Filippi: El aporte de la Psicología del Trabajo



Descargar 432.5 Kb.
Página11/11
Fecha de conversión03.12.2017
Tamaño432.5 Kb.
Vistas687
Descargas1
1   2   3   4   5   6   7   8   9   10   11

TOFFLER:LA TERCERA OLA


Primera ola: agricultura

Segunda ola: industria

Tercera ola: tecnología

¿Hacia donde va el cambio?

La respuesta que da este autor se refiere a un cambio de carácter social, y no a la existencia de un nuevo hombre como lo caracterizan algunos autores contemporáneos.

Plantea que el nuevo hombre va a surgir como resultado de una tensión existente entre los deseos e impulsos internos y las presiones externas

El autor plantea las diferencias entre la segunda y la tercer ola.

Los cambios que plantea se manifiestan en cuatro áreas:



  1. LA FAMILIA

Es probable que el niño crezca en una sociedad no centrada ya en él. El envejecimiento en todos los países implica una atención pública a las necesidades de los viejos. Y a medida que las mujeres desempeñan profesiones disminuye su necesidad de ser madres.

Los padres serán menos permisivos y la adolescencia no será un proceso tan prolongado ni penoso. Esto sugiere una infancia y una adolescencia más cortas pero más responsables y productivas.

Habrá más aprendizaje fuera de la escuela y más relacionado con el trabajo. La educación se entretejerá más con el trabajo y se dispersará a lo largo de la vida.


  1. EL TRABAJO

El trabajo será menos fragmentado y cada persona realizará una tarea un poco más grande. El horario flexible y la fijación del propio ritmo reemplazarán la necesidad de sincronización colectiva. Habrá cambios frecuentes en las tareas. Se necesitarán cada vez más hombres y mujeres que acepten la responsabilidad, que puedan hacerse cargo de tareas mayores, que se adapten con rapidez a nuevas circunstancias y que sintonicen con las personas que los rodean.

Se buscaran significados además de recompensas económicas.

Se modificarán las pautas de autoridad. El sistema penalizará a los trabajadores que manifiesten una obediencia ciega y recompensará a los que repliquen.


  1. ÉTICA DEL PROSUMIDOR

Existen dos sectores: el de producción de artículos de intercambio y el de producción para propio uso. En la segunda ola existía una ética adquisitiva. En cambio en la tercera hay un aumento en la actividad de autoayuda, del “hágalo usted mismo”, es decir, del prosumo. En vez de calificar a las personas por lo que poseen se las califica por el valor de lo que hacen. La ética del prosumidor propugna la generalización en detrimento de la especialización propia de la ética de producción.

Se actuará en forma más directa con las cosas y las personas. Se vuelve a hacer respetable el trabajo manual.

Se podrá alcanzar un equilibrio entre objetividad y subjetividad basadas en ir repartiendo la vida entre el mercado y el hogar.


  1. YO CONFIGURADOR

Se produce una desmasificación actual de los medios de comunicación que presentan una diversidad de modelos y estilos de vida con los que compararse, en oposición a la conciencia monolítica de la segunda ola

Se nos exige que ensamblemos nosotros una identidad y el yo sería el configurador.

Los medios de comunicación nos convierten en productores y en prosumidores de nuestros propios conjuntos de imágenes.
Es probable que la mayoría de los individuos maduren antes, demuestren responsabilidades a edad más temprana, sean más adaptables y patenticen mayor individualidad.

La maduración de la civilización frente a la tercera ola necesita de una transformación política.


DEJOURS: REACCIONES PSICOPATOLÓGICAS A LA FALTA DE TRABAJO

Este autor hace una diferenciación entre el trabajo profesional calificado al que denomina oficio, y al trabajo en masa descalificado.

Las profesiones necesitan una larga formación, esfuerzo, dedicación y elección; y esto se relaciona con el deseo. El deseo es el fundamento mismo de la actividad laboral.

