Ficha 4499 el inconsciente cognitivo. Manuel froufe



Descargar 393.3 Kb.
Página1/3
Fecha de conversión03.12.2017
Tamaño393.3 Kb.
Vistas191
Descargas0
  1   2   3

FICHA 4499 EL INCONSCIENTE COGNITIVO. MANUEL FROUFE.

Frente a la idea dominante hasta hace poco de que todo aprendizaje es cc, han ido apareciendo datos y planteamientos teóricos que sugieren lo contrario: asimilamos bastante más información que aquella de la que somos capaces de dar cuenta explicita y verbal.

Ha adquirido especial relevancia la investigación de la capacidad del sistema cognitivo humano de asimilar con la experiencia reiterada regularidades ambientales que influyen en el comportamiento, aun si llegar a ser explícitamente conocedores de ellas. Es lo que podríamos denominar aprendizaje inconsciente.

CAPITULO III MEMORIA IMPLICITA: RETENCION SIN RECUERDO.

A.INTRODUCCION.

La memoria tiene que ver con recordar y es una experiencia consciente. Pero hasta hace poco no se leia en ningún escrito de memoria el termino conciencia porque la experiencia consciente parecía ser una constante. Los especialistas en memoria daban por supuesto que las únicas representaciones mnesicas de eventos psicológicamente activas son aquellas de las que somos conocedores. Hasta los 80 las pruebas de memoria eran de recuerdo y reconocimiento, ambas condicionadas a la experiencia subjetiva de estar rememorando los eventos. Hoy se conocen como pruebas directas (ID) para medir la memoria explicita o consciente.

Pero en los últimos años, aparte de la distinción entre conocimiento declarativo (contenidos episódicos o semánticos comunicables verbalmente) y conocimiento procedimental (habilidades motoras, perceptivas y cognitivas, por lo gral. No comunicable) cada vez hay más constancia de que experiencias puntuales del pasado pueden influir en nuestra experiencia y conducta presente. Es lo que se llama memoria implícita puesta de manifiesto a partir de pruebas indirectas (II) principalmente el efecto de priming de repetición.

En una prueba directa se pide a los sujetos que rememoren palabras o dibujos, este tipo de pruebas exige recuperación consciente. En las medidas indirectas también se pone a los sujetos a una serie de palabras o cosas por el estilo, para más tarde, en una fase de prueba, someterlos a una tarea que a través del efecto priming de repetición y sin necesidad de que medie recuperación consciente, constituye una manifestación de memoria. Este efecto es conocido como priming de repetición por la influencia que el encuentro de una serie particular de elementos suele ejercer en la tarea ulterior en la que vuelven a estar comprometidos esos mismos elementos como opciones de respuesta posibles. Es el fenómeno de memoria implícita mas estudiado. Se habla de memoria implícita cuando la ejecución de estas tareas con respecto a los elementos manejados en la fase de estudio se ve facilitada, sesgada o de algún modo afectada, en comparación con lo que sucede con los elementos nuevos que no habían aparecido antes. Son pruebas para estimar la influencia de la experiencia puntual con un estimulo en el procesamiento ulterior. El efecto priming es una manifestación de retención transitoria de información. En la actualidad hay una proliferación de pruebas para analizar con espíritu disociacionista su funcionamiento. Esto está tornando la distinción explicita/implícita, más popular.

La aportación fundamental durante la década pasada y lo que llevamos de la presente consistió en constatar e intentar explicar las disociaciones entre memoria explicita e implícita, que aquí nos interesa relacionar con la dimensión consciente-inconsciente. Cada vez hay más evidencia, de que las disociaciones reflejan en buena medida, contenidos e influencias inconscientes de la memoria.

B.DISOCIACION ENTRE MEDIDAS DIRECTAS E INDIRECTAS.

Al comprar al rendimiento entre tareas directas e indirectas hay frecuentes disociaciones. Diversos factores producen una reducción sustancial del rendimiento en las primeras sin afectar a las segundas, y a veces también a la inversa. Resultan llamativas, las disociaciones producidas por patologías que producen amnesia, ya que suele haber deterioro en la memoria explicita pero la memoria implícita está intacta. Por otra parte la manipulación experimental, como la atención y los niveles de procesamiento dan lugar a efectos diferentes según el tipo de medida llegando a deteriorar severamente el deterioro de las directas o anularlo sin apenas afectar las indirectas, esto se conoce como independencia funcional de ambas formas de memoria, que afecta a la población general.

Hay otro tipo de disociación, más drástica, que es la independencia estocástica. Mientras que la independencia funcional se debe a que algunas variables producen efectos en un tipo de pruebas y en otras no, o producen efectos distintos; la independencia estocástica refleja ausencia de relación entre ambas formas de memoria: que un elemento perdure o no en un tipo de memoria es independiente de lo que ocurra con la otra.

Las pruebas directas e indirectas responden a formas distintas de retención de los eventos, si hay tendencias disociativas quiere decir que los procesos implicados son diferentes.



B.1 MEMORIA IMPLICITA EN PACIENTES AMNESICOS

Los pacientes con amnesia anterrograda tienen incapacidad para retener en la memoria experiencias y datos posteriores a la aparición de la patología. Es una disfunción en la capacidad para retener información nueva más que para recuperar.

Por los 70 se produjo la impresión que estos pacientes son incapaces de transferir información verbal desde el almacén a corto plazo a la memoria a largo plazo. Aun cuando pueden aprender y retener con normalidad habilidades motrices, la información verbal parecen retenerla en el mejor de los casos, a un nivel comparativamente muy bajo.

