformidad angular en varo o valgo.

Cadera: coxartrosis.

Columna cervical: cifosis, escoliosis, lordosis.

Pie: metatarsofalángicas del primer dedo.

Mano: interfalangica proximal,y distal, trapeciometacarpiana..
Signos radiológicos de al artrosis.
Pinzamiento de la interlinea articular por disminución o pérdida del cartílago.

Esclerosis subcondral.

Quistes o geodas.

Osteofitos periarticulares.


La artrosis secundaria es debido a otras patologías reumáticas, gota ,etc
El paciente con artrosis es un enfermo crónico, tendrá características especiales que lo diferencian del resto de la población.

Padecerá dolor siempre de mayor o menor intensidad.

Limitación funcional discreta o invalidante.

Cambios notables del carácter, depresión, autocompasión, dependencia.

Tratamiento conservador:
.Objetivos:
Alivio del dolor.

Mantener movilidad articular.

Disminuir la inflamación.

Potencializar la fuerza muscular.

Independencia para las AVD.

Conservar el trofismo muscular

Compensación psicológica.

Retardar la evolución de la enfermedad.

Reincorporación a su vida habitual..
Tratamiento en el hogar.
Termoterapia utilizando bolsas frías o calientes según fase en que esté el paciente.

Agudo—frías por 10 min.

Subagudo –crónica—calor con bolsa, manta eléctrica en región afecta ,en pequeñas articulaciones hidroterapia..
Ejercicios:
Ejercicios activos asistidos y activos., la resistencia es moderada acorde al paciente con bolsas de arena y se incrementa progresivamente.

Ejercicios isométricos de cuadriceps.

Ejercicios de flexo extensión de tobillo utilizar botella plástica como rodillo llena de agua. Automasaje de manos y pies

Ejercicios de las manos con pelotitas.

Utilizar carrito para ir de compras.

Evitar marchas prolongadas.


Ayudas ortésicas.
Collarín .fase aguda.

Férula de abducción de rodilla.

Bastones ,burritos.


Osteoporosis.
Concepto.
Etiopatogenia.
Síntomas y consecuencias discapacitantes.
Tratamiento rehabilitador


OSTEOPOROSIS:
Definición. La Osteoporosis (OP) constituye una enfermedad de carácter sistémico caracterizada por la existencia de una baja Densidad Mineral Osea (DMO) acompañada de un deterioro marcado de la microarquitectura que conduce a un aumento de la fragilidad ósea, con el consecuente incremento en el riesgo de desarrollar fracturas fundamentalmente ante traumas mínimos. Lo más importante a poner de manifiesto cuando se trata de esta afección es la disminución de la resistencia ósea con predisposición a un mayor riesgo de presentar o sufrir fracturas . La resistencia del hueso estará determinada por la densidad del mismo y la calidad a partir de un adecuado recambio óseo, una buena mineralización y estructura.
CLASIFICACION Y ETIOPATOGENIA

Los investigadores no se han puesto de acuerdo en la adopción de sólo una forma de clasificación de la Osteoporosis; aunque en el orden práctico, funcional y organizativo han sido identificados dos tipos fundamentales atendiendo a que se presenten de manera primaria o que sea consecutiva o secundaria a una enfermedad precedente.(23) Estos grupos no incluyen otras formas de Osteoporosis que pueden estar presente en la clínica como la forma Idiopática juvenil y la que se presenta en el adulto joven así como formas localizadas.

La osteoporosis puede ser dividida entonces en Primaria y Secundaria La OP Primaria incluye a la enfermedad ósea postmenopáusica , denominada OP Tipo I, y la OP Tipo II : OP Senil.

Osteoporosis Tipo I

El Tipo I se refiere a la pérdida ósea ocurrida dentro de las dos primeras décadas luego de la menopausia. Se trata de la forma de aparición más frecuente, afecta a mujeres entre 50-70 años, y hombres hipogonadales en una relación 6 a 1 mujeres por hombre. En esta forma se observa una disminución relativa de hueso cortical y excesiva de hueso trabecular respecto a la cortical. El comienzo de esta pérdida ósea puede registrarse entre uno y tres años antes del cese de los períodos menstruales. Las manifestaciones clínicas incluyen a la fractura vertebral y la fractura de Colles.