El deseo está presente en toda la vida del trabajo y su estructura, el trabajo a su vez puede ser un elemento clave del dispositivo mental que va desde el deseo hasta su satisfacción. Al romper esta relación del hombre con el trabajo, se amenaza la dinámica del deseo y la dialéctica del sujeto con la realidad.

Relacionamos el trabajo con el deseo, la sublimación, la economía psicosomática, la historia infantil y los conflictos afectivos actuales.


  • SUBLIMACIÓN:

Es el resultado de un trabajo psíquico y es un proceso mediante el cual el sujeto renuncia a la satisfacción de ciertas pulsiones para darle salidas sustitutivas en una actividad de carácter social.

  • ECONOMÍA PSICOSOMÁTICA:

Tiene que ver con el lugar que ocupa el cuerpo en el trabajo y como se regula dicha economía dependerá de la utilización del cuerpo frente a la tarea. Se trata ante todo de descompensaciones psicosomáticas provocadas por las rupturas de la actividad del trabajo.

  • HISTORIA INFANTIL

El trabajo ofrece satisfacciones sustitutivas de los deseos tales como las que fueron forjadas por la historia infantil. A veces el sujeto para conciliarse con su pasado opta por oponerle una desmentida. La actividad del trabajo aparece entonces como separada del pasado y destinada a mantener esa separación que protege al sujeto de un resurgimiento de su historia infantil. En este caso el trabajo es defensivo.

El sujeto utiliza su trabajo para huir, no solo de su pasado sino de su presente, de su pareja, de sus hijos, de sus padres y de los conflictos afectivos en general. La función defensiva toma el nombre de comportamiento fóbico. En estos casos, cuando se interrumpe el trabajo la situación se vuelve catastrófica.
Notamos que tanto la sublimación como la economía psicosomática muestran un comportamiento positivo en el trabajo, el trabajo como inversión. En los últimos dos, es decir en el trabajo como defensa, o bien frente al pasado o bien frente a conflictos actuales, se trata de una lucha contra sí mismo, una actitud reaccional del trabajo como defensa.

La descompensación mental o somática depende de la forma en que fue elaborada la relación del sujeto con el trabajo.


Reacciones psicopatológicas paradojales entre los trabajadores descalificados:

En los trabajadores descalificados el trabajo va contra su deseo, se produce una ruptura trágica entre el cuerpo y la mente por el carácter repetitivo automático y maquinario que puede culminar con una especie de parálisis del funcionamiento psíquico. Respecto de la sublimación, los trabajadores tendrán que buscarla fuera del ámbito laboral, ya que en el trabajo no se alcanza sublimación alguna.

Respecto de la economía psicosomática la ruptura entre lo mental y el cuerpo atenúa la percepción respecto de los riesgos que corre el trabajador y deja al cuerpo sin defensas provocando una depresión esencial, un estado destructor, donde el cuerpo carece de apoyo mental y es presa de enfermedades somáticas.

La paradoja psicopatológica se presenta, cuando frente a la pérdida del trabajo en lugar de sentir liberación el individuo se siente inútil e incapaz.

Esta paradoja se explica por el funcionamiento mental y por las ideologías defensivas del oficio. El primero indica que por la falta de la situación del trabajo el funcionamiento mental queda paralizado y siente haber perdido su personalidad, su iniciativa y sus deseos. Las segundas consisten en actitudes y comportamientos que tienen como objetivo lanzar un desafío a los peligros colectivos justificando su situación laboral. De víctimas pasivas se vuelven simbólicamente activos organizadores del peligro y de su control. Estos comportamientos van acompañados de un sistema de valores y prohibiciones y tienen una función defensiva respecto del miedo causado por el enfrentamiento con la nocividad de las exigencias de trabajo.