El panorama empezó a cambiar cuando WARRINGTON y WEISKRANTZ sostenían que los amnésicos muestran pautas normales de ejecución en algunas tareas verbales que denotan efecto priming de repetición. Numerosos estudios posteriores corroboraron estas observaciones. Es como si su capacidad para codificar y retener información permaneciera intacta. Su dificultad radicaría más bien en las operaciones comprometidas a la hora de acceder de forma deliberada, activa, y consciente a la información almacenada. Recientemente algunos investigadores intentaron comprobar si los amnésicos muestran también retención implícita de información nueva, como pseudopalabras, neo asociaciones, etc. Los datos disponibles resultan contradictorios, ya que la influencia de información nueva podría depender del tipo de prueba indirecta empleada del material, y en algunos casos de la severidad de la amnesia. Pero la amnesia no tiene porque interferir con la retención de información nueva.

Además las disociaciones en amnésicos no se restringen solo a los efectos de eventos puntuales (conocimiento episódico) expresable verbalmente, sino que también tienen lugar en la adquisición de conocimiento desarrollado ante la experiencia repetida con situaciones estructuradas, que en si mismo suele considerarse en buena medida inconsciente. Muchos amnésicos muestran una capacidad normal o casi normal para aprender habilidades pese a no recordar las covariaciones y estructura que definen la tarea o ni siquiera haberla ejecutado nunca. Es decir, a partir de episodios sucesivos estructurados adquieren habilidades y asimilan regularidades y configuraciones de las que en apariencia no conservan memoria y pudiendo no recordar siquiera información episódica alguna al respecto.

Además de destrezas son capaces de adquirir y retener una cantidad y variedad considerable de información, desde aquella correspondiente al encuentro de elementos con representación preexistente, a información y asociaciones nuevas, bien a partir de un solo ensayo o de varios sucesivos, según la naturaleza de los contenidos retenidos. Son capaces de memorizar casi cualquier tipo de datos, con tal de que se estime a través de una prueba adecuada, de naturaleza implícita.

La forma explícita e implícita de la memoria no son tan similares. Si exceptuáramos la codificación meramente perceptual, la memoria implícita probablemente no sea apta para adquirir información nueva en un solo ensayo, a diferencia de lo que sucede con la memoria explicita. De manera que la memoria implícita, aparte del efecto de priming directo, parece especializada para el aprendizaje incremental, acumulativo. Se pueden adquirir implícitamente nuevas asociaciones, pero solo después de muchas repeticiones. No es la única propiedad que diferencia las dos formas de memoria, aparte de que están integradas por módulos y subsistemas diferentes, cada una posee características operativas y parece depender de estructuras cerebrales especificas.

El problema de los amnésicos, parece un déficit en su capacidad de recuperar información en un plano que requiere la representación fenoménica de episodios del pasado, en tanto que en otros niveles operativos, la información aportada o reactivada por esos episodios se mantiene casi intacta. Esto indujo a MANDLER a interpretar la amnesia como disfunción de la conciencia. No obstante, las disociaciones que están contribuyendo a esclarecer el papel de la conciencia en el funcionamiento de la memoria no son exclusivas de los pacientes amnésicos. Se han observado disociaciones parecidas en sujetos normales. Lo cual apunta a un grado notable de generalidad de la independencia funcional entre el conocimiento explicito e implícito.



B2. INDEPENDENCIA FUNCIONAL EN SUJETOS NORMALES.

El manejo de variables relacionadas con la codificación en la fase de la adquisición de la información fue lo más empleado para inducir disociación, por cuanto algunas de estas variables suelen provocar fuertes efectos en la posterior recuperación consciente de los datos a través de las pruebas directas de memoria, sin apenas afectar al priming de repetición. Mientras la recuperación mnesica consciente de las palabras que formaban parte del episodio de estudio depende de la profundidad del procesamiento manejado en el momento de su adquisición, su identificación perceptual al ser presentadas por segunda vez, de forma precaria, no. Estudios posteriores han confirmado la influencia prácticamente nula de los niveles de procesamiento en la ulterior facilitación de tareas como las de decisión léxica, completar palabras, etc.

Resultados obtenidos por JACOBY, demuestran que la manipulación de una variable relacionada con la profundidad de la codificación no solo no produce los mismos efectos en las pruebas indirectas que en las directas, sino que a veces puede dar lugar a formas todavía más drásticas de disociación funcional: puede llegar a generar patrones de resultados contrapuestos. En los estudios se pone de manifiesto una forma radical de disociación funcional entre la memoria implícita y la explicita.

Mientras que la codificación más elaborada da lugar a un mayor rendimiento en las medidas directas, las medidas indirectas no se ven afectadas por el tipo de procesamiento, o en todo caso, se benefician más de un procesamiento previo sensorio-perceptual. La anterior relación entre niveles de procesamiento y rendimiento en las pruebas de memoria implícita seguramente tiene que ver con el hecho de que estas parecen estar mucho más ligadas que las de las memoria explicita a las características superficiales de los estímulos.

También el paso del tiempo entre la adquisición y la recuperación tiene una incidencia desigual en los dos tipos de índices de memoria. Aunque la tasa de olvido es variada en ambos casos, en las disposiciones experimentales típicas en las que se manejo el intervalo de retención el decaimiento del ID por lo general resulta bastante acelerado, mientras que el efecto priming de una única presentación puede persistir con poca perdida durante horas. La reducción de la atención prestada al material de estudio perjudica de forma notable el recuerdo explicito sin apenas afectar la ejecución de los IIs de retención.

En resumen, mientras el rendimiento en las pruebas directas depende en buena medida de la codificación semántica durante la fase de estudio y resulta menos afectado por la variación de las características superficiales, la ejecución de las indirectas se muestra altamente sensible a las características superficiales e insensible a la profundidad del procesamiento.



B.DISOCIACION EVOLUTIVA.

Se puede dibujar el siguiente cuadro entre edad y memoria implícita/explicita:



  1. La capacidad para la recuperación explicita de episodios comienza a adquirirse y se desarrolla durante el periodo preescolar y escolar, manteniéndose relativamente estable durante la vida adulta, para declinar durante la vejez.

  2. Por el contrario, algunos aspectos de la memoria implícita están ya en funcionamiento al comienzo del periodo preescolar y se mantienen prácticamente intactos durante el resto de la vida adulta y la vejez.