Osteoporosis Tipo II.

La osteoporosis Tipo II es observada tanto en hombres como en mujeres mayores de 70 años, afectando por igual el hueso cortical y trabecular. Existen tres situaciones particulares como la incapacidad celular para al formación de hueso, asociado a un déficit ostensible de Vitamina D, y alteraciones en la absorción de calcio intestinal, todo lo cual conduce a un Hiperparatiroidismo. La manifestación clínica más relevante es la fractura de fémur proximal.



Osteoporosis Tipo III.

La OP tipo III ó Secundaria, por su parte, implica el reconocimiento de un mecanismo etiológico identificable que afecte el esqueleto (1) Se pueden constatar alteraciones genéticas, hormonales, endocrino metabólicas, uso crónico de drogas ofensoras sobre el esqueleto entre otras afecciones.



Osteoporosis Tipo IV.

Proceso patológico de causa no conocida en el cual sujetos jóvenes son afectados antes de la etapa de la pubertad. Hemos observado pacientes con esta forma de afectación presentando un cuadro de osteoporosis severa y frecuentes fracturas con repercusión importante sobre la funcionalidad del individuo marcada invalidez progresiva asociada y disminución de la calidad de vida.



Osteoporosis Tipo V.

Se han señalado formas localizadas consecutivas a estados de inmovilización, hemiplejías, Distrofia Simpático Refleja, enfermedades inflamatorias articulares localizadas a nivel yuxta-articular etc.

Resulta determinante alcanzar en etapas tempranas de la vida una adecuada densidad mineral ósea o masa pico. Existen evidencias que soportan el papel de los factores genéticos en la regulación de la masa ósea. Ha sido incriminado el receptor del gen de la Vitamina D, el gen receptor de estrógenos, el gen de la IL-6 que ha sido destacado como un potencial candidato para la regulación genética de la masa ósea, así como el factor Beta de crecimiento y transformación. Por último están involucrados los genes de la colágena Tipo I y II en el marco de un amplio polimorfismo.

Probablemente otros factores en muchas ocasiones modificables desempeñan un papel determinante en la pérdida de la masa ósea que conduce a la osteoporosis: influencias ambientales, el estilo de vida, la practica de ejercicios, hábitos nutricionales, el consumo de alcohol y café, el hábito de fumar, y el consumo de determinadas drogas, así como el status hormonal del individuo durante la etapa de crecimiento y desarrollo juegan al parecer un papel fundamental en la pérdida de la masa ósea.

Los factores étnicos y raciales constituyen un factor de riesgo para la disminución de la masa ósea. Las mujeres blancas y asiáticas tienen un riesgo aumentado que ha sido documentado en diversos estudios. Por consiguiente existe una notable diferencia en relación con países caribeños como Cuba, con una fuerte carga genética mestiza y negroide a partir de la contribución que aporta la genética al desarrollo de esta enfermedad y que ha sido ampliamente reconocido.

Los factores que determinan bajos niveles de estrógenos, sedentarismo, alcoholismo, bajos niveles de consumo de calcio y el controversial rol del consumo de cafeína entre otros, son considerados factores de riesgo

El evento clínico más relevante en pacientes con osteoporosis es el desarrollo de fracturas ante mínimos traumatismos o inclusive sin ellos. Estas fracturas pueden afectar cualquier parte del esqueleto, excepto el cráneo.

La etiopatogenia de la OP, es multifactorial y se produce por un disbalance o desequilibrio entre la formación de hueso y su resorción a favor de esta última. Los factores que influyen en el disbalance, metabólico son múltiples y variados no conociéndose bien las influencias relativas que ejerce cada uno de ellos aunque están fuertemente interrelacionados. Los factores que han sido evaluados son básicamente cuatro. Factores genéticos, hormonales, alteraciones dietéticas y de la absorción intestinal, y factores locales donde intervienen las citokinas.


Factores relacionados con alto riesgo para desarrollar Osteoporosis.

-Historia familiar positiva. –Pérdida de altura.

-Origen Europoide o Asiático. -Sedentarismo

-Mujeres delgadas y baja talla. –Endocrinopatías.