Así, el sufrimiento es denunciado pero aguantar y resistir se eleva a un estatuto de valor promovido por la colectividad obrera. Valor que se sostiene en las esperanzas de mejorar el consumo de los hijos, de la sociedad y de servir a la economía nacional, a la empresa o a un patrón.

Cuando desaparece la ilusión el obrero debe suprimir su angustia y hacer frente a la realidad. Cuando esto sucede la ideología defensiva duplica el sufrimiento con prohibiciones que conducen a denunciar el no trabajo, la no resistencia.
ENTRAMIANA: “Desempleo y bienestar psicológico” Cap. 3 y 6

3) FUNCIONES DEL TRABAJO.

El trabajo y más concretamente el empleo es en sí mismo un importante factor de socialización.



  1. Trabajo e ingresos económicos: Medio principal a través del cual la persona se relaciona con la sociedad y contribuye, mediante la provisión de bienes y servicios, al mantenimiento de la misma. Posibilita un sentimiento de participación y utilidad. La primer función es proveer los medios necesarios para poder subsistir. (Estar desempleado supone una disminución de los ingresos y de calidad de vida.) Pero es algo más. El deseo de trabajar no puede ser explicado únicamente por su carácter instrumental. El empleo desempeña funciones instrumentales y expresivas difícilmente sustituibles por otras actividades

  2. Trabajo e Identidad: El empleo sirve para dar una imagen de nosotros mismos, al mismo tiempo que provee de una posición y un estatus reconocidos socialmente, (salvo cuando el desempeño de una ocupación no es deseada por quien la realiza, cuando la identificación con la tarea es mínima o cuando la tarea es socialmente rechazada), es decir que nuestra identidad se basa en gran medida en el trabajo que realizamos.

  3. Trabajo y actividad: Mantenerse activo y ocupado es una de las principales motivaciones para trabajar y uno de los mayores costes psicológicos de estar desempleado es el de la inactividad.

  4. Trabajo y estructuración del tiempo: Estar desempleado y tener tiempo libre son dos cosas diferentes. El tiempo libre es entendido como un complemento del trabajo, que es el que le otorga un significado social. El desempleo genera desestructuración del tiempo, pero también depende de las características individuales. También hay que tener en cuenta los efectos negativos derivados de una rígida estructuración del tiempo impuesta en muchos empleos. El trabajo impone una estructura temporal en nuestras vidas, pero la presencia o ausencia no es una consecuencia inevitable de la situación de empleo o desempleo.

  5. Trabajo y relaciones interpersonales: El que la mayoría de los trabajos necesiten para su realización de una interacción con otras personas, explica que la pérdida del mismo suponga para muchos trabajadores una situación de aislamiento social

  6. Funciones psicosociales del trabajo: El salario no es la única función derivada del empleo, sino que cumple otras funciones de carácter latente de las que se deriva su significado psicológico, que dan cuenta de la motivación positiva hacia el mismo y entre las que podemos destacar las de definir el estatus y la identidad, imponer la realización de una actividad, estructurar el tiempo y proveer de relaciones sociales.


6) ESTUDIOS REALIZADOS SOBRE LA ASOCIACIÓN ENTRE DESEMPLEO Y SALUD MENTAL

  1. Definición del concepto de Salud Mental o Bienestar Psicológico: Hay dificultad para definir, porque se hace desde paradigmas teóricos diferentes, contienen elementos evaluativos y juicios de orden moral. Hay investigaciones en las que se utiliza el concepto de Salud Mental en un sentido negativo, es decir como ausencia de enfermedad, y otros donde es entendida como el “conjunto de conductas, actitudes y sentimientos que representan el nivel de efectividad, éxito y satisfacción de la persona”

  2. Desempleo e ingresos en centros psiquiátricos: La situación global de la economía es un factor condicionante de la salud mental. Si bien es precipitado establecer una relación causal entre desempleo y número de ingresos en centros de salud mental, se puede decir que el desempleo tiene efectos negativos en la salud mental de la población afectada.