La memoria explícita se reduce en un 50% o más con la edad; la implícita sólo el 4% o menos. La evolución cronológica de ambas resulta bastante paralela desde la niñez hasta la adultez; en la vejez existe un declive selectivo de la memoria explícita, manteniéndose prácticamente intacta la implícita.

B.4. INDEPENDENCIA ESTOCÁSTICA.

Se habla de independencia estocástica entre dos pruebas cuando la probabilidad de éxito o fracaso en una de ellas es independiente del éxito o fracaso de la otra. Es ausencia de relación entre ambas formas de memoria.

Para estimarla, cada sujeto experimental debe ser sometido a dos pruebas sucesivas de memoria (una de cada tipo) sobre el mismo material. Si la probabilidad de éxito en una de ellas es la misma al margen de lo que suceda con la otra, ello querría decir que la ejecución de ambas pruebas depende del manejo de representaciones y/o procesos diferentes. De lo contrario, debería observarse una correlación importante. Sucedió que ambas pruebas resultaron mutuamente independientes.

Mediante la disociación de contingencias, se establecen las relaciones entre una medida de referencia común (Z) y otras dos o más medidas, directa una (A), e indirecta otra (B). Se habla de disociación de contingencias entre A y B, y por tanto entre las dos formas de memoria, cuando la dependencia estimada entre A y Z es notablemente diferente a la estimada entre B y Z.

HAYMAN y TULVING presentaron en primer lugar de forma rápida series largas de palabras, luego como medida de referencia común (Z) una prueba de reconocimiento, por ultimo completar palabras a partir de fragmentos y en función de las instrucciones especificas de cada caso, la mitad de los sujetos debían completarlos con términos que hubieran aparecido en la lista de estudio inicial (A, prueba directa de recuerdo con clave) y la otra mitad tenia que completar los mismos fragmentos con la primera palabra que se le ocurriera (B, prueba indirecta de memoria). Como cabria esperar desde una hipótesis disociacionista, mientras que: 1. La relación de contingencia observada entre el recuerdo con claves y el reconocimiento fue de clara dependencia.2. la contingencia entre el priming de completar fragmentos y el reconocimiento no solo fue notablemente menor(disociación de contingencias) sino que resulto prácticamente nula (independencia estocástica casi total). Por tanto el análisis de contingencias parece corroborar la idea de la existencia de dos formas de memoria.

Ambas formas de memoria responden a representaciones y/o procesos cognitivos sustancialmente diferentes. Los desacuerdos surgen a la hora de interpretar este fenómeno, lo cual se ha intentado desde planteamientos bastante contrapuestos.



C. MODELOS EXPLICATIVOS.

Nos interesan aquellos planteamientos relevantes para comprender la relación entre memoria y conciencia. Los modelos pueden agruparse en tres aproximaciones teóricas generales: las que proponen la existencia de distintos sistemas de memoria, las que atribuyen las disociaciones simplemente a modos de procesamiento diferentes dentro de un sistema único, y las que intentan integrar ambas perspectivas en modelos que defienden la existencia de varios sistemas de memoria, caracterizados cada uno de ellos por la utilización de procesos operativos específicos diferentes.



C.1. SISTEMAS MULTIPLES DE MEMORIA.

Los planteamientos más populares para explicar las disociaciones entre distintas medidas de retención, incluidas las directas e indirectas, son los que lo hacen en términos de diferentes sistemas. Se entiende por sistema de memoria a una estructura integrada por interacciones entre mecanismos de adquisición, retención y recuperación que siguen unas determinadas reglas operativas. De manera que hablar de un sistema múltiple implica la existencia de dos o más estructuras caracterizadas por principios funcionales diferentes, cada una con sus propios correlatos cognitivos y conductuales, así como su propio sustrato neural. Lo cual no impide, que cualquiera de los componentes interactué con otros procesos externos o comparta alguna operación con otro sistema.



La distinción entre memoria episódica y semántica de TULVING y entre memoria declarativa y procedimental de SQUIRE son influyentes y aprovechadas para explicar las disociaciones que a nosotros nos interesan.

  1. Logogen (MORTON, 1969): Los logognes son unidades léxicas abstractas que se activan con la presencia de la palabra correspondiente, e incluso de las claves o contexto oportuno. La activación transitoria de un logogen rebaja temporalmente su umbral de funcionamiento de manera que el encuentro coyuntural de un término facilitara su identificación ulterior en una típica prueba de memoria indirecta.

  2. Logogenes (MORTON, 1979): planteo la existencia de sistemas de logogenes visual y auditivo, más un sistema cognitivo encargado del procesamiento semántico.

Pero estos modelos no pueden explicar porque los cambios estudio/prueba en aspectos superficiales dentro de una misma modalidad reducen notablemente o incluso llegan a suprimir los efectos priming. Tampoco se puede explicar como con frecuencia los efectos observados perduran horas o meses ya que se supone que la activación de un logogen decae en segundos y tampoco permite explicar la memoria implícita para información nueva, verbal y no verbal.

  1. Distingue memoria semántica / episódica (TULVING, 1972) la episódica es considerada base del recuerdo explicito para eventos recientes, la semántica seria responsable de la ejecución de tareas como completar palabras o las de decisión léxica, por cuanto exigen hacer uso del conocimiento verbal y conceptual preexistente. Pero este modelo surgió para dar cuenta de datos diferentes de los que aquí nos interesan, no se acomoda a las disociaciones.

  2. Distinción entre memoria declarativa y procedimental como dos sistemas estructuralmente diferentes en el intento de integrar la nueva evidencia sobre disociaciones. (SQUIRE, 1986): saber qué y cómo.