-Menopausia natural temprana. –Dieta vegetariana.

-Hábitos tóxicos como tabaco y alcohol. –Caquexia.

-Enfermedades : pulmonares; mala absorción -Intolerancia a la lactosa.

-Nuliparidad -Uso prolongado de Esteroides.

-Baja ingesta de nutrientes: Calcio, proteínas. . -Hipogonadismo

-Historia de fracturas patológicas. –Enfermedad de Párkinson.

Manifestaciones clínicas.
En el orden clínico, la osteoporosis es asintomática y no produce síntomas hasta que aparecen las fracturas que son su principal característica y que pueden ocurrir ante trauma mínimo, o espontáneamente

Las fracturas pueden ocurrir en cualquier hueso, y de ello dependerán los síntomas que se produzcan. El dolor la impotencia funcional y la disminución de la altura del individuo cuando la zona afectada es la columna se incluyen entre los principales síntomas constatados en la práctica médica.

Clínicamente la fractura vertebral puede presentarse con un cuadro doloroso agudo, sordo o continuo que se agrava con los movimientos cuya duración es de varias semanas, hasta tratarse de un cuadro crónico persistente durante meses y ceder con el reposo manifestándose a posteriori mediante un malestar en la zona lesionada. La intensidad puede ser moderada con carácter difuso o tener distribución metamérica. La región baja de la espina dorsal o alta del raquis lumbar son el principal asiento de las fracturas vertebrales.

Los pacientes con aplastamiento de varias vértebras suelen perder varios centímetros de talla. Cada fractura con aplastamiento completo suele causar la pérdida de 1 cm. El colapso vertebral que esto provoca, determina la aparición de cifosis dorsal demostrable al examen físico de los pacientes aquejados. Las fracturas de huesos largos como el radio distal y cuello de fémur causan importantes alteraciones funcionales.

.

Papel de la Fisioterapia y Rehabilitación en el tratamiento de la osteoporosis.
En la terapéutica general del paciente aquejado por osteoporosis, tiene un destacado lugar el manejo fisioterapéutico y rehabilitador. Las acciones van más allá de asumir una conducta una vez que el individuo ha perdido parte importante de la masa ósea, o ha sufrido los devastadores efectos de su principal consecuencia que son las fracturas y con ellas, la pérdida de funcionalidad, de la dimensión movilidad y de realización de todas y cada una de las actividades de la vida diaria que dan al traste con una buena calidad de vida.

La profilaxis mediante la realización sistemática de ejercicios físicos resulta vital a lo largo de toda la vida, pero comenzando desde etapas muy tempranas cuando el hueso está en fase de madurez y de alcanzar la masa pico ósea. Se ha demostrado en múltiples estudios que una actividad física regular y moderada favorece un mayor pico de masa ósea en la infancia y reduce el descenso durante las etapas avanzadas de la vida.



Medidas de prevención en la Osteoporosis ya establecida.
El paciente aquejado por osteoporosis debe ser instruido en que debe eliminar aquellas actividades físicas que impliquen cargar pesos y levantar objetos pesados. De igual modo debe evitar el uso de calzados con tacones elevados para evitar caídas y repercusión sobre el raquis, y el calzado debe tener las suelas y tacones preferentemente de goma.

Debemos considerar las características de su lecho, que debe ser rígido, plano, y firme así como de los asientos que utiliza para el desarrollo de las actividades laborales o de la vida diaria que su afección le permite realizar.

La realización de ejercicios se ha señalado como parte del tratamiento de la osteoporosis. Sin embargo la realidad lo que demuestra es que este permite en etapas juveniles de la vida alcanzar una adecuada masa ósea pico, en pacientes con osteoporosis mejorar la masa ósea, y aumentar la fortaleza muscular lo cual tiende a corregir la estabilidad postural y reducir el riesgo de caídas con las consecuentes fracturas Las caminatas son frecuentemente aconsejadas por los especialistas para estos pacientes, además de un programa de ejercicios de estiramiento y fortalecimiento muscular .En aquellos pacientes que han presentado aplastamiento vertebral también resultan aconsejables.

