Ficha de información básica



Descargar 1 Mb.
Página6/17
Fecha de conversión11.12.2018
Tamaño1 Mb.
Vistas647
Descargas0
1   2   3   4   5   6   7   8   9   ...   17

Objetivo:



Identificar las actitudes que permiten respetar al “ otro como persona” y aquellas que violan su dignidad como tal.




FUNDAMENTOS
La autoestima es un silencioso autorespeto a sí mismo” ( Dov Peretz _Elkins)
La autoestima es la base y el centro del desarrollo humano, porque como dice Abraham Maslow “sólo se podrá respetar a los demás cuando se respeta uno a sí mismo, sólo podremos dar cuando nos hemos dado a nosotros mismos, sólo podemos amar cuando nos amemos a nosotros mismos. Cada individuo es la medida de su amor a sí mismo. Su autoestima es el marco de referencia desde el cual se proyecta.
El autorespeto es atender y satisfacer necesidades y valores. Expresar y manejar en forma conveniente sentimientos y emociones, sin hacerse daño ni culparse, buscar y valorar todo aquello que haga sentirse al individuo orgulloso de sí mismo.
Este sentimiento de autorespeto se manifiesta en cada comportamiento, en lo que hace y cómo lo hace, algunas características de personas que han desarrollado este valor son: Independencia en sus actuaciones, será capaz de tomar decisiones respecto a las diferentes áreas de su vida, asume responsabilidades, se siente orgulloso de sus logros manifiesta deseos de enfrentarse a situaciones nuevas, aceptará sus fracasos y frustraciones, será capaz de aprender de la experiencia.
Por el contrario las personas que no han desarrollado este valor no reconocen sus capacidades, se deja influir por otras personas, cambiará de opinión de acuerdo a las circunstancias, será alguien fácil de manipular, manifestará dificultad para enfrentar situaciones difíciles, se frustrará con facilidad, ante las críticas, retos o fracaso.

PROCESO METODOLÓGICO
MOTIVACIÓN: CUENTO ORIENTAL ERES UNA JOYA ÚNICA

-Vengo, maestro, porque me siento tan poca cosa que no tengo fuerzas para hacer nada. Me dicen que no sirvo, que no hago nada bien, que soy torpe y bastante tonto. ¿Cómo puedo mejorar? ¿Qué puedo hacer para que me valoren más?

El maestro, sin mirarlo, le dijo:

-Cuánto lo siento muchacho, no puedo ayudarte, debo resolver primero mi propio problema. Quizás después...- y haciendo una pausa agregó Si quisieras ayudarme tú a mí, yo podría resolver este tema con más rapidez y después tal vez te pueda ayudar.

-E...encantado, maestro -titubeó el joven pero sintió que otra vez era desvalorizado y sus necesidades postergadas.

-Bien-asintió el maestro. Se quitó un anillo que llevaba en el dedo pequeño de la mano izquierda y dándoselo al muchacho, agregó- toma el caballo que está allí afuera y cabalga hasta el mercado. Debo vender este anillo porque tengo que pagar una deuda. Es necesario que obtengas por él la mayor suma posible, pero no aceptes menos de una moneda de oro. Vete ya y regresa con esa moneda lo más rápido que puedas.

El joven tomó el anillo y partió.

Apenas llegó, empezó a ofrecer el anillo a los mercaderes. Estos lo miraban con algún interés, hasta que el joven decía lo que pretendía por el anillo.

Cuando el joven mencionaba la moneda de oro, algunos reían, otros le daban vuelta la cara y sólo un viejito fue tan amable como para tomarse la molestia de explicarle que una moneda de oro era muy valiosa para entregarla a cambio de un anillo. En afán de ayudar, alguien le ofreció una moneda de plata y un cacharro de cobre, pero el joven tenía instrucciones de no aceptar menos de una moneda de oro, y rechazó la oferta.

Después de ofrecer su joya a toda persona que se cruzaba en el mercado -más de cien personas- y abatido por su fracaso, monto su caballo y regresó.

Cuánto hubiera deseado el joven tener él mismo esa moneda de oro. Podría entonces habérsela entregado al maestro para liberarlo de su preocupación y recibir entonces su consejo y ayuda.

Entró en la habitación.

-Maestro -dijo- lo siento, no es posible conseguir lo que me pediste. Quizás pudiera conseguir dos o tres monedas de plata, pero no creo que yo pueda engañar a nadie respecto del verdadero valor del anillo.

-Que importante lo que dijiste, joven amigo -contestó sonriente el maestro-. Debemos saber primero el verdadero valor del anillo. Vuelve a montar y vete al joyero. ¿Quién mejor que él, para saberlo? Dile que quisieras vender el anillo y pregúntale cuanto te da por él. Pero no importa lo que te ofrezca, no se lo vendas. Vuelve aquí con mi anillo.