  3. Sistema monojerárquico triple : la memoria episódica es vista como un subsistema especializado dentro de la semántica que a su vez, sería un subsistema especializado de la memoria procedimental. Según esta concepción, un organismo no podrá tener memoria episódica sin poseer memoria semántica, ni esta sin memoria procedimental, pero si a la inversa, naturalemnte.Las tres memorias difieren entre sí no solo en el tipo de información que manejan, sino también en la clase de conciencia que las caracteriza. La memoria procedimental está ligada a la situación actual y es anoetica, la semántica con conciencia noetica, permite ser conocedores de eventos y objetos y sus relaciones incluso en su ausencia, la episódica, autonoetica, permite rememorar eventos y vivencias personales.(SQUIRE, 1987; TULVING, 1985)

  4. Sistema QM (sistema cuasimnesico): (Tulving, 1989): encargado de los efectos de priming, análogo a la memoria procedimental o un subsistema de ésta

  5. Cuatro sistemas (Tulving y Schacter, 1990): episódica – semántica – procedimental – priming . Dentro de este sistema, las disociaciones tendrían su origen en el funcionamiento dispar del recuerdo episódico, como prueba explicita de memoria, por una parte, y el priming generado por eventos puntuales y el conocimiento procedimental resultante de la experiencia repetida, como pruebas implícitas, por otra.

Un inconveniente de estos modelos que pretenden explicar las disociaciones entre medidas directas e indirectas postulando la existencia de diferentes sistemas de memoria, es que además se observan disociaciones no solo ya entre distintas pruebas implícitas de retención, sino también entre diferentes tareas y tipos de priming y entre dos pruebas episódicas explicitas como el recuerdo y el reconocimiento.

Los diferentes sistemas no explican las disociaciones observadas entre diferentes tareas y tipos de priming .Se deberían encontrar fundamentos neurológicos diferentes para postular sistemas diferentes que lleven a cabo funciones específicas.



C.2. SISTEMA UNICO: PROCESOS MULTIPLES.

Aunque diferentes entre sí, los puntos de vista basados en los modos de procesamiento se caracterizan por tratar de explicar las diferencias entre las pruebas explicitas e implícitas de memoria a partir de la naturaleza y de las relaciones entre los procesos de codificación y de recuperación comprometidos en cada caso: La disociación sería función de las relaciones entre los procesos de codificación y recuperación comprometidos en cada caso.



  1. Basado en la distinción entre activación y elaboración, mantiene que los efectos de facilitación sobre la memoria implícita son atribuibles a la activación transitoria, durante la fase de adquisición, de representaciones de conocimiento preexistentes, integradas y unitarias. Por su parte la memoria explicita dependería más bien de un proceso de elaboración. (MANDLER, 1980):

Las pruebas directas exigen la recuperación mediante un proceso de búsqueda cuyo éxito depende del grado de elaboración que haya recibido la información en la fase de estudio. Por su parte, la ejecución de las pruebas indirectas se beneficia de la mera activación integradora transitoria y consiguiente incremento agudo de la accesibilidad de la información, sin que requiera su procesamiento elaborado.

  1. Conceptualmente dirigidos (iniciados por el sujeto, ID) / Dirigidos por datos (iniciados por la información; II) (JACOBY, 1983; ROEDIGER y BLAXTON, 1987)Recurrieron a las nociones de procesos conceptualmente dirigidos y procesos dirigidos por los datos para distinguir las exigencias de procesamiento características de las diferentes pruebas de memoria. Los procesos conceptualmente guiados consisten en actividades iniciadas por el sujeto, como las de elaboración, organización y reconstrucción. Los procesos desencadenados por los datos son iniciados y guiados por la información presente en los materiales de la tarea. Las pruebas directas implican mas procesamiento dirigido conceptualmente y las indirectas implican mas procesamiento dirigido por los datos, dado que el sujeto se centra en los estímulos externos (x ej fragmentos de palabras).

  2. (ROEDIGER, 1989) : heredera de la hipótesis de la codificación especifica de TULVING, presentan las disociaciones como casos particulares del principio de transferencia apropiada de procesamiento, basando su explicación en la acción integrada de cuatro supuestos complementarios:

    1. El rendimiento en las pruebas de memoria depende del grado de coincidencia entre las operaciones de codificación y recuperación llevadas a cabo durante el aprendizaje previo.

    2. Las pruebas directas e indirectas requieren operaciones de recuperación diferentes, y consiguientemente se beneficiaran de distintos tipos de procesamiento durante el aprendizaje.

    3. Las directas se basan en la codificación semántica, requieren procesamiento conceptualmente dirigido.

    4. Las indirectas se basan en la correspondencia perceptual entre los episodios de aprendizaje y prueba. Implican procesamiento guiado por los datos.

La elaboración profunda favorece la retención tal como la miden las pruebas directas. La variación de las características físicas entre la adquisición y la prueba afectara en gran medida al priming, con escasa incidencia en las tareas conceptualmente guiadas.

Que en los pacientes amnésicos se deteriore el rendimiento en pruebas explicitas y no en las implícitas, es una evidencia empírica a favor de la existencia de diferentes sistemas de memoria. La amnesia parece deberse en muchos casos al deterioro de la estructura responsable de la recuperación consciente de los contenidos en episodios pasados.



C3. DIFERENTES SISTEMAS CON PROCESOS ESPECIFICOS: HACIA UNA CONCEPCION INTEGRADORA.

1.Sistema QM

Uno de los primeros intentos de integración fue el de HAYMAN y TULVING al incorporar las ideas del enfoque de los procesos diferentes a la propuesta de sistemas múltiples. Sostienen que los efectos priming dependen de un sistema cerebral-cognitivo-cuasi-mnesico (sistema QM), distinto del que da lugar a la memoria episódica y no asimilable tampoco a la memoria semántica. Entre las propiedades funcionales del sistema QM se incluirían: a-sensibilidad a las características superficiales y no al contenido semántico de los estímulos b-resistencia al olvido e interferencia. El sistema QM estaría relacionado con el del memoria procedimental: constituiría un subsistema de este. Sin embargo la observación de disociaciones entre efecto priming y aprendizaje de habilidades en diferentes poblaciones de pacientes neurológicos pone en entredicho la asimilación del sistema QM a la memoria procedimental.