Deberá utilizar ortésis del tipo bastones para disminuir la posibilidad de caídas al conseguir un mejor apoyo y balance. Al evitar el riesgo de caer, se estará evitando la posibilidad de fracturas entre los ancianos fundamentalmente con cambios osteoporóticos. Así también puede disminuir el dolor lumbar al descargar peso.

La higiene postural resultará fundamental así como corregir los posibles vicios durante la marcha y el reposo sentado.

El paciente debe realizar ejercicios respiratorios y realizar estiramiento de los pectorales.

Entre los deportes que son más socorridos para su afección de base se hallan la natación y práctica de ciclismo, así como realizar ejercicios de fortalecimiento de los músculos abdominales, y de la musculatura lumbar. Deben evitarse los ejercicios con repercusión y flexión sobre la columna dorsal y lumbar.

Tratamiento del dolor agudo y crónico.
Entre los pacientes con osteoporosis definida, la posibilidad de que se presente un cuadro doloroso agudo por una fractura reciente resulta considerable, y se deberán asumir acciones terapéuticas tempranas que incluyen el reposo en cama por espacio de 2-3 semanas sin que sea muy prolongado dicho período de reposo atendiendo a la posibilidad de incrementar la pérdida de masa ósea por el desuso e inmovilización.

La posición en el lecho puede ser supina con una ligera almohada, y otra debajo de las rodillas lo cual flexiona ligeramente las caderas y rodillas.

La posición lateral puede ser adoptada con una almohada colocada en el flanco para llenar el vacío que se genera, y otra entre las piernas para disminuir la tensión sobre la región lumbar que implica la aducción de la cadera.

La aplicación de un soporte lumbar para las actividades ambulatorias está indicado aunque algunos consideran que puede determinar una reducción de la masa ósea en el área inmovilizada . Este paso se realiza si el cuadro doloroso persiste por más de dos semanas. En nuestro medio el uso de los corset resulta una indicación muy frecuente para el tratamiento de este tipo de pacientes con fracturas vertebrales recientes.

Cuando se trata de cuadros dolorosos crónicos como resultado de la compresión ejercida cuando se desarrollan fracturas vertebrales, génesis de cifoscoliosis dorsolumbar, se necesita adoptar medidas que mejoren la postura de los pacientes y logren aliviar el dolor. El uso de soportes lumbares y ejercicios de estiramiento posterior resultan cruciales para alcanzar estos fines.

Los soportes pueden ser semi-rígidos o rígidos dependiendo de la severidad del cuadro y de los niveles de tolerancia para su uso. Estos en ocasiones resultan incómodos y dificultan su adaptación. Se deben proscribir en estas etapas los ejercicios que incluyan la flexión anterior pues se han asociado a mayor incidencia de fracturas por compresión. Se recomiendan los ejercicios de extensión posterior.

El uso de drogas analgésicas y antiinflamatorias no esteroideas para el alivio del dolor estarán indicadas; las drogas antiresortivas o formadoras de hueso también deben ser evaluadas para su prescripción. Los Estrógenos como terapia de reemplazo hormonal, Calcitonina de salmón inyectable o en spray nasal, Bifosfonatos, suplementos de calcio y vitamina D. entre otros resultan las drogas más utilizadas

Los agentes físicos: Aplicaciones.
El uso de los agentes físicos tiene un especio en el arsenal y recursos terapéuticos con que cuenta el Fisiatra para el manejo de la Osteoporosis y sus complicaciones entre las cuales predomina el cuadro doloroso a nivel del área lesionada o en sus metámeras, y la ocurrencia de fracturas a nivel vertebral o de algún miembro. Entre los agentes más comunes está el uso y aplicación de:


  • calor superficial

  • La magnetoterapia local o con el uso de la cama magnética los cuales tienen indicación precisa en estos pacientes. La magnetoterapia mediante el uso de la cama magnética, tiene acciones específicas sobre el metabolismo óseo, activando los mecanismos de osteogénesis para determinar un aumento de la masa ósea mineral. De manera similar se han obtenido resultados halagüeños, sobre la musculatura y el esqueleto al lograr un efecto miorelajante y analgésico importante con repercusión sobre el stress a nivel del área lesionada en casos de fracturas y alivio del dolor.