  3. Estudios relacionados con el cierre de empresas: Requieren más investigaciones y periodos de seguimiento más largos para llegar a conclusiones más generales sobre los efectos del desempleo en la salud.

  4. Efectos del desempleo en el bienestar psicológico: indicadores

    1. Desempleo y trastornos psíquicos menores: El desempleo es causa de un deterioro en la salud mental. Las consecuencias psicológicas negativas que se derivan de estar desempleado, pueden a su vez, incrementar el riesgo de sufrir trastornos que requieren tratamiento psiquiátrico

    2. Desempleo y depresión: Aunque son muchos los factores que contribuyen a experimentar síntomas depresivos, estar desempleado hace que su aparición sea claramente más probable.

    3. Desempleo y autoestima: Inconsistencia de resultados en las investigaciones, por lo tanto hay que reconsiderar la idea de que el desempleo conduce inevitablemente a un deterioro de la autoestima personal

    4. Satisfacción con la vida presente: El desempleo está asociado a una mayor insatisfacción con la forma en que se organiza y se estructura el tiempo y las actividades diarias.

    5. Desempleo y dificultades cognitivas: El desempleo no sólo está asociado a un deterioro emocional sino también a un déficit cognitivo.

    6. Desempleo y relaciones familiares: Si bien el desempleo puede ser considerado como un factor importante de desestabilización en las relaciones familiares, el aumento de la tensión familiar no debe ser siempre considerado como una consecuencia directa del mismo. Este actúa como un factor que acentúa el tipo de relaciones familiares existente con anterioridad, intensificando el estrés y la tensión en aquellas familias en las que ya se daba un deterioro de las relaciones entre sus miembros.

Rojas

Ansiedad


Introducción :
La asocia moderna ( acelerada, tecnificada, revolución informática, revolución de los medios de comunicación , cultura del consumo) ha provocado un impacto en el hombre debido al interjuego de distintas variables lo cual a su vez de generar bienestar y una mejor calidad de vida, produjo un hombre debil, sin criterio, anestesiado por tanta cantidad de información e incapaz de hacer una síntesis de la infor que le llega
El ser humano quedaria reducido a la categoría de objeto al que todo le interesa , pero que no construye nada o casi nada.
La ansiedad es un termómetro que nos da la imagen del hombre de fin de siglo, donde el hombre esta cada vez mas elejado de si mismo
Ansidad y stress afectan una gran parte de la población
La competitividad sustituye a la cooperación, lo cual es paradojal, si se toma en cuenta que vivimos en la era del trabajo en equipo , se piensa que no hay que tener las cosas bien, sino mejor que otros.
Cap 1 . ansiedad:
La ansiedad

Es una vivencia de temor frustrante frente a algo difuso, idefinido

Es un temor impresiso carente de objeto exterior

Se experimenta como anticipación de lo peor, llenando de incertidumbre al sujeto

Es una defensa organizada frente a estimulos que rompen el equilibrio que rompen el equilibrio fisiológico.
Resumiendo: la ansiedad consiste en la respuesta vivencial fisiológica, conductual, cognitiva, u asertiva, caracterizada por un estado de alerta, de actuación penalizada, es una señal de peligro difusa que el sujeto vive como una amenaza.

ANSIEDAD NO PATOLÓGICA


Se llama ansiedad positiva a aquel estado de animo premiado por el interés, la curiosidad , el afán de conocer

ciertos grados de ansiedad es bueno para cualquier tipo de rendimiento concreto

el problema se produce cuando esta ansiedad se hace negativa, para lo cual son necesarios los siguientes requisitos :

que tenga gran intensidad

duración excesiva

que sea paralizante






Compartir con tus amigos:
1   2   3   4   5   6   7   8   9   10   11


La base de datos está protegida por derechos de autor ©psicolog.org 2019
enviar mensaje

enter | registro
    Página principal


subir archivos