2. Dos sistemas de memoria implícita neurológica y operativamente diferentes, completándose con los otro dos sistemas de memoria explicita que ya conocemos, la episódica y la semántica.(TULVING, Y SCHACTER, 1990): Mientras que el dominio de la memoria procedimental es la conducta, el dominio de la memoria semántica y episódica es la cognición o pensamiento. Implícita [destrezas – priming] à efectos en la conducta. Explícita [semántica – episódica] à efectos en la cognición.



C.3.1. SISTEMA DE REPRESENTACION PERCEPTUAL

1.SRP (SCHACTER, 1990): Propone un sistema de representación perceptual, en su opinión, responsable del efecto priming. Las representaciones desarrolladas en el SRP durante la fase de estudio ayudarían a transformar la información precaria de la fase de prueba en estructuras perceptuales organizadas. Las disfunciones de los disléxicos y agnosicos lo convencieron de que la forma visual de las palabras está representada en un modulo especifico (sistema de la forma visual de las palabras) diferente de aquellos que manejan su código acústico e información semántica. Sin negar que puedan existir representaciones abstractas permanentes capaces de producir priming opina que la mayoría de las veces este procede de representaciones visuales especificas, creadas ex novo, sobre todo cuando se manejan formatos inusuales o se exige a los sujetos que atiendan a las características físicas.

Esto no quiere decir que la facilitación verbal este siempre mediada por representaciones en el SRP de las características físicas de las palabras.

Dos módulos diferentes dentro del SRP: el que se ocupa de la información visual de las palabras y el que representa la forma y estructura de los objetos (sistema de descripción estructural). Así, por ejemplo, un paciente puede tener un déficit para nombrar y manejar información semántico-funcional sobre objetos presentados visualmente, pero es capaz de hacerlo razonablemente bien a partir de su descripción oral.

Dos subsistemas: SFVP: palabras y SDE: objetos.

2.SRP’ (SCHACTER y CHURCH, 1992): agregan auditivo al observar una especie de “sordera para el significado de las palabras” (propiedades acústicas/fonológicas)

El SRP es un mecanismo cognitivo encargado de codificar, retener y recuperar la forma y la estructura de los estímulos en diferentes dominios y modalidades. La información que maneja (mas que en representaciones abstractas como sucede en la memoria semántica) está distribuida en huellas múltiples, altamente especificas y nuevas de palabras y objetos concretos. Sus computaciones no parecen depender de forma crítica de las áreas cerebrales implicadas en las operaciones de memoria episódica y semántica. Además, a diferencia de lo que sucede con la activación de las representaciones preexistentes, que suele resultar transitoria, son relativamente resistentes al desvanecimiento por el paso del tiempo. El SRP resulta también inmune a los efectos de ciertas drogas. Se desarrolla en fases tempranas y se mantiene casi intacto en la vejez, y por último, sus operaciones, responsables de muchos casos de priming, pueden disociarse de las de memoria episódica explicita. De ahí que las influencias de sus contenidos no dependan de la recuperación consciente del episodio que las provoca.

C.3.2. HACIA UN SISTEMA CON NUMEROSAS MEMORIAS IMPLICITAS.

El priming, las destrezas y el conocimiento procedimental, seguramente no son las únicas variedades de retención implícita. SQUIRE a semejanza de TULVING habla de dos sistemas de memoria: declarativa y no declarativa, en el segundo caso no se restringe solo a las destrezas. Squire no solo se interesa por el tipo de información y operaciones características de cada sistema, sino también por su base neural especifica. La naturaleza estructural múltiple de la memoria se verá reforzada en la medida que cada sistema dependa de una estructura anatómica distinta.

Sigue incluyendo a la semántica y episódica dentro del sistema declarativo, ligado mas que a la descripción verbal, a la representación consciente, ya que puede contener la actualización mental de imágenes espaciales no verbalizales. El sistema no declarativo incluiría toda una gama heterogénea de fenómenos de memoria y aprendizaje (destrezas y hábitos cognitivos, perceptuales y motrices, priming, etc.) en los que la información adquirida cristaliza en forma de modificaciones dentro de sistemas percepto-cognitivos y de respuesta específicos, sin necesidad de que se produzca acceso subjetivo a la experiencia o experiencias causantes del cambio ni a sus contenidos.

Se ha comenzado a constatar que, a diferencia de lo que pasa en la MCP, cuya operación parece comprometer neuronas distribuidas a lo largo de una “asamblea celular” que se extiende por numerosas regiones, los diferentes sistemas de la MLP parecen tener una base neural mas localizada, aunque no siempre exclusiva ni reducida a una única estructura cerebral para cada subsistema, desde luego.

Se ha puesto de manifiesto una intervención asimétrica del cortex prefrontal en el funcionamiento de la memoria declarativa. Defienden la participación preferente del lóbulo frontal izquierdo en la codificación de información en la memoria episódica y en la recuperación de información desde la memoria semántica, en tanto que el lóbulo derecho interviene preferentemente en la recuperación episódica, poniendo la conciencia autonoetica, por la que somos subjetivamente conocedores de experiencias propias pasadas y actuales. A su vez la recuperación de información en ambos sistemas depende también del hipocampo y otras estructuras mediotemporales.

En definitiva, mientras que los efectos de la memoria no declarativa reflejarían modificaciones on line de operaciones cerebrales de codificación llevadas a cabo en distintas estructuras especificas de gran plasticidad, el recuerdo consciente dependería de la representación (con la participación común del hipocampo) del resultado de esas y otras operaciones cerebrales.