El joven volvió a cabalgar.

El joyero examinó el anillo a la luz del candil, lo miró con su lupa, lo pesó y luego le dijo:

-Dile al maestro, muchacho, que si lo quiere vender ya, no puedo darle más que 58 monedas de oro por su anillo.

-58 monedas??!-exclamó el joven.

-Sí -replicó el joyero- Yo sé que con tiempo podríamos obtener por él cerca de 70 monedas, pero no sé... si la venta es urgente...

El Joven corrió emocionado a casa del maestro a contarle lo sucedido.

-Siéntate -dijo el maestro después de escucharlo-. Tú eres como este anillo: una joya, valiosa y única. Y como tal, sólo puede evaluarte verdaderamente un experto. ¿Qué haces por la vida pretendiendo que cualquiera descubra tu verdadero valor?

Y diciendo esto, volvió a ponerse el anillo en el dedo pequeño de su mano izquierda.



(Extraído de un cuento sefardí)


  1. Se invita a todas las participantes a hacer un paralelo de diferencias entre objetos y personas , luego se recogen los aportes a través de una lluvia de ideas , hasta lograr completar una lista como la que aparece a continuación:



OBJETO

PERSONA

Se producen en serie, se pueden reemplazar

Son únicas, irremplazables

No sienten

Sienten

No tienen conciencia

Tienen conciencia

No razona

Razonan

No se comunica

Es comunicativo

Función limitada

`polifacético

Valor relativo

Valor absoluto

Se utilizan

Trabajan, sirven

No aman

Aman

No experimenta necesidades

Experimenta necesidades

Se acaba

Tiene la experiencia de la muerte, trasciende

No se reproduce

Procrea

No se relaciona

Se relaciona

Estáticos – inertes

Dinámicos, cambiantes, evoluciona, tiene vida

Creados por el hombre

Hechos a imagen y semejanza de Dios

Son materia

Son seres integrales

No deciden

Libres-Autónomos

No tienen sexualidad

Tienen sexualidad

No viven en comunidad

Vive en comunidad

No tienen una cultura

Pertenecen a una cultura

No tienen sentidos

Tienen sentidos

b. Luego de completar la lista se les invita a aplicar esto a la vida diaria, analizando de qué modo nos pueden tratar como objetos, y cómo nos pueden respetar como personas. El facilitador da varios ejemplos aplicando varios de los conceptos que aparecen en la cartelera, luego les invita a una reflexión personal a partir de las siguientes preguntas.



  • Recuerde algún momento de su vida en que se sintió tratada como un objeto, recuerde qué hizo esa persona, cómo se sintió, que hizo en aquel momento y como afectó su relación con esa persona.

  • Ahora recuerde algún momento especial de su vida en que se sintió valorada, respetada como persona, qué fue lo que hizo ese otro para que ud. se sintiera PERSONA, cómo afectó su relación.

  • Ahora se conforman binas y se comparten estas dos experiencias.

  • El facilitador luego invita a los participantes a resumir cada una de sus experiencias en una palabra que defina la acción que realizó el otro para respetarle o no como persona.

  • En una cartelera recoge los aportes de los participantes como aparece en el cuadro de la página siguiente.

  • El facilitador complementa con algunos aportes basado en los fundamentos que aparecen en la sesión recalcando la importancia de PROTEGERNOS Y DEFENDERNOS a nosotros mismos.

  • Invita por último a los participantes a definir a modo de compromiso personal una situación o persona que no le permite sentirse respetada como persona, establece algunas estrategias para hacer valer su dignidad.




ME SIENTO TRATADO COMO UN OBJETO CUANDO:

ME SIENTO VALORADO O RESPETADO COMO PERSONA CUANDO

Mentira

Me tienen en cuenta

Traición

Aceptación

Indiferencia

Reconocimiento

Calumnia

Amor-afecto

Utilizar

Motivar

Desprecio

Gratitud

Abandono

Respeto

Duda

Tolerancia

Señalado

Apoyado

Desautorizado

Confiar

Rechazo

Satisfacer necesidades

No respetó sus necesidades

Delegar

Frases que hieren

Hacer justicia

Pasar desapercibido

Reestablecer imagen

No dirigirle la palabra

Admiración

Maltrato

Felicitación

Humillación

Gratitud

Sentirse más, prepotente

Tener en cuenta opinión

Abuso de autoridad

Expresar lo que siente



Gritar

Unión

Tratarlo como su propiedad

colaboración

Infidelidad

Abrazar

Reprochar

Acompañar en momentos difíciles

Quitar libertad

Escuchar





Compartir con tus amigos:
1   2   3   4   5   6   7   8   9   ...   17


La base de datos está protegida por derechos de autor ©psicolog.org 2019
enviar mensaje

enter | registro
    Página principal


subir archivos