  • Kinesiología

  • Corrientes analgesicas en zonas reflejas o aledañas a las zonas dolorosas , aumentan la circulación y tienen efectos analgésicos

  • Homeopatia

De este modo la magnetoterapia principalmente asociada a la Kinesiología redunda en la disminución de los síntomas invalidantes.


Ortésis o soportes lumbares
En el orden clínico, los soportes juegan un papel muy importante en el alivio del dolor y evitar la progresión de las deformidades impuestas por los hábitos adquiridos luego de una compresión o aplastamiento vertebral por fracturas. Los pacientes sufren paulatinamente debilidad y atrofia de la musculatura paravertebral lo cual determina un agravamiento de la sintomatología. La utilización de soportes puede conducir a un alivio de la sintomatología dolorosa, fundamentalmente a nivel dorso lumbar, al mantener fijas las áreas que determinan dolor por el daño sufrido, disminuye la presión a nivel de los cuerpos vertebrales, ayudando a impedir las fracturas en cuña si no se ha producido, o el dolor que causan. El paciente así puede tener cierto grado de deambulación con movilización mínima de los segmentos de la columna que están afectados.

En general existe acuerdo acerca del potencial beneficio que este tipo de ortésis ofrece al paciente osteoporótico con fracturas como complicación de su enfermedad.

Los soportes mas comúnmente usados son de aplicación a nivel lumbosacro y son denominados fajas lumbosacras. Pueden ser también muy socorridas las Ortésis dorso-lumbares altas y rígidas para el control anteroposterior de la columna. Debemos tener en cuenta que el uso prolongado de estos aditamentos, supone que se establezca una mayor debilidad de la musculatura paravertebral, y del tronco tanto a nivel de los flexores como los extensores lo cual no resulta beneficioso para los pacientes aquejados. Por otra parte los pacientes a los cuales se les indica el uso de estos soportes no suelen sentir satisfacción por estos aditamentos, y tienden a quejarse frecuentemente al margen de los favorables resultados que se pueden obtener con su utilización.

La valoración comporta además, sobre todo en mujeres un factor estético no despreciable aunque no contamos con estudios que confirmen estas valoraciones. La profilaxis que indiscutiblemente resulta de importancia capital en la osteoporosis, llevar correctos estilos y hábitos de vida, que incluye la realización sistemática de ejercicios físicos, evitar otros factores de riesgo modificables, y hacer un suplemento de calcio y vitamina D, cuando fuere necesario, así como llevar el tratamiento antiresortivo indicado en casos seleccionados que lo ameritan son algunas de las principales medidas de intervención necesarias para disminuir el impacto general que determina sobre el individuo, la familia y la sociedad esta enfermedad epidémica silente. La rehabilitación y fisioterapia en el alivio del dolor, la corrección de deformidades y disminución de las limitaciones y discapacidades resultan también de capital importancia para la consecución de una adecuada calidad de vida para nuestros pacientes afectados.




Clase 18.
Fracturas y Luxaciones.
Concepto.
Principios generales en el tratamiento de las fracturas.
Principios generales en el tratamiento de las luxaciones.
Atrofia ósea de Sudeck (tratamiento rehabilitador).
Contractura isquémica de Volkman.



Compartir con tus amigos:
  1   2   3   4   5   6


La base de datos está protegida por derechos de autor ©psicolog.org 2019
enviar mensaje

    Página principal
Universidad nacional
Curriculum vitae
derechos humanos
ciencias sociales
salud mental
buenos aires
datos personales
Datos personales
psicoan lisis
distrito federal
Psicoan lisis
plata facultad
Proyecto educativo
psicol gicos
Corte interamericana
violencia familiar
psicol gicas
letras departamento
caracter sticas
consejo directivo
vitae datos
recursos humanos
general universitario
Programa nacional
diagn stico
educativo institucional
Datos generales
Escuela superior
trabajo social
Diagn stico
poblaciones vulnerables
datos generales
Pontificia universidad
nacional contra
Corte suprema
Universidad autonoma
salvador facultad
culum vitae
Caracter sticas
Amparo directo
Instituto superior
curriculum vitae
Reglamento interno
polit cnica
ciencias humanas
guayaquil facultad
desarrollo humano
desarrollo integral
redes sociales
personales nombre
aires facultad