Los datos actualmente disponibles exigen, un modelo de sistemas múltiples (con subsistemas) que, a su vez, incorpore el punto de vista de los procesos (entre otros, el principio de transferencia apropiada del procesamiento). De este modo, son predecibles prácticamente todas las disociaciones observadas hasta la fecha, incluidas las centrales para la noción de memoria implícita manejada aquí: aquellas que comprometen las discrepancias entre el efecto priming y el recuerdo explicito del episodio que los causa. Y parecen existir razones fundadas de que el SRP constituye un sistema mnesico múltiple y distinto de los otros tipos de memoria conocidos. Ahora una cosa es que el SRP pueda constituir un mecanismo especial de codificación y retención de información distinto de los sistemas semánticos y episódicos de memoria explicita y otra muy distinta es que el efecto priming a que da lugar no pueda ir acompañado de recuperación consciente de los contenidos episódicos que lo provocan. No debemos asumir por adelantado que los contenidos manejados en el SRP no van acompañados del conocimiento consciente de su presencia en el correspondiente episodio.

De clases y creo que es importante: TIPOS DE PRIMING



  • Perceptual: el procesamiento está determinado por las propiedades físicas de las claves del experimento, es un fenómeno pre-semántico (SRP)

  • Semántico: requiere un procesamiento conceptual de los estímulos

  • Intramodal: los estímulos presentados en la fase de estudio y en la fase de prueba del experimento se encuentran en la misma modalidad perceptiva

  • Intermodal: la modalidad perceptiva de los estímulos en la fase de estudio y en la fase de prueba es diferente

COGNITIVA: FICHA 4442 – CAP 8: COMPRENSION, INTRODUCCION. ESQUEMAS págs. 389-421
8.1 INTRODUCCIÓN

La comprensión puede considerarse como un proceso cognitivo de alto nivel, que requiere la intervención de sistemas de memoria y atencionales, de los procesos de codificación y percepción, de operaciones inferenciales basadas en los conocimientos previos y en sutiles factores contextuales.



  1. PERSPECTIVA FENOMENOLOGICA E IFORMACIONAL

Existe una experiencia subjetiva de la compresión; esta experiencia fenomenológica puede ir acompañada de estados afectivos de triunfo o frustración. Lo que da cuenta de que la comprensión está asociada a un meta conocimiento.

El sujeto conoce su grado de comprensión de un fenómeno, lo que tiene un valor funcional dado que permite decidir si se requiere de recursos o esfuerzo cognitivo, o no.

Esta faceta fenomenológica se diferencia de la comprensión misma, la cual es un proceso informacional que se puede describir en términos mecanicistas, sin apelar a la experiencia personal fenomenologíca.

La compresión es un proceso constructivo, en que la información de un estimulo se empareja con otro info existente en la memoria del sujeto.

En los humanos, la comprensión y el meta conocimiento están unidos, pero en ocasiones puede que no haya una correspondencia exacta de ambos.

Ilusión cognitiva: se da cuando la comprensión en u sentido informacional no existe pero si en un sentido fenomenológico.




  1. CODIFICACION, PERCEPCION Y COMPRENSION

Estos procesos están muy relacionados. Son operaciones que procesan información ambiental.

La codificación: procesa primitivo que se realiza de modo automático y que ejecuta análisis de propiedades o dimensiones particulares del ambiente (color, tamaño, cantidad, tono…)

Percepción: se apoya en la codificación, peor implica una integración de las propiedades codificadas de una unidad cognitiva de nivel superior.

Supone el reconocimiento o identificación de un patrón sensorial categorización como un objeto o evento conocido (percibimos una mesa, palabra, suceso físico).

Proceso directo que apenas hace uso de la memoria y la inferencia.

Compresión: proceso análogo a la percepción (los lim entre ellos son difíciles de establecer), pero opera a un nivel más ABSTRACTO. Supone la interpretación de textos y narraciones o episodios complejos (secuencias de sucesos). Intervienen mucho más el análisis de relaciones causa-efecto, predicción de acontecimientos, inferencias contextuales, etc.

Requiere de esquemas conceptuales muy elaborados.


  1. REPRESENTACIONES, MEMORIA Y COMPRENSION

Los esquemas son un tipo de unidad cognitiva no identificable con imágenes mentales, proposiciones o categorías.

La comprensión es un proceso de alto nivel cuyo agente es el sistema cognitivo con todos sus recursos, mecanismos y procesos.


8.3. ESQUEMAS

  1. introducción

Para que el mecanismo de comprensión sea eficiente, es necesario que se disponga de un conocimiento del mundo almacenado en la memoria. La comprensión resultara un proceso construido a partir de la información del input y del conocimiento previo.


  1. Unidades cognitivas de alto nivel

Los esquemas son entidades conceptuales complejas, compuesta de unidades más simples, que incluyen personajes, metas, acciones, objetos.

  1. Los esquemas se encajan unos a otros

Son un conjunto de esquemas interconectados. Los esquemas integran esquemas más elementales, y constituyen a su vez, subesquemas de otros.

La disposición jerárquica tiene un lim ya que seguramente hay esquemas atómicos o primitivos que no se pueden articular en subesquemas



  1. Actualización de los esquemas

Son paquetes de conocimiento prototípicos, cuyos componentes o variables no están especificados. Los valores de estas variables se rellenan en función del contexto.

  1. Carácter multifuncional

Los esquemas guían los procesos de comprensión; es decir que ésta, resulta un proceso CONSTRUCTIVO en el que se amalgama la info del input (procesos de abajo-arriba) y los esquemas activados (procesos de arriba-abajo).

Los procesos de percepción visual, los patrones exploratorios, están guiados por marcos.

La memoria es un subproducto de la activación de los esquemas durante la comprensión de textos y durante la recuperación.

El comportamiento tmb está controlado por esquemas, que permiten establecer metas ambientales, secuencias de acciones adecuadas, etc.



  1. Formación de esquemas

Se adquieren a partir de la experiencia personal en situaciones recurrentes, aunque el mecanismo específico se desconoce, se sabe que la capacidad de generarlos es una habilidad básica que se desarrolla muy temprano en el sujeto. Ej.: Piaget, los esquemas sensorio motrices


  1. ALGUNAS INVESTIGACIONES SOBRE EL CONTEXTO

1932 Bartlett, pionero en el concepto de esquema.

Investigación sobre el efecto del conocimiento previo sobre la comprensión y la memoria. (Presentación de un texto: “la guerra de los fantasmas”, a un grupo de personas)

Para el autor, la lectura de esta narración perteneciente a una cultura ajena resultaría de difícil comprensión y recuerdo para los sujetos occidentales, al no disponer de estructuras mentales adecuadas para extraer el significado.

1973 Bransford y Johnson sostuvieron que no basta con un procesamiento gramatical y con entender el significado de palabras, sino que se requiere que se active en la memoria del sujeto un esquema de conocimiento que permita integrar y completar la info verbal recibida. A veces ésta es ambigua y la selección del esquema pertinente depende de indicios contextuales.




  1. CONTENIDO DE LOS ESQUEMAS

Determinan nuestra comprensión del mundo en todos sus dominios. Proporcionan sentido a nuestra experiencia habitual de las cosas, dan una apariencia de racionalidad, y plausibilidad al flujo de los acontecimientos.

Aquellos difíciles de integrar resultan insólitos, absurdos, irracionales o misteriosos.



  1. Esquemas visuales: marcos

Los esquemas intervienen en la compresión de expresiones simbólicas y en los procesos perceptivos habituales. La percepción visual, varios niveles: en el más simple encontramos los procesos mas automáticos realizados paralelamente: detección de caract visuales elementales (colores, líneas, ángulos, texturas), etc. En el nivel de agrupamiento de características, para configurar objetos y escenas, se requiere la intervención de esquemas interpretativos.

Minsky (1975) llamo MARCOS a los esquemas visuales.

Cada marco representa información prototípica desde cierto ´punto de vista, de modo que una escena determinada requiere de un sistema de marcos que se van activando sucesivamente a medida que el observador se desplaza en el medio.


  1. Esquemas situacionales: guiones

Schank y Abelson (1977): guión (script). Son análogos a los marcos, pero tienen como objetivo elaborar programas de comprensión de historias.

Las situaciones pueden describirse desde perspectivas de personajes diferentes.

Los guiones tienen diversos grados de abstracción y tratan de estereotipos culturales compartidos. Su estructura interna es difusa, al igual que las categorías naturales; no todos los eventos son igualmente representativos.

Mediatizan los procesos de comprensión de las historias, haciéndonos entender más de lo que esta explicito en el texto.

La codificación y el recuerdo tmb están determinados por los guiones.

Tienen valor prescriptivo.


  1. Esquemas de dominio:

Kintsch y Van Dijk (1978) introducen un tipo de esquemas abstractos que guían la comprensión y la producción del discurso. Nos guiamos intuitivamente por una estructura esquemática general: esperamos que haya personajes, una localización temporo espacial de las acciones, y cierta cadencia de los acontecimientos.

Cuando un texto se aleja de las estructuras esquemáticas convencionales, la comprensión se vuelve ardua.



  1. Esquemas sociales

Son sociales en doble sentido: primero: la génesis de un esquema cognitivo tiene una dimensión sociocultural, convencionalismos sociales. Segundo: gran parte de nuestro conocimiento del mundo se refiere a contenidos interpersonales, lo que nos permite realizar predicciones, inferencias, planificar nuestra propia conducta, etc.

Poseemos esquemas genéricos o prototipos de personas, los cuales intervienen en la codificacion y el recuerdo de impresiones sobre personajes concretos. Generalmente los rasgos congruentes con el esquema o impresión formada se recuerdan mejor que los incongruentes.

Schank y Abelson describen los temas, que contienen la información sobre la que nos basamos para predecir sobre las metas de otros. Los temas de roles nos permiten comprender y tener expectativas. Los temas interpersonales son esquemas relativos a relaciones sociales y afectivas, permiten la predicción y comprensión de los propósitos y conductas. Los temas vitales describen la posición general o el objetivo que una persona desea en la vida; son muy generales, abarcan temas interpersonales y condicionan la elección de las metas.

Teorías implícitas: aquellas que mediatizan nuestra comprensión y conducta social.

Ideologías y sistema de creencias, son otra variedad de esquemas.


  1. Esquemas de auto concepto: conocimiento muy articulado sobre uno mismo, destrezas, debilidades, logros, etc.

Es un esquema muy diferenciado y articulado que va acompañado por una especial actividad afectiva y evaluativa. Por ello es que influye en la memoria.

Parecen guiar el procesamiento de todo tipo de info.

Las diferencias individuales notables dado que el auto concepto engloba un núm. de esquemas particulares, que pueden ser idiosincráticos y otros compartidos pero solo parcialmente.

Uno de los mas universales y de prominencia cognitiva es el de esquema de género y o sexo.

Diferencias entre hombre y mujeres. No solo se percibe al otro según esquemas de género, sino que muchos se comportan, se perciben y piensan en función de fem y masc.

e.1. individuos esquemáticos masculinos

e.2. individuos esquemáticos femeninos

e.3. altos en andróginos

e.4. bajos andróginos
8.4 FUNCIONES DE LOS ESQUEMAS

Los esquemas son funcionales en el procesamiento humano de info, ya que intervienen activamente en la comprensión de narraciones, la memoria, y la organización de la conducta.




  1. COMPRENSION

La comprensión de narraciones es en realidad un proceso constructivo, fruto de la interacción entre tres factores: el texto, el contexto y los esquemas cognitivos.

  1. Los esquemas de la comprensión

Una vez seleccionado y activado un esquema, éste juega un papel decisivo desempeñando: integración y elaboración del texto; inferencias y predicciones; control y selección de información.

Determinan que info es relevante y cual es marginal.



  1. El contexto

El lenguaje humano tiene un carácter económico. El texto no suele tener toda la información explícitamente. El productor del texto tiene en cuenta, de modo intuitivo, los esquemas del oyente que le permiten hacer inferencias temáticas que complementan el texto.

Además, es económico, porque el narrador tiene en cuenta las circunstancias contextuales que le acompañan.

Nuestro lenguaje oral es muy dependiente del contexto, en el se activan esquemas en función de expresiones verbales, la experiencia perceptiva inmediata, de códigos no verbales y de la información vertida anteriormente en el curso de la conversación.

Ahora en la comprensión de narraciones escritas el peso del contexto es menor. La información debe ser mas explicita.



  1. El texto

La economía tiene su precio, dado que mientras más ambiguo o redundante sea un texto, mayores recursos cognitivos exigirá al receptor.

Una excesiva demanda en la memoria operativa, supondrá un menor rendimiento.

Factores intrínsecos del texto que determinan su inteligibilidad:


  • Coherencia referencial (debe haber trabazón entre las proposiciones independientes; anáfora: dos frases contiguas, y en la segunda se menciona de modo implícito un elemento de la primera. Requiere de destrezas gramaticales y semánticas)

  • Perspectiva narrativa (punto de vista del narrador: que sea consistente y coherente - análogo a una cámara que filma una película)

  • Coherencia causal

  • Familiaridad (aquello familiar se procesa de forma automática, mientras que un texto con una temática poco familiar requiere de más recursos mentales, el procesamiento será más lento y menos eficiente) No es intrínseca al texto, sino que deriva de la relación sujeto texto.




  1. MEMORIA

  1. Bartlett contra Ebbinghaus

Ebbinghaus (fines s XIX): estudio de la memoria humana. Aprendizaje de silabas sin sentid, debía evitarse que el sujeto emplease sus conocimientos previos (ap. Significativo), debido a que produciría asociaciones idiosincráticas en cada individuo con el consiguiente ruido experimental.

Bartlett (1932): la memoria en la vida real es distinta de la memorización de una lista. Se trata de u proceso constructivo en el que se entremezclan las propiedades del material de aprendizaje, el conocimiento convencional del mundo y los factores contextuales.

Estudia la memoria de textos complejos.


  1. Reconstrucción y abstracción

Según Bartlett la memoria es un subproducto de la comprensión: el sujeto recuerda el significado construido a partir del texto, el contexto y su propio conocimiento.

Hipótesis abstractiva: la memoria se almacena en una versión reducida, y eso es lo que luego el S recuerda. El S construye un texto base. Activa una estructura esquemática que guía la aplicación de una serie de macro-reglas sobre el texto base, que seleccionan lo relevante y lo irrelevante.

Predice errores de omisión.

Hipótesis reconstructiva: la defendida por Bartlett, dice que el S introduce info esquemática o convencional durante el aprendizaje del texto de modo que el recuerdo es producto de una reconstrucción activa.

La memoria es tomada como un sistema orientado a elaborar interpretaciones coherentes del pasado. Como tendencia a acomodar la información pasada en nuestro conocimiento actual.

Predice errores a partir de intrusiones.



  1. Memoria de sucesos congruentes e incongruentes con el esquema

Hay varias hipótesis:

Énfasis en la selección (es aquella que dice que una vez activado un esquema este opera como un dispositivo de selección atencional, de modo que el individuo procesa sobre todo la info que encaja en el esquema o ignora el resto.

Énfasis en la distintivita

Prestamos más atención a los acontecimientos incongruentes o insólitos. Que lo convencional o previsible recibe apenas una inspección superficial, mientras que los elementos dispares se procesan intensamente.

Incrementan la demanda de recursos cognitivos, y una mayor profundidad de procesamiento del suceso discrepante

Esquema mas corrección

El receptor de una fuente compleja de info construye dos tipos de representación: una que asocia la info convencional a un esquema o prototipo genérico – codificación menos elaborada, se integran al esquema ya activado – recuerdo alto- reconocimiento será bajo; la otra que corresponde a la info discrepante (novedosa o incongruente), que es una representación más detallada – recibirá más atención, un proceso más elaborado y especifico – recuerdo bajo- reconocimiento alto.


  1. ACCION

Los esquemas no solo contienen info conceptual sobre el mundo, sino tmb procedimental, dirigida a la acción.

Guían las relaciones de conducta y permiten interpretar la conducta ajena.

Ej. Piaget esquemas sensorio motrices; los marcos de Minsky; los guiones de Schank y Abelson


  1. Planificación y control de la acción

Requieren de un agente o actor generalmente asociado a un esquema o rol social.

Se dirigen a metas ambientales

Se activan ante determinados estados internos: intenciones

Se organizan jerárquicamente

Incluyen métodos (secuencias de acción motrices para alcanzar una meta)

Están fuertemente guiados por los datos

Los esquemas de acción se diferencian por su grado de automatismo. Pueden ser rutinarios (secuencias fijas y sobre aprendidas de acción) o poco familiares (actividad controlada y consciente de toma de decisiones y evaluación de consecuencias)

Errores:

Factos fallidos

Activación de esquemas inadecuados



  1. Comprensión y memoria de acciones

Los esquemas de acción no solo guían nuestras acciones, sino que permiten interpretar y recordar posteriormente secuencias complejas de acción observadas, especialmente si están dirigidas a una meta.

La conducta motriz de los demás la podemos integrar inmediatamente a un esquema o plan.

Un esquema es un poderoso mecanismo de recuperación. Una determinada acción se recuerda mejor cuando está integrada a un esquema. Ahora bien los efectos en la MLP: los S recuerdan los elementos más abstractos del esquema (intenciones, metas), mientras que los patrones motrices se van perdiendo con el tiempo.

Por ello que el testimonio visual no es del todo fiable, dado que las personas tendemos a cometer errores sistemáticos en la identificación de los rostros o reconstrucción de acontecimientos.





Compartir con tus amigos:
  1   2   3


La base de datos está protegida por derechos de autor ©psicolog.org 2019
enviar mensaje

enter | registro
    Página principal


subir archivos